La candidata a diputada nacional, que compartirá la banca con el diputado electo Néstor Pitrola (FIT), Myriam Bregman (FIT) indicó que el hallazgo de archivos y documentación correspondiente a la última dictadura militar «demuestra lo que venimos denunciando: esos archivos existen, están al alcance de la mano, pero el Gobierno decide ocultarlos y la Justicia se lo permite”.

En ese sentido subrayó que el descubrimiento del Ministerio de Defensa «no fue producto de ninguna investigación consecuente al respecto, sino de una especulación política y de que el brigadier Callejo habló». Y agregó que «se demuestra, en forma contundente también, que las cúpulas militares saben dónde está la información”.

A su vez, aseveró que el Gobierno nacional «permite juzgar a aquellos represores que han sido identificados, pero no permite la verdad». Profundizó señalando que «no ha hecho una apertura total de los archivos y sigue ocultando la nómina de todos los responsables que actuaron en cada uno de los centros clandestinos de detención» y que el conocimiento de esa documentación «es fundamental para tratar de conseguir más datos sobre los niños que fueron apropiados, así como de todos los responsables civiles del golpe militar”.

Bregman, abogada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), recordó que desde su espacio ya había denunciado que «los archivos de la represión están y hemos exigido su apertura en las numerosas causas de lesa humanidad en las que intervenimos. Se nos niega su existencia, pero luego aparecen, siempre ligados a alguna disputa política».

Asimismo, remarcó que ese uso discrecional de los archivos, que habrían aparecido en función del momento político, para la militante del PTS es «jugar con las esperanzas de miles de familiares que siguen esperando saber cuál fue el destino de los desaparecidos y también de los chicos que al día de hoy continúan apropiados”.

Además, aseguró que seguirán exigiendo la apertura total de todos los archivos que tienen el Estado «y otras instituciones como la Iglesia».

Compartinos: