La diputada nacional del Frente de Todos, Claudia Bernazza (Buenos Aires), presentó dos proyectos de resolución para destacar la tarea realizada por trabajadoras y trabajadores socios comunitarios que atienden a la niñez y adolescencia en riesgo y la que realizan trabajadores y trabajadoras de las telecomunicaciones, en el contexto de la pandemia COVID-19.

El primer proyecto expresa que “referentes sociales de merenderos, comedores comunitarios, jardines comunitarios, casas del niño, centros juveniles, clubes de barrio, sociedades de fomento, entre otras organizaciones, elaboran y entregan viandas y refuerzos alimentarios a las familias de los niños, niñas y adolescentes que participan de las propuestas que llevan adelante”.

Este proyecto señala que “las organizaciones comunitarias dedicadas a la atención de la niñez y la adolescencia nos recuerdan que adeudamos, a las futuras generaciones, una Argentina fundada en la igualdad y la justicia social”.

El segundo proyecto subraya que “miles de trabajadores/as, técnicos/as e ingenieros/as están allí, en los lugares en que se los/las requiere, desde grandes ciudades hasta pequeños pueblos, operando centrales, en las profundidades de las cámaras, en la altura de los postes, asumiendo riesgos que abarcan también a sus familias, para hacer posible la comunicación humana”.

Al respecto, Claudio Marin, Secretario adjunto del Sindicato de las Telecomunicaciones (FOETRA) , destacó que «existe una tendencia a invisibilizar el trabajo humano que encierran las mercancías en general. Lo esencial es invisible a los ojos».

Compartinos: