Alertan en Alemania sobre riesgos de endurecer metas climáticas de UE

La industria alemana advirtió que el endurecimiento de los objetivos climáticos en la Unión Europea podría suponer una carga adicional para las empresas.

«Queda completamente abierto si y con qué instrumentos se podría endurecer en concreto las metas», comentó a dpa el vicedirector ejecutivo de la Federación de la Industria Alemana (BDI), Holger Lösch.

«Las meras formulaciones de objetivos siguen siendo una ilusión si no se especifican instrumentos concretos y no se evalúan a fondo las consecuencias. Esto genera frustración e incertidumbre en las inversiones en momento en que realmente serían necesarias inversiones masivas», consideró.

La BDI invitó hoy en Berlín a una mesa de discusión sobre el tema protección del medio ambiente. El vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans presentará hoy planes para una ley europea sobre el clima.

De acuerdo con un borrador, el núcleo de la propuesta es conseguir que la neutralidad climática de la Unión Europea sea para 2050, es decir, que evite o almacene todos los gases de efecto invernadero. No se especifica una nueva meta para la etapa hasta 2030, que será anunciada en septiembre.

Lösch manifestó que las posibles consecuencias de endurecer las metas deben ser analizadas mediante un «meticuloso procedimiento» de evaluación del impacto.

«Esto rige particularmente en vista de la constante falta de ambición de muchos otros grandes emisores con los que nuestras compañías compiten a nivel internacional», alertó el vicedirector ejecutivo de la BDI.

«Las facultades ilimitadas de la Comisión que figuran en el proyecto de ley en lo que respecta al endurecimiento de los objetivos deben definirse cuidadosamente, pues de lo contrario se corre el riesgo de dañara de forma permanente la competitividad de Europa», añadió.

Lösch puntualizó que son claras las exigencias de la industria germana respecto a esta iniciativa. «Además del objetivo propuesto de neutralidad neta de gases de efecto invernadero para 2050, se necesita un objetivo industrial igualmente vinculante», reclamó.

«La Comisión Europea prioriza con razón la eficiencia de costos de las medidas y el mantenimiento de la competitividad de la economía. Todos los planes de la UE deben atenerse a esto», acotó Lösch.

Compartinos: