El diputado provincial del Frente Progresista, Joaquín Blanco, analizó el momento de nuestra provincia, desde lo económico, luego de reunirse con sus pares del peronismo y planificar el 2020.

Representantes del Partido Socialista (PS) se reunieron en la ciudad de Santa Fe con autoridades del gobierno actual para analizar distintos aspectos de la situación provincial así como también detalles del proyecto de ley de Necesidad Pública que el Ejecutivo enviará en estos días a la Legislatura, antes de las distintas reuniones paritarias, que hoy hacen tanto ruido en la sociedad misma.
Distintas voces se fueron despertando después de ese encuentro, con diferentes puntos de vista que fueron analizados desde ambos sectores. Uno de ellos fue el diputado provincial del Frente Progresista, Joaquín Blanco, quién mencionó que «por momento fue una charla donde se despejaron las diferencias, sincera y eso lo valoro profundamente. El camino es encontrarnos entre los que pensamos diferente«, haciendo alusión a ese encuentro.
Blanco sostuvo que «en el contexto de esa charla le acercamos al gobierno provincial un documento en el cuál repasamos el diagnóstico que hace el gobierno provincial, y clarificamos, ponemos números contra números, interpretamos para realmente tratar de que el gobierno provincial escuche otra visión con respecto a las finanzas provinciales y hemos presentado este documento para toda la sociedad«, dijo y agregó que «con el material que presentamos demostramos que Santa Fe es una de las mejores provincias de la Argentina en materia económica y la situación económica de la provincia se destaca en el contexto nacional, ya que tiene instrumentos para poner en marcha el aparato del estado el gobierno actual«, destacó.

MANEJOS POLÍTICOS
A la hora de hablar del dinero y de lo que en su momento decía el Socialismo y lo que luego expresó el Peronismo, Blanco remarcó que «hubo una estrategia del gobierno actual de tratar de sobreactuar la herencia recibida y de generar un escenario con lo que prácticamente la provincia no tenía las herramientas ni el contenido financiero para poder llevar adelante su política de gobierno más básicas. La famosa frase de la caja vacía… bueno, está demostrado que la caja no está vacía, que tiene ingresos permanentes del gobierno provincial, que le dimos la herramienta que pidió el gobernador Perotti de aumentar los impuestos, que ya tiene vigencia, y que va a recibir mayor coparticipación nacional porque la mayor carga impositiva a nivel nacional que se aprobó en diciembre pasado. Con lo cual, en un contexto de crisis en la Argentina, con dos años de recesión en los cuáles las familias, las empresas y el Estado están con las economías muy exigidas, Santa Fe tiene una situación fiscal que es envidiable por parte de la gran mayoría de las provincias argentinas«, expresó el diputado.
Además, mencionó que «nosotros tenemos una concepción ideológica diferente del estado y en esto cada uno tendrá su visión particular y subjetiva, pero acá no hay una diferencia de cómo administrar el estado, de cómo emprender las finanzas públicas, como entender las políticas públicas, y eso se demostró en los últimos 12 años. Se lo dijimos respetuosamente, pero fue una cosa que charlamos, nosotros pensamos diferente y tenemos diferentes concepciones de cómo es el manejo del estado. A partir de esas diferencias, es que hay que tener una relación madura. No tiene que convertirse en un abismo o no tenemos que traer de forma tardía la grieta a Santa Fe, que nunca había entrado«, estableció.
A modo de cierre, el representante del Socialismo dijo que «nos entregaron el borrador y nosotros nos comprometimos a estudiarlo. Es una Ley muy grande, pero en el corazón de la ley, está el gobernador Perotti endeudar a la provincia por 39 mil millones de pesos. Esto es el equivalente a unos 600 millones de dólares, no para hacer obra pública, sino para destinarlo a, en principio, a gastos corrientes. Y será una deuda en un contexto de mucha incertidumbre, porque no se sabe a que tasa le pueden llegar a prestar en este contexto la Argentina el virtual default a nivel nacional y en provincia de Buenos Aires y también que, con ese volumen de número que estamos hablando, seguramente va a ser una deuda que no va a terminar de pagar la administración actual, sino que va a heredarse en las futuras gestiones provinciales la deuda de ese calibre que se tome«, dijo y añadió que «habrá que analizar si es necesario que la provincia se endeude por ese monto, de qué forma sale al mercado, y por otro lado, ver de qué manera concreta, se asiste a los municipios y las comunas, porque en este contexto de crisis, el eslabón más débil del estado son los municipios y las comunas, ya que son la primer demanda social, son los que tienen que tratar los servicios y con un presupuesto más pequeño, dar las respuestas«, mencionó.
Por último, sostuvo que «Perotti arrancó su gestión con un nivel de confrontación que nadie esperaba, me parece que el discurso inaugural es un discurso de enfrentamiento y de construcción de un relato a partir de tratar de demonizar la gestión de Miguel Lifschitz y después creo que en los primeros 50 días lo dominó las finanzas públicas, un gobierno que estuvo prácticamente paralizado durante todo el mes de enero y de lo único que habló el gobierno fue de números, de caja. Yo creo que con el arranque de este mes se terminaron las etapas de diagnósticos, las conformaciones de los equipos y urge que el gobierno provincial salga a la cancha, porque hay temas muy trascendentes como la seguridad, las paritarias. O bien saber cuáles son las prioridades de obra pública que va a tener el gobernador Perotti y creo que hasta ahora no las conocemos, al menos la de este año«, concluyó.

Compartinos: