Columnas de Opinion

/Columnas de Opinion

Carta del Santo Padre a los participantes en la Conferencia Internacional “De la Populorum Progressio a la Laudato si ‘”

Carta que el Santo Padre Francisco ha enviado a los participantes en la Conferencia Internacional “De la Populorum Progressio a la Laudato si ‘”, organizada por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral en el Aula Nueva del Sínodo en el Vaticano el 23 y 24 Noviembre de 2017.

Carta del Santo Padre

Venerable Hermano

Señor Cardenal Peter K.A. Turkson

Prefecto del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral

En estos días, los representantes de diversas organizaciones sindicales y movimientos de trabajadores se han reunido en Roma, convocados por el Dicasterio para el Servicio Humano Integral, para reflexionar y debatir sobre el tema «De Populorum Progressio a Laudato Si’. El trabajo y el movimiento de los trabajadores en el centro del desarrollo humano integral, sostenible y solidario». Doy las gracias a Vuestra Eminencia y a los colaboradores, asimismo saludo con afecto a todos ustedes.

El Beato Pablo VI en su encíclica Populorum Progressio decía que «el desarrollo [humano] no se reduce al simple crecimiento económico. Para ser auténtico, debe ser integral», es decir, promover toda la integridad de la persona, y también a todas las personas y pueblos.[1] Y dado que «la persona florece en el trabajo»,[2] la Doctrina Social de la Iglesia ha enfatizado, en repetidas ocasiones, que ésta no es una cuestión entre tantas, sino más bien la «clave esencial» de toda la cuestión social.[3] En efecto, el trabajo «condiciona no sólo el desarrollo económico, sino también el cultural y moral de las personas, de la familia, de la sociedad».[4]

Como base del florecimiento humano, el trabajo es clave para el desarrollo espiritual. Según la tradición cristiana, éste es más que una simple labor; es, sobre todo, una misión. Colaboramos con la obra creadora de Dios, cuando por medio de nuestro obrar cultivamos y custodiamos la creación (cf. Gn 2,15);[5] participamos, en el Espíritu de Jesús, de su misión redentora, cuando mediante nuestra actividad alimentamos a nuestras familias y atendemos las necesidades de nuestro prójimo. Jesús, quien «dedicó la mayor parte de su vida terrena a la actividad manual junto al banco del carpintero»[6] y consagró su ministerio público a liberar a personas de enfermedades, sufrimientos y de la muerte misma,[7] nos invita a seguir sus pasos a través del trabajo. De este modo, «cada trabajador es la mano de Cristo que continúa creando y haciendo el bien».[8]

El trabajo, además de ser esencial para el florecimiento de la persona, es también la clave para el desarrollo social. «Trabajar con otros y para otros»,[9] y el fruto de este hacer «es ocasión de intercambio, de relaciones, y de encuentro».[10] Cada día, millones de personas cooperan al desarrollo a través de sus actividades manuales o intelectuales, en grandes urbes o en zonas rurales, con tareas sofisticadas o sencillas. Todas son expresión de un amor concreto para la promoción del bien común, de un amor civil.[11]

El trabajo no puede considerarse como una mercancía ni un mero instrumento en la cadena productiva de bienes y servicios,[12] sino que, al ser primordial para el desarrollo, tiene preferencia sobre cualquier otro factor de producción, incluyendo al capital.[13] De allí el imperativo ético de «preservar las fuentes de trabajo»,[14] de crear otras nuevas a medida que aumenta la rentabilidad económica,[15] como también se necesita garantizar la dignidad del mismo.[16]

Sin embargo, tal como lo advirtió Pablo VI, no hay que exagerar la mística del trabajo. La persona «no es sólo trabajo»; hay otras necesidades humanas que necesitamos cultivar y atender, como la familia, los amigos y el descanso.[17] Es importante, pues, recordar que cualquier tarea debe estar al servicio de la persona, y no la persona al servicio de esta,[18] lo cual implica que debemos cuestionar las estructuras que dañan o explotan a personas, familias, sociedades o a nuestra madre tierra.

Cuando el modelo de desarrollo económico se basa solamente en el aspecto material de la persona, o cuando beneficia sólo a algunos, o cuando daña el medio ambiente, genera un clamor, tanto de los pobres como de la tierra, que «nos reclama otro rumbo».[19] Este rumbo, para ser sostenible, necesita colocar en el centro del desarrollo a la persona y al trabajo, pero integrando la problemática laboral con la ambiental. Todo está interconectado, y debemos responder de modo integral.[20]

Una contribución válida a dicha respuesta integral por parte de los trabajadores, es mostrar al mundo lo que ustedes bien conocen: la conexión entre las tres «T»: tierra, techo y trabajo.[21] No queremos un sistema de desarrollo económico que fomente gente desempleada, ni sin techo, ni desterrada. Los frutos de la tierra y del trabajo son para todos,[22] y «deben llegar a todos de forma justa».[23] Este tema adquiere relevancia especial en relación con la propiedad de la tierra, tanto en zonas rurales como urbanas, y con las normas jurídicas que garantizan el acceso a la misma.[24] Y en este asunto el criterio de justicia por excelencia, es el destino universal de los bienes, cuyo «derecho universal a su uso» es «principio fundamental de todo el ordenamiento ético-social».[25]

Es pertinente recordar esto hoy, cuando celebraremos dentro de poco el septuagésimo aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y también cuando los derechos económicos, sociales y culturales deben percibirse con mayor fuerza. Pero la promoción y defensa de tales derechos no puede realizarse a costa de la tierra y de las generaciones futuras. La interdependencia entre lo laboral y lo ambiental nos obliga a replantearnos la clase de tareas que queremos promover en el futuro y las que necesitan reemplazarse o relocalizarse, como pueden ser a modo de ejemplo, las actividades de la industria de combustibles fósiles contaminantes. Es imperioso una transferencia de la industria energética actual a una más renovable para cuidar nuestra madre tierra. Pero es injusto que dicha transferencia sea pagada con el trabajo y el techo de los más necesitados. Es decir, el costo de extraer energía de la tierra, bien común universal, no puede recaer sobre los trabajadores y sus familias. Los sindicatos y movimientos, que saben de la conexión entre trabajo, techo y tierra, tienen la obligación de aportar al respecto.

Otra contribución importante de los trabajadores para el desarrollo sustentable, es la de resaltar otra triple conexión, un segundo juego de tres «T»: esta vez entre trabajo, tiempo y tecnología. En cuanto al tiempo, sabemos que la «continua aceleración de los cambios» y la «intensificación de ritmos de vida y de trabajo», que algunos llaman «rapidación», no colaboran con el desarrollo sostenible ni con la calidad del mismo.[26] También sabemos que la tecnología, de la cual recibimos tantos beneficios y oportunidades, puede obstaculizar el desarrollo sustentable cuando está asociada a un paradigma de poder, dominio y manipulación.[27]

En el contexto actual, conocido como la cuarta revolución industrial, caracterizado por esta rapidación y la refinada tecnología digital, la robótica, y la inteligencia artificial,[28] el mundo necesita de voces como la de ustedes. Son los trabajadores quienes, en su lucha por la jornada laboral justa, han aprendido a enfrentarse con una mentalidad utilitarista, cortoplacista, y manipuladora. Para esta mentalidad, no interesa si hay degradación social o ambiental; no interesa qué se usa y qué se descarta; no interesa si hay trabajo forzado de niños o si se contamina el río de una ciudad. Sólo importa la ganancia inmediata. Todo se justifica en función del dios dinero.[29] Dado que muchos de ustedes han contribuido a combatir esta patología en el pasado, se encuentran hoy muy bien posicionados para corregirla en el futuro. Les ruego que aborden esta difícil temática y que nos muestren, desde su misión profética y creativa,[30] que es posible una cultura del encuentro y del cuidado. Hoy ya no es sólo la dignidad del empleado la que está en juego, sino la dignidad del trabajo de todos, y de la casa de todos, nuestra madre tierra.

Por ello, y tal como lo afirmé en la encíclica Laudato Si’, necesitamos de un diálogo sincero y profundo para redefinir la idea del trabajo y el rumbo del desarrollo.[31] Pero no podemos ser ingenuos y pensar que el diálogo se dará naturalmente y sin conflictos. Hacen falta agentes que trabajen sin cesar para generar procesos de diálogo en todos los niveles: a nivel de la empresa, del sindicato, del movimiento; a nivel barrial, de ciudad, regional, nacional, y global. En este diálogo sobre el desarrollo, todas las voces y visiones son necesarias, pero en especial aquellas voces menos escuchadas, las de las periferias. Conozco el afán de mucha gente por traer dichas voces a la luz en los foros donde se toman decisiones sobre el trabajo. A ustedes les pido que se sumen a esta noble labor.

La experiencia nos dice que para que un diálogo sea fructífero, es preciso partir de lo que tenemos en común. Para dialogar sobre desarrollo, es conveniente recordar lo que nos aúna: nuestro origen, pertenencia y destino.[32] Sobre esta base, podremos renovar la solidaridad universal de todos los pueblos,[33] incluyendo la solidaridad con los pueblos del mañana. Además, podremos encontrar el modo de salir de una economía de mercado y de finanzas, que no da al trabajo el valor que corresponde, y orientarla hacia aquella en la que la actividad humana es el centro.[34]

Los sindicatos y movimientos de trabajadores por vocación deben ser expertos en solidaridad. Pero para aportar al desarrollo solidario, les ruego se cuiden de tres tentaciones. La primera, la del individualismo colectivista, es decir, de proteger sólo los intereses de sus representados, ignorando al resto de los pobres, marginados y excluidos del sistema. Se necesita invertir en una solidaridad que trascienda las murallas de sus asociaciones, que proteja los derechos de los trabajadores, pero sobre todo de aquellos cuyos derechos ni siquiera son reconocidos. Sindicato es una palabra bella que proviene del griego dikein (hacer justicia), y syn (juntos).[35] Por favor, hagan justicia juntos, pero en solidaridad con todos los marginados.

Mi segundo pedido es que se cuiden del cáncer social de la corrupción.[36] Así como, en ocasiones, «la política es responsable de su propio descrédito por la corrupción»,[37] lo mismo ocurre con los sindicatos. Es terrible esa corrupción de los que se dicen «sindicalistas», que se ponen de acuerdo con los emprendedores y no se interesan de los trabajadores dejando a miles de compañeros sin trabajo; esto es una lacra, que mina las relaciones y destruye tantas vidas y familias. No dejen que los intereses espurios arruinen su misión, tan necesaria en los tiempos en que vivimos. El mundo y la creación entera aguardan con esperanza a ser liberados de la corrupción (cf. Rm 8,18-22). Sean factores de solidaridad y esperanza para todos. ¡No se dejen corromper!

El tercer pedido es que no se olviden de su rol de educar conciencias en solidaridad, respeto y cuidado. La conciencia de la crisis del trabajo y de la ecología necesita traducirse en nuevos hábitos y políticas públicas. Para generar tales hábitos y leyes, necesitamos que instituciones como las de ustedes cultiven virtudes sociales que faciliten el florecimiento de una nueva solidaridad global, que nos permita escapar del individualismo y del consumismo, y que nos motiven a cuestionar los mitos de un progreso material indefinido y de un mercado sin reglas justas.[38]

Espero que este Congreso produzca una sinergia suficiente como para proponer líneas de acción concretas desde la mirada de los trabajadores, caminos que nos conduzcan a un desarrollo humano integral, sostenible y solidario.

Le doy las gracias nuevamente a usted, Señor Cardenal, como también a los que han participado y contribuido, y a todos les doy mi bendición.

Vaticano, 23 de noviembre de 2017

FRANCISCO

Compartinos:
noviembre 24th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

El hundimiento del submarino ARA San Juan y la decapitación del poder militar argentino

Por Diego Pappalardo*
 
Desde el alto el fuego sucedido en Puerto Argentino, Islas Malvinas, el 14 de junio de 1982, la República Argentina vio demoler vertiginosa y sustancialmente su capacidad de Geoestrategia de Defensa Nacional.
En la guerra por la Reconquista de Malvinas, Argentina se enfrentó en términos militares, nada más ni nada menos, que a los poderes atlantistas, los cuales revitalizaron su dominancia  con la finalización de la II Guerra Mundial. Gran Bretaña y los Estados Unidos convergieron una vez más en la Historia para lograr la rendición de la dirigencia militar en Malvinas y el inicio del proceso de desmalvinización. En ambos puntos, el alto mando militar argentino contó con el apoyo de facciones de la dirigencia política civil, vinculadas a Gran Bretaña y EE.UU.
Las élites empresariales-políticos-culturales dominantes en Argentina, aceptaron redefinir su papel de inserción en el mundo postmalvinas, en condición de profunda subordinación a los poderes fácticos atlantistas, obteniendo con esa situación, beneficios propios y sectoriales en detrimento de la Nación Argentina.
La desmalvinización consistía, entre otros aspectos, en la decapitación de un proyecto de Estado-nación que mantuviese en la escala histórica de la Humanidad la idea factible de la Argentina Potencia. Es necesario resaltar que la posibilidad de una Argentina Potencia va directamente en contra del esquema hegemónico del Atlantismo y rompería determinados niveles de los poderes internacionales realmente existentes.
A partir de entonces, el conocimiento técnico-operativo y la tecnología militar argentina decrecieron significativamente hasta niveles ínfimos y, por lo tanto, de máxima gravedad para la salvaguarda de los intereses nacionales. En febrero de 1990, el presidente Carlos Menem, y el por entonces Ministro de Relaciones Exteriores, Domingo Cavallo, suscriben con el Poder Británico un documento con consecuencias perjudiciales para la Argentina.
Al respecto, el Dr. Julio C. González, ex Secretario Legal y Técnico de la Presidencia de la Nación Argentina, escribe “Como hemos de ver los artículos doce (12), dieciséis (16) y el encabezamiento del Anexo 1 crean obligaciones recíprocas que abarcan todo el territorio de la República Argentina y comprometen su soberanía en estos aspectos:
a) Inversiones Económicas Privadas (artículo 12).
b) Política Exterior de la República Argentina en América Latina y en la Comunidad Económica Europea la cual a partir de 1992 se integrará en un solo país denominado “Estados Unidos de Europa” (artículo 16).
c) Control sobre las FUERZAS ARMADAS ARGENTINAS (Anexo 1 párrafo primero).
En el artículo cuarto (4°), la delegación británica anuncia la decisión de su gobierno de ‘dejar sin efecto la Zona de Protección establecida alrededor de las islas Malvinas (Falkland Islands)’. Este artículo que fue publicitado como un logro del gobierno argentino, exhibe, en cambio, una supremacía total de Gran Bretaña sobre el territorio de nuestro país y una hegemonía no disimulada sobre la conducción política e institucional de la Argentina. En efecto desde el momento en que Inglaterra adquiere el derecho de Controlar todos los actos de las Fuerzas Armadas de la República Argentina (conforme lo establece el artículo 52 A — B y C del Tratado) es innecesario que se mantengan efectivos militares, navales y aéreos de Gran Bretaña para defender a las Islas Malvinas de un eventual ataque de las Fuerzas Armadas Argentinas.”1
Los términos y alcances de este Tratado fueron observados y cumplidos por todas las administraciones nacionales posteriores de la Argentina y contó con la aquiescencia todos los grandes bloques  del Parlamento Argentino.
De modo que la anulación de una clase dirigente pensante y defensora de la Argentina, la desmilitarización efectiva, la desinversión estratégica y el relato cultural de una autoinculpación por crímenes injustos que nunca cometimos nos siguen golpeando en el 2017 y el reciente hundimiento del buque argentino ARA San Juan (S-42)  no escapa a dicha triple causalidad.
A fines de la década de 1960, la Armada argentina, a diferencia de sus homónimas  de Brasil y Chile, que se inclinaron por submarinos de fabricación británica, se interesó por los submarinos alemanes. Contrató a la fusión corporativa germana Howaldtswerke-Deutsche Werft AG para la fabricación de dos submarinos del nuevo Type 209, con la condición de que estas piezas debían ser ensambladas totalmente en territorio argentino. En efecto, en los Astilleros Tandanor, y bajo guía alemana, se produjo el ensamblaje de los submarinos y entraron en funcionamiento en el año 1974, durante el gobierno justicialista. Esos dos buques recibieron el nombre de ARA Salta (S-31) y el ARA San Luis (S-32). Posteriormente, la Armada argentina con la aprobación de los gobiernos de Perón (1974) y del mando militar (1978), encomendó a la empresa germana, Thyssen Nordseewerke de Emden, la fabricación de seis submarinos TR-1700, cuatro de los cuales debían ser producidos totalmente en Argentina. Para tal fin, incluso se construyó en Buenos Aires el Astillero Ministro Domecq García. La fábrica contratada elaboró la clase TR-1700, de la cual se diseñaron originalmente seis barcos, quedando al final el ARA Santa Cruz (S-41) y su similar barco  ARA San Juan (S-42). El ARA San Juan fue completado el 28 de junio de 1983 y entró en funcionamiento, bajo pabellón nacional argentino, el 18 de noviembre de 1985.
El ARA San Juan, de propulsión diesel-eléctrica convencional, fue sometido a reparación de media vida entre 2008 y 2011.
En noviembre de 2017, el ARA San Juan fue desaparecido y hundido en el Atlántico Sur. En esa zona del Atlántico, en Islas Malvinas, Gran Bretaña posee su base militar cada vez más sofisticada y se realiza una monumental pesca ilegal.
 
En el complejo militar de Mont Pleasant, ubicado a 700 kilómetros de las costas de Santa Cruz, Argentina, Gran Bretaña cuenta con más de 1.500 efectivos militares, 500 civiles y una base de inteligencia que permite monitorear el tráfico aéreo y naval de la región. La fortaleza militar británica que consume un presupuesto anual superior a los 145 millones de dólares, fue el lugar escogido por el próximo rey, el príncipe Guillermo, para realizar su entrenamiento militar. En foros de activismo ciudadano, de análisis geopolítico y en organismos internacionales, se vino denunciando la presencia en la zona de submarinos ingleses con capacidad de carga de armamento nuclear.
Bajo el pretexto engañoso de un inexistente programa argentino de reequipamiento militar por la compra a Francia de cinco aviones de combate Super Étendard, el Reino Unido anunció que implanta en Las Malvinas un sistema de escudo antimisiles que se basa en tecnología israelí.
Las aguas argentinas tienen una importancia relevante desde lo geopolítico y geoeconómico y, por ello, en marzo de 2016, un barco guardacosta argentino hundió a otro barco pesquero de bandera china en zona económica exclusiva de Argentina. En ese incidente, el barco infractor demostró estar coordinado con otras embarcaciones de bandera china.
 
En 2010, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura –FAO- realizó un minucioso estudio en la zona  sur del Océano Atlántico de dominio argentino. Allí, se informó que se pescaron 1.800.000 toneladas de diversas especies, capturando Argentina solamente 784.000 toneladas. El fenómeno no presentó cambios importantes hasta el presente ya que centenares de barcos extranjeros siguen saqueando la riqueza argentina.
En el presente año, 2017, se trabó en la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputado de Argentina un pedido para la realización, en aguas argentinas, de los ejercicios aeronavales “Cormorán”, a ejecutarse entre la Armada Argentina y su par de Estados Unidos. Pero, cabe agregar,  que el mismo Ministerio de Defensa de la administración Macri envío tarde el proyecto para obtener la autorización pertinente. Resaltamos que desde 1990, se realiza el entrenamiento combinado Gringo-Gaucho 200 entre las fuerzas navales de Argentina y los Estados Unidos. Durante  las administraciones de los Kirchner (2003-2015), éste entrenamiento se efectuó en tres oportunidades porque los Kirchner, al igual que todos los gobernantes desde 1983, no se apartaron de los poderes atlantistas.
A principios del pasado mes de octubre, en Chile, se materializó Chilemar VII, consistente en ejercicios de rescate para submarinos entre la US Navy y la Armada de Chile.
Desde el viernes 17, dos días después de la desaparición y hundimiento del  ARA San Juan,  hasta la mañana del jueves 23, las autoridades argentinas comunicaron una serie de mensajes con indicios que terminaban siendo infructuosos respecto de la localización  real del submarino y  las causas de su incomunicación. Carentes de tecnología apropiada y transmitiendo mensajes, inconsistentes, la Armada y el gobierno argentinos buscaron rápidamente  la colaboración militar de Gran Bretaña, Estados Unidos, Brasil y Chile, entre otros países. Los respectivos gobiernos de esos países, enviaron de manera presurosa equipamiento y hombres sin pedir cobertura monetaria al estado argentino. En la jornada del miércoles 22, el presidente ruso, Vladimir Putin, le ofreció su ayuda al mandatario argentino, Mauricio Macri, ordenando el envío del buque Yantar, el cual entró en funcionamiento en 2015 y que exhibe la  posesión de una alta tecnología de detección y porta vehículos pequeños de inmersión profunda de hasta 6 mil metros de profundidad. Precisamente ése es tipo de auxilio que se necesitaba desde el inicio de la búsqueda y no el show que se montó en torno al infortunio de los 44 submarinistas y al dolor de sus familias. Los anglo-norteamericanos no estarán tranquilos con la posible presencia del Yantar, ni se quedarán de brazos cruzados ante el accionar  del buque oceonográfico ruso. Desde un principio, Gran Bretaña quiso presentarse como “solidaria” con el pueblo argentino y  en caso de que los rusos lograsen hallar el submarino se desmontará el show británico. El teatro de operaciones exhibirá la presencia de varias potencias marítimas abocadas a la ubicación y al  rescate del ARA San Juan, mientras que el sedicente poder estatal argentino se encontrará en la periferia de la labor.
Llamativamente, en ese mismo día de  la comunicación entre Putin y Macri, desde Estados Unidos se envía un informe al gobierno argentino con la novedad de haber encontrado un registro de una anomalía hidroacústica a 30 millas del lugar donde se habría producido la última comunicación del ARA San Juan. Por su parte, la Organización del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés), con sede en Viena,  emitió un informe confirmando la veracidad del hallazgo estadounidense. Aquí, conviene hacer una aclaración. La detección de una anomalía hidroacústica en la zona donde se perdió el submarino argentino no significa que la señal sea del ARA San Juan ya puede tratarse de una señal de otro navío que yace en el fondo del mar.
Por estas horas, se divulgan diferentes versiones que pretenden explicar lo que realmente generó la desaparición y el hundimiento del ARA San Juan. Por una parte, ciertos criterios hacen referencia a  una explosión que pudo haber sucedido en los bancos de baterías del sumergible; más exactamente, se trataría de una implosión por deficiencias estructurales del submarino. En cambio, otras opiniones,  le atribuyen a un actor externo una participación principal ya que no se puede descartar una posible agresión de actores militares estadounidenses-británicos o chinos.
La jueza federal, interviniente en la causa por la desaparición del submarino, dijo que la misión del ARA San Juan es un secreto de estado, por lo que se nos torna difícil conocer con exactitud la tarea que llevaba a cabo. (¿ Un patrullaje de rutina?, ¿Una observación y caza de pesqueros ilegales?, ¿ Observación de movimientos de fuerzas de Estados Unidos, Gran Bretaña o China?). Tampoco se puede saber con certeza, si se encontró con algún activo de otras banderas y, en ese caso, si se produjo un incidente entre ellos o si el ARA San Juan. Al momento de hundirse, el ARA San Juan contaba con todas las certificaciones internacionales.
Los interrogantes y conjeturas se irán ampliando a medida que pasen los días.
Cualesquiera sean las razones objetivas de la desaparición y el  hundimiento del ARA San Juan, es innegable la responsabilidad que en ello tienen las administraciones Kirchner,  Macri,  el Alto Mando de la Armada y todos aquellos que cumpliendo el rol institucional de observador y garante del Bien Común y de la Soberanía Nacional no hicieron esfuerzo alguno  en prevenir y evitar este desgraciado hecho y la pérdida del poder geoestratégico de la Argentina.
De la flota de submarinos de guerra de la Argentina que describimos en éste artículo, el ARA San Luis (S-32) -peleó en Malvinas- fue dado de baja en 1997 y hoy está en condición de reserva. El ARA Salta (S-31), está activo pero no en condiciones óptimas y al ARA Santa Cruz (S-41) se le realizan la reparación de media vía, mientras que el ARA San Juan permanece desaparecido y hundido En consecuencia, la flota de submarinos de Argentina se encuentra reducida o eliminada como entidad real de combate y el país está totalmente vulnerable para disfrute de ciertos actores geopolíticos mundiales, quienes ven a la Argentina como objetivo de manipulación, control y expoliación permanentes.
 
Nota:
*Profesor en Historia. Promotor Cultural y periodista. Colabora con sitios de política y geopolítica de España y México entre otros países; entre ellos el prestigioso Katehón: http://katehon.com/es
Compartinos:
noviembre 24th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Histórico: La paridad es ley

Por Alejandra Martínez*

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó el proyecto en revisión que establece la paridad de
género en los ámbitos de representación política. Esto significa que, de ahora en más, las listas
para diputados y senadores deberán contener un 50% de varones y un 50% de mujeres.
Es un avance histórico, en la línea de la Ley de Cupo sancionada en 1991, la primera de su tipo en
América Latina. Demuestra la voluntad política de procurar más igualdad de derechos y
oportunidades, y pone en evidencia que el Gobierno de Cambiemos respalda fuertemente la
agenda de género y está dispuesto a avanzar en temas que las gestiones anteriores jamás
enfrentaron.
El año pasado, las mujeres representaban sólo un 23% en el promedio de los parlamentos a nivel
mundial. En nuestro país, la Cámara de Diputados estuvo compuesta hasta este 2017 por un 34%
de mujeres. Nuestras cifras están por encima de los números mundiales, pero aún existe una
brecha importante en el acceso a los cargos públicos. Con la paridad podremos remediar esa
situación.
La sanción de esta ley no implica negar la idoneidad como criterio de acceso a los cargos públicos,
sino admitir la existencia de obstáculos estructurales que deben enfrentar las mujeres a la hora de
desempeñarse en el escenario político. La paridad viene a remover esos obstáculos, a fin de que la
competencia democrática pueda determinar quién debe ocupar los cargos en función de su
capacidad, pero en igualdad de condiciones iniciales.
Desde la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, que presido, se trabajó con inmenso
empeño para que la paridad sea ley. Logramos un dictamen junto a las Comisiones de Justicia y
Asuntos Constitucionales, y colaboramos en la construcción de los consensos necesarios para que
este logro pueda materializarse. Es una conquista plural, que se alcanzó con esfuerzo de todos los
bloques y las fuerzas políticas.
Quiero felicitar con enorme alegría a las ONGs que participaron de este proceso, a nuestros
equipos técnicos, a los legisladores que nos acompañan en la agenda de género y, en especial, a
las mujeres de todos los partidos. Esta reforma garantiza los derechos políticos de las argentinas y
representa un paso adelante en la lucha por la igualdad de oportunidades en todas las esferas de
la sociedad.

*Diputada Nacional (JUJUY – UCR)
Presidenta de la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia

Compartinos:
noviembre 24th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

CARTA DE LECTORES: ¿Grupo Especial Anti-Indio?

Escribe: Pablo Villaverde

La Prórroga de la Ley 26160 de emergencia en tierras indígenas, el caso Maldonado y la indefinición por la extradición de Jones Huala, generaron una dinámica por los territorios en litigio, que obliga al gobierno de Macri a dar respuesta.

El compromiso de Macri en plena campaña 2015 por la presidencia, con Félix Díaz y todos los representantes de los 35 Pueblos Originarios reconocidos jurídicamente, fue hacer “una mesa de diálogo para implementar la ley de tierras indígenas..”.

Obviamente no lo cumplió.

Como no cumplió con la ley antes Cristina, ni Néstor, ni De La Rua, ni ningún presidente hasta 1985, año de la primera Ley de Tierras Indígenas. Lo que pasa es que luego de aquella primera ley, en línea con lo que exigían organismos internacionales de DDHH e Indígenas, esto se confirmó de modo contundente en la Constitución de 1994 en el Articulo 75 inciso 17. Tampoco con el derecho constitucional se cumplió el derecho de las comunidades y familias indígenas, de tener título comunitario de sus tierras.

Muy lejos de esto el menemismo en los 90′ comenzó a levantar ramales ferroviarios, en muchas zonas y en particular en la Línea Sur del FC Roca en la Patagonia, único medio de comunicación de los lugareños e indígenas. El levantamiento de La Trochita fue crucial para incomunicar a las comunidades y familias Mapuche que vivían entre Jacobacci y Esquel, 402 kilómetros en los que se desarrollaba su vida y actividad tradicional. Con el levantamiento del Viejo Expreso Patagónico, así en realidad se llamaba “La Trochita”, las tierras concesionadas antiguamente a compañías inglesas que se dedicaban a la lana, fueron en algunos casos privatizadas de hecho, en otro vendidas como tierra fiscal de la provincia y por último triangulada su venta entre concesionarios existentes y privados que compraron a muy bajo costo.

Ese fue el caso de varios terratenientes, entre ellos el más importante Benetton, que se hizo de casi 1 millón de hectáreas comprando a privados y al Estado a través de distintas sociedades. Lewis fue otro caso paradigmático pero no de tierras donde hubo ferrocarril, sino a privados originarios y al Estado triangulando con estos. Así se adueñó directamente de Lago Escondido y otras tierras de El Bolsón al pie del C° Perito Moreno.

Menciono estos dos casos si bien hay ciento de litigios, porque es donde se dan varios de los más importantes, al menos en la comunidad Mapuche de Río Negro y Chubut.

Neuquén es otro caso, su resolución fue muy distinta, en realidad hubo resolución, cosa que en las anteriores provincias nombradas no, pero tiene su lado bueno y su lado malo la implementación.
En esta provincia petrolera y gasífera por excelencia, las comunidades fueron reconocidas con personería jurídica como indica la ley. A la gran mayoría le reconocieron también sus tierras, incluso a familias y pobladores originarios aislados. Se estableció que las explotaciones en esas tierras asignadas, les otorgue algún tipo de regalía. Esto se cumple en Neuquén y en línea con el primer mundo, igual que en EE.UU, los originarios de esta provincia cobran por la explotación de sus tierras. La aplicación de Neuquén nos iguala con los países desarrollados, ya que tampoco permiten extranjerización masiva de tierras, solo se dan concesiones. El lado malo es que no hay una redistribución equitativa entre todos los Mapuche, de los más de 50 millones que cobraron por ejemplo el año pasado, solo en lo referente a petróleo y gas. Punteros políticos que tienen apellido mapuche, son acusados por parte de otros mapuche de devolver parte de eso a la política. Además hay abusos de estos punteros, que le imponen a las empresas explotadoras de recursos, contraten servicios que ellos prestan con pymes propias.

Nada es perfecto, pero lo cierto es que buena parte de Neuquén, excepto la zona de San Martín de los Andes y Villa la Angostura donde hay disputas de mapuche con terratenientes y emprendimientos turísticos y están en vías de acuerdos, el resto está bastante definido.

Esto hace muy llamativa, por no usar otro adjetivo, la noticia de “amenaza de bomba en Vaca Muerta…” Parece al menos contradictorio, con los avances que hizo la provincia en tal sentido.

Se ve todavía más llamativo, para seguir sin usar otro adjetivo, que en esa “amenaza de bomba” en la que dejaron una “caja, una batería de uso doméstico y un reloj tipo despertador…” en un pozo de gas, además hayan firmado ¿el atentado? con un “panfleto de la RAM” en el que pedían por la libertad de Jones Huala.

¿Alguien intentó alguna vez acercarse a un pozo de petróleo o gas, con la seguridad que los custodia, sobre todo en Vaca Muerta?.

Eso, sin contar que con el viento que habitualmente hay en esas estepas patagónicas, el panfleto con la leyenda de la RAM y su pedido por Huala, solo atrapado por una piedra no se voló. Como tampoco otro que dejaron colgado en una alambrada y todo eso sin ser vistos por la seguridad privada de las empresas,

Y digo que es muy llamativo además por una cuestión geográfica, porque Vaca Muerta está en Neuquén, se extiende hasta los límites con Río Negro; y Jones Huala, su causa y su detención, todo lo referente a su libertad o no, está en Esquel, provincia de Chubut.

Chubut también tiene pozos de gas y petróleo, tiene serios conflictos de tierras con varios terratenientes, y tiene lo más importante, el Juzgado que debe determinar la situación de Huala y la alcaidía que lo aloja ¿por qué no protestar o en todo caso amenazar allí y no en Neuquén?

Nada de lo que trascendió tiene mucho sentido.

Salvo el sentido que le dio inmediatamente el Gobierno Nacional, que mostró “gran preocupación por el atentado” al que en las redes sociales su comunicación no oficial calificó de “terrorista”.

¿Una caja, un despertador y una pila, con un panfleto de RAM, terrorismo?

¿No se está banalizando al verdadero terrorismo que padece el mundo e incluso el que padeció nuestro país en el pasado?

¿Cualquiera que haga cualquier cosa, en cualquier lugar y que deje un panfleto de RAM, es terrorismo y es la RAM?

¿Qué es la RAM, cuántos son, desde dónde operan?

A partir de 2014 en adelante pese a que obviamente se niega, (pero uno fue descubierto y está preso desde 2015) hubo -y muchos pobladores de la zona afirman que hay- Servicios de Inteligencia en Esquel, El Bolsón y la zona.

¿Cómo es que habiendo el promedio más alto de Efectivos de Seguridad y presencia de Inteligencia por habitante del país en la zona, no pueden decir que es la RAM, cuántos son y desde dónde operan? Es más, si a Jones Huala no lo requería Chile por delitos en ese país, algo que por ahora dos Jueces Federales y la Corte Suprema le dieron nulidad al pedido de extradición (aunque siga detenido), las Fuerzas nacionales, la Justicia nacional e incluso la Inteligencia, no lo pudieron implicar en ningún atentado de los que sucedieron en la zona, con pruebas firmes.

Digo ¿tan profesional es Jones Huala, un mestizo que creció en las villas de Bariloche y no tiene primaria completa o tan torpes son las Fuerzas de Seguridad, la Justicia y la Inteligencia?

La reacción del gobierno nacional al “atentado terrorista en Vaca Muerta ” fue inmediata y anunció la creación de un “Grupo Especial de Gendarmería” para ocuparse de esta problemática de la RAM.

El 1 de agosto fatídico, cuando se cumplían 6 meses de la detención de Jones Huala y con tres nulidades de extradición, para pedir por la libertad de su máximo líder, lograron juntar a 7 entre mapuches y mestizos, dos eran primo y hermano de Huala y a Maldonado que se sumaba a protestas justas.

Lograron juntar 7 hombres, más otros 5 o 6 que había en el Pu Lof con las mujeres y niños. ¿No había más que reclamaran por Huala? ¿Esos eran todos? ¿Hay muchos otros en la clandestinidad?

Difícil saberlo, esto lo debería responder el Estado con sus distintos poderes, pero si sólo eran esos, hablar de “amenaza armada…” como dice Lanata, de “grupo terrorista..” como dice el gobierno y adjudicarle todos los atentados que le adjudican, desde el sentido común, no cierra.

Lo que pasa es que se debió tratar y aprobar (lo cual fue tirar el problema para adelante) la Prórroga de la Ley 26160, que impide “desalojos de grupos indígenas de tierras que históricamente ocuparon” en pleno desarrollo del Caso Maldonado, por eso no hubo discusión, ni soluciones permanentes . A la vez, el mismo Caso Maldonado fijó un precedente tan contundente en los alcances legales penales que podría tener, que ningún gobierno provincial mandaría a su Policía a reprimir o desalojar indígenas sin orden judicial.

Parece que no es el caso del gobierno nacional que con su Gendarmería, pese a los cuestionamientos que hoy tiene entre comunidades indígenas y que las pericias de Maldonado aún no se conocen oficialmente, no piensa desistir.

Indudablemente, están viendo desde el gobierno la avanzada de tomas de tierras que se produjo en la zona. A partir de la prórroga de la ley por cuatro años más y el suceso de Maldonado en Cushamen, estas se incrementaron. Aunque también deben tener información de otras tomas que podrían producirse, no sólo en la zona de Bariloche, Lago Gutierrez y el C° Ventana, sino también en El Bolsón donde Lewis tiene litigios. Por otra parte, a Benetton semejante cantidad de hectáreas le son incontrolables con su propia seguridad privada. En la misma Villa La Angostura incluso Macri advierte el riesgo -su lugar en el mundo y el lugar de empresarios amigos- en donde ya hubo intentos de toma.

Todo esta escalada, todo el conflicto social-étnico con los indígenas, se podría solucionar definitivamente, con solo cumplir la ley y el derecho constitucional. Ahora, de seguir postergando, de no darle un fin al conflicto y cumplir con el derecho, se le van a abrir nuevos conflictos, nuevos reclamos e incluso muchos que ni siquiera correspondan y aprovechen la situación.

Genes indígenas hay en un 60 por ciento de la población argentina y hasta algo más, según investigadores y científicos. Indígenas, grupos étnicos y hasta familias, que hayan vivido ellos o sus antepasados hasta antes de los ´90 en algunos territorios, que hablen el idioma de su etnia y conserven o quieran conservar las costumbres ancestrales, son muchos menos. Sin embargo no debería haber debate en este sentido, no al menos con los 35 pueblos originarios reconocidos y de las más de 800 comunidades que reclaman tierras, cerca de 600 confirmado su derecho. A estas como mínimo se les debería reconocer de una vez por todas sus tierras, darle los títulos comunitarios y analizar los casos aún no confirmados.

La Ley es Federal, el tema indígena es Federal, y aunque sean las provincias quienes deben entregar los títulos en la mayoría de los casos, el gobierno nacional tiene la autoridad de condicionar los fondos coparticipables para que se cumpla una ley federal.

Lo que pasa es que en casos deberían expropiarse terratenientes, en otros multinacionales y en la mayoría hacer caer concesiones o que estas paguen regalías a indígenas para explotar recursos.

Por eso no lo hizo Cristina desde 2006, en que se promulgó la ley y tampoco seguramente lo hará Macri.

Ahora, que no cumplan con la Constitución y la Ley es una cosa, pero otra distinta es armar un “Grupo Especial de Gendarmería”, dado que los efectivos comunes mostraron gran brutalidad y les podría costar otra muerte, tan solo para reprimir y desalojar tomas de tierras.

La sociedad no debe pagar la seguridad de tierras de terratenientes, con lo que debe costar en recursos, viáticos y demás gastos, un grupo especial de esas características.

Sin contar que un grupo así, no necesariamente le pueda garantizar al gobierno que no haya excesos.

Sin duda, lo mejor es cumplir la ley -usurpar es un delito- y convertir en usurpadores a los que si tienen derecho a esas tierras, también debería serlo.

Compartinos:
noviembre 24th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Acuerdo MERCOSUR-UE: “Quieren enterrar la industria nacional”

Por Fernando Solanas, senador nacional por Proyecto Sur

Este es un tema de una gran importancia. Pretender la firma de cualquiera de estos acuerdos antes de fin de año es enterrar para siempre la industria nacional. No podemos debatir este acuerdo si todavía no hemos debatido en serio que clase de modelo de país queremos. ¿O es que acaso alguien va a invertir un peso en la industria nacional con un modelo que apuesta a las tasas de 30 % en dólares? Este modelo termina con la Argentina exportadora de material prima y cierra con el modelo de un país extractivista.
Argentina tiene dos patas fundamentales que se están omitiendo. Una es el campo y sus materias primas y la otra es la industria.
Yo no puedo creer que ustedes omitan el tema de la salud. ¿Cuál es la política oficial? ¿Negar siempre y tratarnos de mentirosos? Hace muy pocas semanas, una ONG tuvo que colocar un recurso de amparo para que el SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) -no “Pino Solanas y los ambientalistas”- reconociera públicamente que el 62 % de las verduras que llegan a los mercados tiene un altísimo nivel de plaguicidas o funguicidas. Cualquier inocente ensalada tiene entre 15 y 30 plaguicidas que atacan el sistema neurológico central que es la computadora del organismo.
Desde que la industria química se introdujo en la industria alimentaria: han aparecido una cantidad enorme de nuevas enfermedades que no se pueden detectar. El organismo tardo miles de años en generar anticuerpos para combatir las bacterias y sobrevivir, pero ya es imposible que el organismo pueda defendernos de los metales pesados que vamos ingiriendo. Desafío a todos los presentes a que se hagan un análisis de metales pesados en su organismo y se van a dar cuenta que los tienen porque no hay controles suficentes ni e el agua ni en la alimentación.
Hay que tener el coraje de ir al Hospital Garrahan y ver el aumento de los casos de malformaciones, aumentaron entre un 300 y 400 de casos que llegan de zonas agrícolas. El cáncer es una enfermedad de la modernidad porque en los tiempos antiguos no existía.
Esto es un verdadero desastre. Es como cuando se le mintió a la sociedad entera de que el cigarrillo no hacia mal y durante los 50 años los dejaron fumar en cualquier lado. Los agrotóxicos son tóxicos y un tóxico enferma y mata a largo termino. Igual que los impactos ambientales que en el momento no se ven pero el daño se produce a largo tiempo.
El modelo argentino fue utilizado como un portaviones del desembarco del modelo del transgénico, gran negocio entre la rentabilidad del negocio y el conflicto de la salud. Hoy en el mundo, con EE.UU. a la cabeza, se siembran hasta los espacios públicos con normas ecológicas extremas.
El glifosato ha terminado matando el campo argentino. Las pasturas naturales, que fueron famosas en todo el mundo por dar carne de pastura natural, ahora están liquidadas por el bombardeo de los agrotoxicos y nadie se dio cuenta. El suelo es un organismo vivo, con bacterias , bichos, maleza. Todo en la Naturaleza juega un rol. Hoy nuestro suelo está muerto, y para revivirlo el negocio de las grandes multinacionales y de los grandes venenos es nutrirlo con fertilizantes.
Toda nación libre y soberana tiene la obligación de cuidar la salud de su población. Este modelo enferma y mata. Queremos un país que desarrolle el talento de sus hijos y las potencialidades industriales para ser un país con un mínimo de soberanía. Hoy América Latina está en retirada. Van a firmar un proyecto estrategico y fundametal en un momento crucial.
Es un disparate injusto.
El presidente dice que tenemos que estar a la altura internacional y aumentar las tarifas. Es una estafa y una enorme mentira porque los salarios no están indexados a la tarifa internacional.
¿Es viable la Argentina con estos costos?
¿Qué modelo de país queremos?

Compartinos:
noviembre 23rd, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Si Cambiemos fuere ejemplar…

Por Alberto Asseff*
La decadencia argentina es una realidad que todos sufrimos, más allá de estadísticas. En 1960 por caso Corea del Sur tenía un ingreso per cápita de us$944 y nosotros seis veces más, con 5.605. En 2016 ellos tienen un índice de 25.458 y nosotros de 10.148. En medio siglo, Corea del Sur creció 26 veces y nosotros no llegamos a duplicar nuestros bienes. Por eso muchos de los hijos argentinos de los más de 50 mil coreanos residentes se van a vivir y trabajar en Corea, aunque con añoranza por su país natal, el nuestro. Mil datos podrían consignarse. En 1910 la Argentina tenía mayor alfabetización que Italia, España, Grecia, Japón, Corea, China, Portugal y cien países más. Hoy el 50% de nuestros alumnos secundarios deserta y el 65% tiene serios problemas en lengua y matemática. Sólo el 15% de las escuelas bonaerenses tienen doble jornada, en contraste con Japón, China o Corea que la poseen extendida, con altísimos rendimientos.
Un cuadro de situación como el apenas boceteado exige reformas, cambios, modificaciones y transformaciones. Si algo es irrefutable, eso es que así no se puede continuar. Las mutaciones son ineludibles. Está comprometido el futuro común. O hacemos otro país o el que tenemos experimentará una penosa agonía. Pero no la lucha por mejorar, sino la de tratar de estirar un tiempo adicional su declinación inexorable.
Podremos debatir si el déficit fiscal lo debemos bajar drásticamente o de modo gradual, pero lo incontrovertible es que hay que reducirlo. Lo mismo con la inflación, la presión tributaria, la litigiosidad laboral, la corrupción, la burocracia, incluida la judicial, el unitarismo o centralismo, la concentración de la población en el AMBA y en el Gran Rosario, Gran Córdoba y otras megalópolis provinciales que replican localmente la deformación demográfica que padece la Nación. Y hay que modificar la política electoral con su anacrónica papeleta impresa por cada partido, una invitación al fraude. No puede ser que estemos en estado de elección permanente, en una campaña interminable. Así no se puede gobernar.
Habría que ser más audaz y por citar una medida transformadora, deberíamos crear, como lo hizo China con Deng, hace cuarenta años, Zonas Económicas Especiales que impulsadas por la desgravación impositiva y otras desregulaciones se erijan en receptoras de inversiones tecnológicas, industriales y de servicios produciendo una formidable expansión. Hoy Paraguay lo está haciendo en Ciudad del Este, en la Triple Frontera, que potencialmente absorberá a la economía misionera y del nordeste argentino.
No se trata de reproducir el esquema de promoción de Tierra del Fuego, razonable desde lo geopolítico, pero deficitario en lo financiero. Lo que se propone es una economía expansiva en la generación de puestos de trabajo y de bienes competitivos y transables en el exterior, además del mercado interno. No armaderas, sino fábricas que empleen el conocimiento. El resultado debe ser cuadruplicar el PBI en 30 años.
No es admisible que discutamos sobre el régimen previsional sin previamente sincerarnos y coincidir todos que la relación 1,1 trabajador registrado activo por 1 jubilado es absolutamente insostenible. Hay que acotar ese ominoso 40% de trabajadores en negro y es menester agregar valor a la labor, único modo de que suban los salarios y con ello los aportes al sistema de retiros.
Los cambios requieren promover ideas y decisiones contracultarales. La principal, no puede ser que recelemos de la economía privada y que depositemos todas nuestras expectativas en las políticas públicas. Éstas son fundamentales para morigerar inequidades, brindar igualdad de oportunidades, corregir abusos, combatir los monopolios, orientar la inversión y cien estrategias más. Pero jamás el Estado podrá suplantar a la iniciativa privada, motor precipuo de la prosperidad de una nación. El Estado, por caso, debe estimular la Investigación, pero si las empresas privadas no hacen lo suyo nunca podremos avanzar tecnológicamente.
Debemos hablar con franqueza, el capitalismo de Estado se desplomó con la caída del Muro de Berlín en 1989. Esto debe internalizarse en la conciencia de nuestra nación si es que aspiramos a desarrollarnos.
Ciertamente para ese colosal objetivo de cuadruplicar en tres décadas nuestra economía son necesarias varias premisas. Una ya la dijimos. Otra es que existan Políticas de Estado en las áreas básicas. La tercera es que el Cambio sea protagonizado por una coalición de partidos y dirigentes independientes que exhiban una conducta ejemplar. Que no haya la más mínima suspicacia de conflictos de intereses ni de enriquecimiento ilícito.
La confianza en nosotros mismos nos devolverá el esplendor y las expectativas de hace un siglo. La confianza en nuestros dirigentes hará el resto. No el milagro, sino lo que la Argentina ya supo hacer. Nuestra misión es renacer para volver a ser la luz del sur hemisférico.

*Diputado nacional mc y diputado del Mercosur
Presidente nacional del partido UNIR

Compartinos:
noviembre 21st, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Repudio al desfinanciamiento del ENARD y deporte de alto rendimiento

Por Mauricio Gomez Bull, diputado nacional por el FPV-PJ

En diciembre del año 2009 por iniciativa de entonces presidente Néstor Kirchner y con el consenso casi absoluto del Congreso de la Nación, se sancionó la ley 26.673 de creación del ENTE NACIONAL DE ALTO RENDIMIENTO DEPORTIVO (ENARD), comenzando un periodo inédito y feliz para el deporte de alto rendimiento, ya que se establecieron las bases para un desarrollo concreto y a largo plazo al deporte por parte del Estado nacional con la participación del Comité Olímpico Argentino.
En su artículo 39 inc.) a la ley establece para el financiamiento del deporte de alto rendimiento un cargo del uno por ciento (1%) aplicado sobre el precio del abono que las empresas de telefonía celular facturen a sus clientes neto de I.V.A, en lo que significó un apoyo económico nuevo y fundamental para sus sostenimiento y como resultado de ello, la obtención de nuevos e importante logros deportivos.
Hace pocas horas el Gobierno Nacional envió al parlamento un proyecto de reforma tributaria que propone, en su artٕículo 124, la derogación lisa y llana del citado inciso, lo que significaría el desfinanciamiento casi total para el ENARD y por lo tanto, para centenares de deportistas mayormente jóvenes, promesas del deporte argentino o ya consagrados, que día a día se esfuerzan por representar al deporte nacional.
Es por ello que repudio en forma absoluta dicho intento y solicito el retiro del artículo 124 del proyecto de ley de reforma integral del sistema tributario argentino presentado por el Poder Ejecutivo nacional, pues su sanción significaría el desfinanciamiento absoluto para los deportistas de nuestro país.

Compartinos:
noviembre 17th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

“Con el Peronismo no alcanza, Sin el Peronismo no se puede”

Por Anibal Fernandez

Como un hermoso jarrón chino -ese objeto valioso y preciado por toda la familia, al que nadie le encuentra el lugar adecuado-, nuestra conducción atraviesa al Peronismo… que no la atraviesa.
Nuevas construcciones (el mismo perro con diferente collar); uniones de similares características que partiduchos liberales acotados desde Juan Perón al rol de herramientas electorales, alianzas policromáticas; armados horizontales que, sin embargo, tienden a orbitar en torno a la estrella de un sistema político-planetario que se obsesiona en juntar asteroides, cometas que pierden su brillo, cuerpos celestes varios, pero ninguno con la densidad adecuada, casi todos fugaces, absolutamente pasajeros.
Estos “espacios políticos/partiduchos” no tienen la densidad ni la carnadura y textura del Movimiento Nacional ¿Será que el Peronismo no ha sido invitado a esta cita? ¿Qué digo invitado? Ha sido, más bien, des-invitado y aunque el “nuevo espacio” (creado o por crear) contenga algunos nombres respetables y muchos militantes que vibran con las mismas consignas que voceaba el pueblo peronista en el ´45 o la gloriosa JP en los cercano/lejanos ´70s… no es el Peronismo. No respeta ni sostiene el valor constitutivo de la Lealtad. No contiene el rigor del Luche y Vuelve. Nadie, ahí dentro, daría “la vida por Perón”, ni por los peronistas. Y si bien es cierto, como decía Néstor, que “Con el Peronismo no alcanza”, es más cierto como cerraba él aquella frase: “Sin el Peronismo no se puede”.
Y no. No se puede. Aunque decidan una campaña light y amateur para evitar que se recuerde a la “Vieja Cristina”, hacedora de tanto, mientras la “Nueva Cristina” habla de los logros de sus dos gobiernos; y aunque se limpie el horizonte de “dirigentes estigmatizados”, dirigentes que se han roto el alma en nombre del Proyecto (por favor no me incluyan en esta calificación), aunque te pidan que no vayan a los actos, no integres las listas, no juegues… No se puede.
No se puede hacer campaña con el culo en la mano. No se puede ser socio de un club que no te quiere como un socio más, aunque pagues rigurosamente la cuota que, además no es barata. No se puede “parecerse” al enemigo utilizando hasta su terminología, sin pagar consecuencias. No se puede “ignorar” el fuego amigo y disfrazarlo de vehemencia. No se puede “aceptar o perdonar” las peores agachadas de mierda en nombre de la Unidad y la Concordia.
Y no importa si te soplan en la oreja algunas consignas pensadas por especialistas ecuatorianos, portugueses o de la Conchinchina. El Peronismo tiene lógicas que la teoría de la comunicación política mundial no entiende. Es imposible recuperar con las redes lo que se ha perdido en la calle. Qué se le va a hacer. Todos hemos cometido errores. El tema es no defenderlos como si fuesen una herencia.
Por lo demás, es innegable el ataque cotidiano de los medios, la (in)Justicia, las Corporaciones. Como es innegable que, como dicen por ahí, están llevando a cabo una “cacería”. Pero las piezas de caza apreciadas en este coto, son bien definidas y casi todas sufren la desprotección de la manada. Distinto de lo que predicaba Juan Perón cuando nos avisaba que “La unidad nos da la fuerza, la solidaridad la cohesión.”
Puede ser que la Lealtad ya no “garpe” electoralmente. Pero (y perdón por agarrarme de Juan Perón con tanta fuerza), “Hay dos clases de lealtades: la que nace del corazón que es la que más vale y la de los que son leales cuando no les conviene ser desleales”. Hoy hay leales que están presos por leales y traidores que no sólo gozan de las mieles de su entrega, sino que cada tanto son convocados por el “nuevo espacio” para ver si vuelven al redil, o si negocian, o si dialogan, o si articulan o si… coso.
Hace 72 años que, los de afuera (que son de palo) nos auguran “el fin del peronismo”. Eso quisieran porque lo que nos pasa hoy nos pasó alguna otra vez y siempre, siempre, fue el Pueblo peronista, su lealtad, su solidaridad, lo que sacó al país adelante. ¿Tenés alguna duda que volverá a suceder lo mismo con el Peronismo?
No soy ni agorero ni un traidor… Solo desprecio esta pretendida construcción (berreta) que lejos de parecerse a un frente compuesto por fuerzas de distintos palos, se asemeja más a quienes desde la impotencia, como les pasa a los nenitos, han intentado hacernos desaparecer y sin embargo, día a día nos multiplicamos.
¿Sin el Peronismo?… hummm, no. ¿Sabés que no?

Compartinos:
noviembre 16th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Venimos de un falso progresismo K, ahora quieren llevarnos a un “progresismo Cambiemos” más trucho todavía

HUMBERTO TUMINI
Presidente del Movimiento Libres del Sur

El periodista de Clarín Fernando González, defendiendo al gobierno actual y a Carrió que nos insultó el miércoles (08/11) en la Cámara, hace en el día de la fecha una columna crítica y despectiva respecto del progresismo en la Argentina, a la que es bueno contestarle.
Para empezar y con el objetivo de desprestigiar el devenir político pasado -en el país- de fuerzas y dirigentes progresistas (a los que chicaneadiciendo “viven como burgueses”), hace González un raconto de 1983 a la fecha de las posiciones políticas mayoritarias de esta corriente. Dando a entender que siempre fue un fracaso: Alfonsín, Alende, Frepaso, Alianza, kirchnerismo inicial.
Sería bueno que hubiera seguido explicando los “éxitos” desde 1955, de las otras corrientes políticas locales que a la fecha gobernaron. En particular de la derecha que hoy ocupa la Rosada. Cuyos antecedentes son haber manejado la administración pública nacionala través de su partido militar con la Libertadora (1955), la Revolución Argentina (1966)y el Proceso de Reorganización Nacional (1976); como también haber co-gobernado con Carlos Menem y De la Rúa.
Durante los dos mandatos de Cristina, particularmente en el último, el agresivo relato que utilizabanfuncionarios y dirigentes del kirchnerismo era que solo se podía ser progresista si se estaba con ellos. Si se los cuestionaba o uno criticaba sus medidas y acciones era “funcional a la derecha”. A la izquierda de ellos supuestamente “estaba la pared”. Si uno les señalaba que dejaron que Repsol vaciara los pozos de YPF, que la pobreza no descendía, que usaban la plata del Estado -que es de todos- para enriquecerse, que pusieron a Milani al frente de las FFAA, que permitían hacer negociados y contaminar a las mineras descaradamente, que corrompían todo lo que tocaban, fueran organizaciones y dirigentes sociales, sindicales, de DDHH, intelectuales o artistas, uno era un facho empleado de Macri y/o Magneto.
Bien lo sabemos los de Libres del Sur, a los que ahora insulta la diputada Carrió, que fuimos atacados y agredidos sistemáticamente por el gobierno y la dirigencia kirchnerista, que hasta llegó a tratar de “trola” a nuestra diputada Victoria Donda en el recinto. Cómo los íbamos a cuestionar desde una posición progresista a ellos!Habrase visto tamaña insolencia!
Pasó ese tiempo y ahora resulta que supuestamente los progresistas son los del gobierno de Cambiemos y nosotros los “conservadores”, acorde a lo que piensa el columnista de Clarín. “Estúpidos” según la señora Elisa María Avelina. Lo que hay que leer y escuchar.
Argumentos de la diputada Carrió para insultarnos: que cuestionamos una ley suya porque “queremos que los pobres se mueran de hambre”. Notable, la señora que nunca piso el barro de una villa nos enseña comoproteger a los pobres, a los que hace 20 años organizamos y defendemos desde Barrios de Pie. Podría ir un día a Tucumán y preguntarle a nuestro diputado Federico Masso al respecto.
Nos explica encima la señora que somos “poco inteligentes”(definición de estúpido de la RAE) porque no aceptamos que a la gente humilde, para paliarle el hambre, se le dé las sobras de comida sin control sobre su estado. ¿Qué tal si le dice a su gobierno que apruebe nuestro proyecto de ley de Emergencia Alimentaria, que es muchomas serio y humano que tirarle a la gente los restos de los alimentos?
Por su lado el periodista de Clarín, muy suelto de cuerpo dice que la llegada de Macri al gobierno y el triunfo del 22 de octubre que lo acerca a una probable reelección “han puesto patas para arriba el universo siempre complejo del progresismo argentino”. Se ve que conoce poco de la historia política reciente. También tuvimos no hace mucho un Menem reaccionario y neoliberal, como el actual presidente, que tuvo su reelección y terminó después en el basurero de la historia. Adonde no fue por un golpe del destino, lo arrojamos nosotros, sus opositores, progresistas la mayoría.
Pero no termina allí el columnista Fernando González.Sino que a continuación dice que no somos ya progresistas sino conservadores, porque no apoyamos “El gobierno liderado por Macri y otros dirigentes como Carrió o Ernesto Sanz”! El que supuestamente“está avanzando en la ampliación de la infraestructura estatal, en el otorgamiento de crédito a tasas blandas y sorprende con la imposición del gravamen a la renta financiera”.
El relato K a la altura de un poroto! Falta que diga que a la izquierda de Cambiemos “solo está la pared”.
Supone el señor, periodista de Clarín, que los que somos progresistas -de izquierda, centro izquierda, nacionales y populares, como se quiera denominarnos- porque defendemos los intereses y derechos de los que menos tienen, de los mas débiles de la sociedad; los que condenamos a la dictadura;los que adherimos al concepto de un país para todos, no para pocos; los que seguimos creyendo en la soberanía nacional y en la defensa de nuestros recursos naturales, en que hay que ser honestos en la gestión pública y tampoco gobernar para las grandes empresas y los ricos, debemos apoyar al gobierno de Macri.
Es decir a una administración de adinerados y CEOS que trasladan ingresos de los que menos a los que más tienen a ojos vista con la teoría de llenar la copa de los pudientes para que drene luego, que avanzan y pretenden avanzar mucho mas aun sobre derechos y conquistas sociales, que mienten sobre que buscan “pobreza cero” y aplican un plan de ajuste indicado por el FMI, que vuelven a introducir la nefasta bicicleta financiera y el endeudamiento externo, que intentan una y otra vez lavarle la cara a los militares del Proceso y darles impunidad, que montan paso a paso los mecanismos para reprimir la protesta social, que meten a la DEA y la CIA en las cuestiones de seguridad interna, que promueven el desprecio hacia los pobres y trabajadores en las clases medias.
A ese gobierno dice que tenemos que apoyar los dirigentes y fuerzas progresistas como Libres del Sur. La verdad, como expresa Don Quijote, cosas vedere Sancho que non credere. Nuestra capacidad de asombro se colma.

Compartinos:
noviembre 13th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Reforma Laboral: Un paquete de medidas contra los trabajadores

Por José Castillo
Economista. Dirigente de Izquierda Socialista. Docente de la UBA

Con la brumosa excusa de que “generarán nuevas inversiones y mayor empleo” (cosa que desde ya anticipamos que no sucederá), el gobierno nacional ha anunciado una batería de medidas que apuntan a incrementar los beneficios para los empresarios a costa de mayores impuestos y menores ingresos para la clase trabajadora, los jubilados y los perceptores de planes sociales.
Ya teníamos la saga de tarifazos, comenzados con la nafta y continuados con los aumentos en los próximos meses del gas, electricidad y transporte. El discurso presidencial deslizó también una velada amenaza (materializada en sus dichos sobre la Biblioteca Nacional, las universidades y la Justicia) de que “por exceso de personal” se avance en el futuro con el despido de más trabajadores estatales y el cierre de organismos. Pero vamos a concentrarnos acá en los tres paquetes explícitamente anunciados.

Jubilados más baratos

El gobierno quiere, explícitamente, pagarles menos a los jubilados. Hasta puso un número: ahorrar arriba de 100.000 millones de pesos anuales, modificando la fórmula de actualización de haberes. Recordemos que hoy el 80% cobra la mínima de 7.246 pesos. La cuestión se agrava si tenemos en cuenta que este reajuste también afectará a las Asignaciones Universales por Hijo (que también se achicarán) y todo tipo de pensiones. A esto se le agrega el intento de aumentar la edad jubilatoria, empezando por aquellos trabajadores que tienen regímenes especiales, como los docentes y otros con tareas insalubres.

Más impuestos para los consumidores, menos para los empresarios

Así se puede resumir la tan mentada “reforma fiscal”. Se trata de toda una batería de medidas para reducir la carga impositiva sobre las empresas: así estas sólo pagarán 25% de impuesto a las ganancias (en lugar del 35% actual) si “reinvierten” sus utilidades; podrán descontar de ganancias el impuesto al cheque y otros tributos y se reducen sustancialmente los aportes patronales.
La contrapartida es el aumento de los impuestos al consumo, en particular una larga serie de impuestos internos, como los ya conocidos casos de bebidas azucaradas y alcohólicas. El IVA, el más regresivo de los impuestos, el que más afecta el bolsillo popular, continuará intocado. Si a todo esto le sumamos los aumentos en tasas de impuesto inmobiliario urbano (ABL en Ciudad de Buenos Aires e impuesto inmobiliario en la provincia) tenemos un auténtico mazazo al ingreso de los trabajadores.
El caso del nuevo impuesto a la renta financiera merece una aclaración: se trata de una vulgar jugada “para la tribuna” para edulcorar políticamente el paquete de medidas antipopulares. Como varios banqueros y consultores de la City se han encargado de aclarar, no afecta de fondo a ninguno de los grandes negocios del sector. En concreto se plantea un impuesto del 5% sobre las ganancias (intereses o rentas) de los bonos, letras o plazos fijos si son en moneda local o del 10% si es en moneda extranjera. La trampa: no se aplica el impuesto sobre todo el monto del capital que se invierte, sino apenas sobre los intereses que se obtengan. Además, no se aplican las alícuotas normales del impuesto a las ganancias (35%) sino apenas del 5 o 10%. Por si todo eso fuera poco, las operaciones en acciones o fondos comunes de inversión, o las ganancias que se obtienen por diferencias con tipos de cambio (compra y venta de moneda extranjera) siguen exentas. Los especuladores lo único que tendrán que hacer para evadir este impuesto es “pasarse” a este tipo de operaciones.

El paquete ómnibus de reforma laboral

Mientras el gobierno, en complicad con la burocracia sindical, busca avanzar sector por sector liquidando el conjunto de las conquistas de los convenios colectivos, avanza al mismo tiempo con una ley ómnibus peligrosísima que incluye el llamado “blanqueo laboral”, por el que se le perdonan a las patronales que tenían trabajadores en negro todos los aportes no hechos (y a los trabajadores en consecuencia no se les reconoce nada de esos aportes para su jubilación futura); se reducen las indemnizaciones por despido (ya no se tendrá en cuenta ni el aguinaldo ni las horas extras ni ningún pago “extraordinario” para el cálculo); y se habilitan regímenes de pasantías o “trabajador independiente”. Todas medidas que apuntan a “abaratar” el costo laboral a costa del trabajador.

Poca veces se ha visto un plan tan explícitamente “clasista”: tal vez tengamos que retrotraernos a los anuncios de Martínez de Hoz en abril de 1976 (donde el también utilizó como excusa que así “se procedía a la liberación de las fuerzas productivas), o a los anuncios de Menem en 1989 acerca de las privatizaciones. Como toda “declaración de guerra” obligará a los trabajadores y otros sectores populares afectados a salir a dar la pelea para defender lo propio. Estaremos claramente en esa trinchera.

Compartinos:
noviembre 9th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Unidad Ciudadana: “Aranguren también debe renunciar”

A partir de la información difundida en los “Paradise Papers”, los argentinos nos enteramos que otro ministro del gabinete del Sr. presidente Mauricio Macri se encuentra involucrado en el escándalo internacional. Se trata nada menos que del actual ministro de Energía de la República Argentina, Juan José Aranguren.

Según información que reveló el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, el ministro Aranguren se desempeñó como director de una sociedad off shore radicada en Barbados, que fue beneficiada con contratos de venta de gasoil al Estado argentino por más de 150 millones de dólares, durante su gestión como ministro responsable del área.

La firma off shore que se encontraba bajo la dirección de Aranguren, además de estar radicada en un paraíso fiscal y nunca ser declarada por el ministro, fue contratada por el Estado argentino en al menos 13 oportunidades durante los últimos dos años, para la compra de gasoil. Ese negocio le reportó ganancias escandalosas por más de 150 millones de dólares durante su gestión como ministro.

Aranguren no sólo fue parte de una firma off shore, que en el mundo están sospechadas por ser cuevas de negocios ilegales vinculados al narcotráfico o el lavado de activos, sino que le otorgó negocios millonarios con el Estado argentino; algo absolutamente incompatible con su función.

Sr. presidente Mauricio Macri, esta no es la primera denuncia que pesa sobre el ministro Aranguren respecto a la incompatibilidad del cargo que desempeña con su anterior actividad empresarial. En ese sentido, el año pasado fue denunciado por haber beneficiado a Shell, la empresa de la que era accionista y que presidió durante años, en la compra de gas a Chile. Esta causa se encuentra en manos del juez federal Luis Rodríguez sin que aún se tengan noticias de algún avance en la investigación.

Al igual que el ministro Luis Andrés Caputo, -por el cargo que ostenta- Juan José Aranguren está en condiciones de obstruir las investigaciones que la justicia deberá realizar sobre los hechos en los que está involucrado. El ministro Aranguren debe renunciar a su cargo porque, además, pone en peligro las investigaciones judiciales que se están realizando, y las que se llevaren a cabo en su contra, en razón de que puede obstruir el trabajo de la justicia para su propio beneficio.

Sr. presidente Mauricio Macri, la presencia de otro ministro de su gobierno en la lista de los “Paradise Papers”, exige que usted también brinde explicaciones a todos y a todas las argentinas.

Asimismo, este caso ha tenido repercusión internacional y usted tiene la obligación de informar cómo actuará con sus ministros ante semejante escándalo que envuelve a nuestro país en un vergonzoso desprestigio global.

Compartinos:
noviembre 9th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Diego Pappalardo: La CUP y el altermundialismo contra España

Por Diego Pappalardo*

Debido al conflicto catalanista, España se transformó en estos días en una atmósfera delicada con aumento exponencial de la tensión intestina, decrecimiento geoeconómico,  felonía  partitocrática  y una  esperanza nacional manipulada. Las formaciones separatistas aportan tangiblemente al deterioro escalonado de la región que dicen vindicar y de España en general. Impunemente,  cometen crímenes en nombre de la autodeterminación y  la grandeza comunitaria catalana  independiente de España, siendo la primera una retórica para masas  y la segunda un imposible fáctico.

La pugna con el centro neurálgico en Cataluña, evidencia incontrastablemente la fusión de los intereses de las élites burguesas catalanistas y de los polos neomarxistas independentistas (y no rupturistas) con la agenda geopolítica de determinadas  facciones de la Plutocracia Internacional. Las operaciones de desintegración cultural, política, económica y geográfica  de bloques como la Candidatura de Unidad Catalana (CUP) y Adelante-Organización Socialista de Liberación Nacional (Endavant-OSAN) y su táctica de conflicto permanente para la deconstrucción de la persona humana, de  entidades nacionales y del orden natural son intrínsecas a la ingeniería holística y predativa de la corporatocracia global.

El mundialismo procura imponerse como poder hegemónico y homogenico a escala planetaria a través de un giro radical antropológico, estableciendo nuevos paradigmas y estándares conductuales individuales y colectivos que implican el transhumanismo, la ideología de género, la multiculturalidad, el entrecruzamiento racial sistémico y totalitario, la reconfiguración de territorios y fronteras, la pérdida del poder popular y la eliminación de proyectos geopolíticos nacionales, entre otros hechos y/o situaciones que son condiciones sine qua non para el dominio supremo de las clases mundialistas.

Los alterglobalistas como la CUP- Evanant son neomarxistas  que discursivamente demonizan a las élites capitalistas internacionales y amalgaman alianzas y asociatividades empíricas con sus pares de todas las latitudes geográficas y culturales, pero, en la facticidad, son eslabones  proactivos y funcionales para el avance del diseño del  supremacismo del Imperialismo Internacional del Dinero.

