El interbloque Cambiemos y el Bloque Justicialista comenzaron a alinear a sus legisladores de cara a la transición del 10 de diciembre, cuando inviertan los roles de oficialismo y oposición con la llegada de Alberto Fernández y de Cristina Fernández de Kirchner al Poder Ejecutivo.

Cambiemos ratificó la semana pasada su intención de mantenerse como interbloque, lo que le aseguraría, con la suma de algunos aliados como los peronistas Juan Carlos Romero y Carlos Reutemann y Lucila Crexell, que dejó el Movimiento Popular Neuquino, una treintena de senadores.

Ayer por la tarde 06/11 volvieron a reunirse, pero solamente los integrantes del PRO, entre los que se contaban la porteña Guadalupe Tagliaferri, electa por la mayoría el 27 de octubre, para ratificar su rol opositor.

A través de un comunicado de prensa, los senadores macristas señalaron que desempeñarán «un papel de oposición constructiva, tal cual lo planteó el presidente Mauricio Macri».

El peronismo, en tanto, mantuvo una reunión informal anoche y acordó convocar a un plenario del bloque que encabeza el cordobés Carlos Caserio para el próximo martes por la tarde.

La idea es que al encuentro asistan los senadores del Bloque Justicialista, solamente, lo que dejará afuera a quienes se alinean desde hace cuatro años bajo la conducción de Cristina Fernández de Kirchner, vicepresidenta electa, en el Bloque del Frente para la Victoria.

Los legisladores que se consideran a sí mismos como «albertistas» iniciaron una pulseada para resolver, en principio, dos cuestiones que no serán menores desde el 10 de diciembre.

En primer lugar, si el futuro oficialismo convivirá como interbloque o como bloque. En segundo, quién conducirá a esos senadores.

Compartinos: