Será recordada como la foto de la ‘derrota’, en ella aparecen Axel Kicillof, Graciela Camaño, Héctor Recalde, Victoria Donda, Marcos Lavagna y Facundo Moyano; por cierto faltan los tres personajes más importantes de este “Golpe de Estado Fiscal”, Diego Bossio, Máximo Kirchner y Sergio Massa, quienes fueron los artífices de ese ‘mamarracho’ de Proyecto de Ley sobre Impuesto a las Ganancias, que presentaron (y hoy tiene media sanción) para esmerilarle el Poder a Mauricio Macri.
Creo, que lo ocurrido, fue un antes y un después para el Gobierno Nacional; de la ‘traición y el ridículo’ no se vuelve jamás y el Gobierno tomó nota, despejó sus dudas y actuó como no lo había hecho en estos primeros 12 meses de gestión. El Poder Ejecutivo creía (hasta la foto) que Massa siempre le inclinaría la balanza en momentos difíciles a favor del Gobierno. Descubrieron, tardíamente para mi gusto, que Massa no sólo es un ‘traidor’ sino por cierto algo más sustancial, trascendente en la arena política, que no es un hombre con luces, carece de inteligencia. Recordemos al General Juan Domingo Perón: “Yo he visto malos que se han vuelto buenos, pero no he visto jamás un bruto volverse inteligente”. Perón se inspiró en personajes como Sergio Massa para lograr tal contundente frase; ‘traidores y brutos’ existieron siempre, lo novedoso es que se junten todos.
El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, lo describió sin grises… “Massa es una persona poco confiable, es la persona menos confiable del sistema político argentino y ojalá que revise esa actitud. Lo que hizo refleja una actitud de querer capitalizar una ventaja de corto plazo con un tema, aún poniendo en riesgo la sustentabilidad en la que estamos trabajando todos los argentinos”, apuntó Peña. Y agregó… “Massa da un mensaje confuso volviendo a trabajar con sus ex colegas del gabinete de Cristina (Fernández)”… Y dijo de Axel Kicillof… “Terminó siendo un vocero de Massa”.
A las fotos siempre hay que mirarlas de lejos, como a los cuadro. Lo importante aparece a la vista del buen observador detrás de los protagonistas, detrás de los novios suelen aparecer las grandes intrigas de esa familia; en la película “El Secreto de sus Ojos” el asesino siempre aparece en la periferia, sólo el ojo indiscreto hizo posible tal descubrimiento. Algo parecido sucede con la foto de los Diputados Nacionales en el Congreso, detrás de escena, en la neblinosa foto no sólo faltan Bossio, Kirchner y Massa, si miramos bien descubriremos que Emilio Monzó, se está peinado; recordemos que el Presidente de la Cámara de Diputados hizo en los últimos días declaraciones explosivas que parecían fuera de contexto. No, no estaban fuera de foco. Monzó sabía de antemano que se estaba pergeñando un ‘Golpe de Estado Fiscal’ y fue por ello que hizo mención a punteros políticos del kirchnerismo para que Macri los sume al gabinete, como Florencio Randazzo, Diego Bossio o Julián Domínguez, porque no son más que eso, ‘punteros’. Monzó, me hace recordar otra maravillosa película que se llamó, “Durmiendo con él Enemigo”; es atinado mencionar, que el Presidente de la Cámara de Diputados es el tercero en la línea sucesoria si al Presidente Macri le ocurriese algo, por cierto impensado.
Ayer me enteré con gran agrado y tranquilidad, que al Presidente y al Jefe de Gabinete estas películas… le apasionan y disfrutan de los cuadros a la distancia.

*Periodista-Escritor/@naranjo_claudio
*Autor de: “Colombia… capital de los infiernos”-“Doble Agente”-“Los Apropiadores”-“Muchos dedos en el gatillo”, entre otros títulos.
*1986: Congresal provincial (PJ)
*1991: Candidato Diputado Nacional (PJ)
*1995: Candidato a Intendente Esteban Echeverría (PJ)

Compartinos: