Parece que las PASO siguen siendo una elección sin sentido y que a pesar de los años, la historia se repite políticamente hablando. La situación de 2012 y 2017 con el año actual no es muy distinta, sin internas, se llevó a cabo una elección millonaria, y aunque la lucha estuvo puesta en las presidenciales, también hay diputados y senadores que renovarán sus bancas en el Congreso Nacional. A continuación un viaje en el tiempo de la tapa de revista NCN de hace 2 años atrás:


Parece que hay noticias y situaciones que no pierden vigencia a pesar de que pasan los años; y es que en 2107, NCN reflejó en su tapa que las elecciones “primarias abiertas, simultáneas y obligatorias” PASO eran innecesarias ya que la mayoría de los distritos no presentaba internas.

Lo mismo pasa ahora, unas elecciones millonarias que se realizaron con el único fin de hacer una especie de encuesta que lejos de aportar soluciones políticas, generó incertidumbre, caos y una terrible devaluación del peso argentino en tan solo 2 días (30% aprox). Sobre los partidos políticos y candidatos ya estaba todo definido, por lo que el sentido principal de esta elección perdió su norte.

En 2017 la revista de NCN tituló en su tapa «muchas PASO y pocas nueces». Qué describía: algunas alianzas con internas, tensión en las bancas, personalismos en las listas y urgencia de algunos por renovar las bancas que se vencen. Nada ha cambiado mucho hasta el día de hoy.

Sin nada para elegir, las PASO no tienen sentido, refleja en una de sus páginas la revista de hace 2 años de Noticias Congreso Nacional. «Las PASO en sí son una buena búsqueda de democratizar cada día los espacios políticos».

Sin embargo, la Ley 26.571 (PASO obligatorias) no contempló que desde su sanción se ha repetido una y otra vez: elecciones primarias en las cuales no se elige nada.

¿Tiene sentido entonces que en muchas provincias los ciudadanos tengan la obligación de ir a las urnas si no hay nada para elegir? fue el cuestionamiento de NCN hace 2 años, en donde se elegían en algunas provincias de la argentina diputados o senadores.

Las elecciones legislativas de Argentina de 2017 se realizaron el 22 de octubre para elegir diputados y senadores del Congreso de la Nación Argentina. La elección se realizó para renovar un tercio de la Cámara de Senadores para el periodo 2017- 2023 y casi la mitad de la Cámara de Diputados para el periodo 2017-2021.

En ese año se le cuestionaba a los políticos, sobre todo a quienes legislan en el Congreso nacional, hacer una reforma política integral donde se redefina el sistema electoral actual «dejando atrás un sistema acáico para ir hacia formas más acordes a los tiempos que corren, como se ha hecho en muchos países».

Si bien la elección PASO de este año 2019 estuvo enfocada en la lucha por la Presidencia, las listas para llegar al Congreso también tienen figuras de peso, ya que muchos deben abandonar el recinto en diciembre de 2019 y por ende aspiran a la reelección.

En la Cámara de Diputados habrá 130 nuevos integrantes -eligen todas las provincias-, mientras que en el Senado salen 24 legisladores de ocho provincias: Chaco, ciudad de Buenos Aires, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.

El oficialismo renueva 46 de las 108 bancas que posee, un 42,60% de la bancada.

El Frente para la Victoria arriesga 38 de 64 (59,4%) si se tiene en cuenta solo el bloque y 39 de 65 (60%) si se le suma el cordobés Juan Manuel Pereyra como interbloque.

Argentina Federal, el bloque peronista no kirchnerista que responde a los gobernadores y que se convirtió en tercera minoría, pone en juego 16 de 34 diputados (47%).

El Frente Renovador deberá renovar 12 de 15 escaños, un 80%. Son los que ingresaron al recinto en 2015, cuando Sergio Massa fue candidato a presidente y quedó en tercer lugar pero con un importante caudal de votos que le permitió formar un bloque influyente, que se fue diluyendo con los años y que hoy muchos pasaron a Consenso Federal.

Otro interbloque que arriesga el 80% de su conformación es el recientemente formado Red por Argentina, en donde podrían irse 8 de 10 diputados.

Santiago del Estero también pone a prueba su presencia, renovando 3 de 6 bancas, mientras que Unidad Justicialista renueva 2 de sus 4 integrantes.

Algo que es seguro es que quien gane la elección presidencial no tendrá la mayoría a partir de 2020.

Mientras tanto en Senadores, Cambiemos es la primera minoría, con 25 legisladores. Luego viene el bloque Justicialista-Argentina Federal que con 24 bancas responde a los gobernadores no kirchneristas y actúa en tándem con la bancada homónima en Diputados. En tercer lugar se ubica el Frente para la Victoria con nueve integrantes y que debe renovar tres.

Compartinos: