El ministro de Defensa, Oscar Aguad, consideró que sería «un disparate» gastar varios miles de millones de dólares en la extracción de los restos del submarino ARA San Juan «en un país con 30 por ciento de pobreza», así como también advirtió que «se podría romper en pedazos».

Ante el pedido de los familiares para que el Estado avance en la recuperación del buque hundido, el funcionario nacional ratificó su postura contraria y adujo tanto motivos técnicos como económicos. «En este momento hay que descartarlo; si la ciencia y la tecnología produce en el futuro algún mecanismo, habrá que evaluarlo en su momento» dijo Aguad en declaraciones radiales.

«Es imposible tecnológicamente, no existe la tecnología adecuada», insistió el cordobés, quien explicó que «el submarino está en una profundidad que los técnicos dicen que no se puede sacar, además está en un barranco». Y agregó: «Encontramos no una aguja en un pajar, sino una aguja en el mar».

Por su parte, la jueza federal Marta Yañez, a cargo de la investigación del naufragio del ARA San juan, sostuvo que a la causa no le conviene el reflotamiento del submarino porque lo pueden perjudicar o romper.

Compartinos: