Caso Alperovich| Elevan a juicio oral la causa por abuso sexual

En la jornada de este viernes la Justicia elevó a juicio oral la causa en la que el ex senador y gobernador de Tucumán, José Alperovich, a quien se lo acusa de abuso sexual contra su sobrina, una joven que trabajaba como su asistente y que en 2019 lo denunció por distintos hechos que, según el expediente, se habrían producido en Tucumán y en un departamento de Puerto Madero.

Los hechos

A fines de 2019, la sobrina del por entonces senador nacional presentó una denuncia por violación sexual contra el ex gobernador de Tucumán en los tribunales locales y en la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), en Buenos Aires, solicitó a la Justicia que se le asigne custodia policial.

La joven, de 29 años, escribió una carta abierta, donde contó los abusos que sufrió durante más de un año.

«No escribo para convencer a nadie de nada. Estoy aquí contra la opresión del silencio y por la necesidad de recuperar mi vida, de sanar llamando a las cosas como son, sin suavizarlas ni teñirlas, poniéndole al monstruo nombre y apellido. Cuando no le ponés nombre, no existe», dice la carta

«El mío se llama José Jorge Alperovich, mi tío segundo y jefe, por quien fui violentada sexual, física y psicológicamente desde diciembre del 2017 hasta mayo de 2019. Durante un año y medio sufrí violaciones a mi integridad física y sexual. El avasallamiento fue demoledor. Tanto que ni siquiera pude ponerlo en palabras. Él oscilaba libre y cómodamente en los tres escenarios ante los que me posicionaba: el familiar, el laboral y el del horror de la intimidad que me forzaba a vivir con él», relató.

«No quería que me besara. Lo hacía igual. No quería que me manoseara. Lo hacía igual. No quería que me penetrara. Lo hacía igual. Inmovilizada y paralizada, mirando las habitaciones, esperando que todo termine, que el tiempo corra. Ya saldría de ahí y estaría en mi casa, ya habría más gente alrededor, ya el disimulo y el trabajo lo iban a alejar de mí», denunció.

La joven escribió: «La sensación de que nunca nadie iba a salvarme, de que no iba a haber una interrupción o algo que me sacara de esos lugares. Era expresamente su voluntad. Yo no podía salir sola del encierro porque sabía que tras la primera puerta había caseros, y policías y custodios armados. Todos sabiendo lo que estaba pasando adentro y cuidando las fronteras de él».

«Estaba completamente atrapada», manifestó la joven en su escrito.

La Causa

En diciembre de 2020, los fiscales Santiago Vismara, de la fiscalía Criminal y Correccional 10 de la Capital Federal, y Mariela Labozzetta, de Ufem, elevaron un pedido de indagatoria. En diciembre de 2021 lo reiteraron, en ocasión de haber ampliado la acusación. En marzo de este año, volvieron a solicitar que se lo convocara.

Inicialmente, la causa se tramitó en el fuero criminal y correccional de la Ciudad de Buenos Aires y en la Justicia tucumana, porque la denuncia había sido radicada en ambas jurisdicciones. Sin embargo, en mayo de 2021 la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió que todos los hechos debían ser investigados por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 35 de la Ciudad de Buenos Aires, en línea con lo que había dictaminado el procurador General interino, Eduardo Casal.

En diciembre de 2021, Vismara y Labozzetta, en base a los elementos y pruebas recolectadas, ampliaron la acusación contra el imputado y requirieron que se lo llame a indagatoria por otros seis hechos que presuntamente tuvieron lugar durante 2018 en Tucumán.

Finalmente, La elevación a juicio oral -algo que el Ministerio Público Fiscal requirió en junio de este año- sobrevino luego de que la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional rechazara planteos realizados por la defensa para evitar la calusura de la instrucción.

En el sorteo, la causa recayó en el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 29, por lo que en el debate intervendrá el fiscal de juicio Sandro Abraldes.

La Declaracion de Alperovich

En abril de este año el exfuncionario cumplió con la declaración indagatoria a través de la plataforma Zoom, tras el tercer pedido realizado por los fiscales, donde negó responsabilidad en esos hechos.

En la audiencia, que duró alrededor de una hora y media, Alperovich negó los hechos que se le imputan, vinculados al abuso sexual de su sobrina segunda y excolaboradora y se negó a responder preguntas.

(video gentileza La Nación)

Vale recordar que el funcionario finalizó su mandato el 10 de diciembre de 2021 y recién entonces perdió los fueros parlamentarios.

Cuando sale a la luz la denuncia (a fines de 2019) Alperovich, que recién se sumaba al bloque kirchnerista en el Senado, a tomarse una licencia hasta el final de su mandato. Nunca renunció a su banca ni lo expulsaron de su espacio político.