La ONG La Alameda, del legislador porteño Gustavo Vera, difundió a través de su blog oficial una investigación con una escucha telefónica que relaciona a la senadora nacional y ex Vicejefa de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriela Michetti y a la Defensora Adjunta del Pueblo porteña, Lidia Saya con un proxeneta procesado por trata de personas y manejo de departamentos privados donde había mujeres sometidas a violaciones y otros vejámenes.Por esto, Vera dejaría Unen (si es que su fuerza se une al macrismo).

La Fundación La Alameda presentará una denuncia ante la Junta de Etica de la Legislatura porteña para investigar por qué la ex legisladora Lidia Saya (PRO), que recientemente asumió como adjunta en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, se comunicó en agosto último con un hombre vinculado a una causa por trata de personas con fines de explotación sexual.

Para la Fundación La Alameda, la denuncia “evidencia la forma escandalosa en que se eligen los defensores del pueblo y otros cargos en la Legislatura”, dice el legislador Gustavo Vera (UNEN), titular de la organización, denunciante de muchos de los prostíbulos allanados. Saya fue elegida en el cargo de adjunta de la Defensoría en diciembre, como parte de un acuerdo político que incluyó a miembros de la Auditoría y el Ente de Control de la Ciudad. Su candidatura fue analizada justamente por la Junta de Etica y se sometió al debate en una audiencia pública.

Este es el relato de los hechos que publica hoy (7/04) el blog de La Alameda:

El mafioso, Carlos Daniel Morales Comini, por entonces prófugo de la justicia y eximido de la cárcel por camaristas federales es parte de una banda criminal que esclaviza sexualmente mujeres en prostíbulos en pleno microcentro porteño con ramificaciones en el partido de San Miguel.

Desde su despacho como legisladora porteña por el PRO, Lidia Saya, por teléfono convoca al tratante de mujeres y proxeneta, Carlos Daniel Morales Comini, para sumarlo a la campaña electoral por pedido de Gabriela Michetti en ese entonces candidata a senadora nacional del PRO.

“Mi nombre es Lidya Saya (hoy Defensora Adjunta del Pueblo de la Ciudad, ex legisladora porteña), la señora Gabriela Michetti (actual Senadora Nacional) me dio su teléfono por una nota que le envió a ella”, así empieza la escucha telefónica judicial del 30 de agosto de 2013 realizada al hoy procesado por trata de mujeres para prostíbulos, Morales Comini.

El mafioso apodado “Kali” o “Coco” continúa la conversación diciendo que su lugar de referencia es el club All Boys en Saavedra (Besares 3142). La actual defensora del pueblo porteña, elegida para su cargo por los miembros de la Legislatura donde mantuvo una banca por el PRO, lo invita a su despacho “para charlar y cómo lo podemos sumar a los equipos de campaña que arrancan ahora”, y Morales Comini responde: “buenísimo, estoy muy contento”. Y Saya le pregunta en qué barrio trabaja y responde el mafioso “vivo en Villa Devoto (fue allanado un domicilio en Tinogasta 5081, 1° piso 4, a mts de Bermúdez a la vuelta de la cárcel de Devoto, teléfono 4567-4798) y trabajo en el microcentro (sus prostíbulos se ubican en Esmeralda al 770, 2° C y F)”.

Entonces Saya lo invita a su despacho en la Legislatura. Comini Morales responde “estoy todos los días porque tengo una pequeña oficina y manejo los tiempos así que me encantaría cuanto antes”. Saya sin tapujos le pasa la dirección precisa de su oficina “en el 3er piso, oficina 321”.

Toda la escucha telefónica fue realizada por la propia fuerza policial creada por el PRO, la Policía Metropolitana con constancia en la foja 1529 del legajo de escuchas N° 1 del expediente 382/2013.

Respuesta del diputado Pinedo

El diputado nacional del PRO, Federico Pinedo, fue el único y primero que salió al cruce de las acusaciones vía twitter: “¿Vera no tiene limites? ¿Cómo puede acusar a Gabi Michetti? Es valido eso de atacar con mentiras para destruir a alguien valioso?” y agregó: “Sigan algunos así: sacando afuera lo peor de todos. ¿Sobre eso piensan construir una sociedad mejor o solo les importa su poder personal?”

Saya se defiende

“No amparo delincuentes. Mucha gente se acerca durante la campaña, no conocíamos quién era. Igualmente fue sólo una vez a un local y luego no tuvimos ningún vínculo”.

La ex legisladora hizo su presentación por escrito en el juzgado días atrás, cuando tomó conocimiento de la escucha que la involucraba en la causa. Fuentes del PRO argumentaron que la legisladora no conocía las actividades del imputado.

 

https://www.youtube.com/watch?v=GFfK1fDDzoM

Compartinos: