A un año de su sanción, la oposición pide que se derogue la Ley de Alquileres

La oposición presentó un proyecto en el Congreso de la Nación que solicita que se derogue la Ley de Alquileres que se aprobó hace un año en el Parlamento.

A un año de la creación de la Ley de Alquileres, el diputado nacional de la oposición, Francisco Sánchez, presentó un proyecto en el Congreso para que la ley sea derogada.

El argumento del legislador de JxC es que la Ley de Alquileres se debe derogar “para que se reactive el sector”, por lo que presentó un proyecto en el Congreso y pide su tratamiento.

“Se trata de un proyecto que busca quitar el intervencionismo en los contratos”, dice entre sus argumentos el autor de la iniciativa.

Recordemos que el pasado 11 de junio del 2020, el Congreso de la Nación aprobó la Ley de Alquileres.

“Esta ley es una respuesta que están esperando más de nueve millones de argentinos. Otorga certeza, agilidad y un balance de poder para todas las partes involucradas”, fue el argumento del Frente de Todos en esa oportunidad.

En ese sentido, el diputado nacional Francisco Sánchez, presentó un proyecto en el Congreso para modificar “la tristemente célebre ley de alquileres que fuera promovida por el legislador Lipoveztky y apoyada por la totalidad del bloque kirchnerista”.

“Me encontré con pedidos desesperados de locadores y de locatarios, de gente que buscaba infructuosamente una casa para alquilar, y en todos los casos se ve que son las mismas regulaciones impuestas en la ley las que están siendo un obstáculo”, explicó el legislador.

En los hechos, el proyecto propone que el valor del alquiler sea estipulado de común acuerdo entre las partes en el contrato, sin la posibilidad de añadir bonificaciones ni otras modificaciones que puedan inducir al error al locatario, salvo los ajustes previamente establecidos.

Además, propone que el plazo mínimo de los contratos residenciales vuelva a ser de dos años, mientras que los comerciales continuarían siendo de tres.

A su vez, en el proyecto también se añade la eliminación de registrar los contratos en la AFIP, ya que desde la oposición entienden que “con el convencimiento de que agravar más lo regulatorio es caer en los resultados dañosos y contraproducentes para el bienestar económico de toda la sociedad”.

“Con estas modificaciones apuntamos a que se dinamice el sector y que tanto locatarios como locadores tengan la posibilidad de decidir con libertad qué hacer con sus bienes y dinero”, agregó Sánchez.

“Las ideas socialistas pueden ser bienintencionadas pero siempre son malas ideas”, concluyó el diputado Francisco Sánchez.