CABA – “Ser legislador no significa estar sentado en una banca: es interpretar las necesidades de los vecinos”

Es vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y de la Junta De Interpretación y Reglamento, pertenece a las comisiones de Legislación el Trabajo y de Salud.

¿En qué consiste el proyecto que Ud. presentó para trabajadores/as?

Este proyecto tiene por objetivo la exención de pago de ingresos brutos de todos los trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en la Ciudad de Buenos Aires, tanto en la administración central como en los organismos descentralizados, en la Legislatura y en el Poder Judicial.

Primero porque la Ciudad establece anualmente en el presupuesto, exenciones a muchas profesiones liberales, por ejemplo, la abogacía. Y al mismo tiempo porque la Ciudad por cada 10 pesos que recauda, 7 provienen de ingresos brutos. Por lo tanto, por cada 10 pesos que le paga a un trabajador, 7 son de IB.

¿Cuál es el sentido entonces de que el Estado, que a estas personas las tiene en situación de flexibilización laboral, además con contrato que van de 26.000 a 76.000 pesos, les esté cobrando 3.100 pesos de Ingresos Brutos?

El Estado de la Ciudad debe incorporar a las exenciones impositivas que hace para las actividades profesionales, a quienes son contratados/as. Es una cuenta cero para el Estado porteño. Así que no tiene costo pero significa un ingreso para el trabajador. Capaz para alguno no es mucho, pero pregúntenle a estos trabajadores si no es significativo.

¿Qué tipo de trabajadores están en este régimen?

Por ejemplo todo el personal que ingresó en la pandemia, personal de enfermería, camilleros, personal técnico y administrativo, personal de cultura -que se desempeña en los teatros y en la radio y TV de la Ciudad-; personal de las escuelas, los cementerios y en las áreas productivas. En total son 17.000.

Ud. estuvo a cargo del Defensoría de la Ciudad, antes fue legislador y ahora nuevamente lo es. Cómo es la experiencia de trabajar en estos dos espacios?

La Defensoría del Pueblo es una institución extraordinaria. En Argentina es una creación del año ´88 : la Defensoría de la Nación. Pero luego se incorpora en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, en el año 1996. Proviene del derecho español. Se instituyó allí en la salida del régimen franquista y la razón de ser de la defensoría es la defensa de derechos y garantías constitucionales, en particular los derechos humanos. Con lo cual, acá englobas todos los derechos que están en la Constitución Nacional y de la Ciudad de Buenos aires. Es acción pura, es estar en la calle frente a los reclamos. Es muchas veces la judicialización de muchos de estos reclamos. Acción intercediendo ante el Estado y también ante el sector privado defendiendo los intereses de los vecinos/as. Y es un gran compromiso con los Derechos Humanos.

En la Legislatura es distinto el rol. Es un lugar donde compartís y construís de una manera colectiva, en el marco de la democracia, de acuerdo a las representatividades de las fuerzas políticas. Tenés que dialogar, consensuar, confrontar, fijar posiciones. Tenés que ser racional para que tus argumentos terminen concluyendo en la sanción de una ley o de una declaración. Fundamentalmente es la expresión de la sociedad en su conjunto que vota por diferentes fuerzas políticas. Nos da una responsabilidad al estar en cada banca y desde acá tenés que interpretar a la sociedad. Ser legislador no significa estar sentado en una banca. significa estar en la calle, visitar las villas, los barrios. Por ejemplo al barrio Santa Rita que no tiene una plaza. Interpretar las necesidades de los vecinos y promover que el Estado haga una plaza. Es salir a la calle, caminar, conocer los problemas y lograr que se sancionen las leyes y que se cumplan.

Deja una respuesta