La Constitución nacional dispone que la Cámara debe actualizarse después de cada censo habitacional, para conservar el porcentaje de representatividad, cosa que no sucede desde la vuelta de la democracia en el año 83. Según el propio Monzó, el número de diputados debe ser “mucho” más alto que “300”.

El titular del cuerpo señaló que “307 es un número equilibrado entre las diferentes propuestas que surgen de los proyectos presentados”, por ese entonces en la Cámara baja y amplió: “Estoy dispuesto a dar pelea para que salga este proyecto, porque hoy la provincia de Buenos Aires está subrepresentada”.

El actual número de 257 podría modificarse, hecho inédito desde la vuelta de la democracia, claro que el que lo dice es un representante de la provincia supuestamente perjudicada, habrá que ver el sentido que cobra para los legisladores del resto del país el reclamo bonaerense.

Proyectos presentados en Diputados

Son dos los proyectos con estado parlamentario uno de la diputada radical Carla Carrizo y otro de autoria de la diputada (MC) del FIT, Miryam Bregman, que re-presentó  el actual diputado del FIT, Nicolas Del Caño.

El que presentó Carrizo propone la actualización a partir del censo de 2010 de la conformación de la Cámara de Diputados aumentando el número de escaño de los 257 actuales a 290. Las provincias con mayores aumentos serían: Buenos Aies (27), Cordoba (3), Santa Fe (1), Mendoza (1) y Salta (1).

En tanto, para el segundo de los proyectos, se debe aumentar el número de diputados a 328. Buenos Aires tendría que pasar a tener 100 diputados, Córdoba tendría 6 diputados más, Santa Fe 4 más, Mendoza 4 diputados más, Tucumán sumaría 3, Entre Ríos 2 diputados, Salta incrementaría 4 bancas, Misiones y Chaco sumarían 3 bancas, 2 diputados Corrientes, Santiago del Estero y Río Negro y un diputado más correspondería a San Juan, Jujuy, Neuquén, Formosa, Chubut y San Luis. El resto, permanecerían con la cantidad actual, entre ellos, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Otra de las teorías, ya que el fallo no indica que sea necesariamente un aumento de bancas la solución, es que se distribuyan las bancas actuales según la representación que arroja el último censo. Esto requiere de un acuerdo político mucho más complejo.

Varios distritos deberían resignar espacios, entre ellos, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, uno de los que ostenta mayor representación de la que arrojan los números. Las provincias del sur, como Tierra del Fuego tendría que resignar varios de los 5 escaños que mantiene, cosa que en principio, funciona como un piso.

Compartinos: