Argumedo: El Presupuesto 2016 implica un ajuste para la sociedad pero beneficia a las corporaciones

Luego de analizar los presupuestos de 2014 y 2015, la diputada nacional Alcira Argumedo (Proyecto Sur – CABA), consideró que estamos ante un modelo económico que impactará fuertemente sobre los sectores trabajadores de la sociedad, pero que continúa beneficiando a las grandes corporaciones. Y preguntó al pleno: «¿Quién va a pagar el ajuste?».Al respecto, anunció que ese ajuste será financiado por los trabajadores y el pueblo argentino puesto a que, con una inflación prevista del 14 por ciento, no están incluidos en la ley de leyes los gastos de las actualizaciones de salarios, jubilaciones ni planes sociales.Además, hizo foco en materia del desarrollo social no vinculado al trabajo, que aumentará cuatro puntos. Resaltó que, en términos reales, consiste en una caída del 10 por ciento de cara a la estimación de 14 puntos en la inflación para el 2016.Al respecto, Argumendo remarcó: «¿Y por qué no pagan otros el ajuste?».La referente de la centro izquierda recalcó que de eliminar los subsidios «irracionales» e «inaceptables» a las empresas petroleras, si se colocara el impuesto a la renta financiera, si se subieran los aportes patronales al nivel que estaban en 1993 de las grandes corporaciones (que el entonces ministro de Economía Domingo Cavallo disminuyó a la mitad) y se recuperara la renta petrolera aberrantemente entregada en la década del noventa, «estaríamos contando con cerca de 20 mil millones de dólares para no hacer el ajuste que golpea a la sociedad».

En sintonía, al comienzo de su alocución, cuestionó que el Poder Ejecutivo subsidie a las compañías explotadoras de petróleo el bajo precio internacional del barril (que garantiza 77 dólares por unidad cuando hoy cuesta al rededor de 50). Argumedo subrayó que ese subsidio es financiado a partir de no actualizar el mínimo exento del impuesto a las ganancias. Exhortó a que esa diferencia no sea amortizada por los trabajadores sino por un impuesto a la renta financiera. Ejemplificó el impacto de su propuesta a partir de lo que debería haber pagado la presidenta Cristina Fernández si se practicara esa medida.

Deja una respuesta