Carrió y Solanas respaldan DNU de Macri y afirman que el Gobierno busca «concentrar medios sometidos a sus designios»

Los diputados nacionales Fernando Solanas y Elisa Carrió se manifestaron a favor del decreto que ayer promulgó el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri que estipula que la creación de un fuero especial para atender los asuntos correspondientes a la libertad de expresión en medios periodísticos, frente a rumores de eventuales censuras venideras por parte del Poder Ejecutivo Nacional.

 Los legisladores, unidos en una alianza que sellada a mediados de abril, comunicaron que «el Gobierno nacional pretende dar un paso más en el proceso de concentrar medios de comunicación directamente sometidos a sus designios y cómplices con el proceso de saqueo del patrimonio público que realiza».

 Además de Solanas y Carrió, la misiva de prensa fue rubricada por Julio Raffo, Fernando Sánchez, Rocío Sánchez Andía y Maximiliano Ferraro.

 En sintonía, contextualizaron la necesidad de la herramienta que ayer presentó Macri en que “la libertad de expresión está gravemente amenazada y a punto de ser aniquilada”. Destacaron que el reciente DNU tiene “contenidos acordes con la tutela incondicional que requiere la libertad de expresión e imprenta (artículo 13 de San José de Costa Rica, artículo 32 de la Constitución Nacional y 47 de la CN de la Ciudad de Buenos Aires)».

 Sin embargo, a pesar de coincidir en los fundamentos, indicaron su disconformidad con que la vía haya sido un decreto: «deploramos que el camino elegido no haya sido el procedimiento regular que la Constitución de la Ciudad prevee para la leyes, hubiese sido adecuado que Macri envíe una Ley y no un DNU».

 «Por todo ello, y más allá de las diferencias que separan a los distintos pensamientos opositores entre sí y, eventualmente, con la línea editorial de Canal 13, convocamos a la ciudadanía para que, en este caso y en todos los casos en los cuáles se presenten amenazas análogas, a defender incondicionalmente la libertad de expresión que es esencial para el normal funcionamiento del Estado de derecho y de las instituciones republicanas».

 Explicaron que el Gobierno Nacional, en referencia al Grupo Vila Manzano y al empresario Cristóbal López, «ha concentrado en manos amigas -o de socios de recursos malhabidos- radios, canales y diarios configurando una inmensa red monopólica de propaganda oficialista que es sostenida con la pauta publicitaria oficial”.

 Pareciera ser que la alarma que disparó este DNU fueron las declaraciones del periodista de Canal 13 Jorge Lanata, quien el domingo por la noche advirtió que el Gobierno Nacional tendría intenciones de censurarlo sacándolo del aire. Frente a ese rumor, Macri afirmó que “nuestra Presidenta quiere que no haya más prensa libre”.

 Los constituyentes detallaron que esa presión sobre Grupo Clarín podría venir con la aplicación de la ley del Mercado de Capitales “para intervenir y silenciar al Canal 13″, al que calificaron como unos de los pocos que no se ha dejado dominar por el poderío kirchnerista.

 Detallaron: «El artículo 20 de la Ley 26.831 fue severamente criticado por cuanto mediante el mismo se otorgó a la CNV las facultades de designar veedores con facultad de vetar resoluciones adoptadas por el órgano de administración y el separar al órgano de administración por un plazo de 180 días cuando, a su criterio, fueren vulnerados los intereses de los accionistas».

 Al respecto afirmaron en un comunicado de prensa que «esta norma no estaba previsto en la redacción presentada por el Poder Ejecutivo Nacional, ni fue discutido en las sesiones de las Comisiones de Finanzas, y Presupuesto y Hacienda, fue introducida irregularmente por la mayoría oficialista en el Senado, generando su rechazo por parte de la oposición al partido gobernante».

Deja una respuesta