Considero al periodismo aquella herramienta por la cual, el ciudadano, sienta la necesidad de informarse constantemente con la posibilidad de dilucidar a través del tiempo los acontecimientos, que sucederán. Una editorial, no es una información que ya ocurrió, se la podrá desmenuzar, ampliar en detalles, pero seguirá siendo siempre una crónica del pasado; en ese caso, estaremos en presencia de un investigador de la historia. Es por ello que a mis columnas las nutro permanentemente de hechos que probablemente ocurran. La Diputada Nacional por Cambiemos Elisa Carrió, no competirá en las elecciones de octubre.
Puedo ya asegurar, que no será Carrió la única figura política que no participe de los comicios de medio término venideros; la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el Diputado Nacional, líder del Frente Renovador Sergio Massa, tampoco serán de la partida. En los tres casos, la matriz de la decisión, no es la misma.
La expresidenta enfrentará en los próximos meses, la daga que terminara definitivamente con todos sus sueños de remontar el pasado, aquel que la tuvo en su máximo esplendor, La Justicia. Las ‘causas’ por Asociación Ilícita, obra pública y Traición a la Patria, denunciada ésta última por el Fiscal Alberto Nisman, la conducirán inexorablemente al ostracismo político y muy probablemente a un Penal Federal.
El líder del Frente Renovador sabe, que si pierde la elección de octubre en manos de de los candidatos de Cambiemos, sus chances electorales para el año 2019, donde aspira a enfrentar a Mauricio Macri, son prácticamente nulas; en la Argentina nadie regresa a los primeros planos después de una derrota y en un sistema electoral donde siempre se está en permanente campaña y el tiempo entre una elección y otra es como un chasquido de dedos.
Es por ello, que no habría de perder de vista al Gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que ha decidido con mucho tino y visión política tomar distancia de octubre; el Gobernador y su equipo de máxima confianza creen que Massa no sólo va a participar, sino algo más cruel, creen que será derrotado. Con ese panorama a la vista después de octubre, Urtubey prepara el camino de la unión del Peronismo (los presentables) y la férrea decisión de vencer a un Macri desgastado en el 2019.
Qué une a Sergio Massa y a Elisa Carrió en esta trascendental decisión? Un pequeño hilo, un burdo detalle… los dos quieren ser presidenciables. Pero los actores y las circunstancias son totalmente distintos. Carrió, nos cuenta, cuando puede, que su relación con el Presidente es ‘Fantástica’; lo que no cuenta, porque no quiere es que su relación con los ‘oídos’ y ‘ojos’ del Presidente, no es tan buena.
La mesa chica del oficialismo, la ratona, cree, que se puede lograr la victoria de octubre, en la Ciudad, provincia de Buenos Aires y Nación, sin Carrió; esos mismos hombres están trabajando en aceitar la ingeniería política del radicalismo, con Ernesto Sanz a la cabeza, darles un mayor protagonismo y la responsabilidad compartida de la gobernabilidad. Algo más, el Presidente daría el visto bueno, para que en los próximos meses figuras decorosas del Peronismo se sumen al gobierno nacional.
El oficialismo vencerá en octubre, sin Carrió en las boletas. Las decisiones trascendentes tomadas en la vida, nos recuerdan siempre que éstas, no son para cualquiera.

*Periodista-Escritor
@naranjo_claudio

Compartinos: