Ayer lunes 8 a las 16:00 en el Congreso tuvo lugar en la Sala 3 (Piso 2) del Edificio Anexo de la Cámara de Diputados ubicado en Avenida Rivadavia 1841 de la Ciudad de Buenos Aires la jornada de debate “Presentación del proyecto de ley de regulación de los embriones no implantados”.

Especialistas, pacientes y diputados debatieron sobre proyecto de ley de regulación de los embriones no implantados.
La iniciativa, que fue presentada por Daniel Filmus y cuenta con el acompañamiento de legisladores de todos los bloques, tiene por objetivo poner fin a un vacío legal que genera inseguridad jurídica.
La misma fue acompañada por Brenda Austin (UCR), Carla Carrizo (Evolución Radical), Daniel Lipoveztky (PRO), Araceli Ferreyra y Lucila De Ponti (Movimiento Evita), Cecilia Moreau (Unidos por una Nueva Argentina, UNA), Victoria Donda (Somos), Mónica Macha, Laura Alonso, Fernanda Raverta, Analía Rach Quiroga, Mayra Mendoza y Roberto Salvarezza (FPV-PJ).

“Una ley de protección de los embriones no implantados es necesaria porque hay un vacío legal que genera inseguridad jurídica. Este vacío legal es problemático no solo para sus titulares, sino también respecto de las clínicas o centros especializados que, al carecer de marco, en muchos casos obstaculizan los derechos de los pacientes o usuarios y usuarias”, explicó Filmus.

El diputado agregó que “en 2014, al sancionar el Código Civil y Comercial, el Congreso de la Nación se impuso una obligación que hasta el momento no ha cumplido: sancionar una ley que tenga por objeto establecer la protección del embrión no implantado. Este proyecto tiene por fin saldar esa deuda y terminar con un silencio legislativo que genera prácticas contradictorias”.

Preguntas y respuestas sobre el proyecto

¿Por qué hace falta una ley de protección de embriones no implantados?

Porque hay un vacío legal que genera inseguridad jurídica en relación a los embriones no implantados producto del uso de técnicas de reproducción asistida.

Este vacío legal es problemático no solo -y especialmente- para sus titulares, sino también respecto de las clínicas o centros especializados que, al carecer de marco, en muchos casos obstaculizan los derechos de los pacientes o usuarios/as.

En el año 2014, al sancionar el Código Civil y Comercial, el Congreso de la Nación se impuso una obligación que hasta el momento no ha cumplido: sancionar una ley que tenga por objeto establecer la protección del embrión no implantado. El proyecto de ley tiene por fin saldar esta deuda.

Cada día hay más niños que nacen de técnicas de reproducción asistida, más procedimientos y más embriones criopreservados que no se implantan por diferentes razones. ¿Cuánto tiempo pueden estar en esta situación? ¿Qué se puede hacer? Estas son algunas respuestas que debe dar la ley porque el silencio legislativo genera prácticas contradictorias e inseguridad jurídica.

El proyecto en sus partes fundamentales establece que:
Pasados 10 años y si hay silencio de las partes los embriones pueden ser descartados o dados a investigación.

Compartinos: