La presidenta de la Comisión de Salud de la Legislatura porteña María Patricia Vischi (UCR-Evolución) presentó un proyecto que propone que la atención psicológica clínica sea considerada esencial, por ser parte del personal de la salud pública.

También sugiere que la Dirección de Salud Mental considere elaborar un protocolo de atención psicológica ante la evidente necesidad de atender trastornos, patologías y terapias que quedaron suspendidas y se vieron seriamente afectadas en muchos casos, teniendo en cuenta que ciertos tratamientos no es posible evaluar o dar un seguimiento por medios tecnológicos.

Si bien entiendo y comparto plenamente la importancia de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio que se están llevando adelante, es preocupante que no se haya incluido en forma expresa a la psicología clínica y de la salud en sus diferentes aplicaciones entre las actividades y servicios declarados esenciales en el Decreto 297/20 donde figura la salud pública, tanto en el sector estatal como privado. Estos profesionales pueden y deben hacer un aporte a la comunidad en las mejores condiciones, preservando la salud pública con las medidas protocolares correspondientes”, expresó Vischi.

Las autoridades de la Facultad de Psicología de la UBA también expresaron públicamente su preocupación ante este tema, siendo que el “Servicio de Atención Psicológica frente a la pandemia de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires”, brinda atención a distancia, todos los días de la semana, fueron observando que las consultas aumentaron y los cuadros clínicos se agravaron y complejizado, requiriendo intervenciones de mayor intensidad.

En los servicios de Salud Mental de los efectores de salud de la CABA, la atención se vio totalmente reducida a partir de la cuarentena, por dificultades propias de su funcionamiento por la pandemia y por el miedo de las personas de concurrir al hospital. En algunos casos los especialistas en estos trastornos, fueron afectados a sectores vinculados al COVID19, con lo cual la cantidad de turnos se ha reducido dramáticamente.

Asimismo la presidente de la Comisión de Salud, agregó: “Hoy preocupa fundamentalmente la cantidad de trastornos de la salud mental, producto de la pandemia y la cuarentena, que han precipitado la necesidad imperiosa de muchas personas de hacer una consulta con profesionales de la salud mental y es prioritario darles una solución”.