La diputada nacional Elisa Carrió tuvo que salir a poner paños fríos luego de declarar que “había perdido la confianza en el presidente” por criticas al accionar del gobierno en la justicia. Una vez más, la referente del ARI presiona a Mauricio Macri por su relación con Daniel Angelici.

Carrió volvió a cuestionar al presidente por sus vínculos con Angelici (apuntado desde el inicio de su mandato como su supuesto operador judicial), por el desplazamiento de tres funcionarios claves de la AFIP.

La diputada nacional advirtió que no romperá la coalición electoral que integra desde 2015. “No se preocupen, no voy a romper Cambiemos. Pero hay cosas en materia de justicia que tienen que cambiar. La impunidad no es negociable”, escribió en su Twitter.

Carrió puso una vez más al gobierno entre la espada y la pared, el enojo actual se suma a la negativa reciente a la titularidad de la Bicameral del Ministerio Público Fiscal. La chaqueña advirtió “el presidente esta dentro de la linea de fuego, es Angelici o yo”.

 

Compartinos: