Sin ningún ofrecimiento concreto de aumento salarial, los funcionarios de la gestión bonaerense de Axel Kicillof darán hoy comienzo al diálogo con los representantes sindicales de los maestros de la provincia.

El mensaje que pondrán sobre la mesa es que todavía hay que revisar las números fiscales del distrito para después poder elaborar una propuesta. Buenos Aires quiere que primero haya definiciones en la paritaria nacional sobre el piso mínimo y la aplicación o no de una cláusula gatillo.

El encuentro, que tendrá lugar en la Casa de Gobierno provincial, en las calles 6 entre 51 y 53 de La Plata, participarán los ministros de Economía, Pablo López; de Trabajo, Mara Ruiz Malec; de Educación, Agustina Vila y representantes sindicales de los maestros y los trabajadores de la Ley 10.430.

A la paritaria con los estatales irán los representantes de la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la provincia de Buenos Aires (Fegepba), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), de la Unión Del Personal Civil De La Nación (UPCN) y el resto de los gremios de la administración central.

Por el Frente de Unidad Docente bonaerense estarán los secretarios generales del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba), de de la Unión Docentes Argentinos (UDA), del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) y de la Asociación del Magistrado de Enseñanza Técnica (AMET).

En este sentido, el gobernador Axel Kicillof, aseguró en Mar del Plata que la intención es que, «este año, los maestros y las maestras le ganen a la inflación», y sostuvo que, para eso, se debe «encontrar el mejor de los acuerdos que se pueda plantear».

No obstante, remarcó que, «estos tres meses, van a ser meses en los que tampoco sabe la provincia con qué recursos cuenta, hasta que esté resuelta la cuestión nacional y el Presupuesto nacional» y puntualizó que el diálogo con los gremios, que se iniciará mañana, va a desplegarse «con una enorme coordinación con la política nacional».

Mirta Petrocini, presidenta de la FEB, adelantó ayer que el pedido que llevará a la reunión paritaria se centrará en «discutir un incremento y un mecanismo de actualización salarial» que le gane a la inflación.

En tanto, el secretario general del sindicato de docentes bonaerense (Suteba), Roberto Baradel, afirmó el sábado que los gremios le exigirán «más al gobierno de Axel Kicillof que al de María Eugenia Vidal» porque la actual es una gestión que «va a priorizar a los trabajadores y no los va a atacar como hizo Cambiemos».

«La cláusula gatillo durante el macrismo sirvió para impedir que no nos bajen el salario respecto a la inflación, pero ahora nosotros vamos por más y queremos ganarle a la inflación», declaró.

Compartinos: