La diputada nacional Graciela Ocaña pidió hoy que se prorrogue el pago de las jubilaciones en las entidades bancarias, ya que la mayoría “enfrenta dificultades para poder cobrar sus jubilaciones y/o pensiones, dado que muchos de ellos no cuentan con una tarjeta de débito habilitada para cobrar a través del cajero automático”, dijo.

A través de un proyecto de Ley, Ocaña señaló que “debe establecerse que los haberes jubilatorios que no hayan sido cobrados por los beneficiarios en la fecha establecida serán retenidos por las entidades financiera y no devueltos a la ANSES”.

Asimismo, indicó que “esta medida debe cumplirse por 30 días desde el cese del estado de emergencia, según lo establece el decreto” y agregó que “la situación de emergencia nacional que atravesamos por el COVID-19 hace que debamos reordenar diversas cuestiones que hacen a la vida cotidiana de las personas,más aún teniendo en cuenta el especial grado de vulnerabilidad de las personas mayores, quienes son grupo de riesgo en relación a esta nueva enfermedad».

Finalmente, la legisladora nacional sostuvo que «hemos tomado conocimiento de esta situación, tras haber recibido numerosos reclamos al respecto, a través del canal de comunicación que he habilitado para conversar con las personas mayores a través de la Línea 11 3092 2799, en la cual recibimos consultas junto a mi equipo todos los días de 17 a 20 horas”.

Compartinos: