Avanza un proyecto para prorrogar el Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas

La comisión de Seguridad Interior y Narcotráfico avanzó en el dictamen favorable para prorrogar el plazo de ejecución del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, que tiene como objetivo reducir el circulante de armas en la sociedad, mediante la entrega anónima de armas de fuego y municiones a cambio de un incentivo económico, y de la amnistía penal por el delito de tenencia ilegítima de armas de fuego del artículo 189 bis del Código Penal.

Matías Rodríguez, presidente de la comisión de Seguridad Interior y Narcotráfico destacó “el gran trabajo que está llevando adelante la Directora Ejecutiva de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC), Natasa Loizou, y que es fundamental para que la política de desarme en nuestro país, siga siendo política de estado, que fue interrumpida por el gobierno anterior. La prórroga de este programa y seguir destruyendo armas del delito es seguir concientizando a la sociedad. Hoy dimos un paso muy importante para volver a retirar armas no registradas de las calles”.

Desde enero de 2022, la ANMAC realizó 1.318 inspecciones en 19 provincias, en las cuales se secuestraron un total de 1.147.338 materiales controlados que se encontraban en infracción a la normativa vigente.

Durante la comisión, la senadora Anabel Fernández Sagasti, propuso tratar el tema y trabajó en conjunto con el presidente de la comisión para que se logre dictamen, a lo que la ANMAC se mostró agradecida por esa celeridad. La senadora mendocina destacó “me complace que podamos estar de acuerdo en acompañar la prórroga de la ley de entrega voluntaria de armas, estamos en un contexto nacional y mundial muy complicado respecto a la violencia con armas de fuego, la argentina siempre ha tenido una política de no violencia, no tenencia, y no uso de armas de fuego si no están registradas”.

La Agencia Nacional de Materiales Controlados hizo saber que se va a trabajar fuertemente en el retiro de armas irregulares, así como en la regularización registral de los/as legítimos/as usuarios/as, para que éstos/as puedan seguir haciendo uso de sus armas de manera segura y responsable.

En la próxima sesión del Senado de la Nación, este tema podrá ser tratado en el recinto y así, el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego volverá a funcionar por dos años.