El pasado 10 de Octubre, en su alocución en el Parlament, la líder “cupera”, Anna Gabriel, sentó –una vez más- su perfil ideológico proclive a los globalistas, diciendo desembozadamente “Nosotros somos independentistas sin fronteras”.1

Esta idea-fuerza también la tiene el especulador financiero globalista George Soros. Éste, al decir del presidente de Hungría, Víctor Orban, contempla un mundo sin fronteras.2

Otro dirigente importante “cupero” es Hugo Alvira, quien propala el lema de “otro mundo es posible” y ejerció el rol de ponente en la Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Acción Ciudadana (ATTAC), capítulo Cataluña. ATTAC es una organización fundadora de la corriente alter-globalización y cuenta con grandes aportantes del establishment mundial. ATTAC también fue una de las entidades que originaron del Foro Social Mundial, reunión de los internacionalistas de tinte izquierdista mundialista. El Foro que se inició en Porto Alegre, Brasil, en el año 2001, es financiado por banqueros y empresas transnacionales (Rockefeller, Ford, entre otros), por algunos gobiernos y también se mueve bajo la consigna “otro mundo es posible”.

La filial España de ATTAC tiene entre sus miembros a Alberto Garzón, el diputado de Izquierda Unida, devoto del genio y figura de George Soros, al economista Arcadi Olivares, fundador junto a la religiosa Teresa Forcades, del movimiento Proceso Constituyente en Cataluña. Esta plataforma social y política converge actualmente en Barcelona en Comú, soporte político-electoral, donde están la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, Podemos y Agustí Colom Cabau, también miembro de ATTAC-España.

La presidenta de honor de ATTAC es la analista política Susan George, quien a su vez dirige el comité de planificación del Transnational Institute de Ámsterdam, Holanda.

Este  think tank hiperglobalista percibe el dinero del circuito Soros y se ha manifestado rotundamente a favor del referéndum catalanista y  cuestiona la restitución de la legalidad en Cataluña por parte del gobierno nacional de España.3

Desde hace años y de manera ininterrumpida, activistas catalanistas participan del Foro Social Mundial y ante ese auditorio congregado en el capítulo 2016, realizado en la ciudad de Montreal, Canadá, el secretario de la Asamblea Nacional Catalana, Joan González Fraga, expuso la perspectiva del secesionismo catalán.4

Otro actor de la izquierda radical secesionista y alterglobalista es Carles Riera, activista de Endavant y actual diputado en el parlamento regional por la CUP.

Riera, durante años, integró el Consejo Internacional del Foro Social Mundial, la presidencia del Centro Internacional Escarré para las Minorías Étnicas y Nacionales (CIEMEN) y participa del directorio de la firma mercantil Aczessible Turisme SL, que brinda servicios para turistas minusválidos.

CIEMEN, que recibe millonario subvencionamiento de la Generalitat y de otros donantes, impulsó en 2008 la iniciativa  Red Mundial por los Derechos Colectivos de los Pueblos, espacio que todavía integra.

Esta red abarca a representantes de colectivos secesionistas de cuatro continentes, destacándose además de los catalanes, gallegos, los vascos, los mapuches de Chile y Argentina, los kurdos, los aymarás, los escoceses, los saharauis y los tuaregs, entre otros.5

Pero la izquierda extremosa, independentista y mundialista de Cataluña también posee aliados en el otro esquema aglutinador y referenciador de la izquierda de Iberoamérica. Nos referimos al Foro de Sao Paulo, constituido en 1990 a instancias del Poder Británico y ejecutado principalmente por Fidel Castro Ruz e Ignacio Lula da Silva. 

Este congreso formalmente designó como principal representante suyo en España a Izquierda Unida, cuyo coordinador federal es el sorosiano Alberto Garzón y recibe anualmente a miembros de la CUP y Esquerra Republicana de Cataluña.

El Foro de Sao Paulo que da cobertura a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y a su partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), en un apartado de su Declaración Final del XXI Encuentro, efectuado en la ciudad de México en 2015, se mostró a favor del separatismo catalán. Adhesión, solidaridad y apoyo que se repetiría en el último Encuentro del Foro en la Ciudad de Managua, Nicaragua. 

Esta relación intergrupal, con flujo y reflujo de ideas y dinero, explica la participación en estos días, de manera activa, junto a las organizaciones separatistas catalanas, de notorios militantes de Sortu y del independentismo kurdo, del mapuchismo y de las FARC. Todos integrados y coordinados en una megaestrategia global por multimillonarios como George Soros.

En la segunda escuela del verano de la CUP, 2017, estuvo presente como ponente para enseñar la geopolítica del mediterráneo, según propaganda “cupera”, la activista globalista Leila Nachawati.6 Esta experta en comunicación y propagandista de la configuración geopolítica del Atlantismo y apologeta del terrorismo, ejercido en contra de Al Assad y Gadafi, está incorporada en las redes de Soros.

Como se puede apreciar, la ideología neomarxista es financiada desde los cenáculos del Poder Mundial y muchas veces se expande de manera sutil y efectiva. Pero, entiéndase, las estructuras mundialistas  no tienen como propósito organizacional reinstaurar el modelo clásico del comunismo. Instrumentan, esponsorizan y extienden los alcances de los colectivos del neomarxismo con el único fin de degradar cultural y socialmente a las poblaciones, debilitar económicamente a las naciones, fragmentar geográficamente a los países y decapitar la posibilidad geoestratégica libre y constructiva de los estados.

Por consiguiente, consciente o inconscientemente, los grupos neomarxistas secesionistas de Cataluña se encuentran entre los mejores servidores que el Poder Mundial puede tener y así lo demuestran con ahínco, con servilismo cerril y con odio superlativo.

Pero eso sí: todo en nombre de la libertad, la  justicia y la grandeza del pueblo catalán que nunca las alcanzará con formaciones como la CUP/Endavant.

Notas:

1- http://www.publico.es/tremending/2017/10/10/twitter-anna-gabriel-se-declara-independentista-sin-fronteras-y-los-tuiteros-se-cachondean/

2-https://sputniknews.com/politics/201702201050878788-soros-ideology-explained/

3-https://www.tni.org/es/page/financiaci%C3%B3n

4-http://www.elnacional.cat/es/politica/anc-explica-proceso-movilizaciones-montreal_107703_102.html

5-http://www.ciemen.cat/projectes/internacional/xarxa-mundial-pels-drets-colectius-dels-pobles/

6-https://twitter.com/cupnacional/status/891569552751902720?lang=es

 

*Profesor en Historia. Promotor Cultural y periodista. Colabora con sitios de política y geopolítica de España y México entre otros países; entre ellos el prestigioso Katehón: http://katehon.com/es

Compartinos:
noviembre 7th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Unión Ciudadana: Sr. Presidente Mauricio Macri : Luis Caputo debe renunciar

Se desató un nuevo escándalo internacional a partir de una nueva difusión de documentos que dan cuenta como multinacionales, financistas y funcionarios de distintos países del mundo mueven fortunas de dinero en negro, por fuera de los sistemas tributarios y de las regulaciones financieras. Se trata de los denominados “PARADISE PAPERS”.

Esta filtración de documentos llevada a cabo por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación junto al diario alemán Süddeutsche Zeitung, nuevamente involucra a los más altos funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri con la administración y el movimiento de plata negra.

Ayer, todos los argentinos pudimos enterarnos que el Ministro de Finanzas, Luis Caputo, se dedicó a administrar sociedades y fondos de inversión off shore en paraísos fiscales, y no informó esa actividad en su declaración jurada de ingreso a la función pública. El Ministro Caputo omitió informar a los organismos pertinentes y a todos los argentinos, que una de sus principales actividades era administrar plata negra y por eso debe renunciar en forma inmediata a su cargo.

Para empezar, y como mínimo, el manejo de sociedades y fondos offshore involucrarían al ministro Caputo en el delito de evasión impositiva. Sin embargo, esas estructuras financieras podrían haber sido utilizadas para blanquear fondos provenientes del lavado de dinero y del narcotráfico a escala global.

Por eso, también reclamamos la intervención inmediata de la justicia argentina para que investigue y tome las medidas que sean necesarias en relación los hechos que han salido a la luz e involucran al Ministro de Finanzas. Los argentinos no podemos tener un Ministro de la Nación sospechado de manejar dinero que podría provenir del narcotráfico o del lavado de dinero. Es inaceptable.

A su vez, resulta necesario aclarar que, paradójicamente, el Ministro Caputo tiene entre sus deberes y funciones el combate contra la evasión impositiva y el lavado de activos. Este hecho no puede soslayarse, ya que es un elemento fundamental para demostrar que Caputo está en condiciones de obstruir cualquier investigación que la justicia realice sobre los hechos en los que está involucrado. Caputo, hoy puede obstruir el trabajo de la justicia para su propio beneficio.

Por todo ello, Luis Andrés Caputo, Ministro de Finanzas, debe renunciar inmediatamente a su cargo.

Cabe destacar que los antecedentes cercanos complican aún más al ministro Caputo: Es primo hermano del mejor amigo del presidente Macri y está imputado en la causa “dólar futuro”, sospechado de haber sido uno de los funcionarios que se beneficiaron a sí mismos con la devaluación que implementó el Gobierno en diciembre de 2015.

Asimismo, Caputo fue denunciado por la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos de la Seguridad Social (UFISES) por presuntas irregularidades en el manejo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES.

Durante el año 2016, unos 500 millones de pesos fueron invertidos en la compra de Lebacs y por ello se pagaron comisiones a Axis, un Fondo Común de Inversión propiedad del ministro.

Todo ello Sr. Presidente Mauricio Macri, se torna absolutamente inadmisible la permanencia de Luis Caputo en el cargo de ministro de finanzas de la República Argentina. Es un escándalo internacional.

Compartinos:
noviembre 7th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Cobos sobre los documentos inéditos de Malvinas

Meses atrás me solicitaron una reunión para presentarme una serie de documentos inéditos relacionados con las Islas Malvinas. Concertamos la reunión en mi despacho en el Senado y me mostraron copias de tres cartas diferentes:
La primera de ellas, escrita en Buenos Aires, el 18 de febrero de 1767, redactada por el Gobernador de Buenos Aires Francisco de Bucarelli y Ursúa a Felipe Ruiz Puente, Primer Gobernador de las Islas Malvinas. En ella se consigna el envío de ocho prisioneros “a ración, y sin sueldo” como mano de obra para la flamante gobernación de Malvinas, creada cuatro meses antes por orden de Carlos III.
La segunda, escrita en Malvinas, el 25 de abril de 1767. Carta dirigida por el Gobernador de la Isla, Felipe Ruiz Puente al Gobernador de Buenos Aires Francisco de Bucarelli y Ursúa. En ella, se explica la necesidad de levantar una capilla en Malvinas “para todo el pueblo”, pues sólo se cuenta con una muy precaria, con una imagen de San Luis (debe tenerse en cuenta que el Puerto Soledad se bautizó como Saint Louis cuando fue descubierta por los franceses) y solicita “un pequeño sagrario o tabernáculo con su copón correspondiente y una imagen de la Advocación que V.E. determinare para Patrono de esta posesión”.
La tercera y última, redactada en Buenos Aires el 2 de diciembre de 1767, es una carta escrita por el Gobernador de Buenos Aires al gobernador de las Islas, Felipe Ruiz Puente. Desde Buenos Aires se envían los vasos sagrados y ornamentos para erigir una nueva capilla en dicha “colonia” así como una imagen de la Virgen de la Soledad, para que sea declarada patrona de la población. Quizá sea esta la única pieza en donde se descubra el origen del nombre de la Isla Soledad así como también, la única pieza en donde se habla de que hubiera existido una Virgen Patrona de las Islas Malvinas.
Frente a esta situación y comprendiendo la necesidad de comprobar la veracidad, solicité una reunión con Teresa de Anchorena, Presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos, para definir los pasos a seguir. Además, le informé al Presidente Mauricio Macri sobre las novedades, quien delegó las acciones en la por entonces Canciller, Susana Malcorra.
Realizamos una reunión con la Canciller y el poseedor de los documentos y definimos que interviniera el Archivo General de la Nación, que es el organismo pertinente. Allí fueron enviados los originales. Finalmente, la semana pasada el INTI, Instituto Nacional Tecnología Industrial, encargado de analizar los documentos, confirmó la autenticidad de los mismos; algo que nos da mucha satisfacción por lo que esto significa para la historia de nuestro país. Estas valiosas cartas permanecerán en custodia del Archivo General de la Nación.
Es una gran alegría saber que recuperamos este patrimonio histórico y que es importante para afirmar un poco más, las sólidas razones esgrimidas por Argentina, en nuestro irrenunciable reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas.
Las Islas fueron, son y serán argentinas y hoy, están tres pasos más cerca.

Compartinos:
noviembre 6th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

María Emilia Soria: “La reforma impositiva de Macri olvida a las provincias y a su gente”

El Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne presentó la propuesta de “Reforma Impositiva”, que se plantea como un nuevo capítulo del estadio en que nos ha introducido el presidente de “estado de reformismo permanente”.
En términos generales, anuncian con bombos y platillos una reforma impositiva sin mostrar la letra chica del proyecto, sin especificar cómo se van a compensar los impuestos ajustados y cómo se va a distribuir la nueva masa recaudada; y además piden “su rápida aprobación en el Congreso”.
En este paquete de anuncios, si bien hay ciertas iniciativas que pueden ser viables en materia fiscal, observamos con preocupación que el Gobierno de Mauricio Macri se olvidó, nuevamente, de la gente y de las provincias.
En lo que respecta a la gente, no hizo ningún tipo de mención sobre posibles cambios en el impuesto al trabajo, tal como había prometido en su campaña presidencial, respecto de las retenciones de cuarta categoría. Y una vez más vemos el beneficio es para las empresas (S.A y S.R.L) en detrimento de quienes desarrollan su actividad bajo la modalidad de Persona Física.
Por otra parte, piensa aplicar un “impuestazo” en bienes de consumo como cervezas y vinos, afectando arbitrariamente a estos productos en comparación del resto de este tipo de bienes. Particularmente, esta iniciativa perjudica fuertemente a los intereses de nuestra producción provincial, ya que contamos con un cluster productivo creciente, pujante y en desarrollo en materia de producción vitivinícola y cervecera.
Además de seguir incurriendo en el desconocimiento de las particularidades del interior del país, este gobierno nacional parece empecinado en el atropello a las autonomías provinciales, ya que asegura la modificación del impuesto a los Ingresos Brutos y su futura compensación con otros tributos provinciales, lo cual es competencia netamente provincial.
Sin tener en cuenta las características particulares de cada provincia, el presidente pretende que todas tomen como ejemplo a su “mejor alumna”, que es Buenos Aires, y acepten “mansamente” el mismo tipo de reformas.
De esta forma, el presidente Macri pretende que en Río Negro, por ejemplo, reemplacemos el Impuesto a los Ingresos Brutos por el Impuesto Inmobiliario de nuestros inmuebles rurales, que se encuentran en manos de los pequeños y medianos productores, siendo estos últimos el eslabón más débil de una economía regional que está en crisis, como es nuestra la fruticultura. Claramente, estamos ante una propuesta “enlatada” que impacta negativamente sobre los intereses del pueblo argentino y de los rionegrinos en particular.
No vamos a ser cómplices del desfinanciamiento de las provincias. Por eso es imperioso redefinir un nuevo sistema de Coparticipación Federal de Impuestos, discusión en la que la voz del interior del país no puede seguir siendo ignorada.

María Emilia Soria
Diputada nacional FpV – PJ por Río Negro

Compartinos:
noviembre 4th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Laura Di Marco: Macri, secretamente incómodo con su delfín

Horacio, vos ganaste la Ciudad gracias a mí. ¡No te la creas!”, chicanea, en tono de broma, Mauricio Macri cada vez que Horacio Rodríguez Larreta se jacta del alto porcentaje de aprobación que los porteños le otorgan a su gestión y que, a la vez, redunda en su imagen personal: desde hace varios meses, esas adhesiones rondan el 60%, un crédito que promete tomar un nuevo envión después del rotundo triunfo nacional de la marca Cambiemos. Con sutileza, el jefe porteño utiliza ese insumo político para la construcción nacional de su figura. El triunfo del 22 de octubre no sólo generó el tuit sin bozal de Elisa Carrió en el que promueve la reelección presidencial. También disparó, en la mente de algunos, el inconfesable sueño de la sucesión, en un lejano -aunque ya no inverosímil- 2023.

Con bajo perfil, Larreta lidera una liga de intendentes de Cambiemos: la Red de Innovación Local (RIL), impulsada por él. Al menos una vez por mes se reúne con jefes territoriales de todo el país para intercambiar experiencias, unas tertulias de las que son habitués Julio Garro, José Corral, Ramón Mestre y el mendocino Rody Suárez. En otro andarivel, teje una relación personal con el papa Francisco y cultiva un vínculo calculado con uno de sus más dilectos discípulos, Juan Grabois, el abogado católico que lidera a los cartoneros de la ciudad. El “círculo rojo”, que el último lunes no aplaudió el discurso presidencial en el Centro Cultural Kirchner, lo mima. “Horacio es el más vivo de todos”, deslizan los empresarios, sindicalistas y dueños de los medios. “Horacio fuma abajo del agua”, halagan. Larreta tiene la obsesión de ser presidente desde que tenía menos de 30 años, cuando, en 1994, Carlos Menem lo colocó al frente de la agencia de los jubilados. Por esa época, conoció y empleó a María Eugenia Vidal, que apenas tenía 23 años y todavía estudiaba Ciencias Políticas.

Macri observa con secreta incomodidad la obsesión presidencial de su delfín, a quién él transfirió su popularidad en 2015, del mismo modo que María Eugenia Vidal lo hizo en estas elecciones con Esteban Bullrich. Tampoco podría decirse que esté en crisis con él -el último fin de semana estuvo, junto con Juliana Awada, en el festejo de su cumpleaños número 52 e incluso podría llevarlo a Davos el próximo enero-, pero está molesto. Una molestia que difícilmente blanqueará, tal como indica el manual de buenas costumbres de Pro.

La familia macrista está lejos de ser perfecta; sin embargo, a diferencia de las feroces internas peronistas, tramita sus enojos hacia adentro. La regla no escrita es que las pasiones incorrectas sólo se ventilan en reuniones muy privadas. En esa intimidad, Macri hubiera preferido un jefe porteño más desapegado del poder futuro. Un desapego -al menos en lo discursivo- como el que percibe en la gobernadora Vidal.

A mediados de 2017, Macri le pidió públicamente a Larreta que resolviera los traumáticos cortes de calles de los piquetes. “Nos pidió el traspaso de la Policía Federal y se lo dimos. Nos pidió que esa transferencia fuera con los recursos y lo hicimos. ¡La responsabilidad es de él!”, se quejó Macri, en su quinta de Los Abrojos, mientras comía un asado con amigos íntimos. Entre ellos, estaban el jefe de inteligencia Gustavo Arribas y el empresario Nicolás Caputo, además de algunos otros ex Newman. Según dejó entrever Macri en esa sobremesa, Larreta no movía un solo policía por miedo a perder puntos en su imagen, preocupado, como está, por su futura carrera presidencial. Uno de los Newman Boys, con cargo en el Estado, intervino sin anestesia: “Hay que recordar que el que hizo ganar al Pelado fuiste vos, así que el único responsable de esta situación también sos vos”.

En la mesa hiperchica del Gobierno, donde se definen los trazos gruesos de la gestión y la estrategia política, Macri sienta cada 15 días a sus tres potenciales herederos: Vidal, Peña y Larreta. Un microclima en el que también se cocinan celos sutiles y tensiones subterráneas. Larreta es el único del trío que no comparte la intimidad de Los Abrojos. “Esas intrigas surgen de quienes no logran sentarse a esa mesa”, explican cerca de Larreta.

En charlas informales con periodistas y políticos propios o de la oposición, Macri define a Marcos Peña como “nuestro gurú”. Una ponderación que, según quién la lea, adquiere distintas interpretaciones. Para el ala “peñista”, es un espaldarazo en la carrera sucesoria; para quienes recelan de él, en cambio, es un gesto para aliviar la inseguridad personal de su joven mano derecha, encargado de lidiar con dirigentes y gobernadores que, a menudo, lo superan en peso político y trayectoria. Marcos es competidor directo de los sueños políticos de Larreta.

No sólo los patriarcas peronistas o Cristina Kirchner son verticalistas. Macri también, aunque lo recubre con modales suaves y un estilo más profesional. En Cambiemos, es el jefe indiscutido y tiene la última palabra sobre cada tema. También ostenta el poder de la lapicera en el armado de las listas territoriales -dominio que quedó clarísimo en la última elección- y es quien impulsa delfines, dedazos e internas, según le convenga. El último lunes, en el CCK, un presidente con la autoestima política robustecida les bajó línea a los factores reales de poder, en un monólogo fundacional. Eso sí: todo con muy buena onda. El macrismo hace un culto de las formas.

Pero ¿qué sucedió en la Argentina para que aquel ignoto jefe de Gabinete de Mauricio Macri que, en 2015, estuvo a punto de perder la elección frente a Martín Lousteau se convirtiera en un líder con aspiraciones presidenciales? En los meses previos a la última interna macrista en la ciudad, Larreta era arrasado por el carisma de Gabriela Michetti. ¿Nos curamos de la adicción a los líderes angelados, tan propios del hechizo populista? El jefe porteño logró construir un liderazgo apalancado sólo en la gestión: toda una rareza que ni siquiera se aplica a Macri, un ingeniero, sí, pero imbuido por el glamour del establishment y el toque popular que le dio Boca.

En su smartphone, Larreta exhibe dos encuestas que miden mensualmente su imagen personal y, un par de veces al año, la gestión porteña. El primer sondeo lo lleva adelante la consultora de Julio Aurelio; el segundo, Poliarquía. Alejandro Catterberg, director de esa consultora, disecciona el material del que está hecho el liderazgo larretista, amasado en un nuevo clima de época. Los porteños ponderan la moderación, la gestión y la cercanía. Está estratégicamente dedicado a ablandar su perfil. Con su política social hacia las villas y la no represión busca desarmar los prejuicios que lo ubican como parte de una elite que sólo gobierna para los ricos. El plan le salió bien: bajó los niveles de rechazo. Catterberg traza un paralelismo entre los liderazgos de gestión, el carisma y el amor romántico: “El carisma en política es como el enamoramiento en la pareja. Dura un tiempo. Si es sólo eso, no se sostiene. Ni María Eugenia (Vidal) logra sostener su gestión sólo con carisma”.

Expatriado del glamour del poder nacional, Larreta suele almorzar en alguno de los bodegones o restaurantes que abrieron en Parque Patricios desde que la jefatura porteña mudó sus oficinas al Sur. Este mes, volverá a visitar al Papa, a quien periódicamente le agradece el “milagro” de su hija Serena, nacida hace un año y medio, cuando su esposa, Bárbara Diez, dio naturalmente a luz a los 46 años, pese a los problemas de salud que le impedían concebir. En 2014, el matrimonio había viajado al Vaticano a rezar junto al Papa y, pocos meses después, se produjo el embarazo. Larreta camina por avenida Caseros con fe en los milagros.

Por Laura Di Marco; periodista y escritora

Compartinos:
noviembre 3rd, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Los consensos básicos y la perspectiva histórica de Raúl Alfonsin

Por UCR Nacional

El Presidente Mauricio Macri ha convocado a todos los argentinos a arribar a través del diálogo a una serie de consensos básicos para las reformas estructurales que pongan en marcha de manera definitiva los cambios que el país necesita para salir adelante. Tenemos la responsabilidad de construir consensos con todos los sectores para llevar adelante estas vitales reformas. Los argentinos necesitamos un país solidario y con oportunidades para todos.
Uno de los aspectos más importantes que ya se ha anunciado lo constituye la reforma tributaria: una herramienta esencial. La propuesta presentada ayer apunta a un sistema impositivo más equitativo, con reducción gradual de la carga tributaria y gravamen a la renta financiera, entre otras medidas.
– El rol de Alfonsín en la consolidación democrática y los desafíos del presente.
Raúl Alfonsín fue el presidente que tuvo la vocación y la acción política para legarnos un país con una democracia consolidada. Su determinación y sus convicciones han formulado un aporte en la historia argentina que resulta inestimable.
Mauricio Macri está haciendo un gran trabajo y encarando los desafíos de su época. Los radicales que estamos orgullosos de Alfonsín aportamos, sin mezquindad política y con mucha responsabilidad a esta nueva experiencia de desarrollo, progreso e institucionalidad que encaramos los argentinos.

Compartinos:
noviembre 3rd, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

En defensa de nuestra cultura, identidad y construcción colectiva: el vino

Las recientes medidas anunciadas por el Poder Ejecutivo Nacional en relación a la suba de la alícuota a la bebida nacional, el vino, y a los espumantes, hacen necesario dejar en claro y fuera de cualquier especulación mi postura como Senadora Nacional en representación de Mendoza.

En primer lugar, es inaceptable pretender equiparar al vino con las bebidas gaseosas, cervezas y espirituosas. Los argumentos en este sentido son innumerables, pero bien vale la pena señalar algunos que no implican un exhaustivo conocimiento de la industria, sino que corresponden a la aplicación del más simple y llano sentido común. La producción del vino y los espumantes no es una industria química ni de productos en serie, configura una verdadera economía regional que implica la concurrencia de infinidad de actores en su proceso: desde el viñatero hasta el sommelier, pasando por enólogos, chefs, diseñadores gráficos, publicistas, hoteles, artistas plásticos, despachantes de aduanas, actores, bailarines, ingenieros agrónomos, fábricas de botellas, etc. En síntesis, es más que una industria; es una cultura, una identidad, una construcción social colectiva creada a través de los años y el trabajo constante de una región. No existe la “Fiesta nacional de la bebidas colas”, ni la “ruta de las isotónicas”.

Cuando se incluye entre los productos “perjudiciales para la salud”, no sólo ofende a quienes han estudiado seriamente los efectos del vino en la salud, sino que contradice una de las pocas políticas de Estado que mantiene nuestro país. Entre las consideraciones de la declaración del vino como bebida nacional se remarca con especial énfasis los efectos beneficiosos que el consumo moderado produce.

En este sentido, quienes sostienen la opinión de que la Organización Mundial de la Salud considera al vino perjudicial para la salud, recaen en una postura sesgada, falaz y arbitraria, dado que con el mismo criterio deberíamos gravar la carne, el pan y la mayoría de los productos alimenticios que, consumidos en exceso, son perjudiciales para la salud.

En segundo lugar, la producción vitivinícola es una de las pocas industrias nacionales con valor agregado que exporta sus productos al mundo. Una actividad que ha sido elogiada en diversas ocasiones por su iniciativa, capacidad de adaptación, calidad y variedad. Justamente, se estaban y se están buscando las herramientas para poder tener mayor competitividad con respecto a los mercados internacionales. Esta imposición sería un nuevo lastre, casi imposible de levantar, y que se agrega a las trabas con las que ya debe lidiar el sector.

En un contexto donde el vino tiene que encarar una lucha desigual en el mercado interno, que va perdiendo contra las cervezas y demás bebidas, agregarle mayores costos que terminará asumiendo el consumidor sería condenarla poco menos que a la paulatina desaparición o, por lo menos, como la conocemos y como aspiramos a que sea.

Las arduas gestiones encaradas por el gobernador Cornejo y sus ministros han logrado morigerar el golpe inicial. No es suficiente, los sabemos. Pero señala un camino en donde debemos enfocarnos en no sólo defender en bloque a nuestra industria madre, sino que aprovechar este momento de crisis para ir más allá y proponer los cambios y reivindicaciones históricas de nuestra economía regional. Muchas veces la mejor forma de defender lo nuestro es adoptando una postura propositiva, proactiva y a la ofensiva, si se permite el término.

Finalmente, deseo ratificar y hacer explícito, nuevamente, lo que dije antes de que me honraran con este cargo y lo que ha sido la guía principal para todas mis gestiones y proyectos. Soy representante ante el Senado de la Nación por Mendoza y miembro de la Comisión Bicameral de Reforma Tributaria. En consecuencia, no sólo jamás actuaré en contra de los intereses de mi provincia sino que haré lo que esté a mi alcance para que sus proyectos, sueños y futuro sean lo que anhelaron nuestros padres fundadores. En esto no hay margen posible para otro partido, grupo de interés, sector o bloque que el de la defensa de nuestra Provincia.

Pamela Verasay
Senadora Nacional UCR – Cambiemos

Compartinos:
noviembre 2nd, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Mario Das Neves

El pueblo no dudó en renovarle la confianza. Algo que no muchos políticos consiguen, y menos aún luego de algún turno democrático ausente.

Sabiendo incluso de la fragilidad de su estado de salud, la gente siguió creyendo en que el fuego de la pasión que le ponía al compromiso público, lo llevaría a superar toda adversidad.
Con la callada esperanza de que ese portugués tozudo podía también llevarse por delante a la parca, si de cumplir a todo término la palabra empeñada, se tratara…

Había muchas cosas que se podían refutar a Mario Das Neves. Su estilo ocasionalmente altanero… su empecinamiento locuaz y hasta atrevido… una suerte de prepotencia en la imposición de sus convicciones…

Pero… justamente de eso, se trataba. De convicciones. Y ese es un terreno donde, a ciertos elegidos, solo cuando se acercan al final de su derrotero se los llega a conocer. Y a respetar. Y a reconocer que tales supuestos defectos, eran virtudes si sus empeños estaban destinados al bien común…

Dicen que se ha ido Mario. Difícilmente alguien pueda creerlo: no se es gobernador de una provincia tres veces, con alternancia, sin haber dejado su profunda impronta en los mil caminos del territorio.
Huellas que –sin duda—futuras generaciones de servidores públicos chubutenses inevitablemente habrán de recorrer –sin temor a equivocarse—una y otra vez.

Por Senador Nacional Alfredo Luenzo

Compartinos:
noviembre 1st, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Carta abierta al presidente de la nación Mauricio Macri Blanco Villegas

Señor funcionario público:
Muy probablemente usted a mí no me conozca. Yo supe de usted hace muchos años, pero confirmé quién era usted, en realidad, apenas asumió cuando, a tono con su condición e historia y con sus costumbres de patrón de estancia, no le tembló el pulso en perseguir y despedir trabajadores estatales con un único objetivo: usar los recursos del Estado –o sea el dinero de todos- para su propio beneficio.
Me llamo María Teresa García; hasta el 10 de diciembre soy Diputada de la Nación y secretaria Parlamentaria del bloque del Frente para la Victoria. Actualmente soy Presidenta de la Comisión Administrativa de la Biblioteca del Congreso Nacional.
Puede que si tiene intención de darse una vuelta por la Biblioteca y ver la inmensa labor que hacemos no me ubique si me llama por ese cargo. Pregunte por la “guardiana del quórum”, como me bautizó un periodista, o por “La Tere” o “la negra García”, como me llaman mis amigos, amigas y compañeros y compañeras. Ah, y soy peronista, para más datos.
No me sorprendió lo suyo de hoy. Usted y su familia le deben dinero al Estado argentino desde el fondo de los tiempos, desde los tiempos oscuros, cuando en sociedad con la más cruenta dictadura nos obligó a todos –incluida mi nieta que aún no había nacido y que hoy tiene apenas un año- a pagar las deudas de sus empresas y de su familia.
Usted pasó de poseer 7 empresas en 1973 a 47 al fin de la dictadura, las más conocidas: SEVEL, SIDECO Americana, SOCMA y MANLIBA. Sus jugadas empresariales, a los argentinos, nos terminan costando caras: la deuda de FIAT de 170 millones de pesos terminó transformándose en bonos del Estado que le permitieron a ustedes, los Macri Blanco Villegas, pagar su deuda a un valor que equivalió a 10% de la original. Y como si con esto no hubiera alcanzado, ustedes, los Macri Blanco Villegas acumularon endeudamientos por cerca de 180 millones de dólares, que fueron transferidos a la sociedad a través de los seguros de cambio.
Su deuda, como parte de la deuda de todos los argentinos, fue la que nos llevó a la más tremenda crisis que la Argentina recuerde y fueron nuestros gobiernos, los del período 2003-2015, los que le permitieron recibir un país desendeudado; un país liviano de herencia.
Así que, en principio, Sr Presidente funcionario público Mauricio Macri Blanco Villegas, usted a mí y a mi nieta nos debe dinero.
No contento con endeudarnos, Ud asume como presidente de la Nación y apenas lo hace hostiga, humilla y despide a miles de trabajadores. Los desinformados pueden creerse el versito de la eficiencia de los CEOS. Yo no, ¿y sabe Ud, Sr Presidente funcionario público Mauricio Macri Blanco Villegas, por qué no? Porque leo mucho y entre tantas cosas que leo, leo el diario La Nación. Y a menos que usted me diga que La Nación miente, su gobierno aumentó la planta de empleados del Estado Nacional. Usted incrementó en un 25% promedio la estructura de la administración pública.
Es decir, despidió trabajadores para poner empleados lo más amarillos posibles. Así que el cuentito de la austeridad, a otro; no a mí.
Hoy usted volvió a hacer lo que sabe: comportarse como un amenazador patrón de estancia y humilló a trabajadores. Yo no voy a entrar a discutirle números. ¿Sabe por qué? Porque ya le descubrimos el juego. Usted hace la de los teros: chilla en un rincón para hacer lo que realmente le importa en otro sitio. Usted nos quiere poner a debatir una cantidad de trabajadores del Estado cuando acaba de estafar a millones de jubilados. Y yo no voy a entrar en su juego coacheado, premeditado y distractivo. Si tiene algo que averiguar, pida los datos; los tengo bien a mano. Y si le sirve, le comento al pasar que bajo mi administración la Biblioteca no sólo no subió en cantidad de empleados, sino que bajó. Cualquier consulta de nombramientos anteriores, vaya por el lado de sus socios que eran quienes la administraban.
Sr Presidente funcionario público Mauricio Macri:
– Usted es el creador del cargo “Directora de Despacho y Mesa de Entradas de la Dirección General de Administración de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales” que ocupa la millonaria hermana de la reina de Holanda, Inés Zorreguieta.
– Usted es el creador de la “Dirección Nacional de Movilidad en Bicicleta”, que ocupa una amiga de su ministro Dietrich.
– Usted es el creador de los absurdos cargos: “Director Nacional de Políticas y Desarrollo de Internet”, “Coordinadora de la Coordinación de Desarrollo y Plataformas Tecnológicas de la Dirección de Datos Públicos de la Dirección Nacional de Datos e Información Pública de la Subsecretaría de Innovación Pública y Gobierno Abierto de la Secretaría de Gestión e Innovación Pública del Ministerio de Modernización”, “Coordinadora de la Coordinación de Fortalecimiento de la Cultura Organizacional de la Dirección de Fortalecimiento de las Capacidades Institucionales de la Oficina Nacional de Innovación de Gestión de la Subsecretaría de Planificación de Empleo Público de la Secretaría de Empleo Público del Ministerio de Modernización”, “Coordinadora de la Coordinación de Estadística, Calidad y Minería de Datos de la Dirección de Gestión de la Información de la Dirección Nacional de Gestión y Soporte de la Secretaría de Modernización Administrativa del Ministerio de Modernización”, “Coordinador de la Coordinación de Aplicación de Políticas Transversales de Recursos Humanos de la Dirección Nacional de Coordinación Interministerial de Recursos Humanos de la Subsecretaría de Relaciones Laborales y Fortalecimiento del Servicio Civil”, “Coordinador de la Coordinación de Asuntos Contenciosos de la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Subsecretaría de Coordinación”, “Coordinador de Asuntos Regulatorios de la Dirección de Dictámenes y Asesoramiento Legal de la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Subsecretaría de Coordinación”, “Director Nacional de Comunidad y Capital Humano dentro de la Subsecretaría de Emprendedores de la Secretaría de Emprendedores y de la Pequeña y Mediana Empresa”, “Director Nacional de Foros Sectoriales en la Subsecretaría de Articulación Federal y Sectorial de la Secretaría de la Transformación Productiva”, “Director de la Dirección de Coordinación de la Red de Recursos Humanos dependiente de la Dirección Nacional de Coordinación Interministerial de Recursos Humanos de la Subsecretaría de Relaciones Laborales y Fortalecimiento del Servicio Civil” y “Gerente Operativo de la Gerencia Operativa de Planificación Urbana de la Dirección General de Planificación de Seguridad de Recursos No Policiales de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Justicia”.
Y esos cargos, no sólo no bajan de los 120 mil pesos mensuales de salario, sino que no han llegado ahí por concursos quienes los ocupan: han sido elegidos entre el ejército de tuiteros que nosotros –todos los argentinos- mantenemos y, sobre todo, soportamos en las redes sociales.
Así que, Señor Presidente funcionario público Mauricio Macri Blanco Villegas, le solicito que deje de humillar a trabajadores que sostienen y sostuvieron nuestro país cuando Usted estaba de vacaciones o haciendo trámites en Panamá; devuélvanos la deuda de su empresa que pagamos todos los argentinos; compórtese como un caballero y no como un patrón; vea de qué modo atajará a los jubilados cuyo fatal destino hoy Ud anunció y trabaje un poco más.
Lo saludo a Usted con todo el respeto que merece su investidura y no le digo que “quedo a su disposición” porque los militantes políticos sólo estamos a disposición de nuestro pueblo.

María Teresa García
Diputada de la Nación

Compartinos:
octubre 31st, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Yacobitti: “Sin mentiras”

Con motivo de debate por la situación partidaria, las autoridades del Comité Capital de la UCR, con Emiliano Yacobitti como presidente, enviaron un comunicado a los medios de comunicación.

SIN MENTIRAS.

Somos parte del cambio en la República, hemos trabajado con ahínco, esfuerzo y dedicación para que todo nuestro partido adhiera y construya la alternativa al populismo y al fanatismo en la Argentina.

En esa ocasión, muchos radicales que hoy son protagonistas de este cambio, no creían que debíamos constituir Cambiemos, y sin embargo la UCR Capital hizo un aporte determinante en el debate en la convención partidaria de marzo de 2015 y estamos orgullosos del rol de nuestro partido en la construcción de la coalición política que gobierna la Argentina.

La recuperación del funcionamiento de las instituciones de la República, la reforma del Estado, la reconstrucción de un modelo económico saludable y que apueste al desarrollo con inclusión, la defensa de los derechos humanos, de los derechos de los trabajadores y de la educación pública forman parte de nuestro programa.

Cambiemos es una coalición parlamentaria constituida por un partido centenario como el Radicalismo. Al desafío de diseñar Cambiemos, le aportamos toda nuestra historia. En ese camino, el presidente Macri contó y cuenta con el radicalismo como cultura política, pero además como expresión orgánica a lo largo de todo el territorio de nuestro país para apoyar al enorme desafío de la hora.

En la UCR de la Ciudad de Buenos Aires hemos actuado con coherencia y por sobre todo con honestidad intelectual. El desafío era el de terminar definitivamente el ciclo político populista y construir una nueva Argentina, y eso no exige que todos los que trabajemos en ello tengamos las mismas ideas, pero sin duda obliga a que nos juntemos alrededor de las grandes líneas de gestión que ha puesto nuestro gobierno. Es en ese camino, que las PASO de Cambiemos de la Capital resultaban para nosotros el ámbito natural de continuidad de nuestro aporte. Pero no nos dejaron.

Entendimos que se trataba de un egoísmo propio de los que siguen concibiendo a la política desde perspectivas personalistas. El pasado resistía en esa opción formulada por el PRO en la ciudad.
Fue entonces que todos juntos, aun los que hoy impugnan nuestro accionar, decidimos en nuestra convención partidaria delegar en la Mesa Directiva la decisión de constituir, junto a partidos afines al ideario del Radicalismo y al aporte de Martin Lousteau, el frente electoral denominado EVOLUCION; y hacer los aportes al debate desde ese espacio para consolidar el cambio.

Nuestro Comité Nacional y la Convención Nacional realizada en la ciudad de La Plata ratificaron todo lo actuado por nuestro distrito.

Aquí es donde nos parece importante explicar algo que debe ser entendido: Los partidos políticos tienen reglas para impedir ser gobernados por personalismos. En la UCR de la ciudad la política de alianzas y las decisiones estratégicas deben debatirse y aprobarse en un órgano de 135 miembros, así lo hicimos por mayoría absoluta, sin embargo, algunos afiliados decidieron presentarse a elecciones para cargos electivos por otras fuerzas políticas distintas, contrariando esta decisión.

Es por esto que debemos frenar el relato tramposo y falso acerca de que la UCR de la Ciudad expulsó a algunos de sus afiliados. No hemos innovado en ninguna decisión ya que el artículo 9 -inciso b- de nuestra Carta Orgánica es concluyente respecto de quienes participan de listas que no son las aprobadas orgánicamente. Como queda claro, la decisión no está en las autoridades, está en el reglamento, nuestra Carta Orgánica.

Cabe recordar que estás cláusulas hubieran sido impensadas tiempo atrás y la paradoja resulta que quienes hoy dicen que hicimos algo arbitrario e ilegal, resulten ser quienes impulsaron la incorporación de ese artículo. Además, y a posteriori, reclamaron su cumplimiento para aquellos afiliados que pasaron a conformar el PRO y luego con la misma vehemencia exigieron el cumplimiento de esa cláusula con los que saltaron al Kirchnerismo.

Hoy, luego de tanto esfuerzo, nos tocaba elegir nuestra nueva representación en el partido y convocamos a una elección interna para el día 19 de noviembre de 2017.

Y sin temor a ninguna amenaza o presión, los radicales decidimos ir a elecciones internas con la alegría de saber que desde nuestro trabajo y convicciones íbamos a poder revalidarla con todos los afiliados. Sin embargo hoy hemos sido anoticiados de una medida cautelar firmada por la jueza Servini de Cubría e impulsada por el Sr. Facundo Suárez Lastra (entre otros), diputado electo por la lista conformada por el PRO y la CC de la ciudad de Buenos Aires, que suspende nuestra elección interna.

Por todo esto y ante la aparición de manera intempestiva de una cautelar que suspende el proceso interno, a un día del cierre de la presentación de las listas, exigimos que la justicia resuelva de manera urgente la medida para poder continuar con nuestro proceso electoral interno que en definitiva es lo que hace sanos a los partidos.

Somos respetuosos de todos los que piensan distinto, pero no podemos respetar la mentira. La verdad y la honestidad son condiciones necesarias e irrenunciables para esta nueva época en nuestra República. La democracia interna es un valor esencial para la Unión Cívica Radical y, seguramente, el que la ha hecho perdurar por más de 126 años en la vida política de este país. Por eso nuestro desafío es alertar y movilizar a todos los radicales de la Ciudad ante poderes externos que intenten interferir en las decisiones propias de la organización política.

Ciudad de Buenos Aires, Octubre de 2017

MESA DIRECTIVA
UCR CAPITAL

Compartinos:
octubre 30th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Alicia Besada: El cambio es un concepto permanente

Por Diputada Nacional Alicia Besada

Hoy, cuando todos eligen “leer” resultados y analizar porcentajes me propongo analizar el proceso por el que llegamos a esta elección histórica, que consagró un contundente apoyo al Presidente de la Nación.
Entiendo que la sociedad argentina no eligió sólo nombres y candidatos, eligió una propuesta. Eligió un equipo de trabajo que acompaña al Presidente para profundizar el cambio iniciado.
Los que venimos acompañando a Mauricio Macri desde hace más de 16 años sabíamos que se trataba de una cuestión de tiempo. Había que volver a romper preconceptos y a derribar mitos para superar obstáculos y barreras.
Cuando en 2003 Mauricio pierde el ballotage en la elección a Jefe de Gobierno porteño la política tradicional, que se había encargado de estigmatizarlo una y otra vez, pensó que se había terminado su vocación por trabajar por los demás. Sin embargo, aquellos concejales que asumieron en la Legislatura porteña respondieron a su liderazgo e hicieron saber que su propuesta había llegado para quedarse. Sólo faltaba la oportunidad para hacer masivo el mensaje, para llegar a los vecinos y ciudadanos e invitarlos a ser protagonistas y no espectadores. La ciudad de Buenos Aires creyó que otra alternativa era posible, que no se agotaba en las propuestas de la política tradicional.
Lo que vino después es historia más reciente. Mientras los equipos que conformó el actual Presidente hacían realidad una Ciudad más vivible, la gestión kirchnerista en el país optaba por un populismo creciente, que ocultaba estadísticas, que nos alejaba del mundo y pretendía tapar el sol con las manos. Las consecuencias fueron contundentes e incontrastables: endeudamiento, inflación, dependencia energética, desprecio por la estadística que permite planificar para gobernar, aislamiento internacional y falta de mirada a largo plazo, vinieron de la mano de innumerables hechos de corrupción, desidia y denuncias por incumplimientos de deberes como funcionarios públicos.
Así nació la grieta. Era imposible que no sucediera a partir de la mentira permanente. Una mentira funcional para algunos y cómoda para otros, pero mentira al fin. Mauricio asumió la presidencia de la Nación sin que la hasta entonces Presidenta le entregara el mando. Esto pasó hace menos de dos años y no debiera quedar en el olvido de esta nueva versión “edulcorada” de la flamante senadora Cristina Fernández.
Hace menos de dos años, el presidente Macri debió enfrentar nuevamente interesados preconceptos privatizadores, agoreros anuncios que iban desde la pérdida de derechos constitucionales a la baja indiscriminada de la asistencia social. También insultos y calumnias imperdonables como ser comparado con la dictadura militar.
Sin embargo, el tiempo puso nuevamente las cosas en su lugar. Los equipos de gestión pusieron nuevamente manos a la obra, transparentaron decisiones, no ocultaron realidades, echaron luz a verdades incómodas, se negaron al asistencialismo político-partidario para darle lugar a la acción del Estado con mayúsculas. El Estado con mayúsculas no acepta nombres propios, se construye con nombres que no eligen el bronce, eligen poner el hombro.
Hasta hace algunos días debimos enfrentar nuevas mentiras y preanuncios temerarios. Sin embargo los ciudadanos de todo el país demostraron este domingo 22 de octubre de 2017 que ya no se dejan llevar por el miedo, que no quieren volver al pasado, que acompañan un proyecto que no les miente, ni hace demagogia berreta. Sacar el país adelante depende de todos y cada uno de los argentinos. No será consecuencia de uno ni diez iluminados, sí de que logremos un gran acuerdo nacional en el que prime la búsqueda del bien común, en el que traccione la cultura del trabajo, donde el esfuerzo se reconozca. Donde no hay lugar para los corruptos, ni los intereses personales o sectoriales.
El equipo que acompaña al presidente Macri renueva hoy su obligación como servidores públicos que no ostentan poder: construimos a partir de escuchar demandas, corregimos si nos equivocamos. El gran desafío será cerrar la herida que nos divide, que desacredita sin razón, que se apoya en fanatismos irracionales y muchas veces injustos. No debemos aceptar como irremediable la idea de la grieta entre los argentinos. La única grieta aceptable debiera ser entre los que queremos hacer las cosas bien y los que las quieren hacer mal.

Compartinos:
octubre 27th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Omar Félix: Autocrítica, reorganización y renovación

Por Omar Félix*

Una vez más la democracia que con tanto esfuerzo los argentinos conseguimos,
nos dio la posibilidad de celebrar elecciones y el pueblo ha hablado con claridad.
Votando mayoritariamente a los candidatos del Frente Cambia Mendoza ha
brindado un respaldo indudable al Gobierno Nacional y también al Gobierno
Provincial. El domingo por la noche, me pareció oportuno salir a reconocer la
victoria de los vencedores ni bien los primeros datos oficiales se conocieron. Estoy
convencido que decir la verdad, y decirla a tiempo debe ser un signo de los
tiempos que vienen. En este sentido, como cabeza de lista del frente Somos
Mendoza y como Presidente del Partido Justicialista, quiero asumir personalmente
mi responsabilidad por el resultado obtenido por nuestro frente. Y con igual
responsabilidad, asumir el inicio de este proceso de autocrítica, reorganización y
renovación, que corresponde que hagamos con madurez y seriedad.
Quiero agradecer a cada militante, a cada fiscal de mesa, a cada dirigente, a los
intendentes que me acompañaron desde el primer día, y a todos los que todos
los días le ponen su granito de arena a este proyecto que hoy inicia una nueva
etapa de reconstrucción.
Quiero felicitar a todos los candidatos que fueron electos. A los diputados
provinciales electos, senadores provinciales y a todos los concejales
departamentales que ingresan a desempeñar su importante labor legislativa en
pocos meses más.
Ganó Cambia Mendoza. Mis felicitaciones a Claudia Najul y a todos los candidatos
de ese frente que fueron electos. Hicieron una gran campaña y eso se tradujo en
una gran elección. También al Gobernador Cornejo, porque más allá de nuestras
diferencias, contribuyó al triunfo de los candidatos de Cambia Mendoza. Quiero
transmitirle que estaremos juntos cada vez que la defensa de los intereses de
Mendoza requiera un esfuerzo común.
El Partido Intransigente hizo una sorprendente elección. Sé cuánto empeño le
pusieron y cómo lograron ganarse un lugar de relevancia en la consideración de
la ciudadanía. Mis felicitaciones a José Luis Ramón, a los legisladores electos del
Partido Intransigente que fueron electos. Estoy seguro que con ellos estaremos
empujando juntos el carro cada vez que los intereses de Mendoza y de los
mendocinos estén en juego.
Por último también quiero felicitar a Noelia Barbeito, por su tezón y perseverancia
y por haber hecho una gran elección, incrementando muchísimo los votos que
obtuvo en las PASO.
Nosotros esperábamos tener éxito en la dificilísima tarea de contener a los votos
que obtuvimos en las PASO todos los espacios políticos que integran SOMOS
MENDOZA. Sabíamos que era una tarea casi imposible, pero la enfrentamos con
decisión, y creemos no habernos equivocado en el rumbo. Lamentablemente todo
nuestro esfuerzo no fue suficiente, y no pudimos contenerlos a todos. Pese al
trabajo en equipo que llevamos adelante con el invalorable compromiso de todos
los dirigentes y militantes de Unidad Ciudadana y de Construyendo Mendoza, y
pese a tener el apoyo incondicional de todos ellos, sin embargo, no logramos
traducir ese esfuerzo que fue realizado en armonía e intensidad, en la contención
de todos los votantes de las PASO de las distintas fuerzas de SOMOS MENDOZA.
Pero estamos satisfechos con el trabajo realizado, con la campaña que llevamos
adelante y con el grupo maravilloso que hemos conformado. La mayoría del
equipo está integrado por gente joven, con muchísimas ganas, muchísimas ideas
y gran capacidad y compromiso. Y eso nos alienta a emprender esta etapa del
camino con determinación y optimismo.
Todas y cada una de afirmaciones que hicimos durante las campañas fueron
hechas desde la verdad y desde lo más profundo de nuestras convicciones.
Creemos en nuestra razón en cada una de las críticas que hicimos. Y también en
la factibilidad de cada una de nuestras propuestas. Y es por eso que en el mismo
momento de asumir como Diputado de la Nación, llevaré convertidos en proyectos
de ley, todas las propuestas que hicimos durante la campaña, y en Buenos Aires
pelearemos para que se conviertan en ley, para bien de los mendocinos. Estoy
seguro que en ese esfuerzo estaremos juntos con muchos de los diputados
nacionales electos en esta reciente elección.
Estamos convencidos que el Gobierno Nacional ha tomado un rumbo equivocado.
Que no nos lleva a buen puerto, y que sobre todo, deja a millones de argentinos
al margen de los beneficios. Sin embargo, reconocemos que cuando la ciudadanía
elige, su decisión es soberana y nosotros tenemos que acatarla. Pero no por eso
dejaremos de señalar con firmeza cada vez que equivoquen el camino, porque
esa es nuestra obligación como oposición y nuestra responsabilidad como
mendocinos. Y porque hay un porcentaje importante de nuestra sociedad que
votó para que no los dejáramos solos en su lucha por vivir mejor. Para nosotros
ese voto es un mandato y trataremos de ser dignos a la hora de cumplirlo.
A partir de hoy mismo, estamos trabajando para sentar las bases de un peronismo
renovado, en el que los jóvenes tendrán un especial protagonismo. Desde hoy
mismo empezamos a trabajar en el armado de los equipos que nos permitan
presentar una alternativa para el futuro. Para que de todos los temas tengamos
una opinión, y que a todos los debates llevemos nuestra propuesta. Para que
ejerzamos el control de los actos de gobierno con responsabilidad, apoyando
cada acierto y marcando cada equivocación.
Tenemos que prepararnos desde ya, para llevar a quien esté más capacitado y
tenga mejores chances para disputar la elección a gobernador en 2019. Y
sabemos que todo el peronismo estará alineado detrás de ese objetivo.
Tenemos muchos errores que corregir, y muchas decisiones que tomar. Y por qué
no decirlo, también tenemos algunas heridas que curar. Y sepa toda la sociedad
que dese el mismo domingo 22 de Octubre, hemos iniciado ese proceso, con la
convicción de que tenemos que defender a los mendocinos que no la están
pasando bien, y llevar adelante propuestas inclusivas que permitan que todos
tengan una oportunidad en esta patria bendita donde tuvimos la dicha de nacer
y crecer. Eso es lo que nos encuentra unidos, y lo que nos va a encontrar
coincidiendo y luchando codo a codo.
Creemos en un modelo económico inclusivo, en el que haya espacio para todos.
Creemos en las políticas de gobierno abierto y de transparencia para restablecer
la confianza de la ciudadanía en la política. Creemos en el equilibrio fiscal como
base para la sustentabilidad del Gobierno. Creemos en la necesidad de bajar los
impuestos para aliviar la carga impositiva actual. Creemos en el trabajo de la
gente y en el espíritu que tienen para salir adelante. Porque es el mismo espíritu
que tenemos nosotros, que hemos estado acostumbrados a caernos, pero siempre
nos levantamos. Y eso es lo que estamos haciendo: ponernos de pie por el bien
de Mendoza y de los mendocinos, y con la convicción de estar en el camino
correcto.

*PRESIDENTE DEL PARTIDO JUSTICIALISTA
DIPUTADO NACIONAL ELECTO

Compartinos:
octubre 26th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

Diego Pappalardo: Soros, locura por el poder y el control mundial

Por Diego Pappalardo

La noticia se  propagó como reguero de pólvora a nivel mundial y se dispararon copiosos comentarios. La narrativa multimedial señalaba que George Soros había decidido darle a su fundación Open Society una gran afluencia de dinero para cubrir el coste financiero de su operatividad global.

Ciertas apreciaciones remachaban que esencialmente el célebre magnate había optado por esa decisión  para minimizar el pago impositivo en los Estados Unidos, el cual los gerentes de fondos de cobertura deben efectuar antes de fin de año. Otras opiniones giraban en torno a una posible enfermedad que tendría el multimillonario mundialmente famoso.

Para nosotros, sin la voluntad de excluir la probabilidad de las antedichas aseveraciones, Soros, al transferir 18 mil millones de dólares a la Open Society dio el paso lógico en la hoja de ruta de su plataforma y en la súper agenda del mundialismo.

El arquitecto del globalismo y especulador financiero de nacionalidad doble, húngara-estadounidense, se considera a sí mismo como un ser excepcional, que ontológica y fácticamente se encuentra muy por encima de los mortales que no integran el vértice del Poder Mundial, y no trepidará jamás en la prosecución de los objetivos personales, clánicos y mundialistas; mucho menos pasará a retiro, ya que gente de su nivel nunca sale de los procesos y las dinámicas del tablero geopolítico internacional.

George Soros, cuya identidad real es Schwartz György, nació en 1930, desde temprana edad abrigó en su ser la autocreencia de un mesianismo personal, una tendencia natural que le resultaba problemática regular, pero que se empeñaba en controlarla. Según su propia confesión, en su familia había mucha locura, incluso un abuelo suyo era un paranoico.  A Soros sólo le interesaba ganar dinero sin importarle las consecuencias sociales de sus acciones porque “me imaginé a mí mismo como una especie de dios” 1

De acuerdo al propio Soros, pudo salvarse de la represalia de las autoridades alemanas en Hungría por el instinto de supervivencia de su padre y por su perspicacia, una habilidad que todavía la conserva. Llega a Inglaterra en 1947 y se egresa del  London School of Economics, donde alcanza una maestría en filosofía en 1954. Desde entonces, su vida comenzará a ser caracterizada  por la presencia y el ascenso relevante en los círculos financieros-económicos internacionales, por su actuación en los estamentos del Poder Mundial, amasando una gran fortuna, colaborando para que otros también ganen mucho dinero y conectándose con gente y organismos de todo el mundo; creando, recreando y potenciando una gran red de redes de la Oligarquía Internacional realmente existente.

Soros, integrante de la esfera Rothschild, en 1954, ingresa al banco mercantil Singer & Friedlander perteneciente a Julius Singer y Ernst Friedlander. Singer era húngaro y Friedlander alemán y tenían una notoria trayectoria en el mundo financiero, bancario y bursátil. Friedlander fue el fundador del banco de Sudáfrica.

En 1957, accede a los Estados Unidos como empleado de FM Mayer y obtiene la ciudadanía de aquel país en 1961.

Durante los 1961 y 1964 desempeñará funciones en las oficinas de Nueva York del banco de inversión Arnhold & S. Bleichroeder, Inc., entidad representante de los intereses de los Rothschild hasta el día de hoy, ya que Blackstone Group, propietaria de Arnhold & S. Bleichroeder, tiene entre sus propietarios a Jacob Rothschild.

En 1966,  con aportación monetaria de aquella empresa, comenzó un fondo con cien mil dólares; al año siguiente, estableció el fondo  off shore First Eagle y en  1969 surgió el Double Eagle, un fondo de inversión que inmediatamente daría paso al Quantum Fund, matriz del Soros Fund Management, constituído en 1973.

El Soros Empire tiene dos buques insignia: el Soros Fund Management LLC y el Open Society Foundations, ambos con oficinas centrales en Nueva York.

En la gestión y en los activos de la compañía Soros Fund Management, contó –y cuenta- con hombres y dinero vinculados a los Rothschild y muchos de sus clientes son europeos. El fondo de inversión desde su creación tuvo un promedio de tasa de rendimiento anual del 20%.

Ya en 1981, la revista especializada Institutional Investor, calificó a Soros como el mejor administrador de dinero del mundo entero, título que luego repetirían los grandes medios específicos y generalistas del mundo.A través del ya mencionado Quantum Fund, gestionado por Soros Fund Management, el mega especulador globalista se posicionó vigorosamente en Wall Street. En 1987, falló en su cálculo, prediciendo una crisis en Japón, pero la misma terminó siendo en Wall Street. En 1992, con ayuda de la red Rothschild, hizo un gran negocio sirviéndose de la manipulación que se llevó a cabo contra la libra esterlina (pero sin afectar los intereses de las dominantes élites británicas) y un año después Soros era el principal ganador en Wall Street.

Soros ganaba dinero pero también efectuaba maniobras geopolíticas, no sólo por interés propio, sino también para cumplir con los objetivos de la agenda mundialista.Un amigo personal, Aryeh Neier, en reportaje al medio británico The Independent, a fines de la década de 1990, contó que en Soros “Hay dos motivos fuertes en su vida, y sería difícil desenredarlos”, acotando “El primero es que es judío; el segundo es la profunda influencia que tiene sobre él Sir Karl Popper”.2

La obra del filósofo austríaco, La sociedad abierta y sus enemigos, sería una de las referencias intelectuales para Soros, a tal punto que a su máxima creación de ingeniería geopolítica y social  la llamó Open Society. Esta fue iniciada en el año 1979, pero da su gran salto a partir de 1993, y la primera premiación de envergadura que otorgó a nivel mundial fue precisamente para Popper, aunque éste, según el biógrafo Michael T. Kaufman, en 1984 no recordaba a Soros.

En la década de 1980, establece programas y becas tanto en los Estados Unidos como en otros países que enaltecían el multiculturalismo y la fusión en una mentalidad global, el aperturismo económico, la democratización izquierdista-liberal, la conciencia ecológica y la voluntad ecologista, la ideología de género, el negocio de la droga, la balcanización, la erosión de las soberanías nacionales, entre otras ideas-fuerza, que sustentan el argumentario sorosiano y el paradigma mundialista.

Desde luego, proyectar y concretar todo ello implica disponer y consumir grandes sumas de dinero. La misma Open Society informa que “En los últimos 35 años, Open Society, ha tenido gastos de casi 14 mil millones de dólares”.3

Soros ha despertado una reacción y un rechazo mundiales debido a los zarpazos de sus garras y la acción de los numerosos miembros que componen su espacio internacional, los cuales impactaron en decenas de países. Incluso, el encono a Soros también está en otras élites capitalistas como las que apoyan a Netanyahu y a Trump.

Puntualmente, afirmamos que es un craso error considerar que el poder en Israel ve a Soros como un enemigo, solamente lo valora así  la facción cuya principal cara visible política es Netanyahu, pero no las otras élites de Israel. Hecho que también sucede en los Estados Unidos.

Está presuroso porque cree que se debe llegar sólidamente al 2030 con la agenda global, alinear definitivamente al Vaticano en la geoestrategia mundialista, modelar a Europa y a la Unión Europea bajo los parámetros globalistas, debilitar lo máximo que se pueda a  países como España, expulsar de la Casa Blanca a Trump y obstruir el proyecto euroasiático, entre otros objetivos. Y sabe que todo eso cuesta mucho dinero y no tiene problema alguno en redirigir  grandes fortunas para tal cumplimiento. Máxime si considera que puede perder espacio de poder y ser desplazado de la mesa chica donde se reúne con los poderosos de la tierra, los mismos que lo apalancaron en el siglo pasado cuando precisaban de alguien como él para ejercer la función destructiva en la superficie de la geopolítica mundial.

 Notas:

1- http://articles.latimes.com/2004/oct/04/opinion/oe-ehrenfeld4

2-http://www.independent.co.uk/voices/profile-george-soros-god-of-all-he-surveys-1158748.html

3-https://www.opensocietyfoundations.org/about/expenditures

 

*Profesor en Historia. Promotor Cultural y periodista. Colabora con sitios de política y geopolítica de España y México entre otros países; entre ellos el prestigioso Katehón: http://katehon.com/es

Compartinos:
octubre 26th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments

El Gobierno de España se equivoca gravemente

Por Jorge Garrido San Román*

Que la actual configuración territorial de España, plasmada en la Constitución de 1978, fue un error colosal, es una verdad que sólo los falangistas denunciamos desde el primer momento, y que sólo en los últimos años, a la vista de los resultados, ha empezado a ser un auténtico clamor popular. El denominado “Estado de las Autonomías” estableció dos sistemas distintos de autonomía, la ordinaria y la “especial” (que en la práctica permite una autonomía casi total en todos los ámbitos), que es la que se reservaba para las que se denominaban como “nacionalidades” (palabra inadecuada que, como extraña solución para no hablar de “naciones”, convertía en sustantivo una palabra que se refiere sólo a la condición o estado de quien forma parte de una nación, que eso y no otra cosa es la “nacionalidad”). Este nefasto “Estado de las Autonomías” sólo ha servido para facilitar a los separatistas la ejecución de sus planes de independencia (“construir nación”, lo llaman ellos), consistentes en acentuar una dinámica centrífuga basada en políticas de adoctrinamiento de los niños en las escuelas y de toda la población mediante el control institucional de los medios de comunicación (tanto de forma directa con los de titularidad pública, como de forma indirecta con los privados –totalmente dependientes de las concesiones del espacio analógico y digital de difusión y de la publicidad institucional–).

Aunque es cierto que los separatistas no tienen la mayoría de los votos en Cataluña, no es menos cierto que se han beneficiado siempre de un sistema electoral que les permite no sólo tener más representatividad de la que les correspondería si el sistema fuera proporcional, sino también tener casi siempre la llave de la gobernabilidad de España, por lo que los partidos mayoritarios los suelen necesitar para gobernar y para aprobar casi todas las leyes, empezando por los Presupuestos Generales del Estado. Esto les ha permitido estar sobre representados en las instituciones y gozar de impunidad cuando vulneraban la ley o incumplían las sentencias judiciales. En Cataluña, por ejemplo, no se puede estudiar en ningún colegio en español (es obligatoria la “inmersión lingüística” en catalán, aunque el niño desconozca ese idioma) ni se puede anunciar un comercio sin incluir el idioma catalán (incluido el cartel exterior del negocio). Esa barbaridad totalitaria en teoría ha sido rectificada en gran medida por los tribunales de Justicia, pero en la práctica las sentencias son sistemáticamente incumplidas sin que el Estado haya impuesto nunca la legalidad a las autoridades separatistas de Cataluña, y ello justamente porque necesitaban sus votos para gobernar. Y así, año tras año, década tras década, se ha llegado a un grado de impunidad de tal nivel que la secesión se puede considerar que ya casi está lograda, aun sin necesidad de haberla declarado.

Hace muchos años que el Gobierno de España debió modificar la Ley Electoral para acabar con esta extorsión inaceptable y que debió aplicar el artículo 155 de la Constitución para obligar a la Generalidad de Cataluña a cumplir la legalidad y respetar el interés general. No lo ha hecho cuando debía hacerlo y, como sucede cuando una enfermedad no se trata a tiempo, ahora pretende aplicar el remedio tarde y mal. ¿Por qué? Pues porque el problema ya no se puede solucionar sólo aplicando el artículo 155 (que sólo permite tomar medidas para obligar a las autoridades de una Comunidad Autónoma a cumplir sus obligaciones y respetar el interés general, dándoles para ello las instrucciones precisas) y ese artículo no faculta en absoluto para destituir a las autoridades autonómicas (sí para sancionarlas si desobedecen) ni para convocar elecciones. Como no se aplicó el artículo 155 cuando había que haberlo hecho, ahora –ya demasiado tarde– se utiliza de forma claramente extralimitada, y todo para evitar pasar a una fase formalmente más contundente, que es lo que realmente ahora la situación precisa: aplicar las medidas drásticas que permite la Ley de Seguridad Nacional, o incluso declarar los estado de Excepción o Sitio.

El Gobierno de España ha decidido adoptar medidas drásticas (solicitando al Senado la aplicación del artículo 155 de la Constitución con un contenido que excede claramente lo que permite dicho artículo) que son más propias de la Ley de Seguridad Nacional o de los estado de Excepción o Sitio, pero utilizando para ello un instrumento formalmente menos drástico… ¿Qué supone esto? En mi opinión esto supone cometer un gravísimo error jurídico y político, ya que la Generalidad de Cataluña ha denunciado la extralimitación del Gobierno y, si no me equivoco, bien podría resultar que el Tribunal Constitucional acabe declarando que esta forma de aplicar el artículo 155 es inconstitucional, de forma que al final en lugar de quedar fuera de la ley los sediciosos que están tratando de independizar Cataluña, quien sea condenado y situado fuera de la Constitución sea precisamente el Gobierno de España… ¡Vivir para ver!

Pero esta no es sino la última torpeza de un Gobierno, el español, que no ha podido hacer las cosas peor: ha permitido durante años que los separatistas violen la ley, no ha sido capaz de explicar a nivel internacional las falsedades e ilegalidades del proceso separatista (incluyendo las imágenes falsas de la supuesta represión policial y los datos también falsos de supuestos heridos), no ha puesto coto al proceso separatista cuándo y cómo era necesario, ha tratado en todo momento de frenar a la mayoría social catalana no separatista para que no se movilizara (“para no crispar”, decían), dando así la falsa impresión a nivel internacional de que la mayoría de los catalanes son separatistas, y, por si todo este cúmulo de torpezas no fuera suficiente, cuando ya el problema le ha desbordado claramente, se decide a solicitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que, como ya no es suficiente, pretende aplicar excediendo claramente lo ese precepto permite… ¿Se pueden hacer las cosas peor?

El Gobierno español durante décadas ha preferido el deshonor a la guerra, y ahora, como era previsible, se encuentra con deshonor y con guerra. Y además no sabe cómo hacer esa guerra e incluso trata de aparentar que las medidas propuestas se pueden aparcar mediante una reforma constitucional que aún dé más armas a los separatistas, reconociendo a Cataluña como nación y como una especie de “Estado Libre Asociado” al Reino de España, (España ya no sería considerada una nación, sino una especie de “Commonwealth Ibérica”), para lo cual parece que ya hay un preacuerdo entre los dos principales partidos españoles, el liberal Partido Popular (PP) que está en el gobierno y el socialdemócrata Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que lidera la oposición. El acuerdo para dicha reforma ya lo han anunciado, aunque el contenido de la misma obviamente no (se conoce sólo por filtraciones).

La verdad es que ante tal cúmulo de errores y torpezas llega un momento en que cuesta trabajo creer que no se hayan acumulado deliberadamente. Esta situación tan trágica debería servir para repensar el Estado Autonómico en el sentido que la mayoría de los españoles demanda (garantizar la unidad nacional y evitar que la autonomía se utilice para fomentar el independentismo), pero todo apunta a que los errores y torpezas se seguirán acumulando y que todo acabará o en un gran conflicto, o, lo más probable, en un pacto vergonzante que ahondará aún más el problema. Todo menos ese sentido común que el pueblo español –incluido el catalán– reclama y que es lo menos común entre la nefasta clase política española. ¡Dios nos ampare!

*Presidente del Sindicato UNT
Vicesecretario General de FEJONS

Compartinos:
octubre 26th, 2017|Columnas de Opinion|0 Comments
Load More Posts