Aves cordobesas ya cuentan con santuario natural

El Senado dio dictamen hoy a la ley que crea el Parque Nacional Ansenuza, que protege la fauna y biodiversidad de la Laguna de Mar Chiquita, en la provincia de Córdoba.

Lautaro Erratchu, presidente del directorio de parques nacionales expresó que «cuando nos tocó asumir la presidencia del directorio nos planteamos como objetivo la ampliación de las áreas protegidas a 20 % del territorio nacional».

Sobre este mismo punto, el director de Aves Argentinas, Hernán Casañas, agregó que «ya más de 100 países han suscrito un acuerdo para ampliar a un 30% las áreas protegidas del planeta.»

Además resaltó la importancia geopolítica de Mar Chiquita, pues se trata de una zona que recibe una enorme cantidad de aves migratorias que vienen del hemisferio norte durante el invierno, de Canadá y EEUU.

El dictamen contó con la firma de 10 senadores del bloque oficialista, resaltó el senador del Frente de Todos, José Mayans, quien no dejó pasar la oportunidad para señalar dicho acompañamiento.

Córdoba es una provincia conocida por ser, además, la sede argentina de la fábrica de aviones cazas, Fadea.