Columnas de Opinion

/Columnas de Opinion

“Occidente contra occidente” – Un nuevo libro de Federico Addisi

Addisi, Federico Gastón

Addisi, Federico Gastón

En este nuevo libro de Federico Addisi (*), “Occidente contra Occidente” exhibe las elocuentes  contradicciones derivadas del mundo globalizado en tanto premisas anti filosóficas, anti religiosas  y anti culturales, artífices de la inmanencia, el hedonismo y al materialismo que sustentan las  propuestas geopolíticas, económicas y financieras de lo que se da en llamar como “Nuevo Orden  Mundial”.

Todas estas cuestiones son estudiadas y descriptas cabalmente por el autor; quien fuera de agotar su análisis en meras cuestiones geográficas de latitud y longitud, centra su estudio en las raíces civilizatorias de occidente con el objeto de re descubrir las esencias que la informan y contraponerlas con los desvalores del occidente actual y decadente, que nutren a las diversas dictaduras del Pensamiento único.

Gentileza: TLV1

 

 

Desde NCN los invitamos a la presentacion de este nuevo libro y apoyamos como parte de nuestro equipo para semana a semana ir conociendo los detalles de esta publicacion:

Occidente vs occidente Addisi

 Presentación:

 Miércoles 23 de diciembre de 2015, 19.00hs. – Instituto nacional Juan Manuel de rosas  – Montevideo 641, Ciudad de Buenos Aires.

 (*) Historiador revisionista. Estudió en la Facultad de Derecho de la Universiad del  Salvador. Además es Diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y en Relaciones  Internacionales (UAI). Publicó “San Martín, Rosas, Perón. Un homenaje a Fermín  Chávez” (2008); “Estévez. Vida de un Cruzado” (2009); “Raúl Scalabrini Ortíz. Sus libros  y sus enseñanzas” (2009); “Aportes al Bicentenario” (2011); “Historia de la Revista del  Instituto Juan Manuel de Rosas” (2013). Es columnista en “Noticias del Congreso  Nacional”. Como historiador, pensador y periodista siempre se manifestó estrechamente vinculado al Pensamiento Nacional y a la Doctrina Nacional del Justicialismo. Actualmente es el Director de Cultura de la Fundación Rucci de la Confederación General del Trabajo.

Compartinos:
diciembre 19th, 2015|Columnas de Opinion, Noticias|0 Comments

Cumbre de Asunción: Punto de inflexión para el MERCOSUR

* Por Alfonso Gonzalez Nuñez

Enfocando equitativamente el escenario emergente en la región, nos animamos a vaticinar que la reunión cumbre del MERCOSUR a celebrarse en nuestra ciudad capital los días 20 y 21 del año en curso, podría constituirse en el punto de inflexión que prologue la conversión integral de una sociedad supranacional muy venida a menos a consecuencia de rutinas extemporáneas incompatibles con lo estipulado por los estatutos de la globalización, el Tratado de Asunción y prescripciones adjuntas (más…)

Compartinos:
diciembre 18th, 2015|Columnas de Opinion, Noticias|0 Comments

“Para salir de la crisis energética hay que apostar a las energías renovables”

* Por Fabián Lugarini (Asesor Proyecto Sur, comisión de Energía)

La admisión por parte del nuevo gobierno de la crisis energética que atraviesa el país es simplemente el blanqueamiento de una situación que ya era evidente para todos los argentinos que vienen sufriendo las consecuencias de la misma. (más…)

Compartinos:
diciembre 16th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

¿Era posible para Perón construir un movimiento nacional en hispanoamérica?

Por Patricio Lons*

Crear un nacionalismo en Hispanoamérica era y es muy difícil, pues el génesis nacional de nuestros estados es fatuo y errado. La patria no nació de la voluntad de un pueblo, sino de una burguesía criolla mal interesada que tergiversó la historia para beneficiarse ella sola de su comercio con el extranjero y sin visión alguna de industrializar nuestra tierra. En cambio en la Mitteleuropa, desarrollar movimientos y gobiernos patriotas fue más fácil por su pasado común imperial, que proporcionaba una asentada civilización.

Nosotros nacimos dividiéndonos en treinta estados, destruyendo nuestra moneda imperial hispánica de alcance global, llamada Real de a ocho, asesinando al general Santiago de Liniers, nuestro prócer de las invasiones inglesas y luego firmando un Tratado de comercio y navegación con Inglaterra en 1825, que si lo seguimos en su desarrollo y continuidad histórica, nos condiciona hasta el presente con la entrega del país en los Tratados de Londres y Madrid firmados en los años noventa y continuados hasta el presente.

¿Podía salir algo bueno de todo eso en estos doscientos años? ¿O solo esfuerzos denodados con escasas posibilidades de éxito? Tenemos próceres verdaderos asesinados, exiliados o bombardeados.

Luego, con el correr del tiempo, se fue sustituyendo a la población nativa por asesinatos, guerras civiles e inmigración, muchas veces buena y constructiva, pero también a veces lamentable. Y cuando aparece Perón como consecuencia de la historia, se encuentra con un pueblo mezcla de criollos y gringos muchas veces anarquistas y socialistas. ¡Era difícil hacer la mezcla de doctrina y de política para llegar a buen puerto, apenas para llegar a algún puerto!

Encima de todo, su gobierno no heredaba poder alguno, debía construirlo desde cero.  Y hacerlo lleva siglos como le llevó a Inglaterra, desarrollando logias, bancos y ejércitos. Perderlo también lleva siglos como lo demuestra España, cuya civilización e imperio perduró cuatro siglos hasta difuminarse y quedar latente entre sus numerosas hijas. Hay una película, La Reina, en la que actúa la actriz británica Helen Mirren, que muestra como la corona inglesa tiene un poder que asombra y sorprende a Tony Blair. Y podemos ver una serie llamada Secret  State, con la actuación de Gabriel Byrne, que muestra a un primer ministro honesto en Downing Street 10, que se encuentra con un poder oculto al que no sabe cómo enfrentar.

El poder lleva siglos para gestarse y crecer, con el objeto de adquirir el desarrollo y dimensiones necesarios para garantizar su propia perdurabilidad y justificación y ese tiempo no lo tuvieron ni Perón, ni Rosas, ni Irigoyen ni lo tenemos nosotros tampoco. Solo nos queda chocar contra nuestra realidad, ya sea porque la analicemos o porque la conjunción de amenazas que enfrentaremos en los próximos años nos hará recordar nuestro origen común en la hispanidad.  Aprovechemos los principios de nuestra civilización para reunificarnos con respeto y libertad y reconstruir nuestro poder como herederos de España y apliquemos su sabiduría para la unidad, que como somos hijos del Fuero Juzgo que determinó a Carlos V cuando lo coronaron, repitamos: “Nos, que valemos más que vos, vos facemos rey en tanto respetéis nuestros fueros y libertades”.

Cuando las potencias que ya actúan en nuestros territorios destruyendo nuestra identidad, nuestra economía y hasta nuestro medio ambiente, se saquen las máscaras para avanzar sobre los intereses de la patria, tomaremos la iniciativa (si queremos sobrevivir) de reconstruir nuestra civilización aquende y allende la Mar Océano. Y viendo lo que nos queda, podremos con férrea voluntad, retornar a nuestras raíces y tratar de recuperar espiritualmente nuestra civilización hispano católica, para enfrentar con entereza y esperanza en la victoria, los tiempos venideros que nos tocarán vivir.

*Patricio Roberto Lons
Periodista, historiador.Ejerció la cátedra universitaria en la Universidad Austral.
Columnista en numerosos medios de comunicación argentinos y extranjeros e investigador de las raíces hispánicas de nuestra civilización.
Compartinos:
diciembre 12th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

3 de diciembre de 1990: Los carapintada tenían razón. SEINELDIN: Soldado de Dios y de la Patria.

Por Federico Gastón Addisi* Addisi-Federico-Gastón-1-400x200

 

 

 

 


 

Hoy se conmemora un nuevo aniversario del último intento de resistencia organizada contra el Nuevo Orden Mundial y sus personeros locales. Vulgarmente se lo conoce como el “levantamiento carapintada del 3 de diciembre”. En homenaje a todos los que perdieron la vida en estas acciones nos parece justo referirnos a quien fue su máximo responsable militar. El Coronel Seineldín.

“Milo” como me autorizó a llamarlo, fue una excelente persona pero además un brillante oficial del Ejército Argentino.

Durante su carrera  realizó el curso de paracaidistas, convirtiéndose luego en 1968 en Jefe de la especialidad. Fue comando y Jefe de cursos de las fuerzas especiales  en 1975. Participó de la  lucha contra la subversión en el Monte Tucumano. Ese mismo año, realizó junto a un grupo de oficiales un pronunciamiento oponiéndose a todo intento  de ruptura del orden constitucional. Producido  el Golpe de Estado contra el gobierno legal de Isabel Perón, el por entonces Mayor Seineldín manifestó su posición contraria al “Proceso” por lo que a partir de ese momento fue considerado como “persona no confiable” y amenazado con ser arrestado o dado de baja. Fue profesor de Estrategia de la Escuela Superior de Guerra. En 1978 organizó la Unidad Especial Halcón para cuidar la seguridad de ataques terroristas en el Mundial de Fútbol. En 1981 se lo designó Jefe del Regimiento 25 de Infantería en Chubut. Héroe de Malvinas, participó de la Operación del Rosario, con la que se recuperaron las islas. Una vez allí estuvo al mando de la defensa de la pista de aterrizaje, lugar estratégico y vital para mantener las comunicaciones con el Continente. Dicha posición continuó operable hasta el final de la guerra. Condecorado por su gran actuación en la Gesta del Atlántico Sur, en 1985 fue ascendido a Coronel y destinado como Agregado y Asesor Militar en Panamá. Finalmente, ya de vuelta en el país, y al ver el estado de disolución  al que iban conducidas las FFAA, el avance del proyecto mundialista, la cultura gramsciana y la campaña de desmalvinización, se puso al frente de los pronunciamientos militares de 1988 (Virgen del Valle), y del 3 de diciembre de 1990. Por este último hecho  fue condenado a muerte por Carlos Menem, situación de la que fue salvado por las activas gestiones del ex presidente Arturo Frondizi. Juzgado entonces, fue condenado a cadena perpetua, purgando 13 años de prisión en la Cárcel Común de Caseros y en el Penal Militar de Magdalena, padeciendo afrentas  como la denegación de autorización para estar junto a su hijo Mariano cuando este falleció. Tarde  recibió el indulto del presidente Eduardo Duhalde en el 2003, que le devolvió la libertad junto al  terrorista que comandó el ataque al cuartel de La Tablada, Enrique Gorriarán Merlo.
Nuestro Coronel falleció inesperadamente un 2 de septiembre del 2009.

He aquí una somera síntesis de la carrera militar de nuestro Coronel.

La prensa cipaya, y la mentira de la historia oficial no se privaron de injuriarlo durante su vida, situación que él soportó con el estoicismo que lo caracterizaba.

Sin embargo, ni siquiera ante el respeto que deben generar los muertos, se detuvo la prensa canalla y los pseudo historiadores del régimen.

No les bastó con intentar destruir su fama de guerrero y defensor de la Patria cuando Seineldín estaba con  vida. Tampoco bastaron los años de  encarcelamiento. Era necesario comenzar a mansillar su memoria. Había que enterrar su ejemplo y su legado.

De esta manera se dijo del ilustre fallecido: Que fue un procesista y que violó los derechos humanos. Puntualmente lo acusaban del secuestro y desaparición  de Alfredo Giorfi, científico que trabajaba en el INTI y pertenecía a Montoneros. Se dijo también que atentó contra la democracia y que sus pronunciamientos fueron intentos de golpe de estado…si hasta en una inocente presentación  de un libro de mi autoría sobre su subordinado –Roberto Estévez- el diario La Nación lo acusó de hacer comentarios racistas –dichos que como quedó demostrado, jamás existieron-.

En este artículo destruiremos una tras otra todas estas patrañas.

En primer lugar, comentaremos la más pesada de ellas.

Ya hemos dicho que Seineldín jamás fue “procesista”, todo lo contrario, pertenecía a  la línea nacional del Ejército y se opuso tenazmente al Golpe del 76 que trajo consigo al Proceso; mientras algunos falsos demócratas aplaudían a Videla o decían de él “que era un General democrático”. Pero iremos al fondo de la cuestión. Hemos revisado las listas de militares acusados de violaciones a los DDHH, de fuentes insospechables de “pro militarismo”, como ser: www.desaparecidos.org/GrupoF/su.html (Informe de la CONADEP”, Informe de la Asociación de Abogados de la Provincia de Tucumán, Informe de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la provincia de Chaco (1984), Publicaciones de las organizaciones de derechos humanos como “692 culpables del Terrorismo de Estado” y “Culpables para la sociedad – Impunes por la ley”); y en ninguna de ellas figura el Coronel como represor o torturador. Pero no figurar en ninguna lista de militares acusados de violar los DDHH no fue obstáculo para que el diario La Nación le imputara la desaparición de Alfredo Giorgi, científico que trabajaba en el INTI, y que pertenecía a la Organización Montoneros. Pero pareciera que el diario citado desconoce las siguientes pruebas que eximen a Seineldín de esta vergonzosa acusación.

El 23 de agosto del 2005 la Agencia ANCLA publicó la noticia de la  detención del Gendarme (R) Eugenio Pereyra Apestegui, quien ofició de jefe del campo de detención ilegal “El Olimpo”, acusándolo de la detención y desaparición de Alfredo Giorgi en 1978. Por otra parte, también se conoció la sentencia del 19 de noviembre de 2003 que en su parte fundamental  decía:

AUTOS Y VISTOS:

            Para resolver en esta causa n° 14216/03 del registro de la Secretaría n° 6 del Tribunal y en relación a JULIO HÉCTOR SIMÓN, alias “el Turco Julián, argentino, nacido el 12/08/1940, DNI n° 5.482.792, CI n° 4.985.217 (…)

  1. Alfredo Antonio Giorgi:

            Conforme la imputación fiscal de fs. 1195, el nombrado fue detenido el 25 de noviembre de 1978, siendo trasladado al centro clandestino de detención Olimpo, sometido a tormentos, hallándose desaparecido.

            Su caso fue desarrollado bajo el n° 348 en la sentencia dictada en la causa 13/83 en la que se dio por acreditada la ilegal privación de la libertad del nombrado.

            Mario César Villani atestiguó la detención de la víctima en este centro, en tanto Susana Leonor Caride confirmó ello aseverando que el Turco Julián interrogó y torturó a Giorgi (cfr. actas mecanografiadas, Legajos 119 y  359) (…)

            RESUELVO:

  1. I) DECRETAR EL AUTO DE PROCESAMIENTO, con PRISIÓN PREVENTIVA, de JULIO HÉCTOR SIMÓN, de las restantes condiciones personales consignadas en autos, por considerarlo prima facie y por semiplena prueba, autor responsable en la comisión de los delitos de privación ilegal de la libertad agravada por la calidad del autor y la duración en que se ejecutó tal privación (art. 142 incs. 1° y 5° del Código Penal), en forma reiterada, (hechos que damnificaran a (…) Alfredo Antonio Giorgi (…) en concurso real con el agravante del art. 144 ter del código de fondo, ante la aplicación de tormentos, tanto físicos como psíquicos (incs. 1°y 3°), en forma reiterada (…) mandando trabar EMBARGO sobre sus bienes suficientes a cubrir la suma de PESOS DIEZ MILLONES ($ 10.000.000), diligencia que llevará a cabo el Sr. Secretario del Tribunal como Oficial de Justicia ad hoc. (arts. 55, 144 bis, 142 incs. 1°y 5°; 144 ter del Código Penal; 306, 312, 511 y ccdtes. del Código Procesal Penal).

Pasando en limpio, el secuestro, tortura y desaparición del Sr. Alfredo Giorgi fue imputado por la justicia a los Sres. “Turco Julián” y al Gendarme (R) Eugenio Pereyra Apestegui, por lo cual el Coronel Seineldín quedó totalmente eximido de cualquier acusación al respecto.

Una vez zanjada la cuestión de DDHH, nos dedicaremos a aclarar el tan remanido argumento que acusaba a Seineldín de haber intentado un golpe de estado.

En lo que hace a este tema, lo primero que hay que destacar es que jamás se acusó al ex Coronel de querer efectuar un golpe de estado al producirse el levantamiento de Villa Martelli durante el gobierno del Dr. Alfonsín. Por lo tanto habrá que remitirse solamente al alzamiento del 3 de diciembre de 1990, en la presidencia del Dr. Menem. Por aquellos sucesos se juzgó a Seineldín y los otros cabecillas del alzamiento, el 15 de abril de 1991 en la Cámara Federal.

En el juicio declararon conspicuos menemistas, y demás testigos que aseguraron que en su opinión los hechos del 3 de diciembre no se trataron de un golpe militar. Entre ellos podemos citar a Alberto Kohan quien sostuvo “que de las reuniones con él mantenidas no puede desprenderse que atacaran el orden constitucional (…)”.  El Doctor Raúl Granillo Ocampo dijo “No se adoptaron medidas extraordinarias de seguridad ni en la Casa de Gobierno ni en ningún otro organismo público. Nadie tomó seriamente que se pudiese atacar la Casa de Gobierno (…)”. El por entonces miembro de la SIDE y luego subsecretario del Interior, Doctor Gerardo Conte Grand declaró que su opinión era a título personal, entendiendo “que no fue una tentativa inmediata de golde de Estado, pues no hubo empleo de otras FFAA, no hubo proclama revolucionaria, ni tampoco la propalación de ideas revolucionarias (…)”; y el General (leal) D. Dante Caridi respondió que “el Coronel (Seineldín) tiene una formación de nacionalismo extremo, unido a concepciones fuertemente religiosas. No me consta que eso lo llevara al punto de atentar contra el orden democrático”.

Asimismo, y como para dar una prueba más contundente aún, reproducimos fragmentos de fojas de la sentencia de la Cámara al momento de dictar el fallo. Así, a fojas 2838 vta podía leerse “(El levantamiento) Fue promovido, gestado y ejecutado como un solo alzamiento bajo un único comando y con personal  concertado para ejecutarlo reunido el mismo día y a la misma hora, mediante acciones coordinadas dirigidas al reemplazo del Jefe del Estado Mayor General del Ejército y a las autoridades inmediatas (…) Para subrayar en la foja 2842 vta. “no ha quedado acreditado así, que se pretendiese  un Golpe de Estado, mediante el derrocamiento de alguno de los poderes públicos del gobierno nacional, ni mucho menos que se obrara con el fin de cambiar de modo permanente el sistema democrático de gobierno, extremos que no encuentran sustento alguno en las constancias fácticas de este juicio”.

Hasta aquí la verdad de los hechos. Con la fuerza irrefutable de los documentos. Esperamos hacerle justicia al Coronel del pueblo y que por fin, encuentre su justo descanso.

*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).

Compartinos:
diciembre 4th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Argentina 2050: Energías 100% renovables

*

El cambio climático global es una de las mayores amenazas que enfrenta el futuro de la humanidad. A pesar de las últimas cumbres ambientales, la Tierra se sigue recalentando y va camino al punto límite de dos grados que conllevaría una catástrofe irreparable para la vida en el planeta. (más…)

Compartinos:
diciembre 2nd, 2015|Columnas de Opinion, Senadores|0 Comments

El dilema de la política exterior argentina

Por Mariano Yakimavicius*

El gobierno de Mauricio Macri, que comenzará el próximo 10 de diciembre, provocará cambios en la política exterior del país que lo enfrenta a un antiguo dilema.

La llegada de un nuevo gobierno supone modificaciones en la política exterior del país. En algunos sectores de la vida política argentina se habla de un cambio de 180 grados. Eso implicaría ir en  dirección contraria a los lineamientos que el kirchnerismo le imprimió al relacionamiento con el mundo. No puede aventurarse si eso es en sí mismo bueno o malo, pero si pueden hacerse algunas interpretaciones a partir la las señales brindadas desde el nuevo gobierno y desde algunos actores internacionales.

¿Ser cola de león o cabeza de ratón?

La posición de Argentina en el Sistema Político Internacional parece atada al dilema en el cual el país tiene solamente dos alternativas, ser cola de león o cabeza de ratón. O dicho de otro modo, ser “el peor de los mejores” o “el mejor de los peores”. En el pasado reciente, la política exterior del gobierno de Carlos Menem y las mentadas “relaciones carnales” con los Estados Unidos, constituyeron una forma de disputarle liderazgo regional a Brasil y fue un claro exponente de la “cola de león”.

Por el contrario, la política exterior de los gobiernos kircheristas, supuso un privilegio de las vinculaciones regionales, desconociendo el liderazgo de los Estados Unidos y Europa, pero sin conseguir sumarse como miembro pleno al selecto grupo de  potencias emergentes que disputan poder en la cúspide del Sistema Político Internacional, es decir, los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Argentina fue un referente político en la región pero nunca tan determinante como Brasil en lo político ni como Venezuela en lo ideológico. En definitiva, Argentina fue una de tantas “cabezas de ratón”. BRICS

Señales

El gobierno de Mauricio Macri, en pleno proceso de construcción de su estructura política, y algunos actores internacionales, ya ofrecieron algunas señales de la nueva dirección a adoptar.

  1. Regreso a los vínculos tradicionales. Existe una clara ansiedad en la dirigencia de Argentina y de los Estados Unidos por retomar la relación trunca desde 2005. Barack Obama y su Secretario de Estado, John Kerry, telefonearon a Macri para felicitarlo por su victoria. Varios representantes del Congreso de los Estados Unidos le escribieron una carta a Obama pidiéndole que privilegiara las relaciones con Argentina en 2016. Desde los Estados Unidos se pretende reconstruir el liderazgo perdido a manos de Brasil en Sudamérica. Ese liderazgo se perdió por atender las diversas guerras contra el terrorismo desde 2001 y por la propia pericia de la política exterior brasileña para convertir a Sudamérica en su plataforma de lanzamiento como potencia global. Al nuevo gobierno argentino, un nuevo relacionamiento con los Estados Unidos y con los lobbies de poder político y económico de ese país le resulta casi imprescindible para clausurar la disputa con los “holdouts” o “fondos buitre”.
  2. El poder está en el Océano Pacífico. El macrismo dejó entrever que comprende perfectamente el traslado del mayor eje de poder político global desde la cuenca del Océano Atlántico hacia la cuenca del Océano Pacífico. Más aún, desde el núcleo de poder del presidente electo se expresó la intención de sumar al país al Tratado Trans Pacífico, al cual pertenecen en representación de Latinoamérica solamente Chile, Perú y México, aunque se espera en breve la participación de Colombia. El Tratado excluye específicamente a grandes potencias con costa sobre el Océano Pacífico, como China y Rusia. Dicho sin rodeos, el grupo evita puntualmente la inclusión de los BRICS. Por sus características, el Tratado Trans Pacífico parece ser una alternativa al fallido ALCA -área de Libre Comercio de la Américas- pero con acuerdos mucho más restrictivos que tienden a beneficiar a los grandes conglomerados empresariales multinacionales antes que a las comunidades de los países firmantes. Acercarse a los foros de decisión con eje en el Pacífico es una cosa, encapsularse dentro del Tratado Trans Pacífico, es otra muy distinta y peligrosa, porque podría restar márgenes de negociación con otros actores internacionales.
  3. Brasil, el gran socio. La señal más fuerte que ofreció Macri hasta el momento es que su primer destino internacional como presidente será Brasil. Argentina y Brasil mantienen una sociedad indisoluble y necesaria para no concluir ambos países como perdedores o “segundones” en el marco de la globalización. Lo queda por definir no es la sociedad con Brasil -algo que no se discute- sino qué tipo de sociedad con Brasil quiere el nuevo gobierno argentino. Desde comienzos del milenio Brasil ejerció la conducción política y económica de Sudamérica de manera indiscutible. La ficción de que ese lugar fue ocupado por la Venezuela chavista, no es más que eso, una ficción. El liderazgo político brasileño se sirvió de la confrontación permanente del chauvinismo con los Estados Unidos para abortar el ALCA y afianzar su liderazgo regional desde la construcción de una “izquierda responsable”. Se valió del chavinismo en última instancia para “marcarle la cancha” a los Estados Unidos, permitiéndole un discurso ideológicamente duro, y reservando para sí el ámbito de la negociación diplomática regional. Pero el Brasil actual, padece notorias dificultades económicas, inflación en alza, crecimiento estancado, recorte del gasto público, y una fenomenal crisis política producto de los escándalos de corrupción cuyo emblema es Petrobras. El gobierno de Dilma Roussef es tan débil que ni siquiera hay certeza de que pueda concluir en los plazos previstos. Un Brasil débil es para muchos, la posibilidad de una Argentina fuerte en la política regional. Cabe preguntarse entonces si el “despegue” que el macrismo promete respecto del bloque bolivariano, no supone en realidad un mensaje velado para Brasil y el anuncio de una nueva conducción política regional en la cual Argentina prevalecería mediante un acercamiento a Colombia, Chile y Perú.
  4. La Unión Europea. Devaluada en los últimos años por sus propias desavenencias internas, la UE continúa siendo un insoslayable actor internacional, constituyéndose como el principal socio comercial del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) representando cerca del 20 por ciento de su comercio exterior. Hace años que la diplomacia brasileña intenta sellar un acuerdo comercial amplio entre la UE y el MERCOSUR, que no se limite al comercio de bienes industriales y agrícolas, sino que también contemple los servicios, la mejora de las normas sobre contratación pública, la propiedad intelectual, las aduanas, la facilitación del comercio y la remoción de obstáculos técnicos al comercio. Pero ese acuerdo se vio frenado entre otras cosas por las resistencias que opuso Argentina. El nuevo gobierno apunta a limar asperezas y avanzar con el acuerdo entre ambos bloques. Pero como todo, eso traerá ventajas y desventajas para distintos sectores productivos locales.
  5. China. El gigante asiático es el inversor que más creció en la región en la última década, es el mayor socio comercial de Argentina después de Brasil y es la segunda potencia mundial. Argentina entrelazó muchos de sus intereses económicos con los de China en los últimos años, incluyendo acuerdos que no tomaron luz pública en el país y despiertan inquietud. Sobre esos acuerdos Macri prometió una minuciosa revisión, pero anunció también que los vínculos comerciales entre ambos países se mantendrán. No es posible para Argentina desligarse de China, pero si se puede avanzar en un relacionamiento más equitativo.
  6. Malvinas. Es un tema siempre prioritario en la agenda de la política exterior nacional, por el significado simbólico que contiene. Los kelpers le enviaron una carta de felicitación al presidente electo, esperanzados con una etapa de diálogo y sin mayores presiones sobre ellos por el reclamo de soberanía. La estrategia de seducción de los habitantes de las islas durante el gobierno de Carlos Menem demostró ser un fracaso, aunque las presiones sobre el Reino Unido durante los últimos años no parecen haber rendido demasiado frutos tampoco. Lo único que Argentina no puede permitirse es dejar de reclamar la soberanía sobre las islas. menem

Ni león ni ratón: pendularidad y multilateralismo

El mayor y más preocupante error que el nuevo gobierno argentino podría cometer, sería continuar actuando dentro del dilema del león y el ratón. Argentina tiene otras posibilidades con consecuencias políticas y económicas mucho más ricas e interesantes.

La pendularidad implica el acercamiento o alejamiento de distintos actores políticos internacionales de acuerdo a lo que sea mejor para Argentina. Es lo contrario del alineamiento, característico de la época bipolar, donde los países se “alineaban” con una sola potencia: o los Estados Unidos o la Unión Soviética. Argentina puede acercarse y alejarse de unos y otros para cumplir sus propios objetivos. Un acercamiento con los Estados Unidos puede ser provechoso en muchos sentidos. Para alcanzar una posible solución a sus problemas actuales respecto de la deuda externa y la apertura a los créditos internacionales. Para ganar poder de negociación frente a los socios comerciales como Brasil y China. Incluso para hacerle comprender a la dirigencia de los BRICS, que deberían incorporar a Argentina a ese grupo. Pero alinearse con los Estados unidos sin más, sería un problema. Por eso, revitalizar el MERCOSUR y concretar el acuerdo con la UE, sería una buena manera de mover el péndulo hacia el otro lado. Mantener la sociedad con China en términos claros y transparentes, sería una manera de sentarse en la mesa de negociaciones con Brasil y los Estados Unidos en un plano de mayor equilibrio.

El multilateralismo supone un constante política de acuerdos. Múltiples actores tendrán siempre múltiples objetivos, antecedentes y métodos de llevar a cabo las cosas. Eso significa que, para conseguir algo, cada actor involucrado tiene que ceder un poco. El resultado puede no ser exactamente el que cada parte prevé, pero será lo suficientemente satisfactorio. Por el contrario, el unilateralismo atiende la voluntad de un solo actor, por lo que no supone negociación sino acatamiento. El multilateralismo requiere de tiempo y discusiones, pero es más flexible y representativo del mundo globalizado actual. Los problemas globales requieren soluciones globales, con más consultas de más sectores involucrados.

El gobierno de Mauricio Macri decidirá el rumbo de su política exterior sopesando seguramente todas estas cuestiones. Solamente el tiempo y el recorrido darán la pauta real de qué camino se eligió.

*

Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
diciembre 2nd, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

La esperanza antes que el temor

Por Alberto Asseff*

Ganó la esperanza. Su triunfo fue estrecho porque el temor se había extendido. La inmensa mayoría del país anhela un cambio, pero si infunden y difunden que esa mutación nos conduciría a un insondable escenario de pérdida de derechos, las necesarias transformaciones son desplazadas por el instinto de conservación. En rigor, los autodenominados ‘progresistas’ tienen una esencia paradojalmente situacionista. Tienden muchísimo más a la inmutabilidad que a la modificación de la realidad.

La Argentina exige transmutar en todos los campos, incluida la ciencia y tecnología. En esta área se ha logrado un avance que ameritó la continuidad del ministro, pero sigue pendiente invertir muchísimo más en investigación y desarrollo- en un solo haz privado-público y no únicamente estatal – y en patentes. Porque si incorporamos conocimiento, pero no lo patentamos vamos a pagar regalías por nuestro propio trabajo científico e investigativo. Debe promoverse el patentamiento, sea en el Conicet, universidades, empresas.

No tenemos buen futuro con esta educación degradada. Campeones en ausentismo de docentes y de alumnos, al tope en deserción y con una creciente violencia intraescolar, los cambios son imperiosos, introduciendo el método siempre eficaz de premios y castigos. Nuevos contenidos y formas hacia la educación de calidad para erigirla en motor del desarrollo.

No se tolera más la obsolescencia e insuficiencia de la infraestructura vial, energética, de transporte y de todos los planos. Necesitamos el ‘Plan Belgrano’ para el Norte, el ‘Plan San Martín’ para el área Metropolitana y el Plan Austral para la Patagonia, incluyendo el estímulo para la radicación de nuevas poblaciones. Requerimos un vasto Plan Nacional para modernizarnos.

La buena política – la servicial del bien común, la que en vez de problemas trae soluciones – exige reformas, desde el Tribunal de la Responsabilidad – responder por lo hecho y lo dejado de hacer, en el marco de las promesas de campaña – hasta el límite a reelecciones, pasando por un tope para salarios burocráticos abriendo espacio presupuestario para obras y sin omitir la boleta única – electrónica o papel -, la política necesita un bisturí que le extirpe degeneraciones y la remodele. La policía debe abuenarse con la ciudadanía.

Hay que reentronizar la cultura del pacto a la luz del día para acordar Políticas de largo aliento y superior mira. La ausencia de diálogo es la antipolítica y así deberá ser cívicamente condenada.

Un cambio formidable será regresar a la cultura del trabajo, esa que dignifica en lo humano y social y forja la grandeza material, personal y colectiva.

Otra fenomenal transfiguración será amigarnos con la ley y su plena vigencia. La Argentina no necesita otro ‘milagro’ que ley, educación y trabajo.

Por supuesto que un capítulo grueso y largo demanda la Justicia. Tiene que apearse definitivamente del papeleo e ir al hueso, es decir buscar y dictar justicia. Para ello hay una brújula que la orientará: no a la impunidad, hoy ama y señora en el país. La punidad también obrará cual trascendental cambio.

Existe mucho más, pero, en síntesis,  la esperanza asimismo recala en la búsqueda de la idoneidad en todo, sea en el ámbito público como privado. La capacidad personal es movilizante del esfuerzo y de la profesionalidad. Si todos ocupásemos el lugar para el que nos preparamos con dedicación y tenacidad y lo ejerciésemos con entusiasmo y pericia, la Argentina sería más vivible, nos llenaría de sano orgullo y nos aseguraría eso que todos los pueblos piden, el futuro.

El 22 de noviembre la esperanza se impuso al miedo. Fue por poco. Está en nosotros que ese día hayamos iniciado un ciclo superador, sin vuelta atrás.

*Diputado nacional Frente Renovador Peronista (Buenos Aires)

Compartinos:
noviembre 30th, 2015|Columnas de Opinion, Diputados, Noticias|0 Comments

Historia del “Día de la Soberanía”

Por Federico Gastón Addisi* Addisi-Federico-Gastón-1-400x200

 

 


 

El término “Día de la Soberanía” fue acuñado por el eminente profesor revisionista José María Rosa y se estampó por primera vez, haciendo su aparición pública, el 20 de noviembre de 1950 durante la presidencia del General Perón. Si bien el Gobierno de Perón no se había manifestado abiertamente a favor del revisionismo, no dejaba de ser permisivo con ciertas manifestaciones de este signo. Así es que, según el propio José María Rosa, el gobierno permitía pegar afiches a favor del Restaurador de las Leyes, cosa no fue posible hacer una vez derrocado el peronismo.
Asimismo, la batalla de Obligado fue conmemorada oficialmente por primera vez, el 20 de noviembre de 1953, por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Aloé quien expresó en su discurso: “este es el homenaje que el General Perón rinde a los héroes que murieron por la defensa de la soberanía nacional”.
En 1954 se creó la “Organización popular por la repatriación de los restos del General Rosas”, presidida por José María Rosa y Ernesto Palacio. Ambos de destacada actuación dentro del movimiento nacional justicialista. El primero de ellos, fue embajador de Perón en su tercera presidencia; primero en Paraguay y luego en Grecia. En tanto que Ernesto Palacio fue legislador en el período 1946-52.
A pedido y sugerencia del historiador José María Rosa y por medio de la Ley Nº 20.770, se instauró el 20 de noviembre como Día de la Soberanía Nacional, en conmemoración de la batalla de Vuelta de Obligado.
El primer festejo “oficial” por el Día de la Soberanía tuvo lugar el 20 de noviembre de 1973, en la Provincia de Buenos Aires, con Perón como Presidente y Bidegain como Gobernador. Hasta allí se acercó el por entonces Ministro del Interior, Benito Llambí, y en el acto multitudinario expresó: “Obligado y su mensaje no son pasado, son también presente y porvenir inmediato. Las constantes históricas siguen operando en toda su fuerza. Nuevos modos y métodos más sofisticados han sustituido a los antiguos procedimientos de colonización. La balcanización y los propósitos de sometimiento, tienen vigencia latinoamericana. También la tienen su integración y su independencia. Las banderas de Obligado permanecen como nuestras banderas. Son las banderas que han regresado al gobierno, con el Teniente General Juan Perón. El, desde su alta condición de conductor del pueblo argentino, y de abanderado de las naciones del Tercer Mundo, ha señalado con sintética objetividad la tarea a encarar: el año 2000 verá una América Latina unida o sometida. Estas es nuestra tarea. Esta es la tarea argentina. Y la tarea latinoamericana. Este es el estilo de vida que se desprende de la batalla de la Vuelta de Obligado. Esto es lo que no está impuesto por las escalas de valores, que reconocemos como herencia de un pasado del que nos sentimos orgullosos, y que son las únicas que han de asegurarnos el porvenir, del que puedan enorgullecerse nuestros nietos”.
La ley 20769 sobre la Repatriación de los restos del Brigadier General Don Juan de Rosas tuvo un proyecto primitivo, presentado por el senador Cornejo Linares. Este fue considerado y aprobado por el Senado en la sesión del 14 de noviembre de 1973, pero sufrió modificaciones en la Cámara de Diputados, que lo aprobó modificado. El senador salteño fundamentó su proyecto diciendo: “(..) Y este año de 1973 no puede pasar sin que el Honorable Congreso de la Nación rinda el homenaje sencillo y sentido de recordación ala pueblo que, expresado por sus milicias armadas en el ejército nacional de la Confederación Argentina, defendió, fiel a su juramento de “hasta que la muerte nos separe de la lucha”, nuestra soberanía nacional el 20 de noviembre de 1845, amenazada por la escuadra anglo-francesa respaldada por corsarios que, como Garibaldi, mercenario por vil metal, asolaban las costas del Río de la Plata en procura de derrocar al Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas, a cargo de las relaciones exteriores de la Confederación y prohombre de esta lucha por la soberanía (…)”
“ (…) Las baterías de Obligado resonaron por el mundo entero demostrando que los argentinos, pocos o muchos, sin contar los elementos, no se dejarían avasallar impunemente.
No por nada es que el pueblo, con su natural intuición patriótica, hace ya mucho identifica los grandes destinos de la patria con la invocación de nuestros cuatro grandes caudillos nacionales: San Martín, Rosas, Irigoyen y Perón”.
“(…) A un Estado no le basta con la declaración de su independencia y el reconocimiento por los demás Estados de la tierra para ser una nacionalidad. Necesita que se lo respete en el pleno uso de sus derechos interiores y exteriores. Es decir, necesita hacer valer su soberanía.
Ninguna afirmación en este sentido existe en nuestra historia patria que tenga más fuerza y elocuencia que la de la heroica batalla de la Vuelta de Obligado. De allí que, con el presente proyecto de ley declarando fiesta nacional su aniversario, busquemos prolongar esta afirmación de soberanía en el tiempo, para ejemplo permanente de las nuevas generaciones argentinas”.
Vuelto a tratar el tema en el Senado, fue aprobado en la sesión del 25/26 de septiembre de 1974. La diferencia del proyecto original, a la revisión que fue tratada; se encontraba en que la última no declaraba el 20 de noviembre como Día de la Soberanía Nacional. Ello motivó otro proyecto de ley, presentado por el diputado Gallo, que fue tratado y aprobado a continuación de la sanción de la Repatriación de los Restos del Restaurador. De esta manera, en la sesión del 25/26 de septiembre de 1974, se aprobaron las leyes:
– 20.769, que disponía: Art. 1: Dispónese la repatriación de los restos del ex gobernador de Buenos Aires y encargado de las Relaciones Exteriores de la Confederación Argentina, Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas. Art. 2: Créase una Comisión Nacional que arbitrará todas las medidas conducentes para la inmediata ejecución de esta ley. Presidirá dicha Comisión el titular del Poder Ejecutivo, quedando, éste facultado para fijar su composición y funcionamiento, y organizar y rendir los homenajes y honores correspondientes a los cargos desempeñados por el Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas. Esta Comisión procurará cumplir su cometido el día 20 de noviembre, aniversario de la Vuelta de Obligado. Art. 3: Los gastos que demande el cumplimiento de la presente ley, se imputarán a Rentas Generales. Art. 4: Comuníquese, etc.
– 20.770, que disponía: Día de la Soberanía. Declaración el 20 de noviembre de cada año en conmemoración del Combate de la Vuelta de Obligado, librado el 20 de noviembre de 1845. (Sanción: 26 de septiembre 1974; promulgación: 3 octubre 1974; publicación: B.O. 16/10/74).
Como quedó demostrado en el presente artículo, el anhelo de insertar el “día de la soberanía” en el calendario nacional, como día festivo, data de varios años.
En consonancia con este deseo, el actual gobierno, a través del decreto número 1584/2010 estableció el 20 de noviembre como feriado nacional.

*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).

Compartinos:
noviembre 20th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Un debate de osos

Por Alcira Agumedo *

Sin duda, se cumplieron las formalidades de un debate entre presidenciables; no obstante, la estructura misma del debate y el escaso tiempo para el desarrollo de las exposiciones o de las preguntas y respuestas, facilitó la común estrategia de ambos contendientes, de “hacerse el oso” ante preguntas o comentarios incómodos del otro (más…)

Compartinos:
noviembre 17th, 2015|Columnas de Opinion, Diputados, Noticias|Comentarios desactivados en Un debate de osos

El Estado Islámico golpeó en París

Por Mariano Yakimavicius*

Francia sufrió el peor ataque terrorista de su historia a manos de la organización más temida del planeta.

Un viernes parisino que presagiaba un fin de semana pleno, divertido, se transformó en miedo y dolor. En siete puntos distintos del noroeste de la París se produjeron atentados coordinados, ya fuera mediante el uso de explosivos o de armas de fuego. En pocas horas las víctimas fatales ascendieron a 127 y el número de heridos superó los 200.

Francia entró en caos, y su presidente tomó las únicas tres medidas inmediatas que podía tomar, cerró las fronteras, declaró el estado de sitio y desplegó las fuerzas armadas junto a las fuerzas de seguridad. Pese a la demora inicial para confirmarlo, finalmente se hizo público lo que era un secreto a voces, la responsabilidad de los ataques fue del Estado Islámico (ISIS).

¿Por qué París?

La pregunta es susceptible de diferentes respuestas, las cuales podrán multiplicarse con el transcurso de las horas y los días. He aquí algunas.

  1. El Estado Islámico acusó el golpe que significó que en los últimos meses tanto Francia como Rusia se involucraran de lleno en el combate contra sus fuerzas en territorio sirio. Por esos motivos, intentó en las últimas semanas llevar a cabo represalias contra esos y otros países que lo combaten. Recuérdese el avión ruso de pasajeros destruido mientras sobrevolaba la península de Sinaí, los ataques en Líbano -país que alberga a combatientes de Hezbolláh, organización con el que ISIS se encuentra enfrentado- y ahora Francia.
  2. Además de los bombardeos que la fuerza aérea francesa desplegó contra posiciones de ISIS desde fines de septiembre, en los últimos días se conoció la noticia de que el 18 de noviembre se incorporaría al combate el portaaviones Charles De Gaulle, lo que brindaría un apoyo aún mayor a los aviones franceses y estadounidenses que combaten al Estado Islámico.
  3. Pese a las amenazas de ISIS de atacar Moscú, queda en el aire la sensación de que atacar París resultó mucho más sencillo. Rusia cuenta con una inteligencia de las más avanzadas del mundo -aunque no sea invulnerable- y además, su liderazgo político, reñido con la democracia, podría ser mucho más difícil de enfrentar. Los Estados Unidos viven en alerta y además la distancia juega un rol importante al momento de desplegar este tipo de atentados. En síntesis, era más fácil para ISIS atacar Francia que Rusia o los Estados Unidos.
  4. Tras los ataques perpetrados en París -recuérdese la masacre de Charlie Hebdo- en enero, cualquiera hubiera supuesto que Francia se encontraba mejor preparada para otro hecho de esta naturaleza. No fue así. Lo cual indica que hubo un trabajo de inteligencia previo por parte de ISIS para verificar que los controles franceses no eran lo suficientemente fuertes. Además, aparece como un factor tendiente a vulnerar los controles por parte de Francia, el acogimiento de refugiados procedentes de Siria y el norte de África.
  5. El peso de lo simbólico es importante. París es un símbolo universal de la libertad por partida doble. Fue la cuna de la Revolución Francesa, cuyos ideales tiñeron a todo Occidente, y fue la representación de la recuperación de la libertad perdida ante el Nazismo al finalizar la Segunda Guerra Mundial. ISIS buscó golpear deliberadamente a una ciudad ícono de los valores occidentales.

Lo que vendrá

El presidente Hollande anunció que Francia será implacable y consideró los atentados como un “acto de guerra” por parte de ISIS. También expresó que los ataques fueron perpetrados en el exterior pero con cómplices internos. Estas palabras cobrarán un peso específico cuando, en breve,  sean respaldadas por acciones. El obrar venidero de Francia marcará si esas expresiones suponen la búsqueda de justicia o de venganza. Si suponen el despliegue de inteligencia para buscar a los “cómplices” o si se tratará de una caza de brujas de todo aquel que sea “distinto”.

Es sabido que cada vez más jóvenes occidentales son reclutados por organizaciones terroristas como ISIS. Muchos de ellos, a través de las redes sociales. Hay al respecto una pregunta incómoda que nadie parece querer hacerse: ¿que clase de crisis de valores en el mundo occidental deja a tantos jóvenes con un vacío tan grande como para que se incline a llenarlo con una ideología extremista y asesina? Lo único más incómodo que la pregunta, es la respuesta, que supone una revisión muy profunda de la forma de vida occidental en todos los ámbitos. Muchos islámicos acusados de ser fundamentalistas religiosos, responden a sus acusadores occidentales que ellos son “fundamentalistas del mercado”. Quizás allí haya una punta de ovillo de la cual empezar a tirar.

En la confrontación de valores sin embargo, hay dos que resultan innegociables, que no pueden someterse al relativismo cultural y que son distintivos no ya de occidentales u orientales o de europeos versus quienes no lo son. Se trata de los valores de la vida y de la libertad, que deben defenderse siempre juntos.

Lo que no debiera permitírsele a ISIS es que alcance su objetivo cuando martilla con los atentados y el terror. Busca desesperadamente que Occidente cambie el vértice de su pirámide de valores, ocupado por la la vida y la libertad, y lo reemplace por la seguridad. Thomas Hobbes sostenía hace medio milenio atrás que si se quería garantizar la seguridad, había que otorgarle la propia libertad al Soberano. Sin dejar de combatir al terrorismo, Occidente debe preguntarse si quiere volver a pensar como hace medio milenio.

Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
noviembre 14th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

España al borde la fractura, por Mariano Yakimavicius*

La declaración de independencia del parlamento de Cataluña -posteriormente suspendida por el Tribunal Constitucional- enfrenta a España con la posibilidad de la descomposición territorial.

La última semana los parlamentarios catalanes sumieron a España en una montaña rusa política y emocional. El lunes, el parlamento catalán sancionó una resolución que declara iniciado el proceso de “desconexión democrática” del Estado español. El documento contempla que en el plazo de un mes comience la tramitación de las leyes que permitan convocar a una asamblea constituyente, desarrollar un sistema de seguridad social y también una hacienda pública propia, como fundamentos de la “República de Cataluña”. La resolución implica necesariamente el reconocimiento de la soberanía catalana, es decir, que no existe superior político sobre sí. De este modo, el parlamento desconoció abiertamente las leyes y las autoridades legítimamente constituidas del Reino de España, es decir, se independizó de hecho.

Para el gobierno central, todo esto se resume en una palabra: sedición. Inmediatamente, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional, que lo admitió en menos de 48 horas. La resolución quedó suspendida en forma cautelar hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo, es decir, si Cataluña puede o no escindirse de España desconociendo las normas nacionales a su antojo.

https://youtu.be/771PEd40Bew

 ¿Cómo se llegó a esta instancia?

Sin perjuicio del legítimo deseo que cualquier nación puede tener de identificarse con un Estado que la contenga y la represente, Cataluña tiene una identidad cultural distinta del Reino de España que no le impidió hasta ahora convivir.

Históricamente los catalanes han reclamado un mayor nivel de autogobierno político, jurídico, económico y cultural. Pero en los últimos años, algunos sectores nacionalistas se radicalizaron de manera creciente por entender que Cataluña es humillada por el Estado Español, que le devuelve mucho menos dinero del que aporta en concepto de impuestos.

La tensión aumentó a fines de 2014 con la convocatoria por parte de las autoridades catalanas a un referéndum para decidir sobre la independencia, que fue declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

La novedad de éste año fue que las más importantes fuerzas políticas y organizaciones sociales locales se reunieron en una coalición denominada Junts pel Sí (Juntos por el Sí), con el objetivo puntual de llevar a Cataluña a su independencia. Con ese propósito, el presidente del gobierno catalán y principal artífice de esta situación, Artur Mas, adelantó las elecciones con el propósito de demostrar que los independentistas catalanes eran mayoría y poder legitimar así sus propósitos secesionistas. El 27 de septiembre, Junts pel Sí obtuvo poco más del 39 ciento de los sufragios y la la formación radical de izquierda -también independentista- Candidatura d’Unitat Popular (Candidatura de Unidad Popular, CUP), algo más del 8 por ciento. Entre ambas agrupaciones, no superaron el 48 por ciento de los sufragios, con lo cual, la mayoría de los catalanes no se encuentra representada fielmente en las decisiones de esa alianza partidaria coyuntural.

Pese a lo dicho, entre los escaños correspondientes a uno y otro sector, lograron la mayoría parlamentaria necesaria para alcanzar sus objetivos de impulsar la resolución independentista.

Pero hay dos obstáculos insalvables en el camino de Cataluña hacia la independencia, uno es el sistema legal vigente, comenzando por la Constitución Española, que no permite la secesión de una de sus partes sin la anuencia del Estado central, y la otra es la legitimidad de los diversos pueblos que componen España, de continuar formando parte de un mismo Estado soberano. Es decir, no alcanza solamente con la voluntad de los catalanes -así fuera de la totalidad de la población- para declararse independientes, porque previamente y de manera consensuada, decidieron junto a otros pueblos constituir el Reino de España, al que dotaron de una Constitución, un sistema legal e instituciones, que decidieron respetar de común acuerdo. Para desandar ese camino ahora, también deberían hacerlo acordando entre todos.

Párrafo aparte merece el presidente de gobierno español, quien incurrió en el error de confrontar sin negociar con Artur Mas, con quien protagonizó un desgastante duelo de egos. Mariano Rajoy se mostró despojado de toda condición de estadista y nunca pudo ver mucho más allá del problema. No desarrolló una estrategia de seducción de los nacionalistas catalanes más extremos mediante el ofrecimiento de mayores márgenes de autonomía, teniendo el ejemplo cercano del proceder del primer ministro británico David Cameron frente a la amenaza de secesión escocesa.

Una tensa partida de ajedrez por delante

El Tribunal Constitucional suspendió la resolución del parlamento catalán en forma cautelar hasta resolver la cuestión de fondo, algo que se estima hará en tiempo récord, posiblemente hacia fines de este mes. Mientras tanto y, pese a que la propia resolución anunciaba que las autoridades catalanas no deberían acatar la autoridad del Tribunal Constitucional, los parlamentarios secesionistas se han mostrado cautelosos. En primer lugar porque, a pedido de Rajoy, el Tribunal Constitucional ya advirtió al menos a 21 altos funcionarios públicos catalanes de las “responsabilidades penales” que podría acarrearles incumplir la suspensión de la declaración independentista. El Código Penal castiga la desobediencia grave cometida por autoridades públicas y contempla penas de multa de tres a 12 meses e inhabilitación para empleo o cargo público de seis meses a dos años. Pero más atermorizante aún resultaría una querella por el delito de sedición, que en España contempla hasta 15 años de prisión.

Además, entre los “independentistas” existe una inquietante división. La CUP no prestó su voto para elegir a las nuevas autoridades del gobierno y Artur Mas ya enfrentó dos rondas de votaciones parlamentarias sin haber podido ser consagrado nuevamente presidente del gobierno.

La CUP desea la independencia de Cataluña pero no quiere a Mas como líder. Además, pesan sobre él denuncias por hechos de corrupción que lo comprometen cada vez más.

De no prosperar la formación del nuevo gobierno, no quedará otro camino que convocar a nuevas elecciones en breve para redefinir la composición parlamentaria.

Lo cierto es que el líder de la CUP, Antonio Baños, espera que los parlamentarios proindepenencia puedan ponerse de acuerdo en un nombre de consenso para la presidencia del gobierno que no sea Artur Mas. Baños le endilga el desgaste de ocupar ese cargo desde 2010 y de haber sido funcional al gobierno del Partido Popular. El jefe político de la CUP está convencido de que sin Mas al frente, el independentismo crecerá.

La CUP, con sus diez bancas, es el más vivo ejemplo de lo que Giovanni Sartori llamaba partido político con “potencial de chantaje”. No puede por sí mismo alcanzar el poder, pero puede permitir o impedir que otro lo haga. La CUP es además una agrupación fuertemente ideologizada y actúa de manera tal de forzar a Junts pel Sí a renovar su liderazgo porque entiende el liderazgo personalista que ejerce Mas no es funcional al proyecto independentista.

No obstante lo dicho, antes de que el proceso independentista naufrague por desavenencias propias, Baños toleraría a Mas como presidente una vez más, pero arrancándole todas las concesiones posibles.

El complejo proceso catalán es observado con expectativa en todo el mundo. Desde aquellos países donde existen movimientos nacionalistas y secesionistas prestos a emular el caso catalán, o Estados centrales que necesitan que España pueda contener la secesión para poder tener antecedentes que imitar, hasta en Argentina, donde reside una vasta comunidad de origen catalán.

Esta crisis se ha tornado un juego de suma cero, en el cual sólo un jugador puede ganar y el otro no tiene más remedio que perder, cuando en realidad, podría haber sido abordado como un juego de suma variable donde cada jugador podría obtener algo si está dispuesto a ceder también algo.

La crisis puede endurecerse sin lugar a dudas si los miembros del gobierno catalán no acatan al Tribunal Constitucional. No se sería de extrañar en ese caso, ver a funcionarios detenidos, fuerzas de seguridad desplegadas y a España tambaleando al borde de una fractura que, más allá de ser o no  territorial, ya es cultural.

*Mariano G. Yakimavicius

Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
noviembre 13th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

“Peronistas de Perón”

Por Federico Gastón Addisi* Addisi-Federico-Gastón-1-400x2001

 

 

 


 

 

SOMOS PERONISTAS DE PERÓN Y EVITA; y por ende, HOMBRES DEL CAMPO NACIONAL Y POPULAR.

Creemos firmemente  en la realización del hombre en una comunidad organizada. Esta comunidad  a su vez, es atacada y obstaculizada por factores políticos – económicos internos y externos. Los factores internos  no juegan libremente porque, desde los comienzos de nuestra vida como Nación  independiente, la relación de fuerzas con los factores externos ha deformado para siempre nuestra dialéctica histórica. La penetración imperialista hace que nuestras luchas no se diriman entre un sector que detenta el poder (conservadores) y otro que intenta tomarlo (revolucionarios), como podría ser un lugar común de la teoría política clásica, sino entre nacionales y antinacionales: es decir, un político sin la deformación imperialista, y  otro que tiene su proyecto político vinculado a esa deformación. Por eso, nosotros afirmamos que la cuestión principal de la Argentina hoy sigue siendo; LIBERACION O DEPENDENCIA.

Ahora bien, el sector que hemos caracterizado como “nacional” ha tenido a lo largo del tiempo más de un partido político que lo represente, inclusive, en un mismo momento histórico. Esta característica del “sector nacional”, su carácter inorgánico, su flujo y re – flujo, como así también, su constante devenir, es lo que nos permite afirmar que estamos en presencia de un MOVIMIENTO NACIONAL.

En Argentina el “campo nacional” se compone, fundamentalmente, por los trabajadores, los desocupados, los profesionales, los pequeños y medianos empresarios, el capital productivo nacional que para su viabilidad necesita del desarrollo del mercado interno y vastos sectores de las Fuerzas Armadas y de la intelectualidad, aunque, por la dinámica política, su posicionamiento no siempre fue coherente y homogéneo. Todos estos actores sociales, componen el campo nacional, que para nosotros los peronistas, tiene la característica de “frente policlasista”.

Pero este análisis no estaría completo si no dijéramos que esa “nación” que contiene a nuestro Movimiento Nacional, no es tan sólo la enmarcada por los límites de la República Argentina, sino la NACIÓN IBEROAMERICANA, que es la unidad territorial, histórica, cultural, religiosa e idiomática; la PATRIA GRANDE que fue balcanizada por la fuerza centrífuga del imperialismo, apoyado por los cipayos locales. Por eso, será “nacional” un grupo político si, además de comprender la interferencia imperial en términos generales, acciona en el sentido de lograr la efectiva unidad de la AMÉRICA HISPANA, como bandera histórica-cultural y herramienta política de oposición efectiva al imperialismo.

Concluimos entonces, que todos los elementos señalados son prueba inequívoca, de la existencia de un movimiento nacional, más amplio que un partido político y que reconoce un común denominador: la imperiosa necesidad de realizar la SOBERANIA POLITICA, LA INDEPENDENCIA ECONOMICA, LA JUSTICIA SOCIAL, EL NACIONALISMO CULTURAL Y LA UNIDAD IBEROAMERICANA.

Actualmente, asistimos a un campo nacional debilitado. Esto debe ser revertido pero

no hay reconstrucción posible si no se realiza con los trabajadores como columna vertebral de la lucha. Y SIN DUDAS, LA IDENTIDAD HISTÓRICA DE LOS TRABAJADORES ESTÁ EN EL PERONISMO. Esto es una realidad política innegable que debe ser reconocida y reivindicada en tanto ha sido el peronismo quien condujo y definió los momentos más lúcidos del movimiento nacional.

La responsabilidad histórica a la que nos enfrentamos hace necesario y prioritario, efectuar una profunda revisión interna del peronismo ya que, con diez años de menemismo y doce de kirchnerismo se intentó destruir sistemáticamente cualquier atisbo de modelo nacional. Lo que no pudieron conseguir décadas de proscripciones, tres dictaduras militares, la desaparición, los fusilamientos y asesinatos de miles de militantes peronistas, lo consiguió aquella dirigencia entregadora, cipaya, y a la que no dudamos en llamar traidores a las convicciones más arraigadas del ser peronista. PARA  RECUPERAR LA ARGENTINA ES NECESARIO ENTONCES, RECUPERAR EL PERONISMO, en tanto es el único que puede realizar  la revolución inconclusa que CONSTRUYA LA PATRIA GRANDE QUE SOÑARON SAN MARTÍN, ROSAS Y PERÓN.

ASIMISMO, AFIRMAMOS CATEGÓRICAMENTE QUE NO HA SURGIDO EN NUESTRO PAÍS, UN MOVIMIENTO SUPERADOR DEL PERONISMO, por su historia y su composición social, en la que incluye a todos los sectores ligados a la producción y el trabajo. En consecuencia, debemos reconstruir el peronismo, volviendo a nuestra raíz nacional popular revolucionaria y  recuperar nuestras banderas históricas. Para ello hace falta la mística militante que restituya, con la razón y con la emoción del sentimiento, los valores y el pensamiento del mayor movimiento de masas con que se ha hecho frente a las imposiciones imperialistas que se esconden detrás de la globalización.

Por todo lo dicho, luego de las elecciones del 22 de noviembre, independientemente de quien gane la primera misión es la recuperación y reconstrucción del peronismo.

 

*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).

Compartinos:
noviembre 6th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

¿Muralla o coordinar la lucha contra el narcotráfico?

Por Alberto Asseff*

El fiscal federal de Orán pidió públicamente amurallar la zona de Aguas Blancas, limítrofe con la ciudad boliviana de Bermejo, y también requirió el cierre del puerto Chalanas. El objetivo es frenar el narcotráfico y la trata de personas. Es una reacción lógica frente a un flagelo. (más…)

Compartinos:
noviembre 3rd, 2015|Columnas de Opinion, Diputados|0 Comments

Balotaje: Entre el hartazgo y el miedo

Por Federico Gastón Addisi*

Addisi-Federico-Gastón-1-400x200

 


 

La Argentina tendrá un balotaje por primera vez en su historia. A no ser que alguno de los contendientes decida “bajarse” emulando la “Gran Carlitos”.
Este fenómeno electoral que debiera ser analizado por politólogos, sociólogos, historiadores, etc consideramos sin embargo, que es más bien, campo de la psicología. Efectivamente, quien mejor podría interpretar lo que está sucediendo es un psicólogo. Nos explicaremos.
Las dos fuerzas que llegan a esta segunda vuelta lo hacen representando un componente psíquico de las masas que viéndose reflejadas en dicha interpretación, las acompañan con el voto.
Así, Mauricio Macri y Cambiemos, viene a representar el hartazgo de la sociedad argentina ante el destrato, la prepotencia, el abuso de poder que el Gobierno Nacional ha llevado adelante durante estos 12 años. No negamos la existencia de un componente ideológico absolutamente convencido del ideario del macrismo, pero sin dudas que está lejos del 32% que ha obtenido y mucho más, de lo que pueda sumar en el balotaje.
En forma idéntica, Scioli y el Frente para la Victora, viene a representar el miedo al pasado, la temida “vuelta a los 90”, la pérdida de conquistas sociales; todo lo cual sucedería irremediablemente –según “el relato”- de resultar vencedor Mauricio Macri. Tampoco aquí negamos el voto duro que comparte “el modelo” y que afirma que “el candidato es el proyecto”. Pero no llegan al 34% ni mucho menos, son capaces de superarlo.
Planteadas como están las cosas, pareciera que el 22 de noviembre los argentinos van a votar entre el HARTAZGO Y EL MIEDO.
Vaya degradación de la política! Y eso que no analizamos la destrucción de los partidos políticos…y del peronismo en particular –reducido a lo etéreo -; “res nullis”. Tierra arrasada. Pero no resistiremos la tentación y este tema será fruto de una próxima columna.
Por lo tanto queridos compatriotas, vayan gastando unos “pesitos” y de aquí hasta el 22 no duden en visitar “a las viudas de Freud”, y trabajen su hartazgo o su miedo. Y luego, voten felices.

*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).

Compartinos:
octubre 30th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Rusia y Estados Unidos: no los une el amor sino el espanto, por *Mariano Yakimavicius

Vladimir Putin sorprendió una vez más al afirmar que el abordaje de la crisis siria podría ser un “modelo” de cooperación entre Rusia y Occidente.

El presidente ruso tomó una vez más la iniciativa, aunque ahora de una manera más pacífica, intentando demostrar liderazgo en lugar de su prepotencia habitual. No cesó en sus críticas a la política exterior estadounidense, pero expresó su interés puntual por hacer causa común ante la crisis siria y dejó en claro que espera que los Estados Unidos reconozcan a Rusia como una potencia en igualdad de condiciones.

Siria es hoy un “modelo” para “una asociación en nombre de unos intereses comunes” y para “elaborar un sistema eficaz de gestión de los riesgos”, sostuvo Putin. Para el líder ruso, la crisis siria supone la tercera oportunidad para lograr esa finalidad, después de dos intentos fallidos, uno tras el final de la Guerra Fría, y otro a comienzos del milenio, con la aparición de la amenaza terrorista. Y avanzó un poco más al agregar que “hay progreso” en los contactos y en el intercambio de información. “Lo más importante es que nos tratemos como aliados en una misma guerra”, sentenció.

Al hacer estas declaraciones, Vladimir Putin deja entender que Rusia y los Estados Unidos ensayan un proceso de distensión, luego de un largo período signado por la desconfianza y las pugnas en distintos sitios del planeta. Los gobiernos de ambos países tuvieron posturas encontradas ante las distintas crisis abiertas en el marco de lo que se dio en llamar “primavera árabe”. Tuvieron una posibilidad cooperar durante las negociaciones con Irán a propósito de su programa nuclear. Pero Rusia se vio amenazada en distintas oportunidades por los avances de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre países que anteriormente formaban parte de su órbita. El límite fue Ucrania. Allí, Putin demostró todo su poder al no permitir que ese país casi vasallo de Rusia, pasara sin más a formar parte de la órbita occidental. De manera descarada, casi brutal, Rusia apoyó  a los secesionistas prorrusos de Crimea. Rusia le amputó un pedazo de su territorio a Ucrania y se lo anexó, al mejor estilo de la vieja Rusia imperial de los Zares. Pero no quedó todo allí: Rusia alentó, armó y apoyó a los secesionistas prorrusos de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk. Desde los Estados Unidos y Europa se armó y alentó al gobierno ucraniano para que los combatieran. Y esa guerra velada entre Rusia y Occidente en Ucrania se prolongó hasta el presente.

Además, impulsada por los Estados Unidos, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) propiciaron sanciones comerciales y financieras contra Rusia, que perjudicaron su economía en momentos en que no anda bien, la inflación causa estragos y la caída del precio internacional del petróleo no ayuda.

Putin es plenamente consciente de que el sistema político internacional todavía se está reconfigurando desde el final de la Guerra Fría y el bipolarismo Unión Soviética-Estados Unidos. Un juego de nuevos imperialismos parece estar desarrollándose pero ahora entre una China en ascenso y unos Estados Unidos que acusan la fatiga y el descrédito tras setenta años de ejercicio de la condición de “policía global”. Ante ese panorama, Putin intenta sumar a Rusia a esa puja de poderes imperiales, intentando hacer equilibrio entre China y los Estados Unidos. Con China mantiene cierta desconfianza pero también alianzas estratégicas en el marco de su participación en el grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Con los Estados Unidos hay una tensión permanente, producto de la herencia de la etapa bipolar, siendo que son las dos potencias armamentísticas más fuertes del planeta.

“No nos une el amor, sino el espanto”

Putin vió lo evidente: a Rusia y a los Estados Unidos no los une el amor, los une el espanto que les provoca el terrorismo fanático. Puntualmente, ISIS se ha convertido -ya es un ícono universal del terrorismo- en un factor unificador de los actores políticos más diversos, algo que no sucedía desde la Segunda Guerra Mundial. Los disímiles intereses de los Estados Unidos, Rusia, Irán y la Iglesia Católica, encontraron un punto en común y es la aversión ante la brutalidad intolerable ejercida por ISIS.

Rusia se involucró directamente en el conflicto Sirio a fines de septiembre. Tal como Putin le prometió su par norteamericano, Barack Obama, avisó antes de que los aviones rusos bombardearan posiciones ISIS. Sin embargo, marcó su territorio y fue en defensa de su aliado, el presidente sirio Bachar al-Asad. Por eso los bombardeos rusos se extendieron también contra los rebeldes que combaten contra las fuerzas regulares sirias e ISIS al mismo tiempo. Putin defenderá la posición rusa en Siria, donde tiene acceso a puertos militares sobre el Mediterráneo Oriental. El garante de ese statu quo es Bachar al-Asad, quien la semana pasada salió por primera vez de su país desde 2011 -año en el que comenzó la guerra civil- para viajar precisamente a Moscú y fotografiarse con su aliado Putin. Lo que se dice, todo un gesto.

En concreto, el mandatario ruso propuso un plan para superar la crisis en Siria que prevé en primer lugar, liberar el territorio de Siria e Irak de los terroristas e impedir que trasladen sus actividades a otras regiones. Para lograr ese objetivo, Putin promueve la idea de unir a todos los grupos dispuestos a colaborar contra ISIS, entre los que mencionó como potenciales aliados a los ejércitos regulares de Irak y Siria, las milicias kurdas y otros grupos de oposición dispuestos a colaborar para acabar con el terrorismo. Una eventual victoria militar sobre ellos “no resuelve todos los problemas, pero permite comenzar el proceso político de diálogo entre todas las fuerzas sirias”, sentenció Putin, interesado en apuntalar las debilitadas estructuras estatales sirias que controla su aliado al-Asad.

El líder ruso apunta a diagramar conjuntamente una hoja de ruta que permita reconstruir la región con el apoyo de donantes internacionales y expresó que sólo esa reconstrucción puede frenar el flujo de migrantes a países europeos y propiciar su retorno a sus lugares de origen. En otras palabras, hay que lograr que quienes quieren huir prefieran quedarse, y que quienes huyeron deseen volver. Los europeos están espacialmente interesados en este punto, para poder aplicarle un torniquete a la crisis de los refugiados.

Siria es el primer paso, Ucrania el segundo

Ya hay dos pautas de que los gobiernos de Rusia y los Estados Unidos estuvieron realizando acuerdos que no estaban hasta ahora a la vista. La primera es un acuerdo de colaboración entre las fuerzas aéreas de ambos países que se encuentran actuando en Siria, para alternar los bombardeos sobre objetivos específicos, y evitar incidentes entre ellas.

La segunda pauta, es la que pone el acento sobre la crisis ucraniana. Con argumentos vagos, el presidente Obama impuso la semana pasada un veto sobre el proyecto del presupuesto de defensa de los Estados Unidos para 2016, que contemplaba envíos de armas letales a Ucrania. El documento, aprobado por ambas cámaras del Congreso, asignaba 300 millones -de los 612 mil millones de dólares presupuestados- para la ayuda militar a Ucrania en la lucha contra los rebeldes prorrusos. Dicho de otro modo, Obama suspendió por el momento la ayuda occidental al gobierno de Ucrania, que se supone es su aliado.

Este cambio en la política de los Estados Unidos ante la crisis ucraniana, es una clara muestra de que existe un principio de acuerdo amplio entre Rusia y los Estados Unidos. Y la idea de Putin es que  la cooperación entre Rusia y Occidente en Siria se prolongue a otros escenarios.

Si esta confluencia de intereses de ambas potencias sirve para derrotar al terrorismo fanático de ISIS, llevando estabilidad a Medio Oriente, será una buena noticia. Pero sería aún mejor si ambos países encontraran nuevos puntos de encuentro para continuar cooperando, si es que consiguen  darle fin al largo conflicto de división nacionalista en Ucrania, que amenaza a una Europa en pleno proceso de exaltación de los nacionalismos. Porque en la historia reciente, cada vez que Europa ingresó en un pico de exaltación nacionalista, hubo una Guerra Mundial.

 

*Mariano G. Yakimavicius
Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
octubre 26th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Bolivia en el Mercosur: ¿Y el narcotráfico?

Nota de opinión del diputado nacional Alberto Asseff *
(más…)

Compartinos:
octubre 19th, 2015|Columnas de Opinion, Diputados, Noticias|0 Comments

12 de Octubre. Dia de la Hispanidad.

Por Federico Gastón Addisi* Addisi-Federico-Gastón-1-400x200

 

 

 

 


 

A pesar de la modificación del recuerdo del 12 de Octubre, dejando de ser el Día de la Hispanidad –tal como Irigoyen y Perón lo habían querido-  para pasar a ser el día de la diversidad cultural, nosotros reivindicamos con la Tradición, el valor de la Hispanidad.
A partir de la llegada de Colón a nuestra América, en aquél lejano 1492, en donde España alcanza la gloria de descubrir un nuevo continente para la Cristiandad.
Pero no vamos a hacer aquí un análisis histórico de la conquista. Más bien pretendemos destacar los valores de los que somos parte y legatarios y que constituyen hoy día la única reserva que se opone a los designios del Nuevo Orden Mundial.
Occidente; Reforma Protestante, Revolución Francesa y Bolchevique mediante, a abjurado de la Cristiandad de la que era sinónimo. De ahí que nosotros afirmamos que en la actualidad, Occidente es el catolicismo y para precisar más aún; hoy en día Occidente sobrevive en la  Hispanidad.  ¿Cómo es posible que España, y ésta va a ser su gloria por los siglos de los siglos -aunque haya movimientos indigenistas que pretendan diluir esta gloria-, haya descubierto para Occidente, y el mundo un nuevo continente ganado para la cristiandad, y aún se ponga en duda su pertenencia (fundacional por cierto) a ése mismo mundo? Por lo tanto Hispanoamérica y no Latinoamérica que va a ser un concepto introducido por Napoleón III, de neto corte francés e imperialista, para justificar la expansión del imperio en América, que es el legado que España le da a la humanidad, es claramente parte de occidente  y por lo tanto de la hispanidad.  En forma categórica y análoga a la nuestra se expresaba Alberto Buela: En cuanto a nuestra distinción de la América del Norte, consideramos que la más lograda es la realizada por un desengañado sajón americano cuando demarcando las diferencias de las dos conciencias que viven en el continente dice: “Vosotros  (por los Hispanoamericanos) habéis sido menos zapados por la fea Edad Moderna, menos corrompidos por el falso humanismo y racionalismo. Estás más cerca del sentido de la vida humana, como drama trágico y divino, pues estáis más cerca de la Edad Media Cristiana, en la que todos los valores de Judea, Grecia y Roma, formaron parte de un organismo cósmico. Tenéis valores, mientras que nosotros (los yanquis) sólo tenemos entusiasmo (voluntad tecnológica y empresarial)” (…) “Así, pues consideramos la América Hispánica como una unidad geográfica, cultural, lingüística y religiosa indivisible. Esta “nación colosal”, este espacio geográfico único en el mundo entero, tiene desde el punto de vista político, también una identidad común. Pero esta identidad común esta forjada, no tanto por los objetivos comunes a realizar como por la naturaleza del enemigo común que siempre la unifica.

Se confirma nuevamente la idea del pensador alemán Carl Schmitt, cuando en las primeras líneas de su obra “El concepto de la política” afirma que “la distinción política fundamental es la distinción entre el amigo y el enemigo” (entendido éste como hostis y no como inimicus). Para Hispanoamérica, el enemigo no es otro que el imperialismo anglosajón (…) Nosotros forjamos nuestra identidad asumiendo la fuerza vital y los valores de la Europa anterior a la Revolución Mundial los que han sido transformados por la formidable matriz americana. Es por ello que nosotros nos hemos reconocido en la noción de Occidente y que no era otra cosa, para nosotros americanos, que lo que Europa tenía de mejor. De tal manera que la cuestión queda planteada de la siguiente manera: Si nosotros entendemos por Occidente  esta base común que hemos explicitado en el curso de esta intervención, Hispanoamérica no es solamente el más occidental de los continentes, sino que conserva en su seno la única esperanza de fundar un nuevo arraigo. Porque esa conciencia europea que llegó a la América Hispánica no pasó por los diferentes estadios de la denominada Revolución Mundial; es decir, Reforma, Revolución Francesa, Revolución Bolchevique y Revolución Tecnotrónica sino que, incluso hasta la última ola inmigratoria, posee como “núcleo aglutinado de su conciencia” una cosmovisión que es anterior, en el tiempo, al comienzo de la Revolución Mundial”.

Lo diremos sin rodeos: para nosotros Occidente, hoy día, es la Hispanidad. Por supuesto que esta definición no será del agrado de los cultores del Nuevo Orden Mundial que no sólo buscan la preeminencia en el orbe a través del dinero y el capitalismo financiero usurero, sino que además buscan la hegemonía cultural universal. Pero que no levanten la voz con tantos bríos. Porque si hay un ejemplo que puede sintetizar los valores de Occidente a lo largo de la historia, esa es Hispanoamérica. Y varios pensadores han definido con claridad qué es la hispanidad, por ejemplo Ramiro de Maeztu en su Defensa de la Hispanidad, García Morente y tantos otros. Decía Maeztu en las pags 20 y 22 del citado libro “La Hispanidad no es cuestion de raza   y sería un absurdo buscar sus características en la etnografía sino que se apoya en dos pilares, la religión católica y el régimen de la monarquía católica”. Y sobre el tema escribía y Morente: “Pues bien, yo pienso que todo el espíritu y todo el estilo de la nación española pueden también condensarse y a la vez concretarse en un tipo humano ideal, aspiración secreta y profunda de las almas españolas, el caballero cristiano. El caballero cristiano -como el gentleman inglés, como el ocio y dignidad del varón romano, como la belleza y bondad del griego- expresa en la breve síntesis de sus dos denominaciones el conjunto o el extracto último de los ideales hispánicos. Caballerosidad y cristiandad en fusión perfecta e identificación radical, pero concretadas en una personalidad absolutamente individual y señera, tal es, según yo lo siento, el fondo mismo de la psicología hispánica”.

Finalmente, nosotros hemos ensayado una definición de Hispanidad sin ninguna pretensión que la de hacer un aporte a la comprensión de dicha palabra y como único remedio contra la crisis metafísica según la cual se expresaba Marcel de Corte: “La crisis de la civilización es, en efecto, una crisis metafísica pues la esencia del hombre y la del mundo no están solamente conmovidas; están hechas pedazos en piezas separadas de un conjunto orgánico anterior”

Así; definimos a la Hispanidad como el estado del espíritu sobre el cual se apoyan los pilares del Derecho Romano, la filosofía clásica y el catolicismo, la supremacía de los valores trascendentales del hombre por sobre todo aquello material e inmanente.

Frente a esta decadencia, el Occidente Hispano Católico que postulamos propone aquellas viejas y queridas virtudes teologales enseñadas por los padres de la iglesia.

Por encima de todas las virtudes naturales, entonces, se dan tres grandes virtudes teologales: fe, esperanza y caridad, la primera reside en la inteligencia y las otras dos en la voluntad. Estas virtudes infusas provienen de la vida de Dios en el hombre y por lo tanto son proporcionadas a la vida sobrenatural y tienen por objeto a Dios mismo en su vida íntima. Por eso también pueden ser llamadas virtudes divinas. Son infundidas sólo por Dios y sólo son conocidas por la Revelación.
A esta cosmovisión pertenecemos y sin duda que a nosotros pertenece el deber de la Restauración para que la humanidad viva.
*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).

Compartinos:
octubre 9th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

El poder está en el Pacífico por Mariano Yakimavicius*

Las últimas negociaciones realizadas en el marco del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, son una muestra clara del traslado del eje de poder mundial del Océano Atlántico al Pacífico.

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica o TPP por su sigla en inglés -Trans-Pacific Partnership- es un tratado de libre comercio firmado entre 12 países de la Cuenca del Océano Pacífico que aborda una variedad de materias de políticas públicas. No constituye un proceso de integración regional al estilo de la Unión Europea (UE) sino que funciona más bien como un tratado de libre comercio al estilo del fallido ALCA: es un bloque de cooperación internacional que asume acuerdos en rubros específicos.

Además de intentar rebajar las barreras comerciales, el TPP busca establecer un marco común de propiedad intelectual, reforzar los estándares de derecho del trabajo y del derecho ambiental, y establecer un mecanismo de arbitraje entre los inversores privados y los Estados.

El TPP es liderado por los Estados Unidos y Japón, a quienes se suman Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Una lectura sencilla sobre la composición del grupo arroja que faltan actores clave China, Rusia e India. La puja en el ámbito comercial parece haberse trasladado del Atlántico al Pacífico.

 

¿Por qué es importante?

 

El TPP es el acuerdo regional más amplio de la historia, que reúne un mercado que representa el 40 por ciento de la economía global y abarca a 800 millones de personas. Es de hecho el pacto más importante desde 1993, cuando los Estados Unidos, Canadá y México firmaron el Tratado Norteamericano de Libre Comercio (NAFTA). El presidente Barack Obama le dio prioridad en su mandato con el objetivo de proteger los intereses estadounidenses en la región Pacífico y ponerle límites a la creciente economía china.

El TPP cobró especial notoriedad en los últimos días dado que sus miembros acordaron un nuevo marco arancelario que involucra a varias industrias, como la farmacéutica, la automovilística y la textil, y que establece algunas de las normas laborales y regulaciones ambientales más ambiciosas hasta ahora.

 

Pero no se trata solamente de economía…

 

Pese a que todas las líneas del acuerdo afectan a intercambios comerciales, tiene indudables consecuencias políticas en el escenario político mundial. Concretamente, los Estados Unidos promovieron el acuerdo con el objetivo de frenar el poder ascendente de China. Obama aseguró que, dado que el 95 por ciento de los posibles consumidores de los Estados Unidos viven en el extranjero “no tiene sentido que China escriba las reglas comerciales”. En definitiva, el TPP abre las puertas de nuevos mercados para los productos “made in USA”.

Lo cierto es que luego de cinco años de negociaciones secretas -aunque ventiladas a medias por Wikileaks- el TPP ayudó a reducir impuestos en unos 18 mil productos estadounidenses en el resto de los países, facilitando a los fabricantes norteamericanos competir en el extranjero en condiciones inmejorables. Además, el gobierno de Barack Obama fijó un nuevo plazo en la exclusividad de las fórmulas empleadas para crear medicamentos para tratar enfermedades como el cáncer. Los detractores del acuerdo afirman que si se amplían los plazos de exclusividad, subirán los costos de producción y dejarán los tratamientos fuera del alcance de la población en las naciones más pobres.

Por estos motivos, el TPP despertó polémica en los 12 países firmantes, porque los acuerdos alcanzados enfrentan a los respectivos gobiernos con sindicatos, organizaciones ambientalistas y grupos que reivindican el acceso a medicamentos más baratos frente al poder de las grandes corporaciones farmacéuticas.

 

Los excluidos

 

Es evidente que desde los Estados Unidos se quiere establecer un cerco económico y comercial especialmente sobre China. No obstante eso, el Gigante Asiático no quedará fuera del intercambio en la región. China cuenta ya con acuerdos de libre comercio con 8 de los 12 países miembro del TPP -todos menos los Estados Unidos, Canadá, México y Japón- y su gobierno evalúa actualmente un pacto a tres bandas con Japón y Corea del Sur. Simultáneamente, China promueve otras alternativas al TPP, apoyando negociaciones para el establecimiento de una Asociación Económica Extensiva Regional, que incluiría a los 10 países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y a los 6 con los que este grupo tiene ya tratados de libre comercio. Además, el gobierno chino está dando los primeros pasos para el armado de un Acuerdo de Libre Comercio para Asia-Pacífico.

Por el lado de Rusia, país sobre el que recaen sanciones económicas por parte de los Estados Unidos y la UE con motivo de su política agresiva en la crisis de Ucrania, éste constituye otro problema en momentos en que su economía se encuentra en crisis. El gobierno de Vladimir Putin juega un complejo ajedrez político con su par estadounidense, aunque en materia económica y comercial se encuentra en franca desventaja.

Otro país que no fue invitado a formar parte de TPP es la India, gran productor de medicamentos genéricos que cuenta con una autorización de la Organización Mundial de Comercio (OMC),  concedida a pesar de la oposición de los grandes laboratorios y de los gobiernos de los Estados Unidos, Francia y Alemania. La India no podía ser incorporada al TPP por razones evidentes, dado que el acuerdo procura extender el plazo para mantener el secreto sobre la investigación científica farmacéutica y poder así prolongar el monopolio sobre los medicamentos.

Pero los excluidos que más directamente afectan en el ámbito local son los numerosos países latinoamericanos que quedaron afuera del TPP. Recuérdese que sólo México, Perú y Chile son parte, no así Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela y otros tantos. Incluso en los países latinoamericanos que participan del TPP, hay fuertes disidencias. Iniciativas ciudadanas como “TPP Abierto” que reúne a organizaciones de Chile, México y Perú, buscan un acuerdo con perfil latinoamericanista e inclusivo que respete los derechos fundamentales que consideran amenazados por las actuales condiciones del Tratado.

Sin embargo, es posible esperar que el acuerdo acentúe la división en zonas de Latinoamérica que optarán por seguir estrategias diferentes. La decisión de cada país de incorporarse o no a este Tratado dependerá mucho de la posición ideológica y la estrategia política de cada uno de los gobiernos de la región, y en ese sentido, las posturas variarán de acuerdo a quienes ganen las próximas elecciones en cada país.

En el marco de esta estrategia de los Estados Unidos que también aspira a mantener una Latinoamérica fragmentada, se espera que en breve intente incorporar a Colombia al TPP. Por el contrario, el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) se encuentra orientado a buscar un acuerdo de libre comercio con la UE. Pero la UE se encuentra sumida en varias crisis en simultáneo y el eje de poder global, hace tiempo que se corrió del Atlántico al Pacífico.

En cualquier caso, los Estados Unidos están empujando a numerosos países latinoamericanos a los brazos de China y a fortalecer el eje constituido por los BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- algo de lo cual seguramente se arrepentirá, a menos que también intente fracturar ese bloque.

 

Mariano G. Yakimavicius
Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
octubre 9th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Política subsidios, corrupción y desnutridos

Por Fernando Solanas, senador nacional Proyecto Sur – CABA. El relato kirchneritas y los desposeídos en los tiempos del fin de ciclo. (más…)

Compartinos:
octubre 5th, 2015|Columnas de Opinion, Noticias, Senadores|0 Comments

Masoneria Yanqui y las manos de Perón

Por Federico Gastón Addisi* Addisi-Federico-Gastón-1-400x200

 


 

Después de la caída del muro de Berlín, nada se interpondría entre los EEUU y su plan de hegemonía mundial (comunmente llamado “globalización”). Sin embargo sería necesario hacer creer al mundo que tal poderío no carecía de enemigos. De esta manera construyeron el falaz mito del “eje del mal”. Pero si se observa con atención la historia misma de EEUU, sus presidentes, y en particular la de George Bush, se descubrirá verdaderamente dónde se encuentra enquistado el mal que hoy soporta la humanidad.
Según serias investigaciones, George Bush (hijo); al igual que su padre (el ex-presidente y gran amigo del Sr. Menem) integran una sociedad secreta llamada Skull and Bones (la Orden de la Calavera y los Huesos), algunos de cuyos miembros han sido denunciados por crímenes que van desde el narcotráfico a la conspiración política.
En efecto; George Bush Jr., al igual que su abuelo, el senador Prescott Bush, y su padre George Bush, pertenece a una sociedad secreta de siniestra fama (el mismo Bush Jr, admitió en un reportaje que era miembro de la Orden en la que se inició estando en la Universidad de Yale). Según las denuncias, que han llegado hasta el mismísimo parlamento, miembros conspicuos de esta logia estarían implicados en una serie de crímenes que van desde el tráfico de drogas, al racismo partidario; de políticas eugenésicas para reducir drásticamente la población del Tercer Mundo y de las minorías étnicas en EE UU, hasta la financiación y planeamiento de golpes de estado. A toda esta funesta política, debe agregarse la profanación de tumbas y cadáveres para la realización de sus “ritos”.
El 1 de mayo de 1990 la tumba del general Omar Torrijos fue profanada. Unos desconocidos robaron las cenizas de este líder de la Patria Grande, símbolo de resistencia ante el imperialismo de EE UU; quien como se sospecha fuera asesinado por la CIA. La operación efectuada en Panamá, presuntamente financiada por La Orden de la Calavera y los Huesos, no haría sino continuar una siniestra tradición; que comenzó también con otra profanación, la del cadáver del revolucionario mexicano Pancho Villa. Estos hechos, como ya se dijo fueron denunciados en el Congreso, pero el escándalo también llegó a la prensa. Así la revista política NACLA Report on the Americas, en su editorial de junio de 1990; se hacía eco del “affaire”. Se aseguraba que Skull and Bones, la sociedad secreta formada por la élite de la universidad de Yale, estuvo detrás de estos episodios.
En mayo de 1918, el senador Prescott Bush -padre del ex presidente de EE UU y abuelo del actual presidente- profanó junto con otros miembros de esta sociedad el sepulcro de Gerónimo, el legendario líder de los apaches. A mediados de los 80, Ned Anderson, líder de la tribu de San Carlos, reunió documentos, fotografías y otras evidencias sobre esta profanación. Ned Anderson logró conseguir una entrevista con un miembro de la Orden para solicitar la devolución de los restos de su líder. Finalmente nada sucedió ya que su interlocutor, que no era otro que Jonathan Bush, hermano del por entonces candidato; no concurrió a la cita.
Skull and Bones fue fundada en 1832 por William H. Russell; fue inicialmente la rama americana de la Orden de los Iluminados de Baviera y surgió para promocionar a 1os hijos de las elites a puestos de relevancia política, económica y social, con la finalidad de consolidar su influencia en los círculos de poder. Su existencia está tan bien establecida como demostrada la pertenencia a ella de los Bush, Rockefeller, Roosevelt, Kellogg, Goodyear, Forbes y Vandervilt. De sus filas salieron tres presidentes, los fundadores de la CIA y varios asesores de seguridad nacional. En 1856, la Orden de la Calavera y los Huesos fue registrada oficialmente como Asociación Russell. Expertos en el tema como Massimo Introvigne, director del Instituto de Nuevas Religiones, recoge la existencia de los rituales macabros y la profanación de tumbas.
El 1º de julio de 1987 la sociedad argentina fue sacudida por un hecho inesperado y brutal: desconocidos ingresaron en la bóveda de Juan Domingo Perón y le cortaron las manos. Los autores de la profanación jamás fueron encontrados. El juez que investigaba los hechos, como testigos que trabajaban en el cementerio, fueron asesinados. ¿Será pura coincidencia?

 

*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).

Compartinos:
octubre 2nd, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Francisco, ese visitante que a veces incomoda

por Mariano Yakimavicius*

 

La histórica gira papal por Cuba y los Estados Unidos causó la algarabía de multitudes, la coincidencia de algunos dirigentes con su mensaje y la incomodidad de otros que vieron cuestionados sus intereses.

Esta visita de Francisco al continente americano tuvo varios objetivos, aunque el más visible de ellos fue indudablemente la coronación de sus exitosas gestiones con los gobiernos cubano y estadounidense para provocar finalmente el acercamiento de ambos países tras más de 50 años de alejamiento. Se trato de una larga negociación que incluyó a varios actores internacionales pero significó un éxito de la diplomacia vaticana en general y de la cintura política de Francisco en particular, quien supo ganarse la confianza del líder cubano Raúl Castro y del presidente estadounidense Barack Obama, provocando lo que él mismo llamó la “cultura del encuentro”.

 

Cuba, disidentes y castristas

 

Más allá del evidente fervor católico que manifestaron los cubanos en su amplia mayoría por la visita papal, lo que quizás más llamó la atención fue lo que el Pontífice omitió más que lo que dijo. La opinión pública ya se acostumbró a que el Papa sorprenda con alguna declaración altisonante. Sin embargo, eso no sucedió en Cuba, donde Francisco se abstuvo de criticar al régimen castrista que no se privó de reprimir y evitar a los disidentes expresarse frente al Papa. Desde la comitiva papal solamente se respondió a las preguntas del periodismo que no se había programado con los sectores disidentes ninguna reunión.

Los disidentes reclamaron que Francisco hiciera referencia a las violaciones de los derechos humanos en la Isla, pero nada de esto sucedió y el Papa mantuvo un vínculo cordial tanto con Raúl como con Fidel Castro. Nada de todo esto fue casual. El líder de la Iglesia Católica transitó con cuidado por una delgada línea roja para no vulnerar un proceso de negociación entre los gobiernos de Cuba y de los Estados Unidos que ha demostrado ser exitoso hasta el momento pero al cual aún le falta llegar a su conclusión. No debe olvidarse que, pese a la reanudación de los vínculos diplomáticos entre ambos países, aún falta remover el obstáculo fundamental entre ellos, y ese es el bloqueo que los norteamericanos mantienen sobre las isla desde hace décadas y que representa el principal motivo de disputa entre cubanos y estadounidenses. Nunca se estuvo tan cerca de cumplir ese objetivo como ahora. El Papa lo sabe muy bien y diplomáticamente guardó silencio respecto de cualquier cuestionamiento hacia el régimen castrista que pudiera entorpecer las negociaciones.

 

Estados Unidos, ese país tan cerca de las armas y tan lejos de Dios

 

En los Estados Unidos Francisco pudo soltarse más y finalmente decir lo que quería decir. Los estados unidos tienen la particularidad de ser el cuarto país con más católicos en el mundo -detrás de Brasil, México y Filipinas- alcanzando cerca de 75 millones de fieles, y ser sin embargo un país mayoritariamente protestante. De hecho, solamente tuvo un presidente que profesaba el catolicismo: John Fitzgerald Kennedy.

Brack Obama fue hasta el aeropuerto a recibir al Papa en un hecho absolutamente inusual para un presidente estadounidense. El gesto es una pequeña muestra de la importancia que el primer mandatario le otorga a Francisco, quien es actualmente -aunque suene exagerado no lo es- el principal aliado político de Obama en el exterior. La confluencia de intereses entre el líder político más poderoso del mundo y el líder religioso más influyente del plantea no es un dato menor.

Temas como la política internacional, la inmigración irregular, la preservación del medio ambiente y la defensa del derecho a la vida, encuentran visiones coincidentes en ambos. Pero en este momento particular, a Barack Obama la presencia papal le resultó especialmente conveniente en el ámbito político doméstico. Con minoría en ambas cámaras del Congreso, el presidente encuentra trabadas algunas de sus iniciativas más importantes, como la reforma migratoria que apunta a incluir formalmente a los migrantes que ya están habitando suelo estadounidense, y la restricción a la compraventa de armas para uso doméstico. Justamente allí se expresó el Papa, en el Capitolio, en lo que puede considerarse el momento más álgido de su gira.

 

Un Papa en el Capitolio

 

Es la primera vez en la historia que el máximo referente de la Iglesia Católica visita el Capitolio. Fue invitado por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, hombre conservador, miembro del opositor Partido Republicano y católico practicante, quien no se privó de llorar ante la presencia de su líder religioso. Más aún, se han abierto muchas especulaciones acerca de la renuncia de Boehner luego de la alocución papal, y ya se habla en el Congreso de un “efecto Francisco” sobre los legisladores.

La exposición fue una clara muestra de la picardía política de Jorge Mario Bergoglio. Ofreció su mensaje en inglés, correctamente pronunciado aunque sin perder su acento argentino. Comenzó citando el himno estadounidense y concluyó con el clásico “God bless America”. Supo cautivar a la mayoría de los legisladores demócratas y republicanos hilvanando su discurso a partir de la cita de varias figuras estadounidenses reconocidas por su lucha y su impronta moral como el expresidente Abraham Lincoln y el pastor protestante Martin Luther King Jr.

El Pontífice abordó varios temas en el intento de modificar la voluntad de varios legisladores, los principales son los que se expresan a continuación.

Defensa de la vida: Bergoglio pidió la abolición global de la pena de muerte, respaldando una iniciativa reciente de los obispos estadounidenses. En el país hay numerosos Estados que la aplican y un estudio de opinión reciente, arroja que el 56 por ciento de la población estadounidense apoya su aplicación para convictos por asesinato. Este mensaje tuvo que haber disgustado a los sectores más conservadores. Pero Francisco también mencionó la responsabilidad de proteger y defender la vida humana en cada etapa de su desarrollo, expresando así su posición en contra de la legalización del aborto, quizás uno de los pocos puntos discordantes con Barack Obama, y que pudo ser recibido gratamente por los republicanos más duros.

Inmigración irregular: El Papa se refirió a los Estados Unidos como un país que sigue siendo para muchos una tierra en la que pueden hacer realidad sus sueños y aspiraciones. “Muchos de nosotros fuimos extranjeros. Lo digo como hijo de inmigrantes, consciente de que muchos de ustedes también descienden de inmigrantes”, señaló de manera tranquila pero contundente. Al Pontífice lo aflige tanto la situación de los inmigrantes irregulares en los Estados Unidos, donde hay 11 millones de personas en situación irresuelta, como la de los refugiados en Europa, crisis que amenaza con tornarse en catástrofe. Este mensaje cobra especial importancia en momentos en los que políticos como Donald Trump seducen con un discurso xenófobo y el presidente Obama no logra hacer avanzar su reforma migratoria en el Congreso. En la Casa Blanca esperan que el mensaje papal ablande los corazones de legisladores tanto demócratas como republicanos en este sentido.

Cambio climático y ambiente: En los Estados Unidos ya había causado malestar su encíclica Laudato Si, en la cual el Pontífice hizo un llamado a evitar los efectos más negativos del deterioro ambiental causado por la actividad humana. Quizás porque los Estados Unidos constituyen el segundo país más contaminante del Globo detrás de China, a partir del accionar de sus empresas entre cuyos intereses se cuentan los de las petroleras más poderosas del mundo. Obama quizás sea el presidente estadounidense qué más hizo por impulsar un recambio en las pautas energéticas del país y el desarrollo de energía renovable, e indudablemente fue avalado por este mensaje, incómodo para los sectores conservadores de la política y el empresariado locales

Pobreza y redistribución equitativa de la riqueza: A través de su encíclica, el Papa invitó a luchar contra la pobreza en múltiples frentes, especialmente en sus causas, e incluyendo temas como la creación y distribución de la riqueza. Francisco hizo numerosas menciones sobre la importancia de proteger a los más necesitados y a cómo la actividad empresarial se ennoblece al momento de ser creadora de una riqueza que debe necesariamente redistribuirse de manera tal que incluya a los más vulnerables.

La familia: Quizás éste sea el tema que más satisfacción causó a los conservadores del Congreso.

El de la familia fue un tema recurrente del Papa durante su visita a los Estados Unidos, la cual consideró que “está amenazada, quizá como nunca antes, desde el interior y desde el exterior. Las relaciones fundamentales son puestas en duda, como el mismo fundamento del matrimonio y de la familia”, sostuvo. Francisco expresó en este punto su versión más conservadora, defendiendo el concepto tradicional de familia,y excluyendo las distintas y variadas formas que en la modernidad ha adoptado. Excluyó de plano en este sentido, la posibilidad de que la Iglesia acepte el matrimonio igualitario. Respecto de la familia, cabe decir que quienes se sintieron molestos fueron las víctimas de abusos sexuales por parte de miembros del clero y sus seres queridos. Entendieron que el Papa fue contemplativo con el clero local y no lo suficientemente contundente en su condena a los abusadores.

Política internacional: Se refirió con mucho tacto a la recomposición de los vínculos con Cuba y al acuerdo con Irán respecto de su programa nuclear. También se refirió al peligro de los fundamentalismos de cualquier naturaleza en referencia al Estado Islámico. Ese grupo terrorista acercó de manera definitiva a la Santa Sede y al gobierno de los Estados Unidos y provocó el cambio en el relacionamiento político de Occidente con Irán.

 

Y también en la ONU

 

Ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Francisco cuestionó a los organismos financieros internacionales, volvió a referirse al cambio climático y la influencia humana sobre él, y denunció los flagelos del narcotráfico y la corrupción. También pidió la total prohibición de las armas nucleares.

De todos estos temas, los más relevantes, por ser además los más factibles de llevar a la realidad, fueron dos. El primero fue el reclamo a los organismos financieros internacionales para que velen por el desarrollo de los países en vez de permitir la “sumisión asfixiante de éstos a sistemas crediticios que lejos de promover el progreso someten a los poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia”. Este mensaje tuvo como claros destinatarios a los fondos buitre y a la connivencia existente entre éstos y los organismos crediticios internacionales.

El segundo mensaje relevante fue el aval a los reclamos para acabar con el privilegio del que gozan los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -China, los Estados Unidos, Rusia, Francia y el Reino Unido- y la necesidad de redefinir la cúpula de poder de la ONU.

 

Concluyendo…

 

En general, el Papa supo referirse a puntos álgidos y polémicos de la agenda política estadounidense y mundial durante su visita. Pero siempre lo hizo con mesura y tacto. Supo moverse en ámbitos complejos e hizo gala de una notable cintura política. No pudo escapar a numerosos principios de una institución esencialmente conservadora como es la Iglesia Católica, a la cual aún le cuesta adaptarse a un mundo sumido en el vértigo del cambio. Sin embargo, es notorio su esfuerzo aperturista y su búsqueda de lo que él mismo llamó “la cultura del encuentro” en un inquietante “clima de Tercera Guerra Mundial”.

 

Mariano G. Yakimavicius
Licenciado & Profesor en Ciencia Política
Especialista en Gestión Estratégica de Organizaciones Públicas
Compartinos:
septiembre 30th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Ante un nuevo aniversario del asesinato de José Ignacio Rucci por Montoneros. JOSE IGNACIO RUCCI, BUSCANDO JUSTICIA

Por Federico Gastón Addisi* Addisi-Federico-Gastón-1-400x200

 

 

 


 

José Ignacio Rucci nació en Alcorta, provincia de Santa Fe el 15 de Marzo de 1924. Su carrera sindical comenzó en la fábrica de cocinas “Catita”. Derrocado Perón, en 1955, formó parte activa en la Resistencia Peronista (de lo cual da testimonio la correspondencia Perón-Cooke). Su paso como interventor en la Unión Obrera Metalúrgica de San Nicolás, a mediados de los sesenta, le abrió las puertas del Secretariado Nacional como Secretario de Prensa. El 2 de julio de 1970, alcanzó, gracias a su valiente e innegable lealtad hacia Perón el cargo de Secretario General de la Confederación General del Trabajo. Su objetivo era sin lugar a dudas el retorno del General Juan Domingo Perón a su Patria, cosa que logró junto con el conjunto del pueblo peronista el 17 noviembre de 1972. 

Con el paso del tiempo se fue demostrando  el indudable y profundo respeto y cariño de José Rucci hacia nuestro único Conductor, Juan Domingo Perón.
Siempre hizo pública su rabia a la intentona por parte de lo que denominaba “personeros del inmundo trapo rojo” de infiltrar y corroer al Movimiento Peronista por medio del “famoso entrismo”.

Claramente se encargó de advertir, separando la partidocracia del movimiento, lo que en estos días sufrimos: “el Peronismo de ninguna manera se lo puede confundir con un partido político: El Peronismo es la esencia de un gran movimiento revolucionario.”
Sin embargo, a pesar de la siempre probada lealtad de Rucci al General Perón, no faltaron quienes pretendieron colocarlo “como traidor”, que iba a denunciar el Pacto Social que Perón impulsaba y cuyo programa estaba fundamentado por un conjunto de ofertas sostenidas por una autentica base política y social. Por parte del gobierno la garantía era Juan Perón; Ricardo Balbín, por parte de la oposición; por la parte sindical, José Ignacio Rucci, y por la parte empresarial José Gelbard.
Varios testigos durante la firma del Pacto por parte de Rucci se sorprendieron al escuchar un contundente “estoy firmando mi sentencia a muerte”, pero sabía que se alcanzaba el objetivo y primero la Patria. Contrariando la pretendida traición de Rucci el mensaje póstumo que este iba a dar al pueblo argentino, distaba de ser la denuncia del Pacto Social, por el contrario, entre otras cosas decía: “Ahora el fragor de las luchas ha pasado a convertirse en historia. La realidad de nuestros días es la unión, el trabajo y la paz…” (…)“…La reconstrucción de la Patria es una tarea común para todos los argentinos sin sectarismos ni exclusiones. La liberación será el destino común que habremos sabido conquistar, con patriotismo, sin egoísmos, abiertos mentalmente a una sociedad nueva, para un mundo mejor.
La Patria requiere de todos, todos con la Patria en la hora suprema de la verdad, con profundo sentimiento de nacionalidad, con profundo sentimiento de Cristiandad; seguros de que el pueblo es gobierno y cuenta con la figura del Teniente Gral. Juan Domingo Perón a su legitimo representante y exponente de sus aspiraciones que nos llevará inexorablemente a una Argentina Liberada”.
El 25 de Setiembre de 1973 una lluvia de balas acabó con  la vida de este soldado de la Patria Justa, Libre y Soberana. E inauguró la polémica sobre quienes fueron los autores de su asesinato.

Al respecto, aún hoy se discute la autoría material e intelectual de semejante crimen.

Pero en este artículo queremos dejar definitivamente aclarado el tema y pedir a Dios que finalmente se haga justicia.

A continuación reproducimos abundantes afirmaciones que ventila Amorín, en su sincero libro “Montoneros, la buena historia” que aclara definitivamente el tema: “(…) ello explica el creciente éxito de Montoneros a partir de 1970 y hasta 1973. Esto es, hasta el desastre de Ezeiza,  la caída de Cámpora, el mal disimulado enfrentamiento con Perón y su consecuencia directa: el asesinato de Rucci. Otra quema de naves, pero en este caso perversa, autodestructiva”. (Ibidem, pág. 48).

“Un Firmenich que sólo puede recuperar el quimérico pedestal sobre el cual él mismo se había situado ya no a partir de heredar a Perón sino de vencerlo. De enfrentarlo”. (Ibidem, pág. 78).

“A diferencia de Montoneros que apenas tres meses después de las declaraciones de Quieto asesinó a Rucci: por traidor te va a pasar lo mismo que a Vandor. Traidor: el que viola la lealtad debida. ¿A quién? Rucci jamás había comprometido su lealtad con Montoneros. Debía lealtad a Perón y, a diferencia de Vandor, nunca le había jugado en contra. Al contrario: respecto del movimiento sindical, seguía sus instrucciones al pie de la letra. Lo cual no era del todo agradable para Lorenzo Miguel y la conducción de la CGT. Entonces si por su actividad sindical Montoneros consideró traidor a Rucci es porque consideraba traidor a Perón”. (Ibidem, pág. 80).

“Pero no supongo ni infiero, lo sé con certeza: el asesinato de Rucci fue una declaración de guerra. Contra Perón y el resto de los sectores que integraban el peronismo”. (Ibidem. Pág. 82).

“Pero en votos, Rucci ya había muerto. Recuerdo a Hobert, sensato y vueltero como pocos a la hora de imponer sus opiniones. Sin esfuerzo lo imagino dar vueltas para postergar una decisión a la cual él se oponía. Pero, mientras el daba vueltas, Roqué se instaló en un departamento de Floresta, Juan B Justo 5781, a diez cuadras del domicilio de Rucci. Mientras Hobert daba vueltas, Roqué mandó traer al departamento las armas necesarias para el operativo: las llevó Gustavo Lafleur, camufladas como máquinas de coser Nitax y en un auto del gobierno de la provincia de Buenos Aires. Mientras Hobert daba vueltas, Roqué convocó al equipo operativo, nueve compañeros, la mayoría FAR, un solo Desca…” (Ibidem, pág. 84).

 “La muerte de Rucci fue decidida por la organización Montoneros. Esto es indiscutible”. (Ibidem. Id).

Pero no bastando con estas afirmaciones de quien fuera uno de los fundadores de Montoneros y de sus primeros integrantes en la Columna Sabino Navarro, reproducimos los dichos de un “intelectual” afín a la Tendencia: “Perón en el 73 no pudo controlar su ala dura. No era joven ni era bravucón. Quiso hacer el Pacto Social, pero Firmenich le mató a Rucci”. (P. 82. José Pablo Feinmann, Página 12, 1 de Julio del 2004).

Sin embargo, algunos dirigentes y periodistas que defienden intereses inconfesables sostienen que “Montoneros como organización no diseñó ni perpetró el operativo contra Rucci”. Otros sostienen que para la fecha del asesinato, esto es el 25 de septiembre de 1973, Roqué (señalado como uno de los autores materiales) no tenía ningún cargo en la Conducción Nacional de Montoneros dado que, en su opinión, todavía no se había producido la fusión entre la organización de la que él provenía, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), de origen marxista guevarista, con Montoneros.

A estas falacias respondemos: 1) La fusión entre Montoneros y FAR fue acordada mucho antes del asesinato de Rucci, el 11 de marzo de 1973, casi medio año antes de la emboscada contra Rucci. Lo dice el propio Perdía en la página 179 de su libro “La otra historia”: “Prácticamente en forma contemporánea a la victoria electoral se acordó la fusión de ambas organizaciones, bajo el nombre de Montoneros”. Y agrega, a los tres párrafos: “En virtud de los acuerdos políticos la nueva Conducción Nacional quedó integrada por 8 miembros, 5 montoneros y 3 de las FAR”. 2) A la fecha del asesinato de Rucci, el 25 de septiembre de 1973, la Conducción Nacional de Montoneros ya estaba formada por 8 miembros. Cito de nuevo al propio Perdía en su libro, en las páginas 179 y 180: “Sobre esa base se constituyó esa conducción unificada, cuyo ordenamiento quedó así: 1. Mario Eduardo Firmenich (Montoneros); 2.Roberto Cirilo Perdía (Montoneros); 3.Roberto Quieto (FAR); 4.Carlos Alberto Hobert (Montoneros), 5.Raúl Clemente Yager (Montoneros); 6.Julio Roqué (FAR); 7.Horacio Mendizábal (Montoneros, previamente incorporado con la fusión de Descamisados), y 8.Marcos Osatinsky (FAR). Es decir que Roqué era ya el número 6 de la cúpula del nuevo Montoneros y el segundo representante de las FAR”. 3) En simultáneo con el asesinato de Rucci, la cúpula de Montoneros hizo circular un grueso documento, denominado “La Biblia”, en la que se definió “metodológicamente marxista-leninista”. 4) Eduardo Anguita y Martín Caparrós (quines no pueden ser sospechados de pertenecer “a la burocracia sindical”) cuentan en las páginas 205 y 206 del Tomo 3 de “La voluntad” el plan de Montoneros para vengar la masacre de Ezeiza (20 de junio de 1973), que incluía una serie de atentados contra Rucci y otras personas consideradas responsables. 5) El periodista Ricardo Roa, actual número 2 de Clarín, relató que el 25 de septiembre de 1973 por la tarde Firmenich se les apareció en la redacción de la revista “El Descamisado” y les dijo: “Fuimos nosotros”. Y les explicó por qué lo habían hecho, para asegurarse que la cobertura de la revista estuviera en línea con la Conducción Nacional de Montoneros.

Por todo lo expuesto, más un sinfín de otras pruebas que por razones de espacio es imposible reproducir en esta columna, afirmamos rotundamente que el asesinato de José Ignacio Rucci fue perpetrado por Montoneros. Consideramos que el móvil no fue otro que hacer fracasar el proyecto político encarado por Perón y disputarle el poder, tanto adentro del movimiento como fuera del mismo.
Por eso, hoy como siempre gritamos: JOSE IGNACIO RUCCI PRESENTE! ASESINADO POR ARGENTINO Y PERONISTA!

 

*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).

Compartinos:
septiembre 25th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

Bastardos sin gloria – Aniversario del Golpe del 55 contra el Gobierno Nacional del Gral Perón

Por Federico Gastón Addisi* Addisi-Federico-Gastón-1-400x200

 

 

 


 

A 60 años del Golpe Militar de la revolución fusiladora contra el Gobierno Constitucional del General Perón ha recrudecido en algunos sectores un odio visceral hacia el peronismo que francamente desconcierta.
Esbirros del sistema glorifican a Lonardi, Aramburu y Rojas; los bastardos sin gloria. Insignificantes en la historia Argentina sino fuere por el mal que hicieron al conjunto de los argentinos. Ya no al peronismo. Sin embargo ahí están los escribas Márquez, Iglesias, Mercado, Reato, Bufano, entre otros; y sus aplaudidores; ignotos pichones de historiadores que pululan por las redes sociales.
Nada han hecho ni harán por el país. Lo más lúcido que se les ocurre  decir es que “habría que haber matado a Perón”. ¡Semejante odio a 60 años!
Para todos ellos va este pequeño “ayuda memoria” en la creencia que la filosofía peronista es netamente cristiana, y esto nos obliga a mostrar caridad y responder a su odio con la contundencia que siempre expresa la verdad.
Sea también, un homenaje a todos nuestros mártires y héroes.

A MODO DE SINTESIS.

Aramburu y Rojas: – Derrocaron al General Perón, sumiendo a la Argentina en un proceso de desestabilización política, producto del exilio del líder y las proscripciones; que duraría 17 años.  – Robaron y vejaron el cadáver de Eva Perón. – Asociaron a la Argentina al FMI. – Destruyeron gran parte del aparato productivo creado por el peronismo. – Iniciaron un proceso de endeudamiento y dependencia. – Intervinieron la CGT. – Encarcelaron y torturaron a miles de trabajadores y dirigentes peronistas. – Fusilaron sin ley que lo ampare a Valle, Cogorno y tantos más. – Siguieron fusilando en los basureros de José León Suárez. – Dictaron el infame decreto 4161 por el que se prohibía hasta pronunciar el nombre de Perón. – Derogaron por un bando militar la Constitución de 1949. – Abrieron la puerta al Proceso de 1976.

¿Para quién trabajaban?:

  • Dijo Winston Churchill “La caída de Perón es la mejor noticia que he recibido después de nuestro triunfo en la guerra mundial”. (Grand Contemporaries, Londres).
  • Churchill: “El derrocamiento de Perón es el hecho más importante para Gran Bretaña, después de la 2º Guerra Mundial”. (Cámara de los comunes, 1956)
  • “No dejen que Perón lleve a cabo su Obra de Gobierno porque va a arrastrar toda América detrás de sí”. (Winston Churchill).
    • Winston Churchill, dijo en 1955: “’La caída del tirano Perón en Argentina es la mejor reparación al orgullo del Imperio y tiene para mí tanta importancia como la victoria de la Segunda Guerra Mundial, y las fuerzas del Imperio Inglés no le darán tregua, cuartel ni descanso en vida, ni tampoco después de muerto” (Cámara de los Comunes 09-1955).
    • El 16 de septiembre de 1955, tuvo, en el Río de la Plata, un incidente gravísimo y canallescamente silenciado. El único que efectuó la denuncia sobre lo ocurrido fue el ex fundador del PI Oscar Alende. Y Scalabrini Ortiz, ese patriota insigne lo menciona en su obra “Bases para la Reconstrucción Nacional”. El hecho de marras fue el siguiente: Se denunció ante la Cámara de  Diputados, que una escuadra inglesa, proveniente de Malvinas, se encontraba anclada en la zona de balizas a unos 110 Km al este de la Ciudad de Buenos Aires: casualmente frente a la base Naval de Punta Indio (60 Km) y de la ciudad de Montevideo (40 Km), cuyas luces, desde el pontón, se divisan perfectamente: “ Hay una versión fotoeléctrica   captada en Puerto Belgrano y en la misma ciudad de Buenos Aires, que pudo escucharse durante tres días; y transmisiones radiales que fueron grabadas y elevadas a la superioridad en el Ministerio de Marina. Según el doctor Alende, las emisiones empezaron el lunes 25 y fueron grabadas el miércoles 27 de julio. Se trataba de una fuente emisora que no puede estar –aseguró-, a más de 200 millas (320 Km) de la costa”.  La denuncia amplía que la Marina Inglesa reabasteció en aguas de la Patagonia a la buques de la Armada argentina que luego participarían en la rebelión del 16 de septiembre de 1955. Concretamente, en la Cámara de Diputados se logró establecer con precisión que el encuentro tuvo lugar cerca de Puerto Madryn entre finales de julio y principios de agosto.
  • Raúl Scalabrini Ortiz sostuvo sobre el tema en la revista Qué, del martes 18 de junio de 1957 que el lunes 14 de noviembre de 1955, el interventor del diario El Líder, que era el Capitán de Navío Patrón Laplacette, doctor de la masonería  y gorila de fuste, recibió la visita de dos periodistas extranjeros: uno representaba a la revista Time y el otro a Life. Prevenido el marino dispuso que estuviesen presentes en el despacho el señor Aldo Paciello, Jefe de Redacción, el señor Víctor Álvarez, Secretario de Redacción, y el Redactor Enrique Portillo.  Allí se produjo el siguiente diálogo: “Dígame, capitán -preguntó uno de ellos-, ¿usted es masón o francmasón?”, fue la pregunta con que abrió el fuego la yunta brava. Y como Laplacette, más turbado que de costumbre, les respondiera farfullando que él era Católico, le respondieron: “¡Oh, no tiene importancia! Mañana preguntaremos a Washington. Allí están todos afiliados”. Siguió esta charla, hasta que a al marino “argentino” se le ocurrió decir que: “Esta es la rebelión del pueblo argentino”, en referencia a la “Libertadora” y, los norteamericanos se le adelantaron con un: “Para nosotros la cosa es más simple –dijo uno de ellos-. Este es un desembarco británico. Ellos proporcionaron las espoletas y el petróleo y se los van a hacer pagar muy caro. Las bombas que cayeron en Plaza de Mayo eran de fabricación británica”. Al finalizar la entrevista, los estadounidenses le preguntaron a Patrón Laplacette, por qué los revolucionarios de septiembre de 1955 no habían publicado las tres declaraciones del doctos Oscar Alende que les enviaran desde Washington. Y como el Capitán les respondiera que se habían perdido, dijeron ellos: “No importa. Podemos enviarles otras copias, si lo desean. Los originales de esos alambres están en Washington. Ellos forman parte – una parte importante-, de la prueba de la intervención de Gran Bretaña en los asuntos argentinos”.
  • Como última prueba, reproducimos los comentarios de Julio Irazusta, gran historiador  revisionista especialista en el  siglo XIX y nefasto en sus estudios de  la historia Argentina contemporánea, desenmascarado por Jauretche en “Los Profetas del Odio”, que aquí desnuda una contradicción terrible entre su prédica y su obra. Decía Irazusta: “Una deuda de dos mil millones de dólares –que fue el precio de nuestra miseria-, sería lo que le estaba costando al país hasta ese momento el pago de la ayuda prestada por Gran Bretaña. Si admitimos que los gestores de la revolución libertadora se han comprometido a mantener la situación de dependencia económica de nuestro país con respecto a Gran Bretaña, creada por Rivadavia, afianzada por el régimen y robustecida por Perón, debemos considerar en este caso que la revolución no era legitima. Pero semejante enormidad es inadmisible desde todo punto de vista y no creemos que existiera en ningún momento”. (La Nación del 15 de junio de 1957).

A confesión de partes, relevo de pruebas suelen decir los abogados…y de ser certeros en el análisis no cabe duda, que de no haber mediado septiembre, nunca hubiera existido el   golpe de 1976.

 

*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).

Compartinos:
septiembre 18th, 2015|Columnas de Opinion|0 Comments

De la trampa a la transparencia

* Por Alberto Asseff

Que vivimos revolcados en el lodo y cada vez más, desgraciadamente, no existen mayores dudas. Hace 90 años lo escribió Discépolo y lastimosamente no exageró. Se quedó corto. Ha anclado en estas tierras, con fuerza, la cultura de la trampa. Hacemos y nos hacen trampas. Especialmente a la ley. Estamos plagados de trapalones y de trapazas. Hay inclusive inenarrablemente más embusteros solapados que delincuentes descarados. Es mucho decir. Y el peligro también es fenomenal. En rigor, hay que expresarlo como categoría: así no se puede continuar. (más…)

Compartinos:
septiembre 15th, 2015|Columnas de Opinion, Diputados|0 Comments
Load More Posts