Por Mario Mintz y Facundo Calderone Contrera:


Decía, desde este lugar, hace un año: “lo que menos queremos los argentinos es otra desilusión” y quedamos expectantes a la espera del desarrollo democrático del Congreso de la Nación. Ver las muñecas políticas de  Federico Pinedo y Emilio Monzó y  las vimos. La tarea de ambos fue ardua, costosa políticamente, delicada,  y  aun así, acciones profundas para el cambio quedaron sin modificar.

Sí quedo en claro que 2016  no fue un año más. El cambio de gobierno marco una impronta movediza y ajustable  en el quehacer parlamentario.  No cabe duda que se discutió mucho y fuerte por los avatares políticos y las ideas de crear un estilo diferente de país al vivido hasta el 10 de diciembre del 2015. Al Frente para la Victoria le costó darse cuenta  y aún a veces parece no asimilar los hechos de la realidad, a pesar que  el electorado ha cambiado las reglas de juego y, en ese marco, entonces , se ganaron  y  perdieron votaciones, modificaron proyectos, desarraigaron ideas, convirtieron pasiones  y agrandaron la argentinidad.

En el Congreso se cambiaron los modos. Se convirtió en un espejo de los aciertos y desaciertos del gobierno nacional,  funcionó por voluntad propia o por derecho de la democracia o por imposición de la oposición, pero funcionó y este primer año difícil del gobierno de cambiemos, el congreso,  podría reflejarse como una legitima industria de consenso.

Paso un año tan intenso que cuesta creer que la ley que prohibía los despidos y la que dejaba escrito la forma de pagarle a los Holdouts comparta calendario con las reformas de impuestos por Ganancias, que necesitó de un llamado a sesiones extraordinarias para salir ileso y hasta cambiarle el nombre . El  gobierno nacional tuvo que concederle a la CGT un protagonismo al más alto nivel institucional similar al de los gobernadores para destrabar una derrota casi terminal. Logró que el Senado modifique el engendro aprobado por la Cámara de Diputados y como en el futbol, el oficialismo, lo dio vuelta y gano por goleada.

Las leyes más nombradas del año: ¿Qué cambios generó en el país el Congreso en 2016 ?

 El vuelo de los Buitres

La salida del default fue el primer gran triunfo oficialista, la foto  de la victoria fue la imagen de un exultante Alfonso  de Prat-Gay  ( Ministro de Hacienda y Finanzas Publicas ) festejando la aprobación de la trabajada  sanción de la ley 27.249,  que habilitó al Poder Ejecutivo a vender bonos en el mercado hasta un máximo de US$ 12.500 millones para pagar en efectivo los acuerdos alcanzados con una veintena de fondos y grupos de bonistas extranjeros. Para poder realizar la operación se derogaron las denominadas leyes cerrojo y de pago soberano de la deuda, sancionadas durante el gobierno de la Sra. Fernández de Kirchner y denominadas para algunos “el catecismo del gobierno de Cristina”. Sancionada la ley, el Poder Ejecutivo tuvo la misión de captar financiamiento para pagarle efectivamente a los Holdouts  y a los bonistas, el festejo  derivó en una gira del Ministerio de Hacienda y Finanzas por Europa y Estados Unidos. La crítica más grande fue “generamos deuda para pagar deudas “.

 Blanqueo y Jubilados: El Pichetto-Gate

Dos proyectos atados entre si obligaron a una discusión histórica en el congreso por  la gran cantidad de temas y artículos a tratar en los que englobaban al Blanqueo de Activos con la Reparación Histórica para los Jubilados. Un “ómnibus” de 94 artículos distribuidos en siete cuerpos. En el primero se plantea “la reparación histórica de jubilados”. En tanto, en el segundo se crea un Consejo de Sustentabilidad Previsional (punto de mayor discusión con la oposición). En el tercero se establece la llamada “pensión universal para el adulto mayor”. En cuanto al blanqueo, se excluyó a los funcionarios del “sinceramiento fiscal” .

