Con 124 diputados presentes entre el recinto y el sistema virtual, Juntos por el Cambio se quedó a 5 bancas de poder conseguir el quórum para habilitar la sesión especial a la que había convocado con intenciones de derogar el decreto que otorga facultades especiales al jefe de gabinete. El interbloque Federale y la izquierda estuvieron presentes pero no alcanzó para conseguir los 129 diputados.

El interbloque de JxC, que preside Mario Negri, contó con el apoyo de legisladores del interbloque Federal, Unidad para el Desarrollo y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) pero no le alcanzó para reunir quórum, ya que el Frente de Todos no bajó al recinto por entender que el tema ya fue abordado en la comisión de Trámite Legislativo.

La sesión fue levantada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, luego de que se cumpliera el tiempo reglamentario para dar por fracasado el plenario, tras lo cual se realizan manifestaciones en minoría.

Juntos por el Cambio logró reunir a los 116 diputados propios y contó con el respaldo de Graciela Camaño, Jorge Sarghini, Enrique Estévez y Luis Contigiani, del Interbloque Federal; José Luis Ramón, jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo; así como de Nicolás Del Caño y Romina Del Plá, por el FIT, con los que sumó 124, cinco menos del quórum necesario.

EXPRESIONES EN MINORIA

Al iniciar el debate en minoría, el diputado del PRO, Pablo Tonelli, aseguró que con el decreto «lo que se pretende es alterar el sistema de reparto de poderes», al sostener que se trata de una «atribución del Congreso» y dijo que esa medida «está reñida con la letra de la Constitución».

En nombre del bloque de la Coalición Cívica, la diputada Paula Oliveto Lago, expresó que “somos opositores al gobierno de Alberto Fernández y estamos representando a millones de argentinos que nos dicen que pongamos voz, cuerpo y alma para la lucha de la República”. En ese sentido, agregó: “Estamos corriendo el riesgo de la hegemonía política y nosotros vamos a defender la democracia”.

A su turno, José Luis Ramón, del bloque Unidad y Equidad Federal, fijó su posición al respecto: “La ley de los DNU es inconstitucional. Al Congreso, y a los que formamos parte, se nos da la capacidad sobre aquellos temas que hacen a la representación del pueblo, y pareciera que cada tanto esto hay que remarcarlo”. Luego, criticó al jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, por no ir al Congreso a dar explicaciones.

El diputado Nicolás Del Caño, del bloque PTS – Frente de Izquierda, rechazó el DNU y pidió una agenda en común para las mayorías populares y el pueblo trabajador. “Somos una fuerza política coherente, siempre rechazamos los DNU que pisotean al Congreso”, sentenció.

El presidente del bloque PRO, Cristian Ritondo, aseguró que “hoy el equilibrio democrático quedó rengo, ya que al Congreso le sacaron la firma, uno de los principales derechos que tiene el Parlamento, que es el control y defender cada peso que ingresan a las arcas del Estado, para saber dónde van y en qué se gastan”. Luego, pidió defender a los votantes remarcando que “no hay nada peor que traicionar al pueblo”.

Para finalizar, hizo uso de la palabra el titular del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri (UCR), que en primer lugar se refirió a la ausencia de algunos diputados de la oposición. “Llama la atención que parte de la oposición entregue sus facultades en ausencia, salvo que haya habido extorsión de por medio, que cobra relevancia cuando se pasa a un estado de excepción”.

“Lo mejor contra la pandemia es entregarle a la gente instituciones funcionando en plenitud, ya que un estado de excepción se convierte en emergencia permanente y eso es un peligro para la democracia”, concluyó Negri

 

 

Foto: @marioraulnegri

Compartinos: