El Presidente Alberto Fernández dejó inaugurado el nuevo Período de Sesiones Ordinarias del Congreso de la Nación.-

En un discurso de cerca de 80 minutos de duración y en el que prevaleció el tono conciliador; sin que por ello se haya dejado de mencionar la “herencia del macrismo”, Fernández anunció una serie de leyes que enviará al Parlamento entre las que se destacan:

La ley de hidrocarburos y minería.

– La reforma judicial.

-Creación del Consejo Económico y Social.

-Demarcación del límite exterior de la plataforma continental.

-Reforma a la ley de Economía del Conocimiento.

-Ley de aborto.

Y aquí hacemos un alto. No podemos entender en el marco del llamado presidencial a la unidad nacional, dónde señaló textualmente: “Hemos encontrado una situación extremadamente delicada. Recibimos un país dañado en su tejido social y productivo y con su alma herida por divisiones profundas”; que Fernández impulse una ley que divide a la comunidad en lugar de unir, y que incluso, pone en riesgo su propia base social de sustentación política, ya que no debemos olvidar que los mayores porcentajes de votos del Frente de Todos fueron en el  Norte de nuestro país.

Pues bien, resultó llamativo entonces, que el Presidente haya agradecido al Papa Francisco por su mediación a favor de la Argentina con la deuda externa. Y lo hizo en los siguiente términos: “Quiero expresar mi agradecimiento en primer lugar al Papa Francisco, quien de modo singular y ante los líderes de las finanzas internacionales, volvió a enfatizar su llamamiento a construir  una economía con alma: ¨ Se trata –dijo- de ser capaces de sacarnos las escamas de los ojos y de los corazones, para ver con una nueva luz estas realidades de codicia e injusticia que claman a la tierra¨.

Llegado este punto y dada la reciente visita del Presidente Argentino a Su Santidad queremos compartir tres hipótesis:

a-¿Alberto Fernández le informó al Papa Francisco que enviaría el proyecto de ley del aborto y Francisco “hizo la vista gorda”, traicionando a la feligresía?

b-¿Francisco estaba al tanto del proyecto del aborto y habría pedido que no se lo envíe y el Presidente Fernández traicionó al Santo Padre?

c-¿En una jugada de “real politik” Alberto y el Papa acordaron mandar un proyecto al Congreso que no convenza a nadie y que por lógica resulte rechazado, dejando conformes a los sectores “verdes” pero sobre todo a la mayoría “celeste”?

El dilema se empezará a dilucidar cuando el mentado proyecto llegue finalmente al Congreso de la Nación y promete tener varios capítulos hasta que finalmente sea tratado en el recinto.

 

Para NCN Federico Gaston Addisi

Compartinos: