En la Comisión Bicameral Investigadora sobre la “Desaparición, Búsqueda y Operaciones de Rescate del ARA San Juan”, presidida por el senador José Ojeda, expusieron el decano de la Universidad Tecnológica Nacional, Guillermo Oliveto, y el profesor de Seguridad Activa de las Comunicaciones, Ariel Garbarz, de la misma institución educativa.

El director del Laboratorio de Seguridad de las Comunicaciones de la UTN, Ariel Garbarz, afirmó que la “explosión fue externa al casco del submarino, ya que la energía liberada fue superior a cualquier posible impacto con el océano, tanto por la intensidad como la duración del sonido”.

En ese sentido, informó que ofreció realizar geolocalización a partir de las señales hidroacústicas recibidas por las tres estaciones oceánicas detectadas desde Austria y por el informe realizado por el organismo que monitorea los ensayos nucleares (CTBTO), mediante una red global de estaciones sísmicas.

Luego explicó que desde la UTN “formamos peritos y tomamos casos para analizar, actividad que desarrollamos internamente, en la cátedra. En el caso del ARA San Juan, utilizamos información de dominio público, analizándola y produciendo pruebas fehacientes, mediante un software avalado por la justicia federal para captar intervenciones de líneas”, expresó Garbarz.

“En diciembre de 2017, al ministro de Defensa le trasladamos una certeza científica, pero nunca fui convocado por Aguad como tampoco nos solicitaron información desde la Justicia”, subrayó el profesor de la UTN.

Sobre cómo encontrar al submarino, Garbarz manifestó que es “indispensable contar con la tecnología acorde, principalmente con sonares de apertura sintética, para triangular las señales sonoras de la explosión, focalizando la búsqueda en un punto verosímil”.

Previamente, en la Bicameral expuso el decano de la Universidad Tecnológica Nacional, Ing. Guillermo Oliveto, quien aseguró que institucionalmente la Facultad no realizó pericia alguna sobre ningún teléfono de los familiares de los tripulantes.

En tanto, Oliveto explicó que “la Justicia nos consultó sobre el tema una vez que la noticia se hizo pública”. “El profesor Garbarz realizó un trabajo práctico de peritaje de un teléfono de una abogada representante de familiares de los tripulantes del submarino”, detalló el decano de la UTN, quien luego explicó que a partir de la reforma universitaria “existe la libertad de cátedra y desde la Facultad desconocemos la parte técnica de las clases”.

“Por una cuestión ética, si no existe pedido judicial sería complejo llevar adelante una práctica de peritaje”, sostuvo Oliveto, al tiempo que añadió: “La desaparición del ARA San Juan es un tema de enorme sensibilidad y se debe tratar con gran responsabilidad y prudencia”.

El diputado Guillermo Carmona (FPV-PJ) pidió a la comisión que se le remita una nota institucional a la Facultad Tecnológica para que “aclaren el supuesto procedimiento que denunciaron en su momento los familiares y así tener certezas ya que sería un hecho grave”.

Con respecto al informe de la universidad, el diputado Carmona indicó que “es la primera vez que tenemos algo concreto de un especialista, sin dejar de lado las distintas líneas de investigación, sería importante analizar el elemento hidroacústico en base a las sugerencias del Ingeniero Garbarz”. Solicitó avanzar en pedir dicha información “porque hasta ahora no fue tomada en cuenta”.

Los familiares presentes solicitaron evitar las investigaciones paralelas, tanto en Caleta Olivia como en Buenos Aires, que “dilatan y hacen perder el tiempo”.

Compartinos: