A dos meses del ‘Ni una menos’, la Izquierda resalta su compromiso contra la violencia de género

Al cumplirse dos meses de la concentración en contra de la violencia machista que llevó la consigna ‘Ni una menos’, el Frente de Izquierda realizó una audiencia pública en la que se debatió el rol del Estado como responsable de la problemática misógina.

Al respecto, el diputado nacional Pablo López (Salta) recuperó las iniciativas legislativas que la bancada de izquierda elaboró en la materia. “Lo que buscamos es que detrás de los proyectos pueda haber una organización que contribuya a desarrollar y a desenvolver la lucha” contra la violencia de género, señaló el referente del Partido Obrero.

Entre las medidas que impulsó el FIT, López destacó el proyecto de ley contra toda violencia hacia la mujer, “tiene lo que muchos Proyectos que se han presentado, que algunas cuestiones incluye: los centros de atención gratuitos para las mujeres víctimas de violencia, las casas refugio”.

Así también subrayó que “está expresado en un Proyecto particular, de que las mujeres que han sido víctimas de violencia puedan gozar de una licencia especial y que puedan tener el 100% de su salario durante esa licencia”.

Por otra parte resaltó el “cupo del presupuesto de vivienda para atender los casos más graves de víctimas de violencia de género”. Incluye un cupo para casos de incorporación a un puesto laboral dentro del Estado y agregó que “el factor más importante es “que se haya tomado es que nosotros planteamos que a diferencia del Consejo Nacional de la Mujer, donde sus integrantes son colocadas a dedo por el Gobierno Nacional, nosotros planteamos un Consejo Autónomo de la Mujer, cuya dirección sea votada por todas las mujeres que habitan la Argentina a partir de los 13 años”.

En ese sentido, recalcó: “Queremos que este Consejo sea el encargado de garantizar que se lleven adelante todas las medidas, cuyos cargos además puedan ser revocables por las propias mujeres para aquellas mujeres que no cumplan con ese mandato”.

Asimismo dicho consejo tiene la potestad de ejercer un control sobre los jueces y fiscales, que a lo largo y ancho del país con sus fallos han actuado contra los derechos de la mujer.

A su vez, la iniciativa de Pablo López plantea que la dirección del Consejo Autónomo de Mujeres pueda “actuar, intervenir, e incluso pedir la revocatoria de este tipo de fiscales y jueces de los que hay sobrados ejemplos en nuestro país”.