Columnas de Opinion

/Columnas de Opinion

Reflexiones sobre el caso de Rafaela: la Trata de Personas y los desafíos del Estado por Ana Copes

El caso de los proxenetas de Rafaela sorprendió por las lujosas propiedades y la gran cantidad de bienes secuestrados, valuados en más de 15 millones de pesos. Lamentablemente, esas cifras millonarias no deberían llamar la atención: según organismos internacionales, la trata de personas es el tercer delito más rentable del mundo, detrás del tráfico de armas y del narcotráfico.

Entre 2008 y 2018, el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Víctimas Damnificadas por el delito de Trata (PNR) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, rescató y/o asistió a 13.384 víctimas. El 54% fue víctima de explotación laboral; mientras que el 46% restante fue víctima de explotación sexual. En el PNR trabajan profesionales en la temática, que acompañan a las Fuerzas de Seguridad en los allanamientos para tener el primer contacto con las víctimas. Éste no es el primer allanamiento que se realiza en Santa Fe: entre 2017 y 2018, el PNR rescató y/o asistió a 46 víctimas (de un total de 2731 en el país) en toda la provincia.

A su vez, según datos de la UNODC de Naciones Unidas, Argentina es uno de los países con mayor número de sentencias por el delito de trata de personas: 317 para ser exactos, desde la sanción de la ley 26.364 en el 2008; de las cuales 270 fueron condenatorias. El Estado viene logrando importantes avances en la temática, que en los últimos años se ven reflejados en la puesta en marcha del Consejo Federal contra la Trata en 2016 (donde se reúnen todas las provincias, los organismos nacionales pertinentes y representantes de la sociedad civil); la presentación que se realizó el 31 de julio de 2018 del primer Plan Nacional Bienal contra la Trata y Explotación de Personas (un Plan que comprende 111 acciones y donde están involucrados más de 50 organismos); la calificación como Tier 1 (la máxima posible) a nuestro país que realizó el Departamento de Estado de los Estados Unidos, por cumplir “plenamente con los estándares mínimos para la erradicación de la trata de personas”. Desde 2011, Argentina era calificada con la categoría Tier 2, en la que figuran los países cuyas acciones en esta materia son insuficientes.

Sin embargo, más allá de los esfuerzos que el Estado nacional realiza para la lucha contra estos delitos, aún quedan varios desafíos que nos interpelan a seguir trabajando con mayor compromiso. Uno de ellos, quizás el principal, es garantizar una política de reparación a las víctimas de trata y explotación. Todos los bienes incautados, la ganancia que produce el delito a costa de la explotación de las víctimas, debe ser devuelto a ellas. Con este espíritu, el 22 de mayo pasado, el Senado de la Nación dio media sanción por unanimidad al proyecto que crea el “Fondo de Asistencia Directa a Víctimas de Trata”, una herramienta clave para asistencia y reparación a las víctimas. Esperamos que la Cámara de Diputados prontamente lo trate en el recinto y lo convierta en Ley.

Los autos lujosos, las propiedades, el dinero que en este caso han logrado ser incautados, deben ser re-dirigidos para garantizar a las víctimas de estos delitos una reparación integral. Las personas víctimas de trata y explotación deben poder reconstruir un proyecto de vida. Y el Estado tiene que hacer todo lo humanamente posible para garantizarlo. Éste es nuestro compromiso. Seguiremos trabajando para desestructurar las redes de trata y explotación de personas, y para garantizar una política de asistencia, protección y reparación integral.

*Coordinadora del Comité Ejecutivo contra la Trata y Explotación de Personas.

Compartinos:
6 junio, 2019|Columnas de Opinion|Comentarios desactivados en Reflexiones sobre el caso de Rafaela: la Trata de Personas y los desafíos del Estado por Ana Copes

¿Intenciones reales de hacer algo por la educación o mero oportunismo político?

Al escuchar al precandidato a gobernador por el peronismo, Alejandro Bermejo, en una entrevista radial realizada el pasado 1 de junio, considero muy importante realizar ciertas consideraciones como Senadora Provincial que, además de ser docente, me he especializado en el tema educativo, ya que es prioritario para el desarrollo de nuestro país.

Bermejo contesta sobre presupuesto educativo sin precisión y sin conocimiento. De manera confusa y verborrágica. Llama la atención que desconozca que la tercera parte del presupuesto total provincial, uno de cada tres pesos que ingresan al Estado, forman parte del presupuesto educativo. De hecho, deberíamos remarcar que este Gobierno ha realizado el pago de $800 millones de juicios que dejó pendiente el Gobierno de Pérez; becó económicamente a docentes para capacitarse en materias prioritarias, y realizó refacciones importantes y onerosas en diversos establecimientos educativos. En 2019, se invertirán $1.000 millones en infraestructura educativa. En 2015, Pérez solo destinó $22 millones para obras educativas. Sería sensato que el Intendente recuerde también que ese año los docentes no cobraron sueldos por ineficiencia del manejo presupuestario del gobernador Pérez.

Habla de “revisar el ítem aula”, ¿y cómo pretende hacer esto? ¿Va a sacar una ley nueva? ¿Va a modificar la existente? ¿Va a derogar el decreto 228/16 que ya ha sido ratificado por la Legislatura? Sería oportuno que sea claro, de otro modo lo único que hace es confundir a los docentes y a la población. Si no se pone luz sobre cuál será la decisión en caso de poder acceder a la Gobernación, no es creíble. Suena más a un manejo demagógico en un momento electoral, que a una verdadera intención de mejorar el sistema educativo provincial.

Por otro lado, es menester aclarar que este ítem se trató en una Convención Paritaria, es decir, con la presencia del SUTE. Al no llegar a un acuerdo y ante la imposibilidad de otro ofrecimiento salarial como consecuencia de haber recibido una provincia en llamas; y ante la necesidad de cumplir con el servicio educativo es que se ratificó este decreto en la Legislatura.

También habla de “revisar el ítem zona”. Hacía décadas que las escuelas de Mendoza no tenían recategorización de zona. De hecho, hasta el 2016 solo había un 45% de escuelas con esta categorización. El actual Gobierno realiza un gran esfuerzo trabajando desde la DGE, la DEIE y la Comisión de zona -que está compuesta por docentes del SUTE y del Gobierno-. Apenas culmine con este proceso, pagará el ítem correspondiente a cada escuela. Y aquí es necesario recordar que ningún docente cobrará un peso menos de zona, ya que la recategorización, si disminuye, será hacia el futuro; en cambio si aumenta, el cobro de zona mayor será inmediato. La idea es beneficiar al docente que trabaja en zonas vulnerables o alejadas. Al día de la fecha se ha recategorizado el cien por cien de las escuelas. Se han pagado $800 millones de juicios a 17.000 docentes que la administración anterior no pagó a pesar de haber sido reconocidos como deuda.

Con respecto a las escuelas en contextos de encierro, se les ha otorgado el cien por cien de zona. Y hoy tenemos al 50% de la población carcelaria cursando distintos niveles del sistema educativo.

Está próximo a salir el reglamento de Escuelas Albergues. En este proyecto se está trabajando conjuntamente con el SUTE y docentes de la modalidad.

Dice que se han dejado docentes y estudiantes en la calle por el decreto 530 de Superior. La verdad que siendo parte del Consejo de Educación de la Provincia, como partido opositor, a través de la Senadora Fernanda Lacoste, jamás se trajo esta denuncia a la mesa. Sería muy bueno que acerque al Consejo los nombres de estas personas que se habrían quedado fuera del sistema. Al día de hoy, no se observa esta afirmación del precandidato en la realidad de la DGE.

Años de gobierno y desde el peronismo pocas fueron las medidas educativas que se tomaron, por ejemplo jamás se regularizó la situación de los SEOS. Creo que ante su afirmación, sería necesario que el precandidato explique con qué presupuesto realizará lo que propone. Para que no quede como una promesa electoral de imposible cumplimiento.

Sin dudas, todos soñamos con una educación pública, inclusiva, igualitaria, laica y de calidad. Todos aspiramos a mejores presupuestos y sueldos docentes, pero no podemos caer en promesas falsas, oportunistas o confusas. Esa oposición que en su momento fue lapidaria con esta medida, resulta que ahora a días de las PASO cambia su discurso. Ahora de repente la medida no es tan mala y la quieren continuar pero con “modificaciones”.

Quieren modificarlo, pues bien ¿qué modificarían? ¿Cómo lo harían? Dicen que no se destina presupuesto, pues digan de qué partida presupuestaria piensan obtener mayores recursos para destinar a educación. Brinden información veraz, no confundan a la ciudadanía, hagan declaraciones serias, interiorícense fehacientemente con la realidad educativa ahora que tienen un Gobierno dispuesto a brindar toda la información necesaria. Pero por sobre todo, sean coherentes que la población ya está cansada de tanto oportunismo político.


Mariana Caroglio
Senadora Provincial UCR

Compartinos:
4 junio, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Carta abierta a Jorge Lanata por el aborto por José Arturo Quarracino

Estimado señor Jorge Lanata
De mi mayor consideración:
Me dirijo a usted a raíz de sus declaraciones sobre el aborto, efectuadas el viernes 24 ppdo. en el
programa matutino que usted conduce Radio Mitre.
En primer lugar, en muchos de nosotros que estamos en contra de la pena de muerte contra los
niños por nacer, lo estamos porque no concebimos que se pueda quitar la vida a quienes son los
seres humanos más inocentes e indefensos de todos. No estamos imponiendo ninguna idea, se plantea un tema como éste (y como tantos otros) y lo debatimos. No se trata de que usted “no quiera obligar al otro a que comparta mi idea”, sino si esa idea puede ser fundamento de una vida en comunidad o la perjudica. En este caso en particular, no se concibe que una comunidad humana pueda edificarse sobre la sangre de miles de inocentes, eso era común en épocas de salvajismo o de barbarie, y lo sigue siendo hoy, con 55 millones de niños que no llegan a nacer porque los matan antes.
Si aplicáramos en concreto sus consideraciones, tendríamos que vivir en una forma que el que quiere matar mate y el que no quiere matar no mate; que el que quiere robar robe y el que no quiere robar que no robe; que el que quiere violar viole y el que no quiere violar no viole; etc. ¿Usted cree que se puede vivir socialmente así? Valen los ejemplos que usted aduce sobre los veganos -el que quiera ser vegano que lo sea y el que no quiere que no lo sea-, pero en el caso del aborto el que quiere abortar mata  otro, encima que no se puede defender. No es cuestión de gustos, sino del derecho a la vida que nadie puede pisotear impunemente y que en el caso del aborto termina matando a otro ser humano.
En segundo lugar, dado que lo toma como autoridad filosófica, lo cual comparto, usted se remite a lo que dice Aristóteles en su famosa obra Metafísica, para citarlo y hacerle decir que “una cosa es la
potencia y otra [cosa] es el acto. Una semilla es potencia de árbol, pero […] una semilla no es un árbol.
Una semilla puede ser un árbol, pero no es un árbol, es una semilla”. Hasta lo que usted dice que dijo Aristóteles.
Permítame corregirlo: en primer lugar, Aristóteles dice algo total y absolutamente diferente a lo que usted dice que dice: en realidad, él dice que “el bronce [la semilla] es, en efecto, una estatua [un árbol] en potencia”
No dice que la potencia es una cosa y el acto es otra cosa, dice que potencia y acto son
cualidades o modos de ser de una y la misma cosa, es decir, la semilla es tal en acto, pero tiene en sí
misma la potencia de llegar a ser árbol. La semilla no se hace otra cosa como árbol, sino que se transforma, pasa de una forma a otra. Una y la misma cosa es en acto y tiene en sí misma la potencialidad de transformarse y “mostrarse” en otra forma, la entelequia -el fin último al que está destinada cada cosas- es lo que “produce” el movimiento o proceso de un estado de potencia al estado de acto. El árbol es acto que previamente estuvo contenido en la semilla, su fin último es lo que puso en movimiento  ésta última para llegar a ser árbol concreto.
Por este motivo es que su razonamiento, aplicado al aborto, es falso: “hasta las semanas 12, 13 una
vida no es vida, puede serlo, pero no lo es”. Esto no es Aristóteles como usted pretendió presentarlo
y justificarse. Lo que usted llama “potencia de vida” no existe: desde el momento de la concepción ya existe una nueva vida, un ser humano, el cigoto. No es vida en potencia, es vida en acto, y tan vid
es que actúa, dado que “crea” una hormona -la gonadotrofina coriónica humana- que es la que “le avisa” al útero de la mujer que va a recibir un ser humano. Es por este “aviso o comunicado” que el útero materno comienza a espesarse, en realidad sus paredes, porque se prepara y engrosa para recibir un nuevo ser; por eso el embrión (óvulo fecundado) tarda una semana o unos días más para bajar al útero porque le da tiempo a éste para prepararse. En este sentido, el embrión -minúsculo- es bebé en potencia, no es potencia de bebé como usted afirma, es al revés: es bebé, ser humano pleno, no es una cosa que después pasa a ser otra, es ser humano que se va a ir “trans-formando”, pasando de una forma a otra.
En realidad, lo que está en discusión no es que las primeras 13 semanas el ser gestado no sea vida,
sino que lo que se discute es si es persona o no. En rigor de verdad, desde el momento de la concepción el embrión es un ser vivo distinto a la mujer que lo recibe en su seno, no es un apósito o un agregado, es un ser humano distinto y diferente a sus progenitores, así lo corrobora y afirma la ciencia. Y así lo confirma el Derecho Constitucional y el Código Civil y Comercial, en tanto definen que “la vida humana comienza en la concepción” y que esa vida humana “es persona” (Convención Americana de los Derechos Humanos, Art. 4º) y que “la existencia de la persona humana comienza en la concepción” (Art. 19º).
Discutir si esa vida es persona o no hasta la semana 13 ó 14 es una falacia, por no decir una estupidez.
Persona es un concepto jurídico, no es biológico ni científico, es todo ser que posee o adquiere
derechos y contrae obligaciones, ya desde el Derecho Romano. Discutir si el ser humano presente en el seno materno -el bebé por nacer o feto- es o no persona es la trampa a la que ha recurrido el padre y patriarca del control de la natalidad, John Davison Rockefeller III , para justificar que “no deben ser traídos al mundo los hijos no deseados”, porque “obstaculizan la libertad de la mujer” y “no son personas, son fetos”.
Por último, resulta paradójica y contradictoria su actitud, cuasi esquizofrénica. Usted mismo, como
otros muchos, pretenden hablar “desde la ciencia”, no desde el dogma, descalifican a los que defienden la vida por ser dogmáticos y hablar desde sus creencias religiosas. Pero en su argumentación a favor del aborto usted comienza afirmando “Entonces yo creo que hasta las 12, 13 semanas…”. Usted mismo es dogmático, cree, no dice que sabe, dice que cree. Usted ha descalificado o minusvalorado los argumentos pro-vida por ser dogmáticos y partir de criterios religiosos, pero USTED HA HECHO LO MISMO, incluso ahora: “yo creo”.
Pero la misma trampa esquizofrénica la ha padecido el mencionado John Davison Rockefeller III,
quien ha fundamentado y basado todo su plan de control de la natalidad a nivel nacional (en Estados Unidos) y a nivel mundial (a través del famoso Memorando 200/74 elaborado por Henry Kissinger en su función de Consejero de Seguridad Nacional) en la creencia que “determinar la cantidad de hijos y el espaciamiento entre ellos es el derecho humano básico de todo individuo y pareja”, con lo cual desaparece el derecho a la vida como derecho humano básico.
Usted se considerará progresista en su visión del mundo, pero en particular en el tema del aborto
usted piensa igual y repite las mismas conceptualizaciones de uno de los miembros más
paradigmáticos de la oligarquía financiera internacional, reaccionaria y genocida. Es una lástima
que habiendo hecho tantos e importantes aportes en su labor de décadas como periodista en esta cuestión avale, ¿inconscientemente?, es más perverso y siniestro genocidio que ha conocido la historia humana, con millones de muertos por año. ¿O en realidad conoce y apoya este genocidio diseñado y promovido por el clan Rockefeller, pero dándole la pátina y el perfil progresistas, para disimular su carácter esencial de asesinato masivo y en serie?

José Arturo Quarracino

Compartinos:
27 mayo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Lo que le falto al juez Gallardo. Por Federico Addisi

En un fallo que ya cumple un mes el titular del juzgado n.° 2 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Andrés Gallardo, ordenaba  al GCBA que en forma inmediata prohíba en todo el territorio de la Ciudad, la actividad de las firmas Rappi Arg. S.A.S., Kadabra S.A.S. (Glovo) y Pedidos Ya S.A., (mensajería y reparto de sustancias alimenticias), hasta tanto cumplan con los requisitos minimos de seguridad que exige el Código de Tránsito y Transporte porteño y en su decreto reglamentario, al menos en lo atinente a «utilización de casco, de luces reglamentarias, y en caso de llevar caja portaobjetos, que la misma se encuentre asegurada al vehículo, así como existencia de seguro y de libreta sanitaria en caso de transporte de sustancias alimenticias».
A pesar de dicha disposicion las empresas mencionadas no solo siguen incumpliendo con lo requerido sino que con total impunidad siguen operando. Esto sin que el Gobierno de la Ciudad ejerza el poder de policia para dar cumplimiento a lo ordenado por el magistrado.
Mas aun; como consecuencia de todo lo antedicho y a pocos dias de dictado el fallo comentado era atropellado y perdia la vida el trabajador de Rappi, Ramiro Cayola. Para quien esto escribe no caben dudas de la responsabilidad de la empresa y el gobierno porteño en tan luctuoso suceso.
Pero es aqui donde entra a jugar «lo que le falto al Juez Gallardo».
Si bien la sentencia es impecable solo se pronuncia en lo que hace a las cuestiones de transito y omite en sus considerandos (entendemos las cuestiones de competencia) el referirse a la cuestion de fondo; esto es la precarizacion y fraude laboral en el que incurren las empresas al no reconocer a sus trabajadores en relacion de dependencia y por ende dejarlos librados a su suerte sin siquiera una ART ni nadie que los ampare. El caso de los 430 despedidos de Pedidos Ya es ejemplificador. Solo el sindicato reacciono frente al silencio complice de la politica y la justicia. Hubiera sido alentador que un magistrado se expida poniendo al descubierto lo mendaz del argumento «del vacio legal que rije a las APP»; y las exhorte a encuadrarse dentro de la normativa vigente Ley 5526/16 que modifica el Código de Tránsito y transporte;
Resolución 604/11 ex CNC, hoy ENACOM. Crea el sub registro de Mensajería Urbana y el correspondiente Convenio Colectivo de Trabajo; que como señala ASIMM; no solo existe, sino que alli encuadran todos los trabajadores de la actividad.
La memoria de Ramiro Cayola lo merece.

 

Compartinos:
27 mayo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

La Corte nutre los disvalores. Por Alberto Asseff*

Las principales reservas de una nación son sus valores morales. Con ellos se sobrellevan y superan las peores crisis. Adolescentes de valores, no hay prestamista de última instancia – el Fondo Monetario por caso – que pueda auxiliar valederamente en los momentos cruciales. Ni en ninguno. Son las reservas morales las que aseguran las monetarias. El más cuantioso acervo crematístico se disfuma si no tienen ese reaseguro moral. Esto no se contrata en el mercado. Anida en la cultura cívica de la Nación.
No es casual, sino absolutamente causal: el mentor del liberalismo económico, Adam Smith, fue profesor de Filosofía Moral en la Universidad de Glasgow. Antes que “La riqueza de las naciones” – que dio nacimiento a la economía moderna – publico “Teoría de los sentimientos morales”. Aún los econometristas –que hacen análisis de economía matemática – necesitan una previa y fuerte inspiración moral. El capitalismo, para que funcione virtuosamente, requiere de esa musa. Una nación cuyo 84% de su territorio es montañoso, con muchos volcanes, prácticamente inhabitable como Japón, es la tercera más poderosa de la tierra porque está sustentada en su fortísima construcción moral. Es decir, antes que nada plagada, plena, de valores intangibles., que sortean a la geografía hostil. Que más allá de la letra de las leyes configuran el plexo normativo supremo radicado en la conciencia de cada japonés.
Si hay un órgano llamado a custodiar lo que todavía nos queda de valores, ese es (¿era?) la Corte Suprema. Cierto es que, en rigor, es la que vela por el cumplimiento de la Constitución. Empero, su finalidad ultrapasa esa faena. Es la máxima encargada institucional de las reservas morales de la Argentina, así como el Banco Central debería fungir para proteger a las monetarias.
El martes 14 de mayo de 2019 la Corte se asestó un mazazo y en un oficio de tres renglones desplomó lo escaso que restaba de credibilidad en la Justicia. Con ese oficio del disvalor hizo colapsar la igualdad ante la ley – columna vertebral de una república – y afianzó la impunidad reinante, esa que prohija y multiplica la corrupción sistémica. Corrupción que viola el texto de la Constitución pues en su art. 36, último párrafo, fulmina como ‘infames traidores a la Patria’ a quienes “incurrieren en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento”.
El preámbulo – ese texto programático aún incumplido – propone “afianzar la justicia”. Pues, la Corte afianzó todo lo contrario. Podría ser reprochada de obstruir la justicia, no de consolidarla.
El pueblo ya ni se azora, salvo el cacerolazo del día siguiente que, aunque limitado, exhibió alguna respuesta social. Eso es lo más peligroso que nos pasa. Cuando una ciudadanía es sólida preserva su capacidad de asombro y tiene una alta dosis de indignación, por ejemplo ante la injustica, la desigualdad ante la ley, la impunidad. La aptitud para la saludable protesta es signo de fortaleza. Contrastantemente, la pérdida de energía, el abatimiento cívico, el convencimiento de que ‘esto no tiene arreglo’ prenuncia que el país ingresó en la fase terminal de la declinación, preludio de su ocaso.
La causa “Vialidad” elevada a juicio oral y público – debía iniciarse el 21 de mayo – involucra mucho más que a una asociación ilícita para apropiarse de $46.000 millones – pensemos en su poder adquisitivo pre-magnas devaluaciones de 2014 y de 2018 – de fondos públicos. Estaba en el tapete – en verdad en el banquillo de los acusados – la posibilidad luminosa de que la Justicia escribiere una página memorable inhumando la secular impunidad, esa que impone bastardamente que ‘el que la hace no la paga’.
La Corte, absteniéndose de intervenir ante una queja no suspensiva – eso reza el Código Procesal para los recursos de queja – no interferiría en la realización del debate previo a la sentencia definitiva. Y nos daría la señal benéfica a todos de que esta vez se va en serio hacia la ansiada justicia.
Pero el cálculo electoral, el ‘tiempismo’ de la Corte, la permeabilidad ante el nefasto influencismo – método oscuro y antirrepublicano como pocos – pudieron más que la manda moral de ser el tutor de los valores.
La Corte le ha dado un sopapo a la república como sistema y a la República como país.
El martes 14 de mayo ha entrado en la lista de las fechas sombrías de la Argentina. Para no remontarnos hasta las épocas alborales, ese triste recuerdo tiene al 6 de septiembre de 1930 como el inicio de nuestra larga y penosa decadencia.
Por último, ¿cómo explicarle al país que en la era digital un expediente de papel – 50 cuerpos de 200 hojas cada uno – trasladado físicamente es el único modo que tiene la Corte para corroborar alguna nulidad? ¿Acaso no está escaneado? ¿Y el Tribunal Oral no puede iniciar el debate sin los papeles? ¿No le basta tener las actuaciones en el archivo virtual? Convengamos que a la decadencia moral se le aduna el arcaísmo de los procedimientos.
Los disvalores atrasan. La Corte también. La República sigue perdida. Ya es tiempo de vigorosa reacción cívica.

*Exdiputado nacional; presidente de la Junta Nacional del partdo UNIR.

Compartinos:
20 mayo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Sobre el financiamiento de la política por Alejandro Garvie

Los demócratas norteamericanos hace tiempo que buscan modificar el sistema de financiamiento de la política ampliamente favorable a la influencia de los poderosos. Propuestas de cambio y su espejo en nuestro país.

Robert Mercer puso miles de millones de dólares al servicio de las campañas de Donald Trump y del Brexit. El banquero norteamericano financió el trabajo de Cambridge Analytica para ambas tareas, consistente en la manipulación del big data en favor de sus propósitos, destruyendo la esencia de la democracia. Por algo similar Nicolás Maduro es considerado un dictador.
Existe una preocupación generalizada en quienes defendemos la democracia ante la falsificación de la representación por fuerza del dinero, es decir, el avance de la plutocracia. Los poderosos siempre han tenido contrapesos frente a su ambición desmedida, pero el dinero invertido en las nuevas tecnologías les ha abierto una puerta hacia el control total. El temor que los liberales profesaban hacia el Estado es el que hoy deberían sentir por los ricos que han emprendido el camino de la hegemonía.
Este tipo de influencia en el electorado es parte de la maquinaria propagandística que se pone en marcha en cada campaña que es cada vez más costosa. Desde la publicidad subliminal de James Vicary en 1957 – que fue declarada ilícita – hasta la manipulación de redes sociales en la actualidad, existe la necesidad de establecer nuevas regulaciones y transparentar el financiamiento de la política para evitar abusos de poder.
En 2011, Lawrence Lessig, profesor de Derecho de Harvard, inspiró a un grupo de profesionales llamado Sightline para plantear un modelo innovador de financiamiento de campañas. El equipo aplicó en Seattle un programa de “vales para la democracia”, que consistió en entregar 100 dólares a cada votante para que ellos decidieran a qué candidato local donarlos, en su campaña para elecciones locales.
El programa, que creció de 8.200 vales en 2015 a por lo menos 25.000 en 2017 mostró algunos logros, tales como el involucramiento de personas que antes no votaban (recordemos que en los EE.UU. las elecciones no son obligatorias) y la incorporación de personas que antes no donaban, a la vez que los políticos se vieron incentivados a buscar donaciones dónde antes ni se molestaban en generar atracción.
Sobre esta experiencia la senadora demócrata por Nueva York, Kirsten Gillibrand, propuso un plan al que ha llamado «Dólares de la Democracia» que consiste en dar a cada votante hasta 600 dólares que pueden donar a los candidatos federales. Pasar de la escala local a la federal supone muchos riesgos para iniciativa, pero es una respuesta al brutal avance de los ricos.
Gillibrand declaró que: «Si quiere lograr algo que el pueblo estadounidense quiera que hagamos, ya sea la atención médica como un derecho, mejores escuelas públicas, mejores economías, debe asumir la codicia y la corrupción que determinan todo en Washington».
Habría condiciones para los donantes y los candidatos. El dinero podría ir solo a las elecciones en el Estado del donante, aunque podría usarse para los candidatos de la Cámara de Representantes fuera del distrito del votante.
Los políticos se enfrentarían a límites mucho más estrictos en las donaciones. Para ser elegible para recibir «Dólares de la democracia», un candidato tendría que aceptar voluntariamente renunciar a cualquier contribución mayor a 200 dólares por donante. Eso es una gran reducción del máximo actual de 2.800 por primaria y 2.800 para la elección general.
El plan territorializa la acción política de los candidatos y crea incentivos para centrar sus campañas para ganar donaciones – y votos – en el nivel local, asunto que de otra manera pasarían por alto desde el punto de vista de la actual recaudación de fondos.
La senadora propone que el costo de financiación del Plan – cuyo costo no ha sido estimado aún – sea solventado con la limitación de un subsidio a las corporaciones por compensación ejecutiva – que estima que recaudaría 60 mil millones de dólares en 10 años – con lo que los ricos “aportarían” al financiamiento, pero la gestión sería de millones de ciudadanos.
En los EE.UU. los candidatos y partidos gastaron un total de 5.700 millones de dólares en el ciclo 2018 y 6.500 millones en 2016.
La propuesta de Gillibrand es parte de una lista de reformas innovadoras sobre el financiamiento de campañas que los demócratas – entre ellos Bernie Sanders – han presentado en los últimos años. Si bien los gastos sin restricciones de los súper PAC pueden estar respaldados por el sistema legal, por ahora, estas iniciativas buscan revertir esta situación en la que las grandes fortunas aprovechan la legislación vigente – que fueron logrando a fuerza de lobby – de maniobras ilegales – como la compra de información confidencial – y los resquicios legales de las redes sociales.
Hoy en nuestro país el proyecto de financiamiento de la política que fue aprobado en el Congreso y permite el aporte privado a las campañas es el inicio de un camino que el pueblo de los EE.UU. está intentando desandar.
Por Alejandro Garvie
Compartinos:
16 mayo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Crisis de deuda y 10 puntos de Macri-FMI. Por Héctor Giuliano

El gobierno Macri acaba de dar a conocer en estos días un documento por el que propone 10 puntos de Acuerdo Pre-electoral dirigido en principio a los candidatos opositores – y a la Clase Política en general – pero extensivo también a gobernadores de provincia, sectores empresarios, sindicatos, Iglesia Católica y otros cultos.

El propósito primario y expreso de esta oferta de diálogo – una iniciativa tardía y enmarcada en la Crisis de Deuda a la que la propia administración macrista ha llevado al país1 – es salvar su propia supervivencia política hasta las Elecciones de Octubre y tratar a la vez de condicionar al futuro gobierno (cualquiera sea su signo) a los lineamientos de base del arreglo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Esta convocatoria de un gobierno fallido ante la perspectiva cierta de una debacle electoral trata de presentarse ante la opinión pública – por parte de la tríada Gobierno-Oposición-Medios manejada por el Establishment – como una necesidad de dar señales de consenso debido a la supuesta persistencia de una inestabilidad financiera producto de la incertidumbre política cuando, en la realidad, la cosa es al revés: es la Crisis Financiera – y concretamente la Nueva Crisis de Deuda del Gobierno Macri – la que genera incertidumbre política.

CONTEXTO DEL DOCUMENTO

El abierto fracaso económico-financiero del gobierno Macri – derivado de su política de Gobernar con Deuda – llevó nuevamente a la Argentina a un estado de default o cesación de pagos en Abril del 2018 (a dos años de gestión), forzó la toma de toda una serie de medidas monetarias, cambiarias y bancarias contradichas con sus promesas, formulaciones y expectativas vendidas a la opinión pública, y condujo a un acuerdo de préstamo Stand-By (SBA) con el FMI para poder cubrir su supervivencia hasta las elecciones presidenciales de Octubre de este año.

En sus términos concretos, se trata de una de las situaciones financieras y políticas más lastimosas a las que haya llegado un gobierno en la historia reciente de nuestro país –

resultado directo de su política de endeudamiento en gran escala y sin capacidad de repago – y que ahora trata de ser mantenida a ultranza con el salvataje del FMI.

El Arreglo con el FMI de Junio del 2018 fue reformulado en Octubre pasado a raíz de su incumplimiento inicial, fue modificado después con la revisión de Diciembre, vuelto luego a replantear en Marzo de este año y actualmente está sujeto a eventuales nuevos cambios frente a la posición de un gobierno que trata desesperadamente de enmascarar la gravedad de la situación existente en materia de Endeudamiento y Economía Financiera merced al sostenimiento del FMI, del gobierno norteamericano y de la Banca que lucra con la continuidad de la nueva Crisis de Deuda que vive el país.2

El SBA del FMI cubre así parte de la crisis financiera y cambiaria que castiga hoy a la Argentina y que, paradójicamente, está en gran medida acentuada por el propio arreglo vigente con el Fondo.

Con el agravante que el FMI estaría aquí apartándose incluso de sus propios reglamentos internos dado que los préstamos Stand-By se adjudican con el objeto de atender desequilibrios transitorios de Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos mientras que en nuestro caso el principal destino de los desembolsos está siendo no sólo la de un préstamo-puente para mantener el pago de servicios estructurales de la Deuda Pública sino, peor aún, al sostenimiento del Tipo de Cambio, mecanismo éste que sirve para financiar la Fuga de Capitales de la Argentina.3

CONTENIDO DEL DOCUMENTO

La propuesta de los 10 puntos Macri – dirigida fundamentalmente a la oposición política con representación parlamentaria – está formulada como una Carta personal del presidente con pedido de opinión a los principales dirigentes para despejar – según dice – algunas dudas que existen sobre nuestro país. 4

De la lectura de estos puntos – sobre los cuales el presidente pide respuesta – surge claramente que los mismos son, en los hechos, una suerte de síntesis de los compromisos ya asumidos por el gobierno macrista con el FMI y los Acreedores Financieros del Estado pero sobre los que se pretende que los dirigentes opositores se expidan para dejar pegada así también su responsabilidad futura al respecto.

Vamos a analizar muy brevemente, punto por punto, qué dicen y cuál es el significado de cada uno de ellos (aunque en los casos que no se ameriten mayores observaciones y/o comentarios aclaratorios, éstos van a ser reducidos a una mínima expresión dado que la mayoría de estos puntos habla por sí mismo):

1. LOGRAR Y MANTENER EL EQUILIBRIO FISCAL, TANTO EN LA NACIÓN COMO EN LAS PROVINCIAS.

La fórmula de Equilibrio Fiscal es engañosa porque en realidad el acuerdo con el FMI sólo compromete en firme el denominado Déficit Fiscal Primario Cero, esto es, el Déficit del Estado Central sin contar el pago de los Intereses de la Deuda Pública, por lo que el Resultado Financiero negativo sigue existiendo.5

Esta mención es doblemente engañosa o incierta porque las obligaciones de Deuda Pública – incluyendo las contraídas con el propio FMI – se toman sin demostración alguna de capacidad de repago y porque la cuenta de Intereses a Pagar aumenta en forma vertiginosa sin que exista garantía alguna sobre el crecimiento de su monto, que es el principal componente del desequilibrio fiscal, razón por la que, en principio, no se puede garantizar el Déficit Final Cero.

Por otra parte, no es competencia de los dirigentes políticos ni futuros gobernantes modificar los compromisos existentes con las Provincias que – cualesquiera sean las opiniones que se tengan al respecto – están respaldados ya por convenios internos de las mismas y/o directamente suscriptos con la Nación y ratificados además por los contratos de Deuda Pública Provinciales de las jurisdicciones endeudadas con sus acreedores, garantizadas con recursos propios de las mismas y/o del Gobierno Nacional y abarcadas incluso en el arreglo con el FMI.

En síntesis, que lo que se pide en forma provocativa en este punto es simple y llanamente conocer y dejar comprometida la posición de los candidatos acerca de pautas, convenios firmados y vigentes de la Nación y de las Provincias que no se podrían modificar.

2. SOSTENER UN BANCO CENTRAL INDEPENDIENTE EN EL MANEJO DE LOS INSTRUMENTOS DE POLÍTICA MONETARIA Y CAMBIARIA, EN FUNCIÓN DE SU PRINCIPAL OBJETIVO QUE ES EL COMBATE A LA INFLACIÓN HASTA LLEVARLA A VALORES SIMILARES A LOS DE PAÍSES VECINOS.

Esto es textualmente un Diktat – un dictado, en alemán – del FMI y la Banca Internacional: una premisa ideológica, política y técnica del Sistema Financiero Global para garantizar la servidumbre irrestricta ante los capitales especulativo-financieros al amparo de que los Estados no puedan desarrollar Políticas Monetarias, Cambiarias y Bancarias propias.

Una iniciativa en este sentido – bajo la forma de Proyecto de Ley (PL) – ya fue enviada al Congreso por el Poder Ejecutivo Macri, en línea con el pacto firmado con el FMI.

En cuanto al supuesto objetivo del combate contra la Inflación – un objetivo en el que precisamente la administración Macri ha fracasado en forma abierta – cabe observar que el principal responsable del problema inflacionario argentino hoy es el propio gobierno macrista, a través de la permisividad absoluta de las remarcaciones privadas de precios, del aumento de los precios y tarifas de los servicios públicos, de la mayor presión tributaria, de las sucesivas devaluaciones con traslado a precios, del aumento de las tasas de interés y del aumento del gasto público derivado del incremento inmanejable de los servicios de la Deuda Pública.

Esta política inflacionaria del gobierno Macri ha sido a la vez la principal herramienta gubernamental para producir una baja en los Salarios Reales, de las Jubilaciones/Pensiones y del costo de los Planes Sociales, licuando o abaratándolos

medidos en dólares, con la consiguiente caída del Consumo, la Producción y el Empleo: un caso típico de Estanflación provocado por las Políticas de Ajuste.

3. PROMOVER UNA INTEGRACIÓN INTELIGENTE CON EL MUNDO, TRABAJANDO PARA EL CRECIMIENTO SOSTENIDO DE NUESTRAS EXPORTACIONES.

Este texto es tan neutro como inoperante e innecesario de comentarlo, salvo para resaltar el hecho que la mentada integración con el Mundo hasta ahora nunca ha demostrado en los hechos ser precisamente inteligente por parte de la Argentina porque los principales problemas económico-comerciales y financieros que tiene hoy nuestro país no son derivados de haberse cerrado al Mundo sino al revés, derivados de haberse abierto e insertado en el Mundo.

Por otra parte – e independientemente de que nadie se va a oponer al crecimiento de nuestras exportaciones – sí cabe observar que la actual política de negocios internacionales macrista, de base liberal, no sólo no ha mejorado sustancialmente los niveles de la Balanza Comercial sino que además lo que ha ido logrando es una mayor primarización de nuestras exportaciones.

4. RESPETO A LA LEY, LOS CONTRATOS Y LOS DERECHOS ADQUIRIDOS CON EL FIN DE CONSOLIDAR LA SEGURIDAD JURÍDICA, ELEMENTO CLAVE PARA PROMOVER LA INVERSIÓN.

Éste es uno de los puntos-clave del compromiso que se pretende obtener de los candidatos opositores: la firma de un virtual cheque en blanco que le garantice al gobierno Macri – y con él a los grupos económico-financieros con los cuales viene celebrando todo tipo de contrataciones (cuyo contenido exacto en la mayoría de los casos se desconoce) – la impunidad frente a las posibles irregularidades y/o negociados acordados por la actual administración.

Formular un punto de compromiso de este tipo no solamente resultaría una obviedad sino que permite incluso inferir la sospecha que el actual gobierno trata así de cubrirse de la eventualidad que, una vez concluido su mandato, se vea expuesto a circunstancias análogas a las de la corrupción kirchnerista.

5. CREACIÓN DE EMPLEO FORMAL A TRAVÉS DE UNA LEGISLACIÓN LABORAL MODERNA, QUE SE ADAPTE A LAS NUEVAS REALIDADES DEL MUNDO DEL TRABAJO SIN PONER EN RIESGO LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES.

Otra obviedad que, dada su formulación, no dice nada en sí misma pero que está en línea con el compromiso ya asumido con el FMI de enviar al Congreso un PL de Reforma Laboral cuyo sentido básico – cualesquiera terminen siendo luego los resultados del debate parlamentario – sea lograr la reducción de los Costos Laborales de las Empresas.

Es una forma de asegurarle al FMI que si el actual gobierno no puede lograr la aprobación de la llamada Reforma Laboral, sí lo haga la administración siguiente.

6. REDUCIR LA CARGA IMPOSITIVA NACIONAL, PROVINCIAL Y MUNICIPAL, EMPEZANDO POR LOS IMPUESTOS DISTORSIVOS.

Este punto directamente es burlesco: ningún político se va a pronunciar nunca a favor de aumentar ni mantener la Carga Impositiva en los tres órdenes de gobierno así como tampoco sobre el mantenimiento de Impuestos Distorsivos.

Pero que un gobierno como el actual – que se ha jactado de haber obtenido del Congreso el dictado de una ampulosamente llamada Ley de Reforma Financiera (a fines del 2017, y con el apoyo de gran parte de la oposición) trate ahora de dejar pegada a la oposición con medidas que el propio gobierno está revirtiendo (como el caso de las retenciones, derechos de importación y otros) es sinceramente contradictorio, poco serio y no se comprende su sentido.

7. CONSOLIDACIÓN DEL SISTEMA PREVISIONAL SOSTENIBLE Y EQUITATIVO QUE DÉ SEGURIDAD A LOS JUBILADOS ACTUALES Y FUTUROS.

Lo mismo que el punto 5 – sobre Reforma Laboral – éste es también un compromiso ya asumido por el gobierno Macri con el FMI y que obviamente se busca mantener en el futuro.

Aunque el texto definitivo, por lógica, dependerá del resultado del pertinente debate parlamentario al respecto, cabe recordar que el objetivo básico de la también mentada Reforma Previsional es bajar el Gasto Público del Sistema, cosa que ya ha comenzado con la actual administración reduciendo los ingresos jubilatorios reales de la clase pasiva argentina.

8. CONSOLIDACIÓN DE UN SISTEMA FEDERAL TRANSPARENTE QUE ASEGURE TRANSFERENCIAS A LAS PROVINCIAS NO SUJETAS A LA DISCRECIONALIDAD DEL GOBIERNO NACIONAL DE TURNO.

Otra obviedad que ni merecería comentarios: el actual gobierno se jacta de haber mejorado la distribución real de la mayoría de las transferencias a provincias – directas e indirectas o discrecionales – dentro del Sistema de Coparticipación Federal de Impuestos.

Hay sucesivos Pactos Fiscales al respecto y se dice han sido solucionados ya prácticamente todos los problemas importantes del Sistema, por lo que se supone que ningún candidato vaya a poner siquiera en duda la validez, vigencia y/o alcance de los acuerdos existentes.

Desde la Reforma Constitucional de 1994 el Poder Ejecutivo y el Congreso están en deuda con el Pueblo Argentino por no haber dictado todavía una nueva Ley de Coparticipación, cuyos plazos están largamente vulnerados.

Que una administración saliente pretenda ahora – a último momento – querer comprometer a los candidatos políticos a una conformidad de este tipo es tan poco serio como inoperante, dado que los verdaderos acuerdos discrecionales que desarrollan todos los gobiernos no se dan ya sólo por privilegios particulares (como otrora los ATN-Aportes

del Tesoro Nacional) sino por favorecimientos bilaterales a través de las prioridades de Obras Públicas y de Infraestructura, de Planes de Asistencia Social y de facilitación del endeudamiento local, entre otras modalidades (como el caso paradigmático actual del gobierno Macri con respecto a la gobernación de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires y/o del Jefe de Gobierno de la CABA, Rodríguez Larreta, favorecidos por el Gobierno Central).

9. ASEGURAR UN SISTEMA DE ESTADÍSTICAS PROFESIONAL, CONFIABLE E INDEPENDIENTE.

Hoy en día, es impensable que algún candidato político – ni siquiera del Kirchnerismo – vaya siquiera a poner en duda un punto de este tipo.

10. CUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES CON NUESTROS ACREEDORES.

Este último es, en realidad, el primero y más importante de todo el decálogo dictado por el FMI al presidente Macri para confeccionar su Carta a los opositores políticos: asegurarle a los Acreedores Financieros del Estado que los compromisos asumidos por el actual gobierno y los anteriores que todavía permanezcan vigentes no van a ser puestos en duda.

Estas obligaciones, que conforman una Deuda Pública enorme e impagable y llevada nuevamente a una situación de default por la administración Macri, están constituidas por contratos financieramente incumplibles por razones de Insolvencia e Iliquidez fiscal, títulos que siguen – al menos formalmente – bajo investigación de la Justicia Federal (como el caso de la Causa Olmos II y conexas), que fueron y siguen siendo suscriptas bajo condiciones usurarias leoninas y bajo cláusulas en su mayoría desconocidas (tanto por el Tesoro Nacional como por el Banco Central, las Provincias/Municipios, Empresas del Estado, etc.), que están en su mayoría fundadamente sospechadas de irregularidades que debieran llevar en principio a una necesaria auditoría de las mismas y que en gran parte han sido asumidas por funcionarios superiores responsables actuando en conflicto de intereses con los Acreedores Financieros del Estado.

En síntesis, que este punto – el punto clave del préstamo-puente SBA del FMI para sostener al gobierno Macri hasta las Elecciones de Octubre sin caer en Default – no solamente explica el resto de los puntos del decálogo dictado por el FMI sino que constituye la base del acuerdo de salvataje del Fondo y que con esto busca su ratificación incondicional a futuro.

Hasta aquí las principales observaciones y/o comentarios – expuestas con la mayor brevedad posible – acerca de la Propuesta Macri-FMI a la Clase Política Argentina.

PERSPECTIVAS Y PROYECCIONES

Ante el fracaso de la Política Económico-Financiera del gobierno Macri, la nueva Crisis de Deuda producida bajo su gestión y los condicionamientos del FMI para el salvataje de su

mandato hasta fin de este año el presidente ha dirigido esta Carta a los fines de comprometer a los candidatos políticos ante los Acreedores Financieros del Estado.

Es una maniobra tan burda y elemental que no merece abundarse en comentarios sobre la misma y cuyas notas principales han sido desarrolladas en el presente trabajo.

Con este documento, el FMI le exige en la práctica al presidente Macri básicamente tres cosas:

1. El cumplimiento a rajatabla de sus directrices – pactadas en el SBA – a cualquier costo financiero y hasta sus últimas consecuencias (un requisito que se está cumpliendo a razón de una cuota de pago de Intereses de la Deuda Pública de más de 5.500 Millones de Pesos por Día entre la Tesorería y el BCRA).

2. La continuidad de la intervención – total y absoluta – de las Cuentas Fiscales de la Argentina por parte del FMI, tal como hoy en día se está llevando a cabo. Y

3. El compromiso de la nueva administración de gobierno que resulte electa en Octubre próximo – cualquiera sea su signo político – a mantener los lineamientos y obligaciones asumidas por el gobierno macrista.

Para ello, se descuenta que la primera acción a desarrollar por el futuro gobierno sería una renegociación del SBA con el FMI – que le permitiría al Fondo mantener su función de Auditor de los Acreedores Financieros de la Argentina – y encarar una nueva reestructuración de la Deuda Pública en su conjunto: una suerte de nuevo Megacanje – o su variante de multiplicar las refinanciaciones actuales – que pudiera tener la forma de un Nuevo Plan Brady (con formas o variantes de privatizaciones incluidas, aún con la posibilidad fáctica de un BCRA de tipo mixto).

Pero todo pronóstico a este respecto es muy conjetural porque lo primero que el presidente Macri tendría que garantizarle al FMI a través de esta maniobra conjunta de los 10 puntos es obtener la aquiescencia de este documento de compromiso futuro por parte de la Clase Política ya que, caso contrario, los capitales financieros internacionales – mandatarios del Fondo – podrían llegar a obligarlo a ser él quien tenga que encarar aceleradamente las reestructuraciones de Deuda que pugna por traspasar a sus sucesores, que le organicen nuevas corridas cambiarias y/o directamente que lo obliguen a adelantar las elecciones (cosa que condicionaría en forma aún peor a la nueva administración entrante).

Pero reiteramos aquí la idea que – dado el secreto institucional que impera en todo lo inherente al problema del Endeudamiento Público – sólo se pueden analizar hechos y no conjeturas o posibilidades.

Mientras tanto, como dijimos, la tarea de la Tríada Gobierno-Oposición-Medios es hacerle creer a la Gente que la culpa de toda esta Crisis no es la Deuda sino la incertidumbre política, invirtiendo así la cruda realidad de que es la Deuda la verdadera causa de fondo de esa incertidumbre política.-

 

Lic. Héctor L. GIULIANO

 

————————————————————————–

ANEXO: TEXTO DE LA CARTA DEL PRESIDENTE MACRI SOBRE PROPUESTA DE LOS 10 PUNTOS A LA CLASE POLÍTICA (7.5.2019).

El presidente Mauricio Macri envió una misiva con sus «10 puntos de acuerdo» a varios precandidatos presidenciales y amplió la convocatoria a los 24 gobernadores, a empresarios, a Iglesias (católica y evangélica), y a la cúpula de la CGT.

El texto completo de la carta de Macri:

«La Argentina ha logrado a lo largo de los años algunos acuerdos básicos que permitieron fortalecer nuestra democracia. El consenso democrático que cerró las puertas a experiencias autoritarias, la Asignación Universal por Hijo, el rechazo a la violencia política, la alianza estratégica con el Mercosur, por dar algunos ejemplos.

Pero claramente hemos tenido problemas para acordar sobre cuestiones básicas de nuestro desarrollo económico. Nuestra historia en este tema ha tenido muchos fracasos, convirtiendo nuestro país en una paradoja mundial por la falta de desarrollo y la pobreza pese a nuestros recursos y nuestras potencialidades.

Por ello, cada vez que se acerca un proceso electoral, existen muchas dudas sobre nuestro futuro. Los argentinos y el mundo quieren tener más claridad y certeza de que hemos podido dejar de discutir algunas cosas que ya no se discuten más en la mayor parte de los países.

Por eso le quiero pedir que pueda expresarse sobre estos diez puntos que consideramos imprescindibles para despejar algunas de esas dudas que existen sobre nuestro país.

Estos puntos no son un plan de gobierno, ni una propuesta electoral, ni un contrato de adhesión. Son una invitación para que podamos despejar algunos temas esenciales de nuestras discusiones. Confío en que desde la madurez democrática podremos dar una muestra de acuerdo que nos permita darle mayor tranquilidad a los argentinos.

1. Lograr y mantener el equilibrio fiscal, tanto en la Nación como en las provincias.

2. Sostener un Banco Central independiente en el manejo de los instrumentos de política monetaria y cambiaria, en función de su principal objetivo que es el combate a la inflación hasta llevarla a valores similares a los de países vecinos.

3. Promover una integración inteligente con el mundo, trabajando para el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones.

4. Respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión.

5. Creación de empleo formal a través de una legislación laboral moderna, que se adapte a las nuevas realidades del mundo del trabajo sin poner en riesgo los derechos de los trabajadores.

6. Reducir la carga impositiva nacional, provincial y municipal, empezando por los impuestos distorsivos.

7. Consolidación del sistema previsional sostenible y equitativo que dé seguridad a los jubilados actuales y futuros.

8. Consolidación de un sistema federal transparente que asegure transferencias a las provincias no sujetas a la discrecionalidad del Gobierno Nacional de turno.

9. Asegurar un sistema de estadísticas profesional, confiable e independiente.

10. Cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores.

Desde ya que estamos abiertos a escuchar agregados o aportes que usted considere que refuercen el mensaje de previsibilidad que podemos dar, ya que esto implica el inicio de una conversación abierta».

Compartinos:
13 mayo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

El Himno Nacional Argentino, emblema de libertad. Por Romina Rocha.

En el día de hoy, sábado 11 de mayo de 2019, se conmemoran los 206 años de nuestro Himno Nacional Argentino, que obtuviera su carácter de oficial el 11 de mayo de 1813, en el contexto de las más contundentes victorias de la Guerra de Independencia. El mismo fue escrito por Vicente López y Planes en 1812 y compuesto, un año más tarde, por Blas Parera.

Se estrenó en noviembre de 1812, en los salones del Consulado. Y en la fecha que hoy se celebra la obra fue aprobada por la Asamblea General Constituyente, ordenándose la obligatoriedad de su canto en los actos públicos para “inspirar el inestimable carácter nacional”.

Además del carácter histórico que tiene esta fecha, lo cierto es que la reivindicación de los símbolos patrios y la recuperación de su significado son parte fundacional de la identidad nacional que en su joven bicentenario tiene todos los elementos constitutivos necesarios pero, a la luz de la coyuntura actual en la que la sociedad argentina está atravesada por una crisis no sólo económica sino institucional, clama por su propia edificación para definir los destinos de toda la comunidad de cara a un futuro que aún hoy resulta incierto.

Para contextualizar esta fecha, es crucial relatar brevemente la historia del Himno Nacional Argentino. Ésta se remonta a 1812 y más precisamente, se trata de lo que ocurrió la noche del 24 de mayo de ese año. En esa oportunidad, se representaba en la Casa de Comedia, frente a la Iglesia de la Merced, el melodrama de Ambrosio Morantes titulado El 25 de Mayo, con música de Blas Parera.

Como parte de la representación, se veía al pueblo en la plaza cantando un himno a la libertad. Vicente López y Planes, espectador en la velada teatral, se sintió motivado y compuso algunas estrofas. Pero no fue el único impactado por la presentación teatral. También, motivó a la Asamblea Nacional Constituyente, la que luego oficiara al Cabildo sobre la conveniencia de contar con una marcha patriótica, para ser entonada en escuelas y espectáculos públicos.

“Soldados, debemos vencer al enemigo interno y al enemigo externo y la América del Sur será el templo de la libertad y la independencia”, dijo el General Juan Manuel Belgrano en ocasión de tomar jura de la bandera blanca y celeste que recién fuera creada en 1812. Y para ello, también pensó en la necesidad de que el ejército fuese acompañado de una música que fuera fuente de inspiración para la lucha por la defensa de la Patria que empezaba a nacer.

Entonces así, casi como una conjunción mágica de voluntades todas dispuestas en torno a la creación de un emblema musical que fuese representación de nuestra identidad y un grito colectivo de un pueblo que despertaba a la libertad, nace nuestro Himno Nacional Argentino, que en su versión final reza de la siguiente manera para nunca olvidar lo que significa ser argentinos:

“¡Oíd, mortales!, el grito sagrado:

¡libertad!, ¡libertad!, ¡libertad!

Oíd el ruido de rotas cadenas

ved en trono a la noble igualdad.

Ya su trono dignísimo abrieron

las Provincias Unidas del Sud!

Y los libres del mundo responden:

¡Al gran Pueblo Argentino salud!

¡Al gran Pueblo Argentino salud!

Coro

Sean eternos los laureles

que supimos conseguir:

coronados de gloria vivamos,

o juremos con gloria morir”.

Por Romina Rocha.

Compartinos:
11 mayo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

La comunidad des-organizada. A 70 años del discurso de Perón en el Congreso de Filosofía. Por Marcelo Gullo

El 9 de abril de 1949,  en la Universidad Nacional de Cuyo, el general Juan Domingo Perón presentó, ante algunos de los más importantes filósofos del mundo, un texto -síntesis de base filosófica- sobre lo que representaba sociológicamente la tercera posición sostenida por su gobierno. El discurso leído por Perón pasaría a la historia en forma de libro: La Comunidad Organizada. Pero, es importante entender  -como el mismo Perón aclaró ese 9 de abril- que la Comunidad Organizada era para él tanto un modelo ideal a alcanzar como un plan en ejecución. Un modelo y un plan que él mismo había ideado, y que como Presidente de la Nación, estaba ejecutando.

Sin embargo, antes de adentrarnos en el recuerdo y el análisis, para que este no sea uno más de los tantos falsos homenajes a los 70 años de la Comunidad Organizada,  preciso es confesar entonces que ese ideal se evaporó en el tiempo y que la Argentina que Perón construyó se ha desvanecido. Porque la única verdad es la realidad y sólo la verdad nos hace libres, es preciso reconocer entonces que la Comunidad Organizada que pensó y construyó Perón junto con  el pueblo argentino ya no existe.

La Argentina industrial es tan sólo un recuerdo, uno de cada dos niños es pobre, cientos de miles de familias están destruidas, los caprichos se han transformado en derechos, el matrimonio no es más entendido como una misión sino como un contrato, la droga hace estragos en los sectores más pobres mientras los ricos se refugian en guetos cada vez más amurallados. Con honrosas excepciones, los dirigentes sindicales se han transmutado en empresarios. Los autodenominados militantes peronistas, en su inmensa mayoría, se han convertido en individuos bipolares que por un lado predican la doctrina de Perón y por el otro -con la excusa de un falso pragmatismo que debería ser llamado «puestismo» apoyan a candidatos a intendentes, gobernadores, senadores o presidentes que son en realidad liberales o progresistas.

Dios es el gran ausente del discurso de los llamados (por los medios masivos de comunicación) dirigentes peronistas que han olvidado, o no quieren recordar, que el liberalismo y el progresismo son concepciones antropológicamente opuestas a la sustancia misma de la Comunidad Organizada.

«La idea griega necesitaba para ser completada una nueva contemplación de la unidad humana desde un punto de vista más elevado. Estaba reservada al cristianismo esa aportación. El Estado griego alcanzó en Roma su cúspide. La ciudad, hecha imperio, convertida en mundo, transfigurada en forma de civilización, pudo cumplir históricamente todas las premisas filosóficas. Se basaba en el principio de clases, en el servicio de un ‘todo’ y, lógicamente, en la indiferencia o el desconocimiento helénico de las razones últimas del individuo.»

Sin embargo, aclara Perón, que de esas tres colinas será a la del Gólgota a la que le corresponderá realizar el aporte más sustancial porque es el cristianismo el que «hizo de la libertad -teórica y limitada hasta entonces- una posibilidad universal». A partir de la conciencia del libre albedrío instaurada por el cristianismo no se podrá ya nunca más considerar al hombre como  juguete de los dioses, ni como un animal esclavizado por el impulso ciego de sus instintos,  ni como sujeto determinado por las fuerzas materiales surgidas  de la relación con los medios de producción. El cristianismo no será para Perón el opio de los pueblos sino la condición histórica necesaria para la liberación de los mismos. El cristianismo será para Perón la primera gran revolución, la revolución trascendente dentro de la cual se insertará la revolución justicialista como expresión política, adaptada a los tiempos,  de esa revolución trascendente inaugurada por el mensaje cristiano. Es en tal sentido que Perón afirma en Mendoza el 9 de abril de 1949:

«Una fuerza que clavase en la plaza pública como una lanza de bronce las máximas de que no existe la desigualdad innata entre los seres humanos, que la esclavitud es una institución oprobiosa y que emancipase a la mujer; una fuerza capaz de atribuir al hombre la posesión de un alma sujeta al cumplimiento de fines específicos superiores a la vida material  estaba llamada a revolucionar  la existencia en la humanidad. El Cristianismo, que constituyó la primera gran revolución, la primera liberación humana, podrá rectificar felizmente las concepciones griegas. Pero esa rectificación se parecía mejor a una aportación. Enriqueció la personalidad del hombre e hizo de la libertad, teórica y limitada hasta entonces, una posibilidad universal. En evolución ordenada, el pensamiento cristiano, que perfeccionó la visión genial de los griegos, podría más tarde apoyar sus empresas filosóficas en el método de estos, y aceptar como propias muchas de sus disciplinas. Lo que le faltó a Grecia para la definición perfecta de la humanidad y del Estado fue precisamente lo aportado por el Cristianismo: su hombre vertical, eterno, imagen de Dios. De él se pasa ya a la familia, al hogar; su unidad se convierte en plasma que a través de los municipios integrará los Estados, y sobre la que descansarán las modernas colectividades.»

El cristianismo es para Perón la condición necesaria y la base sustancial que hace posible la libertad del hombre y de los pueblos cualesquiera sean las circunstancias que al hombre o a los pueblos les toque vivir. El cristianismo es para Perón la sólida verdad que le permitirá al hombre, armado con ella,  «desafiar cualquier mudanza» favorable o desfavorable. Es por eso que Perón afirma que con la «feliz revelación» aportada por el cristianismo:

«La libertad, expropiable por la fuerza antes de saberse el hombre poseedor de un alma libre e inmortal, no será nunca más susceptible de completa extinción. Los tiranos podrán reducirla o apagarla momentáneamente, pero nunca más se podrá prescindir de ella: será en el hombre una ‘conciencia’ de la relación profunda de su espíritu con lo sobrehumano. Lo que fue privilegio de la República servida por los esclavos, será más adelante un carácter para la humanidad, poseedora de una feliz revelación.«

El peronismo, antes de ser infectado por el neoliberalismo en la década de los 90 y por el progresismo en las primeras dos décadas del nuevo siglo, se planteó como una tercera posición superadora del liberalismo y del marxismo para la construcción de una Comunidad Organizada tal como Perón la había explicitado en aquel ya lejano 9 de abril de 1949. Sin embargo hoy esa idea fuerza ha sido abandonada por la dirigencia liberal y progresista que se ha adueñado del movimiento político creado por Juan Domingo Perón. El peronismo se ha transformado de un movimiento  de liberación nacional en un partido de administración colonial. En el más eficiente partido político para la administración colonial. Hoy la oligarquía financiera internacional tiene dos brazos, el neoliberalismo y el progresismo. Lo que es lo mismo que decir liberalismo de derecha y liberalismo de izquierda.Y la mayoría de la dirigencia peronista se ha entregado a uno u otro de los brazos de la oligarquía financiera internacional.

A setenta años de aquel  memorable  discurso de Perón en la Universidad de Cuyo la Argentina es hoy una comunidad desorganizada, sin Dios, sin trabajo y sin justicia.

Compartinos:
8 mayo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Centenario Evita: Una vida, una prueba de amor. Por Leila F. Estabre

Centenario Evita: Una vida, una prueba de amor.
(7 de mayo de 1919 –  7 de mayo de 2019).

“Yo me vestí también con todos los honores de la gloria, de la vanidad y del poder. Me dejé engalanar con las mejores joyas de la tierra. Todos los países del mundo me rindieron sus homenajes, de alguna manera. Sonriendo, en medio de la farsa, conocí la verdad de todas sus mentiras.”

Cien años se cumplen del nacimiento de la mujer que cambiaría el rumbo de nuestra Patria. ¿Cómo se explica, que un periodo tan corto de tiempo, haya marcado a fuego la historia argentina, e incluso, al mundo? De la misma forma que hace dos mil años los humildes reconocieron primero a Cristo, salvador, fueron primero los humildes de nuestro pueblo los que tempranamente supieron detectar en esa mujer una nueva esperanza de luz que se abría en el horizonte de una nueva Argentina.

Cien años después, no volvemos a ella como un recuerdo lejano, sino como una voz que nos habla del presente hacia el futuro. Porque aún vivimos la injusticia en nuestra carne, y su rostro nos representa una señal de destino y confianza. Una intuición convertida en certeza, ese es el rostro de Eva Perón.

En la noche de una Argentina que reducía a la servidumbre al pueblo dejando en el olvido a ancianos, niños, mujeres y hombres, proclamando por un lado libertad y pero ejerciendo la esclavitud, se gestaba la redención social y política en las entrañas de nuestro pueblo. Evita se gestó en la profundo del pueblo, nació, vivió y sufrió por el pueblo, lo amó y se entregó por él. Ella siendo pueblo, conoció la pobreza pero también la riqueza. Recorrió con su propia alma las alturas, pero a cambio, se entregó a la humildad. No fueron suficientes las alturas para marearla. Su fin era uno y único, allí tenía puesta su mirada: la restitución de la dignidad humana perdida por la ambición del espíritu oligarca. Y para ello, dispuesta a todo, con un corazón infatigable en un cuerpo que no aguantó lo mismo que su alma. En Evita, la fragilidad es grandeza.

“Es lindo vivir con el pueblo. Sentirlo de cerca, sufrir con sus dolores y gozar con la simple alegría de su corazón. Pero nada de todo eso se puede si previamente no se ha decidido definitivamente encarnarse en el pueblo, hacerse una sola carne con él para que todo dolor y toda tristeza y angustia y toda alegría del pueblo sea lo mismo que si fuese nuestra. Eso es lo que yo hice, poco a poco en mi vida.”

La felicidad habría de alcanzarse a base de trabajo, y en su vida se traducía a trabajar hasta altas horas de la madrugada, con pocas horas de sueño, recibiendo a un pueblo que se desangraba de injusticia. Allí se conmovía su espíritu y se hacía carne su profundo sentimiento cristiano: era necesario dar. Pero más allá de dar, era imperioso darse. Entregarse por un ideal que valía más que la vida misma. Y no dudó en ningún momento. Evita lo había comprendido profundamente y así lo expresó: dar era justicia, pero darse, en cuerpo y alma, era una obra de amor. La revolución justicialista exigía esta cuota de entrega. Se trataba de llevar a cabo, en la realidad argentina, la obra del cristianismo en la historia de los pueblos. Dignificar al pueblo argentino a través de la destitución de las injusticias sociales, con una gran obra de amor y justicia, donde el hombre dejara de ser el lobo del hombre, para lograr la hermanad absoluta.

“La enfermedad y el dolor me han acercado a Dios y he aprendido que no es injusto todo esto que me está sucediendo y que me hace sufrir. Yo tenía todas las posibilidades de tomar, cuando me casé con Perón, el camino equivocado que conduce al mareo de las altas cumbres. En cambio Dios me llevó por los caminos de mi pueblo.”

La mística social de Evita representa un capítulo aparte, una verdadera revolución de amor, que objetivamente derivó en trascendentes transformaciones en las estructuras del Estado y  en las políticas públicas dirigidas ahora al pueblo, para devolver los derechos vulnerados por años de expoliación oligárquica.

“¿O es que nuestros enemigos son tan cobardes que no quieren ver, -tal vez por vergüenza, y en esto tienen razón-, que tenían sumergido a nuestro pueblo por una explotación que, además de vergonzosa, no era digna de los argentinos, porque no sólo los habían explotado materialmente, sino espiritualmente, ya que no les permitieron descubrir sus propios valores y sus propias posibilidades? ¿No son capaces de reconocer que en cincuenta años, por no decir un siglo, habían sumergido a nuestro pueblo?”

Una mujer gestada en una Argentina olvidada pero latente, llegada de los Toldos, abrazó de inmediato el ethos nacional, revalorizándolo, llevándolo a la práctica, dándole el lugar que le correspondía. Fue necesario para ello rechazar contundentemente cualquier ideal foráneo, de izquierda o derecha, marxista o liberal, que la oligarquía y la clase dirigente aliada a ella, utilizaban como medio de desnacionalización y colonialismo.

“En un mundo de odios, en un mundo que se debate entre dos imperialismos de izquierda y de derecha que no buscan más que un predominio político y económico, en un mundo donde los factores hombre y felicidad son secundarios  para saciar sus ansias imperialistas, Perón levantó la bandera justicialista de que todos unidos en un engranaje nacional o universal podemos construir las grandezas de nuestras patrias y ser celosos de nuestra soberanía.”

El actuar de Evita transcurrió en la comprensión cabal de nuestra cultura histórica occidental, legada de Atenas, Roma y Jerusalén. Atenas en la filosofía griega, Roma con la norma y la ley, y Jerusalén en la fe cristiana.

“Perón ha dicho que su doctrina es profundamente cristiana y también ha dicho muchas veces que su doctrina no es una doctrina nueva, que fue anunciada al mundo hace dos mil años, que muchos hombres han muerto por ella, pero que quizá aún no ha sido realizada por los hombres.”

“Muchas veces me he dicho, viendo la grandeza extraordinaria de la doctrina de Perón: ¿Cómo no va a ser maravillosa si es nada menos que una idea de Dios realizada por un hombre? ¿Y en qué reside? En realizarla como Dios la quiso. Y en eso reside su grandeza: realizarla con los humildes y entre los humildes.”

Injusto sería escribir alguna página de Evita, sin nombrarla junto a Perón. No nos perdonaría jamás que al escribir su nombre, no se escribiera el nombre de su eterno amor. Por eso, peligroso es hablar de Evita sin hablar de Perón. Si lo hiciéramos, estaríamos destrozando una parte de su corazón y de su verdad. Cuidado con aquellos que la nombran y le rinden homenajes, pero lejos, ajena a él: en realidad es un ataque propiciado con deshonestidad y traición.

“Porque saben bien todos ustedes, que Eva Perón, por ser Eva Perón, es una misma cosa con Perón: donde está Perón, está Eva Perón. Y yo pretendo ser eso, porque quiero que cuando vean llegar a Eva Perón, ustedes sientan la presencia superior del Líder de la nacionalidad.”

“Yo identifico en tal forma a Perón con el Pueblo, que ya no sé si sirvo al Pueblo por amor a Perón, o si sirvo a Perón por amor al Pueblo.”

“Por otra parte, el tiempo dirá que yo no di un solo paso ni realicé un solo sacrificio por mí. Por eso apelo a la historia, que es el mejor crítico a quien podemos apelar. Todo lo que yo hice, lo hice únicamente por Perón y por nuestro Pueblo. Únicamente por ellos. Yo he dicho que Perón es mi luz, mi cielo, que es el aire, que es mi vida. Pero no solamente lo he dicho; he procedido como si así fuese. Por eso nadie puede dudar de que Perón sea para mí todo lo que afirmo.”

Una mujer que buscó más bien la felicidad del pueblo, antes que su propio bienestar. Que teniendo todas las posibilidades de convertirse en auténtica princesa, rodeada de lujos y placeres egoístas, decidió quemar su vida para servir de ejemplo para muchos. Porque mejor que decir es hacer, y no hay mayor legado que el propio testimonio que se brinda con la vida. Todo aquello, riqueza y alturas, no encontraron en su corazón un nido donde descansar: era mayor el fuego que quemaba por dentro, para desembarcar en el corazón de todos los argentinos la llama del humanismo cristiano.

“Mi vida ya no me pertenece. Es del Pueblo, que me ha ganado el derecho de que yo le ofrezca cada día mi vida, en el esfuerzo permanente de hacer algo por su felicidad.”

Han pasado muchos presidentes y muchas primeras damas, pero no conoció la Argentina otra mujer que se asemeje a Eva Perón. Ella encarnó algo más, algo que trasciende un papel, un cargo o un honor. Y esto, no lo pueden negar ni siquiera sus detractores. Pronunciar su nombre es decir algo más. Su nombra evoca ese amor o ese odio, que sólo las grandes figuras de la humanidad han sabido evocar. Porque supo encarnar el espíritu del ser argentino, y especialmente, el de la mujer argentina.

“Nada une tanto a los hombres como el amor.”

Nace con Evita no solo una mujer del mundo político y sindical, sino una mujer arquetipo, una mujer que trasciende el tiempo, porque representa el ethos nacional, como símbolo y como verdad irrefutable. Comprendemos ahora que Evita es el Arquetipo de la Mujer Argentina que Dios nos quiso regalar, a nosotros y como ejemplo hacia el mundo. Ese es su legado. Y es la responsabilidad que nos toca asumir a nosotros, especialmente a las mujeres del pueblo, con la mayor seriedad y amor posible; porque no se trata de una figura política más, sino del Arquetipo Nacional de la Mujer y La Jefa Espiritual de La Nación.

Quizás ahora podamos comprender como es que hasta el día de hoy sigue despertando en el pueblo un interés fervoroso. Niños y adultos vuelven una y otra vez para mirarla, estudiarla y comprenderla, al mismo nivel que los grandes de nuestra historia. Quizás ahora entendamos por qué: a 100 años de su nacimiento, nos queda más claro que nunca que continúa llena de vida, como si hubiese nacido ayer mismo y jamás hubiese muerto, en el corazón de nuestro pueblo.

 

Leila F. Estabre.

Compartinos:
6 mayo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Jujuy ya eligió su rumbo. Por Silvia Giacoppo

En 45 días, el 9 de junio, los jujeños iremos a elecciones. Tendremos que decidir quién nos gobernará, quien llevará adelante los destinos de nuestra provincia.

Si bien estoy convencida de que Jujuy ya eligió su rumbo y su futuro, un pequeño raconto de las obras y avances llevados a cabo por el gobierno de Gerardo Morales ayudará a entender porque –creo yo- la decisión del pueblo ya está tomada.

Como señalara el gobernador, en Jujuy hay futuro y un eje central de esta campaña será definir si queremos volver al pasado, ese pasado violento que nos impedía crecer o si avanzamos en este clima de paz que supimos conseguir entre todos los jujeños.

Dejar atrás la violencia y recuperar la tranquilidad fue fundamental para salir del estancamiento. Pero debemos cuidarla todos, todos los días.

Sabemos que falta mucho por hacer y que la situación económica del país no es la que quisiéramos, pero la provincia ha crecido en base a obras fundamentales y al esfuerzo de su gente. Tenemos un gran desafío por delante: terminar lo que ya se ha iniciado y generar más obras y proyectos para el pueblo. En definitiva, nuestro desafío es seguir transformando Jujuy.

Y cuando decimos transformando, es así.

Con proyectos innovadores, como la producción de energía solar a través de la planta más grande de Latinoamérica como es el Parque Solar Cauchari que estará terminado en el mes de Agosto. La planta generará una potencia de 300 megavatios MW y una energía de 800 mil Giga V por hora, lo cual es el 70% de la necesidad de energía de la provincia. Una obra impresionante que además de la energía genera empleo genuino y permitió la inauguración del pueblo solar de Olaroz, al que luego se le sumarán Ciénaga y otros, hasta llegar a 9 localidades que se autoabastecerán de energía renovable.

Jujuy es una de las dos provincias del país en las que creció el empleo privado. En diciembre de 2015 los registros reflejan 60.500 empleos, mientras que 2018 la cifra creció a 66.400, lo que representa un incremento de 9.8%.

Y los proyectos y obras no se detienen. Así podemos mencionar la recuperación del tren solar en dos etapas. La primera unirá la localidad de Volcán con Tilcara y la segunda, Tilcara con Humahuaca, completándose un total de 90 kilómetros y generar, en Humahuaca, un parque solar conectado a la red de distribución.

Es decir, que el tren se abastecería de carga fotovoltaica a través del parque así como las numerosas poblaciones de la Quebrada por donde pasaría el ferrocarril.

Podemos seguir, porque hay mucho más. Las zonas francas en Perico y La Quiaca, la producción de cannabis medicinal que permitirá fabricar medicamentos en Jujuy en la cual Estado provincial participa en todo el proceso productivo obteniendo el 30% de la rentabilidad y, a través de un acuerdo con la Cooperativa de Tabacaleros de Jujuy, el diseño y la implementación de un sistema de pequeños y medianos cultivadores y productores.

La educación como prioridad, con un inédito Pacto Social por la Educación y una gestión enfocada en lograr el crédito de 308 millones de dólares para el nuevo modelo educativo. Obras de agua potable para 85 mil nuevos usuarios. Jujeños que vivieron de promesas y no tenían acceso, hoy viven otra realidad. O el Plan de Contingencia «Jujuy Asiste y Reactiva», por el cual se multiplicó por 5 el presupuesto para alimentos, y permitió pagar la tarifa social a más de 70 mil familias y los subsidios del transporte. O la entrega de viviendas en toda la provincia. La transformación también está en un Estado presente, recorriendo el territorio y atendiendo los problemas sociales que sabemos que existen.

Y, también, en la inserción de Jujuy en el mundo. Además de los vínculos comerciales que se han entablado, se ha potenciado de manera notable el turismo en nuestra provincia, con un crecimiento exponencial que marca un incremento de 42% de la cantidad de visitantes en los últimos 3 años.

Para ello, la necesaria obra del nuevo aeropuerto que permitirá recibir más vuelos y con ellos decenas de miles de turistas que ahora eligen Jujuy como destino.

Las obras son más, muchas más. Sólo hace falta visitar Jujuy y comprobarlo. Hace un tiempo nos habían hecho creer que la nuestra era una “provincia inviable”. Eran aquellos que, durante años, no supieron o no quisieron hacer lo que había que hacer y abandonaron a Jujuy y su gente.

Hoy podemos decir que el Gobierno de la provincia puso en marcha ese proceso de transformación que dejó atrás la violencia y el estancamiento.

Hoy Jujuy tiene futuro porque tiene presente. Hoy, Jujuy, tiene rumbo. El rumbo que el pueblo jujeño vuelve a elegir.

Senadora Nacional por Jujuy (UCR/Cambiemos) Silvia Giacoppo

Compartinos:
23 abril, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

La mentira de achicar el Estado. Por Federico Gastón Addisi

Vamos al hueso sin prolegómenos. Que al salir, salga cortando…

Allí el CIPPEC señala que los trabajadores públicos representan cerca del 18% de los ocupados de la Argentina. Son cerca de 3,9 millones de trabajadores que se desempeñan en el Estado nacional, provincial o municipal.

Por lo tanto, el peso del empleo público en la Argentina sobre el total de los trabajadores está por debajo del registrado en algunos de los países más desarrollados del mundo.

Mientras en Argentina el empleo público representa al 18% de los trabajadores, en Francia esta proporción llega al 22%, en Canadá al 20% y en Reino Unido al 19%.

En la misma línea, en el promedio de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que reúne a los países más ricos del mundo, esa proporción alcanza al 20 por ciento.

De acuerdo con el CIPPEC, el 81% de los empleados públicos argentinos trabaja en las estructuras estatales de las provincias y municipios y sólo el 19% lo hace en el Estado nacional. Según La Nacion el costo estimado de un empleado público es de $ 31.912 por mes. Hoy el costo del empleo público, según registra la entidad, es aproximadamente de $ 1.452.000 millones por año.

Claro que hay diferencias: el Indec muestra que hay sectores como por ejemplo los bancos nacionales con un costo salarial de $55.624, y otros, como los empleados del sector público municipal con un costo de $12.320, o las universidades nacionales, de $17.696.

Ahora bien. ¿Es éste el verdadero “agujero negro” de la economía Argentina tal y como lo señalan los políticos y economistas del establishment? Como quedó demostrado, si lo medimos en términos porcentuales claramente no. Pero seamos más puntillosos y vamos a compararlo en dinero con lo que cuesta por ejemplo; la deuda externa.

La misma paga unos 32 millones de dólares diarios de intereses y con ellos se podría construir por ejemplo un hospital por día; lo cual lleva a desestimar por falaz y engañosa la tesis que “hay que achicar el Estado”, sino que lo que se debería hacer, es dejar de contraer deuda y revisar la deuda ilegítima (según el Juez Ballesteros en su fallo Olmos) contraída desde 1976 hasta 1983.

 

 

 

Compartinos:
22 abril, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Deuda y política financiera del Banco Central. Por Héctor Giuliano

El híbrido paquete de medidas anunciado por el gobierno Macri para tratar de paliar durante los últimos meses de su mandato los efectos de su fracaso en materia económico-financiera ha dejado en segundo plano ante la opinión pública anuncios mucho más complejos y graves provenientes del Banco Central (BCRA). 

El 16.4 el titular del BCRA, Guido Sandleris, ofreció una extensa conferencia de prensa – en su presentación del Informe de Política Monetaria (IPOM) de Abril 2019 – que contiene definiciones importantes sobre la actual Política Financiera (Monetaria, Cambiaria y Bancaria). 

Los lineamientos básicos más relevantes ratificados y/o ajustados así por parte del BCRA – en función del arreglo Stand-By (SBA) con el Fondo Monetario Internacional (FMI) – son los siguientes: 

  1. a)El presidente del BCRA ratifica y enfatiza que el Tipo de Cambio en la Argentina es Libre y Flotante, lo que en la práctica significa institucionalizar la privatización del valor del Dólar y de todas las restantes divisas en la plaza local a manos de los grandes operadores financieros que mueven el Mercado de Cambios (Bancos, Fondos de Inversión, empresas bursátiles, grupos multinacionales que manejan la liquidación de exportaciones de granos y Organismos Internacionales cuyos desembolsos se utilizan para sostener las variaciones cambiarias, con el FMI a la cabeza). 
  2. b)En línea con el punto anterior, el titular del BCRA declara que el Banco no intervendrá – es decir, que no podrá comprar ni vender divisas – mientras la cotización del Dólar se encuentre entre 39.75 y 51.45 $/US$, una banda por ello denominada Zona de no Intervención (ZNI) del BCRA; y que estos valores quedan fijos hasta fin de año.1 
  3. c) Además,dice que hasta el 30.6 el BCRA directamente se auto-impone no intervenir en el Mercado ni siquiera para sostener la cotización del dólar en caso que la misma baje del piso de la banda. Esto es, que no le pone restricción a la apreciación cambiaria del peso. 
  4. d) En cambio,mantiene que si la cotización sube por encima del techo de la banda fijada, el BCRA podrá intervenir aunque sólo con hasta 150 MD2 por día. 
  5. e)El Dr. Sandleris garantiza así una política de retraso cambiario relativo porque congela y/o restringe la intervención del BCRA mientras el país tiene una inflación superior al 50 % anual.3  
  6. f)Corresponde resaltar que las intervenciones con ventas de 60 MD por día que desde esta semana pasada realiza el BCRA no se hacen con recursos propios del Banco sino por cuenta y orden del Gobierno Nacional dado que éste es el que recibe el desembolso de los 10.800 MD del FMI y prevé aplicar 9.600 MD de ese total para sostener el tipo de cambio por vía indirecta.4
  7. g)El Comité de Política Monetaria (COPOM) del BCRA – que integran su presidente Guido Sandleris, los vicepresidentes Gustavo Cañonero y Verónica Rappoport, el director Enrique Szewach y el Sub-Gerente de Investigaciones Económicas Mauro Alessandro – estableció además que la Base Monetaria (BM, que hoy está en el orden de 1.35 B$), lo mismo que la ZNI, quedará congelada también hasta el 30.6.5  
  8. h)El titular del BCRA, por otra parte, sostiene que la Tasa de Interés de Referencia que determina el BCRA (lo mismo que la determinación del Tipo de Cambio) tampoco es pública sino privada ya que – según Sandleris – la Tasa la determina el Mercado a través de las subastas diarias de Letras de Liquidez (Leliq) y Pases Pasivos. 
  9. i) De todas maneras, se ratifica que el BCRA subsidia la tasa de interés que le paga a los acreedores financieros garantizándoles un piso del 62.5 % anual para las Leliq (y Pases Pasivos) durante el mes de Abril, con opción a que esta medida sea prorrogada durante el resto del año. 
  10. j)Sandleris reconoce que la actual Inflación es demasiado alta y la atribuye a dos factores explicativos: el aumento de Precios/Tarifas de Servicios Públicos (precios regulados que fija el gobierno) y el traslado de la Devaluación a Precios, que incide fácticamente en todos los precios de la Economía y particularmente en los Precios Mayoristas.6 
  11. kEl Gobierno Macri espera que la próxima afluencia de dólares provenientes de la liquidación de exportaciones de granos, unida a los desembolsos de los Organismos Internacionales de Crédito (FMI, Banco Mundial, BID y CAF), le permita contener el valor de la divisa con tendencia a la baja de su cotización, esto es, a un retraso cambiario relativo durante el presente año electoral. Notablemente, es el mismo procedimiento que el Macrismo censuró al gobierno Kirchner durante el año de las elecciones del 2015. 
  12. l) El presidente del BCRA exhorta a los Bancos – y ha tomado algunas medidas al efecto – para que disminuyan el spread o brecha de ganancia que existe entre las tasas de interés que les paga por las Leliq(67 %) y las tasas que esos mismos bancos pagan a los ahorristas por plazos fijos que utilizan para fondear sus compras de las letras al BCRA.7  
  13. m)El BCRA reitera que su política de Letras de Liquidez (Leliq) para absorción monetaria en gran escala – que pagan altísimas tasas de interés – son las herramientas necesarias para atraer pesos en el Mercado (vía Plazos Fijos) para evitar que tales fondos se vayan al Dólar, con el aumento consiguiente de su cotización. Pero ello se está logrando a costa de transformar la ex Bomba de las Lebac en nueva Bomba de las Leliq y Pases Pasivos.8  
  14. n) Este costo financiero extraordinario de la deuda cuasi-fiscal del BCRA por Leliq y Pases es más gravoso y riesgoso todavía porque los Bancos pasan a estar autorizados a usar la totalidad de las Leliq para integrar sus encajes indisponibles, lo que implica en la práctica una remuneración – una remuneración muy elevada – que obtienen sobre tales encajes: una suerte de nueva Cuenta de Regulación Monetaria (CRM), como la que regía en la época de Martínez de Hoz. 
  15. o) Y todo ello se da en el marco de un desequilibrio estructural de un BCRA que tiene 66.200 MD de Reservas Internacionales que fueron compradas con Deuda, de manera que el stock de pasivos  a corto y cortísimo plazo deviene superior a tales.9 

Hasta aquí las principales observaciones y/o comentarios sobre los contenidos de la conferencia de prensa del presidente del BCRA, Guido Sandleris, del 16.4.2019. 

Merece un comentario aparte la referencia de Sandleris acerca de los riesgos de dolarización de carteras privadas en el año electoral, que ya se han venido dando con daño a la posición de por sí sumamente grave del BCRA y del gobierno Macri en general. 

El titular del BCRA dice que un riesgo de este tipo hoy en día es muy bajo porque Empresas y Familias ya abrían pasado a dólares el grueso de sus ahorros y/o fondos disponibles y que los No Residentes (léase grandes Fondos internacionales de Inversión) ya no estarían en el país desde el retiro de circulación de las Lebac; pero ello no es tan así: 

  1. Que las Familias o Individuos tengan hoy menor capacidad de ahorro es cierto pero la suma de pequeños ahorristas (lo que se llama el chiquitaje) no tiene relevancia en el Mercado Cambiario. 
  2. Que las Empresas tampoco tengan hoy alta proporción de ahorros disponible para temer fuertes pases a dólares es cosa muy relativa o al menos discutible dado que los grandes grupos corporativos y multinacionales exportadoras sí pueden contar con la alternativa de pases en gran escala a moneda extranjera. 
  3. Lo más importante: Que los grandes Fondos de Inversión extranjeros se hayan retirado del mercado local por el fin de las Lebac debido a la conversión de las mismas en Leliq y en mayor proporción de Pases Pasivos no solamente no está demostrado sino que, por el contrario, el propio BCRA ha dictado disposiciones para tratar de restringir un poco la afluencia de estos fondos – verdaderos Hedge Funds o Fondos de Cobertura (en la práctica, Fondos Buitre) – que siguen operando en la plaza prevalentemente a través de bancos extranjeros con filiales en el país. 

Por ende, no sólo esta visión optimista carece de fundamentos sólidos y se parece a una expresión de deseos para vender expectativas optimistas a la opinión pública sino que además esconde el peor de los peligros reales: el de abrupta salida de Leliq y Pases por parte de los Bancos Acreedores si se produjera el retiro de los depósitos con que fondean sus compras de títulos del BCRA. 

En consecuencia, la expresión jactanciosa de Sandleris acerca de contar el BCRA con Reservas suficientes para sostener una corrida cambiaria no sólo no se corresponden con la realidad argentina sino quepor el contrario, en el hipotético caso que ocurriera, llevaría al país a un descontrol cambiario y a un peligro cierto de hiperinflación. 

Más, se repite, todo esto que aquí se comenta va más como un razonamiento en voz alta o ejercicio muy teórico antes que como proyecciones financieras pronosticables ya que un terremoto de Mercado que este tipo de acciones desataría se descuenta que no permitiría controlar tal situación en pleno año electoral. 

Dicho con otras palabras: que la administración Macri, en las postrimerías de su gestión, se encuentra completamente encadenada y dependiente – en forma institucional y bajo la supervisión directa del FMI  a una trampa insoluble de arbitraje entre Tipo de Cambio y Tasa de Interés que condiciona en forma total y absoluta el resto de su mandato; y que además se transmitiría como condicionante al futuro gobierno electo, cualquiera sea su signo. 

Pocas veces en la Historia Financiera Argentina se ha visto una maniobra tan irresponsable como descarada de un gobierno que habiendo fracasado abiertamente en su gestión económica y financiera por culpa de su política de Gobernar con Deuda, se haya sobre-endeudado adicionalmente para poder llegar al fin de su mandato, abonando para ello altísimas tasas de interés y pasándole el costo y la cuenta de cancelaciones a la administración que lo suceda, como hoy lo está haciendo el presidente Macri. 

Con el agravante y el interrogante que, por una combinación propia de ineptitud y corrupción – por equivocarse a propósito en favor de los capitales financieros – la administración macrista está apretando hoy al mismo tiempo el freno y el acelerador sobre el tipo de cambio – tema del que vamos a ocuparnos en una próxima nota – a costa de pagar cada vez más intereses y sin que sepamos todavía el alcance que tiene este riesgo de estrellar su Política Financiera incluso antes de las Elecciones de Octubre.- 

 

 

Compartinos:
22 abril, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Muerte y resurrección de la Patria. Por Romina Rocha.

El incendio de nuestro país puede ser representado perfectamente por el incendio de la Catedral de Notre Dame: una construcción magnífica y llena de misericordia, historias, dolores y divinidad; repleta de historias de vida y de muerte y de sacrificio y entrega, que demandó sangre, sudor y lágrimas para llegar a ser lo que fue, quedó destruida en sus detalles internos aunque de pie en sus estructuras externas y fundamentales. Ambas construcciones, destinadas a reflejar la trascendencia del hombre en la Tierra, se consumieron en llamas ante nuestra vista atónita y nos dejaron impotentes en medio de un humo enceguecedor.

Porque lo que estamos viviendo en este punto de inflexión de la historia que nos toca atravesar es, precisamente, la muerte del Cuerpo del hombre, que se lleva consigo las marcas de otro tiempo en el que la creación necesitaba de las manos voluntariosas de la comunidad, organizada en torno a un proyecto común por el cual luchar para sobrevivir y avanzar. El mundo que se presentase hostil para una humanidad apenas vestida se hacía más benevolente cuando en él, dentro de él, a partir de él creábamos espacios en los que habitar, transitar y comunicarnos con nuestra divinidad. Nosotros, seres humanos despertando a la vida lúcida, manifestábamos a Dios y su misericordia en las cosas que inventábamos para vivir en equilibrio con la naturaleza de la que formábamos parte consciente.

De la misma manera definimos nuestras identidades nacionales dentro de ese mundo al que fuimos moldeando para que se convirtiese en nuestro hogar: cada pueblo se fue organizando en su territorio conforme su cultura y el proyecto de un futuro en común para el que cada individuo pusiera parte de sí mismo. El destino de los hombres era trazado por los hombres mismos para el porvenir.

Pero en algún momento de esta última parte de la historia que estamos escribiendo algo en el espíritu de la comunidad se transformó y pasamos de pensarnos como conjunto a buscar destacarnos como sujetos, de tender puentes y lazos de solidaridad a competir y enajenarnos, de pensarnos a nosotros mismos en nuestra trascendencia a querer delimitar a como dé lugar un estado de inmanencia permanente en el que todo es efímero y vacío, en el que el ser se define por lo poseído y no por lo aprehendido. Hubo un quiebre en esta parte del mundo a partir del cual pasamos de mirar al cielo y nos volcamos a mirar al suelo, sólo para saber por dónde van y a quién pisan nuestros propios pies.

Así repetimos también el tránsito de Jesús en el mundo material y quien naciera acompañado de la promesa de una vida marcada por la divinidad y volviera a dar un mensaje de unión para sus hermanos en pos de una comunidad organizada, terminaría encarnando la condena del hombre al hombre mismo por lo que el propio hombre no se pudo perdonar; el temor de algunos de pasar a una existencia de amor e igualdad para todos nos llevó, ayer como hoy, a la destrucción de lo bello para evitar que nos recuerde la existencia de la fealdad. Porque cuanto más fuerte es la luz, más intensa se percibe la oscuridad y así en la Tierra como en el Cielo, lo que le pasa al cuerpo le pasa a la sociedad: un pueblo que despierta es un obstáculo para el capital.

Hoy, después de habernos visto morir por causa del egoísmo y la maldad, del odio por las cosas buenas y bien hechas y el desprecio por los sueños que aún quedan por realizar, estamos transitando la vigilia de nuestra identidad nacional guiados por aquello que ningún incendio puede quemar: la fe, que es fruto y parte del amor por la vida, hacia la resurrección de lo que somos en un estado superior. Porque no es cierto que vamos a volver a un estado anterior en el que nos supimos felices, ninguna historia se escribe hacia atrás ni se repite a sí misma. Ni Notre Dame va a volver a ser la Catedral que fue antes del fuego ni la Argentina volverá a ser la Patria que San Martín liberó, ni la que Rosas defendió ni la que Perón construyó. Tampoco volverá a ser el país que la dictadura masacró y que el Consenso de Washington condenó, y ni siquiera será nuevamente el territorio que una década de progreso regional y desarrollo local supimos transitar. El tiempo, ese tirano del que nadie puede escapar, sólo va en una dirección y es hacia adelante, dejando atrás las huellas en el camino para no olvidar de dónde hemos venido.

Es entonces esa promesa de resurrección, de regreso de entre los muertos para pasar a un estado superior, la que en estas Pascuas nos atraviesa a tantos argentinos que, a pesar y con el pesar de todo, seguimos luchando por un futuro mejor. Futuro que no sabemos cuánto puede tardar en llegar pero al que perseguimos con toda convicción, porque una vez que se ha visto la luz ya no se puede vivir en oscuridad. Y al igual que en la alegoría de la caverna de Platón, vamos buscando a todos los que aún no han salido para que vean lo que nosotros hemos podido ver. Algunos de ellos, alentados por una fe que los invade al escuchar a un hermano a quien la mirada le brilla por haber despertado, deciden salir a ver con sus propios ojos y comprobar que es cierto, que existe algo más allá de los límites que percibimos y que desde allí un mundo nuevo es posible. Otros, incrédulos, necesitan de las pruebas para saber si deben confiar. Y quedan otros que jamás se atreven a pasar el umbral y eligen defender lo que conocen ante el peligro de aquello que no quieren conocer. Ellos, los que odian, terminan haciendo el trabajo sucio de la bestia que nos vino a destruir, creyéndonos enemigos a los hermanos y liberando a Barrabás sólo para no escuchar la verdad.

Pero así como somos una representación de ese mundo que se muere ante nuestros ojos, somos también la espera y la acción del mundo nuevo que se apoya en las escombros de lo que fue para renacer en lo que será. Esa promesa de Pascuas es la que hoy abrazamos con toda voluntad, limpiándonos las lágrimas por los que dejaron jirones de su vida en el tránsito hacia el despertar y alzando la mirada con bravura para hacerle frente, una vez más, al enemigo que nos quiere destruir para no tener que soportar su propia miseria. Nosotros, los que amamos, somos la luz del mundo y es nuestra responsabilidad construir los cimientos de la Patria justa, libre y soberana que aún podemos ser, que estamos destinados a realizar.

Porque sólo puede estar vivo quien está dispuesto a volver a nacer.

*Por Romina Rocha.

 

Compartinos:
21 abril, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Sobre la avaricia y algunas de sus hijas. Por Alberto Buela

Sobre la avaricia y algunas de sus hijas

Los filósofos antiguos comenzando por Platón y Aristóteles y siguiendo por todos los medievales y los modernos hasta Kant, e incluso después, siempre han hablado de la avaricia y sus hijas, esto es, de los distintos modalidades en que se manifiesta.

En estos días y a propósito de una fiesta familiar se me despertó el pensamiento sobre ella, que se corroboró por actitud de conocidos en la acumulación exagerada de dinero y bienes y la nula cortedad en el dar. El ver como se afanan por poseer solo para atesorar.

Una digresión

Los Padres de la Iglesia hablaban de ella cuando lo hacían acerca de los siete pecados capitales: la lujuria (sexo), gula (glotonería), avaricia (egoísmo con los bienes), pereza (inacción), ira (agresión a los demás), envidia (poseer lo del otro), soberbia (mejor que el otro).

No es por casualidad o por una arbitrariedad que la avaricia aparece entre las siete faltas más graves que el hombre puede cometer, sino porque de ella se desprenden innumerables hijas: la miserabilidad, la tacañería, la garronería, el amarretismo, el pijoterismo, el cicaterismo, et alii.

Los exégetas antiguos influenciados por los esquemas de la retórica tanto griega como latina realizaron, en general, una interpretación alegórica o por emblemas del Evangelio.

Así los Padres de la Iglesia descomponen parábolas y enseñanzas evangélicas hasta en los menores detalles y dan significado concreto a cada uno de estos detalles lo cual los hace caer, muchas veces, en interpretaciones no sólo arbitrarias sino, incluso, estrafalarias.

Ya los exégetas del Renacimiento con Juan Maldonado a la cabeza vieron que el alegorismo era inconducente y que las enseñanzas del Evangelio debían tener un significado literal único sobre el que no podía haber discusión, sin embargo, ante ciertos pormenores raros que aparecen en sus enseñanzas hablan de “rasgos ornamentales superfluos”. Y así, cuando no pueden explicar algo recurren a esta categoría de rasgos ornamentales superfluos.

Pío XII en la encíclica Divino affante spiritu (1943) va a criticar el alegorismo antiguo y moderno y a proponer el método histórico-crítico.

Casi desde el comienzo de la modernidad se fue imponiendo un racionalismo teológico excesivo que terminó en lo que se denominó “concordismo”, esto es, el esfuerzo por hacer concordar los cuatro Evangelios (ej. Así, si Mateo habla del sermón en la montaña y Lucas del sermón en el llano, la explicación que encontraban es que era tanta la gente que entre todos ocupaban tanto el monte como el bajo). El concordismo fue dejado de lado a comienzos del siglo XX, siglo en donde se destacó la especialización teológica, con especialistas de lo mínimo que terminaron disociando la exégesis bíblica realizada por ellos de la la teología dogmática. Hecho del que se quejó amargamente el gran teólogo progresista Karl Rahner, diciendo que los trabajos de los exégetas suscitan problemas dogmáticos de los que ellos se desentienden totalmente, dejando a los teólogos dogmáticos la resolución del los problemas.

La cuestión la vino a zanjar el Jesús de Nazaret (2007) del Papa Benedicto XVI donde propone “la exégesis canónica”, pues el remarcado racionalismo de la exégesis católica actual se acentuó tanto que gran parte de ella ya no es teología porque ha perdido su relación esencial con la fe católica.
Benedicto propone que se combinen armónicamente los datos de la fe católica con del estudio histórico crítico de los Evangelios.
Esta imbricación profunda y validante entre ambos, el trabajo de la razón y el aporte de la fe, la venía realizando en Argentina desde los años 40 ese gran exégeta y teólogo que fue Leonardo Castellani (1899-1981).

Autor de estudios teológicos excepcionales como El Evangelio de Jesucristo; Doce parábolas cimarronas; Domingueras prédicas; El Apokalipsis de San Juan; Las Parábolas de Cristo; Cristo,¿vuelve o no vuelve?; Cristo y los fariseos. Esa vinculación intrínseca entre exégesis bíblica y teología dogmática está en todas sus obras tanto teológicas como de las otras. En Europa ha sido ignorado, aunque Jacques Maritain lo citó en Arte y Escolástica. Recién lo descubren, treinta años después de su muerte, cuando Juan Manuel de Prada comienza en España a editar sus obras en el 2012 y en Francia se edita Le Verbe dans le sang (2018).

Todo esto solo para hablar un poco de la avaricia, que Castellani define, en infinidad de lugares, como el más grande pecado del mundo de hoy.

El concepto

La avaricia es el afán desmedido de poseer muchas cosas y riqueza por el solo placer de atesorarlas sin compartirlas con nadie.

Se trata de un deseo desordenado de acumulación de bienes y riqueza más allá de las cantidades requeridas para el vivir bien y en forma cómoda, que como rasgo distintivo tiene: el no compartirlas con el otro, con el prójimo que también es un próximo.

Es el apego al dinero y los demás bienes materiales que en una época materialista como la nuestra se transformó en la mercancía de todos los días. Nace como temor al futuro y de la inseguridad en uno mismo. Manifiesta en el fondo un sentimiento de inferioridad.

La avaricia es un pozo sin fondo que agota al avaro en su esfuerzo interminable que no alcanza nunca su satisfacción. Hoy quiero esto, mañana esto otro, pasado aquello y así todos los días de su vida. Arturo Schopenhauer se acerca a su naturaleza cuando define la riqueza: es como el agua del mar que cuanto más se bebe, más sed se tiene.

El término proviene del latín avaritia, que a su vez viene del verbo avere que significa desear con avidez algo. En griego se dice philargiria de philo=amor y argyros= plata= amor a la plata.

Si recordamos la teoría de las virtudes de Aristóteles, la avaricia sería el extremo por defecto del ahorro, cuyo exceso sería el despilfarro. Pero como el término medio no es matemático y siempre tiene una tendencia hacia uno de sus extremos, el ahorro está más cerca de la avaricia que del despilfarro.

Kant afirma que: «Mientras el avaro se priva de la vida presente, el derrochador se despoja de la vida futura». El término medio es el uso adecuado de los bienes, que en cuanto al dinero se llama ahorro en la sociedad burguesa de hoy. Del ahorro nace la austeridad para la que cualquier riqueza es suficiente. Así, continua Kant: “el despilfarrador nos resulta un insensato adorable, en tanto que el avaro se nos antoja un insensato detestable”.

El avaro en general vive más tiempo porque se ha privado de múltiples placeres. Él no se avergüenza de su vicio porque no entiende que sea un vicio

El avaro no pide pero tampoco da. Es un necio más que un malo, pues se hace daño a sí mismo y sus bienes son solo útiles a sus deudos Como dice La Bruyère: «El avaro gasta el día de su muerte más que en diez años de existencia, y su heredero en diez meses más de lo que él gastó a lo largo de su vida.» En vista de esta última observación, Aristóteles 2300 años antes afirmó: “Se considera más generosos a aquellos que no han adquirido ellos mismos sus bienes sino que los han heredado, pues no tienen experiencia de la necesidad (Eth.Nicomaquea 1120b 11-13).

En la terminología de los viejos filósofos, ellos no hablan de avaricia sino de iliberalidad, que por defecto se opone a la liberalidad= eleutheriótes= liberalitas en tanto que la prodigalidad lo sería por exceso. Hoy estos términos nos resultan ambiguos porque liberal quiere decir otra cosa diferente que ahorrativo. Y más aun, si por liberal entendemos generoso, cuando en la vida diaria vemos que los liberales se llevan toda la plata ellos. Es que la avaricia domina todo en nombre de los negocios de ahí que el avaro no tenga amigos sino solo clientes.

Es que la generosidad con el dinero, en un mundo materialista, desapareció de la faz de la tierra, a lo más que podemos aspirar hoy es al ahorrativo, que es aquel que gasta con medida. Esto ya lo barruntó el viejo Aristóteles cuando dijo: “La avaricia=filargiria es incurable pues la vejez y cualquier incapacidad hacen avaros a los hombres y es más connatural a los seres humanos que el despilfarro” (Eth.Nicomaquea 1121b 15-17 y Rhet. 1389b 27-29). Qué sea más connatural al ser humano la avaricia que la generosidad hace que todos nosotros seamos un poco avarientos (yo incluido). En mayor o menor medida hemos perdido aquella enseñanza de nuestros viejos padres criollos: sé señor de tu dinero.

Tenemos que distinguir la avaricia de la tacañería, del italiano taccagno, que es aquel que se muestra reacio a gastar. El que busca gastar lo menos posible. El tacaño lo es con los demás, mientras que el avaro lo es, incluso, consigo mismo. El tacaño se puede dar una vida regalada, el avaro nunca. El tacaño esteriliza el dinero y lo acumula en lugar de ponerlo en movimiento. Aristóteles dice que en griego se dice kimibix/kimbilis= vendedor de comino, porque tiene gran estima por cosas insignificantes. El tacaño se queja siempre de cuánto cuestan las cosas y cuando compra algo siempre le parece caro. Piensa que gasta más de lo debido y entonces evita gastar. Teofrasto define la tacañería como ausencia de generosidad en lo que atañe al gasto y con esta definición el tacaño se acerca al mezquino, pero cuando comienza a lamentar los gastos que lo benefician a él mismo se acerca al avaro.

La otra categoría que entra en juego es la del décimo mandamiento: la codicia, un afán excesivo de riquezas y bienes ajenos, que a diferencia de la avaricia no busca atesorarlas, sino solo las quiere tener y usar en general en forma ilícita e inmoderada.

En la codicia radica la corrupción pública y privada tan de moda en nuestros días, pues es el deseo de riquezas conseguidas en forma secreta y privada para usar en forma desmedida.

La codicia y la avaricia se han convertido hoy en los valores del pensamiento liberal de Occidente. La condición humana está marcada estos dos disvalores convertidos en valores por el pensamiento liberal dominante. Su implantación ha dado lugar a la corrupción política, consagrada por las mayorías parlamentarias.

Todo ello ha creado infinitas injusticias, cuyo efecto más terrible es el envenenar la convivencia, como sostuviera el padre Castellani, una y otra vez.

Desde la antigüedad hasta el presente todos los autores que han tratado el tema nos avisan que muchos son los modos de la avaricia

Aristóteles distingue los tacaños, mezquinos, ruines y al coimero, el que parte la semilla de comino, pues todos se quedan cortos en el dar. Y, en cuanto a los que toman en demasía tenemos a los rufianes, los usureros, los jugadores, los ladrones, los salteadores

San Gregorio sostiene que las hijas de la avaricia, los vicios que se derivan de ella, son la traición, el fraude, la mentira, el perjurio, la inquietud, la violencia y la dureza del corazón. Santo Tomás es de la misma opinión. En cambio San Irineo sostiene que son nueve.

Otros autores agregan también a los parcos, los ruines, los miserables, los obstinados, los que se dedican a las obras serviles, los proxenetas, los que violan las tumbas, los ladrones, etc. Y así podemos hacer una lista interminable de vicios concatenados a la avaricia.

Esto es lo que sucede con al ética aretaica, la ética de las virtudes, de la que nosotros participamos y cuya recuperación comenzó con el “giro aretaico” inaugurado por Max Scheler y su Ética material de los valores (1916), seguido por Otto Bollnow en su Esencia y cambio de las virtudes (1958) y el escocés Aladaire MaIntayre en su obra Tras la virtud (1981).

Como el obrar humano se estudia sobre la base de lo verosímil y no de lo exacto, las virtudes y vicios varían según el criterio de la época y de los autores. Aun cuando existe un esquema básico de virtudes cardinales (prudencia, justicia, fortaleza y templanza), que viene desde Platón, y que está en la base de toda ética aretaica.

Esta ética, deudora indubitable de Platón y Aristóteles viene a criticar el formalismo del deber de la ética autónoma de Kant y, también, el universalismo, muchas veces vacío, del “bonum faciendo, malum vitando= hacer el bien y evitar el mal” en que cayo durante la modernidad la ética heterónoma.

Para la ética aretaica puede haber acto libre pero no necesariamente es un acto moral, para ello se necesita ejercitar el libre renunciamiento que se apoya en la integridad del agente moral, quien no puede existir sin una ascesis cotidiana y para ello se necesita de la práctica de la virtud.

Dicho a la inversa, los pequeños sacrificios y renunciamientos cotidianos van conformando un agente moral que estará en condiciones de realizar un libre renunciamiento y así sus acciones adquirirán un valor moral.

Un aporte: sobre el garrón o garronero

Esta hija de la avaricia, hasta donde nosotros sabemos, no fue tratada como tal por ninguno de los filósofos que nos precedieron. No la tuvieron en cuenta como tal sino tangencialmente.

En España se llama garrón y en Argentina garronero, a aquel que vive de los demás logrando que lo inviten sin pagar nada, de lo que consume o utiliza.

El garronero se considera a sí mismo un tipo listo, poseedor de la viveza criolla que necesita y depende del otro para existir. Se diferencia del vividor que “vive a uno determinado”, mientras que el garronero lo hace sobre todos los que le quedan a la mano o al paso.

Kant lo pinta de forma exhaustiva: “pueden comer y beber a discreción cuando es a costa de la bolsa de otro, dado que su estómago se encuentra en perfecto estado».2 Y Espinosa, aunque tampoco habla del garronero, lo confirma “ el avaro ansía casi siempre atracarse de la comida y la bebida ajenas».3

El garronero al vivir y medrar a costa de otros se transforma, por momentos, en un lisonjero y adulador. En el campo se lo llama también “gorra” y en lunfardo “busca” o “pechador”= aquel que pide prestado a quien todavía le debe. Carece de norte y de lealtades, salvo las circunstanciales que le presentan las necesidades de la vida cotidiana. Y al ser objeto de burla y de desprecio por aquellos a quienes “vive”, posee menos dignidad que el avaro.

Compartinos:
8 abril, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

El dinero y la política en la democracia. Por Jesús Rodriguez

Los golpes de Estado y los autoritarismos fueron, en el siglo pasado, el rasgo distintivo y dominante del paisaje institucional en América Latina.
En tanto, las elecciones de 1983 en Argentina iniciaron una dinámica política que llevó a la región a tener en nuestros días -salvo en el caso de Cuba- gobiernos elegidos democráticamente en elecciones que, con la excepción de Venezuela, no han sido cuestionadas en su legitimidad.
Ese gigantesco paso adelante está siendo negativamente afectado, en la mayoría de nuestros países, por resonantes casos de corrupción que ya no cuentan, como en el pasado, con actitudes indulgentes llenas de argumentos economicistas que pretendían justificar la corrupción con los supuestos beneficios de empresas y empresarios audaces, imprescindibles para salir de la trampa del atraso económico.
Por el contrario, se extiende la convicción de que la corrupción expone, por un lado, la perniciosa captura del Estado por parte de algunas élites que, en ocasiones, exhiben un despliegue a escala supranacional y, por otro lado, esa verdadera “privatización de la política pública” amenaza, al socavar la confianza social en las instituciones, la estabilidad política y la vigencia del estado de derecho.[i]
El número de países afectados, la magnitud de los fraudes y su repercusión social han renovado el interés académico sobre el estudio de las posibles razones que explican la existencia de actos de corrupción dejando de lado la simple y equivocada idea, todavía presente en grupos políticos de matriz ideológica conservadora, que el tamaño del Estado determina el nivel de la corrupción.
En efecto, la evidencia no sustenta el argumento de que menos gobierno implica menos corrupción. Si hubiera una asociación directa entre la magnitud del gasto público y la corrupción -como un Premio Nobel de los años 90 postuló al decir “si quiere reducir la corrupción, reduzca el gobierno”- algunos países, entre ellos los nórdicos, que tienen niveles de gasto público en relación al producto muy superiores a la media, estarían en el podio de los rankings mundiales de corrupción. Y otros, por caso Nigeria o Uganda, con mínimo peso del Estado en la actividad económica, serían los menos afectados por ese tipo de ilícitos.
En un reciente estudio con datos para el periodo 2000/2015 -entre los cuales no está la Argentina- se concluye que la calidad institucional es más relevante que lo actuado por los organismos gubernamentales en la aplicación de las leyes, y que estos últimos tienen una influencia relativa.
La metáfora utilizada es que solo “las encías saludables albergan dientes para una mordedura efectiva”, donde las encías representan la calidad institucional y los dientes a los integrantes de los organismos de aplicación como policías, jueces y fiscales.
Los autores del trabajo llegan a esa decisiva conclusión en base a analizar el comportamiento de una decena de variables, con información normalizada por las Naciones Unidas, en ochenta países. Con ese método analítico, y como es esperable, el país más vulnerable a la corrupción es Zimbabue y el menos afectado es Finlandia.[ii]
Así, vamos a analizar las complejas relaciones entre el dinero y la política en una sociedad democrática sabiendo que la causa de la corrupción política, y de su expansión como mal social, no es la democracia; que en una economía globalizada la corrupción no puede ser vista como confinada a los límites fronterizos; que la gravedad de la corrupción también está en la importancia del efecto “ejemplificador” que tienen los comportamientos políticos y, por último, que no son el nivel del gasto público ni la cantidad de jueces y fiscales las variables claves sino que, por el contrario, las variables determinantes son la fortaleza institucional y la calidad de las políticas públicas y regulatorias.
La acción preventiva frente a la corrupción tiene distintos frentes. Uno de los más decisivos es el financiamiento de los partidos políticos.

Experiencia internacional del financiamiento de la política

En relación a la posibilidad de la financiación privada de la actividad partidaria, la primera legislación en esta materia es de finales del Siglo XIX en el Reino Unido, cuando en 1883 a través de la llamada “Corrupt and Illegal Practices Act” se establecieron límites a los gastos de candidatos y partidos en las campañas electorales.
En la actualidad, de acuerdo a la información del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral, fundado en 1995 y con sede central en Suecia, en numerosos países – por ejemplo, Alemania, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Francia, Israel, México, Perú, Portugal, España – están prohibidas las contribuciones de empresas y sindicatos, tanto a candidatos como a partidos.
En los Estados Unidos, en cambio, a través de una decisión de la Corte Suprema en el año 2010 se eliminaron las restricciones preexistentes, permitiendo a las corporaciones empresarias y los sindicatos gastar tanto como deseen en anuncios en medios de comunicación en apoyo de las campañas. Esta acordada del Superior Tribunal, abrió paso a una discusión muy sustantiva, tanto en el plano académico como en la arena política.
Así, Ronald Dworkin, uno de los juristas más influyentes de las últimas décadas y Doctor Honoris Causa de la UBA, cuestionó el argumento de la mayoría de la Corte, fundado en Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, al sostener que esa decisión amenaza la democracia y que “las corporaciones, a diferencia de los individuos, no tienen derechos políticos y, en consecuencia, no les está permitido poder votar”. Y consolida su argumento al afirmar que las corporaciones, al no tener ideas propias, solo pueden promover con sus anuncios las ideas de sus directivos.
Esta decisión del Superior Tribunal fue cuestionada por el Presidente Barak Obama en su mensaje sobre el Estado de la Unión de ese año con los integrantes de la Corte presentes en el Congreso y, más recientemente, el Presidente James Carter denunció que, con esas reglas de juego, Estados Unidos se ha convertido en una oligarquía donde la corrupción política es esencial para ser nominado como candidato a presidente o ser elegido presidente, y que “el sistema político se ha convertido en una recompensa para los mayores contribuyentes de las campañas”.[iii]
Esta realidad en la principal democracia capitalista es la evidencia de las razones teóricas que fundamentan la necesidad del financiamiento público a los partidos políticos: limitar los márgenes a hechos de corrupción; reducir la ventaja política que representa la disposición de recursos materiales y reducir o limitar los costos de la actividad política.
La limitación a los aportes privados busca evitar que los partidos y los candidatos sean controlados por grupos o personas porque en ese caso, como sostiene la actual Directora de Transparencia Internacional, “dejarían de cumplir la función que se les asigna como instituciones de la democracia, reemplazando el principio de representación política por un modelo corporativo encubierto”.[iv]

El financiamiento de los partidos políticos en la Argentina

En la Argentina, la discusión teórica sobre la pertinencia del financiamiento de los partidos políticos está saldada desde que la Convención de 1994 estableció en el texto constitucional, en su artículo 38, que “los partidos políticos son instituciones fundamentales del sistema democrático” y que el “Estado contribuye al sostenimiento económico de sus actividades y de la capacitación de sus dirigentes”.
En la práctica, nuestro país fue el primero en legislar sobre el financiamiento público, luego del golpe de Estado de 1955. Esa decisión tenía antecedentes que se remontan al primer proyecto de ley -presentado por el Diputado radical de la Capital J. A. Amuchastegui- que reconoce a los partidos políticos como entidades de derecho público, y al Proyecto integral sobre la materia remitido al Congreso en el año 1927 por el Presidente Marcelo T de Alvear.[v]
En nuestro país, en estos días, la discusión legislativa sobre el tema tiene un alcance parcial ya que no aborda dos cuestiones centrales. La primera es la pertinencia de contar con la incomprensible cifra de 650 partidos de distrito y 40 de alcance nacional que requieren financiamiento y cuya existencia difícilmente encuentre justificación en razones ideológicas o de representación.
En segundo lugar, la discusión política se limita a las elecciones nacionales desconociendo que una ínfima minoría, solo 5 de los 24 distritos electorales, tiene normas legales que regulan las elecciones locales, dato que adquiere relevancia cuando más de la mitad de las provincias tienen este año comicios en fechas distintas del cronograma nacional.
Así, resulta obvio para quienes creemos en la directa causalidad entre fortaleza institucional y resultados económicos, aún más relevante que la propia dotación de recursos naturales de un país, que frente a la novena elección de renovación presidencial desde 1983 es imperioso un abordaje sistémico del funcionamiento del sistema político.
Esta mirada global debe asentarse en cuatro pilares: mejorar las condiciones equitativas de la competencia, incrementar la transparencia, reforzar los mecanismos de rendición de cuentas y asegurar el cumplimiento del régimen de sanciones.
Ahora bien, es evidente que no estamos frente a un desafío técnico que simplemente puede resolverse sancionando otras leyes. Se trata de un asunto político que requiere de acción política y de la construcción de mayorías sociales con legitimidad política que diluya la cultura de la impunidad y permita reconstruir la confianza social en las instituciones.

Jesús Rodriguez (Diputado Nacional de la UCR, M.C.)

Compartinos:
3 abril, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Evitar la huida del dinero. Por Manuel Solanet.

La puja entre el tipo de cambio y el nivel de las tasas de interés caracteriza la actual política monetaria y cambiaria. Cualquier intento de reducir la tasa encuentra a un público que reacciona abandonando su preferencia por mantener sus ahorros en pesos y pasándose al dólar. Entonces su cotización aumenta. El gobierno teme esa circunstancia y el Banco Central impulsa un aumento de las tasas en la siguiente licitación de las Leliq. El círculo sigue funcionando en un sentido vicioso. El incremento de las tasas genera recesión, que es un efecto tan pernicioso e indeseable como la devaluación y la inflación.
En la demanda de dólares en la Argentina de hoy actúan no solo las importaciones y el pago de servicios. Lo hace también y significativamente, la dolarización de carteras y la conversión de los ahorros. Según datos del Credit Suisse en lo que va de 2019 el sector privado compró 36.800 millones de dólares. Este monto supera al de las importaciones. Esta corriente se ha acelerado, ya que la media anual de los tres años anteriores no alcanzó a 20.000 millones. La razón es la fuerte caída de la confianza en nuestra moneda, que no es un hecho novedoso para los argentinos. Es un fenómeno que debe analizarse sociológicamente ya que responde a mercados suficientemente grandes y dispersos. Estaríamos equivocándonos si imagináramos conspiraciones de grupos económicos o sabotajes políticos. Son miles de decisiones individuales de ahorristas, gerentes o administradores que sólo pueden corregirse mediante un golpe de confianza suficientemente convincente.
La velocidad de circulación del dinero permite monitorear el riesgo de una nueva corrida. La hiperinflación de 1989 demostró que aún conteniendo la emisión monetaria no se podía evitar un mismo efecto inflacionario si el dinero comenzaba a circular cada vez más rápidamente. En febrero de 1989 el M1 (billetes y monedas más depósitos en cuenta corriente) rotaba cada 7 días. En julio de aquel año, ya en plena hiperinflación, el M1 rotaba cada 3,3 días (ver “La Hiperinflación del 89”, Manuel A. Solanet). Hace algo más de un año, en febrero de 2018 la rotación del M1 se producía en 20,8 días. Hace un mes, en febrero de 2019, bajó a 14,6 días. Todavía estamos distantes de aquellos momentos y el Banco Central dispone de más reservas que en 1989, pero se prende una luz amarilla.

¿Cómo se explica esta caída de la confianza? Hay dos tipos de motivos: los económicos y los políticos. Dentro de los primeros debemos mencionar los que emergieron en abril de 2018 y produjeron una corrida sobre el dólar y una devaluación superior al 100%. Se requirió la ayuda del Fondo Monetario Internacional, aunque el programa acordado debió ser revisado al poco tiempo. Las expectativas se estabilizaron. El gobierno acordó reducir el déficit primario a cero en 2019 y lo está cumpliendo. Pero para los analistas más cuidadosos, hay flancos débiles. La contención del gasto se basa en una reducción difícilmente sostenible del nivel real de los salarios públicos, de las jubilaciones y de los planes sociales. Además, hay congelamiento de partidas sin una racionalización que acompañe y hay retrasos en los pagos de proveedores y obras. Si se consideran las provincias y municipios, la cantidad total de empleados públicos no ha disminuido. Tampoco se ha reducido el número de beneficiarios de planes sociales. Por otro lado, aún si quedara resuelto el resultado primario, subsistirá un déficit financiero que aumenta por el crecimiento de la deuda pública y el nivel de los intereses que se pagan por ella.
No está de más recordar que esta complicada situación fiscal tiene un punto de partida heredado de la gestión kirchnerista. El error de este gobierno fue encararla con un gradualismo que lo llevó a endeudarse más allá de los límites y con un ritmo creciente, inaceptables para los mercados internacionales.
El riesgo de origen político está ligado a la probabilidad que las próximas elecciones den el triunfo a un gobierno populista. A pesar de su descarada corrupción, la sombra de la Sra. de Kirchner amenaza desde porcentajes crecientes en las encuestas. La hipótesis de su segura derrota en el ballotage comienza a ponerse en duda. También genera preocupación la alternativa que ella desista de ser candidata. En ese caso un candidato integrador del espectro peronista seguramente deberá incorporar legisladores y condiciones de quien le aportaría el mayor porcentaje de votos. Una coalición de ese sector político, aunque lleve un candidato como Roberto Lavagna, parece alejada de las ideas que sustentan las reformas requeridas para superar el desquicio fiscal y para lograr competitividad.
Una rápida recuperación de la confianza que disipe el riesgo de una huida incontrolable del peso puede imaginarse según dos alternativas. Una de ellas sería una fuerte recuperación de liderazgo de Mauricio Macri mediante medidas de reforma estructural sometidas al Congreso y anticipadas por decretos de necesidad y urgencia cuando fuera necesario. Entre ellas la reforma laboral, la puesta en marcha de la reestructuración y racionalización del gobierno nacional, la reforma impositiva y la depuración de los planes sociales.
Otra alternativa sería un acuerdo político amplio que comprenda al peronismo moderado, para llevar adelante esas reformas pero definidas por sus instrumentos de ejecución y no vagamente por objetivos. Esta alternativa parecería más promisoria, pero es escasamente probable en la cultura política argentina, formada y adherida a las formas e ideas que cimentaron nuestro estancamiento y el desequilibrio que actualmente padecemos.

La dolarización sería el atajo para evitar la aceleración de la inflación que acompañaría una eventual huida incontrolada del dinero local. Así sucedió en 1991 con la convertibilidad, que fue una dolarización vestida. El nivel actual de las reservas disponibles del Banco Central permitiría transformar a dólares la totalidad de la Base Monetaria. De esta forma se vencería la inflación, aunque no la posibilidad de un default, como ocurrió en 2001. La disminución del riesgo país estaría de todas formas sujeta a la reducción del gasto público y al saneamiento fiscal. En rigor esta es la madre del problema: si la Argentina hubiera logrado un sólido y permanente equilibrio fiscal, no estaríamos padeciendo los problemas que motivaron estas líneas.

Manuel Solanet.
*El autor es director de Políticas Públicas de Libertad y Progreso, y autor de «La Hiperinflación de 1989»

Compartinos:
3 abril, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Malvinas. Lo que opinaba la clase dirigente el 2 de abril de 1982. Por Federico Addisi

Todo esta guardado en la memoria.

Cuando llegan fechas como el 2 de abril, rememorando y celebrando la recuperación transitoria de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas, es conveniente realizar un profundo ejercicio de memoria.
Y tanto más, si vamos a analizar las opiniones de la clase dirigente de aquel entonces, muchos de los cuales, fueron grandes protagonistas de la historia política argentina en los posteriores años de democracia.
Porque ya lo dice el apotegma: La victoria suele tener muchos padres pero la derrota es huérfana. Y desmalvinización mediante, nos quieren hacer creer que todo aquello se trato de la «aventura de un General Borracho», y que tanto el pueblo como sus dirigentes eran ajenos a lo que sucedía. Otros, más atrevidos, quieren hacernos creer que la Guerra de Malvinas fue impopular. Y por eso creemos que este aporte que hacemos desde NCN es para coleccionar. Y de paso demostrar que Malvinas fue y es la causa más popular y la única que une a la totalidad de la Nación Argentina.
Pero que decían por entonces los dirigentes?

Abelardo Ramos, Jorge (Crónica, del 03 de abril de 1982, pág. 3): “Apoyo las acciones militares desarrolladas en el sur argentino. Ante esta decisión debe concretarse una inmediata paz con Chile… la soberanía es indivisible, por ello debe recuperarse, antes que sea tarde, la soberanía económica».

Acuña Anzorena, Guillermo (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “A la Argentina no le quedaba otro camino para recuperar las Islas Malvinas, que el adoptado por el gobierno nacional. Creo que no es hora de grandes declaraciones. Dijimos hace muy poco que la agresión se configuraba no solo con actos concretos, sin también con conductas dilatorias que prolongaban excesivamente una respuesta a trámites de negociación diplomática. 150 años de evasivas son más que suficientes. El gobierno debe cumplir con su deber con la certeza que el pueblo cumplirá con el suyo”.

Alende, Oscar (Santa Fe, 8 de abril de 1982): “(Asistí en Malvinas a la asunción del General Menéndez como Gobernador de las islas) por la sencilla razón de que estamos atravesando una situación muy difícil, donde la unidad de los argentinos, la coherencia del frente interno, está por encima de los reclamos, por justos que estos sean. (Si hay un cambio de mentalidad en las FFAA) el tiempo lo dirá. Por el momento solo cabe resumirnos tras el objetivo de las Malvinas, único y excluyente de cualquier otro problema y debemos ganarles a los ingleses si es necesario, haciendo valer la política del aceite hirviendo”.

Alfonsín, Raúl (Bahía Blanca, 3 de abril de 1982): “La ocupación (sic) de las Malvinas es una vieja aspiración de los argentinos sin distinción de banderas políticas, que se efectúa a raíz de la permanente negativa de Gran Bretaña de reconocer nuestros derechos. El episodio pone de manifiesto que los argentinos sabemos unirnos para la defensa de las causas grandes y que estamos maduros para ser cada vez mas eficaces para colocar en el lugar que corresponde a la Argentina, en el concierto de las naciones del mundo. A esta medida debe seguir la defensa en todos los terrenos del patrimonio nacional”.

Alfonsín, Raúl (Santa Fe, 8 de abril de 1982): “La recuperación de las Islas Malvinas efectuada por nuestras FFAA constituyen un hecho admirable por la extrema delicadeza del operativo realizado por nuestros soldados. Se debe destacar el hecho que los pobladores de la isla no sufrieron ni siquiera un rasguño constituyendo en un hecho sin precedentes en acciones militares de estas características. (En tanto que) la adhesión espontánea del pueblo no supone la renuncia a la crítica. Los hombres de la democracia argentina no podemos desertar de esa responsabilidad de reivindicar nuestra soberanía, por la que hemos luchado toda nuestra vida. La opinión democrática internacional no debe confundir el juicio crítico que merece la gestión (del gobierno de facto) de un reclamo que une al país”.

Alsogaray, Alvaro (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “Cuando se cuenta con el respaldo de un derecho tan indiscutible y tan universalmente reconocido como es el de la Argentina sobre las Malvinas, todo acto tendiente a ejercerlo en su plenitud no solo esta justificado sino que es imperativo. No caben en esos casos vacilaciones ni postergaciones. Hay que actuar con firme determinación, y esto es lo que ha hecho el gobierno con la segura y entusiasta aprobación de todo el pueblo argentino. Queda por delante una difícil etapa a recorrer, pero la razón nos asiste y no hay dudas de que sabremos recorrerla. La posesión de las Malvinas e Islas del Atlántico Sur abre ahora una nueva posibilidad para un acuerdo con Chile, nuestro dominio sobre el Atlántico ya está asegurado. Por lo tanto podemos enfocar el problema desde otros ángulos. Debemos procurar ese acuerdo cuanto antes y de ahí en más, con el apoyo de los países del Cono Sur, iniciar una activa política de afirmación de derechos en los mares australes y la Antártida”.

Amadeo, Mario (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “La posición argentina ha sido perfectamente definida por nuestro gobierno y tiende a reparar una injusticia histórica que data desde hace un siglo y medio. En ese empeño, el pueblo de nuestra patria, sin excepción alguna, debe estar unido para acompañar a las autoridades en esta empresa en que está empeñada la dignidad de la soberanía de nuestra nación”.

Arauz Castex, Manuel (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “No se debe ceder en ningún terreno ante las amenazas británicas utilizando para ello y en resguardo de la soberanía, todos los elementos elegidos por quienes tienen a su cargo marcar la estrategia conducente a obtener tan grandes objetivos”.

Bidart Campos, Germán (Buenos Aires, 6 de abril de 1982): “Más allá de la coyuntura de cual haya sido el gobierno que protagonizó este episodio, es el país todo –como en la Reconquista de 1806-, el que ha estado en pie para apoyar este acto que me parece es de estricta justicia. Y se lo digo yo, que soy un hombre que ama la paz y que detesta la guerra, la violencia, la lucha, el armamentismo. En este momento, me parece que hemos cumplido con algo que nuestra dignidad exigía”.

Bittel, Delindo (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “Este hecho nos une a todos los argentinos y nos llena de alegría, porque en definitiva es la reivindicación histórica de algo que es nuestro toda la vida. Espero de aquí en más contar con la solidaridad internacional para reafirmar este hecho, lo que en derecho nos corresponde desde hace tantos años. Los argentinos a veces esas cosas que nos separan o dividen, hechos como estos, nos convoca a todos, porque es un hecho histórico”.

Bittel, Delindo (Buenos Aires, 7 de abril de 1982): “Como ciudadano argentino confío en que vamos a hacer todo lo posible para llegar a un acuerdo beneficioso para todos los argentinos. Como representante de mi partido (Partido Justicialista) fui a cumplir con un deber (asistir en Malvinas a la asunción del Gobernador Menéndez), como es el de haber estado en las Malvinas en una jornada tan trascendente como la de hoy. Como ciudadano significó para mí un alto orgullo haber podido realizar este viaje, conocer el territorio de las Islas Malvinas, estar con los soldados y comprobar, que existe un alto espíritu patriótico por parte de ellos. Los dirigentes políticos han ido a ratificar con su presencia un hecho histórico tan trascendente como es la reivindicación de ese territorio argentino”.

Benegas Lynch, Alberto (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “La posición argentina es muy sólida. La conducción de este problema ha sido y es muy acertada porque para que haya violencia, tal como están las cosas, es preciso que el gobierno de Gran Bretaña ataque convirtiéndose en agresor, y lógicamente la Argentina defenderá sus derechos con todos los medios de que dispone. Es de esperar que el gobierno británico recapacite antes de iniciar ninguna clase de hostilidad presentándose como agresor ante la opinión pública mundial”.

De la Rúa, Fernando (Buenos Aires, 7 de abril de 1982): “Mostrar que todo el país civil está también tras la misma idea (recuperación de las Islas Malvinas), fortalece mucho la imagen de Argentina en el exterior. Creo que el tiempo es importante para fortalecer la unión de los políticos y hacer que esta se cristalice en el plano de la política interna, para lograr el reestablecimiento de las instituciones y el sistema de convivencia real”.

Estévez Boero, Guillermo (La Nación del 10 de abril de 1982, pág. 4): «Reafirmamos que este acto de soberanía, será irreversible en tanto se sustente sobre una efectiva unidad nacional, vertebrada en los principios de independencia nacional, libertad y respeto a la voluntad popular. Repudiamos el intento de agresión colonialista de Inglaterra, entendiendo que la movilización del pueblo es la mejor defensa a la integridad de nuestra patria».

Ghioldi, Américo (Buenos Aires, 9 de abril de 1982): “Al asumir el nuevo gobernador de las Islas Malvinas, se ha desplegado el sentimiento profundo de los argentinos. Todo parecía haber decaído entre nosotros, pero brotó de las profundidades el sentimiento de unión nacional, vivencia perdurable a lo largo del tiempo que nos identifica, nos define y, cuando es necesario nos determina. Ese impulso es invencible, verdaderamente popular, ha creado en los espíritus de todos los hombres y de todas las actividades sin diferencias de credo ni ideologías, una disposición nueva para encarar el problema nacional que nos ha preocupado durante las últimas décadas.
Todos queremos ahora y así lo expresaron los dirigentes políticos sin exclusiones, encarar la unión política que lleve por fin a un gobierno estable, democrático y electivo, que organice el pluralismo político social y nos proporcione nuevos hábitos con niveles de tolerancia y virtud política.
En nuestras Malvinas supimos expresar la unión de los diferentes, ahora, cuando se consolide esa unión, buscaremos nuestro gobierno, el de todos, por todos y para todos, conservando con niveles de civilización las irreprimibles deferencias que hacen al modo de ser del hombre político”.

Illia, Arturo (Viedma, 2 de abril de 1982): “(La recuperación de las Islas Malvinas) es justa e inobjetable. Todos los gobiernos argentinos en política internacional hemos sido coherentes con el tema, en lo internos hemos tenido discrepancias muy profundas, pero en política internacional la actitud de todos los gobiernos ha tenido una misma línea, una misma responsabilidad. Argentina siempre ha defendido los derechos de los pueblos americanos. Ningún argentino puede retacear la importancia y la trascendencia que tiene la actitud asumida por el gobierno nacional”.

Instituciones:
– UIA (Unión Industrial) (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “Ante la decisión argentina de recuperar el patrimonio nacional en las Islas Malvinas, la Unión Industrial Argentina, expresa públicamente su apoyo a la decisión nacional de hacer respetar la soberanía del país. Esta entidad invita a la ciudadanía en general, y a las empresas en particular, a embanderar los edificios y sus propios domicilios. En este momento histórico es imprescindible la unidad de todo el pueblo argentino y de sus instituciones representativas”.
– CGT (Confederación General del Trabajo) (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “La CGT, como lo ha hecho en todos los acontecimientos nacionales invita al pueblo argentino sin distinción de banderías políticas a hacerse presente en la Plaza de Mayo y embanderar los edificios con nuestra enseña patria como reafirmación de nuestra soberanía en las Islas Malvinas, San Pedro y Georgias del Sur. No se trata de ocupación, nuestras Fuerzas Armadas han ejercido un derecho legítimo al restituir al territorio patrio lo que nos pertenece. En esta alternativa, el Movimiento Obrero Argentino, representado por la CGT acompañará este hecho histórico declarando el día 2 de abril como día de “Júbilo Nacional”. Como consecuencia de todo lo expuesto el Consejo Directivo de la CGT se declara en sesión permanente, para que en caso de ser necesario, asumir nuestras propias responsabilidades como argentinos”.

– 62 Organizaciones Gremiales Peronistas (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “Las 62 Organizaciones no pueden permanecer indiferentes y manifiestan su total identificación con el acto soberano llevado a cabo por las Fuerzas Armadas Argentinas al reafirmar nuestro derecho soberano sobre las Islas Malvinas. Nuestras tradicionales premisas fueron siempre las que nos legó el ilustre Jefe de nuestro Movimiento, el Teniente General Juan Domingo Perón, nacido de las entrañas propias de nuestras Fuerzas Armadas y que siempre nos manifestó que primero está la Patria, después el Movimiento y por último los hombres. Convocamos a todos los compañeros a manifestar su adhesión en este día de gloria para el pueblo argentino”.
– CGT y 62 Organizaciones Gremiales Peronistas (Buenos Aires, 9 de abril de 1982): “El único gran interés de la hora no es otro que disuadir al agresor y preservar nuestro territorio y conservar la vida de nuestros hombres y la de nuestros ocasionales oponentes. Mañana vamos a demostrarle al mundo la voluntad nacional de estrechar filas contra la agresión colonialista. Vamos a expresar claramente en nuestro nombre y en el de las madres, esposas, novias e hijos de los soldados argentinos que defienden nuestro honor en una Austral Provincia Argentina, que deseamos la paz, pero una paz que nazca de nuestros derechos irrenunciables y de nuestra voluntad de ser libres y soberanos. La mejor manera de detener la tercera invasión inglesa que hoy pretende amenazarnos es demostrar que mas allá de las diferencias que nos separan está el espíritu nacional que tan hondamente late en el corazón de los trabajadores argentinos”.
– Asociación de Corredores del Turismo Carretera (Buenos Aires, 17 de abril de 1982, Agencia Telam): “Una delegación de pilotos de la Asociación de Corredores de Turismo de Carretera (ACTC) se hizo presente esta mañana frente a la Casa de Gobierno con sus automóviles de competición para expresar su adhesión a la recuperación de las Islas Malvinas por las FFAA. Entre otros corredores se encontraban los hermanos Antonio y Oscar Aventín, Roberto Mouras, Pedro y Octavio Suarez, Héctor Ríos, Juan De Benedictis, Julio Salgado y Eduardo Martínez”.

Matera, Raúl (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “Frente a la crisis en el marco internacional desatada por los actos de agresión provocados por Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en las Islas Georgias del Sur y Puerto Stanley, en las Islas Malvinas, solo cabe el apoyo incondicional de todos los argentinos a la actitud de nuestras fuerzas armadas de ocupar las Malvinas que fueron, son y serán argentinas”.

Menem, Carlos Saúl (La Rioja, 13 de abril de 1982): “La recuperación de las Islas Malvinas es un hecho totalmente irreversible, consumado y no admite un solo paso atrás. Es totalmente favorable nuestra posición con respecto a la recuperación de las Malvinas, como lógica la reacción de Inglaterra, que en estos momentos pretende intimidarnos, para borrar parte de la humillación a que fue sometida por la reivindicación de las Islas Malvinas. Si se inclinan por el combate, hay antecedentes históricos de la primera y segunda invasión inglesa y de la Vuelta de Obligado, que son hitos en la ruta de nuestro pueblo, oponiéndose a los intentos de colonización”.

Partidos Políticos:
– Demócrata Cristiano (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “El Partido Demócrata Cristiano Argentino solicita apoyo a las organizaciones Demócrata Cristianas de América frente a la agresión británica en Islas del Atlántico Sur”.
– Partido Comunista (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “El Partido Comunista apoya decididamente la recuperación para la soberanía nacional de los territorios insulares del sur, después de 150 años de dominación imperialista de Gran Bretaña. En la Argentina, como en todo el mundo, se pone fin a un enclave colonial contra el cual siempre ha luchado el pueblo argentino”.
– FIP (Frente de Izquierda Corriente Nacional-Jorge Eneas Spilimbergo), (Buenos Aires, 3 de abril de 1982): “El FIP apoya la decisión de las fuerzas armadas argentinas de recuperar los archipiélagos australes de la usurpación británica. Dicho territorio constituye la clave de nuestra proyección antártica y de los recursos económicos del Atlántico Meridional. Es preciso ahora una enérgica acción internacional recabando el respaldo de las Naciones Unidas ante la acción descolonizadora que se ha emprendido y la solidaridad de Latinoamérica, tal como en su momento fue prestada en el caso del Canal de Panamá, en el espíritu de San Martín, Artigas y Bolívar, y a la luz de los intereses comunes y fraternales que nos vinculan con los países del área”.
– FIP (Frente de Izquierda Corriente Nacional-Jorge Eneas Spilimbergo), (Santiago del Estero, 9 de abril de 1982): “La recuperación de las Islas Malvinas es un hecho justo, legal y oportuno. En caso de un bloqueo, en buena hora, porque entonces suspenderemos los pagos a nuestros acreedores externos, y tras un corto tiempo, los bancos internacionales y los consorcios mundiales clamarán a gritos el levantamiento de esa medida para que nos den posibilidades de atender los compromisos. Ellos necesitan de esos fondos más que nosotros. El respaldo brindado por el pueblo argentino es un acto de verdadero patriotismo porque está en juego un cuestión de principios. Lo realizado en las Malvinas y las otros islas es irreversible y no admite retrocesos, porque cuando se levanta una bandera no debe ser arriada nunca, y en este caso nosotros tenemos más posibilidades de ganar que nuestros adversarios”.
– FIP (Frente de Izquierda Corriente Nacional-Jorge Eneas Spilimbergo), (Buenos Aires, 20 de abril de 1982): “El Gobierno argentino debe mantenerse firme y resistir las intimidaciones del mediador norteamericano, los imperialistas británicos y sus aliados del Mercado Común. Ningún poder extranjero puede compartir, ni mucho menos desplazar la soberanía real argentina en las Malvinas, que han sido reconquistadas al precio de la sangre”.
– UCR (Unión Cívica Radical- Antonio Trócoli), (Buenos Aires, 9 de abril de 1982): “Todo aquello que sirva para presentar un frente interno unido ante cualquier agresión externa, debe ser apoyado, apuntalado e incentivado. Esto le va a demostrar a los agresores de que no se trata de un gobierno circunstancial y mucho menos a las fuerzas armadas que en aislamiento tomaron esta decisión, sino que esta corresponde a todo el pueblo argentino. Nuestro pueblo ha colmado su paciencia en las reclamaciones por vías diplomáticas, que obviamente han resultado estériles y no por culpa nuestra, sino porque Gran Bretaña ha eludido sistemáticamente la solución pacífica del problema”.
– Partido Justicialista (La Nación del 18 de abril de 1982, pág. 10): «El país vive horas difíciles, luego de la legítima y justiciera recuperación de las islas Malvinas por las Fuerzas Armadas de la Nación… el asunto Malvinas es indudablemente prioridad uno de la Patria… unido a él, se encuentran otros cuya dimensión y naturaleza forman parte indisoluble de la propia identidad nacional… es necesaria la implementación de un verdadero plan de emergencia nacional con un cronograma efectivo y preciso, donde se establezcan en forma definitiva y tajante parámetros aseguradores de un gobierno representativo de la voluntad popular como de todos los sectores democráticos que son la razón de ser de la vida institucional en la República… ese será el mejor homenaje que se puede en estos momentos brindar a la patria, para asegurar en forma definitiva el cese de los desencuentros y la real unidad entre todos los argentinos (…) Debe pues sin más trámite, el gobierno militar que rige los destinos actuales del país, hacer cesar toda medida que implique una excepcionalidad jurídica y la vuelta a la instituciones de la Constitución, la participación efectiva de la soberanía del pueblo en las decisiones de la Nación, y de las fuerzas políticas en las medidas que se dicten y que afectan sin lugar a dudas a todos los intereses nacionales”.

Personalidades (17 de abril de 1982): “Los abajo firmantes adhieren a la recuperación de las Islas Malvinas y exhortan a los pueblos del mundo para que se compenetren de la justicia de la acción cumplida, la que ha terminado, en base a título indiscutibles, con un enclave colonialista en América del Sur”. (Firman: Doctor Federico Leloir; la actriz Eva Franco, el cómico Luis Landriscina, la cantante Susana Rinaldi; los escritores Félix Luna y Marco Denevi; los compositores Ariel Ramírez y Astor Piazolla; el pianista Bruno Gelber; los ex cancilleres Mario Amadeo y Miguel Zavala Ortiz; los cirujanos Pedro Cossio, Raúl Matera y René Favaloro; el presidente de la AFA, Julio Grondona; los académicos Libero Badii, Raúl Soldi, Glorindo Testa, Germán Bidart Campos, Margarita Arguas y Ari Brizzi; los deportistas Roberto De Vicenzo, Juan Manuel Fangio, Sergio Víctor Palma, Oscar Alfredo Gálvez y Enrique Mansilla y el DT del seleccionado nacional de fútbol, César Menotti; el empresario Carlos Lectoure; los presidentes de todas las academias argentinas; los rectores de las universidades nacionales y privadas; el presidente del ACA; la asociación argentina de actores; la sociedad argentina de escritores; y la Sra. Amalia Lacroze de Fortabat”.

Sábato, Ernesto (Buenos Aires, 18 de abril de 1982): “El problema de las Malvinas está por encima de cualquier discrepancia de política interior. Esto no es la lucha de una democracia contra una dictadura militar, como algunos han dicho, es la lucha de un Imperio contra un pueblo entero. Esto ha sido el resultado de una vieja pasión por la soberanía contra cualquier imperio, la misma que en 1806 y 1807 echó con viejas armas de fuego y aceite hirviendo a las tropas de elite del Imperio Británico”.

Triaca, Jorge Alberto (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “Lo relativo a la soberanía en las Islas del Atlántico Sur, interesa a todos los argentinos y el pueblo tendrá que ser el principal partícipe en cualquier acción que se decida, para lo cual es necesario que todos los sectores de la comunidad estén lo suficientemente informados de lo que ocurre”.

Vanoli, Enrique (Buenos Aires, 2 de abril de 1982): “La soberanía Argentina sobre las islas usurpadas por los ingleses es irrenunciable, y ya es hora de que se produzca una definición lo antes posible, en especial frente a la crisis que desató Gran Bretaña”.

Zavala Ortiz (UCR), (Crónica, 3 de abril de 1982): Manifestaba su solidaridad y absoluta adhesión a las medidas y pasos seguidos por la diplomacia argentina; Francisco Rabanal (UCR) declaraba que “el episodio que vivimos fue anhelado por varias generaciones de argentinos…». Análogamente se expresaban Oscar Alende (Partido Intransigente), Rafael Martínez Raymonda (Partido Demócrata Progresista), y Deolindo Bittel (Partido Justicialista). También señalaron su adhesión los dirigentes Acuña Anzorena, Ricardo Balestra, Mario Amadeo y Oscar Camilión.

Federico Gaston Addisi (Escritor. Historiador).

Compartinos:
1 abril, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

ALFONSÍN, A 10 AÑOS DE SU PARTIDA, EL RECUERDO PERMANENTE Por Mario Pizarro*

La historia de las naciones se construye entre todos, entre los pueblos que las conforman, progresivamente y tiene como objetivo cohesionar las realidades individuales de esos pueblos en torno a valores, hechos, personas y cosmovisiones. A partir de ahí, de ese pasado compartido es que vamos construyendo nuestra identidad. Muchas veces esta historia está marcada por hechos tan importantes y trascendentes que quedan grabados en el imaginario colectivo para siempre.

Estoy convencido de que la llegada de Raúl Alfonsín a la historia política argentina, fue como un hito fundacional de la nueva política y, a partir de su muerte el 31 de marzo de 2009, como dice esa frase que tanto conocemos, vimos nacer un mito nacional. Es así como empezó a construirse la historia de la nueva Argentina. Ya no quiero recordar de dónde veníamos cuando asume como Presidente, lo sabemos y acabamos de conmemorarlo este último 24 de marzo. No, hoy quiero recordar a ese hombre político que conocí, que elegí como líder y que gracias a su fuerza, a su lucha, a su credibilidad recuperó para todo el pueblo argentino: la república, las instituciones. Todo ello en un marco de igualdad y libertad. Devolver a los argentinos la Democracia perdida, devolvernos a los jóvenes las ganas de participar activamente en política desde la línea interna que funda Alfonsín: el Movimiento de Renovación y Cambio a fines de 1972 y que nos representaba como militancia joven, con ansias de luchar por nuestros ideales, desde un lugar más protagónico.

Todo eso lo consiguió Raúl Alfonsín. Cómo no seguir sus ideas si representan lo que nosotros queremos para nuestro país! No podemos hablar de justicia social, de defensa irrestricta de los derechos humanos, de libertad de expresión, de educación pública, de defensa de la soberanía nacional en el mundo sin hablar de Raúl Alfonsín. Lo escuchamos tantas veces en esos discursos encendidos, hablando de libertad, de ética, de «democracia para los tiempos» que se nos grabó a fuego su pensamiento y su accionar.

Nos dejó como consigna, también, no pelearnos entre hermanos porque eso nos debilita y tendremos que seguir luchando para eso, será una asignatura pendiente todavía que tenemos los argentinos… Porque podemos pensar distinto pero para eso están las urnas, ahí se da la pelea. Cuánto legado, cuántas banderas que nos dejó y que trataremos de seguir fortaleciendo, como el respeto a las instituciones, el respeto a los tres poderes del estado. Tantas frases que quisiera repetir, aquí, para que juntos recordemos a este gran hombre que se convirtió para todos, en el Padre de la democracia! Por eso hoy, rindamos este homenaje, con sentimiento y pasión para no claudicar jamás!

Esta democracia que supimos conseguir de su mano, es la única forma de gobierno que aceptamos, la vamos a seguir consolidando día a día, con grandes luchas si es necesario, pero sabiendo que es la única forma de vida que quiere el pueblo argentino. Gracias Dr. Raúl Alfonsín! Ud. no se murió nunca, vive en el corazón de cada argentino para siempre!

*PRESIDENTE DE LA CONVENCIÓN PROVINCIAL DE LA UCR.-

Compartinos:
31 marzo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Natasha y su triste oficio por César Trejo

¿Cómo se prepara CLARIN para enlodar un nuevo aniversario de Malvinas?

Natasha tiene oficio. Hace años que trabaja en Clarín, y aunque el “nadie resiste tres tapas del diario” haya quedado atrás, sabe también que aún muchos sectores reafirman sus prejuicios, sus temores y sus odios con su lectura cotidiana, y aún permite instalar agenda en algunos sectores de poder.
Natasha sabe bien que la verdad no importa, que su oficio es otra cosa, y lo disfruta. Un cosquilleo le recorre el cuerpo y una irrefrenable sonrisa -un tanto efímera-, se le dibuja en los labios cuando comprueba la preocupación que han generado sus cometarios entre algunos funcionarios y operadores políticos.
No aprendió el viejo oficio de periodista, basado en la investigación, en recurrir a fuentes fidedignas y en publicar información verificable. Sabe que una operación bien ejecutada valen más que mil hechos ciertos.
A Natasha le gustaría ser una intelectual; por eso, desde hace años, intenta escribir un libro. Y eligió un tema de lo más promisorio. De aquellos que aseguran un público para agotar la primera edición, y que –piensa ingenuamente-, contará incluso con el apoyo de los popes del diario y una difusión garantizada por los otros medios cobijados a la sombra del sutil dominio inglés. Quién sabe, hasta pueda viajar a Londres y otras hermosas capitales europeas, con gastos pagos y todo.
El tema son los vejámenes, abusos de poder y crímenes cometidos por los oficiales y suboficiales argentinos sobre las propias tropas en la guerra de Malvinas.
Perseverancia no le falta. Durante la década del ’90, cuando desde la Federación de Veteranos de Guerra denunciamos a los británicos ante la Comisión Investigadora de Crímenes de Guerra que se creó en el Ministerio de Defensa a pedido nuestro, más que los homicidios de los paracaidistas ingleses sobre los prisioneros argentinos, le interesaban los estaqueamientos ordenados por algún oficial argentino.
Le causaba mayor preocupación humanitaria si algún suboficial de las propias fuerzas había ordenado castigar a un soldado por dormirse durante la guardia, que las tareas peligrosas que los ingleses ordenaron realizar a prisioneros argentinos en Darwin, con la pérdida de tres vidas y más de veinte heridos.
Le quitaba el sueño conocer cómo algún militar de la Armada o del Ejército había maltratado a un conscripto argentino, que enfrentarse a los cortes de orejas que los parac británicos practicaron sobre los cadáveres de nuestros soldados.
Se regodeaba pensando cómo convertir en crímenes de lesa humanidad a los vejámenes cometidos por nuestros superiores, sin prestar atención a la denuncia de crimen de guerra que – tanto en nuestro país como en la misma Londres-, pesa sobre el hundimiento del Crucero A.R.A. “Gral. Belgrano”.
Cuando, luego de tantos años, a fines del 2009 los Familiares de los Caídos en Malvinas y en el Atlántico Sur, lograron organizar los viajes de inauguración del Monumento construido en el Cementerio de Darwin con el apoyo de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Natasha creyó oportuna la ocasión para insistir sobre la denuncia sobre las propias fuerzas, antes que prestarle atención al extraordinario homenaje a los 649 Héroes Nacionales que se iba a realizar..
Por cierto, cada cual establece sus prioridades, según el interés que defiende.
Como tantos otros escribas instalados en los sectores del privilegio mediático y cultural, Natasha recibió con beneplácito las versiones cinematográficas que victimizaron a los combatientes en Malvinas. Allí, las cosas volvían a estar en su lugar. Nada de Héroes de Malvinas, de relatos épicos, de asesinatos británicos, de colonialismo, de piratería inglesa y de complicidad norteamericana. Nada de pueblo en la Plaza vivando la recuperación, y de sudacas anotándose en las embajadas argentinas para pelear contra los gringos. Nada de presos políticos ofreciéndose para combatir o formando bancos de sangre en las cárceles de la dictadura. Nada de exiliados por la dictadura organizándose para formar comités de solidaridad en América Latina con la Causa argentina.
Nada de reclamos trasnochados, de denuncia de pesca ilegal, de exploración petrolera, de agresiones unilaterales imperialistas. Nada de negritos correntinos, chaqueños o tucumanos enfrentando con valor a los soldados enviados por su majestad. El único relato que interesa estaba ahí: un chico sensible, de clase media porteña, rubio y de ojos claros, vejado por un teniente de rasgos psicopáticos, genocida y torturador.
Y cuando la ficción se convirtió en una presentación judicial contra oficiales y suboficiales argentinos por crímenes de lesa humanidad ¡Aleluya!, por fin había algo que publicar en el gran diario argentino.
Natasha no sabe nada de Derecho; no tiene por qué: ella es periodista, su función es informar. Sin embargo, respecto a la evolución de la causa iniciada por las denuncias de malos tratos, sólo difundió la presentación y los fallos de los tribunales referidos, pero omitió publicar la sentencia emitida por la Cámara Nacional de Casación Penal. Es decir, ella y sus jefes de Clarín, sólo dieron a conocimiento público las sentencias que a ellos les gustaron, omitiendo la información que les desagradó.
Los fallos de los Juzgados Federales de Río Grande y Tierra del Fuego, similares entre sí, y que tanta satisfacción brindó a Clarín publicar, van a ser recordados por su insólito desconocimiento de la realidad histórica, la Constitución Nacional, la jurisprudencia nacional, las leyes vigentes y el interés nacional. Porque más allá de la manipulación intencionada del Derecho, pretendieron fijar antecedentes a favor de la interpretación británica sobre la guerra del Atlántico Sur de 1982.
Veamos algunas “perlitas”. Dice la Jueza Parcio de Seleme, del Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia: “…el hecho investigado se ha producido en el marco de una guerra tal cual había sido declarada luego del 2 de abril del año 1982 por el gobierno de facto al Reino Unido de Gran Bretaña y recíprocamente por este último a nuestro país…”
“….esa guerra…debe encuadrarse y sobre esta base se sustenta el presente pronunciamiento, en un obscuro período de la historia de nuestra Patria signada por el gobierno de facto que quebrantó el orden Constitucional entre los años 1976 a 1982”.
Y afirma la Jueza Herráez, titular del Juzgado Federal de Río Grande –la misma que tiene “planchada” la causa por crímenes de guerra británicos desde el año 1999-:
“….la dictadura militar invade las Islas Malvinas en un último intento para recuperar el prestigio y la confianza de la ciudadanía para mantenerse en el poder”.
Ambos Juzgados Federales, además, coincidieron en caracterizar como crímenes de lesa humanidad los hechos denunciados.
Veamos entonces, el fallo de la Cámara de Casación Penal que Clarín omitió publicar:
“los hechos supuestamente ocurridos habrían tenido lugar en el marco temporal y jurídico de las operaciones de guerra relativas a la que tuvo lugar en el año 1982 para reivindicar por las armas el título incuestionable de soberanía del que goza Argentina respecto a las Islas Malvinas”
“…por más aberrantes que puedan resultar las acciones que presuntamente se habrían desarrollado, no se encuentran acreditados los requisitos de sistematicidad ni generalidad del ataque, como elementos que elevarían los delitos supuestamente cometidos a la categoría más grave de delitos contra la humanidad”
“…aquellas personas que resultaron víctimas de los supuestos estaqueamientos o enterramientos, no poseían características especiales, ni eran objeto de dicho padecimiento en virtud de alguna tendencia política o ideológica, que permita sostener una vinculación con la metodología utilizada por aquellos años por el gobierno de facto”.
Este fallo ha sido recurrido ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y esto sí ha sido publicado recientemente por el medio hegemónico.
Omito comentar los fallos; el lector sabrá sacar sus propias conclusiones.
Si realmente queremos Memoria, Verdad y Justicia para los 649 Héroes Nacionales y la Causa de recuperación de Malvinas e Islas del Atlántico Sur, proponemos comenzar con algunas de estas acciones de la siguiente agenda:
1) Levantar el secreto que pesa sobre la documentación que guarda el Estado Nacional respecto de la guerra del Atlántico Sur. Con ello podremos saber cómo se condujo la guerra, por qué se siguió pagando la deuda al Reino Unido mientras nosotros peleábamos en las Islas, qué dirigentes civiles y militares se reunían en las embajadas extranjeras para negociar qué cosas mientras nuestros compañeros caían bajo las bombas enemigas. Qué dice el Informe Rattenbach en su versión completa. Quiénes y cómo nos apoyaron y quiénes y cómo nos boicotearon en el plano internacional.
2) Reactivar la Comisión Investigadora de Crímenes de Guerra creada mediante Ley Nº 24.517, ampliando sus alcances para investigar las conductas de las fuerzas argentinas en la guerra, para determinar méritos y deméritos y otorgar premios y castigos, a través de decisiones político-administrativas.(Por ejemplo, dar o quitar condecoraciones, dar y quitar pensiones, ascender o degradar, publicar informes sobre conductas honrosas o deshonrosas, etc.)
3) Denunciar por inconstitucionalidad los acuerdos suscriptos con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte que afectan el interés nacional de recuperar nuestras Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y espacios adyacentes, además de incluir cláusulas bilaterales que violan los Convenios de Ginebra, exonerando al Reino Unido por los crímenes cometidos durante la guerra.
4) Que el Estado Nacional asuma la representación de las víctimas argentinas de los crímenes de guerra perpetrados por orden de las autoridades británicas y sus fuerzas invasoras.
5) Profundizar el camino iniciado con el MERCOSUR, la UNASUR y la CELAC en cuanto a las sanciones económicas, políticas y diplomáticas antes las agresiones unilaterales cometidas por el Reino Unido y sus aliados en el Atlántico Sur.
Sólo así terminaremos definitivamente con cualquier situación de impunidad e injusticia. Sólo así estaremos en coherencia con nuestra Constitución Nacional. Solo así seremos serios en la construcción de la Patria Grande. Sólo así seremos dignos de los Héroes Nacionales que dieron sus vidas por todos nosotros y por nuestros descendientes.

(*) Ex soldado combatiente en Malvinas

Compartinos:
25 marzo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

El engendro de la deuda de Macri por Héctor Giuliano

Según la Real Academia Española (RAE) la palabra engendro hace referencia a la criatura informe que nace sin la proporción debida y también identifica el plan, designio u obra intelectual mal concebidos.

Para entender lo que pasa hoy en la Argentina hay que comprender la naturaleza y alcance del engendro macrista de un neo-endeudamiento bicéfalo en gran escala – Tesoro y Banco Central (BCRA) en forma paralela – y lo que ello significa para el Estado Argentino.

La Política del presidente Macri de Gobernar con Deuda llevó en dos años al abierto fracaso económico-financiero de su gestión y a una situación de default por impago del que su administración hoy sobrevive sólo merced al sostenimiento inestable de los capitales financieros – locales e internacionales – y al préstamo Stand-By récord del Fondo Monetario (FMI) por 56.300 MD1, que es lo único que le permitiría llegar a completar su mandato.

LA NUEVA CRISIS DE DEUDA

El problema de fondo de la Argentina no es Económico sino Financiero y este problema deriva del Sistema de Deuda Perpetua en que está metido nuestro país.

El Estado recauda mayoritariamente en Pesos pero la casi totalidad de su endeudamiento está en moneda extranjera y/o en moneda local ajustada directa o indirectamente por tipo de cambio.

Los vencimientos de Capital o Principal de estas obligaciones no se pagan: hasta el último centavo se refinancia por novaciones de deuda y pese a esta situación se sigue tomando deuda adicional; pero todo ello a costa de pagar cada vez más intereses.

Estos Intereses crecen más que proporcionalmente al crecimiento del Capital, con el agravante de que los compromisos de pago se asumen cada vez a menor plazo, lo que acorta el perfil de vencimientos de la Deuda en su conjunto.

Al 30.9.2018 – que es la última información oficial disponible – el stock de la Deuda del Estado Central era de 321.000 MD (sin contar Deuda Flotante) y esta deuda ha venido aumentando durante la administración Macri al ritmo de unos 40.000 MD por año.

La cuenta de Intereses a Pagar en el 2019 es de 750.000 M$ (≡ 19.000 MD) pero este importe está siendo rápidamente sobrepasado debido al aumento no sólo del monto de las nuevas deudas sino también al incremento de las tasas de interés y al citado acortamiento de los plazos, que obliga renovaciones más frecuentes.

Como un agujero negro que lo traga todo la Deuda Pública fue creciendo en todos los niveles y en todos los ámbitos del Estado – Nación, Provincias, Municipios, Empresas del Estado, Organismos Nacionales, Fondos Fiduciarios, Banco Central y Juicios contra el Estado con sentencia en firme – y esto se hizo y se sigue haciendo sin demostración alguna de capacidad de repago, es decir, por medio de operaciones de gobierno financieramente irresponsables combinadas con la extraña complicidad de acreedores que prestan a la Argentina sabiendo que el país no puede pagar tales obligaciones.

Bajo la gestión Macri, este endeudamiento del Estado tomó un ritmo de aumento tan vertiginoso como impagable no sólo del Tesoro sino también del BCRA: el Banco debe en la actualidad (al 28.2.2019) – en pesos y en moneda extranjera – el equivalente a (≡) unos 75.200 MD: 13.700 MD de Encajes por Depósitos en Moneda Extranjera, 18.100 MD por Otros Pasivos (básicamente el swap con China), 21.300 MD por Leliq (856.000 M$) y 21.500 MD por Pases Pasivos (837.000 M$).

Al momento de escribir esta nota el saldo de las Leliq – que son Letras de Liquidez del BCRA a 7 días de plazo y vienen teniendo un fuerte y rápido crecimiento – se acerca ya al billón de Pesos (un millón de millones, equivalente a 25.000 MD). Y el de los Pases Pasivos – que son obligaciones a sólo un día de plazo – llega a unos 860.000 M$.

Paradójicamente el gobierno Macri desarmó la llamada Bomba de las Lebac – que tenían plazo 30 días y pagaban tasas de interés del 50 % anual canjeándolas por Leliq, que tienen menor plazo y pagan mayores tasas (hoy más del 60 %).

El costo financiero de estas operaciones viene aumentando así casi exponencialmente, sobre todo en la medida que tanto el Gobierno Nacional como el BCRA capitalizan por anatocismo gran parte de los intereses que se devengan.

Tomando las dos principales masas de endeudamiento del Estado – Gobierno Central y BCRA – tenemos que los Intereses a Pagar proyectados en el año totalizan más de 1,6 B$ (1.625.000 M$ ≡ 40.000 MD): 750.000 M$ (≡ 19.000 MD) de la Administración Central y 875.000 M$ (≡ 22.000 MD) del BCRA.

En promedio, son 4.400 M$ (≡ 110 MD) por día: 133.000 M$ (≡ 3.300 MD) por Mes.

Con el agravante que en el caso del BCRA los importes de Leliq y Pases fueron calculados aquí con tasas de interés del orden del 50 % y ahora están por encima del 60 % anual (prácticamente el 64 %).

Tal el cuadro de situación y el nivel de gravedad o emergencia producido por la nueva Crisis de Deuda Pública del Estado, tanto la de Tesorería como peor aún la del BCRA, dada su inmediatez.

LA TRAMPA DEL ARBITRAJE FINANCIERO

El BCRA se encuentra sometido a un esquema extorsivo clásico por parte de los acreedores financieros del Banco que son tenedores de las obligaciones de corto y cortísimo plazo por Leliq y por Pases Pasivos.

El BCRA renueva diariamente un promedio aproximado de 200.000 M$, para lo cual abona tasas de interés cada vez más elevadas.

El Banco sube las Tasas con el argumento de lucha contra la Inflación pero el verdadero motivo es la contención de la cotización del Dólar ya que el gobierno tiende a la búsqueda de un retraso cambiario por sus necesidades de pago de los servicios de intereses de su deuda dolarizada.

La Política de atraso del tipo de cambio llevada a cabo por la administración Macri durante el bienio 2016-2017, sin embargo, no resistió las presiones devaluatorias (motorizadas fundamentalmente por la salida de capitales financieros de corto plazo) y esto llevó a la crisis de Deuda que se dio a partir de Abril del año pasado.

Fuertes operadores especulativos – como es regla en estos casos – se retiraron en forma sorpresiva de sus colocaciones en Lebac y se pasaron abruptamente al dólar, con el consiguiente efecto de suba en la cotización de la divisa.

Esto llevó a una rápida devaluación del Peso, traducido en un aumento del Dólar del 100 % durante el 2018.

Y desde entonces los capitales financieros – Bancos y Fondos de Inversión – han venido acentuando su típica maniobra extorsiva contra la Argentina: me das más Tasa o me voy al Dólar.

Una trampa por arbitraje entre tipos de cambio y tasas de interés que no tiene solución dentro del sistema de endeudamiento institucional del BCRA y que ha llevado actualmente a un nuevo agravante: el uso de los recursos prestados por el FMI no ya para atender las Necesidades de Financiamiento del Déficit Fiscal del Tesoro sino para financiar la Fuga de Capitales a través del Banco Central.

Las altas autoridades del FMI en general y su Directora-Gerente Christine Lagarde en particular están asumiendo un alto riesgo personal al respaldar estas decisiones financieras irresponsables del gobierno argentino usando los fondos extraordinarios del Organismo Internacional en una apuesta que tiene destino final incierto.

EL VIAJE DE DUJOVNE A ESTADOS UNIDOS

En el marco de este nuevo capítulo de presión extorsiva, la semana pasada un grupo de fuertes operadores especulativos provocó una nueva mini-corrida del dólar que motivó

otra vuelta de tuerca al aumento de la tasa de interés de referencia – que es la que paga el BCRA por Leliq y Pases Pasivos – llevándola nuevamente a más del 60 % anual, lo que agrava aún más el problema de las pérdidas adicionales del Banco por concepto de Intereses Pagados durante el Ejercicio.

Este incremento de tasas, que potencia las ganancias especulativas de los capitales financieros en la Argentina, agrava en forma paralela los efectos recesivos sobre la actividad económica.

En estas circunstancias, el Ministro de Hacienda Dujovne viajó a Estados Unidos para pedir ayuda adicional de emergencia al FMI y a la Tesorería Norteamericana dado que está en juego el desembolso del nuevo tramo del préstamo Stand-By del Fondo por 10.800 MD antes de fin de este mes de Marzo.

Pero pese a la ayuda excepcional del tándem FMI-EEUU, el panorama que se le presenta al presidente Macri en lo que va del año electoral es sumamente grave:

a) el fracaso de la política anti-inflacionaria del gobierno está desbordando las previsiones presupuestarias (fijadas en un 23 % de aumento para este año).

b) su incapacidad de control del tipo de cambio es manifiesta y sólo puede sostenerse a costa de mantener un esquema de altas tasas de interés en beneficio de los Acreedores financieros del Estado y en detrimento de la Economía Productiva.

c) el endeudamiento del Estado es cada vez más gravoso por aumento del stock de los pasivos, de los intereses a pagar y del peor perfil de vencimientos de las obligaciones: un cuadro cada vez más inmanejable de refinanciación de vencimientos de la Deuda Pública Fiscal (del Tesoro) y Cuasi-Fiscal (del BCRA)

Las principales directivas visibles derivadas de esta reunión de emergencia del ministro Dujovne en Washington no se han hecho esperar, ya que fueron transmitidas desde allá e implementadas en el mismo día:

1. Mantenimiento del esquema de altísimas Tasas de Interés que paga el Estado (BCRA y Tesoro) – que determina el piso de todas las Tasas del Mercado – para tratar de frenar el aumento del dólar, con el argumento de la lucha contra la Inflación.

2. Continuidad de la Política Monetaria contractiva, con prórroga hasta fin de año del congelamiento de la Base Monetaria (BM) o régimen de crecimiento 0 de la BM, para contraer la Oferta de Dinero con el mantenimiento de elevadas Tasas de Interés.

Hasta ahora, en función del Acuerdo con el Fondo, este congelamiento estaba previsto hasta Junio y ahora ha pasado a Diciembre.

3. Mantenimiento del Tipo de Cambio Flotante o Variable con menores limitaciones de intervención del BCRA.

El FMI impone la determinación de la cotización del Dólar y otras monedas extranjeras a través del libre juego de Oferta y Demanda de Divisas – léase Privatización del Mercado Cambiario – pero en la práctica este mecanismo depende totalmente de las maniobras de los grandes fondos especulativos de inversión financiera (Hedge Funds o Fondos de Cobertura), que se mueven gracias a la perfecta volatilidad financiera del gobierno Macri (incondicionalidad o libertad irrestricta de entrada y salida de capitales), de modo que las limitaciones de intervención del BCRA tienen por finalidad dejar librado al Mercado el valor del dólar en la Argentina y, consecuentemente, el valor de la Deuda del Estado y sus servicios de pago de Intereses.

Con esto se espera lograr el permiso formal del FMI para el uso de la mayoría de los recursos que se aguardan del próximo desembolso no para cubrir necesidades financieras del Tesoro sino para sostener el tipo de cambio (9.600 de los 10.800 MD a percibir).

Decimos permiso formal porque en los hechos esta utilización ya se ha venido realizando en gran escala desde el primer desembolso del FMI en Junio pasado, siendo que el BCRA vendió en el mercado más divisas que los 15.000 MD girados por el Fondo.

Ergo, el gobierno Macri se endeuda con el FMI no para cubrir el Déficit Fiscal sino para financiar la venta de dólares que alimenta la Fuga de Capitales.

Son aspectos relevantes dentro de la nueva Crisis de Deuda que castiga a nuestro país por culpa de la Política macrista de Gobernar con Deuda y de su confianza en las supuestas bondades de volver a insertar a la Argentina en el Mundo.

Una tarea que es sostenida en conjunto por la tríada Gobierno-Partidocracia-Medios, que está comprometida no sólo en soslayar ante la opinión pública la gravedad de la situación económico-financiera del país sino que además está abocada a preparar el allanamiento del nuevo gobierno electo este año a la continuidad de las ataduras del endeudamiento pactado por la administración Macri con los acreedores financieros del Estado y bajo la supervisión del FMI.

Por Lic. Héctor L. GIULIANO; economista, especialista en la deuda externa.

Compartinos:
25 marzo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Ponernos en el lugar del otro. Por el Senador Mario R. Fiad.

El 21 de marzo ha sido instituido por la Organización Mundial de la Salud como el Día Mundial del Síndrome de Down y constituye una oportunidad propicia para la reflexión sobre que hacemos y que respuestas damos, pero no me refiero solo a las políticas públicas de un Estado que se ocupa de sus ciudadanos, sino también a nuestras propias actitudes, muchas veces nacidas del prejuicio y la indiferencia.

Pareciera que como el descubrimiento de este Síndrome data del siglo pasado, estuviera todo dicho y no existieran posibilidades de avanzar más en el campo científico. No obstante los desarrollos en el conocimiento nos demuestran de manera cotidiana que siempre se puede seguir avanzando, motivados por el desafío que significa mejorar la calidad de vida y salud de las personas, garantizar sus derechos y su dignidad.

Esta mirada que me impulsa siempre como médico comprometido con la ciencia y con la salud pública, pude encontrar en oportunidad de mi visita a la Fundación Jérôme Lejeune, por quien fui invitado a participar de la Marcha por la Vida que se realizó en Paris el 20 de enero del corriente año. Una marcha caracterizada por la heterogeneidad de una masiva concurrencia que se encontraba en una convicción compartida: la defensa de la vida en todas sus etapas.

La fundación, lleva el nombre de quien, en el año 1958 descubrió las causas genéticas de la trisomía 21, y quien asumió el enorme desafío de gestar un camino de investigación científica con un anclaje ético de respeto profundo por la vida y la dignidad de las personas.

Es esta combinación de excelencia científica y académica profundamente arraigada en los valores que le dan sentido, lo que signa la fecunda labor que realiza la Institución que trasciende los límites de su país.

En Argentina contamos con grandes avances en las políticas de inclusión para las personas con Síndrome de Down, pero la eficacia de las políticas no solo depende de la voluntad del Estado, sino también de una concepción compartida por una sociedad que respeta a las personas en su vida, sus derechos y su dignidad, sin distinción de ninguna naturaleza.

Esta concepción es la que impulsa la acción colectiva de miles de personas, de organizaciones, de asociaciones, que a lo largo y a lo ancho del país, cada día trabajan con la conciencia del valor indiscutido de la vida de las personas, y de sus derechos más allá de cualquier condición.

Porque vivimos en sociedad y como tal, tenemos una responsabilidad individual hacia lo colectivo que tiene que ver no solo con resolverle un problema a otro sino también con generar las condiciones para ponerlo en un camino que le asegure un proyecto de vida, dotado de sentido y de oportunidades.

A veces con nuestra indiferencia levantamos muros que nos dejan cautivos de nuestros propios prejuicios e incapacitados de ver a la persona, a lo que puede, a lo que hace, a lo que dice y a lo que siente. Ciertamente nos sorprenderíamos.

Quizás lo mejor que podemos hacer en este día, mañana, y en cada día, es recurrir a una sabia y antigua consigna, pero no por ello menos eficaz, que es la de “ponernos en el lugar del otro”. Seguramente esa mirada solidaria nos enaltecería como sociedad porque estaríamos pensando un presente y un futuro en el que estamos todos incluidos.

Compartinos:
19 marzo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

A 70 años, algunos momentos de la filosofía en Argentina por Alberto Buela

Terminado el primer congreso nacional de filosofía, que como sostuvo el filósofo peruano Alberto Wagner de Reyna, miembro informante de las delegaciones extranjeras, fue más bien el primer congreso internacional de filosofía después de la Segunda Guerra, pues los Congreso internacionales de Nueva York del 47 y de Amsterdam de 48 fueron un fracaso.

Sin embargo, pocos años después del Congreso de filosofía en Cuyo, la filosofía padeció el curso de cambiantes situaciones políticas.

Hasta el golpe de Estado de 1955 que derrocó al General Perón la filosofía siguió su curso con investigaciones señeras llevada por el ideario fijado por Coriolano Alberini en el primer congreso: ““este Primer Congreso nacional dará singular prestigio a la Argentina espiritual… y esperemos que en un futuro florecerán genios filosóficos ajenos a la enseñanza oficial”. Así, en el 50 Vasallo publica Elogio de la vigilia; en el 51 Sampay Introducción a la teoría del Estado; en el 52 Sepich publica Introducción a la ética; Alfredo Fragueiro: La analogía del derecho; Astrada: La revolución existencialista; en el 53 de Anquín publica El ser visto desde América; Alberini su Génesis y evolución del pensamiento argentino; Furlong su extraordinaria investigación Nacimiento y desarrollo de la filosofía en el Río de la Plata, en el 54 Sepich publica el voluminoso texto La filosofía de Ser y Tiempo de Heidegger; Manuel Gonzalo Casas: Introducción a la filosofía;  Murena: El pecado original de América; Guerrero: Qué es la belleza; Aybar: El realismo intuitivo y así podemos seguir con una veintena de filósofos más que pensaron con cabeza propia.

Mientras tanto, maestros de filosofía europeos enseñaban en Argentina: Ángel González Álvarez en el 50 en Mendoza, luego vino Antonio Millán Puelles también a Mendoza en el 54, Roger Labrousse en Tucumán hasta el 53.

Pero esta libertad espiritual, este vigor del alma en su aplicación a los problemas filosóficos y políticos que despertó aquel famoso congreso, en la medida en que desaparecieron sus actores y cambiaron las circunstancias políticas se fue perdiendo para terminar en la nada filosófica de la Argentina de hoy en día.

El primer hecho que afecta el desarrollo de la actividad filosófica en nuestro país fue la intervención de la Universidad de Buenos Aires en el 55 por José Luis Romero, el hermano del capitán filósofo, según lo llamara Alejandro Korn a Francisco Romero, quien persiguió y expulsó de todas las universidades en donde pudo intervenir a los filósofos “flor de ceibo”, y así pasaron a ser desocupados, Carlos Cossio, Diego Pró, Miguel Ángel Virasoro, Nimio de Anquín, Leonardo Castellani et alii. Hasta Eugenio Puciarelli, Carlos Astrada y Luis Juan Guerrero fueron raleados, aunque por poco tiempo.

Esta intervención introdujo por la fuerza la teoría del capitán filósofo Romero de “la normalidad filosófica”, según la cual un filósofo moderno para ser tal debe cumplir con ciertos requisitos como: estar al día en cuanto a novedades, cumplir con el cursus honorum universitario pasando por todos los cargos de ayudante ad honorem a profesor titular, de ser posible a decano como él mismo o rector como su hermano. Realizar algún viaje al exterior, preferente Europa o Estados Unidos para contactarse con otros profesores afines.

Yo he tenido la ocasión hace unos pocos meses de leer las cartas de Romero a Ferrater Mora que son una muestra de supino cinismo.[1]

La politización que ejerció Romero sobre toda la actividad filosófica la pone de manifiesto el austero profesor santafesino Miguel Ángel Virasoro cuanto se le otorgó el primer premio de filosofía en 1956. Virasoro quien era el único filósofo del jurado renunció al mismo porque de antemano y sin tener en cuenta los méritos de otros posibles candidatos, así lo decidieron. Publica entonces una carta en el periódico Propósitos el 12/3/57: “demostré acabadamente que el capitán Romero no era un filósofo creador, sino un mero repetidor y divulgador de ideas ajenas, sin la profundidad y pleno dominio de la problemática filosófica contemporánea de Carlos Astrada ni la brillantez y genialidad de Fatone.”[2]

La imposición del paradigma de la “normalidad filosófica” hizo un daño terrible en la mentalidad de los futuros filósofos pues castró sus impulsos más creativos y personales.

El segundo hecho fue la creación del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnica por Decreto Ley N° 1291 del 5 de febrero de 1958. Su primer presidente fue Bernardo Houssay, Premio Nobel de Medicina en 1947, un  furibundo antiperonista. Su objetivo era formar investigadores en ciencias duras pero con la entrada del platense Emilio Estiú se le abre el campo a nuestra disciplina.

El futuro filósofo barrunta que además de la cátedra puede lograr una salida laboral en la investigación científica y así se comienzan a producir especialistas de lo mínimo como son los cientos de trabajos eruditos que llenan los armarios del Conicet. Sabido es que el erudito, en el raro caso de no ser estéril, trabaja un tema durante años, acaso durante toda su vida, y sus aportes son mínimos. En el fondo no pude saltar sobre la figura del empleado público[3].

Esto da al traste con el ideal del filósofo como aquel que ve el todo, que tiene una mirada holística, una visión y versión de la totalidad. No al ñudo Platón afirma en la República (537,c 10-15)”La mejor prueba de que una naturaleza sea dialéctica o no, es porque el filósofo tiene una visión de conjunto, y el que no la tiene no lo es”.

 

El tercer momento es el diálogo entre católicos y marxistas que se dio allá por el 62 al 65.

Ese diálogo nace como consecuencia de la encíclica Pacen in terris de Juan XXIII y es una continuación del diálogo en Francia entre Roger Garaudy y la revista Esprit fundada por Emanuel Mounier. Es por iniciativa de nuestro profesor de filosofía antigua Conrado Eggers Lan quien publicó en 1962 en la revista Correo del Centro de estudios de filosofía y letras de la UBA un reportaje sobre cristianismo y marxismo en donde sostiene que son compatibles. A él le respondió el marxista León Rozitchner en la revista Pasado y Presente, acusándolo de generar un “confusionismo moralizante” despojando al marxismo de su significación totalizante: el descubrimiento de los lazos que unen a los hombres entre sí en lo histórico económico.

A la polémica se sumó Oscar Masotta, que dejó luego la filosofía para ser el introductor de Lacan en Argentina, diciendo que son dos concepciones del mundo incompatibles aunque tengan temas en común.[4]

En mi opinión este diálogo entre católicos y marxistas fue un encuentro de ayuda mutua entre dos enfermos. El catolicismo perdiendo su poder a manos de la avalancha evangelista y el marxismo con un saldo de 100 millones de muertos.[5]

 

Esta polémica movió las calmas aguas del avispero filosófico argentino hasta que, después del Concilio Vaticano II (63-65), se va gestando lo que terminó en llamarse la Teología de la liberación y sus consecuencias posteriores en Medellín 68.

En el orden estrictamente filosófico, y a instancias e influencia de teólogos cristianos, el principal fue Lucio Gera (1924-2012),[6] se fue incubando lo que en el segundo Congreso de filosofía – Córdoba del 72- se conoció como filosofía de la liberación.

En ésta se destacan dos corrientes: una, la filosofía de corte marxista de la liberación donde se destacan Enrique Dussel, Cerutti Guldberg y Arturo Roig y otra: la filosofía popular de la liberación con Rodolfo Kusch, Mario Casalla y Juan Carlos Scannone.

Cualquiera que estudie estos seis autores, ni hablar de la serie infinita de epígonos, comprobará que el certero juicio de ese gran filósofo mejicano don Luis Villordo (1922-2014): “fue más un programa de filosofía que un desarrollo filosófico”, es lo más apropiado que puede afirmarse de ella.

No obstante tiene que destacarse el aporte de Kusch en su opúsculo La negación en el pensamiento popular, de una originalidad poco común.

                     

El secreto más guardado de la filosofía argentina

 

La historia de la filosofía en Argentina, que no es lo mismo que filosofía argentina, pasó por distintas etapas ya estudiadas por maestros de filosofía como Coriolano Alberini, Diego Pró y Alberto Caturelli.

El aporte propio de esta ponencia es que, tan destacados autores por una cuestión de tiempo de vida no pudieron tener en cuenta, todo el pensamiento sobre la liberación, tanto en filosofía como teología. Pensamiento que nace del enfrentamiento existencial de dos posturas: la de Astrada y la de De Anquín. La que primó hasta ahora es la políticamente correcta de Astrada, entendida como marxismo universitario aceptado por toda la academia y es por eso que se hacen tesis y tesinas sobre el primero y nada sobre el segundo. Es que los mismos profesores no saben ofrecer alternativas porque ellos mismos no conocen. Una vez más vemos que la culpa no la tiene el chancho sino quien le da de comer.

Pero si hurgamos un poco, aparece el pensamiento de Nimio De Anquín, toda su vida un contracorriente, sobre la singularidad americana.

Esta singularidad americana es preciso decirlo una vez más no está vinculada a la inventiva personal y caprichosa de tal o cual autor, sino al hecho liminar del presocratismo americano que nos coloca ante el ser como “elementales”.

Juan Sepich, un maestro de filosofía dijo: «El país nunca tuvo aristocracia. España puso su interés y su atención en Lima, México y Centro América. Nos tuvo abandonados. No nos vio ni nos consideró. El país se ha ido haciendo solo, haciéndose con su gente y su tierra».

De modo que el ser, para nosotros argentinos americanos, es lo que es más lo que puede ser. Y en ese sentido nos constituimos en un pensamiento disidente y alternativo a lo dado y aceptado, sea pensamiento único  o políticamente correcto.

El disenso sería, siguiendo a Platón, ruptura con la opinión y entonces será, el método de dicha postura. Como consecuencia, la política debe ser entendida a partir de la metapolítica y no como coyuntura, lo cual crea pensamiento alternativo y no conformista.

Cuando Gustavo Bueno, el más significativo, por lo inconformista, filósofo español hasta hace poco vivo me preguntó acerca de la filosofía en Argentina para agregar en su página de “filosofía en español”, le recomendé el mamotreto de 1500 páginas del querido y eximio profesor y tocayo Caturelli: Historia de la filosofía en la Argentina 1600-2000 que cuenta además con 550 páginas de bibliografía filosófica argentina que supone un trabajo de enanos el haberla realizado por un solo hombre. El libro comenta 1400 autores y se detiene en unos 200(ojo que me puso dentro de estos). De estos doscientos en mi criterio se destacan por su originalidad y penetración el 10%:

Virasoro, Miguel Ángel; Vasallo, Ángel; Terán, Sixto; Taborda, Saúl; Sepich, Juan; Rougés, Alberto; Moreno, Alberto; Pró, Diego; Murena, Héctor; Meinvielle, Julio, Massuh, Víctor; Kusch, Rodolfo; Guerrero, Luis; Casas, Manuel; Castellani, Leonardo, Aybar, Benjamín; Anquín, Nimio de; Astrada, Carlos y Alberini, Coriolano. Y que si me veo obligado a reducir a dos, ellos serían Astrada y de Anquín.

El secreto mejor guardado de la filosofía argentina es el que han realizado los pseudos filósofos de la autodenominada filosofía de la liberación cuando se autotitulan discípulos de Carlos Astrada (marxista-maoista) y borran la influencia de Nimio de Anquín, por considerarlo nipo-nazi-facho-falanjo- peronista.

El origen de esta disyuntiva creemos encontrarla  en el Congreso de filosofía de 1949. Visto a una  distancia de más de medio siglo podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que fue el hecho cultural de mayor significación internacional que produjo la Argentina en toda su breve historia. No existió ni antes ni después ningún hecho cultural producido por Argentina en su conjunto que tuviera la resonancia en el momento en que se hizo ni su prosecución en el tiempo (han pasado 70 años) y aún sigue siendo mencionado como un hito dentro del desarrollo filosófico mundial. Produjo una conmoción no solo por la enorme concurrencia de filósofos extranjeros (más de 70)  y locales sino porque se jugó el destino del pensamiento y la inteligencia argentinas.

La vida de estos dos filósofos corre paralela: nacen en Córdoba en 1894 y 1896, estudian en la misma universidad con los mismos profesores. Parten en 1926 con una beca para Alemania donde uno va a estudiar con Heidegger y otro con Cassirer. Los dos participan activamente en el I Congreso de filosofía de 1949. De Anquín con una sólida formación clásica en Aristóteles y Santo Tomás termina volcándose a Hegel y Astrada con una débil formación clásica pero una basta información contemporánea, también termina arropándose en el filósofo de Berlín.

Durante el primer peronismo Astrada dirige desde la Universidad de Buenos Aires los Cuadernos de filosofía mientras que de Anquín desde la Universidad de Córdoba edita por su cuenta y riesgo Arkhé (revista americana de filosofía sistemática y de historia de la filosofía).

La adopción por parte de ambos de Hegel y su Volkgeist (espíritu del pueblo) hace que Astrada por su pertenencia maoísta-marxista lo vea encarnado en “el proletariado” y de Anquín por su pertenencia al peronismo en los trabajadores y en “la tradición nacional” expresada por Lugones como “poeta óntico”. Los dos son antiimperialistas pero mientras que Astrada lo es al estilo marxista, de Anquín nos habla de un “imperialismo situado” y como se manifiesta aquí y ahora, al estilo de ese gran denunciante que fue José Luis Torres, el fiscal de la Década Infame.

En definitiva, de Anquín tuvo como eje de su pensamiento la realidad singular fantasmagórica que nos rodea y Astrada, filosofó sobre los textos como pretextos para otros textos. Éste mostraba con orgullo una foto con Mao y aquél su doctorado honoris causa de la universidad de Maguncia.

Enrique Dussel en su publicitada obra Filosofía de la liberación (ver pp.50 a 56)[7] ve el problema pero escamotea la verdad. Y así afirma que la filosofía de la liberación le debe su paternidad de Carlos Astrada y su Mito gaucho (1948) ignorando adrede, silenciando a propósito (lo mismo ha hecho Arturo Roig en su Pensamiento latinoamericano) la extra-ordinaria meditación de Nimio de Anquín El ser visto desde América (1953), que es la que realmente funda un genuino pensamiento americano de las identidades y de la disidencia al pensamiento único y políticamente correcto.

Así Dussel en sus infinitas “agachadas” al régimen de poder constituido y al statu quo reinante de los diferentes países donde ha vivido como “turista filosófico”, cuando habla de los crímenes sobre la filosofía corre rápido al ejemplo de Husserl y su expulsión por los nazis pero nada dice del asesinato de Jan Patocka por parte del gobierno comunista checo.

Tendría que aprender de la valentía del filósofo argentino Oscar del Barco quien reclamó igual juicio que a los milicos de la dictadura, a sus antiguos compañeros los montoneros, y lo ralearon de todos lados.

Hace ya muchos años otro buen filósofo argentino, Máximo Chaparro, me comentaba que había que desarmar la gran mentira en torno a don Nimio, porque fue él, el auténtico y genuino fundador de la filosofía popular de la liberación con el rescate “del Ser singular (que es el ser visto desde América) en su discontinuidad fantasmagórica. El americano es un elemental, y sus pensadores representativos se asemejan a los físicos presocráticos.., para quien filosofe genuinamente como americano, no tiene otra salida que el pensamiento elemental dirigido al Ser objetivo-existencial…y este pre socratismo americano será, al cabo, una contribución efectiva a la recuperación del sentido greco-medieval del ser”.

Y sobre esto me observa el mismo Chaparro que: “Esta recuperación tiene un hondo significado. Por un lado, la ubicación del filosofar americano dentro de la tradición europea, rescatando su y nuestra originalidad, y por otro, en el desarrollo de la autoconciencia, el encuentro con las cosas en su individuación y  potencial universalidad. A menudo algunos repetidores se refieren a de Anquín como prototipo de un filosofar regresivo y ahistórico, no comprendiendo ni la ontología del filósofo y menos aún su imponente hermenéutica de la tradición europea”. [8]

Y así como Hernández pintó en Martín Fierro al pueblo argentino, análogamente de Anquín, hablando desde Lugones como poeta óntico, ve que ese Ser singular está encarnado también en el pueblo argentino.[9] Es por ello que todo el pensamiento post anquiniano es un pensamiento sobre la identidad o sobre las identidades. Y así como la filosofía de la liberación de corte marxista y astradista “no ha sido más que un programa y no un desarrollo. El pensamiento sobre la “singularidad americana”  que nace con de Anquín (se haya sido o no discípulo de él) ha producido pensamiento filosófico genuino a través de figuras como Arturo García Astrada, Máximo Chaparro, Silvio Maresca y nosotros mismos.[10]

Irrita y subleva que sus alumnos directos, como Dussel o Roig, quienes han escrito trabajos ad hoc sobre él, como el zorro en el monte hayan borrado con la cola las huellas.

Esta línea soterrada de pensamiento argentino viene a sostener que somos una cultura de síntesis, que somos una interculturalidad y no el multiculturalismo como han postulado muchos pensadores de la filosofía marxista de la liberación. Esa interculturalidad se manifiesta en la religiosidad popular que es católica hasta el tuétano, cargada con todas las manifestaciones heterodoxas que nuestro pueblo le ha adherido (Gauchito Gil, Difunta Correa, etc.).

Nosotros nos inscribimos en esta tradición de pensamiento como hombres del campo nacional-popular y como nacionalistas de Patria Grande. Y ante el one word, el mundo uno, no nos queda más salida que el ejercicio del disenso y el rescate de las identidades y las diferencias, en el marco de una tradición cultural tan específica como la de nuestra ecúmene hispanoamericana.

 

Con la restauración democrática del 83 aparece un nuevo momento en la filosofía argentina, el del totalitarismo democrático, llevado a cabo por profesores que integran la revista latinoamericana de filosofía y nucleados alrededor de las figuras de Carlos Nino, asesor de Alfonsín, de Gregorio Klimosvky, como divulgador científico, de Osvaldo Guariglia, como profesor de historia de la filosofía, de Eduardo Rabossi, como analista político y de Ezequiel de Olaso, un especialista en Leibniz.

La matriz ideológica de este grupo, liberal en lo político y de un laicismo  izquierdizante en lo cultural, tuvo una vigencia de una década hasta que sucumbió ante la vaciedad de sus contenidos y cuando se acabaron los estipendios del Estado.

A este grupo estuvieron y están vinculados aquellos que hicieron filosofía analítica y matemática en Argentina, aunque ninguno llegó a la altura de don Alberto Morena. Así, los Asenjo, C. Alchurrón, M.Bunge, Raggio, Rahman que publican en peer review journals de Oxford U. P, Cambridge U. P., Springer, Harvard U. P., J. Hoppkins y, U.P. y algunas otras, no son por mí considerados filósofos porque el juicio sobre la realidad de lo qué somos de estos “hilvanadores de signos” viene prehecho por las exigencias ideológicas de esas mismas universidades.

Seguramente figurarán todos ellos en el Standford dictionary of Philosophy o en el de la Routledge  y publicarán en el Journal of the History Ideas, pero eso tiene una magra significación para quien se interese en saber qué es y cómo se desarrolló la filosofía argentina. Por lo demás la colonización cultural y filosófica de estos “personajes” los hace impresentables a una clara conciencia argentina y americana. Y acá intentamos destacar a aquellos que, en algún momento, pensaron por sí y no por otros.

 

 

Estamos ahora en la última etapa del despliegue de la filosofía en Argentina, la de la filosofía mediática, “la del gran aburrimiento” o, mejor aún, con la letra del tango “yo sé que ahora vendrán caras extrañas”.

Y esto es así, pues hace una veintena de años con el surgimiento de la cultura mediática, avances tecnológicos de todo tipo: Internet, redes, medios masivos de comunicación han surgido una serie de pseudo filósofos: Feinmann, Forster, Rozitchner, Kovadloff, Abraham y últimamente Dario Z (así lo llaman sus editores porque su apellido es dificilísimo). Estos personajes y otros van arrastrando al quehacer filosófico a una especie de “filosofía de bolsillo” donde meto la mano y saco un tema de actualidad. Y sobre él se perora durante días hasta que aparece otro.

Estas caras extrañas a la rica tradición filosófica argentina nos traen a la memoria la respuesta que Guerrero en 1936 a Max Horhkeimer, donde agradeció el interés de la Escuela de Frankfurt por la filosofía en la Argentina y su intención de establecerse acá, pero “nuestros intereses son diferentes a los suyos”.

A ello se suma la creación desde comienzos de este siglo de una veintena de universidades sedicentes nacionales, pero que en realidad tienen carácter de municipales, sobre todo en el cono urbano bonaerense, que reparten títulos de doctor en filosofía a diestra y siniestra sin ningún tipo de exigencia. Esto lleva necesariamente al bastardeo de la actividad filosófica, donde como dice Discepolín “cualquiera es un doctor, lo mismo un burro que un gran profesor.”

 

Nuestro interés hoy es levantar la puntería, y al final de la segunda década del siglo XXI, se tiene que ser intentar pensar desde lo que Virgilio llamó genius loci (clima, suelo y paisaje). Esto no quiere decir que propongamos un “telurismo siglo XXI”, sino simplemente “si pintas bien tu aldea pintarás el mundo”. Desconfiar como Proudhon, que “cada vez que escucho humanidad sé que quieren engañar”. Pensar a partir de la preferencia de nosotros mismos e ir construyendo lentamente un pensamiento disidente al propuesto por la cultura mediática que hoy se nos impone y que nos reduce a un homúnculo.

A un pensar castrado, sin aristas, que no corre el riesgo del pensamiento libre sino que está condicionado por mil prejuicios y preconceptos que esta cultura mediática y sus pseudo pensadores nos imponen todos los días por los mass media.

No puedo dejar de referirme a Heidegger y a aquello que leímos cientos de veces acerca de la existencia impropia en Ser y Tiempo (parágrafo 35): las habladurías, esto es, el hablar por hablar; la avidez de novedades y la ambigüedad. Tenemos que derrotar esa existencia impropia que nos quieren imponer y la mejor y única forma es pensando con cabeza propia y no con la de otro. Apoyándonos en nuestra tradición filosófica que es riquísima, con autores de primer nivel y de una enjundia poco común. También en investigadores, que los hay muy buenos, aunque son los menos.

No hay que escamotear la realidad aun cuando no nos convenga, pues la realidad, como enseñaba el viejo Aristóteles, es un conflicto de potencia y acto. Y por eso, no es solo lo que es, sino también lo que puede ser.

Y en este sentido no podemos caer en el optimismo ingenuo que todo se nos va a dar, pues “somos un país condenado al éxito” como dijo un ex presidente, ni en el pesimismo del contrera que ve todo negro. El temple anímico del verdadero filósofo es el de un realista esperanzado. Y este es el mensaje que quiero dejar en esta comunicación. Nada más.

 

 

(*) arkegueta, aprendiz constante

buela.alberto@gmail.com

[1] Hace poco estuve en Tucumán y visité a la profesora Lucía Piossek, hoy la última sobreviviente del aquel Congreso del 49, quien me mostró un voluminoso ladrillo-libro sobre las cartas de Romero publicado por gente de esta Facultad y en donde faltan las cartas del período 55/57, que yo leí en el archivo de la universidad de Gerona. Y que cualquiera de ustedes puede consular en la página “filosofía en español” de Gustavo Bueno, de la Escuela de filosofía de Oviedo.

[2] El mesurado Luis Farré cuenta el episodio en su Cincuenta años de filosofía en Argentina, página 171.

[3] Recuerdo con cariño y algo de tristeza cuando en mis estadas parisinas visitaba a Néstor Cordero, buen investigador y amable amigo, que se pasó la vida con el Poema de Parmémides: es lo que me da de comer. O peor aún a Ernesto La Croce, erudito también, quien en su leto mortis me dijo: y tantas cosas que tengo y nos las pude escribir por los benditos informes al Conicet.

[4] Las consecuencias lejanas de este diálogo las vemos en los destinos de los hijos de Eggers y de Rozitchner, los del católico, fueron asesinados por la dictadura militar 76-83, y el del marxista terminó siendo asesor filosófico de Macri. Moraleja, la candidez de la paloma es vencida por la astucia de la serpiente.

[5] Cfr. el libro de Stéphene Courtois, El libro negro del comunismo(1997)

[6] Lo conocí de muy joven en su primer destino como teniente cura de San Bartolomé en Parque Patricios. Y fue a instancias de un discípulo suyo, Juan Romano, que leí a los 15 años mi primer libro de filosofía: El criterio de Jaime Balmes. Lo de Gera fue más oral que escrito, sin embargo se han publicado dos tomos con la reunión de sus escritos por editorial Ágape, Bs.As. 2006/7. Dos son sus tesis principales: la crítica al clericalismo: “la Iglesia y sus problemas no son una cuestión de curas sino de todo el pueblo de Dios” y la recuperación de la “religiosidad popular.”

[7] Hay muchas ediciones pero la mejor es la de Editorial Docencia de Buenos Aires dirigida por Eugenio Gómez, que es también el editor de mis obras selectas.

[8] Caparro, Máximo: carta personal del 25/3/11

[9]la Guerra Gaucha es el anti Martín Fierro porque es la epopeya del hombre americano que defiende su tierra hasta la muerte; mientras que el Martín Fierro es el relato del individuo nómade que constantemente huye; la Guerra Gaucha crea patriotismo y coraje, el Martín Fierro resentimiento y astucia, la una es poesía de vida o muerte, el otro versificación de homicidio y de sobre vida” (Lugones, poeta óntico).

[10] Existe hoy en día un Centro de Estudio filosóficos Nimio de Anquín en la Univ. católica de Santa Fe que dirige muy buen el profesor Ignacio Lugli.

Compartinos:
13 marzo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Amelia Podetti, La filósofa peronista cuya obra ejerce influencia sobre el Papa Francisco por Damián Descalzo

El Papa Francisco se consolida, año tras año, como uno de las personalidades más relevantes del planeta; no solo por su liderazgo religioso sino, también, por su rol fundamental en los grandes asuntos de la geopolítica.

El pontificado de Francisco se viene caracterizando por priorizar a las zonas periféricas del mundo. El Obispo de Roma, nacido en Buenos Aires, ubica a la periferia en el centro de sus preocupaciones y atenciones. Esta actitud no es producto de la casualidad; por el contrario, es la manifestación de un plan estratégico.

En el presente artículo se pretende estudiar algunos aspectos de la obra de la filosofa Amelia Podetti y la influencia que, su concepción acerca de las “periferias”, ha ejercido sobre la formación intelectual del Papa Francisco.

Amelia Podetti: Breve biografía

Amelia Podetti nació en Villa Mercedes (San Luís) el 12 de octubre de 1928. Era hija de José Ramiro Podetti -jurista especializado en cuestiones de Derecho Procesal- y de Amelia Lezcano-abogada también.

Adhirió al Movimiento Peronista y se afilió al Partido Peronista en 1954.

Obtuvo el título de Licenciada en Filosofía de la UBA (Universidad de Buenos Aires), en 1956, con una tesis sobre Husserl. Luego realizó estudios de posgrado en la Universidad de París y en el Instituto Católico de París.

A partir de 1963 y hasta su muerte, dictó clases en la UBA (Universidad de Buenos Aires), UNLP (Universidad Nacional de La Plata) y USAL (Universidad del Salvador).

Integró, asimismo, las llamadas Cátedras Nacionales, también en la UBA, a fines de los años ’60 e inicios de los ‘70. Durante esos años fue integrante de la agrupación peronista Guardia de Hierro.

Dirigió la Revista “Hechos e Ideas” (en su Tercera Época), durante los años 1973 y 1975. También fue Directora de Investigaciones Culturales de la Secretaría de Cultura de la Nación, durante el tercer gobierno peronista. Falleció en Buenos Aires el día 27 de marzo de 1979.

“La irrupción de América en la historia”: La obra póstuma de Amelia Podetti

Luego del fallecimiento de Amelia Podetti, un grupo de discípulos de la filósofa peronista resolvió difundir su obra.

Toda vez que algunas de las ideas que Podetti venía desarrollando en sus clases al momento de su muerte, no había llegado a publicarlas en forma de libro como era su voluntad, se decidió agrupar algunos apuntes y algunas anotaciones de los manuscritos dejados por la autora. Asimismo, se le adjuntaron los registros de sus clases. Con todo ello se publicó, en 1981, en forma póstuma, una obra titulada La irrupción de América en la historia.

Desde la periferia se ve mejor

Sobre el asunto de periferia, en el prólogo, Armando Poratti, glosando el pensamiento de Amelia Podetti, señala que el privilegio de nuestra región en la modernidad “no consiste en ser una oscura provincia en los límites del Imperio” sino que “estamos situados en el lugar justo para pensar la historia” (1981: 3-4).

Con el ejemplo de las reflexiones de San Agustín “un africano que nació, trabajó y murió en una provincia en los confines del Imperio”, quien -sin perjuicio de eso- creó “la última gran síntesis del mundo antiguo”, se apuntaba que es posible ver mejor desde la periferia que desde el centro (1981: 3).

En este punto, Poratti manifestaba que Podetti precisaba que desde América era “posible percibir la verdadera dimensión de lo universal y, sobre todo, porque inicialmente recogió y preserva la capacidad de síntesis, integración y unificación” (1981: 4).

La filósofa Podetti indicaba que la aparición de América en la historia había transformado radicalmente el sentido de la marcha del hombre sobre el planeta. Por primera vez el mundo es conocido en su totalidad y la historia sea hace realmente universal:

El descubrimiento del “NUEVO MUNDO” es, en realidad, el descubrimiento del mundo en su totalidad, es el descubrimiento de que el mundo era algo totalmente diferente a lo que los hombres de una y otra parte habían conocido y creído hasta entonces. América comienza de modo efectivo la historia universal, o la historia se hace efectivamente universal; porque sólo desde ese momento los hombres comienzan a conocer la tierra tal como es y saben que ya están dispersados en todas sus direcciones (Podetti, 1981: 7).

América aparece -en el pensamiento de Podetti (1981: 8) – como el lugar adecuado para ver correctamente la totalidad de la historia y comprenderla. Es desde esta periferia donde mejor se puede percibir la verdadera dimensión del mundo:

La totalidad del planeta sólo es visible desde el último lugar ocupado, desde el verdadero finis terrae, desde allí donde la tierra termina efectivamente. ¿No es acaso también América del Sur el último lugar al que llegaron los hombres al final de la primera etapa de la planetarización, hace doce mil años y justamente al extremo más meridional, la Tierra del Fuego? No es extraño que así como sólo desde ese último lugar conocido y ocupado sea posible percibir el planeta en su verdadera forma y dimensiones, también sólo desde allí sea posible percibir en su verdadera forma y dimensiones la historia del hombre sobre el planeta. Esa historia se transforma en otra, adquiere o revela otros sentidos y otras direcciones cuando se la percibe desde América, único lugar desde donde es posible contener la totalidad de esa historia.

Menciones acerca de la influencia de las ideas de Amelia Podetti sobre el pensamiento de Jorge Bergoglio

Estudiosos del pensamiento del Papa Francisco han señalado que su visión valorativa de la periferia deriva de la obra de Amelia Podetti, a quien conoció en el ámbito de la universidad ligada a los jesuitas, la USAL (Universidad del Salvador).

En este sentido, Scannone (2014 y 2017) sostiene que en el pensamiento de Bergoglio ejercieron influencia varios intelectuales. Entre ellos destaca a los teólogos Lucio Gera y Rafael Tello, sacerdotes diocesanos profesores de la Facultad de Teología de Buenos Aires (Scannone, 2014:32) y principales exponentes de la Teología del Pueblo, corriente teológica a la que adhiere al actual sucesor de San Pedro. También señala a Alberto Methol Ferré y a diversos profesores de las denominadas Cátedras Nacionales, entre los cuales menciona a Amelia Podetti.

Andrea Tornielli (2017:7-9), un periodista especialista en cuestiones del Vaticano, manifiesta que la idea de las periferias fue tomada por Bergoglio de “la filósofa peronista argentina Amelia Podetti, estudiosa de Hegel”, quien señalaba que “Europa se había visto a sí misma de manera distinta después del viaje realizado por Fernando de Magallanes en el que circunnavegó la Tierra” (Tornielli, 2017: 7).

Luego agrega más datos el reportero italiano acerca de la influencia ejercida de las reflexiones de Podetti sobre el actual Papa Francisco:

Son estas consideraciones simples, formuladas por una profesora que conoció en Buenos Aires cuando era sacerdote y provincial de los jesuitas, las que recuerda ahora Bergoglio cuando explica las razones de sus referencias a las periferias. “La realidad se ve mejor desde la periferia que desde el centro”, dijo Francisco en una entrevista concedida a un boletín parroquial de Villa La Cárcova, barrio perdido en la periferia de Buenos Aires (Tornielli, 2017: 8).

A continuación, el autor italiano indica las preferencias de Francisco de visitar en sus peregrinajes, zonas periféricas del mundo.

Massimo Borghesi (2017), quien realizó un “biografía intelectual” del Papa Francisco, asevera que “fue especialmente importante” el contacto que mantuvo con Amelia Podetti. Como ye se ha indicado, según Borghesi (2017), Bergoglio y Podetti se conocieron en 1970. También, según el mismo autor, Bergoglio leía la revista “Hechos e Ideas” que Podetti dirigía.

En declaraciones que le hizo a Borghesi, el Papa Francisco ha apuntado que:

Influyó en mí el pensamiento de Amelia Podetti, decana de Filosofía de la Universidad, especialista en Hegel, que falleció joven. De ella tomé la intuición de las “periferias”. Ella trabajaba mucho en eso.

Podetti y el Papa Francisco: La noción de “Periferia” en el magisterio del Papa Francisco

Desde el inicio de su Pontificado, en 2013, el Papa Francisco puso particular énfasis en señalar el espacio central que iba a ocupar la idea de la “Periferia” dentro de su acción apostólica y de su magisterio conceptual.

Evangelii Gaudium (La alegría del Evangelio)

En términos formales, el primer documento del magisterio del Papa Francisco fue la Encíclica “Lumen Fidei”, firmada el día 29 de junio de 2013 y publicada el día 5 de julio de 2013. Pero ha quedado claro que aquél documento fue producto, mayormente, de la pluma del anterior Sumo Pontífice, Benedicto XVI.

Pero la impronta y el enfoque personal del Cardenal Bergoglio -transformado en el Papa Francisco- aparecen nítidamente en el documento apostólico posterior. Hacia noviembre de 2013, también durante los primeros meses del Pontificado, el Papa Francisco dio a publicidad una exhortación apostólica bajo el título de “Evangelii Gaudium” (La alegría del Evangelio).

Allí existen varias menciones al concepto de “Periferia”. Es un texto en el que se propone armar una hoja de ruta para una evangelización en el mundo actual. Se ubica a las periferias como prioridades apostólicas.

En el primer capítulo dedicado al asunto de “La transformación misionera de la Iglesia” se promueve “Una Iglesia en salida” como un nuevo proyecto evangelizador. Según el sucesor de San Pedro, esto implica realizar una tarea misionera de “salir de sí”, de “salir hacia otros pueblos”. En particular, hace un llamado para llevar la Palabra de Dios hacia las “periferias” que la necesitan:

Cada cristiano y cada comunidad discernirá cuál es el camino que el Señor le pide, pero todos somos invitados a aceptar este llamado: salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio.

Más adelante hay un párrafo dedicado a la tarea de las iglesias locales. Allí se indica nuevamente a las “periferias” como destinos en donde se precisa la palabra evangélica y la tarea misional:

Es la Iglesia encarnada (se refiere a cada Iglesia local) en un espacio determinado, provista de todos los medios de salvación dados por Cristo, pero con un rostro local. Su alegría de comunicar a Jesucristo se expresa tanto en su preocupación por anunciarlo en otros lugares más necesitados como en una salida constante hacia las periferias de su propio territorio o hacia los nuevos ámbitos socioculturales.

Al final del citado capítulo, se menciona a las “periferias humanas” y se la relaciona con la noción de “iglesia de puertas abiertas”:

La Iglesia “en salida” es una Iglesia con las puertas abiertas. Salir hacia los demás para llegar a las periferias humanas no implica correr hacia el mundo sin rumbo y sin sentido. Muchas veces es más bien detener el paso, dejar de lado la ansiedad para mirar a los ojos y escuchar, o renunciar a las urgencias para acompañar al que se quedó al costado del camino.

Dios opta por la periferia

En el magisterio del Papa Francisco se puntualiza la decisión de Cristo de llevar al mensaje a las periferias. En rigor de verdad, y sin perjuicio de las explícitas referencias a las reflexiones de Amelia Podetti, el principio de ir hacia las periferias para llevar el mensaje evangélico tiene su Ilustre origen en las enseñanzas del Divino Maestro, Cristo.

Así lo recordó, por ejemplo, en el Ángelus del día 26 de enero de 2014. En aquella oportunidad -haciendo referencia al comienzo de la vida pública de Jesucristo- desde la célebre ventana del Palacio Vaticano, indicó que:

El Evangelio de este domingo relata los inicios de la vida pública de Jesús en las ciudades y en los poblados de Galilea. Su misión no parte de Jerusalén, es decir, del centro religioso, centro incluso social y político, sino que parte de una zona periférica, una zona despreciada por los judíos más observantes (…) La Galilea se convierte así en el lugar simbólico para la apertura del Evangelio a todos los pueblos.

Que Cristo haya decidido iniciar su evangelización en una zona periférica tiene múltiples implicaciones. Entre otras, que ese mensaje iba destinado a todos, sin exclusiones:

Jesús nos enseña que la Buena Noticia, que Él trae, no está reservada a una parte de la humanidad, sino que se ha de comunicar a todos (…) Partiendo de Galilea, Jesús nos enseña que nadie está excluido de la salvación de Dios, es más, que Dios prefiere partir de la periferia, de los últimos, para alcanzar a todos.

Llevar la palabra de Dios a las periferias es un principio y un método. El método de Jesús “que expresa el contenido, es decir, la misericordia del Padre”. Y allí recuerda el párrafo del Evangelii Gaudium, donde se indica que cada cristiano y cada comunidad cristiana deben discernir cuál es el camino que Dios requiere y se insta a “salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio”.

Finalmente, el comienzo de la misión evangélica nos deja otra enseñanza más que aparece como fundamental y esencial. No sólo se inicia desde una periferia geográfica y cultural, sino que también opta por iniciarla junto a personas de las periferias “humanas”, es decir, personas que no provienen de aristocrático abolengo o con pergaminos académicos, sino de humildes trabajadores:

Jesús comienza su misión no sólo desde un sitio descentrado, sino también con hombres que se catalogarían, así se puede decir, de “bajo perfil”. Para elegir a sus primeros discípulos y futuros apóstoles, no se dirige a las escuelas de los escribas y doctores de la Ley, sino a personas humildes a las personas sencillas, que se preparan con diligencia para la venida del reino de Dios. Jesús va a llamarles allí donde trabajan, a orillas del lago: son pescadores. Les llama, y ellos le siguen, inmediatamente. Dejan las redes y van con Él: su vida se convertirá en una aventura extraordinaria y fascinante.

El tema amerita un estudio más profundo, pero vayan estas breves reflexiones como un acercamiento al pensamiento de Amelia Podetti y a su influencia sobre el pensamiento del Papa Francisco.

 

Por Damián Descalzo. Abogado y escritor.

Compartinos:
8 marzo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments

Una novela distópica: Análisis de la Apertura de Sesiones Ordinarias, por Federico Addisi

Para analizar el discurso del Presidente Mauricio Macri en lo que fue la apertura del 137 Período de Sesiones Ordinarias del Congreso de la Nación desde un medio especializado en política parlamentaria como lo es NCN, estamos obligados a salir de los lugares comunes. Haremos entonces, el esfuerzo e intentaremos abarcar todos los aspectos de lo sucedido en el Congreso.

Primeramente cabe señalar el desproporcionado operativo de seguridad en los alrededores del Palacio Legislativo y en todo el trayecto que recorrería el Presidente de la Nación. Era chocante ver la presencia –no ya de la Policía- sino de Gendarmería Nacional y Prefectura, vestidos con sus uniformes de combate. Parecía más una fuerza de ocupación que remontaba a épocas de triste memoria que una fiesta de la democracia. A la sazón, lo que debería ser un evento de estas características. Por supuesto, para una celebración hacen falta los invitados. En este caso el pueblo soberano. Que nuevamente, como en los años anteriores durante el período de Mauricio Macri, brilló por su ausencia.

A las 10.30 en punto la Vicepresidente Gabriela Michetti abrió la Asamblea Legislativa con el izamiento de la bandera nacional en el recinto y seguidamente se entonaron las estrofas del himno nacional argentino. Seguidamente se procedió a designar las comisiones externas e internas encargadas de recibir al Primer Magistrado a su llegada al Congreso. La externa estaba integrada por los senadores Gladis Gonzalez, Giaspo, Valverde Lopez y Capellini, juntamente con los diputados Negri, Carrio, Castro y Franco. Fueron ellos quienes a las 10.50 dieron la bienvenida al Presidente que recorrió todo el trayecto desde la Casa de Gobierno hasta el Parlamento escoltado por la Fanfarria Alto Perú de Granaderos a Caballo.

Al ingresar al salón de los Pasos Perdidos la comisión interna integrada por los senadores Machado, Luenzo, Espinolla, Brizuela y Doria, mas los diputados Wexler, Ocaña, Cano y Selva recibieron a Mauricio Macri quien atravesó la marcial formación de Cadetes de la PFA con sus trajes de gala que saludaban haciendo la venia.

Mientras tanto, en el recinto propiamente dicho esperaban los legisladores entre los que se destacaban los de la oposición, por la mala costumbre hecha hábito –y siempre criticada desde este medio- de exhibir en sus bancas sendos carteles de protesta por variopintos motivos, entre los que prevalecía uno que rezaba “#Hay otro camino”. Por supuesto que hubo ausencias que no pasaron desapercibidas, tanto la ex presidenta Cristina Fernandez como su hijo Maximo no concurrieron al Congreso.

Las gradas del palacio, a pesar del férreo control policial lucían pobladas de militantes macristas que contribuyeron a “calentar” el que sería el discurso del Presidente el que tuvo su inicio a las 11.00 AM puntual.

En cuanto al tono de la exposición de Mauricio Macri podemos afirmar que el mismo tuvo un alto componente de arenga, bastante tribunera por cierto (que no excluyó gritos y golpes de escritorio) y que evidentemente estaba dirigida a su propio electorado. En ese sentido el Presidente se mostró enérgico y confrontativo con frases como: “Estamos haciendo crujir estructuras arraigadas desde hace años”; “Lo que estamos haciendo no tiene vuelta atrás”; Los gritos e insultos no hablan de mi sino de Uds”; “Se cambia en serio cuando se termina el clientelismo y el uso de los pobres”, etc.

Todo lo cual era festejado desde las bancadas oficialistas y las barras al grito del “si se puede”, lo que motivaba el enojo de la oposición y las varias intervenciones de la Vicepresidente Michetti para pedir orden y silencio.

Hasta aquí podemos señalar algunos rasgos del discurso presidencial, quizás los más enumerados por los cronistas: Discurso confrontativo y para los propios.

Pero entramos luego en la novela distópica. La novela del país que sólo el presidente Macri puede ver y que el pueblo padece. En este pasaje el mandatario hizo un repaso de lo que él estima son los logros de su gobierno llegando a su cénit con los dichos que manifestaron “que la Argentina está mejor parada que en el 2015”, y que “se crearon 700 mil puestos de trabajo y bajo la pobreza”. O el colmo de lo intrascendente, cuando afirmó que “el gobierno mejoró la velocidad y cantidad de conectividad a internet”.

Y si mencionamos la distopía estamos frente a otra característica del discurso de hoy; la terrible desconexión entre el análisis e interpretación de la política en contaste con la Argentina real y sus indicativos, que paradójicamente, parten mayormente del propio INDEC.

Pero si agotaramos aquí nuestro comentario no sería muy diferente al de otros medios. Y estamos obligados a la excelencia que reclaman nuestros lectores. Veamos.

Debemos recordar que el acto que estamos retratando era el inicio de las Sesiones Ordinarias del Poder Legislativo Nacional, por lo que era esperable que el Presidente anunciara el “paquete” de leyes que a su consideración deberían discutirse en el Parlamento, trazando así la tan mentada agenda parlamentaria. Pues de esto poco y nada. Sólo una vaga alusión al pedido del tratamiento del Código Penal, del régimen penal juvenil y a la modificación de las trabas legislativas que no permiten conocer la evaluación y los resultados de la educación. Nada más. ¿Será que en la cabeza del gobierno ya se está pensando en las elecciones y el Congreso permanecerá virtualmente dormido?

Pero hubo más. Y seríamos parciales si no lo dijéramos. No es cierto que el Presidente no hizo autocrítica. Hizo una que fue lapidaria. Porque es la que puso más en evidencia el país real con la distopía novelada que fue su discurso, y esto sucedió cuando admitió: “Es cierto que la pobreza está volviendo a los niveles de antes (se refería al 2015)”. ¿Se habrá tratado de un acto fallido? Lo cierto es que allí que estampada la frase en el cuerpo de taquígrafos y en los que escucharon atentamente.

En este contexto pareciera imposible destacar algo que a nuestro criterio sí fue interesante en lo que dijo Macri. Se refirió a la Argentina digital, a la Argentina que aunque tenga –sin duda- otras prioridades, está entrando de lleno en la IV Revolución Industrial, y en ese sentido nos pareció interesante la mención a un “plan nacional de inteligencia artificial”. Por supuesto, lo urgente es enemigo de lo importante. Pero sería bueno profundizar en este tema y que se constituya en una política de estado.

Finalmente el último rasgo del discurso. La temeridad de reconocer a un gobierno no elegido por el pueblo venezolano queriendo tener un protagonismo internacional que Argentina no requiere, al menos no en la línea de intervención en los asuntos soberanos de un país hermano.

Pero también hubo algo que no se dijo. Y de esto sí que nadie habla. Ya no podemos pensar que es casualidad sino claramente una política de claudicación. El Presidente Macri volvió a no mencionar el reclamo histórico de la Argentina por la soberanía en las Islas Malvinas. Una falta de respeto para nuestros héroes que allí quedaron, para los VGM y para con la Carta Magna misma, que establece el principio irrenunciable de soberanía sobre aquellas tierras irredentas.

La conclusión del acto; perdón, del discurso presidencial ante la Asamblea fue a puro grito tribunero, aclamado por los suyos con un “vamos Argentina”. Y a esta altura uno ya se preguntaba preocupado; ¿a dónde vamos?

Por FEDERICO GASTON ADDISI, escritor

Compartinos:
1 marzo, 2019|Columnas de Opinion|0 Comments
Load More Posts