Los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso le pidieron opinión al fiscal Diego Luciani, quien rechazó el pedido en la última oportunidad.

La defensa de Cristina Fernández de Kirchner le pidió permiso al TOF 2 para viajar a Cuba donde se encuentra su hija Florencia realizando un tratamiento ante los problemas de salud que han tomado estado público. La fecha de viaje será para después del cierre de listas previsto para el 22 de junio.

Según trascendió, la defensa presentó los pasajes y el lugar de la estadía ante el tribunal oral, información de fuentes judiciales aseguran que el pedido sería denegado por cuestiones netamente procesales; en este caso en particular, el mundo ha depositado sus ojos en la expresidenta y multi procesada precandidata a Vicepresidenta de la Nación Argentina.

El argumento de la defensa de Cristina es que, durante este lapso no está prevista ninguna audiencia del juicio oral en su contra y tampoco habrá un hecho político determinante ya que como se mencionó anteriormente para ese entonces ya estarán formalizadas las listas para competir en las elecciones nacionales.

En este manicomio que nos acostumbró el kirchnerismo, cualquier cosa puede pasar, es decir, la Justicia tal vez decida que viaje, aduciendo que siempre estuvo a derecho en cuanto a los llamados que le hicieron los tribunales; pero siempre en la historia de la humanidad existió una primera vez, no sea cosa que Cristina viendo que las elecciones nacionales van a dejar un resultado clarísimo para la fuerza Cambiemos, decida quedarse a acompañar a su hija hasta el año 2028.

Todo parecería indicar que el TOF 2 le negara la salida, pero demorarán un par de semanas para anoticiar a ella y a todos los argentinos de tal decisión.

El que si decidió salir de viaje y hasta ahora pareciera que nadie se lo va a impedir es Sergio Massa, que ya no se sabe bien qué espacio político ocupa y si es líder de alguno de ellos; Massa se está suicidando de a poco y lo más trágico en vivo. Un día se pega un tiro en el pie derecho, al otro, en el izquierdo –son tremendas las imágenes-, a la mañana siguiente en el muslo izquierdo y va subiendo lentamente. Ya vimos cuando se voló –literalmente- el testículo derecho y anuncian sus voceros –los pocos que le quedan- que entre este fin de semana y el miércoles acabaría definitivamente con su carrera política, poniéndole fin a todas sus idas y vueltas a lo largo de los últimos 25 años.

Era previsible que Massa terminara así, lo que no se entiende es el por qué de tanta saña en el modo de suicidarse, recordemos, que el muchacho de Tigre lo está haciendo en cadena nacional, a los menores de edad prácticamente se los quitó de la pantalla chica porque las imágenes que se ven son espeluznantes. Está batiendo récord de audiencias y supera por varios cuerpos cualquier miniserie de Netflix. Y pareciera verse que hasta Malena lo está ayudando. Asombra tanta voluntad para la autodestrucción.

El kirchnerismo, que gobernó siniestramente 12 años de nuestras vidas, dejó como muestra personajes como Massa, Alberto y Aníbal Fernández o la misma Cristina, que están completamente enfermos en su salud mental, niegan, mienten, cambian de opinión de la noche a la mañana, ellos creyeron en construir una sociedad enferma como ellos, pero no pudieron y hoy, a pocos meses de la ‘última elección del kirchnerismo’, pareciera, que recién les cayó la ficha que la sociedad argentina ya les midió el aceite y no tienen forma de volver.

Ustedes no vuelven más, son corruptos y están enfermos. Cristina y Massa… no me dejan mentir.

Escritor, periodista

Compartinos: