Capital: tensa interna entre la UCR nacional y el PRO

El jefe del radicalismo se lo dijo a la cúpula porteña. El macrismo no acepta al embajador como candidato.

Capital: la UCR nacional apoya a Lousteau y tensa la interna con el PRO

Reunión entre el jefe nacional de la UCR, José Corral, y autoridades del radicalismo de la Ciudad.

José Corral, jefe del Comité Nacional, visitó a la cúpula de la UCR porteña y avaló condicionar la conformación de Cambiemos en Capital a que el macrismo le levante el veto a Martín Lousteau.

Así, agregó otro granito de arena a la tensión en el distrito entre principales socios de la alianza oficialista, contrariamente a lo que sucede a nivel nacional, donde empujan una estrategia electoral conjunta.

La candidatura a diputado del embajador en Estados Unidos es la carta brava del radicalismo en octubre, para catapultarlo hacia la disputa de fondo del 2019, por la Jefatura de Gobierno. Y su primera línea está dispuesta a volver a enfrentar al PRO si esa fuerza insiste en negarse a que Lousteau vaya a internas dentro de Cambiemos.

En 2015, desde el frente ECO (donde también confluyeron socialistas y Coalición Cívica de Elisa Carrió), Lousteau le planteó dura batalla en el balotaje a Horacio Rodríguez Larreta. Ahora, el jefe de Gobierno consiguió el apoyo de Mauricio Macri para frenar otro embate de su embajador: el propio Presidente pidió en diciembre a Lousteau que no compita en octubre.

Fuentes de la UCR aseguran que el ex ministro de Economía K, lejos de desistir, aún evalúa renunciar a su cargo y lanzar su candidatura. La semana próxima estará en el país por breve licencia (acompañará a su esposa, actriz Carla Peterson, que rodará una película) y analizará la situación, aunque no se definirá hasta saber si Carrió va de candidata en el distrito, como pretende Larreta.

Divergencias en la Ciudad hicieron ruido en la cena que el Presidente ofreció la semana en Olivos a primeras líneas del PRO y UCR. Corral reveló a sus interlocutores en el Comité Capital que interrumpió en aquella comida al vicejefe porteño, Diego Santilli, cuando informó que negociaciones con el radicalismo en la Ciudad se mantenían con el ex intendente Facundo Suárez Lastra, funcionario del Ministerio del Interior. El jefe partidario aclaró que autoridades partidarias son otras y no tienen la misma postura.

Suárez Lastra, como Jesús Rodríguez, se encolumnan con Ernesto Sanz, dirigente radical más cercano a Macri. La cúpula del radicalismo porteño se recuesta en otro “histórico”, Enrique Nosiglia, que bendice posiciones de mayor autonomía.

A Corral lo escuchaba el hijo del “Coti”, Juan Nosiglia, legislador porteño y secretario del Comité Nacional, así como el jefe de la UCR de la Capital, Emiliano Yacobitti, ex titular de la Cámara de Diputados, Rafael Pascual, y ex concejal Víctor Hugo Salazar, entre otros.

El jefe partidario fue al encuentro con el respaldo del diálogo fluido que mantiene con ocupantes de Casa Rosada, pero en medio de la presión de Macri para que deje el municipio de Santa Fe y enfrente a sus aliados socialistas como primer candidato a diputado.

El macrismo no disimula su intrasigencia hacia Lousteau. Y esgrime un argumento que el propio radicalismo defiende en tres provincias que gobierna: primacía de mandatarios para fijar estrategia local. Acá, la palabra final la tendría Larreta. Otra justificación es que en 2017 no se pone en juego el futuro de la Ciudad, sino respaldo popular a la gestión presidencial. Así, buscan nacionalizar la campaña.

En la mesa política del PRO, que Larreta y Santilli comparten con sus ministros Felipe Miguel, Eduardo Machiavelli y Bruno Screnci, más legisladores Francisco Quintana y Carmen Polledo, se analizan tres opciones para octubre: que Carrió encabece su boleta; colar a una figura “nueva” como Andy Freire, ministro de Modernización; y si Lousteau se presenta, Santilli dejaría el gobierno para enfrentarlo.

Deja una respuesta