El apoyo al oficialismo en el Senado de parte del FPV comenzó a tensar la relación entre  el Senador por Rio Negro y presidente del Bloque del Frente para la Victoria  Miguel Ángel Pichetto y el kircherismo duro. Podríamos decir que a partir de esos desencuentros generaron en el Banfileño,- Nació en Banfield provincia de Bs.As. en el año del Libertador Gral. San Martín y Rionegrino por adopción–  una libertad de expresión contenida y no disfrutada durante el gobierno Kirchnerista, animándose, a reafirmar en los primero días mes de Noviembre  próximo pasado, y confesar la opresión ideológica sufrida durante el gobierno de Cristina. A tal punto llegó con sus expresiones  y declaraciones, seguramente operando con inteligencia negociadora , e interpretando  el pensamiento de  una gran parte de los argentinos  , sin dejar de aclarar que era una postura personal, expresó : “ Argentina siempre funciona como ajuste social de Bolivia y ajuste delictivo de Perú”.

La declaración más dura y conmocionante para algunos sectores de la prensa  fue  “ ¿Cuanta miseria puede aguantar Argentina recibiendo inmigrantes pobres ?” .Pichetto, legislador de raza, sabe cómo dar por sentado con algunas actitudes otras intenciones no mencionadas.

 Repensando la Política, Parte 4

En agosto después de la multitudinaria marcha del 7 para venerar a San Cayetano, La Comisión Episcopal de Pastoral Social organizo en el Salón de los Pasos Perdidos la cuarta edición de Repensando la Política. La mas exitosa y la más concurrida entre las anteriores. Allí estuvieron Monseñor Jorge Eduardo Lozano y  el  Cardenal primado de la Argentina y arzobispo de Buenos Aires Mario Aurelio Poli. Los Re pensadores de la política, dieron un sí a la comprensión, Eduardo Amadeo, Margarita Stolbizer,  Oscar Romero ,Juan Fernando Brugge ,Silvia Elías de Pérez ,Graciela Caamaño, Alicia Ciiciliani, Laura Rodríguez Machado y el Intendente de Merlo Gustavo Menéndez, en una disertación conciliadora y un pensamiento común aportaron su voluntad de recomponer la estructura social de la Argentina. La Iglesia Católica, una vez más aportaba conciliación y actividad. Una actividad importante para la democracia. Entre la tirantes de la política: El amor de la Iglesia y un compromiso pastoral con la república.

 Ley Antidespidos: El veto anunciado

Otro de los proyectos que generaron más tensión y debates, además de posiciones encontradas fue La ley de Emergencia Ocupacional plasmada con el N° 27.251, Con muchas declaraciones previas  se sanciono la prohibición de  los despidos laborales por 180 días y establecía la doble indemnización, fue impulsada por el FPV y su sanción significó que el kirchnerismo se lo atribuya como triunfo, más allá  de la firmeza del veto final del  Presidente Mauricio Macri.

Para aprobarlo fue clave, una vez más la postura del Frente Renovador,  reuniones privadas y públicas de Pichetto con  Sergio Massa, que a pesar de tener un proyecto propio con un paquete de beneficios para las Pymes, – quienes aún siguen esperando que alguien se acuerde de ellas- al no prosperar, éste acompañó el original del FPV. El final de este capítulo se hace realidad y destroza  toda esperanza y ejecución política cuando dice el decreto que veta la Ley. “Luce irresponsable que en una materia tan sensible como es la creación de empleo se modifique la posición en función de una supuesta conveniencia puntual”,  Una vez más las protestas de la oposición no pasaron de ser simples declaraciones periodísticas.

Tarifazo al bolsillo

La quita parcial de subsidios a las tarifas de gas, luz y agua, con el ministro Aranguren como cara principal  llevó varios intentos de la oposición por frenarlo, y varias marchas y contramarchas del oficialismo, que tuvo que admitir su error más de una vez. El congreso fue un hervidero público. Los debates tuvieron un tono judicial, primero con las ciertas y contundentes acusaciones al ex ministro de Planificación Julio de Vido, señalado como el culpable de éste “descalabro energético”, además de la decisión de llamar a audiencias públicas como debía haberse hecho antes de modificar el cuadro tarifario y decidir el aumento de las tarifas, retrotrayendo el monto original. Las posturas por el Tarifazo dejaron la famosa frase de Sergio Massa: “Entraron al quirófano con una motosierra”.

 Género Sí; Boleta Electrónica No

Con la paridad de género y la implementación de la boleta electrónica como puntos más destacados, también fue ardua la negociación. Este proyecto le dejó un sabor agridulce al gobierno, que no pudo hacer desaparecer a las boletas de papel, en su alegato de “transparencia”, idea que venían apurando para usar la boleta electrónica en el 2017, algo que se ve muy poco posible hoy. Sin embargo, el otro punto fuerte que establece un porcentaje del 50% hombres y 50% mujeres en las bancadas  es un hecho. No deja de ser importante tener en cuenta que su aprobación en Diputados se dio el mismo día de la marcha de #NiUnaMenos. Ya llegará el momento que la inteligencia y la capacidad de actuar y legislar no sea otorgada por cupos sino por funcionamiento, capacidad y proyectos.

Debemos tener en cuenta que la discusión fuerte estaba reservada para el tema Ganancias, por esa razón el Presupuesto 2017 fue aprobado sin grandes sobresaltos para el oficialismo, que lo definió como “el más federal de los últimos años”.

Manejando las bancas

Las muñecas políticas de Monzó y Pinedo, en ocasiones más medido y más PRO que Emilio Monzó, y por eso para algunos más confiable, – Apreciemos que Monzó tuvo que recordar con declaraciones a medios privilegiados que Mauricio Macri sabía que él era peronista- lograron un año feliz desde el punto de vista emocional y practico con el funcionamiento del congreso. Pinedo con declaraciones oportunas similares a la inteligencia de Pichetto pero con otros contenidos más puntuales y Monzó, previendo con su olfato político el llamado “golpe de estado fiscal” , que apareció sorpresivamente en la sociedad con esa foto de la derrota, – donde muchos como Lavagna arriesgaron prestigio al salir junto a Kicillof y todos aquellos que hasta hacia horas criticaban duramente – ,trato de convencer a su propio gobierno de introducir algunos referentes políticos del peronismo dentro de las áreas de gobierno macrista, – algunos como el Gobernador Juan Manuel Urtubey, aprobaron ese examen públicamente en estos días –no lo logro todavía, no es solo el escollo de Duran Barba a quien debe sortear Monzó , hay otros encumbrados que también le desconfían- pero sí imaginamos  la posibilidad de una comprensión del presidente Macri, sobre los mensajes basados en la experiencia y habilidad política del Dr. Eduardo Duhalde, a quien Mauricio suele escuchar, y donde afirma  que hoy deben gobernar todos oposición y oficialismo,  de aprovecharlo, seguramente a Cambiemos le será más fácil gobernar y darle a la sociedad un bienestar más rápido y vivible. Duhalde para salir de la crisis del 2001 conformo su gobierno con algunos Hombres sugeridos y encolumnados con el Dr. Alfonsín. Pudo ordenar y pudo estabilizar un país en banca rota, sin moneda, sin paz social, tal vez las sugerencias de Emilio Monzó al ejecutivo tuvieron esa inspiración. El secreto del pensamiento del presidente de la cámara es todavía una incógnita. Pero si analizamos el golpe de la oposición por ganancias en diputaos deberíamos darle la razón. Emilio Monzó quiere negociar y por eso como Pichetto  y Pinedo sabe por dónde pasa el collar del poder.

 

Compartinos: