Diputados analizaron la «impunidad» y la «gravedad institucional que existe en Tucumán»

El bloque de diputados del Frente de Izquierda realizó esta tarde una audiencia pública en la que se debatió el rol del Estado, y sus respectivos poderes, en relación a delitos que han quedado impunes por fomento y resguardo de parte del poder político. Además, presentaron un proyecto de resolución en el que plantean la necesidad de conformar una comisión bicameral para observar el cumplimiento de los derechos humanos en la provincia de Tucumán.

El proyecto de resolución presentado plantea expresar la preocupación de la cámara por la «gravedad institucional que existe en Tucumán» a raíz de «delitos cometidos por funcionarios del Poder Ejecutivo a cargo del gobernador José Alperovich», puntualmente de cara a la no resolución judicial del homicidio de Paulina Lebbos en 2006.

La iniciativa impulsada por el Partido Obrero propone también la creación de una Comisión Bicameral dedicada a la observación de los derechos humanos en esa provincia. La comisión tendría la función de realizar el seguimiento de la investigación del caso Lebbos y «receptar todas las denuncias referidas a la violación de los DDHH en el territorio provincial».

Respecto a las garantías constitucionales no cumplidas, el diputado Néstor Pitrola (FIT – Buenos Aires) estimó que «se ha puesto de relieve que hay un nuevo terrorismo de Estado en la Argentina que es el gatillo fácil» y subrayó que «tiene que ver con los organismos represivos que actuaron en la dictadura militar». Agregó que luego de más de 30 años de democracia «tenemos también bandas paraestateles que pueden cobrar la vida de trabajadores como ha sido el caso de Mariano Ferreyra con amparos del aparato del Estado y de la burocracia sindical».

Resaltó que en la provincia de Tucumán la impunidad no comienza con el mandato de Alperovich, sino que «viene de atrás, desde la gestión de (Julio) Miranda». Así, el referente del PO destacó «la conexión que hay entre los negocios del poder, los crímenes del poder y la impunidad en el poder y en los crímenes de los hijos del poder».

Caso Lebbos

En la reunión de la tarde, Alberto Lebbos, el padre de Paulina Lebbos, una joven desaparecida y posteriormente asesinada el 26 de febrero de 2006  concentró la atención tanto de legisladores como del público asistente al narrar los eventos que fueron sucediendo luego de la desaparición de su hija menor. Según relataron los distintos disertantes en la audiencia, el caso sirve de ejemplo para vislumbrar la impunidad con la que se maneja el poder político en las tierras del gobernador José Alperovich.

Lebbos denunció que la investigación por el homicidio de su hija se encuentra teñida de un profundo encubrimiento, debido a que estaría involucrado en lo sucedido hace ocho años el hijo del mandatario norteño. Relató minuciosamente los hechos desde 2006 y la manera en que, mediante «delitos realizados adrede para entorpecer la causa», la justicia todavía no resolvió el expediente que reúne más de 1200 fojas completadas con esos ‘hechos delictivos deliberados’ que entorpecieron la investigación. 

La presencia del referente de los derechos humanos, señaló él, fue para «denunciar la impunidad en muchísimas causas», no sólo la de su hija. Lebbos, a partir del asesinato de Paulina, se convirtió en el impulsor de la Comisión de Familiares de Víctimas de la Impunidad, se trata de un organismo que releva situaciones similares en las que la Justicia no resuelve distintos tipos de delitos por lo que se presume puede ser complicidad con los acusados.

Asimismo, comparó la actualidad política tucumana con la de los 70 y tendió un paralelismo en lo referido al avasallamiento de los derechos por parte del Estado. Lebbos aclaró que cuando hace alusión a la responsabilidad estatal contempla a los tres poderes que lo integran. Y aseveró que en Tucumán el tándem conformado por Alperovich y su esposa, la senadora nacional Beatriz Rojkés (FPV), «son los que dirigen» y aquellos «que dan las órdenes de reprimir». En ese sentido, aseguró que existe una escalada represiva que se orquesta en función de los intereses del poder político utilizando la fuerza pública para imponer un mensaje político.

Estas expresiones fueron ratificadas por el diputado nacional José Cano (UCR – Tucumán) quien afirmó que hay impunidad y se debe a que existe un «poder policial que garantiza la impunidad del poder político» y que «se debe claramente a un diseño desde el Estado». En el mismo sentido, su compañera de partido, la senadora Silvia Elías de Pérez (Tucumán), subrayó que se trata de un «Estado corrupto» y que para su subsitencia «es indispensable la impunidad».

A su vez, Lebbos solicitó a los legisladores presentes que le «exijan» a Alperovich que explique el presente tucumano. Resaltó que la palabra es «exigir» y «no solicitar o pedir» debido a la gravedad de las denuncias al respecto.

Deja una respuesta