La diputada nacional y pre-candidata a renovar la banca por la provincia de Buenos Aires, Graciela Camaño, aseguró que rompió «todo vínculo» con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa. La ex referente del bloque massista aclaró que «desde lo personal uno nunca corta una relación».

«No tengo relación. Estamos en dos proyectos distintos: yo aspiro a que Lavagna sea Presidente, y él a que Alberto Fernández y Cristina Kirchner sean elegidos», explicó la dirigente opositora.

La legisladora nacional señaló que volvió a hablar con el tigrense luego del acuerdo del Frente Renovador con el Frente de Todos, pero que después prefirió alejarse. «Lo más conveniente es que cada uno se aboque y trabaje en lo suyo», dijo.

«Ahora no hablamos, pero sí después de la decisión que tomó, y no fue sólo una decisión de él, era algo que estaba ahí, daba vueltas en algunos dirigentes (que integraban en ese momento el fallido frente Alternativa Federal). Esto también fue lo que lo hizo dudar a Lavagna en cuanto a construirse su candidatura dentro de Alternativa Federal», agregó.

La actual diputada nacional decidió de esta manera terminar con el vínculo político con el líder del Frente Renovador, aunque aclaró que «desde lo personal uno nunca corta una relación».

«Yo le tengo mucho afecto a Sergio. Yo creo que esta decisión que tomó lo va a afectar a él, pero se va a ver con el tiempo si esto es así o cómo lo resuelve», precisó. Camaño, que hasta la ruptura era la jefa del bloque massista en la Cámara de Diputados, cerró el tema opinando que «a muchos dirigentes» les falta «el coraje de mirar el futuro».

Camaño abandonó el bloque del Frente Renovador, del que era presidente de bancada, luego del acuerdo opositor entre Massa y Alberto Fernández.

Compartinos: