Luego de conocerse los primeros resultados y de confirmarse la irremediable derrota de Juntos por el Cambio, el búnker oficialista ardió en llamas y la diputada Elisa Carrió, quien impulsara desde el comienzo la alianza entre el PRO y la UCR luego de las PASO de 2015, se despachó con Durán Barba y le dijo: «Andate de acá que vos viniste a ganar elecciones y perdiste, ahora vamos a hablar de política», justo antes de una reunión improvisada en aquél espacio la noche pasada.

El desánimo del gabinete se transmitió a los grupos de chats de funcionarios, que no pueden entender cómo no pudieron anticipar una derrota tan abultada, con la experiencia que había acumulado el PRO en campañas electorales. Algunos militantes, en ese sentido, ya dicen que no quieren fiscalizar más.

El presidente y candidato a la reelección Mauricio Macri, como consecuencia, debió convocar a una reunión de gabinete de emergencia tras el caos en el que se convirtió el Gobierno tras la inesperada paliza que recibió de parte de Alberto Fernández.

Marcos Peña y Jaime Durán Barba fueron los más apuntados por el resto del oficialismo, que los acusa de no haber anticipado una diferencia de votos tan grande como la que padeció el presidente en las primarias de este domingo.

Al jefe de gabinete, que fue recriminado en Costa Salguero por varios de sus subordinados, lo señalan por haber cometido un error «grosero» al mostrar encuestas internas que lo daban a Macri a sólo tres puntos de Fernández, una diferencia que repetían en la Rosada incluso luego del cierre de la votación, antes que se difundieran los datos oficiales.

Peña encabezó la estrategia nacional de Juntos por el Cambio y fue durante los cuatro años de mandato de Macri el hombre más poderoso del gobierno. Su relación con María Eugenia Vidal parece no tener retorno: la gobernadora lo acusa de haberle bloqueado la estrategia de desdoblar las elecciones bonaerenses. Vidal fue pegada a la boleta de Macri y perdió por 17 puntos con Axel Kicillof, que hasta hace un par de meses no era siquiera candidato.

«Quemamos a la política con mejor imagen del país», se lamentaban en el gabinete esta noche.

 

Compartinos: