Articulos

/Articulos

Hacia una escuela más democrática:Desafíos y oportunidades de la Ley de atención integral ante la conflictividad social en la escuela

Por Florencia García Long SAM_1936

Según datos arrojados por UNICEF (2011) en un estudio realizado con alumnos, docentes y directivos de escuelas secundarias, públicas y privadas, del Área Metropolitana de Buenos Aires, dos de cada tres alumnos expresaron tener conocimiento de situaciones constantes o frecuentes de humillación, hostigamiento o ridiculización en clase. Al menos dos de cada diez alumnos mostraron preocupación por sufrir ese tipo de situaciones en la escuela. Desde la perspectiva de los directores, estas cifras siguen siendo alarmantes: más del 60% de los directores afirmaron que han observado agresión física entre alumnos en una o más ocasiones.

Al consultar a los directores sobre su conocimiento de la existencia de programas específicos, ya sean de ejecución nacional o jurisdiccional, destinados a abordar los problemas de violencia o de convivencia en el ámbito escolar, seis de cada diez directivos consultados expresaron desconocimiento acerca de los mismos[1]

Este desconocimiento evidencia la brecha existente entre los recursos disponibles y la incorporación de los mismos a los ámbitos concretos. Esta situación pone de relieve la importancia de generar esfuerzos para tender puentes más sólidos entre la necesidad de acompañamiento a las escuelas y las acciones que se promueven desde distintos ámbitos de decisión para atenderlas.

Estos datos cobran especial relevancia cuando en el Senado de la Nación se está tratando el proyecto de “Ley de atención integral ante la conflictividad social en la escuela”.

Desde la Fundación Cambio Democrático, celebramos esta iniciativa y consideramos que es un escenario oportuno para que desde el diálogo político se construyan consensos sobre cómo atender de manera más efectiva esta problemática. No hay que perder de vista que difícilmente una escuela pueda cumplir de modo cabal su función educativa, de brindar una enseñanza de calidad, si sus miembros, no sienten es un ámbito de pertenencia, de cuidado, de respeto, y de libertad.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en esta década habrá más adolescentes (con edades de 10 a 19 años) viviendo en el mundo que en cualquier época pasada. Una gran proporción vivirá en Latinoamérica y el Caribe. Estos jóvenes pueden convertirse en una oportunidad para el cambio y la renovación de sus países, sólo si los gobiernos, las comunidades y las familias, cuentan con la capacidad de desarrollar el potencial humano de esta generación. En esta tarea, las instituciones educativas tienen el desafío de desempeñar un papel protagónico en este escenario de cambio.

Implementar políticas educativas de construcción de ciudadanía sensibles a la conflictividad escolar y que atiendan a la diversidad de contextos y realidades, implica implementar, con todos los actores involucrados, estrategias de intervención legítimas y sostenibles en el tiempo. Los docentes, los alumnos, los equipos directivos, las familias y la comunidad en su conjunto, deben responsabilizarse por la construcción de los escenarios de convivencia deseables, y en este sentido, los adultos, debemos ser los primeros en apropiarnos de estas prácticas y estos discursos. Sino, corremos el riesgo de reproducir dentro del ámbito escolar el “haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago” y conocemos las consecuencias de estas disociación.

Los estudios sobre la conflictividad escolar y la prevención de la violencia en las escuelas comenzaron hace más de treinta años, principalmente en los países escandinavos. Los ámbitos de investigación sobre esta problemática temática fueron expandiéndose hacia distintas regiones con contextos diversos, y de la mano de la indagación comenzaron a implementarse metodologías para abordarla. Buena parte de estos dispositivos se enfocaron en la implementación de programas de desarrollo de habilidades sociales en los alumnos y de herramientas para la resolución de conflictos (como es el caso de los programas de mediación escolar o la mediación entre pares, tan populares en nuestra región). Sin duda, promover espacios de enseñanza para desarrollar estas habilidades es clave, pero también resulta de gran relevancia promover procesos de transformación de la cultura institucional en la que un proyecto de prevención de conflictos escolares, se enmarca.

En un auténtico llamado a la reflexión, Karl Popper, sostiene que para educar a los niños en la no violencia la condición primera es que la propia educación se inspire en principios, reglas y métodos de la no violencia: la educación en la no violencia empieza en la no violencia de la educación. En esta dirección, es que consideramos que las estrategias educativas para trabajar con la convivencia en la escuela, deben desarrollarse en dos dimensiones: en el desarrollo de habilidades de los miembros de la comunidad educativa, y en el abordaje de la propia dinámica de la institución escolar.

El riesgo de no trabajar en estas dos dimensiones, puede generar en los alumnos situaciones paradójicas, en donde se enfrentan con dobles discursos. La brecha entre el decir y el hacer, entre lo que se predica y lo que se hace, se profundiza, y pierden sentido los esfuerzos para promover transformaciones reales. Por este motivo, es tan necesario transformar las prácticas políticas de la escuela, haciéndolas más participativas, incluyentes y democráticas. Para esto, es tan importante contar con marcos legales robustos, como con dispositivos que logren permear la cultura institucional y dar respuestas a las necesidades reales de nuestras escuelas, haciéndose carne en las prácticas cotidianas.

“De las anónimas gentes, de las sufridas gentes, explotadas gentes, aprendí que la paz es fundamental, indispensable. Pero la paz implica luchar por ella. La paz se cría, se fortalece en y por la superación de realidades sociales perversas. La paz se construye en la construcción incesante de la justicia social”. Palabras de Paulo Freire al recibir el premio “Educación para la paz” de la Unesco, Paris, 1986.

[1] Para mas información se puede consultar la publicación “clima, conflicto y violencia en escuelas” disponible en http://www.unicef.org/argentina/spanish/clima_conflicto_violencia_escuelas.pdf

 
Coordinadora del Programa Educación
Fundación Cambio Democrático

www.cambiodemocratico.org

Compartinos:
4 julio, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

PASO: Voto a los 16, manipulación política o ampliación de la ciudadanía

Por Lic. Gustavo Damián Gonzalez

Todos hablan de las elecciones, de las PASO, pero que son?…como se implementan?…El voto a los 16.

Voto a los 16
En el 2012 el oficialismo propuso reducir el sufragio de 18 a 16 años, para esta franja etaria el voto será optativo. Esto abrió un debate en torno a su necesidad, conveniencia y pertinencia futura.
En la historia de la participación ciudadana, toda ampliación de ciudadanía y cambios importantes en el sistema representativo han generado voces disonantes, y desde diversos lugares, se explicitaron temores en la ampliación electoral. Desde la teoría política, la limitación del voto ha sido una constante. Muchos han sido los que pusieron reparos ante la “tiranía de las mayorías”; los no propietarios, los analfabetos, los solteros, las mujeres, etc. han sido limitados del voto por diversos motivos. Su apertura no se inscribe a corriente ideológica alguna, ya que existen defensores y detractores tanto en la izquierda como en la derecha, esto dependió del momento y lugar.
Introducirnos en estos temas, es discutir nada menos que nuestra democracia representativa y los límites de ella. Tema que cobró un largo debate en el siglo XIX y XX, tanto en la teoría (Bentham, James Mill, Stuart Mill, Shumpeter, y otros) como en la propia praxis y en la lucha por la ampliación del sufragio.
La propia concepción de democracia supone dinamismo, estar en transformación es su condición natural, y esto, sin dudas, genera conflictos. La búsqueda de la ampliación del voto nos lleva necesariamente a discutir los límites de la democracia, quienes tienen derecho electoral y son sujetos del demos.

 

Sobre la ampliación de la ciudadanía.
Algunos aportes al debate.

Salvo alguna excepción, todos los gobiernos del mundo que buscan modificar el sistema electoral, o ampliar la base electoral, lo hacen sobre la presunción de considerar que tal modificación trae beneficios selectivos a quienes la aprueban. El gobierno nacional argentino, está convencido que la franja etária más joven tiene una fuerte afinidad al oficialismo, por ello ha puesto en discusión, mediante un proyecto de ley, la posibilidad de que los ciudadanos a partir de 16 años puedan votar.
En el marco del terreno normativo y de ampliación de derechos, la discusión no debe plantearse en términos coyunturales, y si estos son los planos, debe saberse que en temas electorales lo que hoy beneficia, mañana puede perjudicar, porque el humor político de una Nación es cambiante, y si las reglas se mantienen intactas, los actores sociales (representados y/o representantes) pueden modificar las conductas.
No quedan dudas que el gobierno argentino ve a esta medida como beneficiosa en el corto plazo, por eso tiene una estrategia de intromisión de sus agrupaciones en el ámbito escolar. Ya es conocida la política deliberada para captar a este electorado, pero el sólo reconocimiento de nuestra finitud, que todo tiene plazo perecedero y que el ánimo electoral puede modificarse, debe inscribirse a esta discusión en un plano superior.
Toda incorporación a la vida política de nuevos ciudadanos/as es una buena noticia, que se relaciona con las luchas por los derecho electorales, y los argumentos deben sostenerse prescindiendo de quien la esgrime, la apoya o quien proponga la iniciativa, hacerlo sería correr en el sentido de una democracia embrionaria.

607218
Estas medidas trascienden nuestra propia existencia y por ello nos obliga a tener miradas superadoras al presente. La especulación electoral es un dato de la realidad, esto ocurrió con el sufragio obligatorio o el voto de la mujer. No hay dudas que en ambo casos hubo especulación. En el caso de la ley Sáenz Peña, los conservadores buscaban ampliar la legitimidad electoral, convencidos que la presión de sus estancieros sería suficiente para sostenerse en el poder. En el voto femenino, la ampliación electoral traería beneficios al partido de gobierno que la aprobara. No obstante, en el largo plazo, todos nos vimos beneficiados con la incorporación electoral de una masa de la ciudadanía, que hasta el momento no podía participar en el terreno electoral. Nadie en Argentina, desde ninguna postura ideológica, propuso quitar esos derechos y obligaciones por considerarlos un retroceso a nuestro sistema democrático.
Desde diversos lugares siempre se ha buscado matizar el sufragio universal, en alguna etapa, el voto de los propietarios, de los casados y de los mayores se justificaba desde un mismo plano; los no propietarios, los solteros y los menores no tienen responsabilidad, ni nada para perder, también se consideraba que desconocen los mínimos datos de la economía, por lo tanto se lo excluía del voto. La exclusión de los analfabetos tenía una connotación cultural elitista, de allí el voto que el voto censitario sería un freno lógico al “avance demagógico”. Paradojicamente la exclusión de la mujer se producía por inclusión, el argumento aquí era que el voto del hombre de la casa incluía al de su mujer, entonces no tenía sentido alguno que ella se molestara a la mesa electoral . En España incluso se pensaba que la mujer era más influenciada por la iglesia, por ello, hasta algunos partidos de izquierda se oponían a su incorporación.
Las voces que se alzan en contra del voto de los 16 años, aducen que éstos podrían ser producto de la manipulación. En rigor de verdad, en nuestro país no existe una diferencia etaria en el comportamiento electoral, esto es, nada indica que el sufragio de un joven de 17 años se diferencie de alguien de 42 o de 55 años. Los estudios electorales muestran que en Argentina, la base socioeconómica del electorado tiene un impacto central en el proceso de toma de decisiones, mientras que no se observan grandes variaciones en franjas de edades. Tampoco se sostiene el argumento que los jóvenes son manipulados de manera más sencilla que los adultos, no existen datos empíricos, ni estudios serios que así lo indiquen.
Otros argumentos sostienen que la penetración del partido de gobierno en las escuelas tiene un impacto directo en el resultado electoral próximo. Estas posiciones, una vez más coloca al joven en un lugar de sujeto manipulable, acrítico o irracional. Las diversas expresiones juveniles en música, pintura, ONG, partidos políticos, sindicatos, movimientos sociales, etc.; indican justamente los contrario. Hay que tener en cuenta que los inscriptos para votar de esa edad no superan los 700.000 votantes, aproximadamente un 3% de los electores, es decir que el impacto final será nulo.
Un tercer argumento en contra, es la etapa madurativa de los jóvenes. La obligatoriedad a los 18 años se aprobó en el año 1912, los jóvenes de antaño no tienen las mismas características que los actuales y la información a la que acceden tampoco son comparables. Por otro lado, la subestimación del joven no es novedosa, ya Hipócrates, en el siglo V antes de Cristo decía que “Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza ninguna para lo porvenir”.
El artículo 12 del Código Nacional Electoral, vigente desde 1972, establece ciertas exenciones de los sufragantes. Aunque todo elector tiene el deber de votar, quedan exentos ciertos funcionarios públicos y empleados en cumplimiento de un deber público, los enfermos, quienes estén a más de 500 km. del lugar donde votan y los mayores de setenta años. La obligatoriedad del voto tiene rango constitucional desde la reforma de 1994, cuando ya existía la exención de mayores de 70, pero no la de menores de 18. Por otro lado, el espíritu de la exención de los mayores de 70 es distinto al esgrimido en el caso jóvenes de entre 16 y 18, por esto (y por el mismo debate de 1912, sobre la ampliación de la ciudadanía) recomendamos la obligatoriedad del mismo.
Existen países que han adoptado esta medida y no han encontrado nada perjudicial en ella, Austria, Eslovenia y Chipre ya lo implementaron, en algunos Estado alemanes también, como en cantones suizos y comunas noruegas, Inglaterra y España la están discutiendo. En América Latina; Nicaragua, Ecuador, Cuba y Brasil los ciudadanos votan desde los 16, en Chile y Uruguay se está debatiendo este tema y en Irán se vota desde los 15. Ninguno de los países citados está evaluando la rectificación de la medida.
No resulta menos cierto, que la ampliación de la ciudadanía, abre debates a nuevos derechos y obligaciones de los jóvenes. No debemos, en este sentido cerrar las puertas a estas posibilidades. Nuevos derechos sociales, económicos, y culturales requieren ser atendidos en una sociedad pluralista, que busca ser más democrática. Las democracias modernas no pueden funcionar bajo niveles de desigualdad tan profundas y eso debe ser revisado de manera urgente.
Por tanto, resulta necesario un debate franco de ideas en torno a la ampliación del derecho electoral, no desde la coyuntura, que no es buena consejera en estos casos y resulta inconducente. Toda ampliación de la ciudadanía reviste un carácter de democratización del sistema e inclusión de los jóvenes, quienes en muchas oportunidades son víctimas del mundo adulto, pero en pocas oportunidades se les pide opinión.
Incorporarlos al mundo político es incluirlos, es confiar en ellos como sujetos críticos y participativos. En una democracia que busca consolidar sus bases de sustentación, que necesita rediscutirse de manera permanente, el derecho electoral debe acompañar a un proceso más amplio y complejo, en donde la democracia no se conforme con un mero acto eleccionario, sino que sea una democracia participativa con compromiso social.

Voto 16 131 afirmativo

Reflexiones finales.
Las actuales democracias en América Latina obligan a constantes replanteos, luego de la recuperación democrática de los ochenta, la agenda política a virado de una consolidación democrática, cuyo objetivo era sostenerse en el tiempo, a una mejora en la calidad de sus instituciones y nuevas formas de participación.
Un Estado que contemple a los adolescentes en nuevas formas de participación política, que no se limiten al mero acto electoral, resulta necesario en las nuevas formas de representación. Incorporarlos como sujetos activos del sistema electoral, resulta un avance en la vida política de un pueblo, y esto requiere un esfuerzo conciente del mundo adulto.
La base de la ampliación política es un prerrequisito de la mejora del sistema democrático, este, debe ir acompañado con formas reales y más efectivas de participación e incidencia en la vida política.
Resulta saludable que varios países del mundo discutan el modo de implementar el sufragio y la incorporación de nuevos sujetos sociales, pero es necesario que no sea sujeto a especulaciones coyunturales, porque esto, sería contrario a la calidad democrática.

 

Compartinos:
2 julio, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Siete semanas y media

Por Marcelo Ramal

El Frente de Izquierda completó la inscripción de listas en la abrumadora mayoría del país -diecinueve provincias, que reúnen más del 80% del padrón electoral. La batalla por ingresar al Congreso se concentrá fuertemente en Capital (Altamira), Buenos Aires (Pitrola), Córdoba (Liliana Olivero) y Salta (Pablo López), y también en la lucha por ingresar a la Legislatura bonaerense (C. Castillo) y a la Legislatura porteña (Ramal). Transición política El cierre de listas ha dejado un cuadro político donde predomina una ambigüedad interesada. La inscripción de la lista de Massa viene al caso, porque encubre con figuras conocidas (Gianola, Mirta Tundis) a los que cortan realmente el bacalao -los intendentes de la especulación inmobiliaria, los candidato! s del macrismo y el de la UIA, De Mendiguren. El personal de Techint, que acompañó a Duhalde primero y a los K después, se pasa al ‘poskirchnerismo’. Se anota incluso una parte de la burocracia sindical de la CGT de Caló. En su primer reportaje, Massa apoyó el blanqueo de capitales y los “cedines”, o sea, las medidas que buscan tender un puente a la devaluación y a un nuevo endeudamiento internacional.

El principal candidato del gobierno -Insaurralde, de Lomas de Zamora- es un clon de Massa, ligado a los privatizadores y a la patria contratista e inmobiliaria del conurbano. Muy atrás quedaron los “unidos y organizados”. Scioli se quedó con los K con el pretexto de evitar lo que llamó un derrumbe institucional. La verdad es que no quiere que algún otro gobernador K lo desplace de la puja con Massa, Macri y De la Sota para 2015. La lista de estos nombres muestra el grado de derr! umbe del ‘proyecto eterno’. A la eternidad se llega en un instante. El campo centroizquierdista es el más mentiroso de todos, porque cualquiera sea el desenlace de la interna, el resultado será una lista poblada de devaluadores y banqueros.

Hasta Donda habla de ‘desfasaje cambiario’, muy suelta de cuerpo. Binner, después de todo, quiere un dólar más alto para los sojeros. El turno de agosto La manipulación es fabulosa. Massa reivindica el fallo Badaro, mientras apoya cedines, blanqueos y devaluaciones. Solanas y Carrió apoyan una interna que tiene condimentos para todos los gustos, pero que deben confluir en una ensalada única. Carrió se presenta como la Juana de Arco contra la corrupción al lado del asesor del megacanje de De la Rúa, el JP Morgan Prat Gay -un monumento a la corrupción, porque subió la deuda externa un 20% en un abrir y cerrar de ojos. En una escala desc! endiente aparecen también los viudos del centroizquierda -Lozano y Bodart- con la esperanza de embolsar un porcentaje del voto que tiende cada vez más hacia la izquierda clasista. El ‘asambleísta’ Luis Zamora no ha reunido lo necesario para un cenáculo. Es necesario derrotar estas variantes, que buscan bloquear un desarrollo impetuoso del Frente de Izquierda. La rebelión popular en Brasil y el violento desplazamiento de la crisis mundial hacia China son testimonios de la vigencia del Frente de Izquierda como una alternativa que conjuga y rima con la historia. Expresan el impasse capitalista y la bancarrota del centroizquierda y del reformismo.

Todos los que participan de las primarias han reivindicado y siguen reivindicado al ‘lulismo’. Asistimos a un nuevo viraje histórico en América Latina, que el Partido Obrero ha pronosticado en forma sistemática como sustento de nuestra estrategia política. Co! nvocamos a los trabajadores, en especial a la clase obrera y al electorado, a no desperdiciar el voto en las “internas” que encubren una sucesión pactada del kirchnerismo.

Llamamos al electorado popular del kirchnerismo a operar un cambio de frente mucho más decisivo -¡hacia la izquierda!- que el que ejecuta la burguesía que se benefició con el ‘proyecto’ K en función de un recambio ‘indoloro’. Convocamos a votar al Frente de Izquierda en agosto y asegurar el pasaje a octubre. La izquierda revolucionaria al Congreso, para dar una lucha parlamentaria con los métodos de los trabajadores.

Compartinos:
1 julio, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Reelecciones municipales y calidad democrática

Por Lic. Gustavo Damián Gonzalez

Durante los procesos de recuperación de la democracia en América Latina el debate en torno a su calidad resultaba secundario, en un marco en donde la ciencia política, el derecho y la elite gobernante, pusieron su eje en la consolidación del sistema. En particular, en nuestro país, en 1983 se llevaron a cabo las elecciones luego de muchos años de inestabilidad política adonde el último Presidente que culminó su mandato constitucional fue Juan Domingo Perón en 1952. Era lógico que el llamado “Consejo para la Consolidación de la Democracia” pusiera énfasis en la necesidad de la instalación de una normalidad democrática, por tanto el sistema electoral, el funcionamiento de sus instituciones y la calidad de esa democracia pasó a un segundo plano de la agenda política que tenía otras prioridades.
Pasada tres décadas de aquellas primeras elecciones, la consolidación pareciera ser un hecho y nuevos temas centralizan el debate político ante la crisis de los partidos políticos.

302812_529675527051764_593808417_n
La reforma política, en el último ciclo democrático tuvo su primer antecedente en el “Consejo para la consolidación democrática”, en la etapa radical, pero claramente ingresó en la agenda pública en los 90´, pero ésta ha sido frustrada en varias oportunidades, y los integrantes del Congreso Nacional han esquivado este convite. En los años 1997 y 1998, bajo la presidencia de Carlos Menem, el debate se limitó a la implementación de dos normas que pusieron eje en el dinero que debían recibir los partidos políticos por cada voto recibido . Quedó anulado el debate abierto por la Subsecretaría de la Reforma Política del Ministerio del Interior, que buscaba modificar la manera de elección de los Diputados Nacionales.
Luego, a fines de 2000, el Ministro del Interior del gobierno de la Alianza (Federico Storani) hizo pública la presentación del primer tramo de la reforma política. Ésta ponía el eje sobre el financiamiento de los partidos políticos, pautas de duración y gastos de campaña, incorporación del régimen de internas abiertas para el Presidente de la Nación, nombramiento de un cuerpo especial de fiscales ante la Cámara Electoral y la transparencia, equidad y austeridad en la función pública. El proyecto fue aprobado por el Senado con algunas modificaciones y buscó sin éxito realizar una consulta popular para legitimar la medida. Esto se desarrollaba en un contexto donde las elecciones legislativas nacionales indicaban un 42% de voto negativo. Así, la crisis político-institucional del 2001, desestabilizó al gobierno de Fernando de la Rúa y con él a la iniciativa de la reforma.
En el año 2009, el Poder Ejecutivo Nacional tomó la iniciativa y reavivó el debate en torno a la Reforma Política, allí durante meses se abrieron canales de diálogo entre los referentes de todos los partidos políticos con representación legislativa, también participaron organizaciones de la sociedad civil, representantes sindicales y demás actores sociales, con el fin de regular el sistema de partidos políticos, la designación de candidaturas a cargos electivos, modificar la metodología de las campañas electorales, transformar diversos aspectos de la legislación electoral y transparentar los comicios. Este “Diálogo Político” culminó en la presentación oficial de un proyecto de ley sobre la “democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral”, sancionada el 2 de diciembre de 2009 bajo el número 26.571.
La modificación de la legislación electoral respondió así a la necesidad explicitada por gran parte de la sociedad politizada e intenta responder a una demanda de la sociedad civil a la dirigencia política.
La provincia de Buenos Aires tuvo su correlato en la ley la ley 14.086, sancionada el 7 de diciembre de 2009, que incluyó las PASO para el proceso de selección de los candidatos a Gobernador y vice, Senadores y Diputados provinciales, Intendente, concejales y consejeros escolares.
Más allá de esto, el debate sobre la calidad democrática tiene algunos espacios no saldados. La democracia supone entre otras cosas, alternancia de poder. La normativa de la provincia de Buenos Aires posibilita la reelección permanente de los intendentes municipales. En la última elección del 2011 en la provincia de Buenos Aires 85 de los 135 intendentes fueron reelectos en sus municipios.
Así los caudillos locales, una vez que llegan a la intendencia reproducen su poder de manera sistémica. La estructura municipal y el respaldo financiero lo colocan en desigualdad de condiciones del resto. Los casos de Lanús (Quindimil), San Isidro (Posse), Tigre (Ubieto), Ituzaingó (Descalzo), Vicente López (“japonés” García), Mercedes (Gioscio), General Paz (Veramendi), Coronel Suárez (Moccero), Olavarría (Eseverri), Saladillo (Gorosito), Las Heras (Calo), que son intendentes con veinte años en el poder local parecen ser un exceso en una Nación que debe pensar en la calidad democrática.
Claro que el límite de reelecciones no aseguran de por sí la alternancia de poder. Hay una decena de ejemplos en donde el intendente elige como sucesor a su hijo u otro familiar como en el viejo esquema oligárquico. Pero el límite de la reelección de los intendentes municipales es una medida necesaria si se busca mejorar nuestro sistema democrático.

 

 

Compartinos:
25 junio, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Cristina: ¿Pata Renga?

Por Jorge Dutitca

La improbable pero no imposible.

Luego de hacer las cuentas al derecho y al revés, ni ganando por el 54% tienen la mayoría para la reforma… o la nueva constitución como pide González Arzac…
Cristina, que no se anda con vueltas para pensar y hacer políticas de confrontación, tiene un plan A y un plan B; para no terminar su mandato con el síndrome de la “Pata Renga”, fenómeno de los mandatarios que no pueden repetir. Su plan C es no ser la renga, (renunciando) que pese a todos los cambios que logró, se va del poder, sin pena ni gloria, con críticas soeces y denuncias varias, eso la enfurece y por eso reclama en Scioli a todos,no solo a él, que la defiendan.

Su plan A, bombardeado por la Servini de Cubría, y avalado por estas horas por la Suprema Corte, consistía en encabezar la lista nacional para el Concejo de la Magistratura,conduciendo así una lista nacional , nacionalizando de hecho las legislativas… haciendo desde allí y desde su asunción en diciembre, los cambios en la justicia -que según expresa- pide a gritos la ciudadanía.
No le alcanzo a estas horas el haber sido Diputada, Senadora, Presidente dos veces… La mejor demostración de militancia y dedicación, – y ya no lo podrá cumplir- era ir a revolucionar la justicia, como hizo en su tiempo con los otros dos poderes. Lo que ella no dijo ni a su hijo, es que con esa audaz jugarreta política… retrocedería un casillero en el poder formal; conseguiría un lugar descansado;pero avanzaba diez en el imaginario popular con su renunciamiento a lo Evita, parair a un lugar figurativamente menor; pero que, como militante política, la confirma con su renuncia y paso atrás; como jefa indiscutida del MovNac& pop y su rol fulgurante de electora del FpV.
Hoy ya se acabo… chau chau adiós..

El plan B, es la alternativa al no funcionar el A; consiste en encabezar la lista de Diputados Nacionales del FpV bonaerense, por eso Massa encabezando dentro, luego queda 4° en la lista definitiva, pero también se queda el 8°; el 12°; el 16°; el 20° y que me expliquen porque no, el 24… porque con esta jugada, se supera el 54 y se arrima al 64%; En otro orden, si Massa tienen tanto impacto en los votantes, sería primero y Cristina la 4° diputada, sin perder su rol presidencial, salvo que luego renuncie, pero en este caso, solo tomaría una licencia, para quedar libre de responsabilidades, pero como efecto secundario, con la amenaza de volver si alguien intenta modificar el modelo; en ese orden segundo el Frente Progresista y terceros los PRO… cuarto la izquierda y los disidentes peronistas, pueden seguir criticando, hasta quedar mudos.
Por eso Massa, espera hasta el final… para presentar su lista… y presentarse como candidato, o no. Espera que “Ella” le prometa el 2015, no que lo ponga, sino que no se oponga a “El”. “La otra Pata” no la renga, sino la Galmarini, garantiza desde su común pasado con Cristina, el compromiso ideológico de Sergio…

En A y B su joker para culminar el mandato es Aníbal Fernández, reservado de todo desgaste en el senado y con sus pilas recargadas, Presidente hasta el 2015 y luego si todo saló bien uno de los gobernadores potenciales, o con su vuelta garantizada al Senado. También Domínguez quedaría en condiciones de asumir un rol deseado en lo más profundo de su corazón.

Tremenda maniobra a tres bandas… esto no nos parece cierto, como tampoco parecía posible, que Néstor no repitiera, como pedía Clarín y la pusiera a ella y lo hicieron, en 2007; duplicando sus votos del 2003; luego perdieron el 2009, pero no todo; y para sorpresa de casi todos, logro el 54% en 2011.
La única forma de ratificar lo dicho, es pensar e imaginarse a Cristina, aceptando mansamente su rol terminal… de terminar, como la pata renga, de este ciclo peronista, después de la década ganada -que ella- se adjudica sin pudor, convencida de sus logros.
Todavía recuerdo cuando Clarín, gracioso caracterizaba a Herminio Iglesias, huyendo hacia adelante. Los K. siempre demostraron, que avanzan como sea, también por el costado y porqué no; con destino, hacia la naciente UNASUR.
Faltan pocas horas cierran las apuestas.
Porqué no… Cristina Diputada ? improbable ?, pero no imposible.

Compartinos:
18 junio, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Cuando la información es sinónimo de prevención

Por Paula María Bertol – Diputada Nacional (PRO)

El número de víctimas estremece porque se podría prevenir. En la Argentina, todos los años, mueren alrededor de 12.000 personas como consecuencia de enfermedades que son adquiridas dentro de hospitales.

Se estima que entre el 5 y el 10 % de los hombres y mujeres internados contraen enfermedades intrahospitalarias, y esto conlleva además un incremento de la mortalidad del 1% anual.

Las infecciones intrahospitalarias son aquellas que se desarrollan luego de permanecer 48 horas en un nosocomio. Las patologías de este tipo que se pueden contagiar son muy heterogéneas y constituyen un riesgo tanto para los pacientes de turno como para todo el personal vinculado al sistema de salud.

A raíz de esta situación el 1º de marzo de este año decidimos presentar nuevamente un proyecto que busca crear un Registro Nacional de Infecciones Intrahospitalarias en el ámbito del Ministerio de Salud de la Nación, con el propósito de sistematizar la información acerca del seguimiento, la duración y las reincidencias de dichas infecciones.

Diputada Nacional Paula Bertol (PRO)

Diputada Nacional Paula Bertol (PRO)

El proyecto de ley original tuvo sanción en la Cámara de Diputados el 29 de noviembre de 2006, pero todavía no fue tratado en el Senado de la Nación. Su autora es la Diputada Nacional (M.C) Beatriz Leyba de Marti (5519-D-2006), con quien oportunamente trabajé en la comisión de Acción Social y Salud.

Recopilar información y contar con un registro de enfermedades intrahospitalarias resulta indispensable para poder hacer una evaluación de este grave problema.

Evitar este tipo de infecciones implica salvar vidas, y además ahorrar recursos y tiempo; ya que estas patologías elevan la permanencia de los pacientes que llegan a los centros de salud por otras causas, de cinco a siete días.

El proyecto establece mecanismos para la detección de brotes epidémicos en los establecimientos sanitarios, contempla acciones de capacitación en bioseguridad y propende la conformación de equipos multidisciplinarios; brinda asesoramiento técnico en todos los centros de salud e implementa un sistema de vigilancia epidemiológica de las infecciones intrahospitalarias o nosocomiales.

De aprobarse este proyecto, el Ministerio de Salud de la Nación coordinará junto a la Superintendencia de Servicios de Salud y el Consejo Federal de Salud el efectivo cumplimiento del Registro Nacional.

Es importante destacar que otros países de la región ya han avanzado sobre esta temática. Desde el año 1982 el Ministerio de Salud de Chile, por ejemplo, tiene un programa nacional para poder mitigar los efectos negativos de las enfermedades intrahospitalarias, que cuenta con reglas y pautas para divisar las infecciones y también con procesos de supervisión para prevenirlas.

Finalmente, es importante remarcar que las enfermedades intrahospitalarias se pueden prevenir también con precaución y una serie de recaudos que parten de una práctica sumamente sencilla como es el lavado de manos.

Las manos suelen ser el vehículo por el cual los microorganismos entran en contacto con el paciente y su entorno, por lo cual constituyen un verdadero foco de transmisión de enfermedades. Este hábito saludable es un método simple y económico a través del cual se pueden salvar vidas, por eso la Organización Mundial de la Salud estableció el 5 de mayo como el “día mundial del Lavado de Manos”. El propósito de la celebración de dicha fecha es concientizar a la población y promocionar una práctica cuyo cumplimiento dentro de las instituciones de salud lamentablemente es muy bajo.

Nuestro país debe dar una solución a este problema que año a año cuesta la vida de tantos argentinos y tiene que garantizar a su población una mayor seguridad en el propio ámbito de la salud pública. La recopilación de datos es un primer paso fundamental para conocer la magnitud de la situación y conocer fehacientemente el terrible flagelo al que nos enfrentamos.

[twitter id=”@PaulaBertol” number=”3″ avatar=”true” ]

Compartinos:
18 junio, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

“Gordito golpista”

Por Jorge Altamira
Las denuncias de corrupción política son un arma filosa. Si son servidas con humor pueden ser letales.
Desacralizan al Estado, que pretende haber sido designado por la voluntad popular para gobernar como un Santo Padre por encima de las contradicciones de la sociedad. Retobarse contra esas denuncias es simplemente reaccionario, porque protege los peores aspectos del poder de turno y porque es inútil para detener su descomposición. Ningunearlas es un despropósito, porque sus efectos son tan irreversibles como el agua que se filtra por los suelos.

jorgewebnuevasolo
La corrupción es inherente al Estado, que es monopolio de una burocracia que está al servicio de la clase dominante. No es, sin embargo, un arma decisiva; hace falta algo más y sus resultados son contradictorios. En 1917, por ejemplo, las aventuras de Rasputín en una Rusia en efervescencia aceleraron el estallido de la Revolución de Febrero, pero, en la década del ’50, las denuncias de un periodista brasileño de la derecha, Carlos Lacerda, provocaron nada menos que el suicidio del Presidente Getulio Vargas, el Juan Domingo Perón gaúcho. En 1993, las valijas de contrabando de Amira Yoma no rozaron la estabilidad de Menem, porque éste había conseguido el apoyo de la burguesía a su programa de canje de empresas del Estado por títulos de la deuda externa. En 2001, sin embargo! , la Banelco ayudó a poner fin a un gobierno al que el Frepaso había dado un barniz de honestidad, porque la burguesía necesitaba sacarse de encima la ‘convertibilidad’. Los que hoy patalean contra las denuncias de Lanata no se esmeraron, en 2001, en defender a De la Rúa -se fueron por la trastienda.
Como se ve, la denuncia de corrupción puede esmerilar fuerte al poder de turno, pero el desenlace lo determina la capacidad relativa de las clases en disputa. A Perón no lo derribó, en 1955, la denuncia de las joyas acumuladas por Evita, sino la movilización de las masas medias, por parte de la Iglesia católica y el Vaticano. En definitiva, la denuncia, el humor y la caricatura política no son un patrimonio reservado a los golpistas sino armas de lucha política que la izquierda y los trabajadores deberíamos manejar con destreza. La derecha, por el contrario, solamente puede valerse de ellas dentro de ciertos límites, porque en última instancia socavan su propio poder.
Las denuncias de Lanata han puesto en un serio aprieto al kirchnerismo. Lo demuestra la torpeza de su reacción, que en su último capítulo logró algo imposible -que un programa político le gane el ‘rating’ a un partido de fútbol con ‘Boquita’. Algunos K se quejan de que las denuncias de Lanata están desbalanceadas, porque no hace lo mismo con los grupos económicos opositores como Clarín. Otra torpeza, porque nadie ha logrado tapar una corruptela con otra, salvo que el protagonista de ella sea él mismo y la escala del delito, mayor. De todos modos, la queja es falsa, porque los K sometieron a Clarín a un ataque implacable, desde el momento en que se rompió la sociedad que habían mantenido a lo largo del primer período presidencial kirchnerista. Lo denunciaron por complicidad con la dictadura militar -por el robo de propiedades y delitos de lesa humanidad como el secuestro de personas y la apropiación de niños. Fracasaron en el intento, porque el propósito era reemplazar a un monopolio mediático por otros y someter a todos al comisariato ideológico del gobierno. Parieron un adefesio -la Ley de Medios-, al servicio de los grupos económicos adictos y del pulpo único de telecomunicaciones -Telefónica. Los alcahuetes mediáticos del oficialismo fueron incapaces de montar contra Clarín un programa corrosivo como el de Lanata; sólo se despacharon con insultos y, en un caso de antología, con la descalificación de una periodista revolucionaria que interpeló a Perón en una conferencia de prensa, cuando ya se había lanzado la creación de la Triple A. La incompetencia no es excusa.
“Periodismo para Todos (y todas)” no solamente corroe al kirchnerismo por la bóveda de Lázaro Báez, por los testimonios de fiscales y trabajadores de Santa Cruz, por la exhibición de fotos de mansiones ‘nacionales y populares’ de cuño hollywoodense o por las revelaciones de la secretaria del mismo Néstor Kirchner. Corroe porque ridiculiza al poder -al principio con la imitadora de CFK y ahora con el de Timerman. El televidente disfruta de la mofa al egocentrismo presidencial, como disfrutaba el público de Shakespeare o Lope de Vega. La parte farsesca del programa engancha al espectador antes de entrar en las denuncias intrincadas, que a veces son difíciles de seguir.
Los intelectuales de Carta Abierta, que justifican al poder y los hechos que ya han sido consumados, acaban de escribir un mamotreto que pretende psicoanalizar a los televidentes que se encandilan con PPT -tres millones que incluyen a todas las clases sociales y que motiva cada vez más a las capas más humildes de los trabajadores. Desenvuelven de este modo una operación ‘gorila’ típica -el pueblo es una masa de ignorantes. ¿Habría que establecer entonces el voto calificado, como lo propuso el genocida Benjamín Menéndez? Entre paréntesis, el decreto de prensa de Macri, ahora refrendado por una ley votada por una mayoría del progresismo autóctono, podría clausurar el programa de Lanata con el argumento de que fomenta “el odio” (artículo 6) a personas y jerarquías. Los defensores del decreto lo presentan como un baluarte de la libertad.
Lo que los K y los anti K evaden, con la excepción notoria de Carrió, es que Lanata ha dejado planteado el juicio político a CFK. Porque para PPT, Lázaro Báez no existe, “es Kirchner”. La Presidenta de la Nación está acusada explícitamente de desfalco, sobreprecios, evasión de dinero. Ningún ‘opositor’, sin embargo, ha recogido este planteo en la tarea que les cabe -tampoco Carrió. Es que para los intereses establecidos la ‘oposición’ no ofrece todavía una garantía de ‘gobernabilidad’, mientras que el oficialismo es capaz todavía de disciplinar a la CGT y plegar las paritarias a los intereses de las patronales. Incluso en el plano internacional se ha formado un frente único integrado por Obama, el FMI y los ac! reedores internacionales, para forzar a los ‘fondos buitres’ a que acepten un arreglo extrajudicial del litigio que tienen con el gobierno de Argentina.
Los capitalistas no van a soltar la mano al gobierno K hasta que se hayan colocado en su lugar las piezas del recambio. En la práctica, sin embargo, las cosas nunca ocurren de esta manera, de modo que vamos a conocer en algún momento una quiebra política mayor. Si bien Argentina tiene una crisis de reservas y crisis fiscal, inflación elevada y fuga de divisas, al tiempo que asiste a un derrumbe de alianzas en el Mercosur, el Estado paga todavía sus facturas (salvo el medio aguinaldo de Scioli). No es el caso de Italia, por ejemplo, que con toda la ‘ayuda’ del Banco Central Europeo, ha dejado de pagar las deudas con sus proveedores y los ha mandado a la quiebra; en Italia hay una fronda de pequeños empresarios. En definitiva, Argentina atraviesa una transición política convulsiva, cuyo desenlace est&a! acute; en debate. Francisco de Narváez acaba de proponer un frente opositor para tomar la presidencia de Diputados en caso de que la ‘opo’ en su conjunto supere en votos y electos al oficialismo, para apoderarse de la agenda legislativa y organizar una suerte de doble poder. El pejotismo busca producir un cambio de frente de la burocracia sindical, en la línea del viraje operado por Moyano.
Lanata ha dicho en forma expresa que se limita a hacer periodismo y que es prescindente del alcance judicial y político de las denuncias que vehiculiza en PPT. Se engaña a sí mismo y engaña a la audiencia. Ejerce una abdicación intelectual. Para Lanata, un antiguo adversario severo de Clarín, el multimedios de Magnetto es el último baluarte de la libertad de expresión contra el atropello oficial. No dice si esto seguirá siendo así en caso de que los políticos aliados a Clarín llegaran a gobernar. La ‘pluralidad’ de capitalistas de medios no es una garantía para la democracia; lo prueba hasta el hartazgo Estados Unidos, donde esos medios hacen un frente único cuando se trata de defender los intereses de Estado del imperialismo. Clarín es la Asociaci&oac! ute;n de Empresaria Argentina (AEA), el club de los capitalistas que cortan el bacalao en Argentina.
El “gordito golpista” no está solo. El oficialismo viene improvisando, luego del fracaso del 7D, una ofensiva de copamiento judicial y de cercenamiento de derechos individuales que afectan a los trabajadores, que podría desembocar en un conflicto de poderes. El gobierno no tiene la fortaleza para desacatar un fallo de la Corte que le resulte desfavorable, sea con respecto a la elección del Consejo de la Magistratura o a la desinversión que Clarín se niega a realizar. Pero si se pliega pone en riesgo su capacidad de gobierno. Los golpes y los autogolpes se engendran recíprocamente; Alfonsín y De la Rúa intentaron salvarse mediante el recurso al estado de sitio. Simplemente les salió mal.
Desde la izquierda revolucionaria caracterizamos a esta disputa en el marco de los desequilibrios sociales y políticos -cada vez más agudos- de la crisis mundial capitalista. El enfrentamiento entre los de ‘arriba’ convierte a la crisis ‘sistémica’ en crisis política. Expresa la tendencia a la disgregación del régimen capitalista a partir de sus propias bases.

Compartinos:
30 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

¿Armas para la paz?

Por Dr. Jorge Rachid

Indignación frente a la hipocresía es la reacción de cualquier persona normal en el mundo, ante la noticia de que la Unión Europea reunida en Bruselas, con el impulso de Gran Bretaña, Francia y Alemania y el apoyo explícito de EEUU, han decidido proveer de armas y material bélico a los supuestos rebeldes sirios, con el objetivo de evitar mas muertes….

Muchos analistas veníamos planteando la posibilidad de que la crisis europea, llevase al mundo a un conflicto bélico de proporciones, ante la necesidad de poner en marcha sus hoy parados complejos industriales-militares, con bancos desbordantes de dinero, con desocupación creciente que en los menores de 25 años alcanza el 40%. Usar un conflicto interno a complejizar e internacionalizar, es una maniobra perversa, que colocará al planeta ante graves riesgos.

Es otra vez la teoría del Caos, primero se provoca una convulsión tipo reclamo por elecciones, de fraudes, de corrupción, de represiones; luego ante la falta de respuestas comienzan los atentados, que ya no son catalogados de terroristas sino de “rebeldes” por parte de la prensa internacional, alineada con esos intereses; el siguiente paso es el reconocimiento en el exterior de “un gobierno en el exilio” desde donde llegará el financiamiento necesario para prolongar la acción armada; luego los medios empezarán a hablar y mostrar la “brutalidad del régimen” o sea el gobierno legítimo de ese país en la defensa de sus instituciones; luego cuando la ofensiva fracasa se llama a terceros interesados que planteen que su seguridad está amenazada y actúan atacando desde fuera; por último se llama a la “comunidad internacional” a intervenir si es posible a través del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y si hay veto de Rusia y China como en el caso Sirio, se procede en nombre “de la democracia y la libertad” como lo hicieron en Irak, con las consecuencias conocidas, de centenares de miles de muertos por petróleo. Un canje siniestro.

El costo de este tipo de operaciones, también por el oro negro en Libia fue de 16 mil millones de dólares de financiamiento a rebeldes sirios y mercenarios de todas las partes del mundo, hambrientos de dinero y “libertad”. Una compleja trama de intereses coaligados irrumpe en esos escenarios con fines siempre ocultos a los argumentos esgrimidos, son verdaderas carambolas a tres bandas, donde destruyen regímenes poco dóciles a los manejos imperiales, se quedan con sus recursos naturales y emplazan un gobierno títere que les responda a sus demandas. Es la historia de los Imperios a lo largo de los tiempos.

No olvidemos las palabras de Winston Churchill a los pocos días del derrocamiento del Presidente Perón en 1955, en la Cámara de los Comunes: “ hoy es el día mas glorioso del Reino Unido después de la Segunda Guerra Mundial, hemos derrocado al tirano Perón y lo perseguiremos mientras viva y después de muerto también, para que no quede memoria viva de él”. Una repetición calcada de la voracidad imperial en función de sus intereses, ante gobiernos que intentan reconstruir soberanía, ampliar derechos ciudadanos, contemplar los intereses de los pueblos y como plantea del Dr. Aldo Ferrer “vivir con lo nuestro”, ante la presión de los organismos internacionales, tanto financieros como políticos, que con los ejes neoliberales intentan que nos integremos sumisos a sus intereses, con perfil agroexportador de comodities, que nos condena a un colonialismo sumiso en forma permanente.

Los países árabes hace menos de 60 años que dejaron de ser colonias británicas y francesas, como así también italianas en las costas mediterráneas. Fueron liberadas bajo condiciones económicas y políticas en regímenes acordes a las necesidades del anterior tutelaje. Fue implantado Israel en la región, sometido y expulsado el pueblo Palestino y se fortalecieron regímenes monárquicos, nunca cuestionados ni demandados de democracia, como Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Quatar, Kuwait entre otros dispuestos a cumplir junto a Israel, el papel de policías del Medio Oriente, al servicio de los países centrales, verdaderos gendarmes de los intereses concentrados a nivel mundial, que intentan preservar los recursos naturales de esos países bajo su dominio.

Actualmente esta medida de armar ejércitos mercenarios para seguir atacando regímenes que no responden a sus intereses, puede llevar a un conflicto bélico de proporciones, al responder Rusia que proveerá misiles interceptores al gobierno Sirio, ante los ataques iraelíes y las amenazas de extender el conflicto al Líbano y al Estado Palestino. Sin embargo la prensa internacional destaca la presencia, “del eje del mal”, del Partido Hezbollah, que tiene miembros del parlamento libanés elegidos por voto popular, contando con el primer ministro y miembros del gabinete nacional del Líbano, pese a lo cual es catalogado de “terrorista” por los mismos que ahora proveen armas a los verdaderos terroristas que operan en territorio Sirio, financiados y abastecidos por los “dueños de la libertad y la democracia” como la Unión Europea y EEUU.

No es lejano a lo que intentan en Latinoamérica, con al Alianza del Pacífico en un intento de debilitar el Mercosur y el UNASUR y al CELAC, construcciones de los pueblos integrados en un objetivo común de emancipación, desarrollo y liberación, como los que soñaron Artigas, Bolívar y San Martín. Lo hacen además con presiones financieras tipo Fondos Buitres, Riesgo País de consultoras privadas, demandas del FMI, denuncias ante el CIADI  y la OMC, todas herramientas de los poderes globalizados, en función de un capitalismo internacional codicioso y extorsivo.
Perón nos enseñó que “la política, es la política internacional”, por lo cual este análisis es parte de nuestra propia cotidianeidad, aquí en la Patria, que pelea por Soberanía política y económica mas Justicia Social, siendo la única forma de lograrlo desde la integración regional en una defensa común de la Patria Grande Latinoamericana.

Compartinos:
30 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Néstor Kirchner: la politica

Por Horacio R. Gonzalez -Presidente de la cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires

Al cumplirse diez años de haber asumido la Presidencia de la Nación, un hombre, el doctor Néstor Kirchner, fue el iniciador de un camino de transformación institucional y política que es nuestro deber recordar.

Un camino que tuvo en la política al instrumento esencial para darle a nuestro pueblo la recuperación tan deseada. Una recuperación no sólo en el aspecto material sino, fundamentalmente, en recrear la autoestima de todos los argentinos.

Néstor Kirchner hizo de la política un medio en donde todos los hombres y mujeres de buena voluntad pudimos expresarnos y ser protagonistas de la Argentina por venir.

Los trabajadores organizados, la juventud, la mujer, la cultura, la producción, los partidos políticos, las organizaciones sociales: todos fuimos incorporados a un sistema de participación que dio garantía a una mayor y mejor democracia, y recreamos la idea de organización popular como indispensable para sostener la política en defensa de los grandes intereses nacionales.

Compartí con Néstor Kirchner encuentros que me dieron la visión de un proyecto de país para los próximos veinte años. Ese dirigente peronista convertido en estadista, preocupado y ocupado del crecimiento de la Argentina.

Así lo expresó en julio de 2010 cuando visitó al bloque del Frente para la Victoria de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires y explicó con pasión su mirada patriótica.

Se inició con su Gobierno la recuperación de la justicia social y de soberanía que ha permitido la construcción de un país sustancialmente diferente y con certezas. Y de un constante crecimiento que ha recreado nuevas bases estratégicas y una acumulación económica con inclusión social que posibilitó a una gran cantidad de argentinos que volvieran a sentirse dignos.

Independencia Económica

Como ha ocurrido a lo largo de nuestra historia, debió enfrentar a aquellos que aceptaron dócilmente las recetas del neoliberalismo que aconsejaba la enajenación del patrimonio de los argentinos. Esos que decían restablecer las relaciones con el Fondo Monetario Internacional para ponernos bajo su dominio.

Personajes que nos mostraban hacia dónde iba el mundo siguen como si nada sucediera, tratándonos de explicar lo que sus intereses inconfesables tornan inexplicables.

Está claro que los argentinos ya no soportamos el engaño. Néstor Kirchner así lo entendió, y se puso al frente de la patria y de su gente, utilizando la política como el medio para alcanzar la paz, el bien común y la felicidad posible del pueblo.

Paz, resultado de la justicia social; independencia económica premisa del bien común; y felicidad del pueblo mediante una activa y constante participación en la conducción de su destino.

La continuidad de su gesta y los logros obtenidos hasta ahora dependerá de nosotros. De todos los que aspiramos a tener una patria grande y un pueblo feliz.

De profundizar el proyecto nacional que hoy lleva adelante la presidenta de todos los argentinos, Cristina Fernández de Kirchner, y en el acompañamiento que debemos realizar desde aquellos lugares donde las circunstancias nos ubiquen.

Lo que no debemos hacer, tal como lo señalara Néstor Kirchner, es renunciar a la política para entregar el sistema de decisiones a las corporaciones. Ese ha sido, para mí, su primordial legado.

Compartinos:
27 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Carta abierta a Barack Obama por la cárcel de Guantánamo

Carta abierta al
Sr Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica
Barack Obama

Reciba el saludo de Paz y Bien

Esta carta, de carácter urgente, esta motivada por la grave situación que viven los prisioneros en la base militar y cárcel que los EEUU. tiene en Guantánamo, en territorio cubano

Organizaciones sociales, iglesias y gobiernos en el mundo, reclaman el cierre inmediato de la base militar y cárcel, donde se cometen graves violaciones de los derechos humanos contra los prisioneros, a quienes someten a trato cruel y degradante y les niegan el derecho a la justicia y a su defensa.

Reclamamos a su gobierno, que cumpla con el derecho humanitario y decrete la inmediata libertad de los prisioneros, hacer efectivas sus promesas electorales de cerrar la cárcel de Guantánamo

La grave situación carcelaria y condiciones de vida, llevaron a los prisioneros a declarase en huelga de hambre y corren el riesgo de muerte.

Sus torturadores los someten a la alimentación forzada, contra su voluntad.

Señor Presidente, el poder no da la razón, imponer la violencia y llevar a situaciones límites y a la degradación humana a los prisioneros, no es el camino que le permitirá resolver los conflictos.

Su gobierno es responsable de violar los derechos humanos, los Pactos y Protocolos internacionales de las Naciones Unidas y la misma Constitución de los EEUU

Tenga la decisión y coraje de revertir esa grave situación y construir la Paz y cumplir con las promesas a su pueblo
Usted fue galardonado con el Premio Nóbel de la Paz y como presidente de los Estados Unidos, tiene la responsabilidad de trabajar y contribuir en la construcción de un mundo más justo y fraterno para todos.

Señor Presidente, tiene asignaturas pendientes que resolver, sólo puede hacerlo si actúa con dignidad y coraje frente a las injusticias.

Le deseo mucha fuerza y esperanza

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz

Compartinos:
24 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Otra política de Estado Perdida, el Fracaso de la Campaña Antártica

Por Julio Cobos

Las noticias dan cuenta de los graves inconvenientes que presenta la campaña antártica: fallas en la infraestructura y el transporte, irregularidades en la contratación del buque polar encargado de proporcionar el apoyo logístico, entre otras, configuran un panorama complejo y desalentador.

En nuestro país, dónde suele ser extraño hablar de continuidad en las políticas y acuerdos a través del tiempo, logramos establecer una política de Estado con respecto a nuestra presencia en la Antártida. Argentina lleva, para reivindicar sus derechos, más de cien años de esfuerzo ininterrumpido en el continente Antártico.

Con seis bases permanentes y siete de verano en su sector antártico, somos unas de las naciones mejores representados en el continente blanco. También fuimos los primeros en el mundo en establecer una base permanente, en las islas Orcadas del Sur, en 1904.

Belgrano II, que es una de las bases permanentes, es la tercera en el mundo más cercana al Polo Sur. La historia de la Argentina en la Antártida es muy rica y está sembrada de contratiempos y actos heroicos; pero no ha habido crisis política, económica y social que hiciera que la Argentina abandonase esta política.

Los desaciertos que se suceden uno tras otros y ponen en peligro la continuidad de esta política de estado. Errores de todo tipo e irregularidades se van sumando, configurando una situación muy compleja: la vergonzosa situación que vivimos con el buque escuela Fragata Libertad, el incendio y posterior ruptura en abril del 2007 del Rompehielos Almirante Irizar, con una demora excesiva para su reparación y con los costos cuadruplicados, el hundimiento del Santísima Trinidad en la Base Naval del Puerto Belgrano, entre otros.

Con relación a la campaña antártica, el buque “Timca”, que fue contratado a la empresa “Transport & Services”, no ha tenido un buen desempeño para brindar el apoyo logístico que se necesita. Las dificultades eran públicamente conocidas desde el mes de enero de este año, cuando todavía había tiempo para adoptar medidas para revertir la situación. Ahora es tarde, el tiempo que se ha perdido, los medios ineficaces que se pusieron a disposición y la propia naturaleza, son ya un obstáculo insalvable.

Se ha alquilado al Uruguay un avión Hércules, para poder completar el abastecimiento de las bases. Nos preguntamos qué ocurre con nuestros aviones del mismo tipo. ¿Dependeremos de los hermanos uruguayos, del clima y de la buena de Dios para reabastecer nuestras bases? Deberíamos preguntarnos qué sentirán los hombres y mujeres que representan a nuestra nación en el continente helado; sufriendo los rigores de un clima tan extremo y soportando privaciones diarias y aislamiento, sabiendo ahora que el combustible no alcanzará, la comida será escasa y las posibilidades de abastecimiento y apoyo son prácticamente nulas.

A la Argentina le llevó cien años ser reconocida como uno de los países de mayor prestigio en el Continente Antártico -tal vez el mayor entre todas las naciones- y en tan sólo una campaña ese prestigio se ve lesionado, debido a una administración que muestra graves deficiencias.

El fracaso de la campaña antártica no es un simple traspié, tampoco solo una pérdida económica: es el fracaso de una política de Estado sostenida durante un siglo. Las autoridades nacionales deben poner a disposición todos los medios posibles y las personas idóneas, que estén a la altura de las circunstancias, para revertir esta situación cuanto antes.

 

Compartinos:
23 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Jorge Rafael Videla: La espada sangrienta que custodio el saqueo económico-social en nuestra patria

Por Luis Juez, Senador Nacional por el Frente Cívico de Córdoba
Muchos se habrán alegrado. Muchos habrán suspirado. No a pocos, la noticia les debe haber causado pena, pero lo cierto es que la muerte de Jorge Videla, esta mañana del viernes 17 de Mayo, no pasará de largo.
Ojalá a nadie le pase de largo. Ojala nadie lo celebre…pueda ser que nadie brinde por ello. La alegría por la muerte de tipos aborrecibles, despiadados y que tanto daño le causaron al país, sólo puede distraernos de exigir más y mejor justicia, más y obstinada memoria. La memoria ha de preservarnos de tiempos de locura y tormentos si siempre la tenemos presente. Si hacemos de ella una formidable herramienta por la defensa de la Libertad y de la Justicia. Videla murió en la cárcel, y ya eso es algo.

PRE_videla.jpg_2033098437
Memoria. Me lo repito con frecuencia para no confundir que esta clase de personas no son la expresión del odio, de la intolerancia y de la fobia a las democracias….NO, no son sólo eso! Videla no fue solamente un desaparecedor y torturador. La Junta militar que el ex General integró con hombres idénticos en moral e ideología, no sólo debe ser recordada por los crímenes de lesa humanidad y las peores atrocidades que un argentino pueda imaginar. Videla y su banda será recordada por abrir las puertas y custodiar con sangre, dolor y fuego el vaciamiento económico de este país de la mano de los mejores exponentes del peor liberalismo. El General Videla cuidó el silencio sepulcral a punta de bayoneta para que la deuda externa se multiplicara, custodió la entrega a capitales extranjeros de nuestras mejores industrias, veló por acallar toda expresión de descontento y sumergió la cultura y la educación en una profunda noche de miedo. Videla fue unos de los centinelas del quebranto nacional.

En estos días de sentimientos casi extremos que separan a los argentinos quiero votar por la memoria y la celebración de la justicia. Las dictaduras deben pasar a ser el peor recuerdo de cualquier nación. El genocida ha muerto en la cárcel, la democracia cumple 30 años en nuestra querida patria.-

Compartinos:
23 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Con unidad, torcer el rumbo es posible

Por Laura Montero,  Senadora Nacional .

El núcleo duro de Cristina sabe que están muy lejos de mantener el 54% de adhesión que la ciudadanía les dio. Supieron, apenas ganaron las elecciones del 2011, que no todo les sonreía y es por ello que vienen desplegando una variada gama de instrumentos de construcción de poder, reformas electorales, caja, medios de comunicación y el látigo de la AFIP y de Moreno intentando doblegar a los rebeldes.
Debo reconocer que en el arte de construir poder electoral han sido por demás creativos:
En el 2009, ante la inminencia de una derrota electoral luego de que perdieran la “batalla” por las retenciones al campo, adelantaron las elecciones e intentaron a través de candidatos testimoniales y listas colectoras engañar al electorado. Al no funcionarles esa estrategia, antes del 10 de diciembre (fecha en la que perderían la mayoría en el Congreso) realizaron modificaciones al sistema político: reformaron el código electoral, pasando incumbencias de la Justicia al Ejecutivo, creando las PASO con la idea de evitar que otros sectores peronistas se presentaran por fuera de su partido, y limitando la publicidad de las agrupaciones políticas, lo que sería bueno y más igualitario, salvo por el hecho de que la publicidad oficial, no regulada, se incrementó notablemente, dando al kirchnerismo ventaja sobre el resto.
En 2011 y luego de un nuevo cambio del Congreso que los dejó otra vez con clara mayorías oficialistas, volvieron a modificar la ley electoral, disminuyendo las posibilidades de fiscalización de los partidos sin grandes estructuras, ya que establecieron que los fiscales pueden votar solo en la mesa en la que están empadronados, impidiendo que se cubran mesas de lugares alejados con militantes de otros sitios, y eliminando totalmente la posibilidad de que sean fiscales habitantes de otros distritos electorales (Por ej. gran Buenos Aires con Capital Federal).
En el 2012 incluyeron como electores a menores de entre 16 y 18 años pues consideran que es un sector de la población de mayor afinidad con el gobierno, sumado al hecho de que quienes no tengan el nuevo documento (en este rango de edades) no aparecerán en los padrones, con lo cual suponen que mayoritariamente sus militantes votarán en este rango de edades..
En este 2013, se proponen la partidización de la elección de los miembros del Consejo de la Magistratura, de tal modo que el partido de gobierno podrá nacionalizar la elección, y además ser el único frente con posibilidad de tener en una sola boleta todos los candidatos, tanto a legisladores como a consejeros. Esto es así pues eliminaron la posibilidad de que la oposición utilice listas espejo (o sea, que distintos sectores opositores lleven la misma lista de candidatos a Consejeros de la Magistratura) con lo que, de haber una lista opositora unificada en este ítem, no podrá ir “pegada” a las de legisladores, lo que les permitiría tomar a la Justicia como un botín de su nueva “batalla” por el poder total.
Es hora de decir contundentemente basta. Y la solución parece estar al alcance de la mano. Una revisión de los resultados obtenidos en la última elección de octubre de 2011, me llevó a reflexionar que, si la oposición es capaz de lograr una lista unificada para el Consejo de la Magistratura y a la vez intenta articular una agrupación de partidos que compitan juntos en las PASO, hay grandes chances de frenar este atropello contra la República.
No es necesario que desde los sectores opositores entreguen absolutamente ninguno de sus principios. En esa lista opositora podría definirse que, según reglamento de la alianza de partidos, se repartirían los cargos por D´Hont, dando de este modo representación a cada uno de los principales sectores que formen parte de esta agrupación y esa lista única se enfrentaría, en octubre, cara a cara con el FPV.
¿Qué pasó en el 2011, y que habría pasado si se hubiera hecho esto?
El 60% de los diputados se eligieron en solo 6 de los 24 distritos (Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Tucumán y Mendoza)
Si hubiera habido unión en las PASO de todos los sectores de la oposición, este frente, con los mismos porcentajes obtenidos, habría logrado 41 diputados contra 35 del FPV. Pero al no haber unión, hubo solo 33 contra 43 del FPV.

La Presidente personalizó al Estado. Ha ido siempre “por todo”, aunque ese todo haya sido cada vez más miserablemente mezquino. Hoy el todo es enceguecidamente poder electoral, para sostener las mayorías en ambas Cámaras; mayorías que le han ido permitiendo  cambiar las reglas a su favor, no a favor de la Democracia, no a favor del bien común, ni de los ciudadanos, no a favor de un proyecto nacional y popular, sólo a su favor. Hoy con unidad, torcer el rumbo es posible.

Compartinos:
22 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Los “cartoneros” de la burocracia sindical

Por Néstor Pitrola

Se pueden discutir muchas cosas, pero no hay dudas del despliegue de medios y recursos informativos de Lanata. El autor de “Periodismo para todos”, chequeó ingresos “blancos” de algunos capitostes sindicales. El ex agente de inteligencia Gerardo Martínez, quien capitaneó la delegación que se reunió con Cristina, gana 56.000 $ mensuales; Andrés Rodríguez de UPCN, conocido por su “piara” de carrera, 92.000; Belén, el facho que atacó en el 2009 a la “zurda loca”, 31.000; Pignanelli, el nuevo “gordo” del Smata, 60.000 -17.000 le paga el sindicato y 43000 ¡la Mercedes Benz! (Clarín, 21/7).
A Lanata le faltaron en la nota de Clarín, miembros opositores al gobierno. Corrigió el error parcialmente mostrando las mansiones de Moyano por televisión, a nombre de Zulet, su pareja que capitanea un holding empresario; sabido es que, por si las moscas, Despresbiteris, el testaferro ex chofer que preside Covellia, cubre las espaldas de Moyano por si hubiera divorcio; recordemos que la concesionaria de recolección de basura factura 700 millones al año y alguno de sus extraños domicilios es visitado sistemáticamente por Moyano. Tampoco se acordó Lanata de “Luisito” Barrionuevo, el golfista famoso por los asados de sindicalistas en sus mansiones, quien festejó recientemente sus 70 añitos en Parque Norte con 600 personas, caviar, langostinos y yacaré, o de las 4×4 de Venegas, patrón y dueño de las unidades b&aacute! ;sicas del peronismo de Necochea. Lógicamente, en este contexto, los 16.000 mensuales de Ongaro, son un salario básico, cuando, además nunca se probó el rumor de sus acciones en Ciccone a la cual prestó millones de los fondos sindicales en anteriores convocatorias de acreedores. Fue injusto también Lanata al no recordar a los mártires, como Palacios, el cofundador del MTA de Moyano, que se tuvo que apartar de la UTA porque no pudo explicar un campo de 12.000 Has en Henderson, a la postre su tumba política y física, porque se mató viajando al campo. O, al finado José Rodríguez, entregador de la Comisión Interna de Mercedes a la dictadura, quien tuvo que retirarse igual que Palacios por el desfalco a la Obra Social que hicieron él y su hija, también terratenientes. Todos, verdaderos “cartoneros”.
Se suele identificar a la burocracia sindical por su enriquecimiento. Esto lo difundió como consigna el morenismo en los 80: “abajo los dirigentes millonarios”. El planteo salva a estamentos más bajos del aparato burocrático que sin embargo, forman parte de la pirámide de una casta cuya función histórica es representar la defensa del régimen capitalista al interior de las organizaciones obreras. Así tenemos miles de cuerpos de delegados burocráticos, basados en prebendas, como no ir a trabajar y “darse una vuelta de vez en cuando” o el aparato de las seccionales, dependientes de los fondos centrales, circunscriptas a áreas locales del “negocio” del colaboracionismo sindical.
El degennarismo, -entrevistado especialmente por Lanata-, impugna el sindicalismo empresario, pero para ellos no existe la categoría de burocracia sindical. El entrelazamiento de la burocracia sindical con los negocios capitalistas, su explotación de empresas tercerizadas, su enriquecimiento, como sus patotas y su dependencia del poder patronal, son expresiones superiores de la podredumbre de la burocracia sindical peronista. El concepto de burocracia sindical, muy extendido en los 70, hoy ha sido reintroducido por la izquierda revolucionaria lo que constituye una conquista política, en función no sólo de un programa, sino de una cultura, una tradición, obrera y socialista.
La clase obrera terminará con la burocracia sindical en la medida que coloque a los sindicatos en función de una salida anticapitalista, esa es la función de las nuevas direcciones clasistas que terminarán con la corruptela en las organizaciones obreras poniendo sus cuentas y acciones bajo control de la asamblea obrera. La expulsión de la burocracia, es parte del camino del movimiento obrero hacia su fusión con la izquierda revolucionaria.

Compartinos:
21 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

El decreto fascista de Macri

Por  Jorge Altamira

Candidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires por el Partido Obrero en el Frente de Izquierda

Una nueva ley de medios

Las versiones de que la Comisión Nacional de Valores podría intervenir el grupo Clarín y el proyecto de ley que habilita la expropiación de Papel Prensa animaron a Macri a dictar un decreto de necesidad y urgencia que deroga la Ley de Medios en el ámbito de la Ciudad –la residencia de la mayoría de los capitales del negocio audiovisual. La vigencia del decreto debería ser confirmada por la Legislatura antes de que venza el mes corrido. La medida se apoya en el artículo de la Constitución que niega al Congreso el ejercicio de la jurisdicción federal sobre la prensa. El decreto blinda a los grupos capitalistas de los medios contra cualquier acción posible del gobierno nacional. Los excluye del ámbito de la ley audiovisual y de las decisiones regulatorias de las autoridades del Mercado de Valores, e incluso de atenerse a la ley de competencia. El gobierno porte&nt! ilde;o llama a sus colegas de las provincias a hacer lo mismo, lo que alargaría el ámbito geográfico de un nuevo choque de poderes del Estado. Recordemos que todos los que hoy se acuerdan de la autonomía de la Ciudad sobre asuntos de prensa, la negaron cuando los legisladores del Partido Obrero la reclamaron para establecer un salario mínimo superior al que establece la legislación nacional.

Los todoterreno del oficialismo se apuraron en tachar al decreto de mamarracho, pero lo cierto es que suma a los tres poderes de la Ciudad a la disputa por los medios de comunicación. Calienta el conflicto entre los K y las ‘corpos’ adversarias y con ello apura la intervención de la Corte.

El decreto macrista, a todos los fines prácticos, reglamenta el ejercicio de la libertad de prensa; es una nueva Ley de Medios. El núcleo del decreto se encuentra en el artículo 6, que bajo un lenguaje liberal acomete un designio fascista, porque autoriza la censura judicial a la prensa y rechaza los recursos cautelares o de amparo contra esta censura. En la enumeración de prohibiciones a la expresión de la prensa figura el “odio ideológico”, algo suficiente para censurar cualquier texto marxista, y “la propaganda discriminatoria contra cualquier grupo de personas” – por ejemplo la burguesía, los estafadores capitalistas y así de seguido. La interpretación de los contenidos de la propaganda es siempre arbitraria, en especial si la desarrolla el poder político.

El artículo 11, con una redacción sibilina, prohíbe en forma absoluta el derecho de huelga y el piquete de huelga cuando dice que “No podrá ser suspendida, interrumpida, demorada ni dificultada la actividad profesional de los periodistas, productores y editores (…) ni los medios de comunicación”.

El enredo fascistizante de este decreto que pretende proteger la libertad de prensa, añade al callejón sin salida en que va ingresando la crisis política.

Compartinos:
16 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

“No quiero vivir en un país en donde se pretenda callar a voces que no opinan como los que gobiernan”

La Diputada del PRO María Raquel Herrero apoyó el DNU firmado por el Jefe de Gobierno Mauricio Macri para la protección de la libertad de prensa al afirmar que “Sin Libertad de expresión, no hay Libertad de Prensa y por ende, no hay Democracia”.

“No quiero vivir en un país en donde se pretenda callar a voces que no opinan como los que gobiernan. La mejor forma de prevenir atropellos a la libertad de expresión es legislando siempre a su favor y nunca a favor de ningún gobierno de turno”, afirmó la Diputada de origen radical.

Además, Herrero confía en que el resto de los bloques acompañará el DNU, “Considero que todos mis colegas diputados están a favor de la Libertad de Expresión, por lo tanto estoy segura que votarán a favor”.

“Después de 30 años de Democracia me parece nefasto que el Jefe de Gobierno tenga que firmar un Decreto para defender la Libertad de Expresión, algo que debiera funcionar con total normalidad”, sentenció la Diputada del PRO.

Por último, Herrero destacó la valentía, el compromiso y el respeto por las instituciones del Jefe de Gobierno al afirmar que “Es un ejemplo a seguir en el resto de las Provincias. La Constitución ampara esta medida. El máximo poder de una sociedad democrática siempre es el Estado. De ahí que los ciudadanos se amparen en él para que nadie viole los derechos humanos, y de esos derechos el más elemental es el de la libertad de expresión”.

Compartinos:
16 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Carta abierta a un argentino que espera el colectivo

Por Herman Avoscan diputado Nacional FG-FpV

Esperabas el colectivo por Talcahuano. Era jueves a la noche, más bien tarde. Seguro que estabas cansado. O por lo menos eso me pareció, por la forma en que te apoyabas sobre el cartel. Seguro que había sido un día difícil. Que el trabajo. Que los compromisos. Que los trámites en la AFIP o en la obra social. El colegio de los chicos, el club. Así y todo, te dijiste que había un compromiso con la idea y saliste con tu mujer. Había que parar la ofensiva del gobierno contra la justicia independiente.
Te vi de refilón, cuando volvías para tu casa. Y no pude más que sentir una gran pena por este desencuentro entre argentinos. Entre argentinos iguales, quiero decir. Porque seguro que nos parecemos más entre nosotros que con aquellos que viajan al exterior todos los fines de semana, compran activos todos los meses o especulan con el dólar siempre. Los dos viajamos en micro o en subte; estamos pagando el auto en un plan de ahorro o con financiación bancaria; alquilamos o dejamos la vida pagando la hipoteca; transpiramos la gota gorda para pagar la obra social o la prepaga. Los dos tenemos hijos y queremos que estudien, que progresen, que puedan tener mejores expectativas que nosotros.
Nos separa una sola cosa: mi optimismo; tu pesimismo. Yo veo el vaso medio lleno. Vos, te atragantás con el vaso medio vacío. Y, humildemente lo pienso, en ese atragantarse por lo que considerás que te está faltando para llenar tu vaso, terminás siendo injusto. Para empezar, porque te olvidás de cómo estaba este país cuando arrancó el gobierno del presidente Néstor Kirchner. Acordate que la protesta social era por conseguir “planes de asistencia”, porque trabajo era lo que faltaba: 17,2% de desocupación había en 2003. Eso te molestaba entonces, pero hoy también te molesta que el conflicto pase por la puja salarial. Claro: hoy el desempleo bajó al 7,2%. Y el 77% está en blanco.
En abril de 2003, más de la mitad de la población argentina estaba debajo de la línea de pobreza. Hoy apenas el 6,7%. Ya sé: me vas a decir que no le crees al INDEC. Pero acordate: la forma de calcular hace 10 años es idéntica a la actual. Y los salarios crecieron en un 426%. Algo muy profundo está cambiando en la Argentina.
En 10 años, el Producto Interno Bruto del país (esto es, la suma de toda la riqueza que producimos en un año), aumentó un 83%. Y lo que más creció fue la construcción, las comunicaciones, el transporte, el comercio. Una forma de medir ese crecimiento es la cantidad de vehículos que hay en la calle. Perturba un poco, verdad. Pero lo concreto es que aumentó un 416%. De poco más de 155.000 unidades en 2003 a 802.000 el año pasado. La venta de naftas aumentó un 122%; y la generación de energía eléctrica subió un 50%.
Y el PBI per cápita subió de 9.943 dólares anuales por persona en 2003 a 53.180 dólares por persona en 2012. Y acá estoy llegando al centro de tu enojo: el dólar. Porque en realidad, en tu forma de ver las políticas económicas, nada de todo esto es demasiado importante. Lo que realmente te preocupa es la posibilidad de conseguir dólares. Aunque, como yo, no tengas demasiados excedentes para ahorrar en verde. “Pero por las dudas”, pensás. Una forma de asegurarse el poder adquisitivo de la moneda. O tal vez para pagar el viaje a Disneylandia, como le prometiste a tu hija que está por cumplir 15.
Te subleva la imposibilidad de conseguirlos como antes. La culpa pasa a ser del gobierno, porque controla. Como ocurre en todos los países más o menos serios del mundo. Y no de unos cuantos vivos que hacen su negocio especulando con tu ansiedad. Y de los que te convencen predicando estallidos y tsunamis financieros, especie de castigo bíblico para una Argentina que pretende tener una política económica propia.
Pero vos querés libertad absoluta para comprar dólares porque sería tu “Arca de Noé” en caso de que llegue ese diluvio. Para comprar artículos importados. Para viajar (en el caso de que puedas hacerlo, claro). O para tenerlos en tu casa. O para comprar inmuebles (a propósito: en 10 años, la construcción aumentó más del 125%). Y en lo posible, baratos. Como en la etapa de la “plata dulce” de Martínez de Hoz. O más acá: la convertibilidad de Menem, De la Rúa y Cavallo. Eso te hacía sentir un ciudadano del primer mundo. Pero atento, que los dólares no son nuestros. Los fabrica Estados Unidos. Ellos sí pueden tener déficit en dólares. Pero si nosotros tenemos déficit tenemos que cubrirlo con deuda. Y la deuda genera una sensación ficticia de riqueza: dejamos de producir, cerramos las fábricas, vendemos… Hasta que un día la fiesta se termina; hay que pagar; viene el apriete; el ajuste. ¿Te suena conocido? Volvemos a 2003.
Y me vas a jurar que la protesta es contra la “colonización de la justicia” y el “fin de la república”. Discutamos eso. Seriamente. Yo tengo argumentos para defender mi idea de que la “democratización” de la justicia (como prefiero llamarla), es un gran paso para hacer más transparente el sistema judicial. Igual, concentrémonos en el tema que más te irrita: la elección del Consejo de la Magistratura por voto directo en comicios nacionales. Son muchos los que pregonan que con este sistema se termina la división de poderes. Pero los que baten el parche y el redoblante de este argumento no te dicen que mediante el sistema actual, la elección se realiza entre cuatro paredes. En reuniones que pueden participar unos pocos privilegiados. Y el resultado de esos encuentros reservados es una Justicia que le debe favores a factores de poder que permanecen ocultos para el 95% de los argentinos.
Podemos discutir si la votación directa del Consejo de la Magistratura es el método más efectivo, pero ese razonamiento de que se aproxima “el fin de la justicia independiente” me parece una exageración total. Pero en esas marchas no se busca razonar sino confrontar en espejo. A cada propuesta del oficialismo, viene un rechazo cerval de la oposición.
Ese es uno de los proyectos. Quedan cinco: que buscan hacer que los poderosos también cumplan con la justicia; que se transparente el despacho diario; que todos los funcionarios tengan la obligación de publicar sus declaraciones de bienes; que el ingreso al Poder Judicial sea por concurso y examen; la creación de Cámaras de Casación para que la Corte Suprema sea el control de calidad constitucional del sistema jurídico.
Por eso, creo que cuando no hay argumentos se apela a la irracionalidad. Al enojo contra lo primero que te pasa por la cabeza. A la negación completa del otro. Y de a poco, nos van levantando una pared que es cada vez más alta que nos separa. A sabiendas que en democracia todo es corregible.
Por eso mi tristeza cuando te vi, cansado y con bronca, esperando un colectivo que te llevara de vuelta al barrio. Porque con esa carga de emociones confundidas saliste a defender los privilegios de la Argentina aristocrática. Ese sector social que se mueve entre el campo y las finanzas; los que deciden cuándo aumentan sus ganancias; cuándo apuestan contra el peso o si cierran tal o cual fuente de trabajo. Son los que se sienten afectados porque hay un gobierno que defiende derechos laborales y obligaciones patronales. Un gobierno que tiene un programa económico que en medio de la crisis internacional más grave desde 1930, logró el milagro de que no afectase el nivel de empleo de la economía. Ese pequeño grupo que se lleva los mayores beneficios de una torta en crecimiento, quieren quedarse con más. Son los que nos miran con desprecio porque llegamos en un humilde Gol. O en un Siena. Tal vez en un Fiesta. O porque no podemos darnos el lujo de vestir determinadas marcas.
Supongo que también te puede pasar por la cabeza que asumiendo esos valores ya pasás a ser parte del grupo de los privilegiados. Pero sabés tan bien como yo que eso nunca pasa. Por eso, argentino que esperabas el colectivo ese jueves a la noche, te pido que vuelvas a pensar todo lo que nos está pasando. Sin anteojeras para el razonamiento. Parándote en tu propio lugar, no en el del grupo social de los poderosos. Porque igual que antes, te van a usar y te van a descartar. Ellos generan las crisis para que las paguemos los asalariados, los pequeños y medianos empresarios y comerciantes. Después podremos coincidir o no con determinadas medidas. Pero empezando a pararse desde el interés propio. El de nuestras familias. Y entendiendo que en una sociedad como la argentina, ninguno se va a salvar solo, defendiendo un privilegio. Porque lo importante es poder articular un programa en el que todos estemos incluidos. Como el que – con las imperfecciones y correcciones del caso -, vamos llevando adelante desde el 25 de mayo de 2003.

Compartinos:
15 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|2 Comments

Responder al interés general

Por Adriana Puiggrós  Diputada nacional, presidenta del Frente Grande, en el Frente para la Victoria.

Las numerosas expresiones de la oposición acerca de la reforma judicial en tratamiento en el Congreso de la Nación (la mayor parte de ellas de tono acusatorio e insultante antes que argumentativo) refieren sentimientos profundos. Se destacan el deseo de que no vaya bien la economía del país, manifestado por el senador Sanz, y la amenaza del diputado Aguad: “Alguien tiene que tomar la decisión de parar este atropello”. No es conveniente prestar atención solamente a la estrategia política basada en el odio de la diputada Carrió, porque una antigua convicción antidemocrática surge de todas esas posturas. Entre las actitudes destituyentes que se registraron en la sesión de la Cámara de Diputados, donde se trató el tema del Consejo de la Magistratura, fue notable el intento de invalidación del voto positivo emitido por los diputados Alicia Comeli y Juan C. Forconi. Los opositores, indignados cada vez más con su propia impotencia a medida que transcurría la sesión y 130 votos sostenían la aprobación del proyecto, trataron de provocar la interrupción de la reunión. La cuestión no es menor: las minorías poderosas convocan a la violencia contra las instituciones cuando éstas son permeables a una voluntad popular que les es adversa. Como en tantos momentos de la historia argentina, en los cuales recurrieron a la ruptura del orden constitucional para imponerse contra el poder de las mayorías. La descalificación política de estas últimas fue sustentada por el diputado Gil Lavedra, el único opositor que desarrolló un discurso basado en argumentos teórico-políticos, aunque no carente de “chicanas” que lo desmerecieron. Más cerca de Gustave Le Bon que de Alexis de Tocqueville, el diputado y constitucionalista expuso el antagonismo clásico entre democracia (liberal) y gobierno de las mayorías. Un supuesto fuerte de esa argumentación es que cuando las mayorías acceden al poder, eliminan a las minorías. No reparó el diputado en su propio lugar, el de representante de la segunda minoría parlamentaria, que tiene voz y voto pues están funcionando plenamente las instituciones de la República, en este gobierno populista, apoyado en más del 54 por ciento de los votos. Otro supuesto es que las demandas populares son “inducidas por un proceso de sugestión en lugar de haber sido engendradas por razonamiento”, como escribió Le Bon.
La irritación profunda que produce a la oposición el ejercicio del gobierno por parte de la mayoría popular –aquí, en Venezuela, en Bolivia, en Brasil, en Uruguay, en Ecuador– obnubila a sus dirigentes para acordar “políticas de Estado” alternativas a las que rechazan. Pero la causa más fuerte de la dispersión de los sectores opositores son sus pactos corporativos, que los divorcian del interés general. Los compromisos particulares no se suman, no ceden lugar para constituir una unidad superior; se asocian circunstancialmente en contra del interés general, cuyo sustento institucional tratan de boicotear.
En cuanto a los 130 diputados de la bancada oficialista y los bloques aliados (la mayoría absoluta de la Cámara), lo más relevante es su alto y constante nivel de coincidencia en los fundamentos del proyecto nacional y popular, que se concretó, una vez más, en la decisión de avanzar en la democratización del Poder Judicial. Cuando las mayorías populares se hacen cargo del concepto de “democracia”, su aplicación se torna insoportable para quienes lo usaron en función de intereses privados. Pero proporciona al pueblo un instrumento poderoso para su liberación. Por eso, en palabras del diputado Agustín Rossi, “el desafío que tiene la democracia argentina es lograr que el interés general domine el interés corporativo”.

Compartinos:
15 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

“Macri esconde una matriz autoritaria en nombre de la libertad de expresión”

Apenas a dos semanas de la brutal represión en el Hospital Borda, en donde resultaron heridos el reportero gráfico José Mateos (Clarín) una periodista de América TV, camarógrafos de Télam, C5N y CN23, el jefe de gobierno Mauricio Macri sorprendió a propios y ajenos por el lanzamiento de un Decreto de Necesidad de Urgencia (DNU) que aprueba un Régimen de Defensa de la Libertad de Expresión para la Ciudad de Buenos Aires.

A instancias de los antecedentes violentos recientes, no queda claro si el afán democrático del alcalde intenta lavar las manchas de sangre por los sucesos en el neuropsiquíatrico, confirmar su amistad en las “redes sociales” de los multimedios enfrentados al gobierno nacional o establecer un régimen, que en nombre de la libertad de expresión proteja de manera solapada prácticas cercanas como las que se llevaron durante la Doctrina de la Seguridad Nacional, con un accionar de facto. Tal vez todos estos elementos resulten concurrentes.
Los cuerpos libres conformados en la ex UCEP (Unidad de Control para el Espacio Público) por las que Macri continúa imputado, la falta de protocolos de actuación de las fuerzas de seguridad y la confirmación de los ministros Guillermo Montenegro (Justicia), Daniel Chain (Desarrollo Urbano), Graciela Reybaud (Salud), con toda la cadena de responsabilidad bajo el mando del ex jefe exonerado de la Federal Horacio Giménez, son prueba de una matriz autorizaría que empezó en aquellos tiempos en los que Jorge “Fino” Palacios puso a trabajar a sus espías para pinchar teléfonos, y continuó con Eugenio Burzaco, quien diseñó los mecanismos de represión en donde fue asesinado el maestro Carlos Fuentealba, durante 2007.
Todos estos antecedentes obligan a dudar respecto al afán pluralista y democratizador de un decreto, que no reviste necesidad ni urgencia. En especial, en “democracias imperfectas” como las nuestras, las cuales permitieron una clara tendencia a la concentración de poder en los sistemas de medios, tanto oficialistas como opositores.
Los considerandos del mencionado DNU apelan a todos los tratados internacionales en materia de libertad de expresión, incorporados a la Constitución Nacional con la reforma de 1994, los cuales tienen rango superior a las leyes nacionales.
“No hay democracia sin libertad de expresión y no hay libertad de expresión sin libertad de prensa”, aseguró el mandatario porteño.
No obstante la retórica ambigua de su conferencia de prensa, los asesores del PRO encontraron un refugio legal para grupos económicos afines en el Tribunal Superior de Justicia porteño (TJS) frente al eventual avance del gobierno nacional. En particular, por la posible intervención a través de la Comisión Nacional de Valores.
Más allá de la ingenuidad de los discursos y estrategias mediáticas por el control de los espacios de formación de opinión pública, cabe destacar que este decreto desconoce la diferencia regulatoria de leyes nacionales que separan los Servicios de Comunicación Audiovisual (26.522) y las Telecomunicaciones (19.798). De un breve recorrido sobre el DNU ya vigente, al menos por 30 días ,surgen las siguientes observaciones:
El artículo 8 desconoce el espíritu inclusivo del artículo 65 de la LSCA respecto a las grillas de programación, que regula no los contenidos sino las cuotas de pantalla en un marco que promueve la cultura nacional, producciones y sus expresiones artísticas.
El artículo 12 desconoce la existencia de la Autoridad Federal de Aplicación (AFSCA) y su capacidad de actuar de oficio en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, violentando la jerarquía normativa de la pirámide jurídica que subsume las leyes locales a las nacionales; en tanto, el artículo 16, en igual sentido, niega la potencial expropiación de Papel Prensa, en caso de que el Congreso Nacional la declare de “utilidad pública”.
El artículo 14 menciona “abusos oficiales” sin aclarar si se trata de los posibles avances del oficialismo porteño o los del oficialismo nacional.
El artículo 17 remite elípticamente a la cláusula transitoria de desinversión por la que aún está vigente la medida cautelar que protege al Grupo Clarín de la aplicación del artículo 161 de la LSCA, cuestión que se encuentra en manos de la Corte Suprema de Justicia.
Lo más sorprendente surge de la letra escrita en el artículo 21 que indica: “Corresponde a la Ciudad la jurisdicción de todas las materias relativas a los medios y servicios de difusión orales, gráficos, electrónicos o de cualquier otro tipo, de los medios de comunicación en ella domiciliados o cuyas instalaciones se encuentren en la Ciudad, cualquiera sea su soporte o modalidad, con excepción de aquellos que ocupen espacio radioeléctrico los que estarán regulados por la ley federal correspondiente, en la medida que dicha regulación no afecte las libertades de imprenta, prensa y expresión de los habitantes de la Ciudad ni de las personas físicas en ella domiciliadas.”
En otras palabras. Se reconoce la jerarquía nacional de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, para luego rechazarla, lo cual retrotrae todo este ímpetu democratizador a un pensamiento binario propio de un atavismo cultural que no ha podido superar el macrismo. Se trata del mismo que enfrentó a unitarios y federales.
Que quede claro, quienes participamos en política antes y con el retorno a la democracia no deseamos ni proclamamos la muerte de nadie. El relato de Esteban Echeverría sobre El Matadero ya nos ha mostrado un clima de violencia política que nos retrotrae e etapas superadas en las batallas de la independencia.
Por tal motivo desde este espacio de representación repudio toda acción que implique tales retrocesos, incluso sea en nombre de la libertad de expresión. En especial, cuando se trata de la protección mutua entre los poderes fácticos y los políticos. Por eso Macri esconde una fuerte raigambre autoritaria y represiva que nada tiene que ver con los derechos fundamentales que menciona en su DNU.
Vale destacar que en el ámbito de la Legislatura porteña, durante la gestión de Macri nunca una funcionó una comisión dedicada a custodiar la Libertad de Expresión, estudiar el manejo de la publicidad oficial, el régimen sobre cual debe constituirse el sistema de medios de la Ciudad ni su anclaje en las normativas nacionales.

Compartinos:
15 mayo, 2013|Articulos, CABA|0 Comments

El desafío de aventurarse al diálogo

Por  Pablo Lumerman

Politólogo. Especialista en facilitación de diálogo en conflictos públicos. Director Ejecutivo de Fundación Cambio Democrático

image_previewUsualmente se percibe al conflicto como un riesgo, como algo negativo que debe ser evitado o suprimido. En un contexto de profundas transformaciones, Fundación Cambio Democrático propone otro modo de abordarlo, visualizándolo como motor del cambio social. De esta manera, promueve enfoques que permiten a la sociedad civil y al Estado encauzar la energía propia del conflicto hacia la construcción de acuerdos multisectoriales a partir de la promoción de procesos de diálogo democrático.

El trabajo realizado por la Fundación desde el año de su creación en 1998, ha sido atravesado
por una concepción innovadora de lo que representan las situaciones de conflictividad pública.

Pero específicamente, ¿cómo hace la institución para abordar estos conflictos? El enfoque de la Transformación de Conflictos plantea que para la construcción de justicia, democracia y paz, se requiere del desarrollo de distintos procesos que tiendan a potenciar las capacidades de las comunidades para la prevención y transformación de conflictos públicos.

Para lograr este objetivo, la organización impulsa:

• Plataformas de Diálogo e Incidencia: se trata de espacios de articulación multiactoral para prevenir y transformar conflictos públicos e incidir de manera colaborativa en políticas públicas.
• Construcción de capacidades sociales: espacios de capacitación para la gestión de procesos de cambio social y abordaje de conflictos.
• Facilitacion de procesos de diálogo y Mediación: son procesos colaborativos de construcción de consensos que apuntan a prevenir, resolver y/o contener un conflicto determinado, establecen nuevos marcos de relaciones entre las partes en conflicto y refuerzan la institucionalidad.
• Observatorios: son sistemas de información dinámicos, integrados y confiables, que permiten analizar la evolución de los conflictos con una mirada sistémica y brindan información esencial para la toma de decisiones.

La institución hace propia la agenda del fortalecimiento de la democracia y de los procesos de desarrollo sustentable a través de sus áreas de trabajo en temas tales como: energía, agroindustria, industrias extractivas, agua, residuos, humedales, cambio climático, educación, entre otros, desarrollando acciones de alcance federal, y como parte de la red de Partners for Democratic Change International impulsa iniciativas a nivel regional y global.bee333bd-9ab1-4e1a-a1b4-d5b67098c8c9-m

Al abordar la conflicitivdad socioambiental en Argentina, uno de los desafios mas importantes que se presentan, es el de propiciar procesos de incidencia colaborativa que permitan avanzar en una agenda común entre sociedad civil y Estado. En este sentido, durante el 2013 la organización estará colaborando en la publicación de documentos de recomendaciones de políticas orientadas a la prevención y transformación de conflictos socioambientales.

Fundación Cambio Democrático promueve debates constructivos y diálogos genuinos que permiten reflexionar y deliberar no sólo sobre cambios estructurales, sino también, sobre los cambios personales que serán necesario transitar para promover la comprensión que nos hace falta para habitar un mundo más humano, más justo, y más sustentable.

 

  • Fundación Cambio Democrático y la Universidad Nacional de San Martín dictarán los días 22 y 23 de Mayo el ” curso introductorio sobre Prevención y Transformación de Conflictos Sociales”
    Para más información, cambiodemocratico.org

[twitter id=”@fcdemocratico” number=”3″ avatar=”true” ]

Compartinos:
10 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

“Blanqueo”: devaluación, dolarización y narcolavado

Por Jorge Altamira

Luego de que el dólar se disparara a más de diez pesos, el gobierno salió a proponer un menú de títulos y certificados en dólares, para los que quieran blanquear divisas no declaradas y de dudoso origen. De la pesificación, volvemos a la dolarización; del desendeudamiento, que no fue tal, a un nuevo endeudamiento en dólares. El blanqueo beneficia a evasores y narcotraficantes, lo que convierte a Argentina en paraíso fiscal y lavadero de dinero malhabido. Asistimos a un reforzamiento político de la burguesía vinculada con los negocios sucios -desde la efedrina a los casinos.

En el anuncio del blanqueo, el gobierno aseguró que quedarían excluidos los imputados o procesados por lavado de dinero, como el caso reciente de Báez-K. Pero las empresas de esos imputados -o sus testaferros- bien podrían acceder a los beneficios del blanqueo.

Es altamente improbable, sin embargo, que éstos y otros evasores decidan entregar sus dólares a un Banco Central con patrimonio negativo y sin reservas suficientes para enfrentar la actual corrida cambiaria. Los anuncios, en definitiva, podrían tener el mismo destino que la Supercard o el congelamiento fallido, y marcar otro episodio en la desintegración del programa oficial.

La emisión de títulos para financiar a YPF o para comprar inmuebles significa, de todos modos, que se oficializan dos mercados de cambios. También introduce un sistema bimonetario, esto porque al lado del peso circulará un certificado inmobiliario, con convertibilidad inmediata al dólar. Los K aplican en forma parcial la receta de Alemania frente a la hiper de los años 20. De la ‘soberanía monetaria’ retornamos al colonialismo

El desdoblamiento cambiario -que, al lado del oficial, rige para el mercado de capitales y, ahora, oficializan para el inmobiliario— convalida la fenomenal devaluación del peso de los últimos meses. No fue necesario que CFK se fuera, como prometió, para que ello ocurriera. Podría contener la disparada del dólar, si ingresan los dólares ilegales y los pesos en negro no van a la compra de dólares para entrar en el blanqueo, pero establece un premio para los devaluadores, aunque esta contención sea por poco tiempo. El reconocimiento de la devaluación del mercado financiero impulsará la suba de precios corrientes y afectará al comercio exterior.

Una ‘salida monetaria’ al desbarajuste de la política K, como sería una devaluación completa del peso o subas confiscatorias de la tasa de interés, significará que el derrumbe lo pagarán los trabajadores con mayor inflación y despidos. Entrarán también ganancias especulativas fabulosas para los capitalistas, que han continuado, en la época K, sin pagar impuestos a estas rentas financieras. La salida positiva solamente puede ser social y política, y debe tener como sujeto (ejecutor) a la clase obrera. Planteamos:

1. Impuesto del ciento por ciento a la ganancia especulativa en el mercado de capitales.

2. Nacionalización de la banca y el comercio exterior, cuyos operadores son responsables de la especulación contra el peso -bajo control de los trabajadores. Cese del pago de la deuda externa.

3. Indexación mensual de salarios y jubilaciones, derogación del impuesto al salario, salario mínimo igual a la canasta familiar y 82 por ciento móvil para los jubilados; paritarias libres.

4. Por un gobierno de la izquierda y los trabajadores.

Compartinos:
9 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Hay que ejecutar derecho

Por Mario Mintz

Podemos imaginar una sociedad diferente? Vivir en
Argentina es sorprenderse día a día. A suerte de vivir
en democracia, nadie comprende cómo será el después. Parece que saberlo, es solo un privilegio para
los iluminados por una acción divina.
La democracia necesita ser reconstruida diariamente
por su valor irremplazable.
Si a un perro alguien le arrojara un puñado de piedras sobre su cabeza, el can reaccionaría con bravura mordisqueando las piedras, jamás buscaría
para defenderse a quien las lanzó. El animal solo se
defiende por instinto.
El agresor, protagonista, es quien lo hace sabiendo
que esa es la forma de dominación sin riesgos y
luego de tirar la piedra, sin culpas y sin estado de
conciencia, esconderá su mano.
Los argentinos -incluye a toda la sociedad- solemos
tener comportamientos extraños a la hora de protegernos adecuadamente de las agresiones cotidianas.
Prepotentes, las iracundas y permanentes denuncias
de la oposición sobre todas las ideas del gobierno, no
hacen más que agrandar la brecha entre lo necesario y las posibilidades de realización.
Sin proyectos y respuestas para dar soluciones, las
denuncias no sirven para reconstruir.
Navegando en discursos que dicen siempre lo mismo, solo crean hastío y descreimiento.
Así es como reaccionamos ante los carriles de la
realidad. Por momentos la actitud de algunos habitantes, es tan inofensiva como la mordedura de los
canes a las piedras.
Es imprescindible que los periodistas veamos las
manos de los agresores, pero también sus cuerpos y sus identidades. Responsabilidad profesional llaman a eso.
Cuando Bergoglio hablaba de algunos temas profundos para reconstruir, su pregón quedaba casi siempre
rebotando en las vanidades del poder, hoy cuando
Francisco habla, devuelve el eco de esas vanidades
destrozándolas con la humildad, la inteligencia de la
comprensión y la paciencia. El clérigo apuesta a que
veamos la mano que nos agrede y nos protejamos de
ella, no solo de las piedras.
Un claro ejemplo lo presentamos en la página 57
de esta edición, dice Jorge Rachid “En la Constitución Nacional del 94 el tema salud figura sólo en
un artículo y en ese se define a los pacientes como
consumidores, es la expresión más acabada de la
consumación de la derrota cultural que permitió comenzar a plantear la inversión en salud, como gasto
y la enfermedad como negocio”.
No vi ningún proyecto en el congreso que legisle
para subsanar tremenda calamidad. Ni otros de tremenda importancia. Seguimos mordiendo las piedritas, y si existen, están bien guardados en algún cajón del parlamento. Ni del gobierno ni de la oposición.
Los unos y los otros dramatizan discutiendo para que
Clarín gane o Clarín pierda.
La sociedad no es Clarín, la sociedad es el cuerpo
exacto de la Nación Argentina y si ellos la estafan
con argumentos e informaciones sociales inadecuadas, no reconstruyen, destruyen y las porfías, son
precisamente el abono que los actos de destrucción
necesitan para subsistir.
Se niegan a debatir, son vulnerables por sus propias ideas.Aparecen de nuevo las porfías y los
iluminados.
Nuestros viejos y nuestros hijos están en peligro, nuestra moral también. Los viejos se van
a morir pronto y los niños se van a transformar
definitivamente en canes. La democracia puede
hacerse añicos.
La solidaridad salvó siempre a los que vivían en la
marginalidad, hoy aparte de solidaridad hay que
ejecutar derechos, debemos meternos todos en la
misma caja.
Volvamos a realimentar la Democracia, son tres poderes y el país es uno solo, recuperar la dignidad, es
lo más importante….

Compartinos:
7 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

A Qué obedece la corrida cambiaria, quiénes son sus responsables, a quién beneficia y dónde termina

Por Jorge Altamira

La disparada del dólar paralelo ha provocado una gran confusión. El gobierno finge ignorarlo, como un fenómeno marginal. La propuesta de devaluar el peso un 40%, por parte de Federico Sturzenegger, vocero de Macri y presidente del Banco Ciudad, constituye una torpeza que convalida los beneficios de quienes han apostado a la devaluación y provocaría una hiperinflación. Una mayoría de analistas que sostenía hasta ahora que este desequilibrio podría mantenerse sin mayores sobresaltos por un tiempo relativamente prolongado, ha comenzado a romper filas. Unos abogan por acompañar la devaluación progresiva del tipo de cambio comercial con el aumento de la tasa de interés, otros se inclinan por desdoblar el mercado de cambios e incluso se ha propuesto la venta de los títulos p&uacute! ;blicos que se encuentran en la cartera del Banco Central.

Las causas objetivas de la corrida cambiaria son, básicamente, dos. La primera es la disparidad creciente entre los costos monetarios internos crecientes respecto a los internacionales. Las exportaciones se encarecen, las importaciones se abaratan. Para evitar un descalabro del balance comercial, el gobierno ha establecido un cepo en el comercio exterior. La otra razón es que el patrimonio o capital del Banco Central es negativo. Por un lado, no tiene reservas suficientes de divisas para enfrentar una pulseada con la demanda de divisas; por el otro, tiene una cartera abultada de títulos públicos que el Tesoro renueva en forma indefinida; por último tiene una deuda elevada con el sistema bancario local. Una combinación de drenaje de reservas y devolución de deudas a los bancos, desataría una hiperinflación. La especulación contra e! l peso se asienta en la vulnerabilidad del sistema financiero, que tiene lugar, paradójicamente, luego de la “recuperación de la soberanía monetaria”.

La corrida cambiaria, contra lo que se sostiene, no pasa el mercado de cambios al contado, conocido como ‘dólar blue’. Su epicentro es el mercado de valores y la Bolsa, donde se transan acciones, títulos públicos y otros numerosos instrumentos financieros. Los valores que se compran en pesos pero que el Estado cancela en dólares, son revendidos en el exterior a la tasa del cambio paralelo. La devaluación del peso en el mercado de capitales avanza a una velocidad superior a la que se registra en los precios de las góndolas. Hay un peso financiero y otro comercial; el segundo seguirá al primero a través de diversos vasos comunicantes.

La corrida contra el peso en el mercado de capitales es financiado por los bancos y, en última instancia, el Banco Central. Los especuladores que compran títulos o acciones con pesos, que luego revenden por dólares en los mercados internacionales, no lo hacen con fondos o capitales propios. Invierten ‘al descubierto’, o sea con una deuda que contraen con comisionistas o bancos a tasas de interés que hoy son inferiores a la tasa de inflación. El que establece estas tasas de interés y aporta el dinero para respaldarlas es, en última instancia, el Banco Central. La tasa de interés del mercado interbancario, donde el Central cubre la demanda inmediata de los bancos, ha oscilado en torno al 16%, en tanto la compra de títulos y acciones que se revenden en dólares ha dejado ganancias cercanas a! l ciento por ciento. El pirómano de la especulación es el propio oficialismo. Si el Central aumentara en forma considerable la tasa de interés de referencia, obligaría a los especuladores a cubrir el ‘descubierto’ (devolver lo prestado), derribaría la cotización de los títulos y acciones y con ello al dólar, y provocaría la quiebra de los especuladores, además de un encarecimiento brutal del crédito. O sea que el gobierno que finge que ‘no pasa nada’, alimenta la corrida contra el peso, con el pretexto de que si no lo hiciera provocaría una depresión. Se encuentra, como se dice, entre la espada y la pared.

El pago de la deuda externa por parte del Banco Central, en lugar del Tesoro, es el principal responsable de la emisión de moneda que acaba financiando la corrida cambiaria. Este procedimiento enmascara la magnitud real del déficit fiscal. El gobierno argumenta que necesita este déficit para sostener la demanda de consumo, aunque en realidad financia a los saqueadores del transporte y de la energía y a los Lázaro Báez de la obra pública.

Una de las fuentes principales de la compra ‘apalancada’ (sin dinero propio) de títulos y acciones es también el dinero conseguido, a tasas del 15% anual, en la propia operatoria bursátil. Muchos operadores financian la especulación con cheques, que en la Bolsa no pagan impuesto, o sea que lo evaden prestando para la corrida cambiaria. La suba del dólar paralelo también estimula, paradójicamente, la compra de títulos que pagan dividendos en pesos, porque los no residentes pueden utilizar es dinero para comprar dólares al cambio oficial. Otra fuente de financiación es el dinero no declarado que se obtiene, de la subfacturación de las exportaciones y la sobrefacturación de las importaciones.

La ‘infiltración’ del mercado financiero en el ‘real’ se manifiesta con claridad en la parálisis de la compra-venta de inmuebles e incluso en la construcción residencial. Para Carlos Heller, que integra la tropa de ex stalinistas que han ingresado al kirchnerismo, una caída del precio de los inmuebles sería positiva para la solución del problema de la vivienda. Lamentablemente, los que aprovechan el derrumbe son los que cambian dólares en el mercado paralelo; Heller está ofreciendo un nuevo mercado especulativo cuando la devaluación ponga fin y convalide la corrida cambiaria.

La desvalorización de los capitales en pesos presiona, por otro lado, a la suba los precios de consumo y a la rebaja de salarios; la devaluación del peso, en el mercado de capitales, se traslada al de consumo personal. La paralización de inversiones de las mineras Vale do Rio Doce y Barrick Gold (en Pascua Lama), o el retiro de la sojera El Tejar del mercado argentino y del arrendamiento de tierras, así como la parálisis del ingreso de las petroleras en la explotación de hidrocarburos no convencionales, obedece a que reclaman, para los dólares que ingresan, un tipo de cambio de diez y no de cinco.

Arrinconado por la crisis, el gobierno ha optado por una gestión de caja de la economía, que asegure un superávit suficiente para pagar la deuda externa y las importaciones de energía. En el seno del oficialismo, los que descreen de este régimen precario propugnan el desdoblamiento del mercado cambiario. Esta medida convalidaría las ganancias de los especuladores y ofrecería al capital internacional un poder de compra gigantesco sobre la economía del país. Como, al final, las paralelas sí se tocan, el resultado sería una devaluación en toda la línea. La ‘opo’, por su lado, propone devaluar directamente y subir la tasa de interés, para que el kirchnerismo pague el costo de un ‘rodrigazo’. El ex presidente del Banco Central, Redrado, acaba de proponer que el Banco Central venda los títulos del Tesoro en su poder, para bajar la disparada del dólar en el mercado de capitales. Es un planteo sorprendente, esto porque el 90% de la cartera del Central está compuesta de títulos intransferibles. Si, por caso, esa operación pudiera realizarse, el resultado sería que la llamada deuda intra-estatal se convertiría toda en deuda pública del Tesoro con acreedores privados e incluso en deuda externa con deudores del extranjero. El ‘desendeudamiento’ (en realidad endeudar al Central y a la Anses), se convertiría en un re-endeudamiento internacional. Las bicicletas y las calesitas siempre giran 360°.

Estamos ante una bancarrota manifiesta, lo cual plantea la necesidad de una reorganización completa de la organización económica cuyas contradicciones del país. El primer aspecto de esa reorganización es qué clase social debe asumirla; si queda cargo de una fracción alternativa del capital financiero, será pagada por los trabajadores con enormes sacrificios. Un gobierno de trabajadores, por el contrario, tomaría en sus manos los recursos fundamentales de la economía y de las finanzas, cargaría el peso de la salida de la crisis en el gran capital nacional e internacional, y diseñaría un plan económico que priorice la adjudicación de los recursos al empleo – o sea la industrialización – y a la elevación de la calidad de vida y de trabajo de la población laboriosa.

Como medidas urgentes planteamos:
Cese del pago de la deuda internacional usuraria y nacionalización de los bancos y el comercio exterior bajo la dirección de los trabajadores.

Salario mínimo igual al costo de la canasta familiar, reparto de las horas de trabajo entre toda la población activa, formación profesional en las empresas.

82% móvil para los jubilados.

Compartinos:
7 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

Cooptación kirchnerista de los órganos de control estatal

Por la Senadora Nacional Laura Montero

 

 

Si hay algo que quedo en claro a través del oscuro entramado de hechos que se desencadenaron, desde la licitación de la obra pública en Santa Cruz hasta los depósitos millonarios de cuentas en el extranjero, es la ausencia absoluta de control estatal en todo el proceso.

Las poca o nula voluntad de los Kirchner de ser controlados se manifestó claramente cuando durante la gobernación de Santa Cruz, el ex Presidente Néstor Kirchner destituyó de manera ilegítima al por entonces Procurador de la Corte Provincial, Dr. Eduardo Sosa, quien fue restituido por un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que Kirchner se negó a cumplir.

A partir de allí y ya en la presidencia de los Kirchner, ha sido deliberado “el descontrol de los Organismo de Control”, a pesar de la innumerable legislación que los prevé y de la sanción de leyes específicas de las que después se ha hecho caso omiso. Esto queda claramente expuesto si se sigue el proceso de la ruta del dinero en el caso BAEZ y sus socios “K”.

Paso 1: Desde el momento cero, cualquier empresa que quiera trabajar lícitamente en Argentina debe pasar por la Inspección General de Justicia (IGJ), este organismo está actualmente a cargo de Luis Rodolfo Tailhade que responde a Eduardo “Wado” de Pedro uno de los jefes de La Cámpora. Es bueno recordar que Tailhade eliminó el acceso al público al expediente de las sociedades vinculadas al caso “Ciccone”.

Paso 2: En la etapa de contratación de obra pública a cargo del Ministerio de Planificación Federal que encabeza de Julio de Vido, la Sindicatura General de la Nación (SIGEN)y la Auditoría General de la Nación (AGN) son las responsables del control Interno y Externo respectivamente, de la administración de los fondos públicos. La SIGEN a cargo del tristemente célebre “Daniel Reposo” no sólo no ha reportado irregularidades, sino que omite actualmente dar cualquier tipo de información que se le solicite. Mientras la AGN a cargo de Leandro Despouy, aún con las limitaciones de no contar con la mayoría en el Consejo, ha reportado un sinnúmero de casos de sobreprecios en la contratación de obra pública. Despouy tuvo que sufrir los embates del Kirchnerismo que querían su destitución.

Paso 3: Cualquier ciudadano sabe que el más mínimo movimiento contable cae bajo la supervisión de la AFIP, que dirige Ricardo Echegaray, quien curiosamente fue abogado de la empresa Gotti S.A. entre el 2000/01, constructora que luego fue adquirida por Báez. Ni la AFIP de Río Gallegos a cargo de la cuñada de Máximo Kirchner, Virginia García, ni la AFIP de Buenos Aires a cargo de Andrés Vázquez, el funcionario que ordenó el operativo con 200 inspectores contra el Grupo Clarín en 2009 y que fue sumariado por su vínculo con Cristóbal López, actuaron, a pesar que personal de la AFIP había informado la existencia de facturas apócrifas.

Paso 4: En la etapa del transporte de dinero “negro” debieron intervenir diversos organismos nacionales: la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) dependiente del Ministerio de Seguridad de Nilda Garré; los Controladores Aéreos, actualmente la Dirección General de Control de Tránsito Aéreo depende de la Fuerza Aérea e indirectamente del Ministerio de Defensa a cargo de Dr. Arturo Puricelli y Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) del Ministerio del Interior y Transporte, cuyo titular es Randazzo. Los aviones parecen haberse movido con la ausencia más absoluta de control. ¿Ningún scanner registró las bolsas de dinero que se transportaban?

Paso 5: La Unidad de Información Financiera (UIF) dirigida por José Sbatella en jurisdicción del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación de Julio Alak, tiene la obligación de denunciar a la Justicia cualquier tipo de operación sospechosa que le sea reportada por aquellas personas e instituciones (Entidades Financieras, Escribanos, Registros de la Propiedad, etc…) que tienen obligación legal de emitir los Registros de Operaciones Sospechosas (ROS) ante operaciones de dudosa licitud. A pesar de haberse librado varios ROS por los movimientos de cuentas de las empresas de Báez ninguno fue tenido en cuenta.

Paso 6: No reportaron nada, ni la Comisión Nacional de Valores (CNV), a cargo de Alejandro Vanoli, ni el Banco Central de la República Argentina, a cargo de Marcó del Pont. Ellos deben ser custodios del normal funcionamiento de sociedades que operan en bolsa o en el mercado financiero.

Paso 7: En el ámbito judicial, el peso cae sobre la Procuradora Dra Gils Carbó, jefa de los fiscales, que tiene a su cargo la Fiscalía de Investigaciones Administrativas y la Procuraduría Adjunta de Criminalidad Económica y lavado de Activos( PROCELAC). La pregunta es qué hicieron para promover el accionar de la justicia frente a cualquier sospecha y que están haciendo para investigar a Báez y a los Kirchner, a pesar de las innumerables dudas que hay sobre su limpio accionar. Parece que no mucho a juzgar por las declaraciones del fiscal Guillermo Marijuan.

Estos siete pasos parecieran demostrar que los Kirchner y sus socios parecen haber tejido un complejo entramado de “licencias” para evadir, cooptando todos los organismos de control.

El paso 8 es tal vez el más codiciado “el control de la JUSTICIA para que nadie los juzgue y lograr impunidad”

[twitter id=”@lauramonteromza” number=”3″ avatar=”true” ]

Compartinos:
6 mayo, 2013|Articulos, Columnas de Opinion|0 Comments

La cara oculta del macrismo en cinco puntos

Por Virginia González Gass

 

Este martes 7 de mayo el ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chain, será “consultado” (en lugar de interpelado) en la Legislatura Porteña por su responsabilidad política en la demolición de los Talleres Protegidos N° 19 del Hospital Borda.

Tras la respuesta negativa al pedido de renuncia del ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro, por el violento proceder de la Policía Metropolitana durante la jornada del 26 de abril, esta nueva presentación atiende indirectamente a un pedido de interpelación de legisladores opositores en el que también está incluido el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta.

En su descargo durante la sesión especial del sábado 27, el ministro Montenegro señaló directamente al arquitecto Chain y al Procurador de la Ciudad Julio Conte Grand como los funcionarios encargados de evaluar la legitimidad del operativo conjunto, motivo por el cual justificó el envío del cuerpo infantería al hospital neuropsiquíatrico.

A continuación se ponen a disposición diversos elementos de análisis que demuestran el accionar ilegal con el que obró el Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires. Siguiendo los enlaces (subrayados) se podrá acceder a la documentación en detalle:

1) El espacio destinado a la edificación del denominado “Centro Cívico” debe ser tratado por la Legislatura al superar el 20% del total de la parcela, conforme lo indica el Código de Planeamiento Urbano (ver Dossier). Una extraña coincidencia es que, luego de los sucesos, desaparecieron los datos catastrales del Hospital Borda del “Mapa interactivo de la Ciudad de Buenos Aires.

2) El decreto 121/12, por el cual se autorizan los pliegos de licitación y se pretende habilitar la obra para el “nuevo distrito gubernamental”, resulta inconstitucional y contrario a derecho por violar los artículos 89° y 90° de la carta magna de la Ciudad de Buenos Aires, que obligan al paso por la Legislatura, con un proceso de doble lectura, respecto a toda reforma del Código de Planeamiento Urbano (ver Dossier).

3) La demolición del Taller Protegido N° 19 contradice lo dispuesto por la Sala II de la Cámara en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, bajo un argumento engañoso del fallo en primera instancia dictado por la jueza Andrea Danas -del 19 de febrero de 2013- en el que declara abstracta la medida cautelarsustentada en el Expte. 45258/1, bajo los autos “NADDEO, María Elena y otros c/GCBA” y, por lo cual, la Cámara ratifica el 26 de abril lo dispuesto el 28 de diciembre de 2012, aplicando sanciones al Jefe de Gobierno Mauricio Macri, al ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chain, y al Procurador General de la Ciudad, Julio Conte Grand, con multas de 20 mil pesos a cada uno (ver Dossier).

4) La situación en el Hospital Borda no resulta ajena a la política de desguace progresivo de los dispositivos de Salud Mental (ver documento de trabajo). Esa situación extrema pudo observarse en la precariedad de la Sala de Guardia en donde resultaron atendidos los heridos durante la represión.

5) Los dos gobiernos de Mauricio Macri han sostenido la tendencia de crear una fuerza de choque, en lugar de un cuerpo de proximidad. El decreto 210/2009 admitió el ingreso a la Policía Metropolitana de personal de las Fuerzas Armadas (ver Dossier). En este sentido, la política instrumentada siempre persiguió una conducta represiva. A la designación de Jorge “Fino” Palacios y sus espías, le siguió como Jefe de la Metropolitana Eugenio Burzaco, ideólogo del plan integral de seguridad que en 2007 terminó con el asesinato, en Neuquén, del maestro Carlos Fuentealba; en tanto, su sucesor Horacio Alberto Giménez recibió cobijo por el macrismo luego de ser expulsado por la ministra Nilda Garré de la Policía Federal. Asimismo, existe el precedente en el Gobierno de Mauricio Macri de la ex UCEP (Unidad de Control de Espacio Público): fuerza de choque que actuó bajo la órbita del Ministerio de Espacio Público, en tiempos en los que el actual titular del SBASE (Subterráneos de Buenos Aires), Juan Pablo Piccardo se desempeñaba como ministro de Ambiente y Espacio Público. El jefe de Gobierno sigue imputado por el maltrato a indigentes en la causa caratulada “Macri, Mauricio, Piccardo Pablo, UCEP s/Amenazas y otros delitos”.

Frente a la llamativa negación de la realidad por parte de los máximos funcionarios del gobierno porteño, el juicio político parece ser el único camino para evitar la impunidad respecto al avasallamiento sobre los derechos de los ciudadanos y sobre la justicia.

Por tal motivo resulta indispensable denunciar este plan sistemático, que avanza velozmente, y se corresponde a una política tendiente a desarticular el espacio público para fines ajenos al bien común.

Estos cinco puntos sólo focalizan los sucesos recientes en el ámbito de la salud, y tienen como telón de fondo la clara inobservancia de todo el marco regulatorio que constituya un obstáculo a los planes de la actual gestión.

La casi nula acción del gobierno porteño en áreas de bienestar social y los constantes atropellos son la cara oculta de una gestión de matriz autoritaria que hoy avanza a paso firme sobre los pacientes psiquiátricos, los trabajadores y todo aquel que promueva soluciones inclusivas para toda la comunidad.
* Legisladora porteña (PSA) y presidente de la Comisión Especial de Salud Mental

Acceder al Dossier

[twitter id=”@GonzalezGass” number=”3″ avatar=”true” ]

Compartinos:
6 mayo, 2013|Articulos, CABA, Columnas de Opinion|0 Comments
Load More Posts