En la primera sesión tras el receso invernal, la Legislatura provincial recibió un Proyecto de Ley, presentado por diputada la Gabriela Mestelán, que busca prohibir «en todo el territorio de la Provincia de Santa Cruz la instalación de Casinos, Bingos, Salas de Juego y/o espacios con máquinas tragamonedas y/o slots y toda otra sala de juegos de azar».

Para fundamentar el proyecto, la diputada argumentó: «Desde 2001 hemos visto en nuestra provincia la proliferación de Casinos y Salas de Juego con máquinas tragamonedas que no implicaron ningún beneficio para el Estado Provincial y en particular para los habitantes de nuestra provincia».

Además, señaló que según datos de la Asociación de Loterías, Quinielas y Casinos Estatales de Argentina (ALEA) en Santa Cruz hay instaladas 1456 máquinas tragamonedas en los casinos y salas de juego, lo cual ubica a la provincia en la 13° posición a nivel nacional. «Esto resulta alarmante en proporción a la población que habita nuestro suelo”, sostuvo Mestelán.

La diputada señaló que la relación costo/beneficio de esta actividad es totalmente desventajosa, tanto para el Gobierno como para los habitantes de Santa Cruz. Por un lado, destacó que «los aportes que estas salas de juego realizan a las arcas provinciales, mediante Ingresos Brutos y el aporte a LOAS es escasísima, en relación a las millonarias ganancias que se llevan de Santa Cruz». Por el otro lado, aseguró que las salas de juego en la provincia «han generado la estimulación de nuevas adicciones como la ludopatía, que ha destrozado familias y en particular a las personas que la padecen».

Ante todo este panorama, Mestelán señaló que sería más beneficioso si las empresas destinadas al juego se fueran de la provincia, para que el dinero que actualmente se invierte en esos lugares, se transforme en circulante destinado al consumo de bienes y servicios en cada localidad.

El proyecto presentado por la legisladora propone también «caducar las licencias y/o concesiones ya otorgadas al término de las mismas, no pudiendo ser renovadas bajo ningún concepto». La iniciativa exceptúa de esta prohibición a las rifas, tómbolas u otros juegos de azar que se realizan con fines benéficos y sin afán de lucro.

Compartinos: