Columnas de Opinion

/Columnas de Opinion

Macri, Davos y Malvinas – Por Mariano Yakimavicius*

El presidente sostuvo múltiples reuniones en el marco del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, donde abordó importantes cuestiones de política económica y política exterior, el tema Malvinas entre ellos.

El Foro Económico Mundial o Foro de Davos es una fundación sin fines de lucro con sede en Ginebra y su Asamblea se reúne anualmente en el Monte de Davos en Suiza. Allí confluyen los principales líderes políticos, financieros y empresariales mundiales, como así periodistas y destacados intelectuales de todo el mundo para analizar diversos problemas de importancia global.

Pese a que los temas que se abordan son de los más variados -salud, ambiente, economía, política, etc- la Asamblea Anual funciona como una suerte de galería para que países y empresas multinacionales se muestren y sean mirados con el objetivo de concretar oportunidades que beneficien a unos y a otras.

Tras 13 años de ausencia, Argentina volvió a participar de este Foro, siendo Eduardo Duhalde el último presidente en asistir al cónclave de Davos. Tanto Néstor como Cristina Kirchner, se habían distanciado de este ámbito por considerarlo un espacio exclusivo de los grupos de poder político, económico y financiero globales. Lo cual -pese a ser cierto- no quiere decir que no sea necesario dialogar y negociar con ellos.

Macri en Davos

El presidente argentino y su comitiva viajaron a Suiza con un objetivo primigenio claro: decirle al mundo que Argentina está dispuesta a dialogar con todos y, especialmente, está dispuesta a hacer negocios. Lo cierto es que el país necesita inversión de capitales, resolver el conflicto de la deuda externa con los holdouts para acceder libremente a los mercados de crédito globales y restablecer un diálogo fructífero con países relevantes en el concierto internacional.

El desafío de Mauricio Macri fue mostrar que Argentina, sin desmerecer las dificultades que atraviesa, es tierra de fecundas oportunidades para la inversión y el desarrollo, en tiempos en que las demás economías emergentes -Brasil, Rusia y China principalmente- se encuentran en crisis.

Si se toman en cuenta algunas de las promesas que logró en las reuniones que mantuvo con directivos empresarios, podría decirse que no le fue mal. Coca Cola prometió inversiones por mil millones de dólares en los próximos cuatro años.

Los directivos de las petroleras Shell y Total expresaron intenciones de incrementar sus inversiones en recursos no convencionales. Shell ya tiene tres concesiones en el yacimiento de Vaca Muerta y mostró disposición a invitar a otros socios a invertir.

Facebook invitó al presidente a visitar sus oficinas de San Francisco en los Estados Unidos este año, a partir del anuncio de Macri de que a través del Ministerio de Modernización lanzará el plan Piloto de “Facebook at work” una plataforma de red social para trabajo interno.

El CEO de Dow -el grupo de empresas químicas, petroquímicas y agrícolas más grande de Argentina- expresó que tienen previsto avanzar con inversiones en el polo petroquímico de Bahía Blanca.

En el ámbito político, Macri mantuvo encuentros relevantes con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu; de Francia, Manuel Valls; con la reina Máxima de Holanda; con el presidente de México, Enrique Peña Nieto y con el vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden. Respecto de esa última reunión, vale decir que el gobierno apunta a crear un clima favorable entre las autoridades y la opinión pública estadounidenses que ayude a “inclinar la balanza” a favor de la posición argentina en la negociación con los holdouts. Habrá que esperar para saber si esta estrategia prospera.

Pero sin lugar a dudas, el encuentro con mayor impacto, fue el que Macri sostuvo con el primer ministro británico David Cameron, porque involucró un tema particularmente sensible para todos los argentinos.

Malvinas

Se hace evidente un cambio respecto de la política exterior argentina sobre Malvinas. Pese a que se continuará con los reclamos de soberanía sobre el archipiélago en los foros internacionales, para el gobierno de Mauricio Macri es prioritario reactivar la relación bilateral con el Reino Unido y -en ese marco- conversar sobre la cuestión de las Islas.

Hasta ahora no había diálogo sino un mero intercambio de posiciones irreconciliables, precisamente por la diferencia fundamental entre los dos países respecto de Malvinas. En esta oportunidad, Macri y Cameron se mostraron de acuerdo en que “existe la posibilidad de abrir un nuevo capítulo” entre ambos países.

En cuanto al tema Malvinas específicamente, el primer ministro británico expresó “nuestra posición sigue siendo la misma y que en el reciente referéndum quedó absolutamente claro que los habitantes de las islas quieren seguir siendo británicos”. Es decir que en principio, el Reino Unido no varió ni un ápice su postura. En cambio, el jefe de gabinete argentino, Marcos Peña, manifestó que “la diferencia sobre Malvinas no será un impedimento para tener una buena relación” con Gran Bretaña. Queda claro entonces que la que varió es la posición argentina.

La nueva estrategia respecto de Malvinas parece apuntar a incluir el tema en una agenda bilateral mucho más amplia, donde el diálogo entre ambas partes esté garantizado. De hecho, ambos gobiernos acordaron ya una agenda bilateral sobre lucha contra el narcotráfico y la corrupción, cambio climático y apoyo para el desarrollo financiero e infraestructura. La canciller Susana Malcorra anticipó además que en los próximos meses una delegación británica visitará el país para reafirmar esa agenda bilateral.

Se mencionó la idea de un “paraguas” sobre la cuestión de las Islas, una estrategia similar a la intentada por la política exterior del gobierno de Carlos Menem, pero en realidad mucho más referida a la política utilizada por España y el Reino Unido en cuanto al Peñón de Gibraltar. La idea es que, por más crítica que resulte la disputa sobre el tema, no entorpezca la relación en otros ámbitos, principalmente el económico.

Quien aportó algo de claridad a la mirada argentina sobre el tema Malvinas fue Susana Malcorra. Expresó que era una cuestión prioritaria, pero no la única que se esperaba conversar con Cameron: “Nosotros tenemos un tema con Gran Bretaña, complejo, que es Malvinas. Pero centrar nuestra relación con el Reino Unido sólo en Malvinas es como quedarnos con el vaso medio vacío”.

La canciller no descartó avanzar en la incorporación de los isleños a la discusión, aunque aclaró que “esas cosas se discuten con la otra parte antes de discutirlas públicamente”.

El desarrollo de una nueva estrategia supone diálogo entre las partes, y el hecho de que la postura argentina se abra a incorporar a los habitantes de las islas a ese diálogo, supondría una novedad importante, dejando sin demasiado asidero la idea de los británicos de que Argentina no respeta la voluntad de éstos.

Un dato importante debe tenerse también en cuenta. Antes de partir hacia Davos, el progresista líder de la oposición británica, Jeremy Corbyn, instó al primer ministro Cameron a dialogar acerca del tema Malvinas sin el establecimiento de una agenda previa. Hay buena voluntad en un sector de la política británica para comenzar a zanjar el conflicto pero, en todos los casos, reclaman la incorporación de los isleños a las conversaciones.

A modo de conclusión

Tras 13 años de ausencia, la presencia argentina en el Foro Económico Mundial en Davos no pasó inadvertida. Es un buen dato si la intención es relacionarse fluidamente con diferentes actores globales, en un momento en el cual el país no podrá respaldarse demasiado en sus principales socios -Brasil y China- si pretende  retomar la senda del crecimiento económico.

El relanzamiento del vínculo con el Reino Unido es por ahora un conjunto de promesas que solamente el tiempo demostrará si pudieron o no ser cumplidas. Malvinas seguirá siendo -al menos por ahora- un sueño compartido por todos los argentinos.

*Mariano G. Yakimavicius
Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
enero 26th, 2016|Columnas de Opinion|0 Comments

Muchos decretos, poca república

* Por Fernando Solanas

Ningún gobierno merece ser condenado con apenas 45 días de gestión. Sin embargo la tendencia manifiesta a gobernar apartándose de marcos de legitimidad institucional y de buscar impactos mediáticos más allá de abordar real y seriamente los graves problemas nacionales, merece un serio llamado de atención de la ciudadanía y de las fuerzas políticas. Y se debe evitar un nuevo engaño hacia el pueblo que eligió, respecto de lo prometido.

Durante estos años se ha venido reclamando respeto a la Constitución Nacional; mayores acuerdos y consensos, así como más legitimidad. La alianza Cambiemos hizo su campaña montada en ese compromiso republicano. Pero nombrar jueces de la Corte Suprema, modificar la ley de medios, la ley de presupuesto y la de administración financiera por decreto y de espaldas al Congreso Nacional, son hechos que reniegan de la confianza del voto y de las promesas electorales, además de una manera de continuar por el sendero transitado durante años por Cristina Fernández y el kirchnerismo.

Falta muchísimo debate y lograr esos consensos prometidos en torno a los más graves y profundos problemas de la Argentina. Asistimos a la modificación del tipo de cambio sin antes haber plantado efectivas medidas antiinflacionarias, acordando con las partes precios y salarios, o a favorecer unilateralmente al sector agrario soslayando medidas que fomenten la industria y a la asignación arbitraria de la coparticipación ignorando a las provincias. Estas medidas se ejecutaron sin haber promovido –en ningún caso- el pertinente debate en el Congreso que otorgue mayor legitimidad y cuota republicana a las mismas.

Sin dudas, un caso de alta sensibilidad por sus implicancias múltiples es la reciente declaración de emergencia en seguridad con la novedad que posibilita el derribo de aviones hostiles. Vemos que el nuevo gobierno se compromete contra el narcotráfico, como fue su promesa en campaña, pero una estrategia eficaz demanda una cuidadosa elección de medios para concretar fines. Y no se puede resolver la profundísima crisis de inseguridad sólo a tiro de decreto.

Existe un triple problema. En primer lugar, la legitimidad: se necesita un debate y acuerdo político amplio, como lo tuvieron en su momento las leyes de Seguridad, Defensa e Inteligencia. No puede resolverse a las apuradas como hizo el kirchnerismo con la reforma de la ex SIDE. Los países de la región han tenido amplios debates. Porque al momento de las responsabilidades, vienen los problemas de quién dijo qué y quién hizo qué. También hay que considerar cual es el porcentaje de droga que entra por vía aérea siendo que lo más grueso lo hace por vía fluvial y terrestre.

Segundo; se vuelve a poner en el tapete el tema de los límites entre Defensa y Seguridad. La Fuerza Aérea no puede hacer tareas policiales y no existe un marco legal para ello. Lo contrario implica violar leyes, como hizo el kirchnerismo bajo la impronta de César Milani. Ni antes el Escudo Norte ni ahora el Operativo Fronteras surgieron como indica la ley; del Consejo de Seguridad Interior y de su Comité de Crisis.

Por último la Fuerza Aérea no posee los medios para interceptar velozmente un vuelo ilegal que apenas dura unos minutos. Es necesario redefinir el despliegue aéreo en el territorio y la radarización, y adaptar esas capacidades hoy degradadas, para una eventual nueva misión que se apruebe por ley.

Pero en paralelo, y con más urgencia, es necesario corregir y readecuar el sistema de Inteligencia nacional mediante una coordinación interjurisdiccional; que evite situaciones como la de la triple fuga y que terminantemente deseche ilegalidades como el espionaje interior, como lo ocurrido recién desde la AFI sobre Milagro Sala y la Tupac Amarú. Si Sala manejó de forma ilícita los fondos públicos, debe ser llevada a la Justicia para determinar su responsabilidad, sin que el Estado criminalice la protesta social y espíe organizaciones populares.

*Por Fernando Solanas (senador nacional Proyecto Sur)

Compartinos:
enero 22nd, 2016|Columnas de Opinion|Comentarios desactivados en Muchos decretos, poca república

Nadie puede defenderse del criminal y del fiscal al mismo tiempo. Por el Doctor Gustavo Enrique Lastra

En ocasión de haber ido  a Defender a un Señor detenido por abatir a un criminal que ingresó a su casa y a pesar de que la esposa le dio dinero y cosas intentó violarla ante lo cual mi cliente se vio obligado a Defenderla.

Me preguntaba como había que hacer entonces para salvar la vida y la integridad, sin ir preso, a lo que le respondí:

NADIE PUEDE DEFENDERSE DEL CRIMINAL Y DEL FISCAL AL MISMO TIEMPO :

 Amado-Nervo1

” Para librarme de lo imprevisto cuando mi estancia se queda sola, traigo entre mis ropas un santocristo…un santocristo y una pistola.”

AMADO NERVO

 

 

 

 

La Legítima Defensa es el Derecho de la víctima a no quedar en estado de indefensión ante la agresión.

La Legítima Defensa solo puede ser posible mientras que la víctima no pierda el control de la situación, resistiéndose hasta impedir que el agresor tome el dominio de la misma y en consecuencia repeler el delito.

La ley establece claramente que la víctima tiene derecho no solo a repeler la agresión sino también a impedirla; entonces cabe preguntarse ¿ cuando es el momento de impedir la agresión ? y la respuesta es contundente : SE IMPIDE LA AGRESIÓN JUSTAMENTE CUANDO ESTA NO HA TENIDO COMIENZO, es decir cuando la víctima estando atenta logra anticiparse al movimiento del agresor, evitando que este tome el control sobre el agredido.

Si la agresión se consuma con la toma del control de la situación por parte del delincuente sobre la víctima, esta corre el riesgo de quedar a merced el victimario y en consecuencia que este procede a darle muerte, generalmente no sin antes someterla a diversos abusos a voluntad.

El Jurista VON IHERING, ha dado excelentes definiciones sobre los distintos aspectos del derecho, por ello citamos su definición de legítima defensa, a causa de su claridad de conceptos:

“ La legítima defensa es un derecho y un deber: derecho, en cuanto el sujeto existe por sí mismo; y deber, en cuanto existe para el mundo. Por ello, el concepto de legítima defensa sólo al hombre puede aplicársele y no al animal, pues a éste le falta la relación consciente de su existencia por sí y para el mundo. Negar o restringir el derecho de defensa al hombre, es degradarlo hasta la bestia “.

En consecuencia, la Legítima Defensa es un Derecho-Deber:

Derecho individual de actuar en defensa propia y deber social de preservar el orden jurídico evitando si es posible que los delincuentes causen daños a las personas, bienes o derechos.

Es un deber, es decir que: no es una obligación, en su virtud, no exige de ninguna manera que las víctimas reaccionen contra una agresión criminal, pero si la víctima voluntariamente decide reaccionar cumple con un deber hacia la sociedad.

CONCEPTO de Defensa:

Llamase Legítima Defensa a la reacción necesaria contra una agresión injusta, actual y no provocada.

La legítima defensa es posible mediante el uso de armas de fuego pues un criminal no necesita armas de fuego para su agresión ilegítima, ya que cualquier psicópata puede matar a una víctima usando solamente sus manos; o incluso potenciar su agresión con el empleo de armas blancas y/o contundentes; este tipo de arma es de venta libre y fácil de conseguir : cuchillos, palos, cadenas, etc.

Es absurdo aquello de que para defenderse haya que usar ” medios proporcionales ” es decir si por ejemplo estoy cazando perdices con mi escopeta y se me viene a la carrera una persona a partirme con un hacha, la ley no me obliga a descartar la escopeta y empezar a buscar un hacha para defenderme.

También es absurdo en caso de que el criminal me agreda con armas de fuego, que deba esperar a que el criminal dispare primero, simplemente porque los muertos no pueden defenderse.

Otro absurdo es que haya que defenderse con un arma del mismo calibre que la que usa el asaltante.

La base de la Legítima Defensa es un estado de peligro para la persona o para sus derechos, o para la persona o los derechos de otro, incluso del Estado; y los medios empleados no deben ser ” proporcionales ” sino RACIONALMENTE NECESARIOS:

Una acción defensiva puede no ser proporcional a la agresión y sin embargo ser incuestionablemente necesaria; como por ejemplo disparar con mi escopeta a quienes vienen a asesinarme con armas contundentes.

“ El acto de defensa es un obrar frente a un peligro y en la necesidad creada por ese peligro…no hay reacción ( del particular que se defiende ) que a su vez no importe peligro para el agresor.” “ …el agredido ( el defensor ) …impedirá, por esa necesidad, mediante su reacción, que aquello ocurra; que el mal se materialice…lo evitará empleando medios ( armas y procedimientos como por ejemplo amenazas, intimidaciones, etc. ) y, con ellos, causando daños.”… “ La ley…le concede ( al que se defiende ) el derecho en la necesidad del aquí y ahora, el derecho de defensa no tan solo para impedir ( por ejemplo evitar que se roben un auto) los efectos dañosos de la agresión, en una especie de defensa preventiva, sino ( también ) para repelerlos ( por ejemplo perseguir a los asaltantes y recuperar el auto robado ).” ( Justo Laje Anaya “ Defensa en Legítima Defensa “ )

Vemos que el que se defiende, tiene el derecho de poner en peligro al agresor mediante el uso de armas, no solamente para evitar que este lleve adelante la agresión que intenta, sino también una vez iniciada la agresión tiene el defensor derecho a repelerla empleando también para ello medios como por ejemplo las armas de fuego.

 

SOBRE EL AUTOR : lastra

 

 

 

 

 

 

 

 

DOCTOR GUSTAVO ENRIQUE LASTRA

ABOGADO PENALISTA ( U.B.A.)

ERUDITO AUTOR DOCTRINARIO.

CONSULTOR JURÍDICO ALTAMENTE CALIFICADO

CRIMINOLOGÍA y VICTIMOLOGÍA

DEFENSAS PENALES – EXCARCELACIONES

DENUNCIAS – QUERELLAS

PARTICULARES DAMNIFICADOS

ASISTENCIA A LAS VÍCTIMAS EN :

LESIONES EN ACCIDENTES DE TRÁNSITO

DEMANDAS Y CONTESTACIONES:

CIVILES – LABORALES – DIVORCIOS

EFICIENCIA EN SUCESIONES CAPITAL y PROVINCIA

CONTACTELO AL : 011 – 15 – 4436 -5279

drgustavolastra@hotmail.com

Compartinos:
enero 21st, 2016|Columnas de Opinion|0 Comments

Primer mes sin cepo cambiario – Por Manuel Adorni*

Habiéndose cumplido el primer mes desde el levantamiento de las restricciones cambiarias en la República Argentina (o al menos la mayoría de ellas) es necesario detenernos a analizar qué es lo ha ocurrido y que es lo que viene de aquí en adelante.

Lo que fue sorprendente incluso para integrantes del propio oficialismo, fue la simpleza con la que pareció haberse transformado en pasado el cepo cambiario. El 17 de Diciembre de 2015 todos estábamos expectantes a la espera de ver cientos de miles de personas abarrotadas en los mostradores de los bancos, empresas haciendo grandes compras de la divisa norteamericana y la cotización del dólar mostrando un número astronómico. Pero nada de esto ocurrió. Los bancos aparentaban un día normal, las compras mayoristas no hicieron ruido y el dólar cotizaba en torno a los 14 pesos, incluso por debajo de la cotización de referencia esbozada oficialmente el día anterior por representantes del Gobierno.

En los hechos fue una devaluación del tipo de cambio oficial anunciada desde hacía semanas y de la cual el mercado había tomado nota tiempo atrás. A diferencia de otras depreciaciones del tipo de cambio más bruscas y sorpresivas como lo fue por ejemplo la aplicada por el gobierno anterior en Enero 2014, aquí muchas de las variables económicas que toman impulso tras una devaluación, corrigieron sus valores con anterioridad tratándose de anticipar a los impactos propios que implican cualquier devaluación. Esto hizo que luego de la contienda electoral y terminando ya el mes de Noviembre último se comenzaron a notar ciertos aumentos desproporcionados en los precios de la economía.
La otra variable que tuvo su ajuste con antelación al levantamiento del cepo cambiario fue la del dólar marginal o mal llamado popularmente “dolar blue”. Éste sufrió una baja pronunciada acercándose más a la cotización del dólar del contado con liquidación (o “contado con liquid”), lo que implicaba que el mercado estimaba que el dólar oficial debería converger luego de un hipotético levantamiento de las restricciones cambiarias, hacia valores similares a los que después del 17 de Diciembre se fueron dando en la cotización oficial.

La realidad es que llegado el día de la verdad, el tan anunciado apocalipsis no aconteció debido fundamentalmente a que quienes querían acceder al dólar, ya lo venían haciendo: los pequeños ahorristas se nutrían del dólar ahorro que el BCRA les vendía legalmente. Quienes no podían acceder o apetecían una cantidad mayor a la que les daba generosamente el Banco Central lo adquirían sin mayores dificultades en el mercado paralelo. Y por último, las empresas que querían acceder al billete verde, ya lo venían haciendo a través del dólar contado con liquidación. Entonces, ¿qué razón habría para que el día del levantamiento de las restricciones haya sido un verdadero caos?. Pues los análisis pecaron de fatalistas sin sentido alguno. Se escuchaban las estimaciones de un dólar con un valor de veinte pesos, falta de reservas para solventar a los compradores de la divisa y tantas otras proyecciones erróneas. Tal vez estos pronósticos estás justificados debido a nuestra triste historia de las últimas décadas donde cada posibilidad de caos se terminó convirtiendo en una realidad.

Desde el levantamiento del cepo cambiario hasta hoy la Argentina financiera y económica giró en torno a tres cuestiones: el calentamiento de precios por el ajuste cambiario, las reservas del Banco Central y el tipo de cambio propiamente dicho. En lo que respecta al tema precios, la inflación acumulada ya era de por si elevada. El 3,5 por ciento de inflación que se proyecta para el mes de Enero hace entender que es una inflación producida claramente por el shock cambiario y que de no haber sido por la transferencia que hizo el empresariado y el pequeño comerciante del riesgo que le generaba la incertidumbre hacia los precios ocurrida entre los meses de Noviembre y Diciembre pasados, ésta proyección sería más elevada aún. El mismísimo Ministro Alfonso Prat-Gay días atrás reconoció en conferencia de prensa esta situación inflacionaria y anunció que la inflación cederá con el correr de los meses. Con relación a las reservas del Banco Central, éstas no sufrieron grandes variaciones. Existió una pequeña recomposición en las mismas con la ayuda de las tan prometidas liquidaciones de exportadores que con el nuevo tipo de cambio y un reajuste en las retenciones no hacían más que dar el pago por los beneficios obtenidos: liquidar y darle dólares al Central. La crítica que se hizo por lo bajo al nuevo gobierno se centró en el porqué de la crítica al gobierno saliente por informar reservas irreales o que no se condecían con la liquidez y disponibilidad real de ellas mientras que hoy, se siguen informando de igual manera. Por último, el valor del tipo de cambio estuvo (aunque al principio en valores bajos hasta incluso para el mismo equipo económico) dentro de la franja que se estima que el Central dejará flotar el tipo de cambio: entre 13,50 y 14,50. Entre estos valores (bajos según parece) se estima que nadie estaría dispuesto a intervenir en el mercado para mantener el valor de cotización. Con Brasil devaluado y los importadores que aún no juegan plenamente en el juego del mercado cambiario, el valor real del dólar a mediano plazo es difícil de predecir.

Hasta aquí la situación actual. Muchas cartas faltan por conocerse como por ejemplo cuál será el nivel de crédito internacional, el nivel de inversiones y una de las más importantes cartas de todo el juego: las paritarias. Entre Marzo y Abril, meses en los cuales se dan la mayoría de las negociaciones salariales, se pondrá a prueba no solo la solidez del plan económico sino también el desenvolvimiento político del flamante gobierno, terminando así con las especulaciones y pronósticos que hasta aquí, cada uno de nosotros ha hecho de los primeros treinta días del comienzo de una nueva etapa en la vida de los argentinos.

 

*Manuel Adorni – Contador Público. Especialista en economía y finanzas. Analista político. Columnista.

Compartinos:
enero 20th, 2016|Columnas de Opinion|0 Comments

¿Puede actuar ISIS en Argentina? – Por Mariano Yakimavicius*

Algunos datos vertidos en los últimos días permiten suponer que el Estado Islámico podría llegar a operar en el país.

Durante la última semana, el terrorismo volvió a conmover al mundo. Atentados en Indonesia, Somalia y Turquía dejaron en claro que la furia asesina del yihadismo fundamentalista está más viva que nunca, pese a los bombardeos y el avance en el territorio sobre el Estado Islámico (ISIS), anunciados a la opinión pública global. Los países mencionados, incluyen tres continentes, Asia, África y Europa.

Alerta en Argentina

En los últimos días, quien fuera titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado durante el gobierno de Carlos Menem, Miguel Ángel Toma, aseguró que hay “unos 20 argentinos” que fueron reclutados por ISIS y que se encuentran combatiendo en Siria. El dato proviene de la investigación de una empresa de análisis de seguridad de los Estados Unidos llamada The Soufan Group (TSG) y el peligro radica en que esos ciudadanos podrían ingresar al país sin que nadie lo notara y estarían en condiciones de perpetrar un atentado.

En el estudio de TSG, que fue publicado el 8 de diciembre, aparecen -además de los argentinos- 3 brasileños, 5 mil europeos y cerca de 4 mil setecientos combatientes procedentes de países de la ex Unión Soviética. El grueso de los combatientes proviene de los países árabes, a saber, 6 mil tunecinos, 2 mil quinientos saudíes y 2 mil jordanos entre otros. En total, entre las filas de ISIS habría 30 mil voluntarios procedentes de 86 naciones.

Lo que resulta aún más preocupante, es que el estudio revela que el número de combatientes extranjeros en las filas de los terroristas aumentó más del doble en un año y medio pese a las acciones del Ejército regular sirio en la tierra y a las de la coalición internacional y de las Fuerzas Armadas rusas.

Estos datos son corroborados con escasas variaciones por el Servicio Federal de Seguridad de Rusia, que afirma que ciudadanos de más de 100 países combaten en las filas del Estado Islámico, especificando que el 40 por ciento de ellos lo hacen en calidad de mercenarios.

Pero más allá de los estudios y las investigaciones, Toma avanzó con una suposición perturbadora. “Con cuatro o cinco fusiles que puedan conseguir en una villa, un sábado en la noche pueden parar en la puerta de algunos teatros que hay en la avenida Corrientes, y no tendrían ningún impedimento para realizar un atentado similar al ocurrido en París (en el que murieron 130 personas)”, expresó.

Suposiciones aparte, hay dos datos ciertos que, agregados a los ya mencionados, deberían ser suficientes para poner en alerta al gobierno nacional. El primero, es que Argentina ya sufrió dos atentados terroristas durante los años noventa. El segundo, es que la Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay, es un lugar totalmente fuera de control, territorio en manos de la corrupción y el contrabando de toda índole y zona de entrenamiento de grupos con dudosas intenciones. El gobierno de los Estados Unidos advierte a los tres países sobre lo que ocurre en la Triple Frontera desde hace décadas, pero al parecer, el poder corruptor de las organizaciones que allí operan es descomunal. A ello se suma el hecho de que Argentina cuenta con la cuarta comunidad judía más numerosa del planeta, y ello podría actuar como un atractivo especial para atacar el país.

Reclutamiento

Independientemente del reclutamiento en el territorio que se encuentra bajo su dominio, la presencia de ISIS en internet persiste pese a los numerosos bloqueos de sus cuentas en Twitter y de la guerra cibernética que le declaró el grupo de hackers Anonymous tras los atentados de noviembre en París.

La institución estadounidense Brookings publicó en marzo un informe donde fijó entre 46 mil y 90 mil el número de cuentas de Twitter que usan los partidarios de ISIS.

El cierre de la cuenta oficial de ISIS en Facebook, provocó que la organización creara una red social propia, CaliFacebook, el Facebook del Califato.

Internet se convirtió en una vía muy efectiva de reclutamiento en todo el planeta, y apunta específicamente a captar a gente cada vez más joven a la que buscan por su descontento con la situación en la que viven, pero especialmente porque su juventud supone mentes más fácilmente maleables y colonizables. Recuérdese que quienes atentaron en París no llegaban a los 20 años.

Medidas urgentes

Ante estos datos y teniendo en cuenta el contexto local particular, es menester que el gobierno argentino adopte medidas de seguridad y de inteligencia. Las posibilidades de que el grupo terrorista actúe en el país se incrementan si se tiene en cuenta que la aparición del Estado Islámico supuso un cambio en el modus operandi del terrorismo, el cual cuenta con diversos modos de financiación y reclutamiento. Por esos motivos, actualmente no es necesario un nivel de preparación muy complejo para realizar un atentado.

Atención especial merece la juventud, expuesta como nunca antes a una penetración ideológica/religiosa que se muestra reaccionaria en sus contenidos pero muy moderna en los medios que utiliza.

Es un buen momento para desplegar una política pública consistente para que la inteligencia, las fuerzas de seguridad y las fuerzas de defensa trabajen profesional y preventivamente para salvaguardar la vida y preservar la tranquilidad de todas las personas que habitan el suelo argentino, y que no están amenazadas sólo por narcotraficantes.

*Mariano G. Yakimavicius
Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
enero 18th, 2016|Columnas de Opinion|0 Comments

Deuda por letras del Banco Central – Por Héctor Giuliano*

El objeto de este trabajo es analizar la evolución del stock de letras del Banco Central (Lebac BCRA) durante el mes de Diciembre 2015, que comprendió esencialmente las licitaciones de la nueva administración Macri, y hasta principios de Enero de este año (5.1.16).

Según el Estado resumido de Activos y Pasivos del banco, el stock de la deuda cuasi-fiscal por Lebac era al 31.12.2015 de 416.900 M$ (Millones de Pesos, con redondeo), equivalentes a unos 32.100 MD (Millones de Dólares, al tipo de cambio 13.005 $/US$).

Dentro de este total, 385.600 M$ son letras en pesos y 31.300 M$ en moneda extranjera (≡ 2.400 MD), que integran las reservas internacionales.

Cuando nos referimos a Lebac – por razones de simplificación – siempre incluimos aquí también las Nobac, que son títulos a mediano plazo pero constituyen una proporción mucho menor dentro del total.

Al 30.11 pasado el stock de Lebac ya era muy elevado: de 426.800 M$ (≡ 43.200 MD, con el dólar a 9.888 $).

Medida entre puntas la variación de saldos entre fines de Noviembre y Diciembre habría sido así negativa de 9.900 M$ (426.800 – 416.900), prácticamente 10.000 M$ menos.

Pero esta variación del stock de Lebac no fue directa sino que experimentó peculiares altibajos.

Conforme las cifras oficiales de los balances semanales del BCRA el saldo de estas letras durante el mes de Diciembre tuvo la siguiente evolución:

30.11: 426.800 M$

07-12: 346.300 M$ – baja de 80.500 M$ en la última semana CFK.

15.12: 349.400 M$ – aumento de 3.100 M$.

23.12: 392.600 M$ – aumento de 43.200 M$.

31.12: 416.900 M$ – aumento de 24.300 M$.

Ergo, los 70.600 M$ emitidos por la administración Sturzenegger ya en el BCRA no llegaron a compensar la reducción de los 80.500 M$ hecha por la saliente administración Vanoli, lo que da la citada diferencia de 9.900 M$.

Esto significa que los acreedores de las letras no las renovaron en la primera semana de

Diciembre sino que las cobraron en efectivo del BCRA, lo que se refleja en el aumento de la Base Monetaria (BM) esa semana – última de la administración K –  de  75.500 M$ (536.800 a 612.300).

El Dr. Luis García Martínez ha observado acertadamente esta baja en el stock de Lebac como parte de un comportamiento seguido por el gobierno Kirchner después de su derrota electoral del 22.11, demostrando que la BM pasó de 546.200 M$ el viernes 20 – inmediato anterior a los comicios – a 629.250 M$ el 9.12, último día de su gestión (83.050 M$ más).

Una gran parte de este dinero emitido – entre 20/25.000 M$ – fue remitido al Tesoro como Adelantos Transitorios pero la mayoría habría terminado presionando sobre los precios durante el descontrol inflacionario producido desde fines de Noviembre.

Las fuertes colocaciones de la nueva administración Macri durante el mes de Diciembre – por renovación y/o nuevas letras adicionales – habrían ido recuperando estos fondos salidos a través de sus licitaciones semanales, pero a un precio más caro.

El cuadro siguiente muestra el resultado de estas emisiones de Lebac en el periodo:

 

Fecha de Licitación     Lebac en M$ Lebac en MD Tasa Interés implícita ($)   Observaciones:         Directorio BCRA

01.12.15    13.300      160   29-31 % (a) Presidencia Vanoli

09.12.15    3.800 140   29-31 % (a) Presidencia Vanoli

15.12.15    9.050 210   38-35 % (a) Presidencia Sturzenegger

22.12.15    28.600      300   36-31 % (a) Presidencia Sturzenegger

29.12.15    42.800      930   33-29 % (a) Presidencia Sturzenegger

05.01.16    39.050      870   32-29 % (a) Presidencia Sturzenegger

TOTALES     136.600     2.610 Prom. + 30 %      Período Vanoli-Sturzenegger

 

Los capitales salidos en forma masiva los últimos días de la administración K habrían reingresado así inmediatamente después y a tasas más elevadas.

Algunas observaciones y comentarios explicativos:

  1. a) Las licitaciones de Lebac/Nobac son semanales – todos los días martes – y se realizan con el reducido grupo de los bancos locales más importantes.
  2. b) La tasa de corte no surge como porcentaje directo sino por diferencia entre importes colocados bajo la par y valor nominal de las letras a su vencimiento.

El BCRA se jacta de estar bajando las tasas de interés de las Lebac – hoy al 32 % – después de haberlas subido del 31 al 38 %.

  1. c) Una gran parte de las colocaciones corresponde a renovaciones de Lebac al vencimiento, aunque en los últimos tiempos la licitación de más letras nuevas fue en crecimiento. Por ejemplo, en la operación del 5.1 – sobre un total de 39.100 M$ – 14.200 M$ correspondieron a renovaciones y 24.900 M$ a nuevas colocaciones.

Como ya se daba bajo la administración Kirchner, el oligopolio de los grandes bancos prestamistas del BCRA como suscriptores de letras tiene siempre a su favor la carta de presión extorsiva previa a las licitaciones semanales de pasar por el escritorio a renovar las letras o pasar por la ventanilla de caja para cobrar, en cuyo caso se malograría la finalidad buscada por el gobierno de absorber dinero de la plaza.

Con esta modalidad común a las administraciones Kirchner y Macri, el BCRA viene pagando intereses altísimos: según el Balance 2014 los Intereses Pagados ese año – prácticamente todos por Lebac – fueron 43.300 M$ (en el 2013 habían sido 15.900 M$) mientras que por la colocación de las reservas internacionales se percibieron Intereses Ganados por sólo 3.200 M$ en 2014, equivalentes a 142 MD (habían sido también unos 3.000 M$ en 2013).

Nótese que la rentabilidad de las reservas internacionales en 2014 – todavía no se tienen datos del 2015, ni siquiera proyectados – fue prácticamente nula: de sólo el 0.012 % (!), producto de los 3.200 M$ de intereses dividido por el valor de las reservas, que a esa fecha era de 268.600 M$.

Tampoco se tiene todavía información acumulada de las Lebac del 2015 pero se estima para el año un costo financiero total por letras del orden de los 80-90.000 M$ o más – resultado de tasas promedio que fueron subiendo durante el ejercicio pasado del 25 al 30 % aproximadamente, y que llegaron en Diciembre a los niveles aún mayores citados.

Las altas tasas pagadas por el BCRA en concepto de intereses por Lebac explican en gran medida las ganancias récord obtenidas en los últimos años por los grandes bancos locales – que tienen un tercio de sus carteras colocado en títulos públicos (especialmente letras/notas) – ganancias que ahora ascienden un escalón más con el incremento producido en los inicios del gobierno Macri.

Las Lebac fueron – hasta fines de la administración K – una forma de comprar reservas con deuda, trasponiendo la secuencia de pasos: primero se emitía dinero sin respaldo para comprar dólares y luego se esterilizaban esos pesos colocando letras que pagaban intereses cada vez más altos.

Si bien formalmente estas letras tienen una finalidad primaria de regulación monetaria, en la práctica se han venido usando bajo la modalidad citada para reponer las divisas utilizadas para el pago de deuda externa con reservas – a favor de acreedores privados y organismos financieros internacionales – y, a la vez, para elevar el piso de las tasas locales de mercado, mejorando el consiguiente lucro financiero-bancario.

El gobierno Macri, desde el inicio de su gestión, está apelando fuertemente a esta suba de tasas de interés, con un triple efecto:

  1. Contraer gran parte de la Base Monetaria (BM) con fines anti-inflacionarios, aunque soslayando que el aumento de las tasas de interés también es un factor de inflación por el traslado a precios del costo financiero de las empresas.
  2. Favorecer adicionalmente el negocio y la rentabilidad bancaria en la Argentina, pese a los efectos recesivos que conlleva el aumento de las tasas de interés. Y
  3. Atraer capitales externos especulativos o golondrina, que aprovechan el diferencial entre tasas de interés locales e internacionales con tipo de cambio estable.

Desde las postrimerías de la administración Kirchner la Argentina arrastra el absurdo de tener el equivalente a 2/3 de su BM en Lebac, pagando tasas de interés superiores al 30 % anual por un dinero emitido que luego se inmoviliza.

Al 31.12.15 la BM era de 623.900 M$ y el stock de Lebac de 416.900 M$: un 67 %.

Paradójicamente, las reservas que se compran al costo de pagar estas tasas del orden del 30 % y más tienen – como hemos visto – un rendimiento financiero prácticamente nulo.

Según el último balance semanal del BCRA – al 31.12.15 – el saldo de reservas brutas era a esa fecha de 25.600 MD, pero si le restamos los 10.700 MD de los depósitos en moneda extranjera (encajes bancarios) y los 10.600 MD de otros pasivos (por préstamos de otros bancos centrales) y le descontamos además los 2.000 MD bloqueados por el juez Griesa para pago a los bonistas del Megacanje Kirchner-Lavagna 2005-2010, tenemos que las reservas internacionales propias del BCRA quedarían reducidas a sólo unos 2.300 MD.

Sin contar con el peso condicionante del enorme stock de Lebac – equivalente a 32.100 MD – que son letras que permanecen en pesos a cambio de las altas tasas de interés pagadas por el banco sobre estos títulos, que se renuevan e incrementan permanentemente para evitar que los fondos se deriven al dólar.

La nueva administración Macri, frente a este problema estructural de reservas compradas con deuda y altos pasivos cuasi-fiscales tiene en curso negociaciones con una serie de  bancos internacionales – coordinados por la Banca Morgan – para recapitalizar el BCRA precisamente con más Deuda Externa.-

giuliano-630x280

*Licenciado en Administración, orientado profesionalmente a Organización/Sistemas y Planificación Económico-Financiera, en la actividad privada. Especializado en temas de Geopolítica, Economía y Finanzas  Públicas. Ex Asesor en el Congreso de la Nación.

Especialista en el tema de la deuda externa. Sobre ello escribió: PROBLEMÁTICA DE LA DEUDA PÚBLICA ARGENTINA, en tres tomos: I. LA DEUDA BAJO LA ADMINISTRACIÓN KIRCHNER, II. MEGACANJE Y CRISIS DE DEUDA 2001, Y III. DEUDA, MONEDA Y USURA.

Compartinos:
enero 14th, 2016|Columnas de Opinion|0 Comments

Protocolo contra la protesta social: entre circular y trabajar – Por Alicia Ciciliani*

El pasado noviembre, en Madrid, un grupo de diputados socialistas españoles me transmitieron su preocupación por una nueva ley de seguridad ciudadana que el Partido Popular de aquel país aprobó –mediante su mayoría absoluta en el Congreso– en esta segunda mitad del año.
La nueva ley restringe hasta límites impropios en una democracia la libertad de expresar cualquier tipo de disentimiento. A tal punto es así que en la jerga cotidiana se le llama «ley mordaza» y Pedro Sánchez, candidato a presidente por el PSOE, ha asegurado que en el caso de formar gobierno y llegar a la Moncloa, una de sus primeras medidas será derogarla.
La ley española incluye apartados que dan valor probatorio a las simples declaraciones de los agentes policiales, ponen en riesgo el derecho fundamental a la no discriminación por ideología política e incluye un cúmulo de conceptos jurídicos indeterminados que llevan a la duda de que es punible y que no, dando lugar a un poder policial desmedido de vigilancia y control.
¿Acaso cuando cuando el Gobierno de Cambiemos hablan del borrador de un protocolo para actuar ante las protestas sociales, estarán pensando en un espacio jurídico similar? Esperemos que no y que las afinidades ideológicas entre ambos gobiernos no tienten al nuestro a seguir los pasos del español.
El Estado no puede estar ausente en la resolución de los conflictos sociales y aparecer solo para reprimir la protesta que estos generan.
Hace unos días hemos vivido escenas extremas por la quiebra de la empresa avícola Cresta Roja que ha dejado en la calle a miles de trabajadores y trabajadoras. No parece prudente ignorar las dificultades que generan los cortes y los piquetes pero tampoco poner esto en el mismo plano que las consecuencias laborales y sociales derivadas de esa situación.
¿Dónde está el equilibrio? En el rol del Estado más allá de los gobiernos. Así como el hambre no puede tolerarse desde ninguna posición y su superación es inherente a la vida en un Estado democrático, también se deben garantizar las condiciones básicas en el mercado laboral: el trabajo digno y la resolución equitativa de los conflictos que pueda generar el cumplimiento de este derecho. Responder solo con represión a las quejas que generan los conflictos es como intentar sofocar el hambre eliminando a los hambrientos.
Este gobierno ha comenzado haciendo una elocuente defensa del cambio, el diálogo y la participación de todos los sectores. En esta cuestión y ante la inminente presentación de un protocolo para regular la protesta social, sería una buena ocasión para demostrarlo. También sería interesante que, paralelamente, se presentaran a la sociedad protocolos sociales para dar solución o encaminar los conflictos laborales. No es buena señal poner tanto celo en las consecuencias del problema y no en sus causas.
No estaría mal que el dogmatismo ideológico se nutriera de humanismo parece mucho más apropiado que el neoliberalismo del gobierno español. Sería bueno que en Argentina encontráramos una respuesta que nos aleje del ejemplo del Partido Popular. Aunque esto sea tentador para algún integrante del gobierno.

Compartinos:
enero 11th, 2016|Columnas de Opinion|0 Comments

¿Peronismo republicano? – Por Pablo Anzaldi*

Desde hace unos años se habla en los medios de comunicación y en ciertos ámbitos bajo su influencia, de la necesidad de un “peronismo republicano”. En cierto sentido, el cacareado “peronismo republicano” es un producto de diseño. Cuenta con el aval de algunos sedicentes comunicadores sociales, lo reclaman los antiperonistas y también lo proponen los eternos candidatos a cubrir la vacante- que ya tiene entre 40 y 70 años, depende como se la mire- del Consejo del Partido Justicialista.

En este asunto hay- acaso ex profeso- una confusión. En consecuencia, parece necesario exponer algunos conceptos que pueden clarificar qué es lo republicano, a qué llaman república en este caso y qué tiene que ver el peronismo en todo esto.

La definición clásica

El término república tiene una acepción clásica, que permanece como verdad fundamental en la realidad política. Todos los ciudadanos deberíamos grabar en nuestro DNI la frase de Cicerón: “res publica res populi”. La cosa pública (res- pública) es cosa del pueblo. La frase completa ciceroniana dice: “Es pues la cosa pública cosa del pueblo; empero pueblo no es toda reunión de hombres, congregada de cualquier modo, sino una reunión asociada por consentimiento de derecho y participación de utilidad.”

El peronismo

El peronismo fue un movimiento creado y conducido por el General Perón desde 1943 hasta su muerte en 1974. En sus primeros años, el peronismo también fue modelado- en su pasión contra las jerarquías convencionales y los atropellos sociales- por la personalidad política de Eva Perón.

Tanto en el poder como en el llano, el peronismo conducido por el General Perón actuó para que la res publica sea efectivamente res populi. No de palabra, sino de hecho. En función de esto, el Movimiento Peronista se organizó como Partido Peronista Masculino, Partido Peronista Femenino, Confederación General del Trabajo y, ya a fines de los 60, Juventud Peronista. Las ramas del Movimiento encuadraban “por consentimiento de derecho y participación de utilidad”: eran el pueblo, no la gente, ni la opinión pública. Precisamente, el General Perón decía que la generación del  80 había organizado el Estado, pero no a la Nación. ¿Qué capacidad de negociación tiene una persona suelta ante el capital que demanda mano de obra? Y a la inversa, ¿Qué garantía tiene el Capital de no ser arrasado por el marxismo si no hay un equilibrio entre las clases? La idea de la Comunidad Organizada buscaba precisamente darle cause orgánico a la Nación: trabajadores, industriales, profesionales, universitarios, etc. En sentido amplio, las Organizaciones Libres del Pueblo tendían a completar el cuadro de la síntesis entre res publica y res populi. Todo lo que vino después de la muerte física del General Perón no actúa informado por la palabra de Perón. Es otra cosa. ¿Qué es? Provisoriamente, digamos que es peronismo por analogía (aunque peronismo al fin).

El republicanismo antiperonista

El antiperonismo históricamente cantó loas a la “república”. Con exaltación criptomasónica, entrecerraban los ojos como quien realiza un “rezo laico”, como dijera uno de los peores presidentes de la historia argentina. El sueño de Escipión fue sustituido por el sueño de “la república”, ayer de doctores, hoy de “ceos”: una res publica sin populus, una república blanca. Para hablar sin rodeos: con los negros con la ñata contra el vidrio. Es la remodelación del sueño de Sarmiento y de Mitre: arrodillar al pueblo argentino a los pies del altar de “su república”, cuyo correlato es la sujeción sin medias tintas de la Nación Argentina a la división internacional del trabajo. Una Argentina con la mitad afuera.

Aviso a los despistados

Es indudable que la unidad nacional es un bien anhelado.  Perón apretaba, sí, pero porque los sedicentes republicanos cerraban las puertas de la república al pueblo, a la mujer, a los trabajadores. Así todo, el argumento doctrinario de la colaboración de clases se tradujo progresivamente en política de unidad nacional por diálogo político, pero cuando el pueblo estaba organizado (alcanza con preguntarle a quien ronde los 70 años cómo lucían las calles cuando había un paro general convocado por CGT o los días 1 de Mayo en los años 60 o 70 para saber de qué se habla cuando se habla de organización popular).

Pero, ¿qué es el peronismo en la actualidad? Es materia de otro debate.

Por cierto, fue una prédica incansable del General Perón lograr la unidad nacional. Pero cuidado con los traficantes de mentiras políticas. La unidad nacional no debe ser confundida con la licuación del pueblo en la normalidad de las instituciones republicanas sin pueblo.

Recordémoslo una vez más: para Cicerón, res publica res populi. Esa es la verdad fundamental del Estado.  Y de paso podemos “mandar el aviso”: a diferencia de los politicastros actuales, el General tenía una notable formación clásica.

*Pablo Antonio Anzaldi( 1972)

Politólogo – Profesor universitario
pabloanzaldi@gmail.com

Compartinos:
enero 7th, 2016|Columnas de Opinion|0 Comments

El desastre ambiental por inundaciones involucra y convoca a todo el MERCOSUR

* Por Alfonso Gonzalez Nuñez

Como calamitoso efecto de las constantes y torrenciales lluvias que azotan a extensas franjas de la región, Paraguay, Uruguay, sur del Brasil y noreste de Argentina, los ríos de la Cuenca del Plata registran inusuales crecidas que precipitan el desborde de las aguas de sus cauces ordinarios anegando poblaciones ribereñas enteras (más…)

Compartinos:
diciembre 31st, 2015|Columnas de Opinion, Noticias, Parlasur|Comentarios desactivados en El desastre ambiental por inundaciones involucra y convoca a todo el MERCOSUR

El año en que Turquía jugó al límite e irritó a Rusia

Por Daniel Lagos (Télam)

Turquía vivió en 2015 uno de los años más intensos en una década, que cierra con un pico de tensión con Rusia por la guerra en la vecina Siria pero que incluyó además dos elecciones ardorosamente disputadas, la reanudación del nunca resuelto conflicto interno con los kurdos y los atentados más sangrientos de la historia del país.
El derribo de un cazabombardero de Rusia que participaba de misiones de ataque al Estado Islámico (EI) en territorio sirio, cerca de la frontera con Turquía, pulverizó la robusta relación económica y comercial que los dos países habían forjado en los últimos tiempos.
El gobierno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que sus aviones F-16 abrieron fuego ese 24 de noviembre porque la aeronave rusa violó su espacio aéreo e ignoró varias advertencias, pero Rusia lo negó categóricamente.
El detalle de lo ocurrido sólo colaboró en poner más combustión al episodio: tras el ataque, los dos pilotos rusos accionaron sus paracaídas. Uno se salvó, el otro fue acribillado a balazos cuando se balanceaba en el aire en busca de tocar tierra.
Fue asesinado por una brigada yihadista que ostenta un nombre que despertó no pocas suspicacias: Sultán Abdulhamid, el último que tuvo el Imperio Otomano.
A su mando, Alpaarlen Celik, cuadro militar de los “lobos grises”, grupo fascista turco acusado de ser grupo de choque de Ankara para reprimir opositores y del que surgió Mehmet Ali Agca, que el 13 de mayo de 1981 atentó contra el Papa Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro, en Roma.
¿Jugada política calculada al milímetro? ¿Temeridad que le costará su carrera política? Sólo el tiempo dará la respuesta a las motivaciones reales que llevaron a Erdogan a tomar una decisión de tal envergadura, y que desató la actual crisis política y diplomática con el oso ruso.
Y la respuesta del hombre del Kremlin no tardó en llegar: el 30 de noviembre, el presidente Vladimir Putin acusó a Turquía de ser “cómplice del terrorismo” y de comprar el petróleo que el EI extrae de las zonas de Siria e Irak que controla, y cuya venta en el mercado negro constituye su principal fuente de financiamiento.
De inmediato, Erdogan, a su vez, desafió a Putin a probar sus acusaciones y hasta puso su renuncia -y también la del presidente ruso- sobre la mesa.
¿Amagos de dos boxeadores en el centro del ring side? No lo parece.
La crisis cobró músculo, y la escalada, no sólo verbal y que recuerda a los momentos de tensión durante la Guerra Fría, tomó vuelo: Moscú instaló misiles de largo alcance en Siria, a 50 kilómetros de la frontera turca, y equipó a los aviones de su campaña siria con misiles tierra-aire para defenderse.
Rusia también impuso duras sanciones económicas contra Ankara, incluyendo una veda a la importación de frutas y verduras del país musulmán y una virtual prohibición del turismo bilateral, que significarían un drenaje de más de 10.000 millones de dólares anuales para las arcas turcas.
“Nosotros de ninguna manera apoyamos al Estado Islámico, pero entendemos que el combate contra este grupo debe darse en forma paralela, no independiente, a la democratización del gobierno sirio”, se sinceró Cemalettin Hasimi, vocero del primer ministro Ahmet Davutoglu, ante una pregunta de Télam días antes de la primera vuelta de las elecciones parlamentarias de junio último.
La consulta, informal, realizada durante una de las tantas rondas de café “a la turca” en un salón privado del coqueto restaurante Baklava, en Ankara, estuvo referida a una pregunta clave: “para Turquía ¿quién es el enemigo principal, el Estado Islámico o el gobierno de Siria?”.
Es que ya en ese entonces arreciaban las denuncias de intervención directa del gobierno de Erdogan a favor del grupo fundamentalista, acusaciones que al paso de los meses cobraron envergadura y llegan hoy a niveles de escándalo internacional.
En ese contexto, el Partido de la Justicia y Desarrollo (AKP) de Erdogan ganó los comicios de junio, pero perdió su mayoría absoluta por primera vez en 12 años en el poder y no pudo formar gobierno, forzando una repetición de las elecciones en noviembre.
Los avatares de la política externa turca, como la sombra al cuerpo, se entrecruzan con la situación interna, en que pese a que los sondeos previos no eran promisorios para el AKP el partido de Erdogan sorprendió con una amplia victoria en los comicios del 1 de noviembre, recuperó su mayoría absoluta y formó un gobierno por sí solo.
Con el auspicio, entonces, de los buenos resultados electorales, el mandatario aspira ahora a encarar un sueño largamente anhelado: reformar la Constitución y marchar hacia un régimen de gobierno de corte presidencialista, con un jefe de Estado con un rol más decisivo que el carácter actual, más bien protocolar, de su cargo.
Pero tiene una piedra en el zapato que le impide caminar con soltura hacia ese objetivo: el problema kurdo. La tregua a la que trabajosamente se había arribado dos años antes con el guerrillero partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) se hizo trizas, entre otros motivos por la seguidilla de atentados contra esa minoría.
En uno de ellos, el 20 de julio, contra una concentración de jóvenes del ascendente partido Democrático de los Pueblos (HDP), en la ciudad de Suruc, a menos de 30 kilómetros de la frontera con Siria, acabó con la vida de 32 activistas.
Pero el más grave de todos ocurrió el 10 de octubre en la estación central de trenes de Ankara: más de 100 muertos y cerca de 240 heridos por un doble atentado suicida durante una manifestación por la paz del HDP, un hecho que Ankara achacó al EI.
El gobierno utilizó a su favor el clima así enrarecido, jugó a fondo la carta del miedo como línea política, persiguió a la oposición y a los medios independientes y recuperó terreno por derecha.
De aquí en más, Erdogan tendrá que demostrar grandes dotes de estadista, amén de no poca cintura política. Y además, barajar y dar de nuevo respecto a Siria, el EI y Rusia.
En particular en éste último caso, de no ser así, podría cumplirse su propia profecía y tener que entregar su cabeza a Moscú.

Compartinos:
diciembre 31st, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Mercosur emprende una reformada trayectoria comunitaria

* Por Alfonso Gonzalez Nuñez

La flamante perspectiva argentina de lanzarse a recuperar su antiguo esplendor económico a través de las reglas del libre mercado tendrá sus repercusiones positivas al interior del MERCOSUR y particularmente en Paraguay, cuyo comercio internacional, de exportación e importación, circula en aproximadamente el 80% por territorio rioplatense (más…)

Compartinos:
diciembre 28th, 2015|Columnas de Opinion, Noticias, Parlasur|0 Comments

España incierta – por Mariano Yakimavicius*

 

Las últimas elecciones dejaron como saldo un parlamento fragmentado y serias dificultades para formar el nuevo gobierno. La incertidumbre política también contagia a la economía.

España enfrenta un escenario político novedoso desde el nacimiento de su democracia a fines de los setenta. Es la primera vez que las elecciones arrojan como resultado un parlamento en el cual parece tan difícil formar gobierno.

Cabe aclarar que el español es un sistema parlamentario de gobierno que poco tiene que ver con el presidencialismo argentino. Para empezar, en un parlamentarismo, el gobierno emana del poder legislativo, es un apéndice de aquel. En un presidencialismo, el poder ejecutivo y el poder legislativo se encuentran tajantemente separados y en delicado equilibrio. Además, el parlamentarismo cuenta con un poder ejecutivo dual, en el cual la jefatura del Estado -con fuerte significado simbólico y de unión del país- recae sobre la figura del rey -Felipe VI- y la jefatura del gobierno, encargada de la administración del país, que recae en el primer ministro o presidente de gobierno como le llaman los españoles, ejercida por Mariano Rajoy.

El actual presidente de gobierno, líder del conservador Partido Popular (PP), aspiraba a la reelección, algo que ya no es seguro, teniendo en cuenta que su partido, pese a ser el más votado, obtuvo un magro 28 por ciento de los sufragios. El resto de los votos se repartió entre otros partidos políticos, especialmente entre tres: el tradicional Partidos Socialista Obrero Español (PSOE), y las nuevas agrupaciones políticas Podemos y Ciudadanos. La joven formación de izquierda Podemos, fue la que irrumpió con mayor fuerza, complicando la estrategia bipartidista de los tradicionales PP y PSOE.

 

¿Qué se necesita para formar gobierno?

 

El parlamento español cuenta con 350 legisladores. Para poder formar gobierno de manera inmediata, es decir, para designar al presidente de gobierno y sus ministros del gabinete, un partido político o una coalición de partidos debe contar con la mitad más una de las bancas, o sea, 176.

El partido del actual presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, obtuvo 123 escaños, quedando su partido bastante lejos de la mayoría de 176 necesaria para gobernar. El PSOE obtuvo 90 bancas, Podemos obtuvo 69 y Ciudadanos se quedó con 40. El resto se distribuyó entre agrupaciones menores, algunas que representan a sectores nacionalistas y otras de izquierda.

Lo cierto es que Rajoy pensaba desde antes de las elecciones en una eventual alianza ocasional con Ciudadanos, formación con la que su partido no mantiene una diferencia ideológica muy grande, pero ni siquiera sumando los escaños de uno y otro sector alcanzan los 176.

 

¿Qué pasó?

 

Los cuatro años de gobierno del PP estuvieron marcados por la crisis económica, los recortes presupuestarios -léase ajuste- las protestas ciudadanas, los casos de corrupción y la tensión entre el gobierno central y las intenciones separatistas de los catalanes. En 2011 el PP obtuvo la mayoría parlamentaria absoluta con 186 escaños y no dependió de otras fuerzas políticas para formar gobierno. La pérdida de votos de 2011 a 2015 es de 4 millones.

Por otra parte, el otro partido tradicional, el PSOE, liderado por Pedro Sánchez, obtuvo con sus 90 escaños, el peor resultado en unas elecciones generales. Queda claro entonces, que los votos de los españoles se “fugaron” en estas últimas elecciones de los partidos políticos tradicionales hacia otras alternativas más novedosas.

Podemos, es la traducción político partidaria del movimiento de los indignados españoles, que capitalizó muchísimos sufragios y que no cuenta con una ideología lo suficientemente consolidada, aunque podría interpretárselo como de una nueva izquierda, dispuesta a romper con los vicios tradicionales de la política española.

Dicho de otro de otro modo, los españoles cuestionaron seriamente el bipartidismo que los gobernó durante los últimos treinta años. De hecho, la suma entre el PP y el PSOE pasó de cerca del 80 por ciento de los votos a contar con poco más del 50 por ciento en las últimas elecciones.

 

Panorama incierto

 

Se abrió así un período de negociaciones entre los líderes de las distintas fuerzas políticas signado por la incertidumbre. Pese a que los plazos constitucionales para acordar la conformación del nuevo gobierno se cumplen rigurosamente, la indefinición para la conformación del nuevo gobierno, traslada la incertidumbre hacia otros ámbitos, como la economía por ejemplo, donde la bolsa española cayó notoriamente. Esto es bien sabido en Argentina, donde la prolongada definición del nuevo gobierno tras esperar el ballotage, produjo también una gran incertidumbre.

Pero también en el ámbito internacional, se genera un compás de espera. Además de los socios de España en la Unión Europea, Argentina aguarda con impaciencia la definición del nuevo gobierno español para relazar las relaciones bilaterales que se resintieron durante el período kirchnerista, especialmente desde el incidente entre el gobierno argentino y la empresa española Repsol, a propósito del control de YPF.

Por todos estos motivos, Mariano Rajoy que pese al magro margen de votos obtenidos fue el ganador, se encuentra con que no le alcanzan las bancas obtenidas para formar gobierno y deberá negociar con alguien para mantenerse en su cargo. Los mercados, los medios masivos de comunicación y hasta el monarca, lo presionan y esperan que pueda negociar rápidamente una salida exitosa antes del 13 de enero, fecha de la primera votación para la conformación del gobierno. Rajoy apunta a obtener los sufragios de Ciudadanos y posiblemente la abstención del PSOE, pero aún así, le estarían faltando 13 escaños para alcanzar su objetivo.

Es por ese motivo que no debe descartarse el líder del PSOE, Pedro Sánchez, intente crear una “coalición de perdedores” con los partidos de izquierda y los nacionalistas vascos y catalanes. Para ello dependería de Podemos, formación emergente de apenas dos años de vida liderada por el carismático Pablo Iglesias, y que en su primera comparecencia en unas elecciones generales se ha colocado en tercera posición, logrando 69 escaños.

El principal obstáculo para este tipo de acuerdo es el referéndum de autodeterminación que tanto Podemos como los nacionalistas defienden para Cataluña y al que se opone el PSOE, que apuesta por una reforma constitucional que convierta a España en un estado federal, otorgándole más autonomía a las diferentes regiones del país.

De no alcanzar nadie la cifra de los 176 escaños, bastaría una mayoría simple en una segunda votación de los diputados, es decir, que haya más votos favorables a la investidura que en contra. En ese contexto, Rajoy intentaría negociar la abstención del PSOE o de Ciudadanos, para poder formar un gobierno solamente del PP, aunque débil en su legitimación ante la sociedad.

En definitiva, la incertidumbre reinante en la política provoca el temor en algunos sectores de que las dificultades que tendrá Mariano Rajoy para poder formar un gobierno sumerjan a España a un periodo de inestabilidad política similar a los que se han vivido en países como Grecia e Italia, en un momento en el que la economía de la nación europea parece haberse estabilizado aunque presenta todavía importantes debilidades y una preocupante tasa de desempleo del 21 por ciento.

Asimismo, la inestabilidad política podría ser aprovechada por los separatistas catalanes cuyos desacuerdos internos los había dejado prácticamente en la inacción. La debilidad manifiesta en la que ha quedado de momento el gobierno central, los reactivó, y ahora quieren acelerar el proceso de desvinculación del Reino. España enfrenta incertidumbre política, económica, social y la posibilidad real de su desmembramiento.

*Mariano G. Yakimavicius

Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
diciembre 28th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Colombia y la paz al alcance de la mano – Por Mariano Yakimavicius

Los recientes avances entre el gobierno y la guerrilla en torno al tratamiento del conflicto armado, deja a Colombia en la antesala de la paz.

Más de cincuenta años de combates, más de 220 mil muertos y más de 7 millones y medio de víctimas, son el saldo de la violencia en Colombia y que parece llegar a su fin.

Las negociaciones de paz entre el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC) que se llevan adelante en La Habana, Cuba,  comenzaron formalmente en octubre de 2012. Se estructuraron en cuatro etapas: la primera, de acercamientos exploratorios y secretos; la segunda, de elaboración del acuerdo; la tercera, de refrendación; y la cuarta, de implementación.

Entre los temas a incluir en la segunda etapa, hubo varios que fueron materia de controversia y arduas negociaciones entre las partes, entre ellos, el despliegue de una política pública de desarrollo agrario integral, la participación en política que tendrán los miembros de las FARC tras deponer las armas, el fin del conflicto por parte de las FARC -otros grupos guerrilleros menores como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) negociarán por separado-, la actual política de drogas y -por último- el tratamiento a las víctimas, tanto de las FARC como del Estado. Este último punto fue el que mayores dificultades supuso y demoró las negociaciones un año y medio.

 

¿Por qué los últimos avances son tan importantes?

 

  1. Las partes lograron poner a las víctimas del conflicto en el centro de la escena. Las delegaciones del gobierno y de las FARC pudieron finalmente destrabar el punto 5 del acuerdo en gestación, que se refiere a los afectados por el conflicto. El acuerdo comprende un sistema integral en el cual, entre otros mecanismos, se incluye una unidad de búsqueda de las personas desaparecidas que sigan con vida, y la restitución a sus familiares para el caso de los desaparecidos que sean encontrados sin vida. El conflicto colombiano no cuenta con cifras oficiales, pero se estima que el número de desaparecidos oscila entre 45 y 106 mil. También se planteó un enfoque diferencial y de género en el caso de las mujeres, las niñas y los niños, y los territorios más afectados.
  2. Se arribó a un acuerdo acerca de la aplicación de justicia. Deberán someterse a ella todos los responsables de crímenes cometidos en el marco del conflicto. En este sentido, ambas partes han tenido que hacer concesiones importantes. Las FARC por reconocer los límites de la “motivación política” de sus acciones, admitiendo que hay actos que quedan por fuera de esa justificación. El Estado, por aceptar que el mecanismo de justicia pueda alcanzar a sus propios agentes.

De hecho, se contempla que los responsables que puedan ser procesados sean, además de los guerrilleros, los miembros de las fuerzas armadas y también civiles -concretamente los paramilitares- que hayan cometido crímenes en el marco del conflicto. También se establecen penas diferenciadas para quienes cuenten la verdad y para quienes no lo hagan.

  1. Se estableció una fecha límite para la firma de un acuerdo definitivo. El 23 de marzo de 2016 es el límite para suscribir el acuerdo. Una vez firmado, las FARC tendrán sesenta días para dejar las armas. De concretarse, se le habrá dado el adiós definitivo a la última y más larga guerra de Colombia y de toda América. Pero si estos plazos autoimpuestos no pudieran cumplirse, se correría el grave riesgo de destruir las esperanzas y los anhelos de los colombianos.

 

El contexto

 

Los anuncios sobre los últimos avances se produjeron en un momento clave, luego de más de dos meses de cese del fuego de manera unilateral por parte de las FARC y de la disminución de acciones militares por parte del gobierno. Dicho de otro modo, el proceso de negociación fue decantando hacia la situación actual caracterizada por el nivel más bajo nivel de violencia asociada al conflicto en los últimos cuarenta años.

Además, el proceso de paz está siendo recibido por la Comunidad Internacional con un fuerte apoyo. Desde el Papa Francisco, quien advirtió que “no tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación”, hasta en los Estados Unidos, cuyo secretario de Estado, John Kerry, expresó que los últimos avances “constituyen un progreso histórico hacia un acuerdo de paz definitivo”.

En última instancia, el presidente Santos no se equivoca cuando señala que los colombianos están “sentando un precedente ante la comunidad internacional que puede dar esperanza para otros conflictos armados en el planeta”.

El único eje opositor a los acuerdos gira en torno al Centro Democrático, el partido del expresidente Álvaro Uribe, quien siempre se manifestó en contra de cualquier negociación con la guerrilla y sobre quien recaen sospechas de haber alentado a grupos paramilitares a que lucharan -desde la ilegalidad- contra ella. Para Uribe cualquier concesión que se la haga a la guerrilla es una derrota, aunque el resultado de ello fuera la paz.

 

El futuro

 

Es importante destacar que el acuerdo sobre aplicación de justicia no garantizará la amnistía total, sino que se contempla para “los delitos políticos y sus conexos”. De él podrían beneficiarse hasta 15 mil guerrilleros. Pero ha quedado claro que no serán objeto de amnistía o indulto las conductas tipificadas en la legislación colombiana que se correspondan con los delitos de lesa humanidad, el genocidio y los crímenes de guerra.

Las medidas para la reparación siguen siendo uno de los aspectos más difusos. Tanto del acuerdo, como de las palabras de Humberto de Calle, jefe negociador del Gobierno, e Iván Márquez, representante de la guerrilla, se desprende la obligación de colaboración de las partes, pero no se detalla en profundidad. Se discutieron iniciativas sobre desminado o reconstrucción de infraestructuras dañadas por ejemplo.

No se especificó sin embargo si son posibles fondos o ayudas directas a las víctimas del conflicto ni quién se encargaría de respaldarlos económicamente. Hasta el momento, 580 mil víctimas fueron reparadas, según informó el presidente, quien aclaró que “una cosa es lo que podemos hacer como Gobierno, y otra lo que podemos lograr si todos los que participaron en el conflicto hacen aportes concretos”.

La imagen hasta hace pocos años impensada del presidente Juan Manuel Santos estrechando la mano del líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, constituye en si misma un mensaje esperanzador para todo el planeta. Colombia podría constituirse en el más vivo testimonio de que se puede volver del infierno.

Compartinos:
diciembre 22nd, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

“Occidente contra occidente” – Un nuevo libro de Federico Addisi

Addisi, Federico Gastón

Addisi, Federico Gastón

En este nuevo libro de Federico Addisi (*), “Occidente contra Occidente” exhibe las elocuentes  contradicciones derivadas del mundo globalizado en tanto premisas anti filosóficas, anti religiosas  y anti culturales, artífices de la inmanencia, el hedonismo y al materialismo que sustentan las  propuestas geopolíticas, económicas y financieras de lo que se da en llamar como “Nuevo Orden  Mundial”.

Todas estas cuestiones son estudiadas y descriptas cabalmente por el autor; quien fuera de agotar su análisis en meras cuestiones geográficas de latitud y longitud, centra su estudio en las raíces civilizatorias de occidente con el objeto de re descubrir las esencias que la informan y contraponerlas con los desvalores del occidente actual y decadente, que nutren a las diversas dictaduras del Pensamiento único.

Gentileza: TLV1

 

 

Desde NCN los invitamos a la presentacion de este nuevo libro y apoyamos como parte de nuestro equipo para semana a semana ir conociendo los detalles de esta publicacion:

Occidente vs occidente Addisi

 Presentación:

 Miércoles 23 de diciembre de 2015, 19.00hs. – Instituto nacional Juan Manuel de rosas  – Montevideo 641, Ciudad de Buenos Aires.

 (*) Historiador revisionista. Estudió en la Facultad de Derecho de la Universiad del  Salvador. Además es Diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y en Relaciones  Internacionales (UAI). Publicó “San Martín, Rosas, Perón. Un homenaje a Fermín  Chávez” (2008); “Estévez. Vida de un Cruzado” (2009); “Raúl Scalabrini Ortíz. Sus libros  y sus enseñanzas” (2009); “Aportes al Bicentenario” (2011); “Historia de la Revista del  Instituto Juan Manuel de Rosas” (2013). Es columnista en “Noticias del Congreso  Nacional”. Como historiador, pensador y periodista siempre se manifestó estrechamente vinculado al Pensamiento Nacional y a la Doctrina Nacional del Justicialismo. Actualmente es el Director de Cultura de la Fundación Rucci de la Confederación General del Trabajo.

Compartinos:
diciembre 19th, 2015|Columnas de Opinion, Noticias|0 Comments

Cumbre de Asunción: Punto de inflexión para el MERCOSUR

* Por Alfonso Gonzalez Nuñez

Enfocando equitativamente el escenario emergente en la región, nos animamos a vaticinar que la reunión cumbre del MERCOSUR a celebrarse en nuestra ciudad capital los días 20 y 21 del año en curso, podría constituirse en el punto de inflexión que prologue la conversión integral de una sociedad supranacional muy venida a menos a consecuencia de rutinas extemporáneas incompatibles con lo estipulado por los estatutos de la globalización, el Tratado de Asunción y prescripciones adjuntas (más…)

Compartinos:
diciembre 18th, 2015|Columnas de Opinion, Noticias|0 Comments

“Para salir de la crisis energética hay que apostar a las energías renovables”

* Por Fabián Lugarini (Asesor Proyecto Sur, comisión de Energía)

La admisión por parte del nuevo gobierno de la crisis energética que atraviesa el país es simplemente el blanqueamiento de una situación que ya era evidente para todos los argentinos que vienen sufriendo las consecuencias de la misma. (más…)

Compartinos:
diciembre 16th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

¿Era posible para Perón construir un movimiento nacional en hispanoamérica?

Por Patricio Lons*

Crear un nacionalismo en Hispanoamérica era y es muy difícil, pues el génesis nacional de nuestros estados es fatuo y errado. La patria no nació de la voluntad de un pueblo, sino de una burguesía criolla mal interesada que tergiversó la historia para beneficiarse ella sola de su comercio con el extranjero y sin visión alguna de industrializar nuestra tierra. En cambio en la Mitteleuropa, desarrollar movimientos y gobiernos patriotas fue más fácil por su pasado común imperial, que proporcionaba una asentada civilización.

Nosotros nacimos dividiéndonos en treinta estados, destruyendo nuestra moneda imperial hispánica de alcance global, llamada Real de a ocho, asesinando al general Santiago de Liniers, nuestro prócer de las invasiones inglesas y luego firmando un Tratado de comercio y navegación con Inglaterra en 1825, que si lo seguimos en su desarrollo y continuidad histórica, nos condiciona hasta el presente con la entrega del país en los Tratados de Londres y Madrid firmados en los años noventa y continuados hasta el presente.

¿Podía salir algo bueno de todo eso en estos doscientos años? ¿O solo esfuerzos denodados con escasas posibilidades de éxito? Tenemos próceres verdaderos asesinados, exiliados o bombardeados.

Luego, con el correr del tiempo, se fue sustituyendo a la población nativa por asesinatos, guerras civiles e inmigración, muchas veces buena y constructiva, pero también a veces lamentable. Y cuando aparece Perón como consecuencia de la historia, se encuentra con un pueblo mezcla de criollos y gringos muchas veces anarquistas y socialistas. ¡Era difícil hacer la mezcla de doctrina y de política para llegar a buen puerto, apenas para llegar a algún puerto!

Encima de todo, su gobierno no heredaba poder alguno, debía construirlo desde cero.  Y hacerlo lleva siglos como le llevó a Inglaterra, desarrollando logias, bancos y ejércitos. Perderlo también lleva siglos como lo demuestra España, cuya civilización e imperio perduró cuatro siglos hasta difuminarse y quedar latente entre sus numerosas hijas. Hay una película, La Reina, en la que actúa la actriz británica Helen Mirren, que muestra como la corona inglesa tiene un poder que asombra y sorprende a Tony Blair. Y podemos ver una serie llamada Secret  State, con la actuación de Gabriel Byrne, que muestra a un primer ministro honesto en Downing Street 10, que se encuentra con un poder oculto al que no sabe cómo enfrentar.

El poder lleva siglos para gestarse y crecer, con el objeto de adquirir el desarrollo y dimensiones necesarios para garantizar su propia perdurabilidad y justificación y ese tiempo no lo tuvieron ni Perón, ni Rosas, ni Irigoyen ni lo tenemos nosotros tampoco. Solo nos queda chocar contra nuestra realidad, ya sea porque la analicemos o porque la conjunción de amenazas que enfrentaremos en los próximos años nos hará recordar nuestro origen común en la hispanidad.  Aprovechemos los principios de nuestra civilización para reunificarnos con respeto y libertad y reconstruir nuestro poder como herederos de España y apliquemos su sabiduría para la unidad, que como somos hijos del Fuero Juzgo que determinó a Carlos V cuando lo coronaron, repitamos: “Nos, que valemos más que vos, vos facemos rey en tanto respetéis nuestros fueros y libertades”.

Cuando las potencias que ya actúan en nuestros territorios destruyendo nuestra identidad, nuestra economía y hasta nuestro medio ambiente, se saquen las máscaras para avanzar sobre los intereses de la patria, tomaremos la iniciativa (si queremos sobrevivir) de reconstruir nuestra civilización aquende y allende la Mar Océano. Y viendo lo que nos queda, podremos con férrea voluntad, retornar a nuestras raíces y tratar de recuperar espiritualmente nuestra civilización hispano católica, para enfrentar con entereza y esperanza en la victoria, los tiempos venideros que nos tocarán vivir.

*Patricio Roberto Lons
Periodista, historiador.Ejerció la cátedra universitaria en la Universidad Austral.
Columnista en numerosos medios de comunicación argentinos y extranjeros e investigador de las raíces hispánicas de nuestra civilización.
Compartinos:
diciembre 12th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

3 de diciembre de 1990: Los carapintada tenían razón. SEINELDIN: Soldado de Dios y de la Patria.

Por Federico Gastón Addisi* Addisi-Federico-Gastón-1-400x200

 

 

 

 


 

Hoy se conmemora un nuevo aniversario del último intento de resistencia organizada contra el Nuevo Orden Mundial y sus personeros locales. Vulgarmente se lo conoce como el “levantamiento carapintada del 3 de diciembre”. En homenaje a todos los que perdieron la vida en estas acciones nos parece justo referirnos a quien fue su máximo responsable militar. El Coronel Seineldín.

“Milo” como me autorizó a llamarlo, fue una excelente persona pero además un brillante oficial del Ejército Argentino.

Durante su carrera  realizó el curso de paracaidistas, convirtiéndose luego en 1968 en Jefe de la especialidad. Fue comando y Jefe de cursos de las fuerzas especiales  en 1975. Participó de la  lucha contra la subversión en el Monte Tucumano. Ese mismo año, realizó junto a un grupo de oficiales un pronunciamiento oponiéndose a todo intento  de ruptura del orden constitucional. Producido  el Golpe de Estado contra el gobierno legal de Isabel Perón, el por entonces Mayor Seineldín manifestó su posición contraria al “Proceso” por lo que a partir de ese momento fue considerado como “persona no confiable” y amenazado con ser arrestado o dado de baja. Fue profesor de Estrategia de la Escuela Superior de Guerra. En 1978 organizó la Unidad Especial Halcón para cuidar la seguridad de ataques terroristas en el Mundial de Fútbol. En 1981 se lo designó Jefe del Regimiento 25 de Infantería en Chubut. Héroe de Malvinas, participó de la Operación del Rosario, con la que se recuperaron las islas. Una vez allí estuvo al mando de la defensa de la pista de aterrizaje, lugar estratégico y vital para mantener las comunicaciones con el Continente. Dicha posición continuó operable hasta el final de la guerra. Condecorado por su gran actuación en la Gesta del Atlántico Sur, en 1985 fue ascendido a Coronel y destinado como Agregado y Asesor Militar en Panamá. Finalmente, ya de vuelta en el país, y al ver el estado de disolución  al que iban conducidas las FFAA, el avance del proyecto mundialista, la cultura gramsciana y la campaña de desmalvinización, se puso al frente de los pronunciamientos militares de 1988 (Virgen del Valle), y del 3 de diciembre de 1990. Por este último hecho  fue condenado a muerte por Carlos Menem, situación de la que fue salvado por las activas gestiones del ex presidente Arturo Frondizi. Juzgado entonces, fue condenado a cadena perpetua, purgando 13 años de prisión en la Cárcel Común de Caseros y en el Penal Militar de Magdalena, padeciendo afrentas  como la denegación de autorización para estar junto a su hijo Mariano cuando este falleció. Tarde  recibió el indulto del presidente Eduardo Duhalde en el 2003, que le devolvió la libertad junto al  terrorista que comandó el ataque al cuartel de La Tablada, Enrique Gorriarán Merlo.
Nuestro Coronel falleció inesperadamente un 2 de septiembre del 2009.

He aquí una somera síntesis de la carrera militar de nuestro Coronel.

La prensa cipaya, y la mentira de la historia oficial no se privaron de injuriarlo durante su vida, situación que él soportó con el estoicismo que lo caracterizaba.

Sin embargo, ni siquiera ante el respeto que deben generar los muertos, se detuvo la prensa canalla y los pseudo historiadores del régimen.

No les bastó con intentar destruir su fama de guerrero y defensor de la Patria cuando Seineldín estaba con  vida. Tampoco bastaron los años de  encarcelamiento. Era necesario comenzar a mansillar su memoria. Había que enterrar su ejemplo y su legado.

De esta manera se dijo del ilustre fallecido: Que fue un procesista y que violó los derechos humanos. Puntualmente lo acusaban del secuestro y desaparición  de Alfredo Giorfi, científico que trabajaba en el INTI y pertenecía a Montoneros. Se dijo también que atentó contra la democracia y que sus pronunciamientos fueron intentos de golpe de estado…si hasta en una inocente presentación  de un libro de mi autoría sobre su subordinado –Roberto Estévez- el diario La Nación lo acusó de hacer comentarios racistas –dichos que como quedó demostrado, jamás existieron-.

En este artículo destruiremos una tras otra todas estas patrañas.

En primer lugar, comentaremos la más pesada de ellas.

Ya hemos dicho que Seineldín jamás fue “procesista”, todo lo contrario, pertenecía a  la línea nacional del Ejército y se opuso tenazmente al Golpe del 76 que trajo consigo al Proceso; mientras algunos falsos demócratas aplaudían a Videla o decían de él “que era un General democrático”. Pero iremos al fondo de la cuestión. Hemos revisado las listas de militares acusados de violaciones a los DDHH, de fuentes insospechables de “pro militarismo”, como ser: www.desaparecidos.org/GrupoF/su.html (Informe de la CONADEP”, Informe de la Asociación de Abogados de la Provincia de Tucumán, Informe de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la provincia de Chaco (1984), Publicaciones de las organizaciones de derechos humanos como “692 culpables del Terrorismo de Estado” y “Culpables para la sociedad – Impunes por la ley”); y en ninguna de ellas figura el Coronel como represor o torturador. Pero no figurar en ninguna lista de militares acusados de violar los DDHH no fue obstáculo para que el diario La Nación le imputara la desaparición de Alfredo Giorgi, científico que trabajaba en el INTI, y que pertenecía a la Organización Montoneros. Pero pareciera que el diario citado desconoce las siguientes pruebas que eximen a Seineldín de esta vergonzosa acusación.

El 23 de agosto del 2005 la Agencia ANCLA publicó la noticia de la  detención del Gendarme (R) Eugenio Pereyra Apestegui, quien ofició de jefe del campo de detención ilegal “El Olimpo”, acusándolo de la detención y desaparición de Alfredo Giorgi en 1978. Por otra parte, también se conoció la sentencia del 19 de noviembre de 2003 que en su parte fundamental  decía:

AUTOS Y VISTOS:

            Para resolver en esta causa n° 14216/03 del registro de la Secretaría n° 6 del Tribunal y en relación a JULIO HÉCTOR SIMÓN, alias “el Turco Julián, argentino, nacido el 12/08/1940, DNI n° 5.482.792, CI n° 4.985.217 (…)

  1. Alfredo Antonio Giorgi:

            Conforme la imputación fiscal de fs. 1195, el nombrado fue detenido el 25 de noviembre de 1978, siendo trasladado al centro clandestino de detención Olimpo, sometido a tormentos, hallándose desaparecido.

            Su caso fue desarrollado bajo el n° 348 en la sentencia dictada en la causa 13/83 en la que se dio por acreditada la ilegal privación de la libertad del nombrado.

            Mario César Villani atestiguó la detención de la víctima en este centro, en tanto Susana Leonor Caride confirmó ello aseverando que el Turco Julián interrogó y torturó a Giorgi (cfr. actas mecanografiadas, Legajos 119 y  359) (…)

            RESUELVO:

  1. I) DECRETAR EL AUTO DE PROCESAMIENTO, con PRISIÓN PREVENTIVA, de JULIO HÉCTOR SIMÓN, de las restantes condiciones personales consignadas en autos, por considerarlo prima facie y por semiplena prueba, autor responsable en la comisión de los delitos de privación ilegal de la libertad agravada por la calidad del autor y la duración en que se ejecutó tal privación (art. 142 incs. 1° y 5° del Código Penal), en forma reiterada, (hechos que damnificaran a (…) Alfredo Antonio Giorgi (…) en concurso real con el agravante del art. 144 ter del código de fondo, ante la aplicación de tormentos, tanto físicos como psíquicos (incs. 1°y 3°), en forma reiterada (…) mandando trabar EMBARGO sobre sus bienes suficientes a cubrir la suma de PESOS DIEZ MILLONES ($ 10.000.000), diligencia que llevará a cabo el Sr. Secretario del Tribunal como Oficial de Justicia ad hoc. (arts. 55, 144 bis, 142 incs. 1°y 5°; 144 ter del Código Penal; 306, 312, 511 y ccdtes. del Código Procesal Penal).

Pasando en limpio, el secuestro, tortura y desaparición del Sr. Alfredo Giorgi fue imputado por la justicia a los Sres. “Turco Julián” y al Gendarme (R) Eugenio Pereyra Apestegui, por lo cual el Coronel Seineldín quedó totalmente eximido de cualquier acusación al respecto.

Una vez zanjada la cuestión de DDHH, nos dedicaremos a aclarar el tan remanido argumento que acusaba a Seineldín de haber intentado un golpe de estado.

En lo que hace a este tema, lo primero que hay que destacar es que jamás se acusó al ex Coronel de querer efectuar un golpe de estado al producirse el levantamiento de Villa Martelli durante el gobierno del Dr. Alfonsín. Por lo tanto habrá que remitirse solamente al alzamiento del 3 de diciembre de 1990, en la presidencia del Dr. Menem. Por aquellos sucesos se juzgó a Seineldín y los otros cabecillas del alzamiento, el 15 de abril de 1991 en la Cámara Federal.

En el juicio declararon conspicuos menemistas, y demás testigos que aseguraron que en su opinión los hechos del 3 de diciembre no se trataron de un golpe militar. Entre ellos podemos citar a Alberto Kohan quien sostuvo “que de las reuniones con él mantenidas no puede desprenderse que atacaran el orden constitucional (…)”.  El Doctor Raúl Granillo Ocampo dijo “No se adoptaron medidas extraordinarias de seguridad ni en la Casa de Gobierno ni en ningún otro organismo público. Nadie tomó seriamente que se pudiese atacar la Casa de Gobierno (…)”. El por entonces miembro de la SIDE y luego subsecretario del Interior, Doctor Gerardo Conte Grand declaró que su opinión era a título personal, entendiendo “que no fue una tentativa inmediata de golde de Estado, pues no hubo empleo de otras FFAA, no hubo proclama revolucionaria, ni tampoco la propalación de ideas revolucionarias (…)”; y el General (leal) D. Dante Caridi respondió que “el Coronel (Seineldín) tiene una formación de nacionalismo extremo, unido a concepciones fuertemente religiosas. No me consta que eso lo llevara al punto de atentar contra el orden democrático”.

Asimismo, y como para dar una prueba más contundente aún, reproducimos fragmentos de fojas de la sentencia de la Cámara al momento de dictar el fallo. Así, a fojas 2838 vta podía leerse “(El levantamiento) Fue promovido, gestado y ejecutado como un solo alzamiento bajo un único comando y con personal  concertado para ejecutarlo reunido el mismo día y a la misma hora, mediante acciones coordinadas dirigidas al reemplazo del Jefe del Estado Mayor General del Ejército y a las autoridades inmediatas (…) Para subrayar en la foja 2842 vta. “no ha quedado acreditado así, que se pretendiese  un Golpe de Estado, mediante el derrocamiento de alguno de los poderes públicos del gobierno nacional, ni mucho menos que se obrara con el fin de cambiar de modo permanente el sistema democrático de gobierno, extremos que no encuentran sustento alguno en las constancias fácticas de este juicio”.

Hasta aquí la verdad de los hechos. Con la fuerza irrefutable de los documentos. Esperamos hacerle justicia al Coronel del pueblo y que por fin, encuentre su justo descanso.

*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).

Compartinos:
diciembre 4th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Argentina 2050: Energías 100% renovables

*

El cambio climático global es una de las mayores amenazas que enfrenta el futuro de la humanidad. A pesar de las últimas cumbres ambientales, la Tierra se sigue recalentando y va camino al punto límite de dos grados que conllevaría una catástrofe irreparable para la vida en el planeta. (más…)

Compartinos:
diciembre 2nd, 2015|Columnas de Opinion, Senadores|0 Comments

El dilema de la política exterior argentina

Por Mariano Yakimavicius*

El gobierno de Mauricio Macri, que comenzará el próximo 10 de diciembre, provocará cambios en la política exterior del país que lo enfrenta a un antiguo dilema.

La llegada de un nuevo gobierno supone modificaciones en la política exterior del país. En algunos sectores de la vida política argentina se habla de un cambio de 180 grados. Eso implicaría ir en  dirección contraria a los lineamientos que el kirchnerismo le imprimió al relacionamiento con el mundo. No puede aventurarse si eso es en sí mismo bueno o malo, pero si pueden hacerse algunas interpretaciones a partir la las señales brindadas desde el nuevo gobierno y desde algunos actores internacionales.

¿Ser cola de león o cabeza de ratón?

La posición de Argentina en el Sistema Político Internacional parece atada al dilema en el cual el país tiene solamente dos alternativas, ser cola de león o cabeza de ratón. O dicho de otro modo, ser “el peor de los mejores” o “el mejor de los peores”. En el pasado reciente, la política exterior del gobierno de Carlos Menem y las mentadas “relaciones carnales” con los Estados Unidos, constituyeron una forma de disputarle liderazgo regional a Brasil y fue un claro exponente de la “cola de león”.

Por el contrario, la política exterior de los gobiernos kircheristas, supuso un privilegio de las vinculaciones regionales, desconociendo el liderazgo de los Estados Unidos y Europa, pero sin conseguir sumarse como miembro pleno al selecto grupo de  potencias emergentes que disputan poder en la cúspide del Sistema Político Internacional, es decir, los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Argentina fue un referente político en la región pero nunca tan determinante como Brasil en lo político ni como Venezuela en lo ideológico. En definitiva, Argentina fue una de tantas “cabezas de ratón”. BRICS

Señales

El gobierno de Mauricio Macri, en pleno proceso de construcción de su estructura política, y algunos actores internacionales, ya ofrecieron algunas señales de la nueva dirección a adoptar.

  1. Regreso a los vínculos tradicionales. Existe una clara ansiedad en la dirigencia de Argentina y de los Estados Unidos por retomar la relación trunca desde 2005. Barack Obama y su Secretario de Estado, John Kerry, telefonearon a Macri para felicitarlo por su victoria. Varios representantes del Congreso de los Estados Unidos le escribieron una carta a Obama pidiéndole que privilegiara las relaciones con Argentina en 2016. Desde los Estados Unidos se pretende reconstruir el liderazgo perdido a manos de Brasil en Sudamérica. Ese liderazgo se perdió por atender las diversas guerras contra el terrorismo desde 2001 y por la propia pericia de la política exterior brasileña para convertir a Sudamérica en su plataforma de lanzamiento como potencia global. Al nuevo gobierno argentino, un nuevo relacionamiento con los Estados Unidos y con los lobbies de poder político y económico de ese país le resulta casi imprescindible para clausurar la disputa con los “holdouts” o “fondos buitre”.
  2. El poder está en el Océano Pacífico. El macrismo dejó entrever que comprende perfectamente el traslado del mayor eje de poder político global desde la cuenca del Océano Atlántico hacia la cuenca del Océano Pacífico. Más aún, desde el núcleo de poder del presidente electo se expresó la intención de sumar al país al Tratado Trans Pacífico, al cual pertenecen en representación de Latinoamérica solamente Chile, Perú y México, aunque se espera en breve la participación de Colombia. El Tratado excluye específicamente a grandes potencias con costa sobre el Océano Pacífico, como China y Rusia. Dicho sin rodeos, el grupo evita puntualmente la inclusión de los BRICS. Por sus características, el Tratado Trans Pacífico parece ser una alternativa al fallido ALCA -área de Libre Comercio de la Américas- pero con acuerdos mucho más restrictivos que tienden a beneficiar a los grandes conglomerados empresariales multinacionales antes que a las comunidades de los países firmantes. Acercarse a los foros de decisión con eje en el Pacífico es una cosa, encapsularse dentro del Tratado Trans Pacífico, es otra muy distinta y peligrosa, porque podría restar márgenes de negociación con otros actores internacionales.
  3. Brasil, el gran socio. La señal más fuerte que ofreció Macri hasta el momento es que su primer destino internacional como presidente será Brasil. Argentina y Brasil mantienen una sociedad indisoluble y necesaria para no concluir ambos países como perdedores o “segundones” en el marco de la globalización. Lo queda por definir no es la sociedad con Brasil -algo que no se discute- sino qué tipo de sociedad con Brasil quiere el nuevo gobierno argentino. Desde comienzos del milenio Brasil ejerció la conducción política y económica de Sudamérica de manera indiscutible. La ficción de que ese lugar fue ocupado por la Venezuela chavista, no es más que eso, una ficción. El liderazgo político brasileño se sirvió de la confrontación permanente del chauvinismo con los Estados Unidos para abortar el ALCA y afianzar su liderazgo regional desde la construcción de una “izquierda responsable”. Se valió del chavinismo en última instancia para “marcarle la cancha” a los Estados Unidos, permitiéndole un discurso ideológicamente duro, y reservando para sí el ámbito de la negociación diplomática regional. Pero el Brasil actual, padece notorias dificultades económicas, inflación en alza, crecimiento estancado, recorte del gasto público, y una fenomenal crisis política producto de los escándalos de corrupción cuyo emblema es Petrobras. El gobierno de Dilma Roussef es tan débil que ni siquiera hay certeza de que pueda concluir en los plazos previstos. Un Brasil débil es para muchos, la posibilidad de una Argentina fuerte en la política regional. Cabe preguntarse entonces si el “despegue” que el macrismo promete respecto del bloque bolivariano, no supone en realidad un mensaje velado para Brasil y el anuncio de una nueva conducción política regional en la cual Argentina prevalecería mediante un acercamiento a Colombia, Chile y Perú.
  4. La Unión Europea. Devaluada en los últimos años por sus propias desavenencias internas, la UE continúa siendo un insoslayable actor internacional, constituyéndose como el principal socio comercial del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) representando cerca del 20 por ciento de su comercio exterior. Hace años que la diplomacia brasileña intenta sellar un acuerdo comercial amplio entre la UE y el MERCOSUR, que no se limite al comercio de bienes industriales y agrícolas, sino que también contemple los servicios, la mejora de las normas sobre contratación pública, la propiedad intelectual, las aduanas, la facilitación del comercio y la remoción de obstáculos técnicos al comercio. Pero ese acuerdo se vio frenado entre otras cosas por las resistencias que opuso Argentina. El nuevo gobierno apunta a limar asperezas y avanzar con el acuerdo entre ambos bloques. Pero como todo, eso traerá ventajas y desventajas para distintos sectores productivos locales.
  5. China. El gigante asiático es el inversor que más creció en la región en la última década, es el mayor socio comercial de Argentina después de Brasil y es la segunda potencia mundial. Argentina entrelazó muchos de sus intereses económicos con los de China en los últimos años, incluyendo acuerdos que no tomaron luz pública en el país y despiertan inquietud. Sobre esos acuerdos Macri prometió una minuciosa revisión, pero anunció también que los vínculos comerciales entre ambos países se mantendrán. No es posible para Argentina desligarse de China, pero si se puede avanzar en un relacionamiento más equitativo.
  6. Malvinas. Es un tema siempre prioritario en la agenda de la política exterior nacional, por el significado simbólico que contiene. Los kelpers le enviaron una carta de felicitación al presidente electo, esperanzados con una etapa de diálogo y sin mayores presiones sobre ellos por el reclamo de soberanía. La estrategia de seducción de los habitantes de las islas durante el gobierno de Carlos Menem demostró ser un fracaso, aunque las presiones sobre el Reino Unido durante los últimos años no parecen haber rendido demasiado frutos tampoco. Lo único que Argentina no puede permitirse es dejar de reclamar la soberanía sobre las islas. menem

Ni león ni ratón: pendularidad y multilateralismo

El mayor y más preocupante error que el nuevo gobierno argentino podría cometer, sería continuar actuando dentro del dilema del león y el ratón. Argentina tiene otras posibilidades con consecuencias políticas y económicas mucho más ricas e interesantes.

La pendularidad implica el acercamiento o alejamiento de distintos actores políticos internacionales de acuerdo a lo que sea mejor para Argentina. Es lo contrario del alineamiento, característico de la época bipolar, donde los países se “alineaban” con una sola potencia: o los Estados Unidos o la Unión Soviética. Argentina puede acercarse y alejarse de unos y otros para cumplir sus propios objetivos. Un acercamiento con los Estados Unidos puede ser provechoso en muchos sentidos. Para alcanzar una posible solución a sus problemas actuales respecto de la deuda externa y la apertura a los créditos internacionales. Para ganar poder de negociación frente a los socios comerciales como Brasil y China. Incluso para hacerle comprender a la dirigencia de los BRICS, que deberían incorporar a Argentina a ese grupo. Pero alinearse con los Estados unidos sin más, sería un problema. Por eso, revitalizar el MERCOSUR y concretar el acuerdo con la UE, sería una buena manera de mover el péndulo hacia el otro lado. Mantener la sociedad con China en términos claros y transparentes, sería una manera de sentarse en la mesa de negociaciones con Brasil y los Estados Unidos en un plano de mayor equilibrio.

El multilateralismo supone un constante política de acuerdos. Múltiples actores tendrán siempre múltiples objetivos, antecedentes y métodos de llevar a cabo las cosas. Eso significa que, para conseguir algo, cada actor involucrado tiene que ceder un poco. El resultado puede no ser exactamente el que cada parte prevé, pero será lo suficientemente satisfactorio. Por el contrario, el unilateralismo atiende la voluntad de un solo actor, por lo que no supone negociación sino acatamiento. El multilateralismo requiere de tiempo y discusiones, pero es más flexible y representativo del mundo globalizado actual. Los problemas globales requieren soluciones globales, con más consultas de más sectores involucrados.

El gobierno de Mauricio Macri decidirá el rumbo de su política exterior sopesando seguramente todas estas cuestiones. Solamente el tiempo y el recorrido darán la pauta real de qué camino se eligió.

*

Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
diciembre 2nd, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

La esperanza antes que el temor

Por Alberto Asseff*

Ganó la esperanza. Su triunfo fue estrecho porque el temor se había extendido. La inmensa mayoría del país anhela un cambio, pero si infunden y difunden que esa mutación nos conduciría a un insondable escenario de pérdida de derechos, las necesarias transformaciones son desplazadas por el instinto de conservación. En rigor, los autodenominados ‘progresistas’ tienen una esencia paradojalmente situacionista. Tienden muchísimo más a la inmutabilidad que a la modificación de la realidad.

La Argentina exige transmutar en todos los campos, incluida la ciencia y tecnología. En esta área se ha logrado un avance que ameritó la continuidad del ministro, pero sigue pendiente invertir muchísimo más en investigación y desarrollo- en un solo haz privado-público y no únicamente estatal – y en patentes. Porque si incorporamos conocimiento, pero no lo patentamos vamos a pagar regalías por nuestro propio trabajo científico e investigativo. Debe promoverse el patentamiento, sea en el Conicet, universidades, empresas.

No tenemos buen futuro con esta educación degradada. Campeones en ausentismo de docentes y de alumnos, al tope en deserción y con una creciente violencia intraescolar, los cambios son imperiosos, introduciendo el método siempre eficaz de premios y castigos. Nuevos contenidos y formas hacia la educación de calidad para erigirla en motor del desarrollo.

No se tolera más la obsolescencia e insuficiencia de la infraestructura vial, energética, de transporte y de todos los planos. Necesitamos el ‘Plan Belgrano’ para el Norte, el ‘Plan San Martín’ para el área Metropolitana y el Plan Austral para la Patagonia, incluyendo el estímulo para la radicación de nuevas poblaciones. Requerimos un vasto Plan Nacional para modernizarnos.

La buena política – la servicial del bien común, la que en vez de problemas trae soluciones – exige reformas, desde el Tribunal de la Responsabilidad – responder por lo hecho y lo dejado de hacer, en el marco de las promesas de campaña – hasta el límite a reelecciones, pasando por un tope para salarios burocráticos abriendo espacio presupuestario para obras y sin omitir la boleta única – electrónica o papel -, la política necesita un bisturí que le extirpe degeneraciones y la remodele. La policía debe abuenarse con la ciudadanía.

Hay que reentronizar la cultura del pacto a la luz del día para acordar Políticas de largo aliento y superior mira. La ausencia de diálogo es la antipolítica y así deberá ser cívicamente condenada.

Un cambio formidable será regresar a la cultura del trabajo, esa que dignifica en lo humano y social y forja la grandeza material, personal y colectiva.

Otra fenomenal transfiguración será amigarnos con la ley y su plena vigencia. La Argentina no necesita otro ‘milagro’ que ley, educación y trabajo.

Por supuesto que un capítulo grueso y largo demanda la Justicia. Tiene que apearse definitivamente del papeleo e ir al hueso, es decir buscar y dictar justicia. Para ello hay una brújula que la orientará: no a la impunidad, hoy ama y señora en el país. La punidad también obrará cual trascendental cambio.

Existe mucho más, pero, en síntesis,  la esperanza asimismo recala en la búsqueda de la idoneidad en todo, sea en el ámbito público como privado. La capacidad personal es movilizante del esfuerzo y de la profesionalidad. Si todos ocupásemos el lugar para el que nos preparamos con dedicación y tenacidad y lo ejerciésemos con entusiasmo y pericia, la Argentina sería más vivible, nos llenaría de sano orgullo y nos aseguraría eso que todos los pueblos piden, el futuro.

El 22 de noviembre la esperanza se impuso al miedo. Fue por poco. Está en nosotros que ese día hayamos iniciado un ciclo superador, sin vuelta atrás.

*Diputado nacional Frente Renovador Peronista (Buenos Aires)

Compartinos:
noviembre 30th, 2015|Columnas de Opinion, Diputados, Noticias|0 Comments

Historia del “Día de la Soberanía”

Por Federico Gastón Addisi* Addisi-Federico-Gastón-1-400x200

 

 


 

El término “Día de la Soberanía” fue acuñado por el eminente profesor revisionista José María Rosa y se estampó por primera vez, haciendo su aparición pública, el 20 de noviembre de 1950 durante la presidencia del General Perón. Si bien el Gobierno de Perón no se había manifestado abiertamente a favor del revisionismo, no dejaba de ser permisivo con ciertas manifestaciones de este signo. Así es que, según el propio José María Rosa, el gobierno permitía pegar afiches a favor del Restaurador de las Leyes, cosa no fue posible hacer una vez derrocado el peronismo.
Asimismo, la batalla de Obligado fue conmemorada oficialmente por primera vez, el 20 de noviembre de 1953, por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Aloé quien expresó en su discurso: “este es el homenaje que el General Perón rinde a los héroes que murieron por la defensa de la soberanía nacional”.
En 1954 se creó la “Organización popular por la repatriación de los restos del General Rosas”, presidida por José María Rosa y Ernesto Palacio. Ambos de destacada actuación dentro del movimiento nacional justicialista. El primero de ellos, fue embajador de Perón en su tercera presidencia; primero en Paraguay y luego en Grecia. En tanto que Ernesto Palacio fue legislador en el período 1946-52.
A pedido y sugerencia del historiador José María Rosa y por medio de la Ley Nº 20.770, se instauró el 20 de noviembre como Día de la Soberanía Nacional, en conmemoración de la batalla de Vuelta de Obligado.
El primer festejo “oficial” por el Día de la Soberanía tuvo lugar el 20 de noviembre de 1973, en la Provincia de Buenos Aires, con Perón como Presidente y Bidegain como Gobernador. Hasta allí se acercó el por entonces Ministro del Interior, Benito Llambí, y en el acto multitudinario expresó: “Obligado y su mensaje no son pasado, son también presente y porvenir inmediato. Las constantes históricas siguen operando en toda su fuerza. Nuevos modos y métodos más sofisticados han sustituido a los antiguos procedimientos de colonización. La balcanización y los propósitos de sometimiento, tienen vigencia latinoamericana. También la tienen su integración y su independencia. Las banderas de Obligado permanecen como nuestras banderas. Son las banderas que han regresado al gobierno, con el Teniente General Juan Perón. El, desde su alta condición de conductor del pueblo argentino, y de abanderado de las naciones del Tercer Mundo, ha señalado con sintética objetividad la tarea a encarar: el año 2000 verá una América Latina unida o sometida. Estas es nuestra tarea. Esta es la tarea argentina. Y la tarea latinoamericana. Este es el estilo de vida que se desprende de la batalla de la Vuelta de Obligado. Esto es lo que no está impuesto por las escalas de valores, que reconocemos como herencia de un pasado del que nos sentimos orgullosos, y que son las únicas que han de asegurarnos el porvenir, del que puedan enorgullecerse nuestros nietos”.
La ley 20769 sobre la Repatriación de los restos del Brigadier General Don Juan de Rosas tuvo un proyecto primitivo, presentado por el senador Cornejo Linares. Este fue considerado y aprobado por el Senado en la sesión del 14 de noviembre de 1973, pero sufrió modificaciones en la Cámara de Diputados, que lo aprobó modificado. El senador salteño fundamentó su proyecto diciendo: “(..) Y este año de 1973 no puede pasar sin que el Honorable Congreso de la Nación rinda el homenaje sencillo y sentido de recordación ala pueblo que, expresado por sus milicias armadas en el ejército nacional de la Confederación Argentina, defendió, fiel a su juramento de “hasta que la muerte nos separe de la lucha”, nuestra soberanía nacional el 20 de noviembre de 1845, amenazada por la escuadra anglo-francesa respaldada por corsarios que, como Garibaldi, mercenario por vil metal, asolaban las costas del Río de la Plata en procura de derrocar al Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas, a cargo de las relaciones exteriores de la Confederación y prohombre de esta lucha por la soberanía (…)”
“ (…) Las baterías de Obligado resonaron por el mundo entero demostrando que los argentinos, pocos o muchos, sin contar los elementos, no se dejarían avasallar impunemente.
No por nada es que el pueblo, con su natural intuición patriótica, hace ya mucho identifica los grandes destinos de la patria con la invocación de nuestros cuatro grandes caudillos nacionales: San Martín, Rosas, Irigoyen y Perón”.
“(…) A un Estado no le basta con la declaración de su independencia y el reconocimiento por los demás Estados de la tierra para ser una nacionalidad. Necesita que se lo respete en el pleno uso de sus derechos interiores y exteriores. Es decir, necesita hacer valer su soberanía.
Ninguna afirmación en este sentido existe en nuestra historia patria que tenga más fuerza y elocuencia que la de la heroica batalla de la Vuelta de Obligado. De allí que, con el presente proyecto de ley declarando fiesta nacional su aniversario, busquemos prolongar esta afirmación de soberanía en el tiempo, para ejemplo permanente de las nuevas generaciones argentinas”.
Vuelto a tratar el tema en el Senado, fue aprobado en la sesión del 25/26 de septiembre de 1974. La diferencia del proyecto original, a la revisión que fue tratada; se encontraba en que la última no declaraba el 20 de noviembre como Día de la Soberanía Nacional. Ello motivó otro proyecto de ley, presentado por el diputado Gallo, que fue tratado y aprobado a continuación de la sanción de la Repatriación de los Restos del Restaurador. De esta manera, en la sesión del 25/26 de septiembre de 1974, se aprobaron las leyes:
– 20.769, que disponía: Art. 1: Dispónese la repatriación de los restos del ex gobernador de Buenos Aires y encargado de las Relaciones Exteriores de la Confederación Argentina, Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas. Art. 2: Créase una Comisión Nacional que arbitrará todas las medidas conducentes para la inmediata ejecución de esta ley. Presidirá dicha Comisión el titular del Poder Ejecutivo, quedando, éste facultado para fijar su composición y funcionamiento, y organizar y rendir los homenajes y honores correspondientes a los cargos desempeñados por el Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas. Esta Comisión procurará cumplir su cometido el día 20 de noviembre, aniversario de la Vuelta de Obligado. Art. 3: Los gastos que demande el cumplimiento de la presente ley, se imputarán a Rentas Generales. Art. 4: Comuníquese, etc.
– 20.770, que disponía: Día de la Soberanía. Declaración el 20 de noviembre de cada año en conmemoración del Combate de la Vuelta de Obligado, librado el 20 de noviembre de 1845. (Sanción: 26 de septiembre 1974; promulgación: 3 octubre 1974; publicación: B.O. 16/10/74).
Como quedó demostrado en el presente artículo, el anhelo de insertar el “día de la soberanía” en el calendario nacional, como día festivo, data de varios años.
En consonancia con este deseo, el actual gobierno, a través del decreto número 1584/2010 estableció el 20 de noviembre como feriado nacional.

