El senador kirchnerista José Alperovich, que el viernes pasado fue denunciado por su sobrina por abuso sexual, quien había declarado que no tenia que hacer nada porque era inocente pidió licencia en la Cámara alta para enfrentar la acusación en la justicia.

En una carta dirigida a la presidenta del cuerpo, Gabriela Michetti, el exgobernador solicitó una licencia a su «honorable cargo», al tiempo que aseguró que «la imputación es absolutamente falsa». «En estos días, como es de público conocimiento, he sido víctima de denuncias promovidas en mi contra. La imputación es absolutamente falsa, lo cual demostraré, a la corta o a la larga, ante la Justicia. A fin de dedicar mi esfuerzo y mi tiempo a desbaratar la infamia, aclarar la verdad, y reparar mi honor, le pido expresamente que me confiera licencia en mi honorable cargo», dice el breve texto presentado por Alperovich.

Por otro lado, la sobrina del senador Alperovich, que trabajaba con él, fue trasladada a otra dependencia de la Cámara alta luego de su denuncia, según informó el Presidente provisional del Senado, Federico Pinedo. «Trasladamos a la denunciante del lugar donde trabajaba y ahora va a quedar afectada a la Secretaría Parlamentaria del Senado», anunció Pinedo.

Aunque el texto no lo informa, cerca del ex mandatario tucumano aclararon que la licencia será sin goce de sueldo y hasta que se «establezca la verdad» en la investigación judicial.

En definitiva su sueldo no le haría perder la calma.Es una de las familias mas adineradas de Tucumán

Con el pedido de licencia, Alperovich conservará sus fueros como senador, lo que no impide que la causa judicial avance.

Compartinos: