Cecilia Moreau entró en la historia: «No voy a gobernar con mis hormonas, sino con mi cabeza y convicciones» (video)

Finalmente la Cámara de Diputados fue escenario de historia. Es que, por primera vez en Argentina, la presidencia del cuerpo será ejercido por una mujer.  Con el aval del recinto la Diputada, Cecilia Moreau, asumió el cargo que deja vacante Sergio Massa y aseguró que no gobernará con sus «hormonas», sino que lo hará con su «cabeza y convicciones».

La funcionaria, tras escuchar el discurso de cada uno de los bloques (los que apoyaron su figura e incluso aquellos que decidieron obtenerse a la hora de votar) y manifestó que se trata de un » honor como militante política» el haber sido designada en ese cargo, al tiempo que  destacó su «responsabilidad adicional por ser mujer».

«Quiero agradecer a mis compañeros el honor como militante política haber sido designada en esta etapa como presidenta de la Cámara. Asumo el compromiso de expresar a la máxima institución de la representación democrática», agregó en su discurso de asunción.

La legisladora del Frente de Todos (FdT) puso de relieve que «hay diversidad en este parlamento» y se comprometió a «dirigir este parlamento con las herramientas que la constitución y el reglamento» disponen.

«Voy a administrar los disensos y buscar los consensos que la sociedad espera», anticipó y agregó que eso se da en el contexto de «un gobierno que está intentando dejar todo para que la Argentina salga adelante».

Asimismo, sostuvo que «para mi no es una tarea sencilla estar acá porque reemplazo a quien me conduce políticamente, a quien quiero agradecer la templanza para administrar esta Cámara y para implementar nuevas tecnologías en medio de la pandemia».

Moreau dijo estar «muy orgullosa de cada una de las iniciativas que esta cámara generó en pandemia» y destacó «la votación del proyecto de Aporte Solidario».

«El año que viene se cumplen 40 años de democracia, y esperamos estar a la altura de las circunstancias; con la premisa de que siempre se pueda garantizar el pleno estado derecho», remarcó.

Por otra parte, manifestó que «hay una responsabilidad adicional por ser mujer, la primera en presidir esta cámara» y destacó que «no voy a gobernar con mis hormonas esta Cámara, lo voy a hacer con mi cabeza y con mis convicciones».