*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).

Compartinos:
noviembre 20th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Un debate de osos

Por Alcira Agumedo *

Sin duda, se cumplieron las formalidades de un debate entre presidenciables; no obstante, la estructura misma del debate y el escaso tiempo para el desarrollo de las exposiciones o de las preguntas y respuestas, facilitó la común estrategia de ambos contendientes, de “hacerse el oso” ante preguntas o comentarios incómodos del otro (más…)

Compartinos:
noviembre 17th, 2015|Columnas de Opinion, Diputados, Noticias|Comentarios desactivados en Un debate de osos

El Estado Islámico golpeó en París

Por Mariano Yakimavicius*

Francia sufrió el peor ataque terrorista de su historia a manos de la organización más temida del planeta.

Un viernes parisino que presagiaba un fin de semana pleno, divertido, se transformó en miedo y dolor. En siete puntos distintos del noroeste de la París se produjeron atentados coordinados, ya fuera mediante el uso de explosivos o de armas de fuego. En pocas horas las víctimas fatales ascendieron a 127 y el número de heridos superó los 200.

Francia entró en caos, y su presidente tomó las únicas tres medidas inmediatas que podía tomar, cerró las fronteras, declaró el estado de sitio y desplegó las fuerzas armadas junto a las fuerzas de seguridad. Pese a la demora inicial para confirmarlo, finalmente se hizo público lo que era un secreto a voces, la responsabilidad de los ataques fue del Estado Islámico (ISIS).

¿Por qué París?

La pregunta es susceptible de diferentes respuestas, las cuales podrán multiplicarse con el transcurso de las horas y los días. He aquí algunas.

  1. El Estado Islámico acusó el golpe que significó que en los últimos meses tanto Francia como Rusia se involucraran de lleno en el combate contra sus fuerzas en territorio sirio. Por esos motivos, intentó en las últimas semanas llevar a cabo represalias contra esos y otros países que lo combaten. Recuérdese el avión ruso de pasajeros destruido mientras sobrevolaba la península de Sinaí, los ataques en Líbano -país que alberga a combatientes de Hezbolláh, organización con el que ISIS se encuentra enfrentado- y ahora Francia.
  2. Además de los bombardeos que la fuerza aérea francesa desplegó contra posiciones de ISIS desde fines de septiembre, en los últimos días se conoció la noticia de que el 18 de noviembre se incorporaría al combate el portaaviones Charles De Gaulle, lo que brindaría un apoyo aún mayor a los aviones franceses y estadounidenses que combaten al Estado Islámico.
  3. Pese a las amenazas de ISIS de atacar Moscú, queda en el aire la sensación de que atacar París resultó mucho más sencillo. Rusia cuenta con una inteligencia de las más avanzadas del mundo -aunque no sea invulnerable- y además, su liderazgo político, reñido con la democracia, podría ser mucho más difícil de enfrentar. Los Estados Unidos viven en alerta y además la distancia juega un rol importante al momento de desplegar este tipo de atentados. En síntesis, era más fácil para ISIS atacar Francia que Rusia o los Estados Unidos.
  4. Tras los ataques perpetrados en París -recuérdese la masacre de Charlie Hebdo- en enero, cualquiera hubiera supuesto que Francia se encontraba mejor preparada para otro hecho de esta naturaleza. No fue así. Lo cual indica que hubo un trabajo de inteligencia previo por parte de ISIS para verificar que los controles franceses no eran lo suficientemente fuertes. Además, aparece como un factor tendiente a vulnerar los controles por parte de Francia, el acogimiento de refugiados procedentes de Siria y el norte de África.
  5. El peso de lo simbólico es importante. París es un símbolo universal de la libertad por partida doble. Fue la cuna de la Revolución Francesa, cuyos ideales tiñeron a todo Occidente, y fue la representación de la recuperación de la libertad perdida ante el Nazismo al finalizar la Segunda Guerra Mundial. ISIS buscó golpear deliberadamente a una ciudad ícono de los valores occidentales.

Lo que vendrá

El presidente Hollande anunció que Francia será implacable y consideró los atentados como un “acto de guerra” por parte de ISIS. También expresó que los ataques fueron perpetrados en el exterior pero con cómplices internos. Estas palabras cobrarán un peso específico cuando, en breve,  sean respaldadas por acciones. El obrar venidero de Francia marcará si esas expresiones suponen la búsqueda de justicia o de venganza. Si suponen el despliegue de inteligencia para buscar a los “cómplices” o si se tratará de una caza de brujas de todo aquel que sea “distinto”.

Es sabido que cada vez más jóvenes occidentales son reclutados por organizaciones terroristas como ISIS. Muchos de ellos, a través de las redes sociales. Hay al respecto una pregunta incómoda que nadie parece querer hacerse: ¿que clase de crisis de valores en el mundo occidental deja a tantos jóvenes con un vacío tan grande como para que se incline a llenarlo con una ideología extremista y asesina? Lo único más incómodo que la pregunta, es la respuesta, que supone una revisión muy profunda de la forma de vida occidental en todos los ámbitos. Muchos islámicos acusados de ser fundamentalistas religiosos, responden a sus acusadores occidentales que ellos son “fundamentalistas del mercado”. Quizás allí haya una punta de ovillo de la cual empezar a tirar.

En la confrontación de valores sin embargo, hay dos que resultan innegociables, que no pueden someterse al relativismo cultural y que son distintivos no ya de occidentales u orientales o de europeos versus quienes no lo son. Se trata de los valores de la vida y de la libertad, que deben defenderse siempre juntos.

Lo que no debiera permitírsele a ISIS es que alcance su objetivo cuando martilla con los atentados y el terror. Busca desesperadamente que Occidente cambie el vértice de su pirámide de valores, ocupado por la la vida y la libertad, y lo reemplace por la seguridad. Thomas Hobbes sostenía hace medio milenio atrás que si se quería garantizar la seguridad, había que otorgarle la propia libertad al Soberano. Sin dejar de combatir al terrorismo, Occidente debe preguntarse si quiere volver a pensar como hace medio milenio.

Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
noviembre 14th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

España al borde la fractura, por Mariano Yakimavicius*

La declaración de independencia del parlamento de Cataluña -posteriormente suspendida por el Tribunal Constitucional- enfrenta a España con la posibilidad de la descomposición territorial.

La última semana los parlamentarios catalanes sumieron a España en una montaña rusa política y emocional. El lunes, el parlamento catalán sancionó una resolución que declara iniciado el proceso de “desconexión democrática” del Estado español. El documento contempla que en el plazo de un mes comience la tramitación de las leyes que permitan convocar a una asamblea constituyente, desarrollar un sistema de seguridad social y también una hacienda pública propia, como fundamentos de la “República de Cataluña”. La resolución implica necesariamente el reconocimiento de la soberanía catalana, es decir, que no existe superior político sobre sí. De este modo, el parlamento desconoció abiertamente las leyes y las autoridades legítimamente constituidas del Reino de España, es decir, se independizó de hecho.

Para el gobierno central, todo esto se resume en una palabra: sedición. Inmediatamente, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional, que lo admitió en menos de 48 horas. La resolución quedó suspendida en forma cautelar hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo, es decir, si Cataluña puede o no escindirse de España desconociendo las normas nacionales a su antojo.

https://youtu.be/771PEd40Bew

 ¿Cómo se llegó a esta instancia?

Sin perjuicio del legítimo deseo que cualquier nación puede tener de identificarse con un Estado que la contenga y la represente, Cataluña tiene una identidad cultural distinta del Reino de España que no le impidió hasta ahora convivir.

Históricamente los catalanes han reclamado un mayor nivel de autogobierno político, jurídico, económico y cultural. Pero en los últimos años, algunos sectores nacionalistas se radicalizaron de manera creciente por entender que Cataluña es humillada por el Estado Español, que le devuelve mucho menos dinero del que aporta en concepto de impuestos.

La tensión aumentó a fines de 2014 con la convocatoria por parte de las autoridades catalanas a un referéndum para decidir sobre la independencia, que fue declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

La novedad de éste año fue que las más importantes fuerzas políticas y organizaciones sociales locales se reunieron en una coalición denominada Junts pel Sí (Juntos por el Sí), con el objetivo puntual de llevar a Cataluña a su independencia. Con ese propósito, el presidente del gobierno catalán y principal artífice de esta situación, Artur Mas, adelantó las elecciones con el propósito de demostrar que los independentistas catalanes eran mayoría y poder legitimar así sus propósitos secesionistas. El 27 de septiembre, Junts pel Sí obtuvo poco más del 39 ciento de los sufragios y la la formación radical de izquierda -también independentista- Candidatura d’Unitat Popular (Candidatura de Unidad Popular, CUP), algo más del 8 por ciento. Entre ambas agrupaciones, no superaron el 48 por ciento de los sufragios, con lo cual, la mayoría de los catalanes no se encuentra representada fielmente en las decisiones de esa alianza partidaria coyuntural.

Pese a lo dicho, entre los escaños correspondientes a uno y otro sector, lograron la mayoría parlamentaria necesaria para alcanzar sus objetivos de impulsar la resolución independentista.

Pero hay dos obstáculos insalvables en el camino de Cataluña hacia la independencia, uno es el sistema legal vigente, comenzando por la Constitución Española, que no permite la secesión de una de sus partes sin la anuencia del Estado central, y la otra es la legitimidad de los diversos pueblos que componen España, de continuar formando parte de un mismo Estado soberano. Es decir, no alcanza solamente con la voluntad de los catalanes -así fuera de la totalidad de la población- para declararse independientes, porque previamente y de manera consensuada, decidieron junto a otros pueblos constituir el Reino de España, al que dotaron de una Constitución, un sistema legal e instituciones, que decidieron respetar de común acuerdo. Para desandar ese camino ahora, también deberían hacerlo acordando entre todos.

Párrafo aparte merece el presidente de gobierno español, quien incurrió en el error de confrontar sin negociar con Artur Mas, con quien protagonizó un desgastante duelo de egos. Mariano Rajoy se mostró despojado de toda condición de estadista y nunca pudo ver mucho más allá del problema. No desarrolló una estrategia de seducción de los nacionalistas catalanes más extremos mediante el ofrecimiento de mayores márgenes de autonomía, teniendo el ejemplo cercano del proceder del primer ministro británico David Cameron frente a la amenaza de secesión escocesa.

Una tensa partida de ajedrez por delante

El Tribunal Constitucional suspendió la resolución del parlamento catalán en forma cautelar hasta resolver la cuestión de fondo, algo que se estima hará en tiempo récord, posiblemente hacia fines de este mes. Mientras tanto y, pese a que la propia resolución anunciaba que las autoridades catalanas no deberían acatar la autoridad del Tribunal Constitucional, los parlamentarios secesionistas se han mostrado cautelosos. En primer lugar porque, a pedido de Rajoy, el Tribunal Constitucional ya advirtió al menos a 21 altos funcionarios públicos catalanes de las “responsabilidades penales” que podría acarrearles incumplir la suspensión de la declaración independentista. El Código Penal castiga la desobediencia grave cometida por autoridades públicas y contempla penas de multa de tres a 12 meses e inhabilitación para empleo o cargo público de seis meses a dos años. Pero más atermorizante aún resultaría una querella por el delito de sedición, que en España contempla hasta 15 años de prisión.

Además, entre los “independentistas” existe una inquietante división. La CUP no prestó su voto para elegir a las nuevas autoridades del gobierno y Artur Mas ya enfrentó dos rondas de votaciones parlamentarias sin haber podido ser consagrado nuevamente presidente del gobierno.

La CUP desea la independencia de Cataluña pero no quiere a Mas como líder. Además, pesan sobre él denuncias por hechos de corrupción que lo comprometen cada vez más.

De no prosperar la formación del nuevo gobierno, no quedará otro camino que convocar a nuevas elecciones en breve para redefinir la composición parlamentaria.

Lo cierto es que el líder de la CUP, Antonio Baños, espera que los parlamentarios proindepenencia puedan ponerse de acuerdo en un nombre de consenso para la presidencia del gobierno que no sea Artur Mas. Baños le endilga el desgaste de ocupar ese cargo desde 2010 y de haber sido funcional al gobierno del Partido Popular. El jefe político de la CUP está convencido de que sin Mas al frente, el independentismo crecerá.

La CUP, con sus diez bancas, es el más vivo ejemplo de lo que Giovanni Sartori llamaba partido político con “potencial de chantaje”. No puede por sí mismo alcanzar el poder, pero puede permitir o impedir que otro lo haga. La CUP es además una agrupación fuertemente ideologizada y actúa de manera tal de forzar a Junts pel Sí a renovar su liderazgo porque entiende el liderazgo personalista que ejerce Mas no es funcional al proyecto independentista.

No obstante lo dicho, antes de que el proceso independentista naufrague por desavenencias propias, Baños toleraría a Mas como presidente una vez más, pero arrancándole todas las concesiones posibles.

El complejo proceso catalán es observado con expectativa en todo el mundo. Desde aquellos países donde existen movimientos nacionalistas y secesionistas prestos a emular el caso catalán, o Estados centrales que necesitan que España pueda contener la secesión para poder tener antecedentes que imitar, hasta en Argentina, donde reside una vasta comunidad de origen catalán.

Esta crisis se ha tornado un juego de suma cero, en el cual sólo un jugador puede ganar y el otro no tiene más remedio que perder, cuando en realidad, podría haber sido abordado como un juego de suma variable donde cada jugador podría obtener algo si está dispuesto a ceder también algo.

La crisis puede endurecerse sin lugar a dudas si los miembros del gobierno catalán no acatan al Tribunal Constitucional. No se sería de extrañar en ese caso, ver a funcionarios detenidos, fuerzas de seguridad desplegadas y a España tambaleando al borde de una fractura que, más allá de ser o no  territorial, ya es cultural.

*Mariano G. Yakimavicius

Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
noviembre 13th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments
Load More Posts