Allanan la AFA por denuncia de la legisladora Graciela Ocaña

Por orden de la Justicia, efectivos de la división Defraudaciones y Estafas de la Policía Federal allanan la sede de la Asociación del Fútbol Argentino buscando libros y documentación relacionada al contrato que firmó con el Estado para la transmisión de los partidos por TV, en el programa Fúltol Para Todos y se incautaron actas y planillas sobre el reparto de dinero.

La causa se inició por una denuncia de la legisladora porteña Graciela Ocaña por supuestos delitos en el manejo de los fondos millonarios que el Gobierno destina para la televisación del campeonato de primera división. «Fueron a recolectar información ante la demora del envío de la AFA; son muy importantes estos datos porque sabremos qué se hace con fondos de todos los argentinos», declaró la diputada porteña.

La jueza María Romilda Servini de Cubría, a cargo de la pesquisa, ya solicitó esta información, pero la máxima autoridad del fútbol argentino no respondió. Por eso, este mediodía se realizó el operativo. La última semana la entidad estuvo de luto por la muerte de Julio Grondona. A la par, el juzgado envió oficios a distintas reparticiones públicas que tampoco fueron contestados y no descartan más operativos en las próximas horas.

De acuerdo a la presentación de la legisladora de Confianza Pública, hay una diferencia de $600 millones entre el dinero que giró el Poder Ejecutivo y los fondos que la AFA dice haber recibido. La denuncia apunta al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich –el Fútbol para Todos está bajo su órbita–, y a su antecesor, Juan Manuel Abal Medina, que aumentó y transfirió los fondos.
La Justicia investiga presuntas «defraudaciones y estafas» en el reparto del dinero del programa Fútbol Para Todos para establecer si el dinero del Estado llegó a los clubes o hubo un desvío, como denuncia la oposición.
«Tenemos información de que ese dinero no fue a los clubes», señaló la legisladora. Según explicó, el plan oficial del Fútbol Para Todos intentaba sanear la economía de los equipos; sin embargo, «no ocurrió y las instituciones están cada vez más endeudas», sostuvo.
El Fútbol para Todos nació en 2009 cuando el entonces presidente de AFA, Julio Grondona, rompió la relación con una empresa privada. Así, la televisación pasó a ser gratuita, pero el manejo de los fondos despertó grandes críticas de dirigentes opositores.
Ahora, tras fallecer Grondona, el negocio de la televisación del fútbol es uno de los temas que discuten los dirigentes, principalmente los de los clubes más grandes, porque exigen una mayor consideración en el reparto.
 Ayer el nuevo presidente de la AFA, Luis Segura, se reunió con los dirigentes de Boca, River y San Lorenzo, que reclaman mayor cantidad de dinero. El titular del organismo reconoció que hay una deuda que negociará para ayudar a los clubes.

Deja una respuesta