La diputada nacional de Cambiemos Elisa Carrió ya definió que no será candidata en 2019 y tiene preparados los papeles para iniciar el trámite jubilatorio, por lo que podría concluir anticipadamente su banca en la Cámara baja.

“Ya tiene todos los papeles preparados pero no los firmó. Los firmará cuando quiera y a partir de entonces le va a salir la jubilación entre seis meses y un año después”, señalaron fuentes de su entorno.

“Es como un divorcio. Sabés que te vas a divorciar pero no sabés cuándo”, fue la metáfora que utilizó Carrió ante sus colegas en las últimas horas, para evitar dar precisiones sobre el momento del retiro, o al menos, de su alejamiento de Cambiemos.

En otra de sus filosas declaraciones y en el marco del Congreso Federal de la Coalición Cívica, la fundadora de Cambiemos había anticipado su decisión de jubilarse cuando en su discurso disparó contra el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, quien había reivindicado la “rosca política” como parte de los acuerdos entre los bloques en el Congreso.

Compartinos: