Carrió pidio que «la Justicia preserve la necesaria independencia del Banco Nacional de Datos Genéticos» de una «nueva infamia» del kirchnerismo

La diputada nacional y candidata a renovar su banca Elisa Carrió (UNEN – CABA) se refirió a la polémica por la mudanza del Banco de Datos Genéticos. Al respecto aseveró que «el Gobierno parece preparar una nueva infamia y por eso la sociedad tiene que estar alerta».

En ese sentido aseguró que «estamos ante un nuevo intento de manipular datos genéticos al servicio de un Gobierno que persigue fines inconfesables para incrementar el maltrato y la persecución de supuestas víctimas violando derechos humanos que tienen jerarquía constitucional como el tratado contra la tortura previsto en el Artículo 75 inciso 22». Y agregó que «en esos términos corresponde iniciar acciones nacionales e internacionales para evitar tamaña crueldad».

Asimismo, la referente de la coalición porteña indicó que  «la sanción de la ley del Banco de Datos Genéticos que comenzó con un escándalo en 2006, viola el derecho de personas que buscan su identidad y que no son hijos de desaparecidos y que de esta manera deberán recurrir a bancos privados convirtiendo esto en un enorme negociado, tal como quedó claro en el debate parlamentario de ese año».

Deja una respuesta