Bienes en el exterior e impuesto a la riqueza: el kirchnerismo refuerza su postura con una nueva propuesta

Dirigentes kirchneristas refuerzan su postura para «romper los límites del FMI». En ese sentido, sindicalistas afines presentaron una propuesta para que se extienda el impuesto a la riqueza hasta que finalice el acuerdo.

La presentación del proyecto de ley en el Senado por parte del Frente de Todos para crear un «aporte especial de emergencia» para las personas que tengan bienes no declarados en el exterior profundizó la polémica en el oficialismo en torno al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Esta iniciativa, impulsada por el kirchnerismo, propone crear un «Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI». Específicamente, pretenden instituir un tributo especial del 20% para aquellos que tengan bienes en el exterior «que fueron fugados» y no están declarados ante el fisco.

Al respecto, el diputado nacional Leopoldo Moreau reafirmó la postura del sector alineado con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y dijo que «hay que hacer el esfuerzo de romper los límites que el FMI nos quiere imponer, y los techos».

En declaraciones radiales, Moreau manifestó que «una de las cosas que no se han resuelto bien» en la gestión del Frente de Todos fue la negociación con el FMI, por lo que en el kirchnerismo impulsarán «muchas más» medidas para pagar la deuda con el organismo internacional de crédito.

«Frente al hecho consumado de un acuerdo que no nos gusta, vamos a hacer propuestas propositivas. Ya empezamos con esta (bienes no declarados» y vamos a seguir con muchas más», aseguró.

Un sector del kirchnerismo propone extender el impuesto a la riqueza

En esta línea, en las últimas horas se conoció que el sindicalismo afín al kirchnerismo reclamó que se extienda el aporte extraordinario a las grandes fortunas hasta que finalice el acuerdo con el FMI.

La solicitud fue firmada por dirigentes gremiales de peso como Hugo Moyano, Hugo Yasky y Sergio Palazzo (ambos diputados nacionales), que criticaron el desenlace de las negociaciones al considerar que implicarán una «pérdida de soberanía sobre nuestras políticas económicas, fiscales y cambiarias».

Es por eso que propusieron que «la Ley 27.605/21 se prorrogue y sea un aporte solidario extensivo de las grandes fortunas mientras dure el entendimiento con el FMI».

«Que paguen los cien agentes que sabemos que fugaron 24.679 millones de dólares. Que los organismos de control fijen la mirada e investiguen a quienes tienen activos no declarados en el exterior y que paguen los que tienen que pagar», sostuvieron.