El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, realizó declaraciones respecto al gravamen impositivo que rige en nuestro país, sobre los Bienes Personales. En ese sentido, aclaró que dicho gravamen no debería contemplar a los sectores de clase media que «tienen una casa y un auto«.

En diálogo con radio Metro, el postulante presidencial dejó claro que el tema «exige un mayor estudio«, aclaración que llega luego de que la semana pasada, en una entrevista en un medio digital, mencionó la posibilidad de modificar al impuesto a los Bienes Personales para eliminar el déficit fiscal.

«Uruguay tenía un déficit primario como el de Argentina, y logró tener superávit porque cambió el sistema impositivo y gravó los bienes personales, cosa que creo debería hacerse aquí porque (el presidente Mauricio) Macri lo eliminó«, dijo Fernández al ser consultado sobre una eventual reforma impositiva en caso de que sea elegido presidente.

En este contexto, el candidato dejó sentado que «no lo debe pagar el impuesto el ciudadano de clase media, que tiene un auto y una casa, sino el de mayor ingreso, o los de grandes fortunas«.

Igualmente, enfatizó que el tema «exige de un mayor estudio» porque su referencia fue en el marco de lo implementado por Uruguay y que el resto responde al terreno del «teléfono descompuesto» y las «especulaciones«.

En el terreno de las especulaciones también colocó las versiones sobre su eventual futuro gabinete, y señaló que no habló de esa posibilidad con Florencio Randazzo, ex ministro de Interior y Transporte del kirchnerismo.

También mencionó su relación con Gustavo Béliz, ex ministro de Justicia de Néstor Kirchner, que en los últimos años trabajó en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

«Béliz es un hombre de gran valor, terminó con el BID, y está ayudándome en temas puntuales que conoce bien. Tiene conocimiento y una mirada formidable. Valoro mucho que me haya querido ayudar», señaló.

Dijo también que consulta «mucho» a su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner, porque es «alguien que aporta mucho por su experiencia y conocimiento«, pero aseguró: «Después, la decisión es mía«.

En referencia a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), señaló que «que no funciona bien el sistema de inteligencia«, pero ante la consulta de si hay que prescindir de esta estructura explicó que es un tema que «hay que ver con detalle» porque «no es simple de resolver«.

«Son cosas que hay que ver con detalle, no son simples de resolver, hay un sistema de inteligencia funcionando. Lo que no se puede es prescindir en Argentina de un sistema de inteligencia«, dijo.

En cuanto a la reunión que tendrá hoy (08/10) en la sede del PJ, afirmó que si bien es en el marco del aniversario del natalicio de Juan Domingo Perón, lo motiva el hecho de que los equipos técnicos que coordina el ex ministro de Salud Ginés González García le quieren entregar sus conclusiones.

«La realidad es que el PJ tiene una serie de equipos técnicos que coordina Ginés y quieren acercarme las conclusiones de sus trabajos, y elegimos el día de hoy por el aniversario del natalicio de Perón, ese es el verdadero sentido del encuentro de hoy«, explicó.

Finalmente, respecto al plan presentado ayer para combatir el hambre, reiteró que no se trata de un plan de «asistencia social«, sino de que «la sociedad en pleno se ponga en marcha» para «reordenar los esfuerzos» que vienen realizando los diferentes sectores para que vayan «en un mismo sentido«, que «nadie pase hambre y no haya ningún chico subalimentado en Argentina«.

Compartinos: