Antes de dejar el Senado nacional, la vicepresidente saliente, Gabriela Michetti, activó el comité de violencia laboral y de género con un decreto firmado el lunes 25/11, decisión que tomó luego de conocerse la denuncia de violación contra el senador tucumano José Alperovich.

Tres días después del escándalo de Alperovich, que fue denunciado por su propia sobrina de abuso sexual durante casi dos años, Michetti decidió dejar en funcionamiento el comité de violencia de género, tema que le venía reclamando a las senadoras radicales y que estaba frenado.

Es que este comité fue creado por paritaria hace un año, pero nunca se puso en funcionamiento por lo que no llegó a aplicarse para prevenir el caso Alperovich.

El comité estará conformado por seis miembros: la mitad profesionales y la otra representantes gremiales. Michetti designó a la psicóloga Gabriela Fassio, la trabajadora social Sofía Macías y la abogada Claudia Piedrabuena; todas empleadas de carrera del Senado. Los suplentes serán la psicóloga María Monserrat, la socióloga Ana Creppy y la abogada Liliana Zuccottini.

La próxima titular de la Cámara Alta, Cristina Fernández de Kirchner, deberá definir si sostiene a los miembros del comité o los cambia.

La presunta víctima de Alperovich, al momento de emitir la denuncia, se desempeñaba en la oficina de la senadora justicialista Beatriz Mirkin. Fue trasladada a Secretaría Parlamentaria con un permiso especial para no asistir a trabajar por un tiempo.

Compartinos: