Bregman sostuvo que el acuerdo supone un “cogobierno” con el FMI

La diputada nacional del Frente de Izquierda Myriam Bregman reclamó al oficialismo que no solamente convoque a expositores que están a favor del acuerdo con el FMI al debate en comisiones, en tanto que alertó que el proyecto enviado por el Gobierno «implica literalmente una cesión aberrante de soberanía y un verdadero cogobierno» con el Fondo Monetario Internacional.

Durante su intervención en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Finanzas de la Cámara baja, luego de escuchar al ministro de Economía, Martín Guzmán, la legisladora del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) tildó de «ilegal» la deuda contraída por Mauricio Macri, «además de ser ilegítima y de ser parte del sometimiento al capital internacional».

Bregman expresó especial preocupación por las revisiones trimestrales a las que se compromete el Gobierno en el acuerdo ya que «hacen que Argentina se vea sometida cada tres meses a la daga del FMI que va a decir qué es lo que se puede y qué es lo que no se puede»

«¿Qué estabilidad y de qué estrés cambiario hablamos cuando cada tres meses se vuelve a revisar todo?», preguntó Bregman, retrucando uno de los fundamentos que había traído el ministro para defender el entendimiento con el FMI.

Bregman lamentó que cuando hayan reclamos salariales de docentes o estatales «haya que preguntarle al Fondo si se puede hacer o no».

«Escuchando al ministro a Guzmán y al resto de los ministros…lo presentan casi como un trámite administrativo, una plantilla de Excel que reemplaza a otra plantilla de Excel. Un tono tranquilo, casi cansino. Nos están relatando cómo van a hipotecar al país en los próximos años. Como vuelve el FMI y se queda. Uno escucha lo que van relatando y se acuerda de lo que pasó en el Gobierno de Alfonsín, de lo que pasó en Grecia y se da cuenta que no es un trámite. Es muy gravoso para el país, ilegal e ilegítimo», sentenció.

En otro orden, la diputada trotskista pidió que «no haya un tono monocorde en esta discusión, que no sea escuche una sola voz».

«Nosotros queremos proponer expositores que a partir de su conocimiento cuenten las experiencias de a dónde llevaron estas políticas de austeridad con el Fondo Monetario», enfatizó, y puso como ejemplo al periodista especializado en economía Alejandro Bercovich, quien realizó una película documental «con datos precisos sobre cómo han terminado este tipo de acuerdos en otros lugares del mundo».

«Nos parece increíble que en el día de mañana solo escuchemos voces a favor. Es sumamente grave y tiene profundas implicancias para el país y no puede ser que solo se plantee una voz, y se instale algo que es sumamente llamativo porque actúa como un chantaje. ‘Es el acuerdo con el Fondo o el caos, el acuerdo o el default, el desempleo, etcétera’. Nosotros decimos lo contrario: que todas esas consecuencias las trae el Fondo por experiencia en el país», agregó.

Luego de citar un fragmento del texto de ley que llegó a manos de los legisladores, Bregman afirmó que el proyecto «implica literalmente una cesión aberrante de soberanía al FMI, un verdadero cogobierno con el Fondo».