Avanza la creación de una comisión que identifique complicidades económicas durante la última dictadura

El proyecto de ley impulsado por el kirchnerista Héctor Recalde obtuvo despacho de comisión con el apoyo de los diputados radicales Jorge D’Agostino y Fabián Rogel, quien introdujo algunas modificaciones aceptadas para el dictamen. Desde el Frente Renovador, Adrián Pérez presentó dictamen en minoría.

La iniciativa de Recalde propone una “Comisión Bicameral de identificación de las Complicidades Económicas durante la Última Dictadura Militar para la Búsqueda de la Verdad, la Memoria, la Justicia, la Reparación y el Fortalecimiento de las Instituciones de la Democracia”.

El objetivo de esta comisión sería la elaboración de un informe “con una descripción detallada de los aspectos más salientes así como de las consecuencias de las políticas económica, monetaria, industrial, comercial y financiera adoptada por la dictadura que gobernó de facto la Argentina entre 1976 y 1983”.

También se encargará de la identificación de los “actores económicos y técnicos que contribuyeron a y/o se beneficiaron con esa dictadura aportando apoyo económico, técnico, político, logístico o de otra naturaleza”. Se compondrá por un presidente designado por el Poder Ejecutivo Nacional, 4 diputados y 4 senadores elegidos por sus respectivos cuerpos legislativos.

La bicameral investigadora fue respaldada por el periodista Horacio Verbitsky; el historiador Alejandro Olmos Gaona; Carlos Manestes (CTA); Tomás Ojeda Quintana; Pedro Troiani, ex delegado de Ford torturado por los militares; y Victorio Paulón, ex secretario general de la UOM villense.

“La democracia argentina ha avanzado en la responsabilidad de quienes ejecutaron crímenes de lesa humanidad. Pero no con las personas que los impulsaron y, en algunos casos, se beneficiaron de ello”, espetó el periodista e insistió que la complicidad económica transcendió en la época del gobierno de Raúl Alfonsín (1983-1989), aunque hoy “se puede avanzar de diferente manera”.

“Es importante la creación de una comisión que investigue y saque a la luz lo que pasó en los sindicatos y en las fábricas”, sentenció Carlos Manestes. Por su parte, Alejandro Olmos Gaona quiso ampliar el período de investigación porque las complicidades económicas “continuaron hasta la década de los noventa” y señaló a las empresas de los Macri, a Ford y Citibank entre otras.

El proyecto de ley fue girado a las comisiones de Derechos Humanos y de Presupuesto y Hacienda.

Deja una respuesta