Será cada 14 de septiembre en Ciudad de Buenos Aires. También se instauró en el calendario el Día de la Cultura Mapuche.

A instancias de un proyecto del diputado Jorge Garayalde (Pro), se instauró por ley el “Día del Crítico Gastronómico” el 14 de septiembre de cada año. La norma fue aprobada por 49 votos positivos, 0 negativos y 2 abstenciones.

La fecha homenajea el nacimiento, en 1926, de Miguel Brascó, pionero del periodismo eno-gastronómico.

“Dentro de su personalidad multifacética se destacan varias ramas del arte: escritor, editor, dibujante, humorista, abogado y periodista. En todas, fue muy respetado por pares. Su gran desempeño como especialista en vinos y comida gourmet destacamos en este proyecto”, explicó el legislador en fundamentos de la iniciativa.

Además, Garayalde consideró: “es justo homenajear a una de las profesiones que aparecieron con la modernidad y generan prácticas sociales habituales como consultar una publicación para definir, por ejemplo, una salida familiar”.

“La Ciudad, y todo el país, incrementan su actividad turística siendo necesarias voces especializadas sobre cuestiones que constituyen nuestra imagen en el mundo como gastronomía, costumbres y circuitos urbanos”, agregó.

También, el diputado resaltó: “desde hace un tiempo, el reconocimiento mundial de la industria vitivinícola argentina vive un valioso auge; y no es posible sin estos profesionales que, en concursos nacionales e internacionales, muestran nuestras bondades gastronómicas”.

Por otro lado, la Legislatura también sancionó por unanimidad, a partir de un texto consensuado, un proyecto para instaurar el 10 de septiembre como “Día de la Cultura Mapuche”. La norma, además, implica que el Ministerio de Cultura desarrollará distintas actividades de celebración y se incorporará al calendario escolar.

La legisladora María Rachid, autora del proyecto, explicó: “cada 10 de septiembre se celebra, en distintas partes de nuestro país, el Día de la Cultura Mapuche en homenaje a la gran artista y activista Aimé Painé”.

Olga Elisa Painé, popularmente conocida como Aimé Painé, nació el 23 de agosto de 1943 en Ingeniero Huergo, Río Negro. Las leyes racistas argentinas de entonces no permitían a indígenas usar nombres propios. Con apenas 3 años fue separada de su familia y, tiempo después, adoptada por un matrimonio de Mar del Plata, donde pasó su infancia en un colegio de monjas, destacándose en coro. Su madre y padre adoptivos, al ver el talento de Aimé, la enviaron a estudiar canto y música.

A los 29 ingresó al Coro Polifónico Nacional en Buenos Aires y siempre tuvo plena conciencia de su origen, sabía que era indígena e investigó. Abandonó el Coro luego de cantar allí muchos años, y emprendió un viaje buscando sus raíces en el sur de Argentina, donde descubrió que era nieta de un gran Cacique Mapuche, Ionco Painé (Ionco es el jefe social y religioso de una comunidad mapuche).

Cambió su nombre a Aimé Painé y utilizó todo su arte y talento para conectarse con su cultura. Rescató cantos tradicionales de su pueblo y recuperó valores culturales de la comunidad mapuche. Aimé difundía la cultura mapuche, interpretaba canciones utilizando instrumentos tradicionales sagrados como cascahuilla, kultrum y kull kull, entre otros.

“Instaurar un Día de la Cultura Mapuche en nuestra Ciudad es celebrar y reivindicar la diversidad cultural existente y promover el respeto por derechos de pueblos indígenas. Todos los pueblos y comunidades contribuyen a la diversidad y riqueza de civilizaciones y culturas, que constituyen el patrimonio común de la humanidad”, sostuvo Rachid en fundamentos del proyecto original.

En el recinto de sesiones, el diputado porteño Pablo Bergel (Verde al Sur) sostuvo: “celebro la iniciativa pero es necesario traer a colación que el pueblo mapuche, como otros, son criminalizados permanentemente por defender sus derechos”.

Compartinos: