Balean a Pablo Ferreyra

El sábado 23, Gendarmería Nacional, Policía Federal y Metropolitana, bajo la conducción de Sergio Berni, desalojó y reprimió en Lugano, en el asentamiento «Papa Francisco». El diputado Pablo Ferreyra, hermano de Mariano, recibió cuatro impactos de goma.

Los diputados Ferreyra, José Campagnoli, María Rachid, Paula Penacca, Andrés Larroque, Horacio Pietragalla (todos del FPV) y Marcelo Ramal (PO) reclamaban la libertad de un detenido torturado. Ante las protestas, la Policía del alcalde Mauricio Macri golpeó a Campagnoli desplomándolo. Ferreyra intenta levantarlo y recibe cuatro disparos de goma en el abdomen e ingle. A esa altura, la Gendarmería abandona el predio, liberando la zona. Participaron más de mil efectivos de las tres fuerzas.

Para entender el fenómeno, nos remontamos a la construcción que hicieron los medios de comunicación durante la semana. Desde las declaraciones del secretario de Seguridad Berni contra los inmigrantes hasta el recorte de testimonios en el barrio a propósito del asesinato de una nena. De allí hay un paso hasta la decisión judicial de desalojo y participación de las tres policías.

Desde las 7 am, las fuerzas reprimieron con dureza a medio millar de familias que se replegaron hacia la avenida Cruz. La Gendarmería se retiró pero la Metropolitana detiene y tortura a seis jóvenes desalojados. Los diputados protestaron y también fueron reprimidos. Allí fue cuando fusilaron a Ferreyra, afortunadamente fuera de riesgo.

Asimismo, la Tendencia Revolucionaria acusó a Berni, jefe del operativo, como responsable primero. Mariano Ferreyra, el hermano de Pablo, fue asesinado por una patota del sindicato patronal de la Unión Ferroviaria el 20 de octubre de 2010.

La diputada y Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura Porteña, María Rachid,  expresó: «El Gobierno de la Ciudad nunca tiene soluciones: el desalojo no puede ser la respuesta ante la falta de vivienda de cientos de familias y aseguró: «el uso de la fuerza y represión es la respuesta ante necesidades y reclamos».
Durante el operativo, hubo un fuerte cepo mediático. La Metropolitana no dejaba pasar a la prensa, pero al ir los legisladores a expresarse donde estaban los móviles, lejos del predio, los periodistas decían tener orden de no levantar las declaraciones de “políticos”.
María Rachid, desde en el lugar acompañando a las familias del predio junto a sus pares Paula Penacca, José Campagnoli y Pablo Ferreyra, agregó: “es terriblemente cruel y absolutamente irresponsable que relacionen el crimen de Melina con las 500 familias del predio. Hay una tendencia discriminatoria de relacionar migración o pobreza con delincuencia, que genera mucha violencia. Y el Secretario Berni tiene una gran responsabilidad. Señalar a los legisladores que evitamos desenlaces violentos, y a todas estas familias, como responsables de la inseguridad, solo es una profunda ignorancia o comprometida ambición electoral donde dice cualquier barbaridad que mida bien en encuestas. También señala a los diputados nacionales cuando la inseguridad es en otra parte de la Ciudad. Aún cuando es de la misma fuerza con mayoría en el Congreso».
“Mientras desalojan a estas 500 familias –continuó-  otros juegan golf, justo en frente, en 40 hectáreas de la Ciudad de Buenos Aires. Un gran predio en la zona con mayor necesidad de vacantes escolares, centros de salud y viviendas que el PRO donará por 20 años a un Club de Golf.»
«Estas familias, que acompañamos desde el primer momento por una solución habitacional que el gobierno de Macri nunca dio, en todo este tiempo, proponían el saneamiento del terreno para construir sus viviendas según lo dicta la ley 1.770 desde hace casi diez años. Reclamaban seguridad, organizaban marchas a la Comisaría para que no liberen la zona, y ahora las acusan de delincuentes. ¿Será que no hay seguridad para los pobres?”, preguntó la diputada.
Por su parte, el diputado Pablo Ferreyra aseguró: «Sergio Berni nos culpa insolitamente de que rechazamos el desalojo de la lamentable muerte de Melina López. ¿Qué tendremos que decir de su política de seguridad que libera la zona para luego culpar a nuestros pibes de la inseguridad del barrio? El desalojo del barrio Papa Francisco donde intervinieron todas las fuerzas de seguridad son la clara muestra de que la criminalización de la pobreza es el eje de su política. ¿Dónde dormirán estas familias?», expresó.
Finalmente, Ferreyra dijo: «represión a la protesta, desalojos, y accionar de la policía en los barrios impulsada por Sergio Berni son un retroceso de la política de no represión y avance en derechos humanos  iniciada en 2003 por el Gobierno Nacional».

Deja una respuesta